CAMBIA TU MUNDO CAMBIANDO TU VIDA




LA PIEZA DE
AJEDREZ
Dios piensa ganar la partida,
con tu ayuda

OLVIDA EL PASADO
Lo ...
Disponemos de una amplia gama de




                                             a nuestros amigos
    libros, casetes, c...
EL VA LOR DE
                                 UNA
                                 HORA
Puede que te                     E...
Virginia Brandt Berg




                                 EL
    OLVIDA PASADO
       Es común que en el umbral           ...
vuelta y lo recibamos a Él con los brazos




      dios
                                                                 ...
no te lo guardes
    Dios no nos conforta para

     nuestro confort, sino para                                           ...
su cuerpo descansaba en su asiento        pero él era el mayor y el primero en
                            y la otra mitad...
la pieza de             Tú no puedes, pero el Señor sí




       AJEDREZ
            Dios no quiere que finjas o simules s...
Al decir todos, ¿a quién se refiere? A ti, a        Hasta el apóstol Pablo se lamentó
      mí, y también a los santos, los...
podía aspirar a hacer algo noble para       ser lo que Él quiere que seas y para des-
Dios?                               ...
trata de evitar que el jugador la mueva,     provecho a la situación (Romanos 8:28).
                            ¿cierto? ...
la
                                         ciudad
                                     y la
                             ...
simo tiempo, suficiente para volver a engañar          Un maravilloso río de la vida fluirá del
a las naciones. Una vez más,...
R.:    El Señor nos traza metas para ayudarnos a madu-
                                   rar como personas, para que seam...
LECTURAS
    PRÓXIMAMENTE                                         ENRIQUECEDORAS
    EL AMOR ES...                        ...
DE JESÚS, CON CARIÑO



Las ruedas del progreso
    La vida se compone de ciclos. Hay épocas en
que todo va bien y otras e...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

CONECTATE 027: PERDON, SUMISION

787 views
693 views

Published on

Tras leer estos artículos sabrás que esas imposibles transformaciones interiores
pueden ocurrir cuando dejamos que
Él gobierne nuestros asuntos. Basta con que seamos como piezas de ajedrez en Sus manos.

Published in: Spiritual, Health & Medicine
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
787
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
30
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

