Your SlideShare is downloading. ×
CONECTATE 012: CAMBIAR, TESTIFICAR
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

CONECTATE 012: CAMBIAR, TESTIFICAR

488
views

Published on

¿Para qué constituirse en un aviso publicitario andante de algún magnate del márketing o de alguna superestrella …

¿Para qué constituirse en un aviso publicitario andante de algún magnate del márketing o de alguna superestrella
efímera cuando podemos proclamar valerosamente los ideales del que fue un hombre ideal? Ojalá que el presente número de Conéctate te anime en este empeño.

Published in: Spiritual, Travel, Education

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
488
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
11
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. CAMBIA TU MUNDO CAMBIANDO TU VIDA EL ÁGUILA ENCADENADA ¿Tienes algún mal hábito que superar? EL AMOR LE INSPIRÓ UN RECURSO Tommy no se dejó intimidar por su discapacidad CONFESIONES DE UN TRABAJÓLICO «Me gustaba trabajar, cuanto más, mejor. Pero...»
  • 2. a nuestros amigos Disponemos de una amplia gama de libros, casetes, compactos y videos que alimentarán tu espíritu, te infundirán ánimo, ayudarán a tu familia y proporcionarán a tus hijos amenas experiencias educativas. Escribe a una de las direcciones que se indican a continuación o visítanos en: es.auroraproduction.com Da la impresión de que casi todo el mundo hoy en día Conéctate busca algún elemento o personaje con el cual identificarse, Apartado 11 algo que esté en boga, que represente algún valor o que Monterrey, N.L. México, 64000 otorgue una dimensión mayor que la que ofrece el quehacer cotidiano. Conéctate Casilla de correo 815 En todas partes —desde Moscú hasta Potosí y desde Correo Central 1000 Maracaibo hasta Pekín— se ven camisetas y vaqueros con Capital Federal logotipos de Nike® y otros diseñadores. Los adolescentes y Buenos Aires adultos jóvenes imitan el atuendo, las actitudes y el lenguaje Argentina de sus estrellas predilectas de rock o de Hollywood mientras Conéctate sus padres trabajan como burros y ahorran para comprarse Casilla de correo 14.982 la casa de sus sueños o el auto del año. Las pasiones se Correo 21 Santiago encienden y el mundo se detiene para presenciar eventos Chile como la Copa del Mundo. Los astros del deporte se convier- ten en íconos internacionales y los artículos para el deporte Conéctate Apartado Aéreo 85178 profesional y otros objetos del rubro conforman una industria Santafé de Bogotá que mueve miles de millones de dólares al año. Colombia Con ese telón de fondo, ¿no resulta extraño y a la vez Activated Ministries lamentable que tan pocas personas quieran identificarse con P.O. Box 462805 el más grande personaje de la Historia? Detengámonos un Escondido, CA 92046-2805 momento a pensar en lo que nos ofrece Jesús y el significado USA que entraña. Estuvo con Dios en el momento de la creación. «Todas las cosas por Él fueron hechas. En Él estaba la vida, conectate@conectate.org y la vida era la luz de los hombres.» (Juan 1:3–4). ¡Eso sí E N INTERNET que debió de ser algo espectacular! Llevó sobre Sí nuestros www.conectate.org pecados y murió por nosotros para que pudiéramos vivir D IRECTOR eternamente en el Cielo. ¡Nadie más podía hacerlo! Jesús Gabriel Sarmiento le da a la vida verdadero propósito y sentido. ¿Quién más D ISEÑO puede igualar eso? Además, nos ama a cada uno singular- Giselle LeFavre mente, cualesquiera que sean las circunstancias en que nos P RODUCCIÓN encontremos. Mejor, imposible. Francisco López ¿Con quién o con qué preferirías que te identificaran Número 18 los demás? ¿Para qué constituirse en un aviso publicitario © 2001, Aurora Production AG, andante de algún magnate del márketing o de alguna super- Suiza. Es propiedad. estrella efímera cuando podemos proclamar valerosamente A menos que se indique otra cosa, los ideales del que fue un hombre ideal? Ojalá que el todas las frases textuales de las presente número de Conéctate te anime en este empeño. Escrituras que aparecen en Conéctate provienen de la versión Reina-Valera de la Biblia, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1960. Gabriel Sarmiento En nombre de Conéctate 2 Conéctate n°18
  • 3. EL ÁGUILA ENCADENADA M uchas personas se proponen hacer esto o aquello, cambiar una cosa u otra, superar algún vicio o cultivar una buena cos- tumbre. A veces lo consiguen; con frecuencia no. ¿Será porque muchos nos parecemos al ave de la siguiente anécdota? Un hombre tenía un águila que durante muchos años mantuvo encadenada a una estaca. Todos los días el ave caminaba incesante- mente alrededor de aquella estaca. Tanto es así que con el tiempo labró un surco en el suelo. Al cabo del tiempo el águila se fue haciendo vieja. El amo, apenado, decidió soltarla; así que le quitó la argolla de metal que la mantenía sujeta de una pata y la lanzó al aire. El ave era libre, pero ya no sabía volar. Aleteó un poco hasta volver a caer pesadamente al suelo. Entonces se dirigió otra vez a su surco y reanudó su marcha en redondo tal como lo había hecho día a día a lo largo de los años. Nada la ataba a aquel surco, ningún grillete ni ORACIÓN PARA HOY cadena, sólo la fuerza de la costumbre. Existe un dicho que reza: «Las cadenas de las malas costumbres Te doy gracias, Señor, son tan ligeras que no las notamos hasta que se