49 batallón segorbe (1856 1960)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

49 batallón segorbe (1856 1960)

on

  • 606 views

 

Statistics

Views

Total Views
606
Views on SlideShare
606
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

49 batallón segorbe (1856 1960) 49 batallón segorbe (1856 1960) Document Transcript

  • BATALLÓN SEGORBE (1856-1960) Ricardo Pardo Camacho En el año 2008 se ha conmemorado el bicentenario de la creación del Regimiento de Voluntarios de Segorbe, sobre el que ya existe un artículo publicado en nuestra página web. Años después fue creado con ese mismo nombre un Batallón de Cazadores, del que presentamos una larga recopilación de datos que pueden contribuir a la reconstrucción de su historial, ya que se trata de la única unidad regular del Ejército que ha llevado el nombre de una localidad de nuestra provincia. 1856 - Se produjo una reorganización del Ejército que, entre otras medidas, supuso la creación de cinco batallones de cazadores; uno de ellos, en homenaje al Regimiento de Voluntarios de Segorbe, creado en 1808 y extinguido en 1809, fue el Batallón de Cazadores de Segorbe nº 18, con ocho compañías y un total de 800 hombres. Creado por Real Decreto de 20 de octubre, recibió el nombre por otro del 23. La citada disposición decía: “Atendiendo a lo que me ha expuesto el Ministro de la Guerra, vengo en decretar lo siguiente: Artículo único.- Los cinco batallones de cazadores creados por mi Real Decreto del 20 del actual, sobre los quince que existían, se denominarán: Antequera, número 16; Llerena, número 17; Segorbe, número 18; Mérida, número 19, y Alcántara, número 20. Dado en Palacio a 23 de octubre de 1856. Está rubricado de la real mano. El Ministro de la Guerra, Antonio de Urbistondo”. Fue su primer jefe el teniente coronel José María Chacón Fernández, quien se mantuvo al mando hasta el año 1858. Bandera del Batallón de Cazadores de Segorbe (1856) 1857 –En marzo se hallaba instruyéndose en el Real Sitio del Pardo, destacando la perfecta formación de la charanga con que contaba el batallón.
  • 1858 – El 26 de julio salió el batallón de Valladolid hacia Rioseco, donde quedó dando escolta a la Reina. 1859 – El 1º de enero mandaba el batallón el teniente coronel Luis Iranzo Barruchi, que lo mantuvo hasta el año 1961. El 28 de julio llegaron a Valladolid, donde se hallaba de guarnición el batallón, las nuevas carabinas con que fue dotado. Por el Convenio de 1859, España había obtenido privilegios para extender el territorio de Melilla. El conflicto estalla cuando la guarnición de Ceuta decide construir en la frontera un reducto de piedra que se llamó «Santa Clara». La tribu marroquí de Anyera consideró que aquel cuerpo de guardia fronterizo era peligroso y reclamaron la paralización de las obras, a lo que las autoridades españolas se negaron. La noche del 10 al 11 de agosto de 1859 los cabileños atacaron por sorpresa, demolieron la construcción y destruyeron un escudo de España que allí había. Al día siguiente algunos obreros españoles que se afanaban en reconstruir el puesto fueron asesinados. Por Real Resolución del 29 de agosto se dispuso el traslado del batallón a la corte. En septiembre, una vez que llegó a la capital, asistió a la formación que tuvo lugar el 14 del mismo mes en el Campo de Guardias en honor del mariscal Pelissier. Leopoldo O'Donnell, Presidente del Gobierno en aquel momento, propuso al Congreso de los Diputados la declaración de guerra a Marruecos el 22 de octubre y se aprobó por unanimidad. El ejército expedicionario estaba compuesto por treinta y seis mil hombres, sesenta y cinco piezas de artillería y cuarenta y un navíos. O'Donnell dividió las fuerzas en tres cuerpos de ejército en los que puso al frente a los generales Juan Zavala de la Puente, Antonio Ros de Olano y Ramón de Echagüe. El grupo de reserva estuvo bajo el mando del general Juan Prim. Los objetivos fijados eran la toma de Tetuán y la ocupación del puerto de Tánger. El 25 de noviembre fue revistado en Málaga el batallón por el general Ros de Olano, junto con los regimientos de Albuera y Zamora y los batallones Baza y Ciudad Rodrigo. El 1 de diciembre llegó a San Roque, a la espera de embarcar. El 11 de diciembre embarcó en Málaga el batallón camino de África, encuadrado en el Tercer Cuerpo de Ejército. Dice Alarcón: “Componen nuestra escuadra veinte magníficos vapores: Vasco Núñez de Balboa, Isabel II, León, Santa, Isabel, Alerta, San Quintín, Ville de Lyon, Abatuci, Aveni, Helvetie, Torino, Bresil, Pelayo, Marie Stuard, Bizantín, Cataluña, Wifredo, Negrito, Bretagne y Cid. En ellos están embarcados diez mil hombres, o sean: los batallones Cazadores de Segorbe, de Baza, de Ciudad-Rodrigo, de Llerena, y de Barcelona; los regimientos de Zamora, y de Albufera, un batallón del Infante, otro de San Fernando, otro de la Reina, otro de África, otro de Almansa, y otro de Asturias. Un escuadrón de Caballería va además con nosotros. La Artillería nos seguirá mañana. El general comandante en jefe de este cuerpo del ejército, D. Antonio Ros de Olano, y el general de Marina, D. Segundo Herrera, jefe de esta escuadra, se hallan ya en el Vasco Núñez de Balboa”.