CONECTATE 027: PERDON, SUMISION

  1. 1. CAMBIA TU MUNDO CAMBIANDO TU VIDA LA PIEZA DE AJEDREZ Dios piensa ganar la partida, con tu ayuda OLVIDA EL PASADO Lo mejor aún está por venir NO TE LO GUARDES Todos tenemos algo que entregar
  2. 2. Disponemos de una amplia gama de a nuestros amigos libros, casetes, compactos y videos que alimentarán tu espíritu, te infun- dirán ánimo, ayudarán a tu familia y proporcionarán a tus hijos amenas experiencias educativas. Escribe a una de las direcciones que se indican a continuación o visítanos en: www.conectate.org Conéctate Apartado 11 Monterrey, N.L. México, 64000 conectate@conectate.org (01-800) 714 47 90 (número gratuito) En mayor o menor grado, casi todos estamos insatisfe- (52-81) 81 34 27 28 chos con nosotros mismos y con las circunstancias en que nos Conéctate hallamos. Pero no necesariamente debemos recriminarnos Casilla de correo 14.982 Correo 21 por ello. Para hacer progresos es menester cierta medida de Santiago insatisfacción. Si queremos desarrollar nuestro potencial es Chile preciso que soñemos con ser más de lo que somos. El pro- conectatechile@mi-mail.cl blema es que muchos nos quedamos estancados en esa fase. (09) 469 70 45 ¿Por qué será? Conéctate Las más de las veces ello obedece a que nos considera- Apartado Aéreo 85178 mos incapaces de convertir nuestros sueños en realidad. Y Santafé de Bogotá, D.C. Colombia normalmente tenemos razón. Algunos cambios los podemos conectate@andinet.com efectuar a fuerza de voluntad o de trabajar más arduamente. Conéctate Por ejemplo, alcanzar una meta más alta en ventas o bajar Casilla 2005 unos kilos. Pero... ¿qué pasa cuando se trata de cambios más Lima 100 profundos, de transformaciones internas que sabemos que Perú nos proporcionarían mayor felicidad y nos permitirían ejercer RAYOSdeSOL@terra.com.pe una influencia positiva en nuestro rinconcito del mundo? Por Activated Ministries lo general esos cambios de fondo son los más esquivos. P.O. Box 462805 Nos convencemos de que nos falta entereza y fuerza Escondido, CA 92046–2805 USA de voluntad, de que tenemos muchos defectos y cometemos activatedUSA@activated.org infinidad de errores. Simplemente no somos capaces —aduci- (1-877) 862 32 28 (número gratuito) mos—. Si piensas así, el presente número de Conéctate será DIRECTOR un aliento para ti. Gabriel Sarmiento Jesús lo resumió de modo muy sencillo cuando dijo: «Para DISEÑO los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas Giselle LeFavre las cosas son posibles para Dios» (Marcos 10:27). La clave ILUSTRACIONES está en ponernos en manos de Dios y dejar que Él haga lo Doug Calder imposible por medio de nosotros, y a veces a pesar de noso- tros. Tenemos nuestras limitaciones, somos débiles, somos PRODUCCIÓN incapaces, pero hay un Dios grande, fuerte y muy capaz que Francisco López está presto a asistirnos. Esas imposibles transformaciones inte- AÑO 4, NÚMERO 1 riores resultan mucho más alcanzables cuando dejamos que © 2003, Aurora Production AG. Es propiedad. Impreso en Tailandia. Él gobierne nuestros asuntos. Basta con que seamos como http://es.auroraproduction.com piezas de ajedrez en Sus manos. A menos que se indique otra cosa, todas las frases textuales de las Escrituras que aparecen en Conéctate provienen de la versión Reina-Valera Gabriel Sarmiento de la Biblia, © Sociedades Bíblicas En nombre de Conéctate Unidas, 1960. 2 conéctate AÑO 4, NÚMERO 1
  3. 3. EL VA LOR DE UNA HORA Puede que te Estaba en Sin- Una vez que se Lo que es capaz gapur y tenía que hubo desahogado, le de hacer una sola sientas incapaz esperar una hora para conté lo que me había persona de mejorar la tomar un bus que pasado a mí: que yo Si te pones a me llevaría al aero- también había bus- pensarlo, es ilimitado vida de nadie. puerto. A la vuelta de cado afanosamente la el bien que puedes Pero recuerda, la esquina se encon- paz interior, el amor, hacer como persona. traba un joven occi- la verdad y la felici- Puedes amar a los no eres tú el que dental sentado en la dad, y que en Jesús despreciados, ser vereda con cara de había hallado todo lo compasivo, amistoso tiene que hacerlo, mucha preocupación. que necesitaba. Rezó y simpático, y prestar sino Dios. Basta —¿Puedo ayudarte conmigo para aceptar oído o dar una mano en algo? —le pregunté. a Jesús en su vida y a quien lo necesite. con que enseñes —Sí —me respon- luego oramos por su Puedes pedir al Señor a las personas dió—. Puedes escu- curación completa, que te ayude a ser charme. ¡Me estoy tanto física como siempre alegre, a a establecer volviendo loco! ¡No mental. ver el lado positivo hallo paz! Me sentí muy feliz de toda situación y contacto con Él Sobrecogido me de no haber desper- a animar a otros a por medio de senté a su lado y lo diciado esa hora que hacer lo mismo. escuché. Se trataba el Señor quería que Puedes distribuir la oración, y Él de un muchacho empleara para trans- folletos, hablar del se ocupa de lo estadounidense que mitir Su amor a aquel Señor y Su Palabra, venía de Indonesia, muchacho. brindarte a quienes demás. Entonces donde había conocido Emmanuel Peterson padecen necesidad a una chica, según me y manifestar amor verás vidas explicó. Temía que y comprensión por transformadas, ella le hubiera conta- donde vayas. Cual- giado el sida. No sabía quiera que desee toda vez que Dios a dónde dirigirse, dejar una huella responde a las si volver a Estados en el mundo para Unidos o seguir bien, puede hacerlo, oraciones. Él es rumbo a Tailandia y además motivar quien hace la obra. con miras a encontrar a otros a hacer lo un sitio donde medi- mismo. Chloe West tar. María Fontaine conéctate AÑO 4, NÚMERO 1 3
