Caso granda
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
839
On Slideshare
839
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
5
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA DEFENSA UNIVERSIDAD MILITAR BOLIVARIANA DE VENEZUELA INSTITUTO UNIVERSITARIO MILITAR DE COMUNICACIONES Y ELECTRÓNICA DE LA F.A.N. SUBDIRECCIÓN ACADÉMICA DIVISIÓN DE POSTGRADO E INVESTIGACIÓN COORDINACIÓN DE ÁREA DE ESTUDIOS DE POSTGRADOINTEGRANTES: CAP. LUIS REINALDO CHACON COLMENARES CAP. JOSE RAMON GOMEZ RODRIGUEZ 1TTE. JULIANO RODRIGUEZ HERNANDEZ FUERTE TIUNA, 08 DE FEBRERO DE 2012.
  • 2. INTRODUCCION En la presente investigación realizaremos un estudio de un caso deviolación de la Soberanía Nacional, el cómo esto influye en la Seguridad yDefensa de la Nación, dejando a los poderes públicos del estado hacer respetartodos los estamento jurídicos de base constitucional e internacional para prevenirla violación de nuestra soberanía. La Fuerza Armada Nacional, debe ser el garante de hacer respetar nuestrasoberanía para que junto al pueblo obtengamos nuestra seguridad y defensanacional. El Caso Granda desato el conflicto diplomático más importante durante losúltimos veinte años entre Venezuela y Colombia, donde se puede observar laintromisión de otras naciones de grandes poderes con el fin de desencadenarconflictos armados que los ayuden a obtener lo que necesitan.
  • 3. ARTICULOS DE LA LEY DE SEGURIDAD Y DEFENSAArtículo 1.- La seguridad y defensa nacional son de la competencia yresponsabilidad del estado. Todas las personas venezolanas, naturales ojurídicas, cualquiera sea el lugar donde se encuentren, son igualmenteresponsables por la seguridad y defensa de la República en los términos de lapresente ley. Igual responsabilidad incumbe a las personas jurídicas extranjeras ya las naturales del mismo origen, domiciliados, residentes o transeúntes en elterritorio nacional con las excepciones que establezcan las leyes.Artículo 2.- Las previsiones necesarias para la seguridad y defensa de laRepública son de carácter permanente.Artículo 3.- La seguridad y defensa de la República comprendenfundamentalmente: 1. El estudio, planificación y adopción de las medidas relacionadas con la preparación y aplicación del potencial nacional para la preservación de su patrimonio; 2. La garantía y el empleo racional del poder nacional en todo conflicto interior o exterior, conmoción o catástrofe que puedan perturbar la paz de la República; 3. El fortalecimiento de la conciencia de todos los habitantes de la Nación, sobre la importancia de los problemas inherentes a la soberanía e integridad territorial de la República.Artículo 4.- Los documentos de cualquier naturaleza y otras informacionesrelacionadas con la seguridad y defensa de la Nación, son de carácter secreto ysu divulgación o suministro y la obtención por cualquier medio ilegítimo
  • 4. constituyen delito y serán sancionados conforme al Código Penal o al de JusticiaMilitar, según sea el caso. CASO DE VIOLACION A LA SOBERANIA VENEZOLANA POR PARTE DEL GOBIERNO COLOMBIANO El Caso Rodrigo Granda de las FARC, se refiere al incidente diplomáticosucedido a principios de 2005 entre los gobiernos del presidente venezolano HugoChávez y del presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez por la aprehensión deldirigente de las FARC alias "Rodrigo Granda" el 13 de diciembre de 2004.El incidente diplomático fue resuelto por la mediación de Fidel Castro. Elpresidente Chávez exigió al gobierno colombiano una disculpa, por considerar queel hecho era una "violación de la soberanía venezolana", y acusó a EstadosUnidos de intentar dañar las relaciones entre los dos países. El presidente Uribe,por su parte, se negó a presentar disculpas argumentando que Colombia era elpaís ofendido, ya que el gobierno de Venezuela "daba refugio a „terroristas‟ de lasFARC".Arresto de Granda en Colombia El gobierno colombiano inicialmente anunció la captura de Granda enCúcuta el 4 de enero del 2005 sin hacer referencia a los hechos ocurridos enCaracas. El ministerio del Interior de Venezuela inició una investigación alrespecto cuando surgieron las primeras denuncias, entre ellas las de la diputadaIris Varela y del diputado Luis Tascón, referente a que Granda habría sidosecuestrado en complicidad con funcionarios policiales venezolanos que habían