  • Uniformes del Ejército de África: Infantería de Línea, Artillería, Cazadores, Lanceros, Artillería de Marina, Húsares de la Princesa e Ingenieros El 14 de diciembre el batallón dio la vanguardia al Cuerpo de Ejército en su traslado a las posiciones desde el Campamento de la Concepción, en el camino de Ceuta a Tetuán. Dice Alarcón: “Marchaba a vanguardia, y como explorando el camino, el batallón Cazadores de Segorbe, llevando detrás, como cada cuerpo, sus veinticinco camillas y cinco cargas de repuesto de municiones; seguían una Brigada de Artillería de Montaña y una Compañía de Ingenieros con su parque, y en pos de ella iba el General Comandante en Jefe de este cuerpo de ejército, con su Cuartel General y Estado Mayor, todos a caballo, escoltados por algunos Cazadores y Guardias civiles de Caballería. Después caminaba la Primera División, al mando del general D. José Turón, yendo al frente de cada una de sus respectivas brigadas los brigadieres Cervino y Mogrovejo. En seguida marchaba la Segunda División, mandada por el general D. Jenaro Quesada, y al frente de sus brigadas respectivas iban los brigadieres Otero y Mureta, formando la retaguardia un escuadrón del Regimiento de Caballería Cazadores de Albuera y un largo séquito de acémilas cargadas de víveres, muebles, tiendas y equipajes”. El 15 de diciembre el Tercer Cuerpo recibió el bautismo de fuego, que correspondió a la 3ª Compañía del Segorbe: Dice Alarcón: “En efecto: media hora después, una de aquellas extrañas figuras asomó la mitad del cuerpo por detrás de unas piedras situadas a quinientos pasos de nuestra trinchera; extendió hacia nosotros su larga espingarda..., y, antes de que apareciese el humo de su disparo, dos o tres detonaciones habían resonado ya en una de nuestras avanzadas, donde se hallaba la 3.ª compañía de Cazadores de Segorbe. Un nutrido fuego partió entonces de la línea enemiga, y ya no se vieron más que dos largas bandas de humo, marcando la posición de cada fuerza contendiente... (…)Los moros fueron rechazados por la mencionada Compañía de Segorbe (que tenía orden expresa de permanecer a la defensiva), y entonces, desesperanzados de atraernos a los bosques y cañadas, donde prefieren combatir por serles más ventajoso, creyeron conveniente correrse a la derecha, a ver si eran más afortunados con nuestros compañeros del Primer Cuerpo (…) Ros de Olano recibió orden del general O'Donnell de hacer avanzar algunas fuerzas por su frente, a fin de envolver la derecha enemiga. Salieron al efecto los batallones de Baza, Ciudad-Rodrigo, Segorbe y uno del Infante, mandados por el bravo brigadier Cervino; pero los moros huyeron precipitadamente”. El 17 de diciembre se desataron las hostilidades, justo en la fecha en la que se publicaba su embarque en el buque Isabel II. Tras las acciones del 19 de diciembre, al batallón le correspondió cubrir la retirada, tal como lo escribe Alarcón: “Allí estaban los batallones de la Reina, Ciudad-Rodrigo, África y Segorbe, protegiendo denodadamente la retirada, también difícil, del resto de la división”. En la acción del 31 de diciembre resultaron heridos los soldados del batallón Trifon Serna Olaverri y José León.
  • 1860 – El 1 de enero de 1860 el general Prim ganó la batalla de Castillejos. En la acción del 4 de enero resultó muerto el cabo Vicente Verje, heridos el capitán Eduardo Ortell Molada, el subteniente Arturo Ortiz Rivas y los soldados Francisco López Pongairo, Manuel Somovilla Álvarez, Casimiro Treadrini, Camilo Otaño, Ambrosio Carron y Juan Martínez Sánchez. El día 11 el vapor Villa de Madrid condujo a Málaga al capitán Eduardo Ortell Molada y al subteniente Arturo Ortiz, heridos pocos días antes. El 4 de febrero capituló Tetuán. Recompensas concedidas sobre el campo por la batalla de Tetuán: capitán Eduardo Ortell, grado de comandante; teniente Tomás Duro, mención honorífica; Subteniente Arturo Ortiz Rivas, empleo de teniente. Por Real Orden de 29 de febrero fueron concedidas las siguientes recompensas: coronel Luis María Iranzo, mención honorífica; teniente José del Pino, mención honorífica. El 23 de marzo se produjo la batalla de Wad-Ras en la que venció el ejército español y forzó la petición de paz del Sultán marroquí, cuyo tratado fue firmado el 26 de abril. Cruces de la Real y Militar Orden de San Fernando concedidas a los miembros del batallón durante esta guerra: • • • • • • ÁLVAREZ OBES, Bonifacio. Teniente del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Real orden de 23 de mayo de 1861. Guerra de África. Combate del Serrallo, el 25 de noviembre de 1859. ANDÍA ABELA, Cayetano. Capitán del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Real orden de 30 de enero de 1863. Guerra de África. Combate de los Llanos de Tetuán, el 23 de enero de 1860. En 1862 se le concedió el empleo de segundo comandante en permuta del grado del mismo empleo, con el que había sido recompensado por la batalla de Wad Ras. AMAYAS REY, Miguel. Cruz de 1ª clase, Sencilla. Capitán del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Guerra de África. Batalla de Wad Ras, el 23 de marzo de 1860. CALVO SANZ, Esteban. Capitán del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Real orden de 24 de marzo de 1860. Guerra de África. Batalla de Tetuán, el 4 de febrero de 1860. CASTAÑO MARTÍNEZ, Francisco. Sargento primero del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Real orden de 24 de marzo de 1860. Guerra de África. Batalla de Tetuán, el 4 de febrero de 1860. Obtuvo el empleo de subteniente por méritos de guerra en la Guerra de África. FERRANDO VEA, Antonio. Teniente del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Guerra de África. Batalla de Wad Ras, el 23 de marzo de 1860. Heliodoro Cuero Gómez
  • • • • • • • • • • • • • • • • • CUERO GÓMEZ, Heliodoro. Teniente del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Guerra de África. Batalla de Wad Ras, el 23 de marzo de 1860. GAMBOA SANZ, Francisco. Capitán del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Real orden de 24 de marzo de 1860. Guerra de África. Batalla de Tetuán, el 4 de febrero de 1860. LÓPEZ BORREGUERO, José. Teniente del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Real orden de 24 de marzo de 1860. Guerra de África. Batalla de Tetuán, el 4 de febrero de 1860. LUNA GÓMEZ, José. Teniente del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Guerra de África. Combates de los días 15, 17, 20, 22 y 25 de diciembre de 1859. MISIONÉ MENÉNDEZ, Antonio. Maestro armero del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Real orden de 4 de mayo de 1861. Guerra de África. Servicios en campaña. Se le concedió en permuta de una Cruz de María Isabel Luisa pensionada con diez reales. MUÑOZ DURÁN, Telesforo. Teniente del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Guerra de África. Batalla de Wad Ras, el 23 de marzo de 1860. ORTIZ SERRANO, Joaquín. Segundo comandante del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Real orden de 27 de enero de 1860. Guerra de África. Combates de los días 15, 17, 20, 22 y 25 de diciembre de 1859. En 1858 fue trasladado al Batallón de Cazadores de Segorbe, con el que intervino en la Guerra de África, ganando el empleo de primer comandante en la batalla de Tetuán. PÁRRAGA, José. Sargento primero del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Real orden de 24 de marzo de 1860. Guerra de África. Batalla de Tetuán, el 4 de febrero de 1860. PINO y BLANCO, José del. Teniente del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Guerra de África. Batalla de Tetuán, el 4 de febrero de 1860. PRADA MORENO, Antonio. Teniente del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Guerra de África. Batalla de Wad Ras, el 23 de marzo de 1860. RODRÍGUEZ MOYA, Federico. Teniente del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Guerra de África. Batalla de Wad