  4. 4. Virginia Brandt Berg EL OLVIDA PASADO Es común que en el umbral puede hacer que todo redunde en de un nuevo año se nos despierte tu bien. la intriga por el porvenir. Si bien a ¿Cuántas personas afi rman veces quisiéramos descubrir lo que confiar en Dios y, sin embargo, nos deparará, Dios ha dispuesto se preocupan por las manchas que no podamos correr ese velo de y los borrones de las páginas de misterio que envuelve el futuro. Yo su pasado? Nunca se gozan en la personalmente me conformo con plenitud del perdón y la misericor- que sea así, pues tengo la certeza de dia de Dios, en la promesa de que que Dios sabe lo que más le con- Él borra nuestros pecados. «Yo, yo viene a cada uno. soy el que borro tus rebeliones por Hay, sin embargo, algo que sí amor de Mí mismo, y no me acor- conocemos: que podemos dejar daré de tus pecados» (Isaías 43:25). atrás el pasado, con todos sus Dios no pretende que retroce- afanes, preocupaciones, angustias, damos y desandemos lo andado: no pesares, errores y fallos. ¿No te podemos volver a vivir el pasado. parece estupendo? Además, ¿quién querría hacer eso Todo lo sucedido el año pasado siendo el futuro tan radiante y pro- —ya si fue bueno, ya si malo—, misorio? Cuando pienso en el año todo remordimiento o tristeza que que tengo por delante, me acuerdo nos haya dejado, está en manos de de todas las promesas divinas que Dios. Si de veras confiamos en Él, podemos invocar y de lo halagüeño podemos extraer agua dulce de las que puede ser el futuro. ¡Qué mara- sequedades del desierto del pasado, villas pueden producirse, milagros cualesquiera que hayan sido estas. de fe, pues Su Palabra inconmovi- En este año que comienza, Él ble está a nuestra disposición! puede ofrecerte una corona en Jesús está con los brazos exten- lugar de cenizas, traje de fiesta en didos impidiéndonos volver al vez de espíritu de desaliento, la pasado. Dado que Él ya pagó por dicha de la mañana en lugar de las nuestros pecados, la Biblia dice sombras de la noche (Isaías 61:3; que debemos olvidar lo que queda Salmo 30:5). Él promete que todas atrás y extendernos a lo que está las cosas redundan en bien para los delante, «prosiguiendo a la meta, al que aman a Dios, «los que con- premio del supremo llamamiento forme a Su propósito son llamados» de Dios en Cristo Jesús» (Filipenses (Romanos 8:28). De modo que si 3:13-14). eres hijo Suyo y de verdad aceptas Nada que hagamos puede Sus designios para ti —si eres de los exonerarnos del pasado. De todos que aman a Dios y han sido llama- modos, sí hay redención para noso- dos conforme a Su propósito—, Él tros: Jesús nos redime y nos limpia 4 conéctate AÑO 4, NÚMERO 1
  5. 5. vuelta y lo recibamos a Él con los brazos dios abiertos. Dios nunca nos rechaza ni nos retira Su amor. Nunca pierde esperanza en nosotros, por mucho que nos desca- nunca rriemos. Por eso, si te sientes alejado deja de Dios, será porque no has abierto tu corazón para acoger Su amor y Su perdón. No tienes por qué seguir morti- ficándote por tus errores y pecados. Si te de arrepientes y le pides perdón a Dios, Él te perdonará. Es así de simple (Isaías 1:18; 1 Juan 1:9). amarte Encamínate hacia Dios, vuélvete a Él y busca el camino de regreso a casa. El Padre entonces saldrá corriendo a ¿Cómo es Dios? Algunos lo recibirte con los brazos abiertos (Lucas imaginan como una deidad iracunda, 15:18-24). una suerte de monstruo que todo lo ve David Brandt Berg (D.B.B.) y que porta un gran mazo, con el cual se apresta en todo momento a apo- Si aún no has experimentado el rrearnos, un tirano cruel que nos tiene a amor y el perdón divinos, pruébalos todos aterrorizados con la amenaza de ahora mismo rezando sinceramente una mandarnos al Infierno. Pero en realidad sencilla plegaria como la que sigue: Dios es amor (1 Juan 4:8). Es un Dios Te agradezco, Jesús, el sacrificio que amoroso que se desvive por llevarnos a hiciste para expiar mis errores y malas todos al Cielo. Un Dios cercano, íntimo, acciones. Así puedo obtener ahora perdón personal, afectuoso, lleno de bondad, y dejar atrás el pasado. Gracias por de ternura, de dulzura. Un Dios que se limpiarme de todo pecado —pasado, pre- interesa por nosotros y nos aguarda con sente y futuro— por fe. Te ruego que entres los brazos abiertos. Si nos sigue de cerca en mi corazón, me perdones y me conce- es sólo porque espera que nos demos la das el don de la vida eterna. Amén. ■ de todo el ayer. Mas ¡qué pena que murió por todos nosotros. Lo único sigamos cargando con el pasado que tenemos que hacer es extender cuando el Señor hizo un tremendo la mano y tomarlo, tomarlo a Él por sacrificio precisamente para librar- Salvador y aceptar Su perdón. nos de ese lastre! «Si confesamos nuestros peca- ¿Habrá algo más maravilloso dos, Él es fiel y justo para perdonar que el milagro del perdón, la segu- nuestros pecados, y limpiarnos de ridad de que Jesús nos ha perdo- toda maldad» (1 Juan 1:9). Él lo ha nado nuestros pecados? Y lo mejor prometido, y no puede faltar a Su es que eso se nos aplica a todos. Él Palabra. ■ conéctate AÑO 4, NÚMERO 1 5