  • 5. sido sobornados, en violación de la soberanía del país. El ministerio de Defensade Colombia reconoció el 12 de enero que se había pagado una recompensa porcapturar al miembro de las FARC, pero negó que se hubiera violado la soberaníavenezolana. El 13 de enero Venezuela llamó a consultas a su embajador, mientrasque el vicepresidente José Vicente Rangel expresó que Colombia, en lugar derealizar secuestro y una violación de la soberanía, debería haber pedido a Grandaen extradición.Reacción de las FARC Mediante un comunicado las FARC calificaron el caso Granda como "unprecedente lamentable del gobierno venezolano" y pidieron al presidente Chávez"dar garantías a organizaciones bolivarianas", a raíz de la captura de Granda.“Ante lo ocurrido en Caracas por el secuestro de Rodrigo solicitamos al gobiernoBolivariano de Venezuela fijar una posición frente a las garantías a las demásorganizaciones bolivarianas que eventualmente visiten su país". El comunicadodice que Granda fue "secuestrado" en Caracas por los servicios de inteligenciacolombianos y de inmediato deportado "con la asesoría gringa y el apoyo cómplicede los sectores corruptos de la policía venezolana"Crisis diplomáticaEl incidente desató una crisis que llevó al rompimiento de las relacionescomerciales mediante el cierre de la frontera a partir del 14 de enero según fueanunciado por el presidente de Venezuela, además de la retirada de losembajadores de ambos países. La tensión aumento aun más cuando el gobiernoEstados Unidos apoyó explícitamente a Colombia en el conflicto, llegando losvoceros estadounidenses a acusar abiertamente a Venezuela de apoyar a lasFARC.La crisis se resolvió cuando se realizó una reunión presidencial bilateral decarácter privado el 15 de febrero de 2005, a continuación del cual se realizara un
  • 6. acto conjunto de reconciliación pública. Durante la reunión ambos presidentesagradecieron la mediación de los gobernantes de Cuba, Brasil y Perú.El conflicto de Venezuela con Colombia disminuyó, pero aumentó el de Venezuelacon Estados Unidos, ya que el gobierno de este país acusó al gobiernovenezolano de desestabilizar a los países de Latinoamérica, mientras queVenezuela acusó al gobierno norteamericano de querer profundizar la crisis.Liberación de GrandaExisten informaciones de que Rodrigo Granda, para la época en que fue detenido,mediaba al parecer un acercamiento entre las FARC y el y Colombia.El 4 de junio de 2007, Granda fue excarcelado por la intermediación del presidentefrancés Nicolás Sarkozy, que acababa de asumir el puesto, frente al presidenteUribe. Días antes, este último propuso sorpresivamente una excarcelación deguerrilleros argumentando "razones de estado" no reveladas inicialmente, ytambién afirmó que con esto buscaba propiciar un acuerdo humanitario con lasFARC. Las FARC han rechazado la propuesta que calificaron de "engaño"aduciendo que con esto Uribe pretende gobierno de Francia con el propósito derestablecer relaciones entre el grupo armado y tres países europeos (España,Francia y Suiza) que dialogaban por la liberación de Ingrid Betancourt y otrossecuestrados del "intercambio humanitario" y sin el consentimiento del gobiernocolombiano. Dicha información provocó roces entre los gobiernos de FranciaOcultar el escándalo de la Para política y el de las interceptaciones ilegales.Mientras tanto los insurgentes siguen exigiendo como condición para elintercambio que este se haga por medio de una zona desmilitarizada en losmunicipios de Pradera y Florida, propuesta que ha sido rechazada en variasocasiones por el gobierno. Aún no está claro si la organización armada avaló la liberación de Granda pero algunos analistas y el propio gobierno francés consideran la liberación como