tornan demasiado porque puedo confiar fuertes para romperlas». Eso sería irremediable de no intervenir el en Ti sean cuales sean Señor y Su poder. A nosotros mismos nos es imposible transformar- las circunstancias. Sé nos, pero Dios sí es capaz de hacerlo mediante el poder milagroso de que siempre me vas Su Espíritu. Él obra lo que escapa a nuestro alcance. a sacar adelante. Aun Quizá tengamos que poner una buena dosis de fuerza de volun- cuando se me agotan tad para que se opere el proceso de transformación, pero con las las fuerzas, Tú estás a mi fuerzas que nos otorga Dios y con Su divina intervención, tenemos lado para sostenerme mayor resolución, determinación y capacidad para cambiar de lo y llevarme a buen que creemos posible. Él dijo: «Todo lo que pidiereis en oración, cre- puerto. Gracias por la yendo, lo recibiréis» (Mateo 21:22). espléndida manera en Eso es lo que significa llegar a ser una «nueva criatura en Cristo» que me instruyes y me (2 Corintios 5:17). Cuando Jesús se hace parte íntima de nuestra guías. Desde el Cielo vida, no solo nos renueva, purifica y regenera el espíritu, sino tam- extiendes Tu mano bién el pensamiento. Desmantela nuestras anteriores conexiones y para asir la mía, y con actos reflejos y gradualmente reconstruye nuestra mente hasta con- paciencia me conduces. vertirla en una nueva computadora, dándonos un concepto total- Lo eres todo para mí. mente distinto de la vida, un nuevo modo de ver el mundo y nuevas reacciones ante casi todo lo que nos rodea. No obstante, a nosotros nos es imposible realizar ese cambio por nuestra cuenta. Si queremos transformarnos, es preciso que acudamos a Jesús y le pidamos que intervenga. A veces el cambio es instantáneo; en otros casos toma tiempo. Pero si le pedimos ayuda y hacemos lo que está dentro de nuestras posibilidades, el cambio se produce, porque Jesús transforma a las personas. David Brandt Berg (adaptado) Conéctate n°18 3
  • 4. el amor le inspir ó un r ecur s o tenía. Aceptó el regalo de vida eterna que le ofrecía Jesús y resolvió dedicarse él también a hacer el bien, como el hombre tan extraordinario del libro. El problema es que Tommy era inválido, y ni siquiera estaba en condiciones de salir de aquel apartamento de un solo ambiente. De modo que luego de orar y pedir a Jesús que lo David Brandt Berg ayudara, le vino una idea provi- dencial. «La fe es por el oír, y el Laboriosamente se dedicó oír, por la Palabra de Dios» a copiar en papelitos algunos (Romanos 10:17). La fe incluso versos de la Biblia que pudieran ayudar a otras personas. Luego puede nacer en alguien luego los arrojaba por la ventana para de oír tus palabras o tu testi- que cayeran en la acera de monio. Hasta puede brotar en aquella céntrica calle. Los transeúntes los veían caer revo- un amigo o familiar tuyo o en loteando y la curiosidad los una persona interesada cuando llevaba a recogerlos para ver reciba una carta tuya que de qué trataban. Al leerlos descubrían que hablaban del contenga Palabras de Dios. hombre que fue por todas partes M haciendo el bien: Jesucristo. e viene a la memoria un hombre que fue por todas Muchos de ellos cobraban la historia de un chi- partes haciendo el bien. El otro ánimo, encontraban consuelo y quillo lisiado del que chiquillo buscó y rebuscó aquel ayuda y obtenían la Salvación me hablaron cuando libro sin título hasta que un gracias a la sencilla obra misio- era joven. Se llamaba librero finalmente cayó en la nera de aquel pequeño lector de Tommy. Vivía muy humilde- cuenta de que debía de referirse la Biblia. mente con una tía suya en un a la Biblia y la vida de Jesús. Cierto día un acaudalado pequeño apartamento del tercer El vendedor de diarios juntó empresario llegó a conocer a piso de un edificio viejo y rui- sus escasos ahorros, y el librero, Jesús al leer uno de aquellos ver- noso que daba a una calle bas- que era un hombre bondadoso, sículos. Deseoso de averiguar tante transitada. El chico tenía le entregó un ejemplar del su procedencia, retornó al lugar sus facultades físicas tan dismi- Nuevo Testamento. Enseguida el donde había hallado el papelito nuidas que no podía levantarse muchacho se lo llevó a Tommy. que lo había conducido a su de la cama. Los dos niños comenzaron Salvador. De pronto notó que Un día pidió a un vendedor a leerlo juntos y al cabo de un otros papelitos caían a la acera. de periódicos amigo suyo que le tiempo Tommy comprendió el Observó que a una agobiada trajera el libro que hablaba de mensaje de salvación que con- anciana se le iluminaba el rostro 4 Conéctate n°18