  6. 6. no te lo guardes Dios no nos conforta para nuestro confort, sino para Lilia Potters que seamos confortadores. Me recosté en el asiento y apacible de Dios me susurró que mi esperé el despegue. Me dolía la hija estaría bien, como habían estado espalda. Viajaba de regreso a casa, bien sus cuatro hermanos mayores y tenía los brazos y las piernas aga- cuando se fueron de casa. rrotados como consecuencia de las El avión despegó, se elevó y luego cinco horas en auto hasta el aero- se niveló. puerto y del primer tramo de vuelo, La paz me vino a medida que me que habían sido otras dos horas. La dejaba tranquilizar por Él y recor- verdad es que no me hacía mucha daba que jamás había dejado de ilusión otro trayecto de cinco horas responder a las plegarias que le había en un asiento de la clase turista, y elevado por mis hijos. Las lágrimas menos en un avión atestado. de añoranza cambiaron en lágrimas Recordé a mi hija, que aún no de gratitud cuando di gracias a Dios cumple los 18 años. Acababa de por Su fidelidad y por darme con- llevarla a casa de su hermano mayor suelo. para que pasara allá una temporada. Al abrir los ojos, vi a una señora y Pensé en cuánto la iba a extrañar. su nenita —de unos tres años— que Era la primera vez que se alejaba del se cambiaban a los asientos conti- hogar. Me dolía profundamente que guos al mío. Pese a que había tenido no fuera a estar cerca de mí. Conozco la esperanza de que aquellos puestos bien esa sensación. De nuestros seis que habían estado vacíos durante el hijos, era la quinta en irse de casa. despegue se mantuvieran vacantes Dije para mis adentros: «Debería para poder acostarme, comprendí acostumbrarme». No obstante, que la azafata las hubiera trasladado empezó a embargarme la misma sen- para que tuvieran más espacio. sación. Estaba a punto de llorar, pero Observé a la madre, que se esfor- resolví no ceder a mis emociones. zaba por atender a su hija. La niña Mientras el avión recorría la pista estaba cansada, se quejaba y quería de despegue, cerré los ojos y elevé dormirse. Ofrecí mi almohada a la una plegaria a Jesús. Le rogué que señora y también otra manta para me concediera un vuelo sin contra- que la nena apoyara la cabeza. La tiempos y que guardara a mi hija y a madre me miró agradecida y explicó mis otros hijos. También le agradecí que llevaban ocho horas de vuelo. Al el que siempre lo haya hecho. El silbo rato, la niñita se durmió. La mitad de 6 conéctate AÑO 4, NÚMERO 1
  7. 7. su cuerpo descansaba en su asiento pero él era el mayor y el primero en y la otra mitad en el regazo de su marcharse de casa. Ya había empe- madre. zado a extrañarlo. Sirvieron una comida. Conver- La miré sorprendida. ¡Qué coin- samos de temas triviales. La auxiliar cidencia que estuviera sentada junto de vuelo se llevó las bandejas y la a una señora que estaba sintiendo señora trató de descansar. Al cabo de exactamente las mismas emociones un momento, noté que una lágrima que yo había tenido minutos antes al le rodaba por la mejilla. A ésta le recordar a mi queridísima hija! siguió otra. Trató de secarse la cara La tomé de la mano y le dije que antes que yo advirtiera que lloraba, la comprendía. Le hablé de mi hija pero pronto se dio cuenta de que ya y compartí con ella los pensamien- las había visto y me sonrió un poco tos consoladores que Dios me había avergonzada. inspirado un rato antes. Escuchó —¿Se encuentra bien? —pre- con atención y, pese a las lágrimas, gunté. me sonrió cuando le propuse que —Sí, estoy bien. oráramos las dos por nuestros hijos Pero no lograba contener las y que luego confiáramos en que Dios lágrimas. Le toqué el brazo suave- los cuidaría. mente antes de preguntarle: Al cabo de un rato me enteré de —¿Hay algo que pueda hacer por que profesábamos diferentes creen- usted? cias religiosas; pero las dos sabíamos Después de un valeroso esfuerzo que el Dios que amamos también por recuperar la compostura, me ama a nuestros hijos y los cuida. explicó que acababa de llevar a su Conversamos más durante el resto hijo de 16 años a los Estados Unidos del vuelo, intercambiamos números para estudiar. Tenía otros siete hijos, de teléfono y prometimos seguir en comunicación. Luego de despedirnos di gracias Siempre es a Jesús por un vuelo sin complicacio- nes y por la forma en que Él sin- posible dejar un poco croniza todo a la perfección. Estoy convencida de que Él dispuso cómo de amor en el corazón de quienes nos íbamos a sentar, de forma que yo transmitiera Sus palabras tranquili- se cruzan en tu camino, aunque sea en zadoras a aquella mujer. Dios quiso consolarnos a las dos. su más simple expresión: con una palabra, — [El] Padre de misericordias y Dios de una sonrisa o una mirada de comprensión. toda consolación [...] nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos Así sabrán que Dios los amó ese día. Su también nosotros consolar a los que están Espíritu se lo hará saber. Un poquito en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos conso- de amor llega muy lejos. lados por Dios (2 Corintios 1:3-4). ■ D.B.B. Lilia Potters es misionera de La Familia en Oriente Medio. conéctate AÑO 4, NÚMERO 1 7
  8. 8. la pieza de Tú no puedes, pero el Señor sí AJEDREZ Dios no quiere que finjas o simules ser lo que no eres y jamás podrás ser. No obstante, nos enseña en Su Palabra que cualquiera puede llegar a ser prácticamente cualquier cosa, siempre y cuando tenga fe y obre de conformidad con la voluntad del Señor. De modo que cualquiera puede ser alguien, o alguien puede ser cualquiera. Nada hay imposible para Dios, y al que cree todo le es posible (Lucas 1:37; Marcos 9:23). Muchos cristianos ponen a los santos en un pedestal. Idolatran a los grandes personajes de la Biblia, a los patriarcas y los profetas. Como exal- tan y ponen por las nubes hasta tal punto a los santos y mártires del cristianismo, la gente común y corriente considera prácticamente imposible alcanzar esas mismas alturas. Y muchos, lamenta- blemente, aducen ese sentimiento de impotencia para justificar su inacción. Dicen: «Hoy en día es imposible ser así. Eso sólo ocurría en los tiempos bíblicos. Solo los santos, patriarcas y profetas hacían eso. Los cris- tianos normales y corrientes no estamos sujetos a esas exigencias. Están fuera de nuestro alcance. Es imposible; ni para qué intentarlo. No se puede esperar que la gente obre milagros como ellos, que tengan dones del Espíritu como los que poseían los apóstoles y otros cristianos ejemplares de tiempos pasados. Los milagros pasaron a la historia». Uno de los mayores artificios del Diablo es decirles: «No puedes aspirar a ser un buen cristiano porque eres pecaminoso, cometes errores. No se puede ser bueno y malo al mismo tiempo». La Pala- bra de Dios certifica, sin embargo: «No hay justo, ni aun uno. [...] Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios» (Romanos 3:10,23). 8 conéctate AÑO 4, NÚMERO 1