  • 7. clave para que la estrategia del gobierno funcione y se pueda lograr el acuerdo humanitario. Reconstrucción de los hechos que suscitaron la crisis diplomáticaEn la capital de Venezuela, Caracas están convencidos de que la crisis entreColombia y Venezuela estalló cuando el presidente Hugo Chávez se enteró de quemiembros de la Guardia Nacional o grupos policiales recibieron una recompensa porayudar en la captura del guerrillero de las Farc Rodrigo Granda.Y así lo habría ratificado el hecho de que durante un mes -desde el 13 de diciembre,día de los hechos, hasta el 13 de enero- las autoridades del entorno del gobierno delpresidente Chávez, mantuvieron su silencio."El ministro de la defensa colombiano, ha calibrado la gravedad de su declaración alasumir públicamente que pagaron un soborno por secuestrar a una persona en unpaís extranjero -denunció Rangel- (...) es extremadamente grave porque entre lossobornados están efectivos de la Fuerza Armada Venezolana"Hasta ese momento, la parquedad de Caracas para hacer cualquier tipo de reclamosobre el episodio provocó interrogantes. Surgieron hipótesis a manera de respuesta ytodas ellas asumían que de una u otra manera ambos presidentes sabían que lacaptura de Granda se había dado en Caracas y para evitar complicaciones loestaban manejando.Algunos aseguraban que la actitud del gobierno de Venezuela tenía que ver con lasrenovadas buenas relaciones personales entre los dos presidentes; otros, sosteníanque a ninguno de los dos gobiernos les convenía hacer bulla porque de fondo estabala ilegalidad de una captura sin mediar la orden de Interpol, e incluso hubo quienesdejaron entrever que era un procedimiento ya probado.
  • 8. De hecho, el ex ministro de Interior y Justicia de Colombia, Fernando Londoño,reconoció que el procedimiento era el mismo utilizado en el caso Tyson. La Policíade Colombia detuvo a este guerrillero del ELN en abril del 2003 y lo mostró comodetenido en Puerto Santander (Norte de Santander) a pocos metros de la líneafronteriza y desde ese momento se expresaron las dudas de si su captura se habíaproducido en Venezuela.La estrategia entonces, en el caso Granda, parecía ser la de que las dos partesguardaban silencio. Tanto así que el 15 de diciembre -un día después de que laPolicía de Colombia lo presentó como si hubiera sido capturado en Cúcuta-, ELTIEMPO publicó un artículo advirtiendo que podía haber sido detenido en Caracas el13 de diciembre. Pero tras la denuncia, los dos gobiernos guardaron silencio.Lo que no contaban era que el caso se podía complicar porque ya desde el 13 dediciembre distintas entidades del Gobierno filtraron a los medios la captura de un pezgordo de las Farc, el mismo presidente Uribe en por lo menos dos reuniones privadascomentó con orgullo que la captura se produjo en Venezuela y las Farc no queríandesaprovechar la oportunidad de poner en aprietos a los gobiernos.Luego, cuando grupos "bolivarianos" y "revolucionarios" comenzaron a agitar lasaguas alegando por distintos medios en Caracas que se había violado la soberaníavenezolana, también se tuvo la impresión de que los dos gobiernos estabansintonizados.En ambos países salieron a hablar los ministros encargados de la Policía, no le dierontratamiento diplomático al episodio y cada capital exponía unos argumentos mínimospara explicar su actuación. Bogotá decía que ellos lo habían capturado en Cúcuta y
  • 9. Caracas que estaban investigando.En cuestión de días la publicación de más detalles sobre el secuestro de Granda -yel comunicado de las Farc en el que se quejaban y solicitaban explicaciones algobierno venezolano- provocó la primera declaración del ministro del Interior deVenezuela, Jesse Chacón, el 6 de enero.El domingo 9, habló por primera vez del caso el presidente Hugo Chávez más parasalirles al paso a las insinuaciones de que su gobierno había nacionalizado a unguerrillero de las Farc. Con el viejo pasaporte de Granda en su mano, aseguró que elllamado "canciller" parecía haber hecho una vida normal y legal casi todo el tiempo,incluso ante los ojos de las autoridades colombianas.Esa fue la primera vez que el presidente Chávez aseguró que la policía de Colombiaestaba mintiendo sobre la captura de Granda en Cúcuta y sugirió su participación enel secuestro, a espaldas del presidente Uribe.El tratamiento que Chávez le ha dado a Uribe en el episodio ha sido una constante: loha eximido de culpa. Solamente, este viernes en la noche, y al comentar la respuestadada por el mandatario colombiano a su exigencia de una rectificación, el venezolano"ojalá el presidente de Colombia reflexione y no termine apoyando el delito quecometieron aquí".Destapan las cartas Luego, el parlamento venezolano, liderado por la diputada IrisVarela, anunció la creación de una comisión para investigar las circunstancias delsecuestro. Varela advirtió que podría tratarse de una operación encubierta en la queparticiparon funcionarios colombianos.Pero fue el miércoles de esta semana cuando se produjo un hecho que calentó losánimos de las autoridades venezolanas: el reconocimiento, por parte del ministro de