  • 5. y que cobraba renovadas fuerzas tumulto de la ciudad. Allí goza- luego de agacharse con dificul- rás de tranquilidad y podrás tad para recoger una de aquellas leer, descansar y hacer todo misteriosas misivas y leerla. lo que desees, lejos de toda El empresario se quedó De repente, el esta mugre y contaminación, parado en aquel lugar con la mirada fija hacia arriba, resuelto empresario se fijó del ruido y de las aglomeracio- nes de gente. a determinar el origen de en una ventanita Al cabo de un largo silencio aquellos papelitos. Tuvo que durante el cual Tommy esperar bastante rato, pues al por la cual vio reflexionó profundamente, su pobre Tommy le tomaba varios expresión se tornó triste, pues minutos de esfuerzo garabatear extenderse una no quería ofender a aquel caba- siquiera un verso en un papelito. De repente, se fijó en una venta- escuálida mano que llero de quien se había hecho amigo. Al fin, con los ojos llenos nita por la cual vio extenderse arrojó un papelito... de lágrimas, dijo en voz baja, una escuálida mano que arrojó pero con firmeza: un papelito igual al que había —Lo siento, pero nunca transformado por completo su podría vivir en un sitio donde vida. Tomó nota de la ubicación nadie pasara frente a mi ven- exacta de la ventana, subió pre- quedaba su casa? tana. suroso las escaleras del viejo —Ah —contestó el empre- El muchacho de este relato edificio y finalmente encontró sario—, en el campo, en una era tan sencillo y tan desvalido la humilde morada del pequeño extensa y hermosa propiedad. que fácilmente habríamos Tommy, el misionero lisiado. Tendrás un cuarto muy bonito podido prescribir que era inca- Enseguida el empresario para ti solo, sirvientes que te paz de desempeñar un apos- entabló amistad con el mucha- cuiden, comidas deliciosas, una tolado. Pero movido por amor cho y le proporcionó toda la buena cama, todas las como- descubrió un medio de ayudar. ayuda y atención médica que didades y atenciones habidas y Todos los días pasa alguien pudo. Un día le preguntó si le por haber y cualquier cosa que delante de la ventana de tu vida. gustaría irse a vivir con él a su quieras. Mi esposa y yo te pro- ¿Ha hallado tu amor la forma de mansión, ubicada en las afueras digaremos todo nuestro cariño ayudarlo? ¿Te ha indicado Jesús de la ciudad. y te cuidaremos como si fueras cómo puedes ayudar a esa per- La respuesta de Tommy le hijo nuestro. sona? Lo hará si lo deseas, sean causó asombro: Titubeando, Tommy cuales fueren las circunstancias —Tendré que consultarlo preguntó: en que te encuentres o las limi- con mi Amigo —dijo, refirién- —¿Y pasará alguien delante taciones a las que estés sujeto. dose a Jesús. de mi ventana? Dios también tiene una Al día siguiente, el empre- Sorprendido, el empresario ventana, y ha prometido que sario regresó con gran expecta- respondió: si le obedecemos y abrimos tiva por saber la respuesta de —Pues... no. De vez cuando a los demás la ventana de Tommy. Le resultó extraño que algún sirviente. Tal vez el jar- nuestra vida, Él «abrirá las ven- el chiquillo le hiciera más pre- dinero. Es que no entiendes, tanas de los Cielos y derramará guntas: Tommy. Se trata de una mag- bendición hasta que sobrea- —¿Dónde dijo usted que nífica casa de campo, lejos del bunde» (Malaquías 3:10). Conéctate n°18 5
  • 6. Una causa más noble JESSÉ (BRASIL) Hace poco conocí a Ernesto, un cubano que combatió en la guerra civil los de Angola a fines de los años 70 y prin- cipios de los 80. Todavía llevaba una carga de conciencia por lo que hizo en veremos aquel conflicto sangriento; al mismo tiempo, no veía por qué otro medio habría podido lograrse aquel objetivo. en el —Jesús fue un revolucionario —le dije—. Ganó a millones a Su causa en un país tras otro, todo ello sin alzar cielo una sola espada ni efectuar un disparo. Él conquista el corazón de los seres humanos por medio del amor. Luego de conversar un rato, pre- gunté a Ernesto si quería conocer al hombre cuya vida fue un modelo de amor. Accedió y oró conmigo para aceptar a Jesús. donde vive. Al día siguiente me llamó por teléfono Al día siguiente, cuando fui a verlo para contarme lo fascinados que estaban con el men- a su lugar de trabajo, estaba radiante. saje de la película. Se había obrado un cambio pas- —Algo me está sucediendo que no moso en él. Había hallado el amor, el perdón y una logro explicar —me dijo. causa más noble. —No hace falta que lo entiendas todo de entrada —le respondí—. Con tal de que sigas creyendo que Jesús La recompensa de la fe transformará tu vida, lo hará. ROSE (TURQUÍA) El pobre Ernesto todavía se deva- Un amigo y patrocinador de nuestra obra en naba los sesos tratando de entender este país, de nombre Ismet, estaba siempre lleno de cómo encajaban los ideales comu- sus propias ideas, estrafalaria combinación de inte- nistas que le habían enseñado toda lectualismo, meditación trascendental y otras filoso- la vida con la fe que acababa de abra- fías típicas de la Nueva Era. Tanto es así que toda zar. Además de lo relativo al aspecto conversación con él inevitablemente derivaba en un filosófico, simplemente no sabía si lle- monólogo. Un día me preguntó cómo me había con- garía a convertirse en un buen cris- vertido. Me asombró que me dijera que quería saber tiano. Pensaba que tarde o temprano cómo podía tener él esa experiencia. sucumbiría. Le expliqué cómo se obtiene la salvación y me —Se pasa por un proceso de ofrecí a orar con él, pero no quiso en ese momento. maduración —le aseguré—. No tienes Así que le anoté varios versículos acerca de la más que regar tu brote de fe con la salvación eterna que nos otorga Jesús y le volví a Palabra de Dios —le había regalado un explicar que lo único que tenía que hacer era pedir Nuevo Testamento en español, que ya el perdón de Dios por sus malas acciones, reconocer había empezado a leer—, y tu vida se que Jesús es el Salvador y luego cimentar su fe en irá transformando poco a poco. las promesas que Dios nos hizo en la Biblia, como También le di una videocinta de la aquellas que le había anotado. película Jesús, la cual mostró a todos Unos días después, Ismet me dijo que había los niños del edificio de apartamentos orado varias veces para pedir a Jesús que entrara en 6 Conéctate n°18