  9. 9. Al decir todos, ¿a quién se refiere? A ti, a Hasta el apóstol Pablo se lamentó mí, y también a los santos, los profetas, diciendo: «¿Quién me librará de este los apóstoles, los patriarcas y todos los cuerpo de muerte?» Poco menos que demás. Nadie queda exceptuado salvo dijo: «Soy como un cadáver. Apesto. Soy el propio Dios. una verdadera porquería». Así y todo el Eso cambia nuestra perspectiva del Señor lo animó y puso en sus labios la asunto. Baja a los apóstoles, profetas y respuesta: «Gracias sean dadas a Dios, grandes personajes de la Biblia a nues- que nos da la victoria por medio de tro nivel y da a entender que es posible nuestro Señor Jesucristo» (Romanos para nosotros emular su ejemplo. Por 7:24,25; 1 Corintios 15:57). muchos pecados y equivocaciones que Esas palabras nos infunden espe- cometamos, por muchos defectos que ranzas, ¿no es cierto? Cuando el Diablo tengamos, seamos como seamos, el pone empeño en recordarnos nuestras Señor puede obrar por medio de noso- faltas, equivocaciones y defectos, nos tros. De modo que si el Diablo te dice hace caer en la cuenta de que no somos que nunca llegarás a ser nadie a causa capaces de alcanzar la victoria, de que, de tus muchas culpas, no le hagas caso. en efecto, no servimos para nada, que ¡No es cierto! es cierto que somos pecadores, y que si Dios en parte creó al hombre y lo no fuera por el amor, la misericordia, la puso en la Tierra para manifestar Su gracia y la bondad de Dios, de ningún poder de salvación, para demostrar que modo nos superaríamos. puede salvarnos y obrar por medio de Requiere un milagro de la gracia nosotros a pesar de todas nuestras faltas de Dios. Lo que hacemos por el Señor, y defectos. Hasta de ti puede valerse. nuestros pensamientos, nuestro amor a El mismo hecho de que aun siendo tan Él y al prójimo, todo es un milagro de la malos como somos Dios pueda obrar gracia divina. «Fe que obra por el amor» a través de nosotros glorifica a Jesús (Gálatas 5:6). Es obra de Dios. Uno sim- cuando hacemos algo bien. Como reza plemente debe tener fe en que el Señor una canción de hace muchos años: lo hará por medio de uno. Durante años me había convencido A Ti te daremos la gloria, de que no era nada ni nadie y de que por todo, Señor, precioso Señor, nunca podría realizar gran cosa. Pensaba y pregonaremos la historia, que cometía demasiados pecados, que Jesús, de Tu espléndido amor. era muy carnal, que no leía la Biblia ni oraba con la debida frecuencia. ¿Cómo conéctate AÑO 4, NÚMERO 1 9
  10. 10. podía aspirar a hacer algo noble para ser lo que Él quiere que seas y para des- Dios? empeñar la tarea que te tiene asignada, Seamos sinceros. ¿No es así como cualquiera que sea. No intentes ser lo nos sentimos a veces? Estoy seguro que no eres; pero tampoco dejes que de que el Diablo te dice a ti las mismas el Diablo te mienta diciéndote que no mentiras. Cuando lo haga, ¿por qué no eres capaz de ser la persona en la que le pegas una bofetada con las Escrituras, Dios te puede convertir, o de realizar lo como hizo Jesús cuando el Diablo lo que Dios quiere obrar por medio de ti. tentó en el desierto? (Mateo 4:1-11). «Ya Él nunca nos pide que hagamos más de no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo lo que sabe que podemos hacer con Su que ahora vivo en la carne, lo vivo en ayuda. la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y A muchísimos cristianos se les han se entregó a Sí mismo por mí» (Gálatas inculcado dos doctrinas contradicto- 2:20). Donde abundan el pecado y las rias. Según la primera de ellas, uno no faltas y errores propios de la naturaleza puede ser santo ni perfecto; y conforme humana, sobreabunda la gracia de Dios a la segunda, uno no se puede salvar a (Romanos 5:20). Ha ahí el secreto de menos que sea santo y perfecto. Ambas todo. son doctrinas propias del Diablo. Con ¿Por qué crees que permite el Señor razón muchos cristianos se dan por que cometas equivocaciones? ¿Por vencidos y dejan de esmerarse por hacer qué crees que permitió que Adán y Eva algo por el Señor. cedieran y cayeran en la tentación en Sin embargo, lo estupendo, el quid el Paraíso Terrenal? Para demostrar que de la cuestión, es que con la ayuda de lo necesitaban a Él y, al mismo tiempo, Jesús puedes hacer cualquier cosa. demostrarnos a todos que lo necesi- «Todo lo puedo en Cristo que me for- tamos, que no podemos lograrlo por talece» (Filipenses 4:13). Con Su ayuda nuestra cuenta. ¿Y qué se consigue con puedes hacer lo que sea, ir adónde sea eso? Glorificar al Señor. y ser quienquiera que Dios quiera que Naturalmente que es imposible para seas. nosotros. No podemos salvarnos por Dios nos ha dado libre albedrío. virtud propia, no podemos llevar una Pero para alcanzar el éxito en lo que vida cristiana perfecta, no podemos emprendamos para Él, o incluso para ser ser buenos ni hacer nada bueno por todo lo felices que Él quiere que seamos, esfuerzo propio. El mismo Jesús dijo: debemos supeditar nuestra voluntad «Separados de Mí, nada podéis hacer» a la Suya. Tenemos que averiguar cuál (Juan 15:5). A muchos les han inculcado es Su voluntad para nosotros —lo que la falsa doctrina de que se espera que Él sabe que más nos conviene y más ellos hagan la mayor parte con un poco les conviene a los demás—, y optar por de ayuda suplementaria de Dios. Pues cumplir con eso. yo quiero expresarles sin rodeos que Como las fichas del tablero de Dios es quien lo hace todo. Para mí ese ajedrez, cada uno tiene su puesto y su concepto es un gran consuelo. ¿No tiene tarea que desempeñar para el Señor. ese mismo efecto en ustedes? Las piezas de ajedrez no tienen volun- No es preciso que te sientas capaz tad propia. Cuando un jugador de este de hacer cosas que el Señor no espera deporte toma una pieza y la hace avan- que hagas. Basta con que tengas fe para zar hasta otra casilla, ésta no protesta ni 10 conéctate AÑO 4, NÚMERO 1
