Your SlideShare is downloading. ×
CONECTATE 040: LEY DEL AMOR
CONECTATE 040: LEY DEL AMOR
CONECTATE 040: LEY DEL AMOR
CONECTATE 040: LEY DEL AMOR
CONECTATE 040: LEY DEL AMOR
CONECTATE 040: LEY DEL AMOR
CONECTATE 040: LEY DEL AMOR
CONECTATE 040: LEY DEL AMOR
CONECTATE 040: LEY DEL AMOR
CONECTATE 040: LEY DEL AMOR
CONECTATE 040: LEY DEL AMOR
CONECTATE 040: LEY DEL AMOR
CONECTATE 040: LEY DEL AMOR
CONECTATE 040: LEY DEL AMOR
CONECTATE 040: LEY DEL AMOR
CONECTATE 040: LEY DEL AMOR
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

CONECTATE 040: LEY DEL AMOR

557

Published on

Leer este número te simplifacará toda la Biblia y todo elmensaje de Jesús a dos normas muy prácticas y hermosas.

Leer este número te simplifacará toda la Biblia y todo elmensaje de Jesús a dos normas muy prácticas y hermosas.

Published in: Spiritual, News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
557
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
29
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Conéctate CAMBIA TU MUNDO CAMBIANDO TU VIDA AMOR SOBREHUMANO Cómo puedes conseguirlo y transmitirlo LA ÚNICA LEY DE DIOS La esencia es el amor LA CENA DE BODAS DEL CORDERO ¡Una fiesta que no querrás perderte por nada!
  • 2. Disponemos de una amplia gama de libros, casetes, compactos y videos que ali- mentarán tu espíritu, te infundirán ánimo, ayudarán a tu familia y proporcionarán a tus hijos amenas experiencias educativas. Escribe a una de las direcciones que se indican a continuación o visítanos en: www.conectate.org México: Conéctate Apartado 11 A nuestros amigos Monterrey, N.L., 64000 conectate@conectate.org Mahatma Gandhi dijo en cierta ocasión a James McEldowney, (01-800) 714 47 90 (número gratuito) (52-81) 81 34 27 28 un amigo suyo que estaba de visita en su hogar de Sevagram: Chile: «Siento gran respeto por el cristianismo. Leo con frecuencia el Conéctate Sermón de la Montaña y me ha servido de mucho. No conozco Casilla de correo 14.982 a nadie que haya hecho más por la humanidad que Jesucristo. La Correo 21 Santiago verdad es que el cristianismo es intachable; el inconveniente son conectatechile@mi-mail.cl los cristianos, que distan mucho de vivir conforme a sus creencias». (0) 94 69 70 45 Evidentemente Gandhi no había encontrado a muchos cristianos Colombia: consecuentes con los preceptos que Jesús transmitió a Sus seguido- Conéctate res. Gran parte del mundo hoy en día coincidiría con esa afirma- Apartado Aéreo 85178 Santafé de Bogotá, D.C. ción del gran patriarca indio. conectate@andinet.com ¿Qué puede hacer un cristiano que se toma seriamente su fe? Perú: Ante tan vergonzosa crítica, ¿nos derrumbamos y optamos por no Conéctate hacer nada? ¿O más bien asumimos al reto? Casilla 2005 Lima 100 Demos al mundo algo de qué hablar. Empecemos a vivir como RAYOSdeSOL@terra.com.pe Cristo nos mandó. Demostremos que se puede. Estados Unidos: No es tan complicado. En realidad se reduce a un sencillo Activated Ministries principio: la ley del amor, que Jesús formuló en un par de oportuni- P.O. Box 462805 dades, aunque con distintas palabras. Consiste en amar a Dios por Escondido, CA 92046–2805 sobre todas las cosas y amar a nuestro prójimo como a nosotros info@activatedministries.org (1-877) 862 32 28 (número gratuito) mismos (Mateo 22:37-40), y tratar a los demás como queremos Europa: que nos traten a nosotros (Mateo 7:12). Si cada uno de nosotros Activated Europe intentara sinceramente vivir de conformidad con esos preceptos, Bramingham Pk. Business Ctr. no cambiaríamos el mundo entero de la noche a la mañana, pero Enterprise Way Luton, Beds. LU3 4BU sí mejoraríamos nuestro mundo, nuestro pequeño entorno y la vida Inglaterra de la gente con la que trabamos comunicación. Pensar en remediar activatedEurope@activated.org todos los males del mundo se nos hace una tarea monumental, una (07801) 44 23 17 meta inalcanzable. En cambio, no es tan difícil traducir las enseñan- DIRECTOR Gabriel Sarmiento zas de Jesús a la vida cotidiana en cada decisión que tomamos, DISEÑO en cada acto de amor que realizamos, en cada conversación que Doug Calder sostenemos, cada gesto de consideración que hacemos. En realidad ILUSTRACIONES esa es la vida más gratificante que se puede llevar, porque el amor Doug Calder, Étienne Morel, Hugo Westphal verdadero conlleva sus propias recompensas. ¡Gobernémonos, PRODUCCIÓN pues, por la ley del amor de Dios! Francisco López AÑO 5, NÚMERO 2 © 2003, Aurora Production AG. Es propiedad. Impreso en Tailandia. http://es.auroraproduction.com A menos que se indique otra cosa, todas Gabriel Sarmiento las frases textuales de las Escrituras que aparecen en Conéctate provienen de la En nombre de Conéctate versión Reina–Valera de la Biblia, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1960. Conéctate AÑO 5, NÚMERO 2