  • 7. su corazón, pero que nada había suce- trábamos. Le explicó el problema que nos aquejaba dido. Le aseguré que Jesús sin duda y le dijo que éramos misioneros. Acto seguido, alguna había oído y respondido su pri- le preguntó si no le importaría llevarme hasta mera oración, así lo entendiera inte- el campamento donde nos alojábamos —a varios lectualmente o no, y así sintiera algo kilómetros de allí— para buscar mi otro juego de emocionalmente o no. En el curso de llaves y volver. Mis compañeros se quedarían cerca las dos semanas siguientes le enseñé del auto. El hombre accedió de buen grado, como si más cosas sobre la Biblia, la fe y la no tuviera otra cosa que hacer. Se llamaba Vladimir, oración. nombre poco común para un mexicano. Un día me llamó de su oficina rebo- Camino del campamento, Vladimir se desahogó sante de entusiasmo. conmigo y me contó sus problemas. Al momento de —¿Has estado orando por mí? —me encontrarse con nosotros, estaba deprimido y había preguntó. optado por salir a dar vueltas a ver si se le pasaba. —Pues sí. ¿Por qué lo preguntas? Antes de llegar a los EE.UU. siete años antes, había —Porque anoche, cuando oré a sido ateo. Pero luego empezó a creer y a asistir a Jesús, tuve una experiencia celestial. la iglesia. En un momento hasta quiso ser pastor. Me sentí extasiado y en completa paz. También había gozado de un matrimonio feliz y Ahora entiendo que todo este tiempo era padre orgulloso de tres hermosas niñas. Man- ha estado en mi corazón. Él me estaba tener una familia con un sueldo mínimo no le probando para ver si yo seguiría cre- había resultado fácil, por lo que tuvo que recurrir yendo y orando a Él aunque no sintiera al pluriempleo. El poco tiempo que pasaba en casa nada. Cuando dejé de pedir que me tuvo nefastas consecuencias: su esposa inició una diera una señal y comencé a creer sen- aventura amorosa con un amigo suyo. Aquello hizo cillamente en Él, se me manifestó tal añicos sus sueños. como yo había querido. Transcurridos dos años, todavía sufría pesadi- ¿No es así como ocurre en más llas, atormentado por los celos. Desesperado, buscó de una ocasión? San Agustín (354-430 alivio en el alcohol y la cocaína; pero logró dejarlos d.C.) dijo: «La comprensión viene como antes de quedar enviciado. No había dejado de creer recompensa de la fe. Por tanto, no quie- en Dios, pero ya no tenía deseos de hacer nada por Él. ras comprender antes de creer; más Hasta había perdido las ganas de vivir y especulaba bien cree para poder comprender.» con la posibilidad de suicidarse. El recuento de sus conflictos parecía interminable. Un afortunado accidente Para cuando llegamos al campamento, Vladimir se había desahogado. Le mostré algunos versículos FRANK (EE.UU.) de la Biblia acerca del amor y el poder omnipresente En veinte años que llevo de conduc- de Dios para asistirnos en los momentos más difíci- tor, nunca había cerrado el auto olvidán- les de la vida, luego de lo cual oró para aceptar el dome las llaves dentro. Pero me sucedió regalo de salvación de Jesús. ¡Qué transformación se en un momento que no podría haber operó en él! ¡Se lo veía feliz! sido más inoportuno. Me había compro- Me agradeció mucho que estuviera dispuesto a metido a llevar a unos compañeros de escucharlo. Como volver a la iglesia habría sido una trabajo a una cena especial y nos vería- gran humillación para él, no tenía a nadie a quien mos obligados a cancelarla. confiarle sus problemas. Al darme cuenta de que lo Llamé a un cerrajero, pero quería que a mis ojos parecía una metedura de pata —dejar cobrarme treinta y cinco dólares por las llaves dentro del auto— había sido en realidad abrir el auto. Mientras trataba de el designio divino para que Vladimir se cruzase en dar con otra solución, una de mis mi camino, ¿cómo podía seguir fastidiado conmigo compañeras vio a un hombre de unos mismo? El Señor alteró mis planes para cumplir un 40 años, de origen latino, que detenía propósito mucho más trascendental. su vehículo cerca de donde nos encon- Conéctate n°18 7
  • 8. no te lo c alle s Adaptación de un artículo de Tesoros ciado Jorge aquellas pala- bras, dos marineros borrachos y dos hombres de la ciudad salieron del bar a los tumbos y continuaron con su gresca en la calle. —La mayoría de tus viejos amigos no creen en Dios ni en Jesús —continuó Juan—, ni sienten particular respeto por quienes sí creen. Tú ya no serás el irascible Jorge era marinero pendenciero y malhablado que solías ser. Te verás tan en un buque diferente que es probable que tus viejos amigos no cisterna. Como les quieran saber nada de ti. Quizá te hostiguen. suele suceder a los En fin, Jorge volvió a su marineros, pasaba puesto de marinero y pasa- ron varios meses hasta que largas semanas en el buque volvió a atracar en el mismo puerto. Jorge alta mar. desembarcó y al poco tiempo se topó con Juan, que estaba repartiendo folletos. C Era casi imposible no dar ierta vez en que su Cristo, nueva criatura es». con él. Su sonrisa iluminaba barco atracó en un Jorge se acercó para leer toda la calle. puerto, conoció a Juan más detenidamente el ver- Tras saludarse, Juan le frente a un bar. sículo que Juan le indicaba preguntó cómo le había ido Conversaron, y al en el