12.las mujeres en el sistema educativo

269
-1

Published on

Published in: Travel, Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
269
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

12.las mujeres en el sistema educativo

  1. 1. Sistema EducativoIIIFIIE/INSTITUTO DE LA MUJER2009www.inmujer.migualdad.es/mujer/ www.educación.esSistema EducativoIIGOBIERNODE ESPAÑAMINISTERIODE IGUALDADCIANROJOALLONEGROSECRETARÍAGENERALDE POLÍTICASDE IGUALDADINSTITUTODE LA MUJERGOBIERNODE ESPAÑAMINISTERIODE EDUCACIÓNSECRETARÍA DE ESTADODE EDUCACIÓN Y FORMACIÓN PROFESIONALDIRECCIÓN GENERALDE FORMACIÓN PROFESIONALINSTITUTO DE FORMACIÓN DEL PROFESORADO,INVESTIGACIÓN E INNOVACIÓN EDUCATIVAnúmero1212LasmujeresenelSistemaEducativoIIUNIÓN EUROPEAFondo Social EuropeoEl FSE invierte en tu futuro00_cubierta 2009_Mujeres:cubierta ok 12/1/10 17:38 Página 1
  2. 2. Madrid, IFIIE/INSTITUTO DE LA MUJER2009LasmujeresSistema EducativoIIenel01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:39 Página 3
  3. 3. ----------------------------------------------------------------------------------------------------© Instituto de la Mujer (Ministerio de Igualdad) eIFIIE (Ministerio de Educación)Edita: Instituto de la Mujer (Ministerio de Igualdad)Condesa de Venadito, 3428027 Madridwww.inmujer.migualdad.es/mujere-mail: inmujer@inmujer.esCoordinadora:MONTSERRAT GRAÑERAS PASTRANAAutoras:MONTSERRAT GRAÑERAS PASTRANAMONTSERRAT BOIX TERUELJUANA SAVALL CERESMARÍA VAILLO RODRÍGUEZDiseño:CHARO VILLAImprime:LITOGRAFÍA ARTE, S. L.Minas, 7. Pol. Urtinsa 11. 28923 Alcorcón (Madrid)Nipo: 803-10-016-8Nipo: 820-09-263-2ISBN: 978-84-692-8093-5Dep. Legal: M-52805-2009
  4. 4. 01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:39 Página 5
  5. 5. Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11Capítulo 1: EL SISTEMA EDUCATIVO . . . . . . . . . . . . . . 151.1. Estructura actual . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 171.2. La población femenina en España y el nivel educativoalcanzado por las mujeres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 251.3. La presencia de las mujeres en la educación . . . . . . . . . . 311.4. Nivel educativo y mercado laboral . . . . . . . . . . . . . . . 34Capítulo 2: LAS ALUMNAS EN LOS DISTINTOSNIVELES EDUCATIVOS. . . . . . . . . . . . . . . . 452.1. Educación Infantil . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 492.2. Educación Primaria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 542.3. Educación Secundaria Obligatoria . . . . . . . . . . . . . . . 602.4. Bachillerato. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 662.5. Formación Profesional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 752.5.1. Formación Profesional de grado medio . . . . . . . . . 772.5.2. Formación Profesional de grado superior . . . . . . . . 857LasmujeresenelSistemaEducativoIIÍndice01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:39 Página 7
  6. 6. 2.6. Enseñanzas de Régimen Especial . . . . . . . . . . . . . . . 942.6.1. Las mujeres en las Enseñanzas Artísticas . . . . . . . . 952.6.1.1. Enseñanzas de Artes Plásticas y Diseño . . . . 962.6.1.1.1. Ciclos formativos de ArtesPlásticas y Diseño . . . . . . . . . 962.6.1.1.2. Estudios superiores de ArtesPlásticas y Diseño . . . . . . . . . 1012.6.1.2. Enseñanzas de Música . . . . . . . . . . . . . 1032.6.1.3. Enseñanzas de Danza . . . . . . . . . . . . . 1132.6.1.4. Enseñanzas de Arte Dramático. . . . . . . . . 1172.6.2. Enseñanzas de Idiomas . . . . . . . . . . . . . . . . . 1212.6.3. Enseñanzas Deportivas . . . . . . . . . . . . . . . . . 1252.7. Programas de Cualificación Profesional Inicial. . . . . . . . . 1292.8. Educación de Personas Adultas . . . . . . . . . . . . . . . . 1372.8.1. Enseñanzas de educación básica . . . . . . . . . . . . 1392.8.2. Enseñanzas técnico-profesionales . . . . . . . . . . . . 1432.8.3. Enseñanzas de Bachillerato y FormaciónProfesional a distancia . . . . . . . . . . . . . . . . . 1442.8.4. Las pruebas de acceso a la Universidadpara mayores de 25 años . . . . . . . . . . . . . . . . 1482.9. La formación universitaria. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1492.9.1. El acceso a la Universidad . . . . . . . . . . . . . . . 1512.9.2. Estudios universitarios de primer y segundo ciclo . . . . . 1542.9.3. Estudios de doctorado . . . . . . . . . . . . . . . . . 1698Índice01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:39 Página 8
  7. 7. Capítulo 3. LAS PROFESORAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1753.1. Enseñanza no universitaria . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1793.2. Enseñanza universitaria.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 185Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 189Legislación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 195Webgrafía (consultada en febrero de 2009). . . . . . . . . . . . . . . 1999LasmujeresenelSistemaEducativoII01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:39 Página 9
  8. 8. 01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:39 Página 10
  9. 9. 11LasmujeresenelSistemaEducativoIILIntroducciónLa actual colaboración entre los Ministerios de Igualdad y de Educación arranca delAcuerdo Marco de 8 de marzo de 1990, establecido entre los entonces Ministerios deEducación y Ciencia y de Asuntos Sociales, para llevar a cabo actuaciones conjuntasque incorporasen la igualdad de oportunidades en el proceso educativo. Desde enton-ces y hasta ahora, en el marco de dicho Acuerdo, se han ido poniendo en marcha unaserie de iniciativas que desarrollan el Instituto de Formación del Profesorado,Investigación e Innovación Educativa (IFIIE) del Ministerio de Educación y el Institutode la Mujer del Ministerio de Igualdad.Esta consolidada relación de cooperación se vio especialmente impulsada desde 2001,año a partir del cual se diseñaron, coordinaron y cofinanciaron nuevos trabajos sobremujeres y educación. La Colección de estudios “Mujeres en la educación”, en la cualse integra la presente publicación como volumen 12, es uno de los resultados de dichacolaboración.Las mujeres en el sistema educativo II parte de un estudio inédito que, bajo el mismotítulo (Las mujeres en el sistema educativo, 2001), constituyó el número 0 de dicha co-lección. Este nuevo trabajo supone, de este modo, una actualización de la mencionadainvestigación. Con esta publicación se pretende, por lo tanto, difundir datos recientessobre la presencia de las mujeres en el mundo educativo, así como comparar la situa-ción actual con la que se daba en España en la década de los 90 (curso 1998/99). Laintención de este estudio es mostrar la presencia y el trabajo de las alumnas y las pro-fesoras en la educación de hoy. Para ello, no sólo se incluyen datos cuantitativos, sinotambién textos que permiten contextualizar diferentes contribuciones a la educación fe-menina, que visibilizan las aportaciones de las mujeres a la educación.La presente publicación se divide en tres partes fundamentales. En el primer capítulose describe el sistema educativo español (apartado 1.1) y el contexto en el que éste seinscribe, exponiendo algunos datos demográficos básicos y el nivel