Tema #2: Un bosquejo del plan de salvación
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Tema #2: Un bosquejo del plan de salvación

on

  • 5,390 views

 

Statistics

Views

Total Views
5,390
Slideshare-icon Views on SlideShare
2,743
Embed Views
2,647

Actions

Likes
0
Downloads
35
Comments
1

4 Embeds 2,647

http://www.upasd.org 2613
http://upasd.org 31
http://www.google.com.mx 2
https://www.google.com.pr 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

11 of 1

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Excelente, gracias por entregar esperanza a la raza humana.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Tema #2: Un bosquejo del plan de salvación Tema #2: Un bosquejo del plan de salvación Presentation Transcript

    • Unión Puertorriqueña Departamento de Ministerios Personales Pastor Efrén Pagán Irizarry, D. Min., DirectorApdo. 3269, Mayagüez, PR 00681-3269 Teléfono: (787) 501-0655Correo electrónico: epagan@upasd.org
    • Serie: “Él dio Su vida por mí”Tema: El plan de salvación en el Antiguo TestamentoTítulo: “Un bosquejo del plan de salvación”Texto: Génesis 22:1-14Himno: HA, 90 (“Hubo Uno que quiso”)Autor: Pastor Efrén Pagán Irizarry, D. Min.
    • I. IntroducciónAntes del pecado no era necesario un plande salvación.Se hizo necesario, después de comer delfruto prohibido.Dios lo bosquejó con detalle, por mediode Abraham.
    • II. El plan de salvación A. Ilustrado
    • Orden de sacrificar a Isaac. Génesis 22:1, 21 Un tiempo después, Dios probó a Abrahán.Le dijo: “Abrahán”. Y él respondió: “Aquíestoy”.2 Entonces Dios le dijo: “Toma ahora a tu hijo,tu hijo único, Isaac, a quien amas. Y vete a latierra de Moria y ofrécelo allí en holocaustosobre uno de los montes que te diré”.
    • Isaac “entraba en la edad viril” (jovenadulto).La orden fue expresada con palabras quetorturaron el corazón de Abrahán.
    • Isaac era:La luz de su casa,El solaz de su vejez yEl heredero de la bendición prometida.
    • Se trataba de una espantosa imposibilidad.Abrahán pasó una noche tormentosa.“Se postró de hinojos y oró como nunca”(PP, 145:1).“La orden de Dios resonaba en sus oídos”(PP, 145:1).
    • Sin embargo, sin dilación se dispuso a cumplirla. Vs. 3“Así, Abrahán se levantó muy temprano lasiguiente mañana. Enalbardó su asno,llevó consigo dos siervos suyos y a Isaacsu hijo. Cortó leña para el holocausto y selevantó y fue al lugar que Dios le dijo.”
    • Muy temprano en la mañana, despertó asu hijo.Le comunicó que había recibido elmandato de ofrecer un sacrificio en unamontaña distante (PP, 146:1).Ese fue el día más largo de su vida.Pasó la siguiente noche en oración.Lo mismo pasó el segundo día y lasegunda noche.
    • “Cuando se disponían a principiar la jornada del tercer día (vs. 4):Mirando hacia el norte, vio la señalprometida: una nube de gloria, que cubríael monte Moria.Comprendió que “la voz que le habíahablado procedía del cielo” (PP, 146:3).
    • Isaac era el hijo de un milagro.¿No podía devolverle la vida el poder quese la había dado?Mirando más allá de lo visible,comprendió la divina palabra. Hebreos11:19 “Abrahán pensaba que Dios es poderoso para resucitar aun a los muertos.”
    • Dejó allí a los siervos y siguió solo conIsaac (vs. 5).