  • 3. NO PODÍA DEFRAUDARLO Se cuenta que durante la ¡Sabía que Primera Guerra Mundial dos vendrías! hermanos se habían enrolado en el ejército y pidieron ser asignados a la misma unidad. Al poco tiempo los destinaron al frente, a las trincheras. En la guerra de trincheras de aquel tiempo, cada bando cavaba una red de zanjas frente a las líneas enemigas. De tanto en tanto, uno de los dos bandos lanzaba una ofensiva con el objeto de penetrar en las defensas del adversario. En una de tales ofensivas, el her- mano menor cayó malherido en tierra de nadie, la peligrosa franja de terreno situada entre las trincheras de uno y otro bando. Cuando el mayor, que seguía atrincherado, vio el y se lanzó en busca de su advertí que morirían los dos! apuro en que se encontraba su hermano menor, desafiando el Pero el soldado respondió hermano, comprendió instin- incesante fuego enemigo. con una última sonrisa: tivamente lo que debía hacer. Cuando éste lo vio llegar, le —Tenía que hacerlo. No Se desplazó por la trinchera, dijo en voz baja: podía defraudarlo. abriéndose paso entre los —¡Sabía que vendrías! ANÓNIMO (NARRACIÓN DE DAVID soldados hasta dar con su El mayor, que para entonces BRANDT BERG, D.B.B.) teniente. también había sido alcanzado —¡Tengo que rescatarlo! por las balas, a duras penas —le dijo. consiguió arrastrar a su her- «En esto hemos cono- El oficial le respondió: mano hasta la trinchera, donde cido el amor, en que Él —¡Imposible! ¡Te matarán ambos cayeron agonizantes. [Jesús] puso Su vida por en cuanto asomes la cabeza! El teniente, con los ojos nosotros; también noso- Pero el muchacho se zafó llenos de lágrimas, le preguntó tros debemos poner del oficial, que lo tenía sujeto, al hermano mayor: nuestras vidas por los salió a gatas de la trinchera —¿Por qué lo hiciste? ¡Te hermanos» (1 Juan 3:16). Conéctate AÑO 5, NÚMERO 2 3
  • 4. MARÍA FONTAINE Tener siempre en cuenta a los lo hará por nosotros y por intermedio demás y procurar servirlos, sobre de nosotros. Le place capacitarnos todo cuando ello implica cierto sacri- para entregar amor sacrificada y ficio, no es nada fácil. Lo más cómodo desinteresadamente. Nos comuni- es ser perezosos, egoístas y ego- cará todo el amor que necesitemos céntricos. La mayoría lo somos por manifestar, pues es Su voluntad que naturaleza. Nuestra primera reacción lo hagamos. generalmente está centrada en noso- En el hombre rige el instinto de tros mismos, en lo que deseamos y lo preservación, de satisfacción de sí que nos hace felices. Pero si invoca- mismo y de procurar su propio bien. mos la ayuda de Jesús y hacemos un El hombre tiene propensión natural esfuerzo, podemos adquirir nuevos a buscar su supervivencia y su propio hábitos y reacciones automáticas bienestar antes que los de sus seme- El mundo se que con el tiempo contribuirán a que jantes. En esto, quienes han aceptado seamos más amorosos, amables y el amor de Dios en Jesucristo llevan muere por abnegados. una gran ventaja, pues la Biblia nos el amor que Jesús comprende que el amor que promete: «Si alguno está en Cristo, Jesús predicó nos hace falta para vivir como Él nos nueva criatura es; las cosas viejas ha pedido no nos surge espontánea- pasaron; he aquí todas son hechas y encarnó. mente. Sin embargo, eso no es pre- nuevas» (2 Corintios 5:17). Metafó- texto. El simple razonamiento de que ricamente hablando, Él nos ayuda a no podamos no quiere decir que Él romper esos circuitos naturales. Nos no lo espere de nosotros. Si lo desea- renueva las conexiones y reprograma mos con afán y le pedimos ayuda, Él nuestros pensamientos y nuestro 4 Conéctate AÑO 5, NÚMERO 2
  • 5. corazón para que estemos el amor que Jesús predicó, mos un esfuerzo por ofrecer inclinados a cumplir Su volun- encarnó y ahora nos ofrece. nuestra amistad a otro ser tad, la cual consiste en amar a Por eso nos invita a acometer humano, cuando nos molesta- los demás. la tarea de manifestar amor mos en conversar con alguien ¡Qué maravilloso es esto! profundo, abnegado y sin par- que se siente solo o en con- Jesús dijo a Sus primeros cialidad a los demás, aunque fortar a un enfermo, cuando seguidores: «En esto cono- sabe que semejante amor está ayudamos a alguien en sus cerán todos que sois Mis fuera de nuestro alcance. Nos confl ictos o hacemos que se discípulos [seguidores de Sus resulta imposible brindar sienta necesario e impor- enseñanzas], si tuviereis amor esa clase de amor por nues- tante, y cuando le indicamos a los unos con los otros» (Juan tra cuenta. Si pretendemos alguien la fuente —Jesús— de 13:35). En aquella época, el obtenerlo por nuestras propias amor que había entre los discí- fuerzas, acabamos decepcio- pulos de Jesús y el que mani- nados, abatidos y desgastados festaban a sus amigos e incluso por el intento. En cambio, si a desconocidos fue un contun- clamamos a Jesús y le pedimos dente ejemplo y llamó mucho con sencillez el amor que nos la atención; y se propagó. hace falta y luego nos mos- ¡Cuánto más prodigioso es tramos dispuestos, por fe, a ese amor en la era actual, en traducir ese amor en hechos, que la gente vive tan enfras- Él nos lo prodiga con tal fuerza cada en sí misma, en sus