  • 10. Defensa colombiano, Jorge Alberto Uribe, de que el Gobierno pagó recompensa porobtener información para capturar a Granda.Al día siguiente, tomó el micrófono el vicepresidente venezolano, José VicenteRangel, y advirtió que "la pelota estaba del lado colombiano". Chávez ya habíallamado a consultas al embajador en Bogotá, Carlos Santiago Ramírez, quienamaneció el jueves en Caracas.Ese día, hubo cruce de declaraciones entre los vicepresidentes de los dos países.Mientras Rangel aseguró que el ministro de Defensa colombiano y su gobiernoformaron parte de un "soborno" y, por lo tanto, estaban involucrados en el "secuestro",Francisco Santos defendió el pago de recompensas y dijo que los cazar recompensasdel mundo eran bienvenidos en Colombia para capturar a los bandidos de los gruposarmados ilegales.Por su parte el ministro del Interior de Venezuela, Chacón, dio una rueda de prensaen la que quedaron claros dos propósitos: uno, tratar de librar al Gobierno deVenezuela del señalamiento de ser refugio de guerrilleros -insistió en que Grandahabía utilizado documentos falsos y que no existía orden de captura en su contra- ydos, trasladar la culpa a la cancha de Colombia acusando al Gobierno del presuntosecuestro.En ese momento se hizo evidente la falta de tratamiento diplomático entre los dospaíses. Y en particular, el hecho de que Colombia no tiene técnicamente embajadoren Caracas, pues tras cuatro meses en esa capital Chávez no le ha recibido las cartascredenciales.Esa noche, el gobierno venezolano reveló que fue un grupo de militares venezolanos -del Ejército y la Guardia Nacional- quienes, en contacto con el Gaula y la Dijín,concretaron el pago de la recompensa y el secuestro del "canciller".Hasta ese momento la cancillería venezolana estuvo relativamente en calma. Elllamado a consultas al embajador no produjo la típica nota de protesta, por lo que todo
  • 11. parecía indicar que el gobierno venezolano no daría otros pasos.Ese jueves, en la Casa de Nariño se dieron cuenta de que la temperatura subía y antela posibilidad de que Chávez se viniera con todo, sacaron de la gaveta variasresoluciones de la ONU para defenderse. Las cartas que Uribe se podía jugar eran lasde ratificar el compromiso de todo el mundo de luchar contra el terrorismo y lasnormas que prohíben expresamente que un país -como en este caso seríaVenezuela- fuera refugio de terroristas.La jugada sería interesante en la medida en que trata de centrar el debate sobre lanecesidad de combatir de manera conjunta el terrorismo, para tratar de bajarle el perfilal debate de si Colombia violó o no la soberanía de un país vecino.Por eso, si bien hasta esta semana no existía ninguna investigación contra Grandadistinta a rebelión (la orden de captura es de agosto del 2004), en la mañana delviernes el fiscal general Luis Camilo Osorio anunció que le iniciaron investigación porsu supuesta participación en el lío de las armas de la conexión Montesinos-Farc. Esdecir, se le da a Granda un estatus de investigado por terrorismo -que justifica elargumento del gobierno Uribe- y ya no solo por rebelión.De hecho, la Interpol había rechazado la orden de captura internacional contraGranda, al parecer por tratarse de un delito que como la rebelión no es aceptado enlas circulares rojas.Curiosamente, y como si fuera parte de una sola estrategia, ese mismo viernes dosde los periódicos más importantes de Washington coincidieron en arremeter contraChávez con argumentos muy similares. Un editorial del Washington Post señaló queVenezuela dio "santuario" al guerrillero Rodrigo Granda pese a pertenecer a unaorganización catalogada por E.U. como "terrorista", criticó las leyes de mordaza a laprensa y expropiación de tierras, y los esfuerzos por distanciarse de Estados Unidos y"otros países vecinos" y de las medidas tomadas luego de los ataques del 11 deseptiembre.
