Infpo de oxigenotertapia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
2,708
On Slideshare
2,708
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
44
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. SISTEMAS DE ALTO FLUJO: Mascarilla tipo Venturi.Permiten obtener concentraciones del O2 inspirado de una forma más exacta,independientemente del patrón ventilatorio del paciente. Están especialmente indicadosen enfermos con insuficiencia respiratoria aguda grave en los que es preciso controlar lainsuficiencia de forma rápida y segura. Aquí se incluyen los pacientes con hipoxemia ehipercapnica, en los que debemos asegurarnos que aumentamos la presión arterial de O2a un nivel tolerable (entre 50-60 mmHg) pero sin abolir la respuesta ventilatoria a lahipoxemia.Dentro de los sistemas de alto flujo el más representativo es la Mascarillas tipo Venturimascarilla con efecto Venturi (Fig. 11), la cual tiene las mismascaracterísticas que la mascarilla simple, pero con la diferencia de queen su parte inferior posee un dispositivo que permite regular laconcentración de oxígeno que se está administrando. Ello se consiguemediante un orificio o ventana regulable que posee este dispositivo ensu parte inferior. En el cuerpo del dispositivo normalmente vieneindicado el flujo que hay que elegir en el caudalímetro para conseguirla FiO2 deseada.El funcionamiento de la mascarilla con efecto Venturi es como sigue: Fig. 11.desde la fuente de oxígeno se envía el gas, el cual va por la conexión que une a la fuentecon la mascarilla. Cuando el O2 llega a la mascarilla, lo hace en chorro (jet de flujoalto) y por un orificio estrecho lo cual, según el principio de Bernoulli, provoca unapresión negativa. Esta presión negativa es la responsable de que, a través de la ventanaregulable del dispositivo de la mascarilla, se aspire aire del ambiente, consiguiéndoseasí la mezcla deseada.El procedimiento para la colocación de la mascarilla tipo Venturi es el siguiente: Tenga el material preparado: mascarilla y fuente de oxígeno. Lávese las manos. Informe al paciente de la técnica que va a realizar y solicite su colaboración. Conecte la mascarilla a la fuente de oxígeno. Seleccione en el dispositivo de la mascarilla la FiO2 que desea administrar. Sitúe la mascarilla sobre la nariz, la boca y el mentón del paciente. Pase la cinta elástica por detrás de la cabeza del paciente y tire de sus extremos hasta que la mascarilla quede bien ajustada en la cara. Adapte la tira metálica al contorno de la nariz del paciente. Con ello se evitan fugas de oxígeno hacia los ojos y hacia las mejillas. Seleccione en el caudalímetro el flujo de oxígeno que corresponde a la FiO2 prescrita. Cuidados posteriores. Controle regularmente que la mascarilla está en la posición correcta. Compruebe que la cinta no irrita el cuero cabelludo ni los pabellones auriculares. Vigile que no haya fugas de oxígeno por fuera de la mascarilla (especialmente hacia los ojos). Valore las mucosas nasal y labial y lubríquelas si es necesario. Medidas de seguridad en el manejo del oxígeno
  • 2. El oxígeno no es un gas inflamable, pero favorece que ardan otras materias. En elcilindro de presión, que es la fuente de suministro de O2 que normalmente se emplea enatención primaria, vienen especificadas las siguientes advertencias: El O2 acelera la combustión. Consérvese alejado de material combustible, no utilizar grasas ni aceite. Abrir el grifo lentamente. Cerrar el grifo cuando no se utilice la botella o esté vacía. No aproximar la botella al fuego, ni ponerla al sol. Evitar golpes violentos. Evitar el contacto con grasas o aceites. Mantener siempre el sombrerete de protección. Concentraciones de oxígeno generadas por los diferentes dispositivos: su aplicación prácticaComo se señaló en la introducción, el objetivo de la oxigenoterapia es mantener unosniveles de oxigenación adecuados que eviten la hipoxia tisular, lo cual se consiguecuando la presión parcial de O2 en sangre arterial alcanza