y abundancia que no nos cabe propios deseos, necesidades duda de que estamos en pre- y caprichos, y casi ni se le sencia de un milagro. pasa por la cabeza sacrifi- Para convertirnos en las carse para manifestar amor nuevas criaturas que Él quiere al prójimo! Hoy en día existe hacer de nosotros, basta con una necesidad todavía mayor que tengamos una mente y de ver el amor en acción, pues un corazón dispuestos, un la gente se ha vuelto insensi- espíritu creyente, que oremos ble al cariño que el Señor le y que seamos consecuentes prodiga, y que se refleja en las realizando pequeños actos bendiciones que le concede, de amor desinteresado. En la aun cuando no se las merece medida en que hagamos lo (Mateo 5:45). que está a nuestro alcance, La necesidad es mayor, nos iremos dando cuenta de pero también lo es el testimo- que pensamos más en los nio. Cuando uno ve el amor demás, comprendemos con manifestado de alguna forma mayor presteza sus necesida- extraordinaria de la que se des y nos preocupamos más sabe incapaz, enseguida toma por su bienestar. De hecho, nota. No puede negar que poco a poco seremos más ese amor extraordinario que semejante amor es algo del proclives a abandonar algunos transmitimos, sentimos pro- otro mundo, y se pregunta: de nuestros planes e ideas por funda satisfacción, pues todo «¿De dónde sacas un amor tan el bien de otras personas, y lo eso trae consigo una recom- grande? ¿Qué podría hacer yo haremos con alegría. pensa espiritual. Al realizar para ser así?» Cuando nos entregamos esos pequeños actos de amor El mundo se muere por a los demás, cuando hace- y abnegación, el Señor nos Conéctate AÑO 5, NÚMERO 2 5
  • 6. bendice muy íntimamente el cual encontramos en Jesús. mos todo lo que esté a nuestro con una alegría que no puede Él tiene más amor para darnos alcance por cuidar de nuestros conseguirse de ningún otro del que cabe imaginar siquiera hermanos. No reprimamos el modo: la felicidad de saber y espera derramarlo sobre sencillo afecto que es tan claro que hemos sido una bendición nosotros como un torrente. No indicador del amor del Señor. para una persona necesitada. nos pone otra condición que la Prestémonos a ser el puntal o Al ser amorosos, generosos de creer que semejante amor el paño de lágrimas de alguna y abnegados, no solo permi- es posible, pedirlo, aceptarlo y persona. No nos apresuremos a sacar conclusiones o a juzgar infundadamente. Conceda- mos más bien a los demás un margen de confianza. Procu- remos de todo corazón dar buen ejemplo de amor incon- dicional. Sobrellevemos los unos las cargas de los otros y cumplamos así la suprema ley de Dios: el amor. — ¿Te gustaría encarnar seme- jante amor para los demás? Está a tu alcance. Dios lo hizo posible al enviar a Jesús para que entregase su vida por ti. «De tal manera amó Dios al mundo [a ti y a mí], que ha dado a Su Hijo unigénito [Jesús], para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, timos que Dios se valga de acceder a ponerlo por obra. mas tenga vida eterna» (Juan nosotros para ayudar a los Dejemos, pues, que el amor 3:16). Dios te perdonará demás, sino que posibilitamos de Jesús reluzca a través de todos tus pecados y te dará la que nos conceda múltiples nosotros. Amémonos más vida eterna si aceptas a Jesús bendiciones, pues Él favorece unos a otros. Hagamos con los rezando sinceramente una a los desinteresados y altruis- demás lo mismo que nos gus- plegaria como la que sigue: tas. Dios bendice a quienes taría que hicieran con noso- se entregan a los demás, y tros. Manifestemos el amor Jesús, quiero conocerte. en cambio priva de algunas del Señor demostrando mayor Gracias por morir por mí. bendiciones a quienes siempre perdón y comprensión, mayor Te ruego que me perdones piensan primero en sí mismos generosidad y apoyo, mejo- por todas las veces en que e insisten en obrar a su antojo rando la comunicación con he obrado mal. Te abro la (Proverbios 11:24,25; 13:7). los demás y realizando actos puerta de mi corazón y te El amor humano tiene sus cotidianos de amor y desvelo. pido que entres en mí y me limitaciones. Para desarro- Dediquemos tiempo y preste- des la vida eterna. Lléname llar todo nuestro potencial mos oído a quienes lo necesi- de Tu amor para que pueda y lograr todo lo que somos tan. Abramos nuestro corazón amar a los demás como Tú capaces de hacer, debemos a los demás. Seamos prontos lo haces. Amén. estar llenos del amor de Dios, para perdonar y olvidar. Haga- 6 Conéctate AÑO 5, NÚMERO 2