pequeño Nuevo en alta mar. cabo de un rato Juan —que Testamento que siempre lle- —Me fue de maravilla era un cristiano de gran vaba consigo. Juan continuó —respondió Jorge. dedicación— persuadió a leyendo: —Te advertí que iba a ser Jorge para que aceptara el —«Las cosas viejas pasa- difícil llevar una vida cris- regalo de salvación de Jesús. ron; he aquí todas son tiana en una situación así, —Ahora que le has hechas nuevas.» Sin ¿te acuerdas? pedido a Jesús que entre en embargo, te advierto, amigo, —Para nada —respondió tu corazón, Jorge, tu vida va a que cuando vuelvas al barco, Jorge—. No me resultó nada cambiar. no te resultará fácil. Sabes difícil. —¿De qué forma? bien que los marineros son —¿Me estás diciendo que —preguntó Jorge. gente ruda. no te molestaron ni te —Aquí, en 2 Corintios —¡No hay duda de eso! hicieron la vida imposible? 5:17, dice: «Si alguno está en Ni bien había pronun- —preguntó Juan. 8 Conéctate n°18
  • 9. Sé un testigo prudente El Señor naturalmente espera que obremos con pru- dencia en cuanto a la manera y —¡En absoluto! ¡Ni el momento de presentar nues- siquiera se enteraron de que tro testimonio y a qué personas soy cristiano! dirigirlo. «He aquí, Yo os envío como a ovejas en medio de lobos Un verdadero cristiano —dijo Jesús—; sed, pues, pru- no oculta de esa manera dentes como serpientes, y sen- su fe. Cuando uno cree en Cuando uno cillos como palomas» (Mateo algo, lo manifiesta. Trátese del equipo de fútbol de su cree en algo, lo 10:16). Le debemos el mensaje de Dios a todos, pero particu- afición, de su partido polí- tico o de su trabajo, si uno manifiesta. Una larmente a quienes lo aceptan y lo creen. No es la voluntad del cree en algo, no lo oculta. Una persona que realmente persona que Señor que nos acarreemos pro- blemas innecesariamente pre- cree en Jesús y lo ama, lo da a realmente cree dicando el mensaje a quienes conocer y comparte Su amor sabemos que lo rechazarán y con los demás. en Jesús y lo ama, que incluso pueden llegar a per- Jesús enseñó que cuando alguien tiene una vela, no la lo da a conocer y seguirnos. El objetivo global de la testificación es conquistar a esconde. Asimismo, un cris- tiano que posee la luz de comparte Su amor otras personas con el amor de Jesús, no ofender ni suscitar Jesús no se sienta solo en algún rincón donde no ilu- con los demás. antagonismo. mine a nadie y donde nadie se entere de que es cristiano. Más bien pone esa luz en parecer diferentes o raros cristianos camaleónicos, que el candelero para que alum- delante de la sociedad. Están cambian de color según la bre a los demás. (Mateo 5:15; más interesados en preservar ocasión y pasan inadvertidos Lucas 8:16). su reputación que en hacer en el mundo que los rodea. Una vez que recibimos algo por los demás o dar la No tienen miedo de mani- el don de salvación, debería cara por Jesús. En realidad festar ciertas convicciones y resultarnos imposible ocul- no se puede ser cristiano y valor moral. tar el amor de Dios y la adoptar una postura neutral. Jesús «se despojó de Su verdad de Jesús. Una vez que Él dijo: «El que no es con- grandeza» (Filipenses 2:7, hemos conocido Su amor y migo, contra Mí es; y el que Biblia Didáctica) y fue «des- lo albergamos en el corazón, conmigo no recoge, despa- preciado y desechado entre Él quiere que lo brindemos rrama» (Mateo 12:30). los hombres, varón de dolo- a los demás y los conduzca- A los cristianos auténti- res, experimentado en que- mos a Él. Al fin y al cabo, cos les duele más que su branto [...]. Fue ¡es lo menos que podemos prójimo no encuentre el menospreciado, y no lo hacer por quien dio la vida amor y la felicidad que halla- estimamos.» (Isaías 53:3.) por nosotros! ron ellos, que el rechazo o Estuvo dispuesto a soportar Lamentablemente, hoy la ridiculización que puedan todo eso para que nosotros en día son demasiados los sufrir a manos de quienes no pudiéramos conocer el amor cristianos que temen hacer aceptan ni creen el mensaje de Dios. De ser necesario, cualquier cosa que los haga que les transmiten. No son ¿estarías tú dispuesto a Conéctate n°18 9
  • 10. hacer lo propio para que otros hallen ese mismo amor? La Biblia dice: «En esto conoce- mos lo que es el amor [de Dios]: en que Jesucristo entregó Su vida por nosotros. Así también nosotros debe- mos entregar la vida por nuestros hermanos.» (1 Juan 3:16, NVI.) Debe- mos estar dispuestos a hacer lo que En el momento oportuno sea con tal de conquistar a cuantos Cansado en su catre, el teniente oyó a lo podamos para Cristo, mientras toda- lejos las últimas notas del toque de silencio. De vía es posible, pues «la noche viene, repente sintió un impulso irresistible de ir a cuando nadie puede trabajar» (Juan hablarle del Señor a su coronel. Lo único que 9:4). Si creemos eso sinceramente, conseguiría con salir al patio a esa hora sería seremos consecuentes y lo haremos. una reprimenda y, en el peor de los casos, hasta Hay una anécdota sobre cierta podían hacerle un consejo de guerra. Quiso mujer cuyo hijo fue nombrado emba- hacer caso omiso de la voz que lo compelía a ir, jador ante uno de los países más pero no pudo. poderosos e influyentes de la época. Minutos después, el teniente llamó temblo- Al hacerse cargo de la noticia, la roso a la puerta del barracón donde se encon- señora, en vez de alegrarse, casi se traba el coronel. echa