formativo de la po-blación (apartado 1.2), una visión de conjunto de la representación femenina y los re-sultados académicos de las mujeres (apartado 1.3), y la posición de éstas en el mercadolaboral (apartado 1.4). En el capítulo 2 se revisa detenidamente la distribución por sexodel alumnado en cada uno de los niveles educativos: Educación Infantil, EducaciónPrimaria, Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional,Enseñanzas de Régimen Especial, Programas de Cualificación Profesional Inicial,Educación de Personas Adultas y Formación Universitaria. Por último, en el capítulo3 se profundiza en la presencia y el trabajo de las profesoras tanto en las enseñanzasescolares como en las universitarias.La metodología de trabajo se ha estructurado en tres fases: 1) búsqueda y selección delas estadísticas oficiales; 2) análisis de la información obtenida, presentando los datosen tablas o gráficos; y 3) comparación con las cifras relativas al curso 1998/99, refle-jadas en el citado estudio de 2001.01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:39 Página 11
  10. 10. Los datos estadísticos proceden de distintas fuentes oficiales que muestran los aspec-tos más significativos de la educación en nuestro país. Mayoritariamente, se han ex-traído de la Oficina de Estadística del Ministerio de Educación, aunque en ocasionesse han utilizado otras fuentes como las estadísticas del Ministerio de Ciencia eInnovación (MICINN)1o el Instituto Nacional de Estadística (INE).La elaboración del estudio finalizó en febrero de 2009, así que los datos estadísticos,las disposiciones legales y la webgrafía están actualizados a esa fecha. También por estarazón, en la fuente de las tablas y de los gráficos aparece la antigua denominación delIFIIE: Centro de Investigación y Documentación Educativa (CIDE). Respecto a las en-señanzas no universitarias, el análisis se ha elaborado a partir de los datos del curso2006/07, mientras que las cifras sobre enseñanzas universitarias están referidas al cur-so 2005/06. Por otro lado, los datos de evolución contemplan, generalmente, los últi-mos diez cursos académicos.Para finalizar, cabe señalar que Las mujeres en el sistema educativo II ha nacido con laintención de convertirse en una herramienta útil para docentes, personal investigador y,en general, para todas aquellas personas concienciadas e interesadas en el tema. La fi-nalidad de esta publicación es, junto a la de analizar la evolución de la presencia deniñas y mujeres en la educación, sugerir nuevos proyectos y líneas de trabajo con objetode continuar avanzando hacia la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.12Introducción1En el momento de cierre del presente informe, el MICINN poseía competencia en materia de enseñanzas universita-rias, por lo que era el encargado de proporcionar las estadísticas universitarias.01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 12/1/10 17:14 Página 12
  11. 11. Capítulo1El Sistema EducativoCapítulo2Las alumnasCapítulo3Las profesoras01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:39 Página 13
  12. 12. 01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:39 Página 14
  13. 13. LasmujeresSistema EducativoIIenelCapítulo1El Sistema Educativo01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 15
  14. 14. 01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 16
  15. 15. C1.1. Estructura actualCon el fin de contextualizar la información ofrecida en este estudio acerca de cómose distribuyen niños y niñas, hombres y mujeres por las diferentes ramas y niveles delsistema educativo español, se ha considerado conveniente incluir una esquemática pre-sentación del mismo. En la actualidad se está llevando a cabo un nuevo proceso de re-forma de las enseñanzas, escolares y universitarias, que ha comenzado con la apro-bación de la Ley Orgánica de Educación (LOE), de 2006, y ha continuado con la aproba-ción, en abril de 2007, de la Ley Orgánica que modifica la Ley Orgánica deUniversidades (LOMLOU).Respecto a las enseñanzas no universitarias, en el curso 2006/07, curso al que se re-fieren las últimas estadísticas oficiales1, entran en vigor algunos aspectos de la LOE:elección del director o directora, composición del Consejo Escolar del centro, acceso ala función pública docente, etc. (tabla 1.1.1). No obstante, las únicas medidas rela-cionadas con el alumnado que comienzan a aplicarse en dicho curso son las orientadasa paliar el fracaso escolar en la ESO, mediante la extensión de los programas de di-versificación curricular, y las relacionadas con la escolarización del alumnado proce-dente de otros países, particularmente el que se incorpora al sistema educativo de formatardía. La ordenación de las nuevas enseñanzas no universitarias comienza realmenteen el curso 2007/08, concluyéndose en el 2009/10.De esta forma, el calendario de aplicación de la LOE tiene un ámbito temporal de cin-co años, durante los cuales se irán implantando los currículos y la nueva estructura delas enseñanzas correspondientes. Hasta entonces, se mantienen los planes de estudiosregulados por la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE)en los niveles anteriores a la universidad.Dada la situación actual, en la que conviven dos leyes educativas (LOGSE y LOE), acontinuación se describen la antigua oferta formativa regulada por la LOGSE y el es-quema del sistema educativo aprobado por la LOE. 17LasmujeresenelSistemaEducativoII1Estadísticas consolidadas, publicadas en la fecha de cierre de esta publicación y realizadas por la Oficina deEstadística del MEPSyD.01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 17
  16. 16. Fuente: Elaboración CIDE a partir de la normativa.Tabla 1.1.1. Calendario de aplicación de la LOE (principales medidas).En la LOGSE, el sistema educativo se estructura en Enseñanzas de Régimen Generaly en Enseñanzas de Régimen Especial. Se incluyen dentro de las primeras la EducaciónInfantil, la Educación Primaria, la Educación Secundaria (que comprende la Educa-ción Secundaria Obligatoria, el Bachillerato y la Formación Profesional de grado me-dio), la Formación Profesional de grado superior y la Educación Universitaria. Tambiéncontempla la adecuación de estas enseñanzas al alumnado con necesidades educativasespeciales, la educación a distancia para los alumnos y alumnas que no pueden asistirde modo regular a un centro docente y la educación de las personas adultas. ComoEnseñanzas de Régimen Especial se mencionan las enseñanzas artísticas, las enseñan-zas de idiomas y las enseñanzas deportivas.Curso 2006/07 Curso 2007/08 Curso 2008/09 Curso 2009/10–Organización ydirección de loscentros:a) Elección dedirector/a(artículos 132-136)b) Consejo Escolar(art. 126-127)–Alumnado deincorporación tardía(art. 78-79)–Nuevo sistema deacceso a la funciónpública docente(transitoria 17.ª)–Ampliación de lajubilación voluntaria(transitoria 2.ª)–Bibliotecasescolares (art. 113)–Informe anual anteel Congreso de losDiputados sobre losindicadores delsistema educativo(art. 147)–Extensión de losprogramas dediversificacióncurricular en ESO(art. 27)–Constitución delConsejo Superiorde EnseñanzasArtísticas (art. 45.3)–Ordenaciónacadémica:implantación de1.