  • 7. Hacer las PACES ANDREA CLAY Tenía apenas 14 años quedaba despierta de noche, interior. Era Gabriel que me cuando conocí a Gabriel. Él no deseando que hubiese podido decía: «¡Siempre te consideré era mucho mayor y, al igual resolver nuestras diferencias mi amiga!» En aquel momento que yo, pasaba por la difícil y que hubiésemos seguido supe que todo estaba perdo- etapa de la adolescencia. Nos siendo amigos. Tenía la nado. A mi corazón llegó la hicimos amigos y juntos nos certeza de que había perdido paz. divertimos mucho. toda oportunidad de hacerlo. Entonces me propuse que No recuerdo qué pasó entre Me preguntaba si él me había jamás dejaría transcurrir un nosotros. Hubo palabras duras perdonado por el daño que solo día sin hacer las paces y lágrimas. La imagen de él, le había causado, si podía con aquellos a quienes ofen- con el pelo empapado bajo observarme desde el Cielo y diera, por si no se me vuelve la lluvia y las lágrimas que le si comprendía el dolor que a presentar la oportunidad resbalaban por las mejillas, se azotaba mi alma. de hacerlo. Hoy podría ser mi quedó para siempre grabada Luego, una noche, me vino única oportunidad de demos- en mi memoria. Quise reparar la respuesta a mi interrogante. trar a alguien que es impor- el daño, pero me faltó valor No fue nada largo ni com- tante para mí, de decirle: «Te y no supe cómo hacerlo. La plicado; pero era todo lo que quiero», y hacer las paces. situación me parecía dema- me hacía falta para librarme siado compleja Nos distancia- del remordimiento. Escuché ANDREA CLAY ES MISIONERA DE LA mos. claramente una voz en mi FAMILIA. Transcurrieron los años y no supe mucho de él. Luego, «Yo [Jesús] os digo que cualquiera que se enoje contra en abril de 1998, amigos su hermano, será culpable de juicio. [...] Por tanto, si traes mutuos me hicieron saber que tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano estaba en coma. Había sufrido tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, una caída de unos 30 metros y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces cuando escalaba una mon- ven y presenta tu ofrenda» (Mateo 5:22-24). taña. El corazón me dio un — vuelco. En ese instante supe La diferencia entre guardar rencor que jamás lo volvería a ver. y perdonar la ofensa recibida Los médicos se esforzaron por es como la que hay entre recostarse de noche salvarle la vida, pero murió al sobre un almohada de espinos cabo de unas semanas. y sobre una de pétalos de rosa. Después de aquel trágico LOREN FISCHER desenlace, por un tiempo me Conéctate AÑO 5, NÚMERO 2 7
  • 8. LA ÚNICA LEY DE DIOS y cómo observarla Uno que era maestro de la ley Luego formuló nuevamente el mismo mosaica —las normas de conducta principio en su conocida regla de que Dios estableció para Su pueblo en oro: «Todas las cosas que queráis que la antigüedad— le preguntó a Jesús los hombres hagan con vosotros, así para tenderle una trampa: también haced vosotros con ellos» —Maestro, ¿cuál es el manda- (Mateo 7:12), y: «Un mandamiento miento más importante de la ley? nuevo os doy: Que os améis unos a Jesús le dijo: otros» (Juan 13:34). —«Ama al Señor tu Dios con todo San Pablo se hizo eco de ello tu corazón, con toda tu alma y con cuando dijo: «Toda la ley en esta sola toda tu mente». Este es el más impor- palabra se cumple: Amarás a tu pró- Quien ama a tante y el primero de los manda- jimo como a ti mismo» (Gálatas 5:14). mientos. Y el segundo es parecido a Estos pasajes de la Biblia sintetizan sus semejantes éste, dice: «Ama a tu prójimo como todas las leyes de Dios y deben regir no hace nada a ti mismo». Estos dos mandamien- todo lo que pensamos, decimos y tos son la base de toda la ley y de las hacemos. que los vaya a enseñanzas de los profetas (Mateo Si los actos de una persona están perjudicar. 22:35-40, versión Dios Habla Hoy). motivados por el amor desinteresado En el pasaje anterior, Jesús enun- —el amor de Dios hacia el prójimo— ció grosso modo la ley del amor. y no pretenden hacer daño a nadie, 8 Conéctate AÑO 5, NÚMERO 2
  • 9. coinciden con los preceptos de del Antiguo Testamento, y a base de buenas acciones, la Sagrada Biblia y son lícitos los legalistas, quienes creían sino pidiéndole a Jesucristo a los ojos de Dios. «El fruto del que seguía siendo necesario que perdone nuestros peca- Espíritu es amor [...]; contra adherirse a todas las antiguas dos. Él entonces pasa a formar [tal cosa] no hay ley» (Gálatas ordenanzas. parte de nuestra vida y mani- 5:22,23). El libro de los Hechos de los fiesta Su amor por medio de Gracias a la salvación y Apóstoles narra que Pablo pre- nosotros. «Nos salvó, no por la ley del amor que nos legó dicó a los gentiles el mensaje obras de justicia que nosotros Jesús, el cristiano queda libre de la salvación en Cristo. Pablo hubiéremos hecho, sino por Su de los cientos de leyes mosai- estaba fi rmemente convencido misericordia» (Tito 3:5). «Por cas consignadas en el Antiguo de que el sacrificio de Cristo gracia sois salvos por medio Testamento. «La ley por medio en el Calvario cumplía la vieja de la fe; y esto no de voso- de Moisés fue dada, pero la ley mosaica. Escribió: «Cristo tros, pues es don de Dios; no gracia y la verdad vinieron por es el fi n de la ley, para que todo por obras, para que nadie se medio de Jesucristo» (Juan el que cree reciba la justicia» gloríe» (Efesios 2:8,9). 