a llorar. —¿Qué hace aquí? —le preguntó el coronel —Imagínese —se lamentaba—. bruscamente. Pensar que en un momento pudo Vacilante, el teniente le explicó el impulso haber sido embajador del Evangelio irresistible que había sentido de ir a hablarle de y del Reino de Dios, y en cambio se Jesús. conformó con un puesto de repre- Sin decir palabra, el coronel abrió un cajón y sentante de una nación terrenal que sacó un revólver. cualquier día desaparecerá. —Si hubiera llamado a mi puerta cinco minu- Este hecho invita a la reflexión. tos más tarde —le dijo al teniente— no le Aquel hombre pudo haber sido emba- habría respondido. Me disponía a quitarme la jador del Rey de reyes, Jesús. Podría vida cuando usted me interrumpió. Lo que me haberlo representado no solameZnte ha dicho me da esperanzas. ¡Vuelva mañana y ante un pequeño país, sino ante el hábleme más de su Cristo! mundo. Podría haber sido embajador Y añadió: del reino más grandioso que podría —No se preocupe, no voy a disparar el arma. existir jamás, el único que perma- A la mañana siguiente, el teniente llevó al coronel a aceptar a Jesús y Su regalo de necerá para siempre. Podría además salvación. haber gozado de un sitial en el Cielo junto a los demás mensajeros de Dios En un periódico de Londres apareció el (Daniel 2:44; 12:3; Mateo 16:27). siguiente aviso: «Se buscan hombres para viaje No hay posición más encumbrada arriesgado. Poca paga, frío intenso, largos meses ni honor más grande que el de ser en completa oscuridad, peligros constantes, portador del amor y la salvación divi- dudoso retorno a casa. Honores y reconoci- nos. Ese puesto está vacante. ¿Lo ocu- miento en caso de éxito.» El aviso estaba fir- parás tú? mado por Sir Ernest Shackleton, explorador de la ¡Da la cara por Jesús hoy mismo! Antártida. Miles de hombres respondieron inme- Te alegrarás de ello; además, será una diatamente a aquella convocatoria. Estuvieron dicha para Dios y para todos aquellos dispuestos a sacrificarlo todo por el placer de que lleguen a conocer Su amor gra- la aventura y por un honor incierto. ¿Por qué cias a tu testimonio. habrían de hacer menos los hijos de Dios? 10 Conéctate n°18
  • 11. 666 OJO CON EL «[El falso profeta, máximo asesor del Anticristo, la «Bestia»] hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiera una marca en la mano derecha o en la frente; y que ninguno pudiera comprar ni vender, sino el que tuviera la marca o el nombre de la Bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento cuente el número de la Bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.» (Apocalipsis 13:16-18, Reina-Valera 95.) ¿Ángel infernal? Un prospecto publicado por la ADS ofrece la siguiente explicación: «Si bien ya se han patentado y comercializado Applied Digital Solutions otras tecnologías de localización y monitoreo, no han servido (ADS), una empresa para el rastreo, recuperación e identificación de personas a tecnológica cuyas acciones gran escala. Ello por una diversidad de limitaciones: el exce- se incluyen en el índice sivo tamaño de los dispositivos, el mantenimiento que requie- NASDAQ, anunció que ha ren, la insuficiencia o poca accesibilidad de sus fuentes de adquirido los derechos de energía y las dificultades que presenta su activación. Por pri- patente de un diminuto mera vez en la historia de la tecnología de localización y moni- transmisor-receptor digital toreo, Digital Angel® supera todas esas limitaciones.» al que ha bautizado Digital La empresa prevé un mercado global para esta tecnología Angel®. Este es capaz de que excede los cien mil millones de dólares. Para llevar dicha enviar y recibir datos y está proyección a la realidad, la totalidad de los seres humanos que concebido para implantarse habitan el orbe tendría que recibir uno de dichos implantes. en seres humanos. Quizá sea ese el objetivo. Entre sus aplicaciones En enero del 2000, la empresa ADS fue galardonada por más benévolas, se destaca el Foro Económico Mundial con el Premio a la Tecnología como un medio muy seguro de Punta por sus «contribuciones en bien del desarrollo de identificación para todo económico y el progreso social del planeta por medio de los tipo de transacciones avances tecnológicos». electrónicas, trámites, etc.; El Foro Económico Mundial se declara una organización permite localizar a personas independiente consagrada a mejorar el estado del mundo «for- extraviadas y bienes robados jando las más importantes asociaciones globales entre empre- o perdidos, y posibilita el sarios, políticos, intelectuales y otros dirigentes de la sociedad, monitoreo de pacientes de con el objeto de definir y debatir las cuestiones clave de la alto riesgo. agenda planetaria». Al implantarse en el orga- Una de las aplicaciones de Digital Angel® es la verificación nismo, el dispositivo se nutre crediticia (compra-venta). La tecnología es implantable. Los de energía electromagnética planes son globales. Todo muy sospechoso. derivada del movimiento de Queda por ver si Digital Angel® resulta ser la «marca de la los músculos. Tanto el por- bestia» o solamente un predecesor de la misma. No obstante, tador como la estación de hay dos cosas seguras: que falta poco para que se instituya la monitoreo pueden activarlo marca de la Bestia, y que su presentación y campaña publicita- y los satélites de posiciona- ria serán muy sugestivas y tentadoras. Cuando llegue, no te miento global rastrean cons- dejes embaucar, como tantos que accederán a implantársela tantemente sus señales. «en la mano derecha o en la frente». Conéctate n°18 11