  11. 11. trata de evitar que el jugador la mueva, provecho a la situación (Romanos 8:28). ¿cierto? De igual manera, nosotros Así que deja de preocuparte por lo estamos en las manos de Dios. Piensa que Dios va a hacer. Estás en Sus manos. en eso cuando el Diablo te induzca a «Confía en el Señor y haz el bien» (Salmo preocuparte con esto o con lo otro. Estás 37:3). «Fíate del Señor; no te apoyes en Es estupendo en manos del Gran Maestro de ajedrez tu propia prudencia. Reconócelo en y Él te colocará dondequiera que desee. todos tus caminos, y Él enderezará tus dejar las Limítate a confiar en el Señor. veredas» (Proverbios 3:5-6). «Oiréis a No tienes que tomar todas las deci- vuestro lado una voz que diga: “Este es decisiones siones tú. Basta con que te subordines el camino, andad por él”» (Isaías 30:21). a los designios del Maestro. De todos Cuando se sigue a un guía por un en manos de modos puedes actuar según tu albedrío camino desconocido, él no le dice a uno y optar por no someterte. En última por dónde hay que ir sino al llegar a un Dios, porque instancia, la única decisión que debes recodo o a una bifurcación: espera a que tomar es la de hacer la voluntad de Dios. llegue el momento en que uno deba Él siempre Simplemente accede a que el Señor saberlo. Lo mismo sucede con el Señor: haga las jugadas que quiera contigo y en la mayoría de los casos no es preciso se preocupa deja que Él piense y disponga. Él ve toda que sepas al detalle lo que vas a hacer la partida, todo el tablero y todas las mañana. Jesús dijo que no nos preocu- de darnos lo piezas. Tu visión es muy limitada y tienes páramos por el día de mañana. A veces muy poco poder. En cambio Él lo ve hay que trazar planes con antelación que más nos todo y lo tiene todo. para algunas cosas. Pero no tenemos Sé simplemente lo que Dios quiere que preocuparnos por el día de mañana. conviene. que seas. No te preocupes por lo que Limítate a hacer lo que Dios sabe que puedes o no puedes ser, o por lo que puedes hacer y lo que te ha pedido que serás o dejarás de ser, como hice yo casi hagas hoy, y prepárate para hacer lo cincuenta años. Me pasé media vida mismo mañana. preocupándome por lo que iba a ser Cada uno de nosotros es una pieza algún día cuando ya era exactamente lo única del tablero de ajedrez que tiene que Dios quería —desde hacía mucho Dios. Y Él ha dotado a cada uno de tiempo— y estaba aprendiendo todo lo ciertas facultades. Él es el jugador; tú que Él quería que aprendiera. solamente una ficha. Eres Su ficha, y no También hubo ocasiones en las que tienes que hacer otra cosa que moverte opté por hacer esto o aquello y Dios según Sus deseos. Ni siquiera espera tuvo que instarme a cambiar de idea u que lo hagas por tus propios esfuerzos, obrar otra cosa a pesar de mí. Pero a la sino que extenderá la mano, te tomará larga, siempre descubría que Dios sabía y te colocará donde Él quiera que vayas. lo que hacía. Tú de todos modos no podrías despla- Es estupendo dejar las decisiones zarte por tus propios medios, pero sí con en manos de Dios, porque Él siempre el impulso de Dios. O sea, ¡tú no puedes, se preocupa de darnos lo que más nos pero Él sí! ■ conviene. Él nunca falla. Aunque permita que entendamos mal Sus instrucciones o cometamos un error, si nuestro corazón es (Extracto de Más que vencedores, recto para con Él, hasta puede valerse de colección de 10 artículos escritos por eso para enseñarnos algo y sacarle algún David Brandt Berg). conéctate AÑO 4, NÚMERO 1 11
  12. 12. la ciudad y la celestial Compilado por Joseph Candel nueva tierra a partir de los escritos de David Brandt Berg Ante el deterioro de la coyuntura inter- anticristianas que los estén atribulando y se nacional, se hace más importante que nunca los llevará a la celebración más grandiosa que tener presente que habrá un desenlace feliz. haya habido jamás: la cena de las bodas del Es cierto que, antes de mejorar, la situa- Cordero en el Cielo (Apocalipsis 14:14-16; ción se pondrá peor. Lo fundamental, sin 19:6-9). embargo, es que va a mejorar, ¡y mucho! A la Entretanto, la pavorosa ira de Dios se noche más oscura que el mundo haya cono- derramará sobre el Anticristo y sus seguido- cido seguirá la alborada más gloriosa. Por fin res (Apocalipsis 14:8-11,17-20; 15:1,7-8; entonces se establecerá el reino de Dios, que 16:1-11). prevalecerá para siempre. Las huestes del Cielo conducidas por Durante tres años y medio —denomina- Jesús volverán entonces para derrotar al dos en la jerga bíblica la Gran Tribulación—, Anticristo y sus fuerzas. Este enfrentamiento el Anticristo —dictador mundial cuyo adve- se conoce como la batalla de Armagedón. nimiento se espera en breve— perseguirá a La misma señalará el fi n de los gobiernos de los creyentes de todas las confesiones religio- los hombres, ya que a partir de ahí, según la sas. No obstante, al final de la Gran Tribu- Escritura, Jesucristo y Sus fuerzas asumirán lación, Jesús retornará «sobre las nubes del el mando del planeta para regirlo con justi- cielo, con poder y gran gloria» para rescatar a cia. los Suyos y reunirlos con Él (Mateo 24:29-31). Durante los siguientes mil años —período Todos los hijos de Dios salvos que hayan que se denomina el Milenio— habrá una muerto a lo largo de los siglos resucitarán y era de paz y abundancia, y la Tierra será un ascenderán milagrosamente para reunirse paraíso (Apocalipsis 19:11-21; 20:1-6). con Cristo en el aire. Luego los salvos que Al fi nal del Milenio, Satanás será libe- aún queden en la Tierra serán instantánea- rado de su prisión en el corazón de la Tierra, mente transformados y se unirán a ellos. donde habrá estado recluido todo ese Jesús rescatará a los Suyos de las fuerzas período. Recobrará su libertad por un breví- 12 conéctate AÑO 4, NÚMERO 1