Ras, el 23 de marzo de 1860. RODRÍGUEZ MOYA, Ramón. Teniente del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Guerra de África. Batalla de Wad Ras, el 23 de marzo de 1860. SESMA GÓMEZ, José. Teniente del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Real orden de 27 de enero de 1860. Guerra de África. Combates de los días 15, 17, 20, 22 y 25 de diciembre de 1859. En la Guerra de África ganó el ascenso a capitán por méritos de guerra en la batalla de Tetuán. SORRIBAS HERRERO, Luis. Capitán del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Real orden de 24 de marzo de 1860. Guerra de África. Batalla de Tetuán, el 4 de febrero de 1860. VALCÁRCEL OCHOA, Miguel. Capitán del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Real orden de 12 de octubre de 1862. Guerra de África. Batalla de Tetuán, el 4 de febrero de 1860. Se le concedió en permuta del doble empleo de segundo comandante que había obtenido en dicha batalla. Combatió en la Guerra de África, ganando el empleo de segundo comandante en la batalla de Wad el Jelú y destacando posteriormente en las de Tetuán y Wad Ras. Ascendido en 1864 a comandante, pasó destinado otra vez al Batallón de Cazadores de Segorbe, con el que en el mes de septiembre de 1868 concurrió a la batalla de Alcolea, en la que resultó gravemente herido, recibiendo en recompensa el ascenso a teniente coronel y la Cruz roja al Mérito Militar. VILASECA SÁNCHEZ, José. Teniente del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 18. Cruz de 1ª clase, Sencilla, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Real orden de 27
  • de enero de 1860. Guerra de África. Combates de los días 15, 17, 20, 22 y 25 de diciembre de 1859. En 1855 fue ascendido a teniente, pasando posteriormente destinado al Batallón de Cazadores de Segorbe, del que fue ayudante y en cuyas filas combatió en África, siendo recompensado con el ascenso a capitán por el valor demostrado en la batalla de Tetuán, continuando destinado en el mismo Batallón. El batallón, tras su regreso de África, recibió como destino Aranjuez, pero poco después se ordenó que fuera destinado a Cataluña, aunque el 10 de mayo todavía estaba en Ceuta. En el mes de julio se hallaba ya en Barcelona. 1861 – El 1º de enero mandaba el batallón el teniente coronel Rafael Montero Biedma, permaneciendo en él hasta el año 1864. 1863 – El 18 de febrero, 20 hombres del batallón, acompañados del capellán, asistieron a las honras fúnebres del capitán general de Cataluña, Luis García y Miguel, uniformados de gala y con bayoneta como único armamento. El batallón se encontraba de guarnición en Barcelona. 1864 – En abril salían del puerto de Barcelona con dirección a Málaga los buques de guerra, vapores Vigilante y Alerta, y goletas de hélice Ceres y Santa Teresa, transportando al batallón de cazadores Segorbe. 1865 – El 1º de enero se hallaba vacante el mando del batallón. 1867 – El 1º de enero mandaba el batallón el teniente coronel José Grases Varea. Desde este año, por Real Orden de 27 de noviembre, complementada por otra de 19 de diciembre, cada batallón de cazadores pasó a contar con las plantillas siguientes: 1 teniente coronel jefe 1 comandante segundo jefe 1 teniente ayudante 1 capellán 1 segundo ayudante médico 9 capitanes 16 tenientes 9 alféreces 8 sargentos primeros 17 sargentos segundos 32 cabos primeros 32 cabos segundos 24 cornetas 4 educandos de cornetas 501 soldados 32 soldados de distinción Cada batallón, desde la Real Orden de 7 de octubre de 1852, estaba autorizado a formar una charanga, integrada por los siguientes instrumentos: 1 requinto 1 corneta principal 3 cornetines primeros 3 cornetines segundos 4 trombas primeras 3 bombardones 2 bombardinos 2 cornetines 4 trombones 2 trompas 2 bartones 1 bartuba de ellos, sólo un músico mayor y tres de contrata en cada batallón, pues el resto debían ser soldados de las compañías. 1868 – El 1º de enero mandaba el batallón el teniente coronel José Grases Varea. Según la Circular de la Dirección General de Infantería de 10 de abril, El Vicario General Castrense designó a la Inmaculada Concepción como Patrona del batallón. Los militares Prim y Topete lideraron una sublevación en Cádiz contra el gobierno de la reina Isabel II. En su camino a Madrid fueron interceptados por las tropas monárquicas. El 28 de septiembre tuvo lugar la batalla de Alcolea en la que el Duque de la Torre, Francisco Serrano, con los generales Caballero de Rodas, Izquierdo y Rey derrotaron a las tropas fieles a Isabel II mandadas por el general Marqués de Novaliches, lo que forzó la renuncia de Isabel II, que huyó a Francia. El brigadier Salazar mandaba la primera brigada de cazadores, con los batallones de Segorbe, Simancas y Tarifa, integrada en la primera división del general Caballero de Rodas, y fue esa brigada la que comenzó el fuego. El Segorbe acometió a la bayoneta al batallón de cazadores de Madrid, arrojándolo de sus posiciones, lo que marcó el inicio del fin.
  • 1869 – El 1º de marzo mandaba el batallón el teniente coronel Miguel Valcárcel Ochoa. El 6 de octubre de 1869 estalló una revuelta republicana en la ciudad de Zaragoza, reprimida con dureza el día 8 por las tropas del gobierno. El batallón intervino en combates en las calles de Zaragoza. 1870 – El 1º de enero mandaba el batallón el teniente coronel Antonio Rodríguez Sierra, quien estuvo a su frente hasta el año 1872. El 4 de septiembre se dispuso el aumento de la fuerza de cada uno de los batallones de cazadores en 100 hombres y en 1873 se ordenó completarlos hasta las 1100 plazas, pero, dos meses después, se redujeron en 100 hombres sus efectivos, por Reales Órdenes de 27 de agosto y 27 de octubre. 1872 - En el Arsenal Naval y en la ciudad de Ferrol, el día 11 de octubre de 1872 de produjo un alzamiento armado de gran envergadura, que sería dirigido por el coronel Bartolomé Pozas (un militar de dudosa ideología, al haber evolucionado, sorprendentemente, y en tan solo unos pocos años, del carlismo más furibundo al republicanismo federal), el teniente coronel de Caballería Ortega y el capitán de fragata Braulio Montojo, quienes, tras conseguir sublevar a cerca de 2.000 guardias de Arsenales, infantes de Marina y personal de la Maestranza de la Armada, se apoderaron de la ciudad de Ferrol, de su Arsenal Naval y de varias unidades navales fondeadas en el mismo. La sublevación lograría sofocarse pocos días después, tras el envío de fuerzas militares del gobierno desde diferentes puntos próximos y no sin que antes los sublevados consiguieran incendiar la goleta de guerra Buenaventura y huir hacia Portugal a bordo de diferentes embarcaciones menores. El batallón intervino en estos combates a las órdenes del coronel Manuel Salamanca, capturando 465 prisioneros. 1873 – El 1º de enero mandaba el batallón el teniente coronel Liberio Trúpita García. En febrero, recién proclamada la Primera República, unos soldados que se ausentaron del batallón, que estaba de guarnición en Madrid, organizaron una manifestación y se presentaron a las puertas del Congreso pidiendo su licenciamiento. Al pasar por la plaza de Oriente, localizaron a uno de sus oficiales, le insultaron y le apalearon. Posteriormente, Intervino durante la Primera Guerra Carlista en las acciones de Oyárzun, Arnoz, Garay, Durango, Oquendo y puente de Burceña (Portugalete). 1874 – El 1º de enero mandaba el batallón el teniente coronel Amos Quijada Martín. El 8 de enero se inició una insurrección encabezada por Joan Martí Torres, llamado "el Xic de les Barraquetes", que se extendió a Barcelona, a Sarriá y a otras zonas cercanas. En los combates de Sarriá entre los alzados y las tropas del General Martínez Campos resultaron muertos 15 soldados y heridos 8 jefes y oficiales y 36 soldados. Aunque no hemos podido confirmarlo, hemos leído en algunas fuentes que el batallón intervino en estos combates.