º-2.º de Primariay 1.º-3.º de ESO–Evaluación,promoción ytitulación en la ESOsegún lo establecidoen la LOE (art. 28y 31)–Ordenaciónacadémica del nivelbásico e intermediode las enseñanzas deidiomas (art. 59-62)–Nuevas pruebasde acceso a FP(art. 41)–Acceso a launiversidad dealumnado extranjerono miembro de laUE ni de países conlos que se hayasuscrito Acuerdo–Nuevos criteriosde admisiónde alumnado(art. 84-87)–Ordenaciónacadémica:implantación de lanueva EducaciónInfantil; 3.º-4.º dePrimaria; 2.º-4.º deESO y 1.º deBachillerato–Generalización delas evaluaciones dediagnóstico en 4.ºde Primaria y 2.º deESO–Ordenaciónacadémica del nivelavanzado deenseñanzas deidiomas (art. 59-60)–Nuevas pruebas deeducación depersonas adultaspara obtener eltítulo de ESO yBachillerato (art.68 y 69)–Primer ciclo de laEducación Infantil(las CC.AA. puedenadelantarlo al curso2007/08)–Programas decualificaciónprofesional inicial(las CC.AA. puedenadelantarlo al curso2007/08)–Ordenaciónacadémica:implantación de5.º-6.º de Primariay 2.º de Bachillerato–Nuevas pruebas deacceso a launiversidad(artículo 38)18Capítulo1:ElSistemaEducativo01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 18
  17. 17. Fuente: http://www.mepsyd.es/educa/sistema-educativo/logse/files/Sisedu.pdf (consultada en febrero de 2009).Gráfico 1.1.1. Esquema del sistema educativo anterior que se irá extinguiendo conforme alcalendario establecido de implantación de la LOE.19LasmujeresenelSistemaEducativoII0361618EDAD6.º5.º4.º3.º2.º1.º2.ºciclo1.ercicloEducaciónInfantil6.º5.º4.º3.º2.º1.º3.erciclo2.ºciclo1.ercicloEducaciónPrimaria4.º3.º2.º1.º2.ºciclo1.ercicloEducaciónSecundariaObligatoriaTítulo de Graduadoen EducaciónSecundariaProgramas degarantía socialCertificación2.º1.ºCiencias de lanaturaleza y de lasaludTecnologíaHumanidades yCiencias SocialesArtesBACHILLERATOTítulo de BachillerCiclosformativosde Grado Medio deFormaciónProfesionalEspecíficaTítulo de TécnicoCiclosformativosde GradoSuperior deFormaciónProfesionalEspecíficaTítulo deTécnico SuperiorCiclos formativos deGrado Superior deArtes Plásticasy DiseñoTítulo deTécnico Superior1.er ciclo2.º ciclo1.er cicloEducaciónUniversitariaTítulo equivalente aDiplomado UniversitarioEstudios superioresde conservación yrestauración de bienesculturales, de cerámica,de diseño y de vidrioTítulo Superior(equivalente a licen-ciado universitario)Grado SuperiorTítulo Superior(equivalente a licen-ciado universitario)Grado Superior6.º5.º4.º3.º2.º1.ºTítulo de Bachiller*Título de profesional3.erciclo2.ºciclo1.ercicloGrado MedioGrado Elemental4.º3.º2.º1.ºArtes plásticasy diseñoMúsica y Danza Arte DramáticoPrueba de accesoPrueba específica3.er2.º1.erCicloElementalCiclos formativos deGrado Mediode Artes Plásticasy DiseñoTítulo deTécnicoEnseñanzas artísticas Enseñanzasde idiomasEnseñanzas de Régimen EspecialEnseñanzas de Régimen GeneralFormaciónProfesionalEspecífica5.º4.ºCicloSuperior12* Con materias comunes de Bachillerato.01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 19
  18. 18. La estructura básica del sistema educativo en lo referente a la ordenación de las ense-ñanzas, sus niveles y etapas, permanece intacta con la LOE, pero se producen algunasreformas.La Educación Infantil, concebida como una etapa única, se organiza en dos ciclos, am-bos con una intencionalidad educativa que obliga a los centros a contar desde el pri-mer ciclo con una propuesta pedagógica específica. En el segundo ciclo se debefomentar, además de una aproximación a la lecto-escritura y la iniciación en habilida-des numéricas básicas, el contacto con una lengua extranjera y con las tecnologías dela información y la comunicación.Se establece que en la Educación Primaria se ponga énfasis en la atención a la diver-sidad del alumnado y en la prevención de las dificultades de aprendizaje, actuando tanpronto como éstas se detecten. Una de las novedades de la Ley consiste en la realiza-ción de una evaluación de diagnóstico, con carácter exclusivamente formativo y orien-tador, de las competencias básicas alcanzadas por el alumnado al finalizar el segundociclo de esta etapa (10 años).La Educación Secundaria Obligatoria debe combinar el principio de una educacióncomún con la atención a la diversidad del alumnado, permitiendo a los centros laadopción de las medidas organizativas y curriculares más adecuadas a las caracte-rísticas de sus alumnos y alumnas. Para ello se propone un currículo más común enlos tres primeros cursos, con programas de refuerzo de las capacidades básicas parael alumnado que lo requiera, y un cuarto curso de carácter orientador con una or-ganización flexible de las materias comunes y con tres optativas. También en este ni-vel se debe realizar una evaluación de diagnóstico, en este caso al finalizar el segundocurso (14 años). Para atender al alumnado con dificultades especiales de aprendizajese incluyen programas de diversificación curricular desde el tercer curso de esta eta-pa. Además, con el fin de evitar el abandono escolar temprano, abrir expectativas deformación y cualificación posterior y facilitar el acceso a la vida laboral, se esta-blecen programas de cualificación profesional inicial destinados a jóvenes entre 16y 21 años que no hayan obtenido el título de Graduado en Educación SecundariaObligatoria.El Bachillerato sigue comprendiendo dos cursos, al igual que con la LOGSE, pero secontemplan únicamente tres modalidades (Arte, Ciencias y Tecnología y Humanidadesy Ciencias Sociales).Respecto a la Formación Profesional, si bien la LOE mantiene su estructura organiza-tiva (ciclos formativos de grado medio y superior), introduce una mayor flexibilidad enel acceso, así como en las relaciones entre los distintos subsistemas de la FormaciónProfesional. Mientras no se finalice la actualización de los currículos de cada uno delos ciclos formativos, seguirán vigentes las enseñanzas derivadas de la LOGSE.Especial mención merecen las enseñanzas artísticas, cuya ordenación no había sidorevisada desde 1990. Actualmente, las enseñanzas artísticas están inmersas en unproceso de cambio, encontrándose cada una de ellas en un momento de implantacióny desarrollo diferentes. La LOE dedica el Capítulo VI a las enseñanzas artísticas otor-gando tal consideración a:20Capítulo1:ElSistemaEducativo01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 20
  19. 19. • Las enseñanzas elementales de Música y Danza. Se trata de enseñanzas bá-sicas con finalidad formativa y preparatoria para estudios posteriores.• Las enseñanzas artísticas profesionales. Tienen esta condición las enseñan-zas profesionales de Música y Danza y los ciclos formativos de grado me-dio y superior de Artes Plásticas y Diseño.• Las enseñanzas artísticas superiores. Éstas incluyen los estudios superiores deMúsica y Danza, las enseñanzas de Arte Dramático, las enseñanzasde Conservación y Restauración de Bienes Culturales y los estudios superio-res de Artes Plásticas (Cerámica y Vidrio) y Diseño.Igualmente se regulan las enseñanzas de idiomas, disponiendo que sean organizadas porlas escuelas oficiales de idiomas adecuándose a las recomendaciones del Consejo deEuropa, y las enseñanzas deportivas, que por primera vez se ordenan en una Ley deeducación.Por último, la LOE también dedica una especial atención a la educación de personas adul-tas, en respuesta al objetivo de ofrecer a todos los ciudadanos y ciudadanas la posibili-dad de adquirir, actualizar, completar o ampliar sus conocimientos y aptitudes para sudesarrollo personal y profesional, conforme al principio de educación permanente.21LasmujeresenelSistemaEducativoII01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 21