1:17). (Romanos 10:4, NVI). «Ahora Ese amor inspirado por Dios Claro está que observar estamos libres de la ley [...]; representa un ideal mucho algunos aspectos de la ley de modo que sirvamos bajo el más sublime. La ley mosaica mosaica es de sentido común régimen nuevo del Espíritu, y admitía muy poca miseri- y sinónimo de amar al pró- no bajo el régimen viejo de la cordia o perdón. Se aplicaba jimo. Por ejemplo, no debemos letra» (Romanos 7:6). «Cristo la máxima de «ojo por ojo y matar, ni robar, ni engañar, nos redimió de la maldición diente por diente» (Éxodo ni codiciar los bienes ajenos. de la ley» (Gálatas 3:13). 21:24; Levítico 24:20). Jesús, Quien ama a sus semejantes Hasta el día de hoy algunos por el contrario, ¡hasta llegó no hace nada que los vaya siguen promoviendo un cris- a decir que debemos amar a a perjudicar. También hay tianismo apegado al Antiguo nuestros enemigos, orar por quienes se abstienen de con- Testamento. No obstante, ellos y perdonarlos! (Mateo sumir alimentos impuros o un cuidadoso estudio de las 5:38-44). de participar en actividades Escrituras aclara el espíritu de Es más, la ley de Jesús es malsanas desaconsejadas por la ley del amor formulada por tan difícil de cumplir que la ley mosaica. Jesús: «No estáis bajo la ley, resulta humanamente impo- No es de sorprenderse que sino bajo la gracia» (Romanos sible hacerlo. Solo es factible esa doctrina radical desatara 6:14). mediante el amor sobrena- una encendida polémica En algunos sentidos, la tural de Dios, que hallamos entre Jesús y los dirigentes divina ley del amor constituye encarnado en Jesús. religiosos de la época, que se un código moral más estricto El amor es lo que debería regían precisamente por esa que las leyes de Moisés. Los impulsar a todo cristiano en ley. La misma controversia se Diez Mandamientos pres- todo lo que hace. Debemos trasladó después al incipiente cribían cómo debían com- traducir el amor de Dios en movimiento cristiano. Desde portarse los hombres para actos de consideración que sus inicios se generó al interior escapar de los castigos de contribuyan a cubrir las nece- del mismo un debate entre los Dios. La ley del amor exige sidades físicas y espirituales de que sostenían que el sacrifi- mucho más: nos pide que los demás. «El amor de Cristo cio de Cristo en la cruz había obremos con amor y miseri- nos apremia» (2 Corintios 5:14, consumado la ley, liberando cordia. Biblia de Jerusalén). • a los creyentes de los códigos La salvación no se alcanza Conéctate AÑO 5, NÚMERO 2 9
  • 10. La CENA de BODAS del CORDERO Una fiesta que no querrás perderte por nada JOSEPH CANDEL ¿Qué te parecería asistir a hayan reconocido a Jesús como Cordero— tendrá lugar en la la fiesta de bodas más gran- Salvador cuando estaban con ciudad celestial de Dios, un diosa y fascinante que se haya vida recibirán nuevos cuerpos y sitio de belleza y esplendor sin celebrado? Por increíble que se levantarán de sus tumbas. De precedentes, y viene descrita en te parezca, estás invitado. En igual modo, los seguidores Suyos Apocalipsis 19:6-9: realidad, todo el mundo lo está. que aún sigan en este mundo [El apóstol Juan relata una Solo hay que aceptar la invita- serán transformados repenti- visión:] Oí como la voz de ción. Pero antes de explicarte namente. Y al instante, todos una gran multitud, como el cómo se asegura la entrada te levantarán vuelo para reunirse estruendo de muchas aguas, y voy a contar dónde y cuándo con el Señor (1 Corintios 15: como la voz de grandes truenos, tendrá lugar esa fiesta y lo que 51,52; 1 Tesalonicenses 4:16,17). que decía: «¡Aleluya, porque puedes esperar que suceda en De ahí, Jesús los conducirá a el Señor nuestro Dios Todo- ella: todos a una gran fiesta, la más poderoso reina! Gocémonos y Jesús dijo que nada más espléndida, alegre y emocio- alegrémonos y démosle gloria; terminar la segunda fase del nante que uno pueda imagi- porque han llegado las bodas septenio en que gobernará el narse, la mejor a la que hayan del Cordero, y Su esposa se ha Anticristo, al concluir el terrible asistido nunca. En ella verán preparado». Y a ella se le ha con- período de tres años y medio a Jesús cara a cara y tendrán cedido que se vista de lino fino, que se conoce como la Gran ocasión de conocer a todos los limpio y resplandeciente; porque Tribulación, Él volvería «en grandes santos y apóstoles de el lino fino es las acciones justas las nubes del Cielo con poder la Biblia, así como también a de los santos. Y el ángel me dijo: y gran gloria» para rescatar y muchas otras personas que «Escribe: “Bienaventurados los resucitar a todos los que hayan amaron y aceptaron al Señor que son llamados a la cena de aceptado Su salvación (Mateo cuando estaban en la Tierra. las bodas del Cordero”». Y me 24:29-31). Esta estupenda celebra- dijo: «Estas son palabras verda- Todos los fallecidos que ción —la cena de bodas del deras de Dios». 10 Conéctate AÑO 5, NÚMERO 2