  • 12. Y de otro lado el Washington Times en un artículo reveló que la Casa Blancaendurecería su posición frente a Venezuela por su actitud hostil hacia Estados Unidosy acusó a Chávez de "apoyar grupos radicales" de otros países de la región como lasFarc y "minar los gobiernos democráticamente elegidos". Y menciona en particular lanecesidad de cooperación de antiterrorismo y antinarcóticos.Ese mismo viernes, y como lo presagiaba Bogotá, la crisis estalló en Caracas.Chávez, aprovechando el solemne discurso de rendición de cuentas anual ante laAsamblea Nacional, anunció que el embajador Carlos Santiago no regresaría aBogotá y que los negocios entre los dos gobiernos quedaban suspendidos si no habíauna disculpa colombiana a la violación de la soberanía venezolana.El discurso de Chávez interrumpió el Consejo de Ministros de dos días que habíainiciado Uribe en Bogotá. El Presidente se encerró en una sala de la Casa de Nariñocon el Vicepresidente, la Canciller, los Ministros de Interior y Defensa, la exembajadora María Angela Holguín, el Alto Consejero presidencial y sus dosconsejeros de comunicaciones a redactar una respuesta, que fue consultada convarios ex presidentes.En un comunicado de nueve puntos, no pidió disculpas, dijo que los miembros de laONU no pueden albergar a terroristas de manera "activa" o "pasiva" y afirmó queGranda es un miembro de una organización terrorista y que en esa condición participóen el Congreso Bolivariano de diciembre en Caracas.Además, respaldó a la Policía Nacional, negó que Colombia hubiera violado lasoberanía venezolana y le pidió al gobierno de Chávez activar un mecanismo pararesolver las diferencias entre los dos países.
  • 13. Antes de acabar ese viernes crítico, Chávez volvió a responder a Uribe y dijo estar"preocupado" por la respuesta de su homólogo, le pidió reflexionar e insistió en que"un delito -el terrorismo- no se combate con otro delito -el supuesto secuestro-".Ayer sábado, sin embargo, aunque la tensión no cedía, se sintieron ciertos aires decalma. El presidente Álvaro Uribe dijo a sus ministros -en la continuación del Consejointerrumpido- estar dispuesto a discutir cara a cara con su colega venezolano.Sobre el tema conversaron los cancilleres de los dos países. El viernes en la noche laministra Carolina Barco llamó a su colega venezolano Alí Rodríguez para comentarleel interés de Colombia en crear un mecanismo de mayor jerarquía de los que hoyexisten para abordar la crisis. Rodríguez, con la parquedad que lo caracteriza, dejóentrever que no habría problema.A todas estas, según fuentes del alto gobierno, durante todo el episodio los dospresidentes no se han puesto en contacto. "Solo conversaron por teléfono el 2 deenero, se dieron el feliz año, pero no hablaron nada del tema", dicen.El presidente Álvaro Uribe ha decidido que donde se puede jugar su suerte conVenezuela es pidiéndole ayuda a la comunidad internacional con el argumento de laobligación de la lucha contra el terrorismo del mundo entero.La principal carta en la que se apoya Colombia es la resolución 1373 de la ONU,expedida el 28 de septiembre del 2001 como reacción a los ataques terroristas del 11de septiembre en E.U. La norma obliga a todos los países de Naciones Unidas acooperar en la lucha antiterrorista, a negarles refugio a terroristas, a controlar lasfronteras -incluyendo la revisión exhaustiva de documentos de migración y a extraditar