  • 12. Vivencias con f e sione s de un tr ab ajólico Dan Roselle trabajólico. Era capaz de trajinar horas y horas sin parar. El hecho de criar una familia en las misiones siem- pre me proporcionó mucho que hacer, y me encantaba mantenerme atareado. Por desgracia, en muchas oca- siones les hice la vida innecesariamente difícil a los demás, porque pretendía Me crié con una sólida ética de trabajo. que trabajaran tanto como yo. Aunque no dijera nada Desde pequeño se me impartió una de forma explícita, muchas formación orientada hacia el rendimiento y veces las personas que me rodeaban se sentían en falta la productividad. Conseguí mi primer empleo si no lograban seguirme el tren. a los 10 años y lo mantuve hasta los 17. Como podrán imagi- narse, con tanto trabajar no A pasaba suficiente tiempo con l principio, lo que trabajar, cuanto más, mejor. el Señor. En consecuencia, ganaba era para En mi adolescencia, me con- gran parte del tiempo me contribuir al sustento vencí de que podía lograr apoyaba en mis propias fuer- de la familia. (Éramos casi cualquier cosa que me zas y no en las Suyas. A 6 hermanos.) Para propusiera, y eso me daba Él le tomó mucho tiempo cuando cumplí los 12 años una sensación de indepen- hacerme entender que mi ya me costeaba toda la ropa, dencia y hombría. actitud estaba equivocada, los artículos personales y Cuando a los 19 años pero al final lo consiguió. los útiles escolares con lo tomé la decisión de consa- Un hecho que me ayudó que ganaba. Aprendí el valor grar mi vida al servicio del a dar el vuelco ocurrió hace del tiempo y del dinero, y Señor, mi entusiasmo era varios años. Iba de regreso a me acostumbré a trabajar tal que quería entregarme casa al cabo de un viaje de arduamente. El tener que de lleno a ello, así que tra- varios días a otra ciudad y trabajar mientras los demás bajaba largas horas. Al pasar ansiaba llegar para disfrutar niños jugaban no me moles- los años, me convertí en lo de la cena especial que esta- taba; es más, me gustaba que algunos denominan un ban preparando. En aquella 12 Conéctate n°18
  • 13. Ahora me época vivíamos con otros maravillo de la calaron hondo y me hicieron misioneros y nuestro pre- llorar. No me quedó más supuesto era muy limitado, paciencia, la remedio que admitir lo equi- por lo que normalmente la comida no abundaba. Sin comprensión, la vocado que estaba y arre- pentirme por desatender al embargo, aquella cena iba a ser diferente: habría bas- benevolencia y Señor. Al darme cuenta de que lo había herido, se me tante carne y deliciosos el amor partió el alma. acompañamientos. Era lo Aquel episodio alteró mi único en que pensaba incondicional forma de hacer las cosas. durante el largo viaje a casa. No puedo afirmar que de la Pero cuando llegué, el plato que manifestó noche a la mañana se operó de comida que mi esposa me había servido había desapa- Jesús por mí. en mí una transformación; pero poco a poco, a lo largo recido. Por una confusión se lo había comido otra per- Me siento de varios años, el Señor me ayudó a profundizar y for- sona. inmensamente talecer mi relación con Él y ¡Eso me molestó sobre- a superar lo que ahora con- manera! Salí a caminar por bendecido. sidero un impedimento: mi el patio y le manifesté al adicción al trabajo y el hecho Señor lo decepcionado que de que centrara mi vida en estaba. Había trabajado el rendimiento y la producti- mucho y esperaba ansiosa- decirme—. Quizás esto te vidad. mente llegar a casa para ayude a entender lo herido Ahora me maravillo de aquella comida. ¿No me que me siento Yo cuando no la paciencia, la comprensión, merecía más amor y me dedicas el tiempo íntimo la benevolencia y el amor consideración? Echaba en que prometiste reservar para incondicional que manifestó falta el aprecio de mis Mí. Te amo y quiero pasar Jesús por mí. Me siento hermanos. Me sumí en la tiempo contigo. Pero siem- inmensamente bendecido. murmuración. pre encuentras algo más que Sé que fue Él quien obró la Cuando me tranquilicé hacer. Eso me duele. Muchas transformación que necesi- un poco, escuché la voz del veces has prometido pasar taba. No habría sido capaz Señor que me reprendía tier- más tiempo conmigo, pero de cambiar por mi cuenta, namente: «Entiendo que te luego faltas a tu promesa y ni hice nada para ganarme sientas zaherido porque no te vas por ahí a hacer otra o merecerme Su ayuda. Sólo te dieron lo que te tenían cosa.» reconocí que quería cambiar, reservado —comenzó a Aquellas palabras me y Él hizo lo demás. Conéctate n°18 13