  20. 20. EnseñanzasArtísticasSuperioresGradoSuperiorde ArtesPlásticasy DiseñoEnseñanzasprofesionalesdemúsicaydanzaGradoMediode ArtesPlásticasy DiseñoEnseñanzaselementalesdemúsicaydanza22Capítulo1:ElSistemaEducativoMúsicay danzaArtedramáticoConservaciónrestauraciónde bienesculturalesArtesplásticasDiseñoEducaciónSuperiorEnseñanzaUniversitariaTítulo SuperiorTítulo MásterTítulo de DoctorEstudiosde PosgradoEstudiosde DoctoradoTítulo de GradoEstudiosde GradoTítulo deTécnicoSuperiorTítulo deTécnicoSuperiorTítulo deTécnicoSuperiorCiclosFormativosde GradoSuperiorde F.P.Técnicodeportivode GradoSuperiorTítuloProfesionalEducaciónSecundaria6cursosTítulo deBachillerBachillerato2.º1.ºArtesCienciasyTecnologíaHumanidadesyCCSSTítulo deTécnicoTítulo deTécnicoTítulo deTécnicoCiclosFormativosde GradoMediode F.P.Técnicodeportivode GradoMedioTítulo GraduadoE.S.O.CualificaciónProfesionalMódulosprofesionalesy generalesMódulosvoluntariosP.C.P.I.EnseñanzaBásicaE.S.O.EducaciónPrimariaEducaciónInfantil4.º3.º2.º1.º6.º5.º4.º3.º2.º1.ºSegundo Ciclo(3-6)Primer Ciclo(0-3)Ed.PrimariaEd.InfantilEnseñanza gratuitaFormación ProfesionalEnseñanzas ArtísticasEnseñanzas DeportivasAcceso con condicionesPrueba de DiagnósticoPrueba de Acceso◆❃◆◆❃❃ ❃❃ ❃❃NivelAvanzadoNivelIntermedioNivelBásicoEnseñanzasdeIdiomas❃EducacióndepersonasadultasFuente: http://www.mepsyd.es/educa/sistema-educativo/loe/files/sistema-educativo.pdf (consultada en febrero de 2009).Gráfico 1.1.2. Esquema del sistema educativo aprobado por la LOE.01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 22
  21. 21. En cuanto a las enseñanzas universitarias, las últimas estadísticas oficiales2consoli-dadas están referidas al curso 2005/06. En dicho curso, las enseñanzas universitariasse organizan –de acuerdo con la Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, deUniversidades (LOU)– en ciclos con objetivos formativos específicos y valor académi-co autónomo. A su vez, las enseñanzas universitarias se agrupan en cinco ramas:Humanidades, Ciencias Experimentales, Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales yJurídicas, y Enseñanzas Técnicas. En función de este modelo organizativo, existen cua-tro tipos de enseñanzas:• Enseñanzas de primer ciclo (ciclo corto), de 2 ó 3 años de duración, según es-tablezcan, en su caso, las correspondientes directrices generales propias. Elnúmero de créditos que hay que superar oscila entre 170 y 1803. Conducen ala obtención del título de Diplomatura, Ingeniería Técnica o ArquitecturaTécnica, según el tipo de estudios.• Enseñanzas de primer y segundo ciclo (ciclo largo), de 4, 5 ó 6 años de du-ración y conducentes al título de Licenciatura, Ingeniería o Arquitectura. Laduración de cada ciclo es de al menos dos años (dos o tres años el primer ci-clo y dos el segundo, salvo en los estudios de Medicina, Arquitectura eIngeniería en que se eleva a tres). A lo largo de estos cuatro, cinco o seis cur-sos deben superarse entre 300 y 450 créditos.• Enseñanzas sólo de segundo ciclo, de 2 años de duración, en los que deben su-perarse de 120 a 150 créditos conducentes al título de Licenciatura,Ingeniería o Arquitectura.• Enseñanzas de tercer ciclo, de 1 ó 2 años de duración y un mínimo de 32 cré-ditos. Tras superarlas, el alumnado obtiene un Diploma acreditativo deEstudios Avanzados (DEA), que permite presentar una tesis doctoral y obte-ner el título de Doctor/a.En la actualidad, el proceso de adaptación al Espacio Europeo de Educación Superiorha promovido la creación de un nuevo marco normativo de las enseñanzas universi-tarias que se ha materializado con la aprobación de la Ley Orgánica de modificaciónde la LOU, de 2007, y del Real Decreto de ordenación de las enseñanzas universita-rias oficiales, de 2007. Esta normativa establece una nueva estructura de las ense-ñanzas universitarias, adoptando un sistema basado en dos niveles principales:estudios de grado (enseñanzas universitarias de primer ciclo en alguna de las si-guientes ramas de conocimiento: Artes y Humanidades, Ciencias, Ciencias de laSalud, Ciencias Sociales y Jurídicas, Ingeniería y Arquitectura) y estudios de pos-grado (segundo nivel de los estudios universitarios que comprende dos ciclos: mástery doctorado).23LasmujeresenelSistemaEducativoII2Resultados detallados, publicados en la fecha de cierre de esta publicación y realizados por el Ministerio de Cienciae Innovación.3 Un crédito se define aquí como la unidad de valoración del rendimiento de los alumnos y alumnas, correspondiendocada uno a diez horas de enseñanza. Los créditos se presentan de forma separada para la enseñanza teórica, la ense-ñanza práctica y las equivalencias que se establecen para otras actividades académicas (prácticas en empresas u otroscentros, trabajos profesionales académicamente dirigidos, etc.).01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 23
  22. 22. No obstante, hasta que progresivamente se implante el calendario de aplicación de lasreformas previstas en relación con las enseñanzas universitarias, continuará vigente laordenación anterior de las enseñanzas universitarias (LOU).Fuente: Elaboración CIDE a partir del documento de trabajo del Ministerio de Educación y Ciencia “Propuesta: la organiza-ción de las enseñanzas universitarias en España”, elaborado en septiembre de 2006.Tabla 1.1.2. Calendario de aplicación de las reformas de las enseñanzas universitarias.24Capítulo1:ElSistemaEducativoOctubre de 2007 Inicio de la elaboración de los planes de estudio por parte de lasuniversidadesHasta abril de 2008 Verificación de los planes de estudio por el Consejo de(para el curso 2008/09) Universidades (CU) previo informe de evaluación de la AgenciaNacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA),autorización por parte de las Comunidades Autónomas,aprobación de los mismos por parte del Consejo de Ministrose inscripción en el Registro de Universidades,Centros y Títulos (RUCT)Mayo de 2008 Oferta de plazas para los nuevos títulosCurso 2008/09 Comienzo de las nuevas enseñanzas de GradoCurso 2010/11 Fin de la oferta de plazas de nuevo ingreso en primer cursopara las actuales titulaciones de Diplomatura, Licenciatura,Arquitectura Técnica, Arquitectura, Ingeniería Técnicae IngenieríaJulio 2012 Primera promoción que obtiene los nuevos títulos de Grado01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 24