  • Amos Quijada y Muñiz, primer jefe de cazadores de Segorbe, jefe de la defensa de Portugalete Capituló ante los carlistas en Portugalete, el 22 de enero, entregándoles su bandera. Hoy se conserva, en precario estado, en la colección Baleztena (Pamplona) procedente del disuelto Museo Histórico Carlista. Defendían Bilbao los cazadores de Segorbe, una Compañía de Ingenieros y unos cuantos voluntarios de Bilbao, que salieron al rendirse con armas, bandera desplegada y batiendo armas. Fueron conducidos en calidad de prisioneros a Durango, donde recibieron un trato exquisito. Un testigo ocular achacó la derrota a que no se fortificaron dos puntos importantes en la defensa, las elevaciones de San Roque y Campánzar. Defensa de Portugalete El rey Carlos VII guardó en su Palacio veneciano de Loredán una increíble colección de banderas, enseñas, guiones y estandartes que habían defendido los voluntarios de su augusto abuelo Carlos V en la Primera Guerra Carlista, así como otro numeroso conjunto que fueron izadas por los carlistas en la Tercera Guerra que aquél protagonizara. Allí se conservaron con celo y cariño por parte de su legítimo propietario hasta su muerte en 1909. Entre tanto lienzo se hallaba una singular bandera perteneciente no a una unidad carlista, sino a una liberal, concretamente la del Batallón de Cazadores de Segorbe n° 18. Es interesante observar que la bandera lleva bordado el pabellón español consistente en el escudo cuartelado de Castilla y León -sobre la reglamentaria, en el Ejército liberal de la época,
  • cruz de Borgoña- con escusón de la Casa de Borbón, Armas del Reino de Granada en punta y todo bajo Corona Real. La bandera en cuestión representaba exactamente las armas de Don Carlos y no las del Ejército que la enarboló, ya que en 1874 el Gobierno de Madrid estaba presidido por la I República, y obviamente el escudo tampoco pertenecía a Amadeo I ya que el escusón hubiese sido sustituido por el de la Casa de Saboya posiblemente esta bandera no fue cambiada desde la caída de Isabel II. El 21 de enero de 1874 cae Portugalete a manos de Castor Andechaga y sus vizcaínos. La lucha había sido muy dura, rindiéndose al fin las fuerzas liberales, compuesta por tres jefes, ocho capitanes, trece tenientes y dieciséis alféreces de Infantería, un capitán de Ingenieros y dos tenientes de la misma Arma, además de numerosos soldados. Fueron todos conducidos a Estella, por Carlos Calderón, que dos años después en Montejurra iba, a su vez, a caer prisionero de los mismos cazadores de Segorbe, que le devolvieron las deferencias y buen trato que anteriormente él tuvo con ellos. Por orden del rey el jefe de la guarnición Teniente Coronel Don Amos Quijada, debía marchar a Madrid, para tratar del canje de sus compañeros, pero antes de su partida fue invitado a almorzar por Don Carlos, quién lo recibió en Durango en el palacio de Orue donde habitaba. Extendiéndole la mano le abordó con estas palabras: "Ninguna satisfacción iguala para mí que la de estrechar la mano de un valiente". Durante la comida, en la que el prisionero estaba sentado a la izquierda del rey (que a su derecha tenía al general Dorregaray), se debatieron distintos temas militares. En los postres Don Carlos dirigiéndose a Quijada le dijo: "Seguramente al llegar a Madrid, se canjearán sus soldados por un número igual de carlistas, y le ofrecerán a Vd. sin duda algún mando. Acéptelo. Me gusta poder tratar con valientes como Vd”. "Señor -contestó el Teniente Coronel- espero en efecto que me den mando. Yo no tengo ideas políticas, yo no soy más que un soldado. El día en que entre en Madrid, mi espada servirá al Rey". Acabado el almuerzo pasaron al salón a tomar café, y D. Carlos dijo de nuevo a Quijada: "He mandado retirar la bandera de su Batallón, que tenía aquí, para que no le moleste el verla, creyendo que era un alarde y que la guardaba como trofeo cuando para mí, no puede ser botín de guerra una bandera que lleva mis armas y que tengo intención de devolver en Madrid al Batallón de Segorbe, en testimonio de su gloriosa defensa de Portugalete; de manera que no soy más que un depositario". Luego, estrechándole la mano prosiguió: "Adiós que nos veamos pronto en Madrid, con un ejército tan disciplinado como deseamos los dos". Los oficiales del Segorbe, quedaron libres bajo palabra en Estella, mas los habitantes del pueblo, les hacían la vida imposible, hasta que, por orden del propio Don Carlos, se publicó un bando en que se manifestaba que el rey deseaba que los prisioneros fuesen amistosamente tratados por la población". Luego intervino en los combates de San Pedro de Manrique y Sanguenza. Este año ganó una cruz de la Real y Militar Orden de San Fernando el soldado: • GÓMEZ MÉNDEZ, Agustín. Soldado del Batallón de Cazadores de Segorbe núm. 12. Cruz de 2ª clase, Laureada, de la Real y Militar Orden de San Fernando. Real orden de 31 de enero de 1877. Tercera Guerra Carlista. Acción de La Pobleta (Castellón), el 21 de junio de 1874. La fuerza a la que pertenecía se lanzó a un ataque a la bayoneta, siendo él uno de los tres primeros que penetraron en la posición, batiéndose con varios enemigos, matando a dos e hiriendo a otros dos, y recibiendo, a su vez, numerosas heridas, algunas de ellas de arma blanca.