  • 14. o a perseguir a los terroristas en cada país.El documento sirve, según analistas consultados, a manera de argumento para exigira otra nación ciertos comportamientos, sin embargo, en la práctica al que lo incumpleno le pasa nada."El mecanismo de auditoría, principal instrumento antiterrorista del Consejo deSeguridad, muestra señales de fatiga. Está basado en la presentación de informes delos Estados. El Comité contra el Terrorismo que los analiza no tiene capacidad desancionar y, debido a que los Estados están presentando su segundo o tercerinforme, su poder recomendatorio está agotado", explica Laura Gil, internacionalista yexperta en el tema ONU.En vista de sus limitaciones, el Consejo de Seguridad expidió otra resolución, la 1566del 2004, con la cual pide al Comité contra el terrorismo de la ONU que empiece avisitar a los países y crea un grupo de trabajo para que se empiecen a discutirmedidas para darle más dientes a la 1373.Otra carta que se juega Colombia es la posibilidad de llevar la diferencia conVenezuela a la OEA.Las metidas de pata La crisis desatada entre Colombia y Venezuela habría podidoreducirse -incluso después de conocerse la detención de Granda en Caracas demanera irregular- si varios funcionarios públicos colombianos hubieran medido elalcance de sus declaraciones.Las explicaciones iníciales y contradictorias de la Policía y las reacciones de altovoltaje del alto gobierno, encabezadas por el Vicepresidente y el Ministro de laDefensa, atizaron la hoguera y le dieron insumo a grupos de presión del vecino país.Esta es una colección de las declaraciones que se escucharon en distintos medios decomunicación en la última semana:
  • 15. Martes 13 de diciembre: "Cayó un pez gordo de la guerrilla", dijo un alto funcionariodel Gobierno en una reunión privada."Granda cruzó la frontera, en la calle, en un operativo relámpago, fue capturado por laPolicía", general Jorge Daniel Castro, director de la Policía. Otras versiones de laPolicía: "Captura fue en hotel de Cúcuta", "Fue en una calle, cuando iba a entrar a unhotel", "Captura se hizo en La Prada, corregimiento de Cúcuta"."Autoridades colombianas capturaron a través de su Policía y en territorio colombianoa un ciudadano colombiano que forma parte de un grupo narcoterrorista", "Policía noha violado ni el territorio ni la soberanía venezolana, eso queda ratificado por mí","Recompensa la pagamos una vez lo recibimos en Cúcuta.¿Quiénes lo entregaron? No es del caso dar esa información", Ministro de Defensa."Ojalá vinieran todos los caza recompensas del mundo a capturar a estos bandidos, laplata está ahí para ellos y las recompensas son bastante buenas", vicepresidenteFrancisco Santos.• Texto del comunicado de la casa de Nariño (14 de Enero de 2005)1. El pueblo colombiano tiene el derecho de liberarse de la pesadilla del terrorismo.2. La política de recompensas es un instrumento legítimo de los Estados, que ayudaen el proceso de derrotar el terrorismo.3. Las Naciones Unidas prohíben a los países miembros albergar terroristas demanera “activa o pasiva”.4. El señor Granda es reconocido y notorio vocero e integrante del grupo terrorista dela FARC.5. El señor Granda participó en un Congreso Bolivariano realizado en Caracas losdías 8 y 9 de diciembre de 2004, en representación de la FARC.