valores superiores a los 60mmHg (equivalente a una saturación de la hemoglobina del 90% aproximadamente).En general, en situaciones de hipoxia aguda, el aporte de oxígeno recomendado es elsiguiente: Una FiO2 del 24-28% si el paciente tiene antecedentes de insuficiencia respiratoria crónica. Una FiO2 del 40-50% en el resto de los casos (generalmente patología cardiaca, sospecha de tromboembolismo pulmonar y asma).Según el dispositivo de administración de oxígeno que se vaya a emplear, habrá queseleccionar en el caudalímetro un flujo de O2 que nos permita obtener la FiO2 deseada.En la tabla 1 se reflejan las concentraciones de oxígeno generadas según las dossiguientes variables: el flujo de oxígeno y el dispositivo de administración. Tabla 1. Concentraciones de oxígeno generadas por diferentes dispositivos de administración Flujo O2 FiO2 (l/min) Aire ambiente (sin administración de 0 0,21 O2) 1 0,24 2 0,28 Cánulas o gafas nasales 3 0,32 4 0,36 5 0,40 5-6 0,40 Mascarilla simple 6-7 0,50 7-8 0,60
  • 3. 3 0,24 Mascarilla tipo Venturi 6 0,28 (verificar el flujo en l/min según 9 0,35 indicación del fabricante) 12 0,40 15 0,60 FiO2 = Fracción inspiratoria de O2 (ó concentración de O2 inhalado) expresada en tanto por 1.www.fisterra.com/material/tecnicas/oxigenoterapia/oxi.asp La oxigenoterapia es una medida terapéutica muy utilizada en nuestroentorno de trabajo. Se trata de la administración de oxígeno aconcentraciones mayores que las del aire ambiente, con la intención de trataro prevenir los síntomas y las manifestaciones de la hipoxia. Proceder a laadministración de oxigeno a concentraciones superiores a las que al 21%. OxigenoterapiaIntroducción Se define como oxigenoterapia el uso terapeútico del oxígeno siendo partefundamental de la terapia respiratoria. Debe prescribirse fundamentado en unarazón válida y administrarse en forma correcta y segura como cualquier otradroga. La finalidad de la oxigenoterapia es aumentar el aporte de oxígeno a lostejidos utilizando al máximo la capacidad de transporte de la sangre arterial.Para ello, la cantidad de oxígeno en el gas inspirado, debe ser tal que supresión parcial en el alvéolo alcance niveles suficiente para saturarcompletamente la hemoglobina. Es indispensable que el aporte ventilatorio secomplemente con una concentración normal de hemoglobina y unaconservación del gasto cardíaco y del flujo sanguíneo hístico. La necesidad de la terapia con oxígeno debe estar siempre basada en unjuicio clínico cuidadoso y ojalá fundamentada en la medición de los gasesarteriales. El efecto directo es aumentar la presión del oxígeno alveolar, queatrae consigo una disminución del trabajo respiratorio y del trabajo delmiocardio, necesaria para mantener una presión arterial de oxígeno definida.
  • 4. IndicacionesLa oxigenoterapia está indicada siempre que exista una deficiencia en elaporte de oxígeno a los tejidos. La hipoxia celular puede deberse a: 1. Disminución de la cantidad de oxígeno o de la presión parcial del oxígeno en el gas inspirado 2. Disminución de la ventilación alveolar 3. Alteración de la relación ventilación/perfusión 4. Alteración de la transferencia gaseosa 5. Aumento del shunt intrapulmonar 6. Descenso del gasto cardíaco 7. Shock 8. Hipovolemia 9. Disminición de la hemoglobina o alteración química de la molécula En pacientes con hipercapnia crónica (PaCO2 + 44 mm Hg a nivel del mar)existe el riesgo de presentar depresión ventilatoria si reciben la oxigenoterapiaa concentraciones altas de oxígeno; por lo tanto, está indicado en ellos laadministración de oxígeno a dosis bajas (no mayores de 30%).Toxicidad Esta se observa en individuos que reciben oxígeno en altas concentraciones(mayores del 60% por más de 24 horas, a las cuales se llega sólo enventilación mecánica con el paciente intubado) siendo sus principalesmanifestaciones las siguientes: 1. Depresión de la ventilación alveolar 2. Atelectasias de reabsorción 3. Edema pulmonar 4. Fibrosis pulmonar 5. Fibroplasia