  • 11. Habrá risas, canto, música, sados o castigados según sus nos que hayan sobrevivido al baile y amor para todos. Y por obras y su fidelidad. De ahí Armagedón, los cuales per- si eso fuera poco, al observar lo pasarán a ocupar los puestos manecerán aquí durante un que ocurre en ese momento en que Jesús les asigne en Su reino período de mil años que se la Tierra, los salvos van a apre- en la Tierra (2 Corintios 5:10; conoce como el Milenio (Apo- ciar más que nunca lo maravi- Romanos 14:10,12). calipsis 20:6; 2:26; Daniel 7:18). lloso que es estar con el Señor Jesús dijo: «He aquí Yo vengo en esa gran cena de bodas. pronto, y Mi galardón conmigo, En efecto, justo después que para recompensar a cada uno el Señor rescate a los Suyos de ...la fiesta más según sea su obra» (Apocalipsis la Gran Tribulación, se verterán espléndida, alegre y 22:12). Todos los salvos serán sobre el Anticristo y sus segui- recompensados en el tribunal dores las horrendas copas de la emocionante que uno de Cristo según sus obras. No gran ira de Dios, las cuales con- hay que confundir este juicio y sistirán en plagas como no ha pueda imaginarse, la las recompensas de los cristia- habido nunca en la Tierra (Apo- nos con el juicio fi nal de los no calipsis capítulo 16). Mientras mejor a la que hayas salvos, un acontecimiento dife- los salvos celebran a lo grande asistido nunca. rente que tendrá lugar mil años y se lo pasan divinamente allá después, al fi nal del Milenio, arriba en su festejo celestial, en cuando los no salvos resuciten el barrio de abajo, en la Tierra, para comparecer ante Dios en se vivirá un infierno. el juicio del gran trono blanco, En lo que podría interpre- descrito en el capítulo 20 del tarse como una invitación Apocalipsis. desde lo alto, Jesús nos dice: ¿Aceptas, pues, la invita- «Anda, pueblo Mío, entra en ción a la cena de las bodas del tus aposentos, cierra tras ti tus Cordero? Si todavía no lo has puertas; escóndete un poquito, hecho, simplemente pide a por un momento, en tanto que Jesús que entre en tu corazón. pasa la indignación. Porque ¿Quieres recibir también he aquí que el Señor sale de Su elogios y recompensas? En ese lugar para castigar al morador caso, «ama al Señor tu Dios de la Tierra por su maldad» con todo tu corazón, con toda (Isaías 26:20,21). El Esposo tu alma y toda tu mente [...] y vendrá a buscar a Su despo- a tu prójimo como a ti mismo» sada, se la llevará a Su cámara (Mateo 22:37-39). En la Biblia nupcial, cerrará la puerta y ahí dice que Dios no se olvida de celebraremos con Él. Mientras nada que hagamos movidos por tanto los impíos, las huestes el amor (Hebreos 6:10). Tiene que hayan rechazado a Jesús y un gran libro donde lo apunta los seguidores del Anticristo, Lo primero que tendrán todo (Malaquías 3:16,17). sufrirán la ira de Dios. que hacer es ayudar a Jesús a Aunque nadie más advierta o En ese momento, además acabar con el Anticristo y sus aprecie el bien que haces, Dios de reunirse con el Señor para fuerzas en la gran Batalla de lo ve y lo recordará. disfrutar de la magnífica cena Armagedón (Apocalipsis Nos vemos entonces en la de bodas del Cordero, los salvos 19:11-21; 17:14; 16:12-21). Luego celebración de bodas más gran- comparecerán ante el tribunal le ofrecerán su asistencia para diosa y espléndida que haya de Cristo para ser recompen- gobernar a los seres huma- habido o vaya a haber. • Conéctate AÑO 5, NÚMERO 2 11
  • 12. VIVENCIAS LAILA ENARSON En compañía de mi hijo Cris, de cinco espeso pantano lleno de grandes termite- años, hice un viaje a la aldea de Sintet, en ros y gigantescos baobabs cuyos troncos Gambia, donde un grupo de voluntarios eran más gruesos que nuestro vehículo. de La Familia colabora en la construcción Al llegar a Sintet por un camino de Mi de una escuela. Hasta entonces yo había disfrutado de tierra bordeado de anacardos, divisamos una gran multitud reunida en torno a la safari los emocionantes relatos de mis compañe- ros de misión cada vez que volvían de allí. escuela. Dos compañeros, Joe y Richard, habían llegado antes que nosotros y ya se Pero como mis hijitos gemelos ya tenían habían enfrascado en la tarea de dirigir la edad para tomar alimentos sólidos y bibe- construcción. Los niños de la aldea se arre- rón, vi que podía dejarlos al cuidado de molinaron en torno a nuestro jeep y nos otras personas durante un par de días. Así regalaron sus blancas sonrisas. En cuanto que cuando me enteré de Cris se bajó de su asiento, los chiquillos que un pequeño lo rodearon y lo ayudaron a familiarizarse grupo tenía que con el lugar. hacer un viaje de Los otros niños andaban jugando con día y medio a la autitos hechos de botellas de plástico aldea, decidí no recortadas, suelas de chancletas y palos. dejar pasar la opor- Con su ayuda, enseguida Cris se hizo uno tunidad. y lo empujaba por los hormigueros y los Al día siguiente charcos. Una multitud de niñitos iba tras él. partimos, listos Por carecer la aldea de electricidad, para la aventura. la mayoría de la gente se acuesta al caer Cris se sentó en un la noche. Nosotros hicimos lo propio en cómodo lugar que nuestra carpa bajo el cielo estrellado. su abuelo —también El segundo día en Sintet fue tan entre- misionero— le había tenido como el primero. Preparé los mate- preparado en el jeep. riales para la clase matutina que iba a dar Durante la mayor parte a los niños, y mi papá me ayudó a buscar de la travesía no oí otra un lugar tranquilo donde impartirla, junto cosa que la voz de mi a un baobab. Cantamos algunas cancio- chiquillo, que me pre- nes con expresión corporal y luego les guntaba entusiastamente conté el relato de la creación valiéndome acerca de todo. «¿Qué es de figuras de tela que iba colocando en eso? ¡Mira, mami! ¿Puedes un tablero forrado con franela. Para ellos tomarme una foto en el termitero?» eso era alta tecnología. Finalmente repasé La temporada de lluvias apenas algunos temas académicos: los colores, empezaba a teñir de un verde exuberante animales conocidos, cómo seguir instruc- el árido paisaje del África Occidental. El ciones, tarjetas con palabras sencillas, panorama que se extendía delante de contar hasta diez, etc. Cris se desempeñó nosotros era de una belleza cautivadora, muy bien como mi asistente. una combinación de ondulantes colinas, Luego los niños nos llevaron a unas arrozales, cocoteros y lagunas. Los campe- praderas donde nos mostraron unos sinos labraban la tierra en paz. simios enormes en pleno juego y una En el camino saboreamos una deliciosa impresionante serpiente que colgaba de comida típica del lugar, exploramos un una rama muy alta de un árbol. 12 Conéctate AÑO 5, NÚMERO 2
  • 13. También nos convidaron a una fruta La visita se nos hizo cortísima. En un que nunca habíamos visto, que llamaban abrir y cerrar de ojos estábamos de vuelta tao. Tenía forma de luna y era amari- en casa. Mi viaje a Sintet con Cris fue una lla y roja. Para hacerse con la fruta, los experiencia cultural como ninguna que niños trepaban a unos grandes árboles haya tenido antes (y eso que conozco toda y sacudían las ramas más altas. Cuando América del Sur menos cuatro países y estaban por empezar, sentí que alguien me he recorrido toda América del Norte). me tiraba de la manga de la camisa. Me volví para ver quién era. Uno de los niños me dijo: «Debemos salir de aquí. La fruta nos va a caer encima». ¡Y tenía razón! La fruta empezó a llover Algunos hasta por todas partes. empezaron Al rato había montones de fruta por todos lados. a decirme La siguiente incógnita era mamá; cómo acarrearla hasta la aldea. Naturalmente, los esa era su niños ya tenían previsto peculiar eso también. Se alzaron la camisa para formar peque- forma de ñas bolsas donde metieron agradecer el la fruta. Total que cargaron todo lo que no nos había- cariño que les Lo que singularizó esta visita mos comido y partimos de fue que compartí la experiencia con mi demostramos. regreso a la escuela. hijo. Aprendimos mucho juntos y tuvi- Algunos de los chiquilines se quedaron mos vivencias que la mayoría de la gente conmigo y con Cris hasta el final de nues- apenas lee en libros de texto o ve por tra visita. Al principio muchos se mostra- televisión. ban endurecidos a raíz de las penurias Sin embargo, no hace falta viajar a una que pasan a diario. (A veces son capaces remota aldea africana para vivir una autén- de soportar un dolor atroz sin derramar tica experiencia cultural ni para tender una sola lágrima. Y si lloran, es apenas una mano a quienes padecen necesidad. por un instante.) A medida que los fuimos Hoy en día esto es factible en cualquier conociendo más nos dimos cuenta de que parte. La mayoría de las ciudades moder- detrás de su aparente insensibilidad se nas constituyen crisoles étnicos en los que escondía un corazón muy tierno y ávido todos tienen algo singular que aportar. Lo de amor. Cris y yo les dedicamos toda la único que hace falta para cultivar nuevas atención que pudimos. Algunos hasta amistades es una pizca de iniciativa. Y empezaron a decirme mamá; esa era su con un poco de amor e interés se pueden peculiar forma de agradecer el cariño amalgamar todos esos mundos. que les demostramos. Para mí eso fue tan gratificante como ver los progresos que se LAILA ENARSON ES MISIONERA DE LA FAMILIA EN GAMBIA (ÁFRICA OCCIDENTAL). hacían en la construcción de la escuela. Conéctate AÑO 5, NÚMERO 2 13
  • 14. ¿Por qué formuló Dios los Diez Manda- Entonces ¿el cristiano puede hacer lo mientos y todas las otras leyes de Moisés? que le plazca, en el momento en que le RESPUESTAS A TUS INTERROGANTES venga en gana? Dios nos dio las leyes de Moisés para demostrarnos que éramos No. La ley del amor no nos con- La divina ley del amor pecadores, pues «por medio de la fiere una libertad egoísta e irrespon- ley es el conocimiento del pecado» sable en detrimento del prójimo. (Romanos 3:20). La Biblia aclara que Al contrario: estamos obligados a la estricta ley mosaica fue nuestro amar a los demás. Si la cumplimos, ayo (instructor) para enseñarnos todas nuestras acciones se regirán la diferencia entre el bien y el mal por el amor. «El amor no hace mal (Romanos 3:20) y nos