  23. 23. 25LasmujeresenelSistemaEducativoIIS1.2. La población femenina en Españay el nivel educativo alcanzadopor las mujeresSegún los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la poblaciónempadronada en España a 1 de enero de 2008 alcanza la cifra de 46.157.822 perso-nas. Desde 1999, año al que se refieren estos mismos datos en Las mujeres en el sis-tema educativo (CIDE/Instituto de la Mujer, 2001), la población española haaumentado en casi seis millones: ese año se registraban 40.202.642 habitantes, sien-do el 51,07% mujeres.En la actualidad sigue existiendo una mayoría relativa de mujeres que se cifra en el50,50%. Aun cuando el análisis por Comunidades Autónomas arroje datos similares alos globales, cabe señalar que dicho porcentaje es más significativo en Asturias(52,02%), Galicia (51,72%), Madrid (51,52%) y País Vasco (51,09%). Por el con-trario, las Ciudades Autónomas de Ceuta (49,11%) y Melilla (49,14%), Murcia(49,30%), Castilla-La Mancha (49,43%) y La Rioja (49,50%) tienen la proporción másbaja de mujeres de todo el territorio nacional.El hecho de que la población femenina despunte ligeramente se debe fundamentalmentea la mayor esperanza de vida de la mujer. Aunque se produce de manera estable un nú-mero de nacimientos de varones superior al de mujeres, la tasa de defunción tambiénes mayor en los hombres.+8580-8475-7970-7465-6960-6455-5950-5445-4940-4435-3930-3425-2920-2415-1910-145-90-45 4 3 2 1 0 0 1 2 3 4 50,630,991,581,921,902,492,763,093,664,124,384,664,153,142,622,382,432,611,411,582,112,322,112,652,843,123,613,964,104,313,903,012,482,252,292,46Hombres MujeresFuente: Elaboración CIDE a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística.Gráfico 1.2.1. Distribución porcentual de la población por edad (grupos quinquenales)y sexo. Padrón a 1 de enero de 2008.01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 25
  24. 24. 26Capítulo1:ElSistemaEducativoLa pirámide poblacional pone de manifiesto que efectivamente hasta los 50 años el nú-mero de hombres es mayor. No obstante, a partir de dicha edad, varía esta situación ysegún aumenta la edad, también lo hace la representación femenina: el 61,49% de lapoblación mayor de 75 años es mujer, llegando este porcentaje hasta el 69,16% enla cohorte de 85 y más años.En la distribución de la población total actual ha influido de manera notable la pre-sencia de la población extranjera. A 1 de enero de 2008, la población extranjera em-padronada en territorio español asciende a 5.268.762 personas, lo que supone un11,41% del total de la población. Aunque hasta el año 2000 la presencia de la mujeren el proceso migratorio fue superior a la de los hombres, en los últimos años se ha in-tensificado el número de hombres extranjeros.En la actualidad, si bien el porcentaje de mujeres extranjeras es menor (46,80%), laproporción de éstas es mayoritaria entre las nacionalidades iberoamericanas, como Pa-raguay (64,98% de la población extranjera que proviene de este país son mujeres) o laRepública Dominicana (58,74%). La región de la que proceden más hombres (63,31%)es el norte de África, concretamente de Marruecos.A continuación se muestra la evolución de la población total desde 1998 hasta 2008,ofreciendo tanto los datos absolutos de ambos sexos (tabla 1.2.1) como el porcentajede mujeres (tabla 1.2.2). En este periodo se observa un suave pero continuo crecimiento,acelerado en los últimos años. El incremento total de la población se cifra en 6.305.172personas, 957.085 en el último año. No obstante, se aprecia una leve disminución dela población femenina.Desde 1998, hay 630.663 niños y niñas más de entre 0-4 años. Sin embargo, lascohortes de edad comprendidas entre los 10 y los 24 años han decrecido, con un ele-vado saldo negativo (414.288), consecuencia del descenso de natalidad acaecido des-de la década de los ochenta y hasta mediados de los noventa. Por el contrario, hancrecido las cohortes de edad intermedias, así como la población con más de 70 años(337.053 personas más), lo cual confirma el envejecimiento de la sociedad española.01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 26
  25. 25. 27LasmujeresenelSistemaEducativoII19981999200020012002200320042005200620072008Tabla1.2.1.Evolucióndelapoblaciónporedad(gruposquinquenales):datosabsolutosdeambossexos.Años1998a2008.Fuente:ElaboraciónCIDEapartirdelInstitutoNacionaldeEstadística.De0a4años1.708.9831.688.9351.705.8701.719.6731.794.3631.901.8591.974.4282.094.5822.174.9692.237.5272.339.646De5a9años2.047.5052.007.6201.986.7541.964.7891.957.9831.967.8661.975.1232.013.0872.060.0282.114.6582.180.874De10a14años2.286.6362.248.1482.202.3762.165.4102.156.1572.173.7542.169.1592.157.4842.140.3982.128.6472.135.369De15a19años2.932.1322.805.7952.689.0352.581.1862.502.7002.444.3872.396.3462.371.4232.345.2442.330.8772.354.504De20a24años3.353.1083.354.8773.312.8433.288.8053.249.5983.202.5943.093.8823.031.6332.936.5932.854.8452.839.138De25a29años3.254.6983.284.0843.374.0583.493.7593.626.3243.739.7723.787.3363.842.3643.817.7163.736.6713.714.625De30a34años3.245.2303.264.8503.321.8613.405.7243.515.1433.631.7643.707.2323.850.8373.947.7394.022.2214.136.460De35a39años3.024.6113.085.9773.185.7313.291.7723.415.2513.543.0433.603.2863.682.3743.748.9773.806.5563.914.570De40a44años2.674.4682.772.1132.879.0963.013.5293.130.5603.231.4393.309.8043.443.0833.524.5063.606.6893.728.828De45a49años2.483.5062.492.8832.510.6422.593.6762.690.7552.801.2432.903.9803.046.5593.167.4233.259.5873.353.450De50a54años2.334.1112.417.5202.445.6682.449.0812.490.1752.553.8342.556.0842.601.8112.680.3162.762.8772.850.373De55a59años1.871.3481.991.8342.130.5152.172.1742.271.4412.368.9152.436.6292.491.3012.495.2362.527.2752.584.456De60a64años2.132.5472.047.9611.913.1981.939.7121.868.0061.879.9741.983.3862.149.7252.185.4272.280.4812.372.604De65a69años2.067.9372.114.2372.113.5552.110.3932.125.2952.084.4031.985.7751.874.2371.907.8931.839.4641.848.880De70a74años1.720.8641.778.8351.795.4041.853.3821.879.2221.931.9191.957.4431.979.7351.978.3981.993.7531.956.942De75a79años1.254.6941.330.5901.387.1901.440.7381.481.8791.503.4541.538.2191.575.0761.623.2781.652.0551.703.318De80a84años802.284823.764827.434873.270917.393978.0201.026.5851.087.4661.123.1991.161.0731.185.745De85ymásaños657.989692.135718.560759.770765.648778.824792.987815.753851.624885.481938.040Total39.852.65040.202.15840.499.79041.116.84241.837.89442.717.06443.197.68444.108.53044.708.96445.200.73746.157.82201_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 27
  26. 26. 28Capítulo1:ElSistemaEducativo19981999200020012002200320042005200620072008Tabla1.2.2.Evolucióndelapoblaciónporedad(gruposquinquenales):Porcentajedemujeres.Años1998a2008.Fuente:ElaboraciónCIDEapartirdelInstitutoNacionaldeEstadística.De0a4años48,8248,7648,8148,7048,6048,4848,4948,4748,5148,4848,46De5a9años48,6848,6148,6448,6548,7248,7348,6848,6848,6248,5848,57De10a14años48,7248,6248,6648,6448,6048,6348,6248,6048,5948,6648,66De15a19años48,7548,7148,7448,6948,7048,6848,6748,6348,6248,5848,56De20a24años48,9648,8648,9448,8248,7048,7348,8248,7448,7748,9448,88De25a29años49,2849,1049,1348,8948,6848,5048,4748,2948,2948,4448,44De30a34años49,6849,6049,4749,1548,8848,6248,4848,2248,1248,1748,04De35a39años50,0049,9349,8049,6049,3649,1749,0548,7948,5848,5348,32De40a44años50,1450,1650,0349,8949,7749,6349,5449,3849,2849,2049,06De45a49años50,1750,1450,0750,0249,9649,9649,9549,8349,7749,7849,68De50a54años50,5950,5950,5350,4150,3450,2750,2450,2250,2250,2350,24De55a59años51,1551,0350,9350,9050,9550,9450,9650,9550,8850,8350,78De60a64años52,2652,2752,3252,1251,8451,7351,6351,5551,5451,6151,62De65a69años53,4353,2953,2753,1353,2453,2053,1953,2153,0252,7152,58De70a74años55,6055,5655,4655,3055,1655,0554,9254,8054,6554,7054,63De75a79años59,5358,9458,7358,3658,3658,1358,0957,8957,7357,4857,30De80a84años64,4264,5364,4764,1263,3562,9862,4462,1461,8361,7661,46De85ymásaños69,1769,2569,5069,6169,7569,8570,0770,0769,9269,4469,16Total51,1051,0751,0650,9650,8550,7650,7350,6250,5750,5850,5001_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 28