retrolenticular (en niños prematuros) 6. Disminución de la concentración de hemoglobinaAdministraciónPara administrar convenientemente el oxígeno es necesario conocer laconcentración del gas y utilizar un sistema adecuado de aplicación.La FIO2 es la concentración calculable de oxígeno en el aire inspirado. Porejemplo, si el volumen corriente de un paciente es de 500 ml y está compuestopor 250 ml de oxígeno, la FIO2 es del 50%.SISTEMAS DE ADMINISTRACIÓN Existen dos sistemas para la administración de O2: el de alto y bajo flujo. Elsistema de alto flujo es aquel en el cual el flujo total de gas que suministra elequipo es suficiente para proporcionar la totalidad del gas inspirado, es decir,que el paciente solamente respira el gas suministrado por el sistema. Lamayoría de los sistemas de alto flujo utilizan el mecanismo Venturi, con baseen el principio de Bernoculli, para succionar aire del medio ambiente ymezclarlo con el flujo de oxígeno. Este mecanismo ofrece altos flujos de gas
  • 5. con una FIO2 fijo. Existen dos grandes ventajas con la utilización de estesistema: 1. Se puede proporcionar una FIO2 constante y definida 2. Al suplir todo el gas inspirado se puede controlar: temperatura, humedad y concentración de oxígeno El sistema de bajo flujo no porporciona la totalidad del gas inspirado y partedel volumen inspirado debe ser tomado del medio ambiente. Este método seutiliza cuando el volumen corriente del paciente está por encima de las ¾partes del valor normal, si la frecuencia respiratoria es menor de 25 porminuto y si el patrón ventilatorio es estable. En los pacientes en que no secumplan estas especificaciones, se deben utilizar sistemas de alto flujo. La cánula o catéter nasofaríngeo es el método más sencillo y cómodo para laadministración de oxígeno a baja concentración en pacientes que no revistenmucha gravedad.Por lo general no se aconseja la utilización de la cánula o catéter nasofaríngeocuando son necesarios flujos superiores a 6 litros por minuto, debido a que elflujo rápido de oxígeno ocasiona la resecación e irritación de las fosas nasalesy porque aportes superiores no aumentan la concentración del oxígenoinspirado . Otro método de administración de oxígeno es la máscara simple,usualmente de plástico que posee unos orificios laterales que permiten laentrada libre de aire ambiente. Estas máscaras se utilizan para administrarconcentraciones medianas. No deben utilizarse con flujos menores de 5 litrospor minuto porque al no garantizarse la salida del aire exhalado puede haberreinhalación de CO2. Fracción Inspirada de Oxigeno con dispositivos de bajo y alto flujo Sistemas de Bajo Flujo Flujo en DISPOSITIVO FiO2 (%) L/min Cánula Nasal 1 24 2 28 3 32 4 36 5 40 Mascara de Oxigeno 5-6 40 Simple 6-7 50 7-8 60 Mascara de Reinhalación 6 60 Parcial 7 70 8 80 9 90 10 99 Mascara de no 4-10 60-100
  • 6. Reinhalación Sistemas de Alto Flujo Máscara de Venturi 3 24 (Verificar el flujo en L/min. 6 28 Según el fabricante) 9 35 12 40 15 50 Finalmente, hay un pequeño grupo de pacientes en los cuales laadministración de oxígeno en dosis altas (20-30 litros por minuto) permitemantener niveles adecuados de PaO2 sin necesidad de recurrir a apoyoventilatorio. Existe controversia sobre este tipo de pacientes. Algunossostienen que la incapacidad de lograr niveles adecuados de PaO2 con flujosnormales de oxígeno es ya una indicación de apoyo ventilatorio, otrosprefieren dejar ese apoyo para el caso en que no haya respuesta aun con flujoselevados de O2.MÉTODOS DE ADMINISTRACIÓN 1. Carpa: el más usado. El flujo debe ser suficiente para permitir el lavado de CO2. Suele ser suficiente un flujo de 3 a 5 litros. 