  13. 13. simo tiempo, suficiente para volver a engañar Un maravilloso río de la vida fluirá del a las naciones. Una vez más, quienes no se trono de Dios y atravesará el centro de la hayan convertido al Señor, se unirán a Sata- ciudad. A ambas riberas del río crecerán nás en franca rebeldía contra el reino de Dios árboles de la vida, que darán continuamente en la Tierra. Dios volverá a vencer al Diablo y doce tipos de fruto, y cuyas hojas serán «para sus seguidores —esta vez en el marco de una la sanidad de las naciones» (Apocalipsis batalla aún más desoladora que el Armage- 22:2). Los santos resucitados tendrán cuer- dón, la de Gog y Magog—, tras lo cual puri- pos sobrenaturales, también conocidos como ficará completamente la superficie terrestre cuerpos gloriosos, por lo que no necesitarán con un diluvio de fuego (2 Pedro 3:10; Apoca- curación. De ello inferimos que la sanidad a lipsis 20:8-9; 21:1). la que alude este pasaje será para la gente y Después de la batalla de Gog y Magog, las naciones que moren fuera de la ciudad. Dios edificará un mundo nuevo sobre las Otra característica notable de la Tierra cenizas del antiguo, «cielos nuevos y tierra nueva será que «el mar no existirá más» nueva, en los cuales mora la justicia» (2 Pedro (Apocalipsis 21:1). Hoy en día la mayor parte 3:13). El planeta será el mismo, pero con de la superficie terrestre está cubierta por una superficie totalmente renovada. Dios agua. Eso significa que cuando Dios rehaga el recreará la faz de la Tierra y establecerá en planeta y hayan desaparecido los mares, este ella un nuevo edén. dispondrá de cuatro o cinco veces más tierra Entonces Su imponente ciudad celestial habitable, la cual podrá ser aprovechada por descenderá del espacio para posarse sobre la las gentes de fuera de la ciudad. Tierra nueva. El Altísimo bajará a vivir con El globo terráqueo se renovará comple- nosotros, y nosotros conviviremos con Él tamente, será todo nuevo. Estará poblado (Apocalipsis 21:2-3). de pájaros y animales amistosos, además Dicho Cielo en la Tierra será tan concreto de todas las hermosas criaturas de Dios que y tangible que los capítulos 21 y 22 del Apoca- conocemos actualmente. En cambio, no lipsis lo describen con todo lujo de detalles, habrá lugar para los insectos dañinos ni para y dan las medidas, los colores, los materiales las plagas, cardos y espinos (Isaías 11:6-9; de la ciudad y mucho más. Será la urbe más 55:13). Toda la creación será tal cual la conci- grandiosa que se haya construido. Superará bió Dios en el principio, semejante al Huerto con creces nuestros más aventurados sueños. del Edén. Un mundo de ensueño, sin pecado Cubrirá una superficie aproximada de 5,8 ni guerras, sin devastaciones ni muerte, sin millones de kilómetros cuadrados, como casi enfermedades, ni lágrimas, ni dolor. toda Australia, más de la mitad de Europa o Y eso no es todo: «En la casa de Mi Padre Estados Unidos, o una quinta parte del conti- —dijo Jesús— muchas moradas hay. [...] Voy, nente africano (Apocalipsis 21:16). pues, a preparar lugar para vosotros [...], para «La ciudad no tiene necesidad de sol ni que donde Yo estoy, vosotros también estéis» de luna que brillen en ella; porque la gloria (Juan 14:2-3). Si has reconocido a Jesús como de Dios la ilumina, y el Cordero [Jesús] es tu Salvador, un día de estos serás propietario su lumbrera» (Apocalipsis 21:23). El Sol y de una mansión que no te costará nada: Jesús la Luna seguirán brillando para beneficio ya pagó por ella. de quienes vivan fuera, pero los que estén ¿Estás preparado para ir al Cielo? dentro no los necesitarán, toda vez que la ¿Podrás circular libremente por las calles ciudad estará dotada de su propia energía de la ciudad celestial? Solamente los salvos luminosa: la luz de Dios, de Su Hijo, Jesús. andarán en ella (Apocalipsis 21:24). No Toda su estructura será de «oro puro, querrás perderte eso, ¿verdad? Basta con que semejante al vidrio limpio» (Apocalipsis aceptes a Jesús como Salvador, si es que aún 21:18). ¡Imagínate! no lo has hecho. ■ conéctate AÑO 4, NÚMERO 1 13
  14. 14. R.: El Señor nos traza metas para ayudarnos a madu- rar como personas, para que seamos más felices y para que nuestra vida tenga más sentido y sea mejor en todo aspecto. No lo hace porque quiere o espera que seamos perfectos. De RESPUESTAS hecho, sabe muy bien que nunca lo seremos. Somos noso- tros quienes nos imponemos a veces metas poco realistas que luego nos hacen sentirnos fracasados. El arma preferida A TUS que emplea el Diablo contra los cristianos es el desaliento, y también le encanta hacernos caer en la autocensura. INTERROGANTES Nos recriminamos porque pensamos que Dios no nos va perdonar algo que hicimos mal. Generalmente es un vicio mental, porque cuanto más se piensa en el asunto, peor se vuelve. Cuando nos mortificamos así, invalidamos nues- tra propia fe para pedir al Señor que nos ayude a superar esos sentimientos negativos, porque nos parece que no nos merecemos Su ayuda ni otras bendiciones