    • Isaac desconocía lo que Dios había requerido a su padre. Vss. 6-86 Abrahán tomó la leña del holocausto y la pusosobre Isaac su hijo. Tomó en su mano el fuego yel cuchillo y fueron los dos juntos.7 Entonces Isaac dijo a su padre: “Padre mío”. Yél respondió: “¿Qué, mi hijo?” Isaac agregó:“Aquí están el fuego y la leña. Pero, ¿dónde estáel cordero para el holocausto?”8 Abrahán respondió: “Dios se proveerá decordero para el holocausto, hijo mío”. Y siguieronjuntos.
    • Cuando Isaac le dijo “padre mío” y lepreguntó por el cordero para el sacrificio,su corazón se hirió aun más.Pero, todavía no podía revelarle lo queDios ordenó.Contestó: “Dios se proveerá de corderopara el holocausto, hijo mío”.
    • Cuando le explicó todo, Isaac aceptó su suerte. Vss. 9, 109 Cuando llegaron al lugar que Dios lehabía dicho, Abrahán edificó un altar ydispuso la leña. Ató a su hijo y lo puso enel altar sobre la leña.10 Y Abrahán extendió su mano y tomó elcuchillo para degollar a su hijo.
    • Construido el altar y colocada la leña, contemblorosa voz Abrahán reveló a su hijoel mensaje divino.Con terror y asombro Isaac se enteró desu destino; pero no ofreció resistencia.
    • Habría podido escapar, si lo hubiera querido.Pero desde la niñez se le había enseñado a Isaaca obedecer pronta y confiadamente.Cuando el propósito de Dios le fue manifestado,lo aceptó con sumisión voluntaria.Como todo un joven de fe, consideró un honor elser llamado a dar su vida en holocausto a Dios.Con ternura trató de aliviar el dolor de su padrey animó sus debilitadas manos para que ataranlas cuerdas que lo sujetarían al altar.
    • Habría podido escapar, si lo hubiera querido.Se dicen las últimas palabras de amor,derraman las últimas lágrimas y se dan elúltimo abrazo.El padre levanta el cuchillo para darmuerte a su hijo.
    • Dios interviene y el sacrificio se interrumpe. Vss. 11, 1211 Entonces, el Ángel del Eterno le gritódesde el cielo: “¡Abrahán, Abrahán!” Y élrespondió: “Aquí estoy”.12 Y le dijo: “No alargues tu mano sobreel muchacho, ni le hagas nada. Ya sé quetemes a Dios, pues no me negaste a tuhijo, tu hijo único”.
    • El brazo por descender, de repente, fuedetenido.Se le ordena interrumpir el sacrificio.
    • El sacrificio continúa, pero con un sustituto. Vs. 13“Entonces Abrahán alzó sus ojos y viodetrás de sí un carnero enredado por suscuernos en un zarzal. Y Abrahán fue, tomóel carnero y lo ofreció en holocausto enlugar de su hijo.”Dios había puesto un carnero a susespaldas.
    • El lugar de aquella experiencia quedó señalado e inmortalizado con un nombre especial. Vs. 14“Y Abrahán llamó a ese lugar, ‘El Señorproveerá’. Por eso se dice: ‘En el montedel Eterno será provisto’.”Lleno de gozo llamó al lugar de su másdura prueba: “El Señor proveerá”.
    • Allí Dios renovó su pacto con Abrahán. Vs. 15-18
    • 15 Por segunda vez, el Ángel del Eterno llamó aAbrahán desde el cielo,16 y le dijo: “Por mí mismo he jurado”, declaróel Eterno, “que por cuanto has hecho esto y nome rehusaste tu hijo, tu hijo único;17 de cierto te bendeciré y multiplicaré tusdescendientes como las estrellas del cielo ycomo la arena del mar. Y tus descendientesposeerán las ciudades de sus enemigos.18 Y en tu Descendiente serán benditas todaslas naciones de la tierra, por cuanto obedecistea mi voz”.
    • B. Lecciones a aprender
    • No hay excusa valida para no hacer la voluntad de Dios.