2. Mascarilla: puede usarse durante el transporte o en situaciones de urgencia. a. Ventajas: un medio sencillo de administrar O2 b. Inconvenientes: 1. Mal tolerado en lactantes 2. El niño puede quitársela fácilmente 3. Catéter nasal: no usado habitualmente a. Ventajas. Útil en niños con enfermedad pulmonar crónica, ya que permite los libres movimientos del niño y la alimentación por vía oral mientras se administra el oxígeno b. Inconvenientes. Imposible determinar la FiO2 administrada a la tráquea. El flujo requerido debe ser regulado en función de la sat. O2 4. Tubo en "T". En niños con traqueotomía o tubo endotraqueal, hay un flujo continuo de gas. Se necesita un flujo de 3 a 5 litros para lavar el CO2 producido por el niño 5. Ventilación mecánica. En niños que reciben P.P.I. o C.P.A.P., la concentración de O2 inspirado es suministrada por el respirador directamente en la vía aérea del pacienteProcedimiento 1. Mezcla de aire y oxígeno, usando: a. Dos flujímetros b. Un nebulizador donde se diluye el oxígeno con aire usando el efecto Venturi. (Solo administra gas a presión atmosférica)
  • 7. c. Un mezclador de gases que permita marcar la concentración de O2 deseada y administrarla con seguridad, incluso a altas presiones 2. El oxígeno debe administrarse a la temperatura del cuerpo y humedificadoPrecauciones y posibles complicaciones El oxígeno, como cualquier medicamento,debe ser administrado en lasdosis y por el tiempo requerido, con base en la condición clínica del pacientey, en lo posible, fundamentado en la medición de los gases arteriales. Sedeben tener en cuenta las siguientes precauciones: Los pacientes con hipercapnia crónica (PaCO2 mayor o igual a 44 mmHg a nivel del mar) pueden presentar depresión ventilatoria si reciben concentraciones altas de oxígeno; por lo tanto, en estos pacientes está indicada la administración de oxígeno a concentraciones bajas (no mayores de 30%). En pacientes con EPOC, hipercápnicos e hipoxémicos crónicos, el objetivo es corregir la hipoxemia (PaO2 por encima de 60 mmHg y saturación mayor de 90%) sin aumentar de manera significativa la hipercapnia. Con FiO2 mayor o igual a 0,5 (50%) se puede presentar atelectasia de absorción, toxicidad por oxígeno y depresión de la función ciliar y leucocitaria. En prematuros debe evitarse llegar a una PaO2 de más 80 mmHg, por la posibilidad de retinopatía. En niños con malformación cardiaca ductodependiente el incremento en la PaO2 puede contribuir al cierre o constricción del conducto arterioso. El oxígeno suplementario debe ser administrado con cuidado en intoxicación por paraquat y en pacientes que reciben bleomicina. Durante broncoscopia con láser, se deben usar mínimos niveles de oxígeno suplementario por el riesgo de ignición intratraqueal. El peligro de un incendio aumenta en presencia de concentraciones altas de oxígeno. Todo servicio de urgencias debe tener a mano extintores de fuego. Otro posible riesgo es la contaminación bacteriana asociada con ciertos sistemas de nebulización y humidificación.Control de la Infección Bajo circunstancias normales los sistemas de oxígeno de flujo bajo(incluyendo cánulas y máscara simples) no representan riesgos clínicamenteimportantes de infección, siempre y cuando se usen en el mismo paciente, yno necesitan ser reemplazados rutinariamente. Los sistemas de alto flujo queemplean humidificadores precalentados y generadores de aerosol,especialmente cuando son aplicados a personas con vía aérea artificial,generan un importante riesgo de infección. Ante la ausencia de estudiosdefinitivos sobre los intervalos de cambio de los equipos la guía de la
  • 8. American Association for Respiratory Care (AARC) recomienda establecer lafrecuencia de cambio de los equipos de acuerdo con los resultados obtenidospor el comité de infecciones en cada institución. En forma general, serecomienda hacerlo cada 2-3 días. Fotografías de algunos de los dispositivos para la administración Monitorización de la Saturación de Oxígeno Paciente intubado con FiO2 alta en celeste Caudalimetro para administración de Terminal de saturímetro oxígeno
  • 9. Paciente con cánulas nasales Humidificador del aire inspirado Bolsa de resucitación con sistemas de Mascarilla con bolsa de resucitación oxígenowww.eccpn.aibarra.org/temario/seccion5/capitulo94/capitulo94.htm