  27. 27. LasmujeresenelSistemaEducativoIINo es posible finalizar esta panorámica general del contexto en el que se encuentra in-merso el sistema educativo, sin hacer alusión al nivel de estudios alcanzado por la po-blación adulta en España. La distribución de la población en función de su nivel deestudios constituye uno de los resultados más fácilmente ponderables del sistema edu-cativo y, a su vez, supone un factor contextual de primer orden, que influye en la pla-nificación educativa y en la actividad laboral.Esta distribución también es diferente para hombres y mujeres. Según los datos másactualizados de la Encuesta de Población Activa4, un 2,32% de la población adultaes analfabeta. Esta cifra, inferior a la de años anteriores, confirma un avance delnivel educativo de la población española. No obstante, las mujeres siguen constitu-yendo un amplio porcentaje en los niveles de estudios más bajos: de la población anal-fabeta, un 66,82% son mujeres, así como un 52,43% de la población que únicamenteha finalizado los estudios primarios. Sin embargo, aunque las diferencias porcentua-les son muy bajas, hay más hombres que han finalizado la Educación Secundaria Obli-gatoria (52,83%) y las enseñanzas técnico-profesionales de grado superior (56,69%).En la segunda etapa de la educación secundaria (Bachillerato o ciclos formativos degrado medio) y en las enseñanzas universitarias el porcentaje de mujeres es ligeramentesuperior (50,49% y 53,96%, respectivamente). Por último, el porcentaje de mujerescon el título de doctorado es bastante inferior (37,95%) al de los hombres.La tendencia es que el número de mujeres que acceden se aproxime al de los hombres,debido a la universalización de la educación y a su acceso masivo a las aulas en las úl-timas décadas.Para ejemplificar este hecho, cabe señalar que en el número 0 de la Colección Mujeres enla Educación se contempla que, en el año 2000, la cifra de personas sin estudios ascendíaa más de un millón (1.140.400), de las cuales las mujeres representaban un 70,15%.Fuente: Elaboración CIDE a partir de la Encuesta de Población Activa (INE).Tabla 1.2.3. Población total de 16 y más años, y porcentaje de mujerespor nivel de estudios alcanzado. Cuarto trimestre de 2008.NIVEL DE ESTUDIOS TOTAL % MUJERESAnalfabetos 889.700 66,82Estudios primarios 7.815.000 52,43Primera etapa de educación secundaria 8.555.400 47,16Segunda etapa de educación secundaria 7.661.100 50,49Enseñanzas técnico-profesionales de grado superior 2.675.900 43,31Enseñanza universitaria (1.ery 2.º ciclo) 5.870.800 53,96Doctorado 195.000 37,954 La Encuesta de Población Activa (EPA) es una investigación continua y de periodicidad trimestral dirigida a las familias,realizada por el Instituto Nacional de Estadística desde 1964. Su finalidad principal es obtener datos de la fuerza de tra-bajo y de sus diversas categorías (ocupados y parados), así como de la población ajena al mercado laboral (inactivos). Lamuestra es de aproximadamente 60.000 familias entrevistadas, que equivalen a unas 180.000 personas.2901_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 29
  28. 28. A pesar de la progresiva incorporación de niñas y mujeres a la educación, existen ám-bitos en los que el alcance y repercusiones de este proceso de cambio se han visto mer-mados. De esta forma, en el mismo periodo (cuarto trimestre de 2008), el 69,21%de la población masculina es activa, con una tasa de paro de 12,96%. La presenciade mujeres en el mercado laboral es inferior (51,38%) y, además, se ven en mayormedida afectadas por el paro (15,14%). En el apartado 1.4 se analizará la incorpo-ración de las mujeres al mercado laboral de acuerdo no sólo al nivel formativo, sinotambién a la edad y a la rama de actividad.30Capítulo1:ElSistemaEducativo01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 30
  29. 29. 31LasmujeresenelSistemaEducativoII5 Montoya, María Milagros (2000). Diversidad, igualdad y diferencia. Cuadernos de Pedagogía, núm. 293, Madrid,pp. 14-17.1.3. La presencia de las mujeresen la educaciónDiversidad, igualdad y diferencia5En España, «En el ámbito educativo hemos pasado histórica y formalmente deunos centros masculinos y femeninos a una escuela mixta y coeducativa, donde chi-cos y chicas tienen reconocidos los mismos derechos; es decir, donde todos y todassomos iguales, y así lo sienten y lo dicen mis alumnas y alumnos. Sin embargo, elmundo educativo –la cultura, el saber y el lenguaje académico, los valores, etc.–que reconocemos como neutro y universal sigue siendo masculino, y por tanto par-cial. Junto a estos cambios de forma, números y cantidades se hace necesaria unatransformación simbólica donde nos signifiquemos las mujeres con nuestro más, ytambién los hombres, no como un universal, sino con sus diferencias (...).(...) Reconocer el sentido y el significado que posee lo femenino en educación su-pone una ganancia tanto para unas como para otros –chicas y chicos, profesorasy profesores, madres y padres–, porque así se puede leer la realidad tal cual es,como va siendo, no como una totalidad uniforme y neutra o masculina, sino he-cha en masculino y femenino a partir de la diferencia primaria que viene inscritaen el ser humano, que es la diferencia sexual. La diferencia masculina y la dife-rencia femenina (...).(...) Cuando las relaciones se sitúan en el centro, la educación recobra su valor ori-ginal y el gusto por aprender sustituye al miedo a las calificaciones, la autoridadal poder jerárquico e impositivo, el uso de la palabra a la disciplina del silencio;y la diversidad se reconoce como uno más, no uno menos, como una riqueza que,a la vez, genera dificultades en las relaciones, y no sólo en las de tipo educativo.Hacer evidente esta realidad dentro de la educación es abrir una brecha por don-de entra un orden nuevo de relación con la realidad y de apuesta por la verdad.La mayor alegría que yo he recibido de mis alumnos y alumnas ha sido el reco-nocimiento sincero y espontáneo de una de mis estudiantes del programa de di-versificación, que al final de curso me dijo: “Este año sí que he aprendido”. ¿Enqué estadística podrá recogerse este milagro educativo? ¿Se puede atribuir estetriunfo sólo a la alumna o a la profesora?».En este apartado se ofrece una visión de conjunto de la representación femenina y losresultados académicos de las mujeres en el sistema educativo español, analizándose conmayor detalle a lo largo del estudio la presencia y el trabajo de las alumnas (capítu-lo 2) y profesoras (capítulo 3) en los distintos niveles educativos.01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 31