convenció al prójimo» (Romanos 13:10). Es de que tenemos que acudir a Dios decir, no haremos nada a nadie que en busca de misericordia y perdón no querríamos que nos hicieran a (Gálatas 3:24). nosotros. Amén de esto, la ley es el medio En la ley mosaica todo se reducía del que se vale Dios para regular a a «ojo por ojo, diente por diente» los inicuos, a los que optan por no (Éxodo 21: vivir con arreglo a la ley del amor. 24; Leví- «La ley no fue dada para el justo, sino tico 24: para los transgresores y desobedien- 20). Jesús tes, para los impíos y pecadores» fue mucho (1 Timoteo 1:9). más allá. Pero una vez que «volvemos a Dijo: nacer» por obra del Espíritu del amor «Todas las de Dios (Juan 3:3) y nos convertimos cosas que en «nuevas criaturas en Cristo Jesús» queráis (2 Corintios 5:17), se nos exime de la que los antigua ley mosaica. «Venida la fe, ya hombres hagan con vosotros, así no estamos bajo ayo» (Gálatas 3:25). también haced vosotros con ellos» «Si el Hijo os libertare, seréis verda- (Mateo 7:12). En eso consiste la ley deramente libres» (Juan 8:36). de amor. ¿Eso significa que no hay ya ninguna Si la única ley de Dios es el amor, ley divina que el cristiano deba observar? ¿podemos hacer caso omiso de las leyes de los hombres? Si bien el cristiano ya no está sujeto a la ley de Moisés, habiendo ¡Claro que no! La ley del amor no aceptado a Jesús y nacido de nuevo nos exime de respetar las leyes que queda sujeto a una nueva ley, mucho imperan en la sociedad. Al revés. La más estricta en realidad: la divina Biblia nos exhorta a acatar la autori- ley del amor, defi nida por Jesús en dad del gobierno (Romanos capítulo Mateo 22:37-40. 13; Tito 3:1) y «estar en paz con todos los hombres» (Romanos 12:18). Una vez que «volvemos a nacer» por obra del Espíritu del amor de Dios y nos convertimos en «nuevas criaturas en Cristo Jesús», se nos exime de la antigua ley mosaica. 14 Conéctate AÑO 5, NÚMERO 2
  • 15. LECTURAS ENRIQUECEDORAS ¿No sería La ley de Cristo fantástico… La salvación es El Espíritu y la verdad …que todos siguié- únicamente por gracia, de Jesús nos otorgan ramos los preceptos de no por obras. libertad. Jesús, que dijo: «Ama a tu Romanos 3:28 Juan 8:36 prójimo como a ti mismo»? Efesios 2:8,9 Gálatas 5:1 (Mateo 22:39). Lamenta- Tito 3:5a blemente, cuando uno no En la actualidad el trata con mucho amor a La ley mosaica era un mandamiento es amar a los demás, se acarrea difi- código de justicia y Dios y al prójimo. cultades. Y es lógico. castigo muy estricto. Mateo 7:12 Se dice que todos los Éxodo 20:2-17 Mateo 22:36-40 males del mundo actual Éxodo 21:23-25 Romanos 13:8 son causados por la falta Deuteronomio 27:26 Romanos 13:10 de amor de los hombres Hebreos 10:28 Gálatas 5:14 para con Dios y sus seme- Santiago 2:10 Santiago 2:8 jantes. El sencillo amor a Dios y al prójimo sigue La ley mosaica cumplió Toda acción llevada a siendo la solución divina su finalidad. cabo con amor puro y aun en una sociedad tan Romanos 3:20b desinteresado es lícita. compleja y confusa como Gálatas 3:24 Gálatas 5:22,23 la actual. Amar a Dios nos 1 Corintios 6:12 capacita para amarnos La ley mosaica fue por Tito 1:15a unos a otros. Hasta nos un tiempo nada más. lleva a respetarnos como Gálatas 3:19,23 Sólo Jesús nos puede dar criaturas Suyas. Y si segui- Hebreos 7:18 fuerzas para vivir Su ley. mos Sus normas de vida Hebreos 9:10 Juan 15:5b y libertad, todos pueden Hebreos 10:1 Filipenses 4:13 estar bien y alcanzar la 1 Juan 2:8 2 Corintios 5:14a felicidad en Él. 2 Corintios 12:9 Pide, pues, a Dios que te Era imposible guardar ayude a amar a tu pró- la ley. jimo con el amor que Él te Juan 7:19 comunica. Y recuerda que Hechos 15:10 el prójimo es cualquiera que se cruce en tu camino La ley del amor, y necesite tu ayuda, sin conocida también como consideración a su raza, la ley de Cristo, sustituye credo, color o nacionali- para los cristianos a la dad. ley mosaica. Jeremías 31:31-33 D.B.B. Romanos 8:1,2 Romanos 10:4 Colosenses 2:14 Conéctate AÑO 5, NÚMERO 2 15
  • 16. DE JESÚS, CON CARIÑO Mi amor Mi amor es paciente y compren- sivo en un mundo intolerante; es tierno y gentil en un entorno en el que imperan la frialdad y la dureza de cora- zón. Mi amor consuela en el dolor y la sole- dad. A los que están confusos, les aclara los pensamientos; ofrece reposo al cansado, ayuda al impotente y renovadas fuerzas a quienes se sienten incapaces de continuar. Mi amor infunde paz en tiempos tormentosos. Mi amor puede sanar a los dolientes y aliviar sus penas y sufrimientos. Mi amor disipa la tensión, las pre- ocupaciones y el estrés. Mi amor cambia el temor por fe y valor, e infunde esperanza a quien no le queda ninguna. Mi amor es luz que ahuyenta las tinieblas. Desciende al más profundo abismo para salvar, llega a cualquier extremo para rescatar. No se detiene ante nada. No hay problema que no pueda resolver. Mi amor es un obsequio que te hago. Siempre ha estado a tu dispo- sición y siempre lo estará. ¿Lo aceptas?

×