  • El 3 de septiembre quedaron reducidos a 20 los batallones de cazadores, pues los ocho restantes pasaron a constituir la guarnición en Cuba. También aumentaron a 1200 plazas los batallones de cazadores. Para el Segorbe supuso la adopción del nº 12 en la Infantería ligera. Ese mismo mes de septiembre llegó a Morella, procedente de Alcañiz. El 14 de octubre cuatro compañías acudieron a Cinctorres para intentar sorprender a una partida carlista, que finalmente no pasó por allí. 1875 – El 1º de enero mandaba el batallón el teniente coronel Juan Villalonga Soler. Intervino en las acciones de Lácar, Lorca, Monte Esquinza, Esquimbre, La Pobreta, Ponferrada, Mirabel, Trouchol, Ermita de San Cristóbal, Santa María de Besora, Prats de Llusanés y Toroella de Olot. Todos los batallones de cazadores tenían la siguiente plantilla en sus Planas Mayores: 1 teniente coronel 2 comandantes 1 médico 1 capellán 1 capitán 2 tenientes 2 alféreces 1 sargento primero Plana Mayor de Batallón 1 alférez abanderado 1 cabo de cornetas 1 maestro armero Cuadro de Compañía 4 sargentos segundos 6 cabos primeros 6 cabos segundos 3 cornetas 1876 – El 1º de enero mandaba el batallón el teniente coronel Blas Sánchez Abellán y en él se mantuvo hasta el año 1885. Intervino en la acción de Guirgillano y en la toma del pueblo de Alló. 1882 - El 12 de octubre entró en Segorbe el Batallón de Cazadores Segorbe nº 12. Durante su estancia en la ciudad, los oficiales editaron, junto con otras personas, cuatro números de un semanario local llamado “El Eco de Segorbe”, que vio la luz el 3 de diciembre, siendo su director el teniente Casto Barberán. 1883 – El Capitán General de Valencia dispuso el 2 de enero su salida hacia Valencia Ese mismo año apareció en Valencia la revista quincenal Estudios Militares, editada por Modesto Navarro y Casto Barberán, ambos tenientes del batallón. De julio de 1883 a diciembre de 1893 se publicó en Toledo y desde enero de 1894 continuó en Madrid. 1885 – El batallón de cazadores Segorbe acordó en noviembre, en Junta de Oficiales, adoptar las alpargatas impermeables sistema Barba que fabricaba un industrial de Barcelona, lo que ya habían hecho otros tres cuerpos del Ejército con anterioridad. 1886 – El 1º de enero mandaba el batallón el teniente coronel Eduardo Lazo Martínez, manteniéndose, al menos, hasta el año 1889. 1887 – El batallón tenía previsto tomar parte el 29 de abril en una gran parada militar en el paseo de la Castellana de Madrid; se encontraba en octubre de guarnición en Barcelona. Se le ordenó que se trasladara al Sur ya que, ante el previsible fallecimiento del Sultán de Marruecos, el Gobierno tenía previsto enviar una división en caso de que se produjeran desórdenes. 1892 – El batallón se encontraba en septiembre dando la guarnición de Córdoba y tenía previsto desplazarse a Sevilla para tomar parte en los actos conmemorativos del 4ª Centenario del descubrimiento de América. 1893 – En febrero de 1893 se decidió la construcción de un fuerte junto al cementerio islámico y la mezquita de Sidi Uariax, en Melilla; las cábilas hicieron llegar al general Juan García Margallo, comandante general de la plaza, una petición para que el fuerte no fuera construido junto al santuario. Otra vez, como en 1859, la petición fue denegada. El 28 y el 29 de
  • septiembre se produjo el ataque marroquí contra posiciones españolas fronterizas. Se enviaron refuerzos de la Península. García Margallo perdió la vida en combate y fue sustituido por el general Macías. Después, el general Martínez Campos fue nombrado Jefe del Ejército de Operaciones, al mando de 20.000 hombres. El Sultán abrió negociaciones de paz, que se sellaron el 10 de marzo de 1894. A primeros de octubre embarcaba en Málaga en el crucero Isla de Cuba el Batallón de Cazadores Segorbe, junto con los de Cataluña y Tarifa, a las órdenes del general Macías, para reforzar la guarnición de Melilla, desembarcando el día 29 y entrando inmediatamente en combate. El 7 de noviembre salió de Melilla hacia los fuertes de Cabrerizas y Rostrogordo, un gran convoy compuesto de 41 carros que conducían 3500 litros de agua, 2000 raciones de etapa, pan para dos días, 20 sacos de galletas (los víveres de diez días) y bastantes municiones. La escolta la daban los cazadores de Cataluña, Segorbe y Tarifa y el batallón Disciplinario, a las órdenes del general Monroy, formando la vanguardia. La retaguardia la cubrían los regimientos de Borbón y Extremadura. También intervino en los combates de SidiGuariach. A finales de diciembre, regresaron a Algeciras. Franquicias postales militares. Estos sellos, creados para uso del ejército expedicionario enviado a Melilla a finales de 1893, fueron, desde un principio, incluidos por diversos catálogos en Marruecos, hasta que en 1971, fruto del tesón y el estudio de personas como Manuel Martínez Álvarez, entre otros, fueron restituidos a su lugar, dentro de la filatelia española. Fue precisamente el señor Martínez Álvarez quien donó al Museo del Ejército, en 1972, las piedras litográficas con las que se imprimieron estos sellos. GRUPO PRIMERO. Se dedicó a las naves de la Marina de Guerra que intervinieron en el conflicto, transportando tropas y equipos (Alfonso XII, Gerona, Isla de Cuba, Isla de Luzón, Reina Mercedes, Temerario y Venadito), a las que se añadió, presumiblemente para completar la hoja, la franquicia correspondiente al batallón Cazadores de Segorbe, que volvió a incluirse en el grupo segundo. El color empleado fue el azul celeste.