que nos pudiera No tienes otorgar. En efecto, cuando nos dejamos vencer por el abati- miento y la autocensura es muy difícil salir del pozo, porque el Diablo hace lo posible por convencernos de que es preci- que ser samente ahí donde debemos estar. Pero Jesús nos conoce al dedillo —así nuestros defectos perfecto como nuestras cualidades—, pese a lo cual nos ofrece Su amor incondicional. Él no anda permanentemente con un cuaderno en la mano anotando cada una de nuestras meti- das de pata. Más bien se alegra cada vez que damos aunque sea un pequeño paso por seguirlo. A Sus ojos, el único fracasado es el que cae y se niega a levantarse para hacer un nuevo intento. Ni siquiera espera que nos levantemos por nuestros propios medios. Nos tiende la mano y nos alza; luego nos infunde fe y agallas para seguir adelante hasta tener éxito. Lo único que nos pide es que hagamos otra ten- P.: A veces me da la tativa y que creamos que nos ama y que está a nuestro lado para ayudarnos. Por eso, si has caído en la autocensura, impresión de que nunca sigue los pasos que detallamos a continuación y verás que tendré suficiente entrega y te conducen a la victoria: 1. Admite que no puedes alcanzar tus metas por tu disciplina para complacer cuenta y que solo Jesús puede ayudarte a hacerlo. a Dios. Por ejemplo, la Biblia 2. Niégate a creer al Diablo cuando venga a recriminarte dice que debemos orar sin y a hacer que te sientas culpable. 3. Recuerda que, a los ojos de Dios, el fracaso no con- cesar y dedicar nuestra vida siste en caerse, sino en no levantarse para hacer un nuevo a servir a Jesús y a los demás. intento. 4. Agradece a Dios que aun sucesos que parecen derro- Pero esas metas me parecen tas puedan convertirse en victorias si aprendemos de ellos. imposibles de alcanzar. ¿Para 5. Cuando tropieces, niégate a darte por vencido. Apó- yate en Jesús. Pídele que te ayude a ver las cosas desde Su qué esforzarme siquiera? perspectiva. Luego levántate e inténtalo una vez más. ■ 14 conéctate AÑO 4, NÚMERO 1
  15. 15. LECTURAS PRÓXIMAMENTE ENRIQUECEDORAS EL AMOR ES... CAMBIAR PARA MEJOR El amor es creer y es confiar; es ayudar y animar; es sincerarse; es compartir; es sentir y Dios quiere solamente lo mejor para brindar contacto físico, es orar por los demás, nosotros. interesarse por ellos. El amor es generosidad, es Salmo 84:11b comunicación, es una emoción. Es apasionado, Jeremías 29:11 vibrante y cálido. El amor va siempre de menos Mateo 7:9-11 a más. Lucas 12:32 El amor constituye la mayor de las necesida- des del hombre y es, por ende, el mayor servicio Dios puede ayudarnos a cambiar para que puede rendírsele. El amor es espiritual, pero mejor y lo hará si se lo permitimos. se manifiesta físicamente. Cobra vida cuando 2 Timoteo 1:12b uno lo pone en acción y lo traduce en actos Filipenses 1:6 considerados. El amor es constante, no sabe de Filipenses 2:13 horas ni de días. Siempre halla soluciones y se da por entero. El amor, en su vertiente desinte- resada, es infrecuente. No tiene precio, y consti- El hombre natural se resiste a los tuye su propia recompensa. cambios. El amor supone abnegación total. Prefiere la Salmo 49:11 felicidad ajena a la propia. Es paciente y compa- Marcos 7:9 sivo. Es capaz de superar cualquier obstáculo Lucas 5:39 y sanar cualquier herida. El amor perdona sin vacilar. El amor es humilde. La clave para que se produzca El amor nunca se pierde; tarde o temprano, en nosotros una transformación siempre surte efecto. El amor es para siempre. beneficiosa es aceptar la voluntad Amor es el nombre de Dios. El amor es el del Señor. poder de Dios. El amor es Dios. Dios es amor. La 1 Samuel 3:18b máxima expresión del amor de Dios es... Jesu- Salmo 40:8 cristo (1 Juan 4:8,9). Isaías 64:8 Jeremías 42:6a Si deseas que tu vida se impregne de un Mateo 6:10b amor como el descrito en estas líneas, no te pier- Romanos 8:28 das el próximo número de Conéctate. ■ Durante el proceso de transformación Uno no puede transformarse a sí mismo, pero debemos hacer dos cosas: no preocuparnos por el pasado y no Dios sí puede transformarnos mediante el perder de vista el objetivo. Filipenses 3:13-14 poder milagroso de Su Espíritu. Él hace cosas 2 Corintios 4:18 que para nosotros son imposibles. Colosenses 3:2 D.B.B. Hebreos 12:2a conéctate AÑO 4, NÚMERO 1 15
  16. 16. DE JESÚS, CON CARIÑO Las ruedas del progreso La vida se compone de ciclos. Hay épocas en que todo va bien y otras en que al parecer todo marcha mal. Quiero que aprendas a aferrarte a Mí en cada ciclo. Cuando te veas cara a cara con un nuevo obstáculo o dificultad, no te desanimes, ni dudes de que juntos tú y Yo lograremos superarlo. Claro que lo lograremos; pero eso no quita que tendrás que pasar por la fase baja o negativa del ciclo. Los problemas te obligan a ejercitar tu fe, pues tienes que hacerles frente. Eso te lleva a la siguiente fase del ciclo. Acudes a Mí en busca de ayuda, combates, triunfas y haces progresos. Es como una rueda que va girando: la parte de arriba baja, y la de abajo sube. Así se genera el movimiento hacia adelante. Cada vez que te enfrentas a una nueva prueba, debes volver a combatir. Aceptas el reto, me pides auxilio y una vez más vences y haces progresos. A mayores pruebas, mayores victo- rias. Ahora bien, si en algún momento no acudes a Mí para que te dé la solución, no aceptas la invitación a luchar o no peleas la batalla hasta vencer, el ciclo se interrumpe. Te quedas en la parte baja y dejas de avanzar. No vas a ningún lado. Por tanto, no asocies los bajones de la vida con derrotas, sino con oportunidades de avanzar. Ya sé que es difícil pasar por esos ciclos, pero debes hacerlo para seguir avanzando. No cejes, pues. ¡Sigue adelante!

×