  • 16. 6. La Policía de Colombia ha explicado de manera clara y contundente que no haviolado la soberanía de Venezuela.7. El Gobierno de Colombia reitera al mundo entero la necesidad de ayudarnos en lacaptura de los terroristas que han secuestrado, masacrado y empobrecido al pueblocolombiano.8. El Gobierno de Colombia reitera su propósito de tener constructivas relaciones conel Gobierno y el Pueblo de Venezuela.9. También propondremos nuevamente al Gobierno de Venezuela la creación oactivación de un mecanismo binacional para examinar los hechos que los gobiernosestimen conveniente.Casa de NariñoBogotá, enero 14 de 2005Fuente: eltiempo.com• Texto del comunicado de la casa de Nariño (16 de Enero de 2005)1. El derecho de los pueblos a liberarse de los terroristas necesita la cooperacióneficaz y resuelta de todos los gobiernos democráticos.2. Colombia paga recompensas a informantes que permitan la captura de terroristas.No soborna. Venezuela debe presentar las pruebas sobre el supuesto soborno afuncionarios.3. No se puede caer en el cínico engaño de la FARC que presenta como secuestro lacaptura de los secuestradores.4. Colombia entregará pruebas al Gobierno de Venezuela sobre la protección quefuncionarios de ese país le otorgaban al señor Granda. El albergue de terroristas violala soberanía de Colombia, país ofendido, por cuanto aumenta el riesgo de terrorcontra su ciudadanía.5. Colombia no acepta que representantes de grupos terroristas sean admitidos en unevento político patrocinado por instituciones oficiales de Venezuela. Una cosa es la
  • 17. oposición política y otra muy diferente es el terrorismo.6. Con extrañeza se lee en el Comunicado de la Cancillería de Venezuela que en elcaso Granda se quiere involucrar a 4 policías colombianos. Las autoridades deVenezuela oportunamente conocieron que se trataba de otro operativo antinarcotráfico. Fueron investigados y liberados.7. Colombia ha acudido a los canales diplomáticos y oficiales. Lo que se reclama esque esos canales operen y sean eficaces. Una vez más se entregarán a dichoGobierno informaciones sobre presencia de terroristas colombianos en el territorio deVenezuela.Se incluirá el nombre de 7 cabecillas del terrorismo y la localización de varioscampamentos.8. Se reitera la voluntad del Gobierno Colombiano de trabajar en armonía con elGobierno de Venezuela, y de acuerdo con el procedimiento que definan lascancillerías.9. El terrorismo no puede maltratar la unidad de nuestros pueblos.• Recopilación de ArtículosCaracas.- La secretaria de Estado designada de los Estados Unidos, Condoleza Rice,instó hoy a los países latinoamericanos a observar "lo que está ocurriendo" con lademocracia en Venezuela, reiterando así -en su segundo día de audiencia ante lacomisión del Senado que debe ratificarla en el cargo- las observaciones contra elgobierno del presidente Hugo Chávez."En este momento preciso, tenemos a un Gobierno en Venezuela que no ha sidoconstructivo en varias importantes maneras", dijo Rice que ayer lo calificó como una"fuerza negativa en la región""Instaría a los vecinos en su conjunto y al Gobierno venezolano que observen lo queestá ocurriendo con la democracia venezolana", explicó. "Se trata de una cuestión de
  • 18. tristeza y no de enojo", agregó en declaraciones que recogió."Creo que en estos momentos debemos considerar al gobierno venezolano como unafuerza negativa en la región. Negativa en cuanto el efecto que tiene sobre susvecinos, negativa al acoger al único país no democrático de la región (Cuba), ynegativa en lo que está haciendo dentro de su país, de suprimir la oposición", señalóRice ayer y agregó: "Es un tema muy, muy delicado".”La cifra oficial que se maneja por el pago de la recompensa que permitió la capturade Granda es de 350 mil dólares, dinero que fueron entregados a las personas quefacilitaron la captura del guerrillero de las Farc, así quedó oficializado el documentoconfidencial sobre el pago de la recompensa”,Precisamente, el reconocimiento del pago de la recompensa fue el detonante de lacrisis diplomática entre Colombia y Venezuela, que implicó desde el viernes pasado elretiro del Embajador de Venezuela en Bogotá y la suspensión de las relacioneseconómicas entre los dos gobiernos.El presidente colombiano, Álvaro Uribe, dijo hoy que se debe diferenciar a losdirigentes de izquierda de los terroristas, al hacer referencia a las guerrillasizquierdistas, y reiteró que "el problema de Colombia no es con Venezuela sino conlas FARC", "Una cosa es la oposición política y otra es el terrorismo, una cosa es undirigente supuestamente de izquierda, autoproclamando de izquierda, que seadirigente de oposición y otra cosa es un terrorista", aseguró.El presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, y el presidente de Venezuela, HugoChávez Frías; afrontan la crisis más grave que se ha presentado entre los dos paísesdesde 1987. El caso ha centrado la atención informativa de lado y lado de la frontera.Gobierno colombiano asegura que Venezuela alberga terroristas y viola su soberanía(17 de Enero de 2005) y dice que entregará al gobierno de Hugo Chávez "el nombrede 7 cabecillas del terrorismo y la localización de varios campamentos".