  • GRUPO SEGUNDO. Esta emisión estuvo dedicada a los Cazadores de Infantería (Barcelona, Cataluña, Cuba, Figueras, Puerto Rico, Segorbe y Tarifa), más el añadido del Batallón Disciplinario, empleándose el color marrón. 1897 - Ramón González, Músico Mayor del Batallón de Cazadores de Segorbe nº 12, compuso este año “El Señor de Pasión”, una marcha fúnebre dedicada a los hermanos de la cofradía de Pasión de Sevilla. En 1995 se descubrieron las partituras cuando se estaba ordenando el archivo de dicha hermandad. Al año siguiente fue grabada por Banda de Música Nuestra Señora de la Oliva de Salteras. Portada de la partitura original 1898 – El 3 de septiembre llegó a Cádiz en el vapor Buenos Aires, tras regresar de Canarias, a donde había sido enviado al estallar la guerra con Estado Unidos. Fue destinado a Sevilla. 1899 - El 28 de junio, procedente de Sevilla, donde hasta ese día estuvo en el cuartel de los Terceros de dicha capital hispalense, llegó a Tarifa el Batallón de Cazadores de Segorbe nº 12, al mando de un tarifeño, el teniente coronel Gabino Aranda y Miura, quien ascendido a coronel desempeñó el gobierno militar de la plaza, siendo su larga estancia en Tarifa de grato recuerdo. Estuvo el Batallón en Tarifa en su primera etapa un año justo. 1900 – El 1º de enero seguía mandando el batallón el teniente coronel Gabino Aranda Miura. Con motivo de una huelga minera en la cuenca del Río Tinto, salió destacado en este año. 1903 - El 1º de enero mandaba el batallón el teniente coronel Manuel Quirós Palacios y todavía se encontraba a su frente en septiembre de 1907. También enero regresó el batallón a Tarifa, aunque hasta el 23 de abril no adjudicaba la Gaceta de Madrid por 2535 pesetas a Antonio Pérez el transporte desde Sevilla hasta Tarifa del almacén, mobiliario de oficinas y compañías y efectos del Segorbe. En julio de ese mismo año se desplazó a Jerez, debido a las huelgas allí existentes, volviendo al poco tiempo. 1907 - A principio de año tocó en Tarifa, en la Alameda y la Calzada, la banda del Batallón de Cazadores de Segorbe número 12. El capitán de dicho batallón, Benito Cellier Buitrago, compuso el himno de los Cazadores de Segorbe. Desavenencias entre el Ayuntamiento y el jefe del Batallón de Segorbe impidieron que su charanga tocara durante la feria de Tarifa y el Ayuntamiento contrató la banda del Batallón de Cazadores de Talavera número 18, de guarnición en Algeciras. En el mes de septiembre de 1908 de nuevo tocó en la feria de dicho año el Batallón de Segorbe, una vez solucionados los pequeños incidentes entre el batallón y el Ayuntamiento.
  • Voladura de un puente por el Batallón de Cazadores Segorbe nº 12, el 25 de octubre de 1908 en Guadalmen 1909 - El rey Alfonso XIII llegó a caballo a Tarifa el 6 de marzo, procedente de Algeciras, siendo recibido por el Ayuntamiento bajo mazas, encontrándose a la cabeza su alcalde, Miguel Navarro Notario, y demás autoridades en el Barrio de Afuera, llegando a la «Puerta de Jerez» donde estaba situado el Batallón de Cazadores de Segorbe número 12, con bandera y música, y, después de recibir los honores de ordenanza, fue revistado por el Rey y estuvo evolucionando en su presencia en la ancha calle de Cánovas del Castillo, terminando con un desfile en columna de honor ante S. M. Luego pasó revista a las tropas del Batallón de Cazadores de Segorbe número 12 y siguió visita. Continuaba la visita cuando el rey entró en el Castillo de Guzmán el Bueno, en cuyo interior se alojaban las fuerzas del Batallón Cazadores de Segorbe, pasando un minucioso reconocimiento a los cuarteles y revista a los soldados, haciendo evoluciones una compañía en los patios del edificio. Postal fechada el 6 de marzo de 1909 en la visita que Alfonso XIII hizo a Tarifa
  • Llegada de Alfonso XIII a Tarifa. El alcalde dando un ¡Viva el Rey! tras su discurso de bienvenida. Visita del Rey al cuartel del Batallón La tribu de los Beni Urriaguel se levantó contra la presencia española en las minas de Guelaya y Monte Afra (hierro y plomo), que un aventurero marroquí, conocido como El Roqui, había pactado con la Compañía Española de Minas del Rif y con la Compañía Norte Africano, atacando las obras del ferrocarril. El ejército español contraataca y es derrotado el 27 de julio en Barranco del Lobo. El Gobierno de Madrid llama a los reservistas y se desata la Semana Trágica de Barcelona, que tendría gravísimas consecuencias sociopolíticas de las que España tardaría mucho en reponerse. El Tratado de 1910 puso fin al enfrentamiento. Aún se producirán nuevos enfrentamientos en 1911, con la toma Alcazarquivir y Larache, que conducirán a la firma de otro Tratado en 1912 que consagra la internacionalización de Tánger y que garantiza la presencia española ejercida por un Alto Comisario y un Jalifa, delegado del Sultán, pero elegido por Madrid. El 27 de julio de 1909, con motivo de los tristes sucesos de Melilla, salió el batallón de Tarifa formando parte de la media brigada del campo de Gibraltar, embarcando en Algeciras. Intervino en los combates de Atlanten. 1910 - De Melilla regresó victorioso el 7 de agosto, a bordo del transporte Almirante Lobo, desembarcando en Algeciras.
  • Desembarco en Algeciras del batallón en 1910 1911 – El batallón marchó de nuevo a Melilla el 8 de septiembre de 1911, mandando entonces las fuerzas Julio Domínguez Bazán. Ya no volvió a Tarifa, pues pasó a formar parte, en Tetuán, de los nuevos batallones organizados en 1925 con el nombre genérico de África, al servicio de nuestro protectorado. En Marruecos, intervino en los combates de Tikermin, Ifratuata, RasMedua y Tauriat-Zag. Embarque del Batallón Segorbe nº 12 en 1911 en Algeciras hacia Marruecos 1913 – Sorteo realizado en el Batallón, de guarnición en Melilla, para seleccionar los soldados que debían pasar destinados a Ceuta. 1914 – En Marruecos, intervino en los combates de Tikermin.
  • 1916 – El 1º de enero mandaba el batallón el teniente coronel José Sacanelles Ruano. En Marruecos, intervino en los combates de Zoco el Haray, Abada, Sidi Badi, Ziata, Arroz y Buayda, Sbuch, Schaá, Tauriat-Chuch, Ay Mesuda, Al-lal-Hariga y Aikof, Taf-Sat-Dráa y chamorra Arruet. 1919 – En Marruecos, intervino en los combates de Monte Cónico, Alalex y Fondak. Cabecera de un recortable de Paluzie de 1920 con los uniformes de Cazadores 1920 – En Marruecos, intervino en los combates de Atba, Tahar, Benkarrich, Kerikera, Kudia Guenzura, Beni-Ider, Tani Aixa, Zoco el Arbáa de Beni-Hassan, Xarca-Keruta, Dar-Acobba y Timisal, Xauen y Mura-Tahar. En el Archivo Histórico Diocesano de Málaga (Legajo 578) se conserva la documentación de los gastos realizados por el batallón entre los años 1920 y 1928. 1921 – Según la base de datos de la Fundación Cultural Istolacio, el teniente Francisco Montohia Mollar, del batallón Segorbe, falleció en este año durante la Campaña del Rif (19211922). 1922 – El batallón estaba en Tetuán. 1923 – El 1º de enero mandaba el batallón el teniente coronel José Permuy Manzanete.