    • Las instrucciones de Dios no se razonan; se obedecen.Abrahán no se detuvo a inquirir cómo secumpliría la promesa, si Isaac muriera.No se detuvo a discutir con su doloridocorazón.Sabía que Dios es justo y recto en susrequerimientos.Obedeció el mandato al pie de la letra.
    • Sólo la fe genuina, manifestada en obras consecuentes, justifica al pecador. Santiago 2:21-23
    • Santiago 2:21-2320 ¿Quieres saber, hombre vano, que la fesin obras es muerta?21 Cuando nuestro padre Abrahán ofreció asu hijo Isaac sobre el altar, ¿no fuejustificado por las obras?22 Ya ves que la fe actuó junto con sus obrasy que la fe se perfeccionó por las obras.23 Así se cumplió la Escritura que dice:“Abrahán creyó a Dios y eso le fue contadopor justicia” y “fue llamado amigo de Dios”.
    • La “fe” que no obra en obediencia a Dios, no es fe. Juan 8:39 “Si fuerais hijos de Abrahán haríais las obras de Abrahán.”
    • La “fe” que no obra en obediencia a Dios, no es fe. Génesis 26:5“Porque Abrahán oyó mi voz y guardó miprecepto, mis Mandamientos, mis normasy mis leyes.”
    • La “fe” que no obra en obediencia a Dios, no es fe. Santiago 2:14-1814 Hermanos míos, si alguno dice que tiene fe y notiene obras, ¿de qué sirve? ¿Podrá la fe salvarlo?15 Si un hermano o hermana están sin ropa y carecendel sustento diario 16 y alguno de vosotros les dice:“Id en paz, calentaos y saciaos” y no les da lonecesario para el cuerpo, ¿de qué sirve?17 Así también, si la fe no tiene obras, está muerta.18 Pero alguno dirá: “Tú tienes fe y yo tengo obras.Muéstrame tu fe sin tus obras y yo te mostraré mi fepor mis obras”.
    • La “fe” que no obra en obediencia a Dios, no es fe. 1 Juan 5:2, 32 En esto conocemos que amamos a loshijos de Dios, cuando amamos a Dios yguardamos sus Mandamientos.3 Porque en esto consiste el amor de Dios,en que guardemos sus Mandamientos. Ysus Mandamientos no son gravosos.”
    • El concepto de la sustitución.El carnero ofrecido en lugar de Isaacrepresenta al Mesías.Había de ser sacrificado en nuestro lugar.Cuando el hombre estaba condenado a lamuerte por su transgresión de la ley deDios, el Padre, mirando a su Hijo, dijo alpecador: “Vive, he hallado un rescate.”
    • Abrahán y el plan de salvación.La prueba a la que fue sometido tenía dospropósitos: Grabar en su mente la realidad delEvangelio. Probar su fe.
    • Abrahán y el plan de salvación.La agonía sufrida, le permitió comprenderalgo de la grandeza del sacrificio hechopor el Dios infinito en favor de laredención del hombre.Ninguna otra prueba podría haberlecausado tanta angustia como la que lecausó el ofrecer a su hijo.
    • Jesús y el plan de salvación.Dios dio a su Hijo para morir en agonía yvergüenza.A los ángeles que presenciaron lahumillación y la angustia del Hijo de Dios,no se les permitió intervenir como en elcaso de Isaac.Ninguna voz clamó: “¡Basta!”Jesús dio su vida para salvar a la razacaída.
    • III. Conclusión
    • ¿Nos ama Dios? Juan 3:16, 1716 Porque tanto amó Dios al mundo, quedio a su Hijo único, para que todo el quecrea en él, no perezca, sino tenga vidaeterna.17 Porque Dios no envió a su Hijo almundo para condenar al mundo, sinopara que el mundo sea salvo por él.
    • ¿Cuánto nos ama? Romanos 8:32“El que no eximió ni aun a su propio Hijo,sino que lo entregó por todos nosotros,¿cómo no nos dará también con élgratuitamente, todas las cosas?”
    • Llamado.