  • 14. Lecturas suculentas Cómo se crean los hábitos PARA SUPERAR UN MAL HÁBITO Por increíble que parezca, antiguamente para construir un puente colgante remontaban una cometa desde una margen Reconoce los síntomas y sus consecuencias destructivas. del río o desfiladero hasta la otra. Alguien del otro lado atra- 1 Corintios 5:6–7a paba la cometa y ataba a la punta del hilo uno un poco Efesios 4:22–24 más grueso. Luego los que habían elevado la cometa tira- Santiago 1:14–15 ban del hilo hasta tener en sus manos la punta del Toma conciencia de la fuerza hilo grueso. Ese procedimiento se repetía varias veces, espiritual que te impulsa al vicio. y cada vez ataban una cuerda más gruesa, luego 2 Corintios 2:11 una soga, etc., hasta que estaban en condiciones de 2 Corintios 11:3 Efesios 6:10–12 tender un pequeño cable de acero de una orilla a 1 Pedro 5:8 la otra. De ahí tendían otro más grueso, y así suce- Admite que no puedes superarlo sivamente hasta que podían desplegar un cable por ti mismo y pide ayuda al Señor. que resistiera el peso de los obreros y sus herra- Salmo 19:12–13 mientas. ¡Y pensar que todo comenzaba con Salmo 119:133 un pequeño hilo de cometa! Adopta una actitud resuelta Así se forman los hábitos, tanto los contra la tentación y el Tentador buenos como los malos. Si cada día se valiéndote de la Palabra. Gálatas 5:1 añade una hebra, en poco tiempo no Efesios 4:27 se pueden romper. Para crear un buen Efesios 6:13–18 hábito, lo primero que se debe hacer es Santiago 4:7 dar un paso, aunque sea pequeño, en El Señor es capaz de vencer el sentido correcto. Luego hay que cualquier cosa, siempre que le persistir en ello hasta establecer prestemos nuestra colaboración. una costumbre bien arraigada. Salmo 138:8 Jeremías 32:27 Peter Amsterdam Marcos 10:27 Juan 8:36 Filipenses 4:13 1 Juan 4:4 Las oraciones, palabras de ánimo y recordatorios de los demás ayudan. Eclesiastés 4:9–10 Mateo 18:19–20 Hebreos 3:13 Hebreos 10:24–25 Santiago 5:16 Da gracias públicamente al Señor y da testimonio de Su poder y victoria. Salmo 107:1–2 Salmo 35:18 Salmo 40:10 14 Conéctate n°18
  • 15. Respuestas a tus interrogantes Pregunta: Soy consciente de que bebo demasiado. Al principio tomaba un par de cervezas o un trago por la noche para relajarme al cabo de una ardua jornada, pero después se me hizo hábito. Ahora aguardo con ansias que concluya el día para ponerme a beber. Lo preocupante es que cada vez tomo más. He tratado de dejarlo, pero no he sido capaz. ¿Pueden ayudarme? C uando un hábito comienza a origen tanto espiritual como físico; de hacernos daño o a perjudicar a ahí que no ejerzan la debida autoridad los demás, es que se ha conver- para librarse de los espíritus que los tido en un vicio. Parece que eso es lo perturban. que te ha ocurrido. En primer lugar, es necesario Con frecuencia, aunque no nos admitir que uno padece un mal. demos cuenta, una vez que un hábito Luego se debe tomar conciencia de se vuelve vicio la causa suele ser que una fuerza espiritual lo tiene a de orden espiritual; es algo más que uno atado a ese vicio, una fuerza que una reacción inveterada o incluso una uno mismo no es capaz de vencer. dependencia física. La Biblia alude al Lo siguiente que hace falta es desear Diablo como nuestro adversario, que librarse de ella, y para ello estar dis- pretende acabar con nosotros (1 Pedro puesto a acudir al Señor en oración y 5:8). Si su objetivo es derrotarnos, ¿qué pedirle ayuda. En muchos casos con- mejor forma de lograrlo que inducir- viene que uno le confiese que tiene nos a apretar nosotros mismos el gati- ese problema a una persona de con- llo cultivando hábitos destructivos? O fianza y le pida que ore con él en más precisamente, autodestructivos. contra de las fuerzas malignas que La Biblia advierte: «No deis lugar lo tienen esclavizado, y para que sea al Diablo» (Efesios 4:27). Dar cabida capaz de resistir cuando le sobre- a Satanás es como tener alojado en venga la tentación, lo que sin duda casa un ser perverso. Puede que no se ocurrirá. haya apoderado de la casa, pero nos Al orar para librarse del vicio —y molesta, nos crea complicaciones y más tarde al pedir ayuda divina para puede llegar a causarnos muchos per- continuar resistiendo la tentación— juicios. Le decimos que se vaya, pero conviene invocar algunas de las pro- no nos hace caso. En esas circunstan- mesas que nos ha hecho el Señor en cias tenemos que echar mano de la Su Palabra. Así manifestamos fe en Él autoridad y la ley —en este caso, la y en lo que ha prometido. No dude- Palabra y el nombre de Jesús— para mos ni por un instante que nos res- desalojarlo. ponderá, y Él lo hará. Sea cual sea Por desgracia, muchos cristianos el mal hábito que padezcamos o por pasan largas temporadas sin librarse muy arraigado que lo tengamos, Jesús de vicios y malos hábitos profunda- es capaz de librarnos. «Si el Hijo mente arraigados. No se dan cuenta os libertare, seréis verdaderamente de que sus debilidades tienen un libres» (Juan 8:36). Conéctate n°18 15
  • 16. Permíteme amar por medio de ti Déjame valerme de tus ojos para ver las necesi- dades ajenas. Deja que me valga de tus oídos para escuchar el clamor de los perdidos. Per- míteme valerme de tu lengua para dirigir pala- bras de amor y de ánimo al que esté abatido. Deja que te quebrante el corazón y lo llene de compasión por las multitudes que no conocen todavía Mi amor. Déjame valerme de tus manos para enjugar las lágrimas de los que lloran, para dar una palmada de aliento a los abatidos, para prestar ayuda a los que caen junto al camino. Que Mis Palabras te llenen hasta rebosar, de tal modo que irradies cariño, alegría, amor y optimismo. Al dejar que llenen tu corazón, tus pensamientos y tu espíritu, te envolverán en un aura de amor que otros percibirán y querrán disfrutar. Da, y se te dará. Derramaré Mi amor sobre ti cuando vayas a anunciar Mi Evangelio, Mi Palabra, Mi amor. Así sanarás sus corazones. DE JESÚS, CON CARIÑO