  • Teniente coronel José Permuy Manzanete 1924 – El teniente coronel Permuy había nacido el 7 de junio de 1874, ingresó en la Academia de Infantería el 30 de agosto de 1892. Le fue concedida la Medalla Militar individual, “por su valeroso y distinguido comportamiento en el combate librado el día 12 de septiembre de 1924 para abastecer de agua a la posición de Calaa (Chauen), en el que resultó mortalmente herido y puso una vez más de manifiesto la abnegación, el valor y las condiciones y aptitudes profesionales que constituían su principal característica, dejando en el Ejército un recuerdo imborrable”, por Real Orden de 20 de octubre de 1925. Teniente Coronel Emilio Villegas Bueno Se hizo cargo del mando el teniente coronel Emilio Villegas Bueno, que también falleció al frente del batallón en ese mismo año. Fue designado como jefe del batallón el teniente coronel Ramón Jiménez Castellanos. 1925 – El 1º de enero mandaba el batallón el teniente coronel Ramón Jiménez Castellanos y Barreto. El batallón pasa a denominarse Batallón de Cazadores de África nº 5 por Real Orden de 25 de marzo de 1925. En Marruecos, intervino en el asedio y defensa de Xauen y de Taguesut, retirada de Bad-el-Hamas, Dra-el-Asef-Cauen, Xeruta, Hamara, Zoco-el Arbáa y Taranes, retirada de Yarda, Alí-Fajal y Zinat; desembarco de Alhucemas. Primer ciclo de operaciones: Cebadilla, Malmusi, Cardeñosa, Las Palomas y La Rocosa. Segundo ciclo de
  • operaciones: Asgar, Tafras, Los Morabos, Kedina, Tamasin, Ait-Kamara, Sidi-Yusef, Tufit, Alcazaba de S-Naba, Yebel-Taide y Ferrach, hasta la pacificación de aquel territorio. Durante estos combates resultaron heridos por el enemigo los siguientes soldados del batallón: • • • • Benito Ramírez Galera, el 10 de septiembre en la playa de Cebadilla (Alhucemas), ingresando en el Cuerpo de Inválidos. Al-lal Ben Mohamed, de la Sección Indígena del batallón, el 15 de septiembre y le fue amputada la mano derecha, ingresando en el Cuerpo de Inválidos; posteriormente, adoptó el nombre de Manuel Javier Español. Bernabé Sánchez Lavín, el 22 de septiembre y le fue amputado el brazo derecho, ingresando en el Cuerpo de Inválidos. Marcelino Cardama García, el 24 de septiembre y le fue amputada una mano, ingresando en el Cuerpo de Inválidos. 1926 – En Marruecos, intervino en la reconquista de la línea Ben-Karrich-Xauen. 1927 – En Marruecos, intervino en las acciones de Beni-Ider, Yebel, Alan, Bab-Taza, Yebel, Resana y Tanraya. 1929 – El batallón África nº 5 recupera su antiguo nombre de Segorbe nº 12 por Real Orden de 10 de junio de 1929. 1930 – El Batallón de Cazadores de Segorbe nº 12 se hallaba de guarnición en el Campamento Comandante Benítez de Málaga. 1931 – El Batallón de Cazadores de Segorbe nº 12 es suprimido, al aplicarse las reformas introducidas por Azaña, por Orden de 26 de junio de 1931.
  • Escudo adoptado por el batallón Descripción: En campo de plata, una torre en su color, almenada, mazonada de sable y aclarada de lo mismo, sumada de un ángel con túnica de gules y alas de oro, armado de espada de oro en la diestra y llevando una corona de lo mismo en la siniestra. El todo timbrado de Coronal Real. 1947 – Se crea el Batallón de Cazadores de Montaña Segorbe XLIII, en Garriguella, encuadrado en la Agrupación Mixta de Montaña nº 11, por la Instrucción General 147-1 del Estado Mayor Central. 1951 –El Batallón de Cazadores de Montaña Segorbe XLIII queda encuadrado en el Regimiento de Cazadores de Montaña nº 11, por la Instrucción General 151-66 del Estado Mayor Central de 27 de agosto. 1954 - El Batallón de Cazadores de Montaña Segorbe XLIII, de Garriguella, se transforma en el Batallón de Cazadores de Montaña Segorbe XXXIII, continuando encuadrado en el Regimiento de Cazadores de Montaña nº 11, por la Instrucción General 154-82 del Estado Mayor Central. 1960 - El Batallón de Cazadores de Montaña Segorbe XXXIII, de Garriguella, se integra en el Batallón de Cazadores de Montaña Madrid XXXI, en Figueras, en el que también se integran los batallones Madrid y Figueras del antiguo Regimiento de Cazadores de Montaña nº 11, por la Instrucción General 160-115 del Estado Mayor Central, lo que supuso la desaparición definitiva del Batallón de este nombre. HIMNO DEL BATALLON DE CAZADORES DE SEGORBE Nº 12 Letra: Capitán de Infantería Benito Cellier Buitrago Música: Alejandro Contreras, Músico Mayor del Ejército Hermanos: cantemos, cantemos la historia que llena de gloria tiene el batallón, y en himno sonoro cantemos á coro sus hechos de guerra sus puestos de honor. Y al recuerdo de estos hechos extendidos por el orbe, un grito sale del pecho del soldado de Segorbe. ¡Viva el Rey! Gritemos todos Con amor, con ansia y fe, viva España y su Bandera
  • hasta morir gritaré. En Sierra Bermeja, Berriz y Zumbel, en Boscela y Lorca, Durango y Mirbel, Boquete de Anghera, La Pobla, Wad-Ras, Burceña, Pileta, Segura y Lacar. Y otra vez y mil que fueran al grito de ¡Viva España!, Segorbe siempre en campaña con su grito avanzará. ¡Viva el Rey! Siempre – disciplina, nunca – indecisión, consigna –- ¡adelante!, divisa – el honor. BIBLIOGRAFÍA: ALARCÓN, PEDRO ANTONIO DE (1917), Diario de un testigo de la Guerra de África, Madrid. Álbum de la Guerra de África. Información facilitada por José Luis Isabel Sánchez. Anuario Militar de España, Madrid, 1923, p. 281. Anuario Militar de España, Madrid, 1925, p. 245. Anuario Militar de España, Madrid, 1930, p. 893. Archivo Diplomático y Consular de España, Madrid, 26 de abril de 1887. Archivo General Militar de Segovia, 2ª Sección, 12ª División, legajo 163. Información facilitada por José Luis Isabel Sánchez. Arma de Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1876, Madrid, 1876, p. 271. Arma de Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1877, Madrid, 1877, p. 325. Arma de Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1878, Madrid, 1878, p. 338. Arma de Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1879, Madrid, 1879, p. 332. Arma de Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1880, Madrid, 1880, p. 321. Arma de Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1881, Madrid, 1881. Arma de Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1882, Madrid, 1882, p. 319. Arma de Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero, Madrid, 1883, P. 261. Arma de Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero, Madrid, 1884, P. 243. Arma de Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1886, Madrid, 1886, p. 312. Arma de Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1887, Madrid, 1887, p. 277. Arma de Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1889, Madrid, 1889, p. 271. BARADO, FRANCISCO (1996), Literatura militar española, Madrid. Boletín Oficial del Ejército, nº 29, Madrid, octubre de 1852. Colección Legislativa, 1856. El Lloyd Español, Barcelona, 18 de febrero de 1863. El Lloyd Español, Barcelona, 13 de abril de 1864. El Mundo Militar, 1908. Escalafón General de la Guardia Civil, 1870. Información facilitada por José Luis Isabel Sánchez. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales del Arma de Infantería en 1º de enero, Madrid, 1874, p. 341. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales del Arma de Infantería en 1º de enero, Madrid, 1875, p. 235. Estado Militar de España e Indias, Madrid, 1860, p. 114. Estado Militar de España y Ultramar, Madrid, 1861, p. 116. FAUS Y FAUS, JAIME (1988), Segorbe en el siglo XIX. 1808-1902. Síntesis histórica, Segorbe. FERNANDEZ BASTARRECHE, FERNANDO (1980), “Las Fuerzas de Infantería en las reformas del Sexenio Revolucionario (1868-1874)”, en Revista de Historia Militar, nº 48. Gaceta de Madrid, 18 de marzo de 1857. Gaceta de Madrid, 29 de julio de 1858. Gaceta de Madrid, 1 de diciembre de 1859. Gaceta de Madrid, 7 de junio de 1928. Gaceta de Madrid, 23 de enero de 1931. Gaceta de Madrid, 30 de julio de 1927. Gaceta de Madrid, 19 de octubre de 1926. GUERRERO, RAFAEL (1895), Crónica de la Guerra del Rif, Barcelona. Guía de Forasteros en Madrid para el año de 1864, Madrid, 1864, p. 464. Guía de Forasteros, Madrid, 1871, p. 432. Guía Oficial de España, Madrid, 1900, p. 410. Guía Oficial de España, Madrid, 1903, p. 419. Guía Oficial de España, Madrid, 1916, p. 440. Ilustración Militar, 1911.
  • Illustrated London News, 10 de Noviembre de 1859. Infantería. Escalafón General de los señores Gefes y Oficiales en 1º de enero de 1857, Madrid, 1857, p. 258. Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1858, Madrid, 1858, p. 180. Infantería. Escalafón General de los señores Gefes y Oficiales en 1º de enero de 1859, Madrid, 1859, p. 282. Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1862, Madrid, 1862, p. 303. Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1863, Madrid, 1863, p. 296. Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1865, Madrid, 1865, p. 281. Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1867, Madrid, 1867, p. 324. Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1868, Madrid, 1868, p. 215. Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de marzo de 1869, Madrid, 1869, p. 271. Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1870, Madrid, 1870, p. 254. Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1872, Madrid, 1872, p. 244. Infantería. Escalafón General de los señores Jefes y Oficiales en 1º de enero de 1873, Madrid, 1873, p. 226. La Dinastía, Barcelona, 21 de noviembre de 1885. La Dinastía, Barcelona, 18 de junio de 1886. La Dinastía, Barcelona, 5 de octubre de 1887. La Dinastía, Barcelona, 24 de septiembre de 1892. La Dinastía, Barcelona, 3 de septiembre de 1898. La Iberia, Madrid, 28 de octubre de 1856. La Iberia, Madrid, 28 de julio de 1859. La Iberia, Madrid, 7 y 15 de septiembre de 1859. La Iberia, Madrid, 2 y 17 de diciembre de 1859. La Iberia, Madrid, 14, 19 y 21 de enero de 1860. La Iberia, Madrid, 14 de febrero de 1860. La Iberia, Madrid, 7 de marzo de 1860. La Iberia, Madrid, 20 de abril de 1860. La Iberia, Madrid, 5 y 10 de mayo de 1860. La Iberia, Madrid, 11 de julio de 1860. La Ilustración, 9 de octubre de 1887. La Ilustración Española y Americana, 8 de febrero de 1874. La Ilustración Española y Americana, enero de 1874. LIAÑO RIVERA, MANUEL (1996), “El Batallón de Cazadores de Segorbe nº 12”, en Aljaranda, Revista de Estudios Tarifeños, Número 20, Tarifa. Memorial de Infantería, núm. 47, 1860. Información facilitada por José Luis Isabel Sánchez. Memorial de Infantería, núm. 30 y 32, 1861. Información facilitada por José Luis Isabel Sánchez. Memorial de Infantería, núm. 60, 1862. Información facilitada por José Luis Isabel Sánchez. Memorial de Infantería, núm. 9, 1863. Información facilitada por José Luis Isabel Sánchez. MORALES, GABRIEL DE (1992), Datos para la Historia de Melilla (1497-1907), reedición del Servicio de Publicaciones del Centro Asociado a la UNED, Melilla. Nuevo Mundo, 11 de marzo de 1909. Nuevo Mundo, 18 de agosto de 1910. Nuevo Mundo, 3 de julio de 1913. Nuevo Mundo, 3 de diciembre de 1915. NÚÑEZ JIMÉNEZ, CARLOS (1997), “Bandas municipales y militares”, en Aljaranda, Revista de Estudios Tarifeños, núm. 25, Tarifa. NÚÑEZ MANSO, CARLOS (1925), “De un Tarifa pasado …”, en Unión, 27 de junio, Tarifa. Periódico Las Novedades. Información facilitada por José Luis Isabel Sánchez. Revista Europea, 17 de mayo de 1874. RIBELLES COMIN, JOSE (1905), “Historia del periodismo provincial”, en Intereses económicos, agrícolas, industriales y mercantiles de Castellón, Barcelona. RODRÍGUEZ CORREA, RAMÓN, “Apuntes de un hombre que no ha dormido, sobre la batalla de Alcolea”, en La Época, 3 de octubre de 1868. SAGRERA, ANA (1969), La Duquesa de Madrid, Palma de Mallorca, 1969. SALVADOR GASPAR, MANUEL (S/F), Síntesis de las guerras carlistas. (Aportación a la Historia de Morella), Mecanografiado, Castellón, pp. 141 y 144. Servicio Histórico Militar, caja 6732. Información facilitada por José Luis Isabel Sánchez. VICENTE DEL REY, ENRIQUE (1879), Reseña Orgánica de la Infantería española desde la promulgación de las vigentes Ordenanzas hasta nuestros días, Madrid, Tomo I. http://www.geocities.com/Pentagon/8745/infanteria/bon/bsegorbe.htm http://www.banderasmilitares.com/detalle_bandera.php?id=123 http://www.sanfilatelio.afinet.eu/biblioteca/franquicias/portada.htm http://www.patrimoniomusical.com/marchasxix.htm http://istolacio.org/ Agradezco las informaciones facilitadas amablemente por Juan A. Patrón.