  30. 30. 32La promulgación de la Constitución Española en 1978 supuso el reconocimiento de laigualdad ante la ley de hombres y mujeres como uno de los principios inspiradores delordenamiento jurídico, señalando el derecho pleno de toda la población a la educación.Desde entonces, todas las leyes de reforma del sistema educativo han impulsado y fa-vorecido con éxito el acceso generalizado de las mujeres a la educación.Si se tienen en cuenta los antecedentes históricos, culturales, sociales, etc., que han ve-nido acompañando el recorrido de las mujeres en la educación, resulta inevitable re-conocer el esfuerzo de quienes han contribuido a que generaciones de niñas y mujereslogren acceder a la educación en condiciones de pleno derecho. Por otra parte, debesubrayarse la idea de que dicho acceso no se habría producido sin un hecho que a me-nudo no se contempla: la necesidad y el deseo de las propias niñas y mujeres por apren-der y acceder al pensamiento y al conocimiento humano.En las últimas décadas, niñas y mujeres se han incorporado masivamente a las aulashasta el punto de poder afirmar que hoy en día las mujeres son mayoría en los nivelespostobligatorios de enseñanza, a excepción de los estudios de grado medio de FormaciónProfesional.Esta afirmación se evidencia de forma más clara al observar la distribución porcentualpor sexo en las Enseñanzas de Régimen General (gráfico 1.3.1). En este sentido, re-sulta particularmente destacable la presencia femenina en Bachillerato y el creci-miento sostenido de las mujeres universitarias.Si, además de observar la incorporación de las mujeres a la educación, la mirada se di-rige a la calidad de ese recorrido, el reconocimiento del avance de las mujeres no es me-nor. Saber cuántas mujeres están terminando con éxito sus estudios no deja de ser unCapítulo1:ElSistemaEducativo(1) Modalidad presencial.Fuente: Elaboración CIDE a partir de las Estadísticas de las Enseñanzas no universitarias y de la Estadística Universitaria.Tabla 1.3.1. Distribución del alumnado matriculado por enseñanza y sexo.Curso 2006/076.NIVEL EDUCATIVO TOTAL N.º DE ALUMNASE. Infantil 1.557.257 760.370E. Primaria 2.538.033 1.228.759ESO 1.834.385 892.422Garantía Social 45.924 15.403Bachillerato 630.349 344.654C. F. Grado Medio(1)232.653 108.150C. F. Grado Superior(1)212.802 107.847Universidad (1.er y 2.º ciclo) 1.443.246 784.189Doctorado (3.erciclo) 73.589 37.4866 En el caso de las enseñanzas universitarias, los datos corresponden al curso 2005/06.01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 32
  31. 31. elemento de juicio de doble carácter diagnóstico, puesto que es revelador del esfuerzohecho por las mujeres y predictor del potencial de las mismas para el futuro.Si bien hay más niños que finalizan la Educación Primaria (también es más elevada laproporción de alumnos matriculados en esta etapa) y el número de hombres y mujeresque se doctoran es muy similar, en el resto de enseñanzas el porcentaje de mujeres queactualmente se titulan es superior.(1) Bachillerato y ciclos formativos presenciales.Fuente: Elaboración CIDE a partir de las Estadísticas de las Enseñanzas no universitarias y de la Estadística Universitaria.Gráfico 1.3.2. Distribución porcentual del alumnado que terminó los estudiosen el curso 2005/06, según sexo y enseñanza/titulación7.33LasmujeresenelSistemaEducativoII1009080706050403020100Hombres MujeresE. Infantil E. Primaria ESO Bachillerato C.F. GradoMedio (1)C.F. GradoSuperior (1)Universidad(1.er y 2.ºciclo)Doctorado(3.er ciclo)0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100Universidad(3.erciclo)Universidad(1.ery 2.º ciclo)C.F. Grado SuperiorC.F. Grado MedioBachilleratoESOPrimariaHombres Mujeres50,1038,8045,9647,0342,2046,3651,6149,9061,2054,0452,9757,8053,6448,397 En el caso de las enseñanzas universitarias, los datos corresponden al curso 2004/05.(1) Modalidad presencial.Fuente: Elaboración CIDE a partir de las Estadísticas de las Enseñanzas no universitarias y de la Estadística Universitaria.Gráfico 1.3.1. Porcentaje de hombres y mujeres en los diferentes niveles educativos.Curso 2006/07.51,1748,8351,5948,4151,3548,6554,6845,3253,5146,4950,6849,3254,3345,6750,9449,0601_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 33
  32. 32. 34Capítulo1:ElSistemaEducativo8 Boletín de Manos Unidas, núm. 168 (julio/agosto/septiembre de 2007).1.4. Nivel educativo y mercado laboralEducación sindiscriminación8El derecho a la educación, reconocido de manera explícita en el artículo 26 dela Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948), requiere que toda per-sona tenga la oportunidad de aprender a leer, a escribir y a recibir una formaciónbásica, sin que prevalezca ningún tipo de discriminación por razón de sexo o edad.En el año 1990, la comunidad internacional se reunió en Jomtien, en laConferencia Mundial de la Educación para Todos, con el propósito de fijar unosobjetivos a fin de lograr el cumplimiento del artículo citado. Esos objetivos se re-afirmaron en el Foro Mundial de la Educación de Dakar (2000). En ambos acon-tecimientos se reconoció el derecho a la educación de una manera novedosa,ligando educación y aprendizaje, desde la primera infancia y a lo largo de todala vida; y destacando, en tres de sus seis objetivos, la imperiosa urgencia de laigualdad de oportunidades para los niños y las niñas.En el largo camino que las mujeres están recorriendo para lograr una plena integra-ción en el mercado laboral, se perciben luces y sombras. Si se compara la situación ac-tual de las mujeres con la que tenían las de generaciones anteriores, se ha de concluirque se ha producido un notable avance en este campo. Como ya se ha señalado, las mu-jeres cuentan con una elevada representación en el sistema educativo y obtienen mejo-res resultados académicos que sus compañeros. Su relación con el trabajo remuneradotambién ha cambiado de manera considerable, encontrando en el empleo una impor-tante fuente de realización personal. A diferencia de lo que ocurría hace unas décadas,las jóvenes ya no abandonan masivamente el mercado laboral después del matrimonio.Frente al trabajo doméstico, no remunerado y poco valorado, el empleo supone un re-conocimiento, no sólo económico sino también social.01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 34