  • 19. "El albergue de terroristas viola la soberanía de Colombia, país ofendido, por cuantoaumenta el riesgo de terror contra su ciudadanía", dice el texto.Estados Unidos respalda al presidente Uribe y exige a Chávez definir postura frente aFarc (15 de Enero de 2005)En la tarde del sábado, el embajador de Estados Unidos en Colombia, William Wood,comunicó que su país respalda las declaraciones del presidente Alvaro Uribe en tornoa la crisis diplomática con Venezuela por la captura en Caracas del líder rebeldeRodrigo Granda, el canciller de las Farc."Compartimos y apoyamos 100 por ciento la declaración (de Uribe). Desde el puntode vista nuestro era una declaración moderada, muy analítica, de importanciatrascendental no sólo para Colombia sino para la lucha antiterrorista en la regiónandina. No criticaba a nadie ni se quejaba de nada", dijo el Embajador en Bogotá."Por primera vez y, probablemente por última vez, nosotros estamos de acuerdo conlas Farc en su declaración del 30 de diciembre pidiendo que el gobierno venezolanofije su posición. Si las Farc tienen dudas sobre la posición del gobierno venezolano,me puedo imaginar cómo es que otros también tengan dudas", enfatizó.“Colombia no ha violado la soberanía de Venezuela” (15 de Enero de 2005)“Las Naciones Unidas prohíben a los países miembros albergar terroristas de manera„activa o pasiva‟”, le recordó el Ejecutivo colombiano a su similar venezolano. Anoche,el presidente Chávez dijo que la respuesta dada por Colombia es “preocupante” yadvirtió al gobierno de Uribe que “el delito no se combate con más delito”.
  • 20. CONCLUSION Para culminar esta pequeña pero muy interesante investigación paranuestro conocimiento tanto en el área militar como Venezolano que tenemos eldeber de defender nuestra patria, ante cualquier amenaza interna o externa quequiera violar nuestra soberanía y transponer nuestra seguridad y defensa. Podemos decir que en el caso GRANDA existió una clara violación anuestra soberanía por parte del gobierno colombiano al realizar operaciones desecuestro, inteligencia, soborno a integrante de las Fuerzas Armadas Nacional,permitir que funcionarios no autorizados den declaraciones diplomáticas sin eldebido conocimiento de los estamentos internacionales y sobre todo realizaroperaciones en secreto dentro del territorio nacional. También se puede decir que existió violación a nuestra Seguridad yDefensa en el momento en que el gobierno de los Estados Unidos califica anuestro país como santuario de guerrilleros sin tener las mínimas pruebas posiblespara dar tal afirmación. El Gobierno de los Estados Unidos mantiene el apoyo al gobiernoColombiano en todas sus acciones, con el fin de mantener la cooperación de estepaís ante los ojos de Suramérica. En tal sentido creeremos que las acciones tomadas por el gobiernoVenezolano fueron las más acertadas con el fin de hacer respetar nuestrasoberanía y hacerle saber al mundo que somos un país democrático pacifista peroque estamos entrenados y capacitados para defendernos ante los ataques decualquier patencia extranjera.