  33. 33. 35LasmujeresenelSistemaEducativoIIPero a pesar de todos estos cambios, la firme voluntad de las mujeres de ganar espa-cio en el ámbito público tropieza actualmente con una serie de obstáculos. Según el es-tudio Las mujeres jóvenes y el trabajo (2006)9, las principales bases de la desigualdadentre hombres y mujeres dentro del mercado laboral se deben a la influencia de tres fac-tores: la precariedad general de las condiciones de trabajo, la organización social delos tiempos laborales y la persistencia de ciertos rasgos diferenciadores en la definiciónsocial de los roles masculinos y femeninos:“Para las mujeres que quieren implicarse en el desarrollo de una carrera profesional, lasituación es diferente. Al igual que los varones, tropiezan con una cultura organizacio-nal que les demanda todo su tiempo, pero a diferencia de ellos, tienen que repartir ésteentre el ámbito público y el privado. Las responsabilidades familiares no tienen un ca-rácter voluntario para las mujeres, por lo que la prolongación excesiva de la jornada la-boral tiene un coste, tanto físico como psicológico, más alto para ellas. Dado que lamayoría no puede sostener su dedicación exclusiva al trabajo remunerado en la dedica-ción de su pareja al trabajo doméstico, las jornadas laborales prolongadas suponen unaumento considerable de la carga de trabajo. El conflicto entre el rol laboral y los rolestradicionales femeninos desencadena frecuentemente fuertes sentimientos de culpa porestar desatendiendo las responsabilidades familiares. A diferencia de lo que ocurre enel caso de los varones, las reglas patriarcales agravan los efectos de una organizaciónde los tiempos laborales que opera bajo la lógica de la dedicación exclusiva.”Debido a estos obstáculos, la tasa de actividad de las mujeres continúa siendo menorque la de los hombres independientemente de su edad y de su nivel de formación. En elgráfico 1.4.1 se presenta de forma comparativa la tasa de actividad para el grupo deedad de 25 a 64 años, que puede ser representativo del conjunto de la población po-tencialmente activa, y para el grupo de 25 a 34 años, en representación de la pobla-ción de reciente incorporación al mercado laboral y, por lo tanto, ligada a la evolucióndel sistema educativo en un período más reciente.Se observa así cómo las mujeres de 25 a 64 años que han cursado únicamente estu-dios primarios constituyen el grupo que ocupa la posición más frágil dentro del ám-bito laboral: sólo el 37,7% de estas mujeres trabaja o busca empleo. No obstante, larelación entre la tasa de actividad y el sexo es más equilibrada si se cuenta con es-tudios superiores.Por otro lado, la tasa de paro de las mujeres que no han finalizado la educación se-cundaria es significativamente superior a la de los hombres. El paro afecta particu-larmente a las mujeres más jóvenes:• Las tasas de desempleo entre las mujeres de 25-34 años con estudios prima-rios es del 19,8%, reduciéndose hasta el 15,5% si han finalizado la EducaciónSecundaria Obligatoria.• Con los mismos niveles formativos, la tasa de paro de los hombres de 25-34años es del 10% y del 7,5% respectivamente.9 VV.AA. (2006). Las mujeres jóvenes y el trabajo. Madrid: Instituto de la Mujer, núm. 94, p. 150.01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 35
  34. 34. A medida que aumenta el nivel de formación, disminuye sensiblemente la tasa de parode las mujeres y se reduce la diferencia con respecto a la de los hombres, aun cuandosigue situándose dos puntos porcentuales por encima de la tasa masculina.Fuente: Elaboración CIDE a partir de las Cifras de la Educación en España. Edición 2009.Gráfico 1.4.1. Distribución porcentual de la tasa de actividad y paro por sexoy grupos de edad según nivel de formación. Media anual 2007.36Capítulo1:ElSistemaEducativoTasa de paromujeres25-64 añosTasa de paromujeres25-34 añosTasa deactividadmujeres25-64 añosTasa deactividadmujeres25-34 añosTasa de parohombres25-64 añosTasa de parohombres25-34 añosTasa deactividadhombres25-64 añosTasa deactividadhombres25-34 añosEducación Superior Primera etapa de educación secundariaEducación postsecundaria Hasta primera etapa de educación secundaria5,99,212,914,17,310,515,519,884,773,459,937,787,579,871,4583,855,87,75,35,97,51092,790,190,173,793,591,694,287,10 20 40 60 80 10001_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 36
  35. 35. 37LasmujeresenelSistemaEducativoIISi se cruza el nivel de formación con la rama de actividad, se pone de manifiesto queun 28% de las mujeres con estudios primarios se emplea en el servicio doméstico. Porel contrario, con el mismo nivel de formación, los hombres trabajan principalmente enel sector de la construcción (36,1%).Fuente: Elaboración CIDE a partir de las Cifras de la Educación en España. Edición 2009.Gráfico 1.4.2. Distribución porcentual de las personas ocupadas según sexo y rama deactividad: hasta 1.ª etapa de educación secundaria. Año 2007.Organismos extraterritoriales00Hogares que emplean personal doméstico1,228Otras actividades sociales y de serviciosprestados a la comunidad,servicios personales3,22,8Actividades sanitarias y veterinarias,servicios sociales0,22,8Educación0,31,7Administración pública, defensay seguridad social obligatoria2,83,3Actividades inmobiliarias y de alquiler,servicios empresariales1,911,2Intermediación financiera0,10,5Transporte, almacenamientoy comunicaciones5,51,2Hostelería5,114,5Comercio, reparación de vehículosde motor, motocicletas y ciclomotoresy artículos personales y de uso doméstico1015,1Construcción36,11,4Producción y distribución de energíaeléctrica, gas y agua0,30Industrias manufactureras10,56,5Industras extractivas0,50Pesca0,70,1Agricultura, ganadería, caza y silvicultura21,310,90 5 10 15 20 25 30 35 40Hombres Mujeres01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 37
  36. 36. 38Más de una tercera parte de las mujeres que han finalizado la ESO trabajan como em-pleadas del hogar (19,9%) o como comerciales (17,8%), mientras que los hombres si-guen empleándose principalmente en la construcción (31,6%).Fuente: Elaboración CIDE a partir de las Cifras de la Educación en España. Edición 2009.Gráfico 1.4.3. Distribución porcentual de las personas ocupadas según sexoy rama de actividad: primera etapa de educación secundaria. Año 2007.Capítulo1:ElSistemaEducativoOrganismos extraterritoriales00Hogares que emplean personal doméstico119,9Otras actividades sociales y de serviciosprestados a la comunidad,servicios personales2,33,7Actividades sanitarias y veterinarias,servicios sociales0,75,1Educación0,52,4Administración pública, defensay seguridad social obligatoria32,1Actividades inmobiliarias y de alquiler,servicios empresariales2,913,4Intermediación financiera0,20,7Transporte, almacenamientoy comunicaciones7,31,2Hostelería6,514,1Comercio, reparación de vehículosde motor, motocicletas y ciclomotoresy artículos personales y de uso doméstico12,717,8Construcción31,60,8Producción y distribución de energíaeléctrica, gas y agua0,50Industrias manufactureras19,610,5Industrias extractivas0,50Pesca0,40,4Agricultura, ganadería, caza y silvicultura10,47,90 5 10 15 20 25 30 35 40Hombres Mujeres01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 38
  37. 37. 39LasmujeresenelSistemaEducativoIIEl comercio sigue siendo la rama de actividad a la que más mujeres se dirigen una vezque han obtenido el título de Bachiller o de Técnico (24%), mientras que los hombresse ocupan en la construcción (24%) y en la industria manufacturera (20,3%).Fuente: Elaboración CIDE a partir de las Cifras de la Educación en España. Edición 2009.Gráfico 1.4.4. Distribución porcentual de las personas ocupadas según sexoy rama de actividad: educación postsecundaria. Año 2007.Organismos extraterritoriales00Hogares que emplean personal doméstico0,59,7Otras actividades sociales y de serviciosprestados a la comunidad,servicios personales3,46,1Actividades sanitarias y veterinarias,servicios sociales1,38,4Educación0,82,7Administración pública, defensay seguridad social obligatoria5,84,7Actividades inmobiliarias y de alquiler,servicios empresariales5,610,6Intermediación financiera1,71,8Transporte, almacenamientoy comunicaciones8,53,2Hostelería6,412,8Comercio, reparación de vehículosde motor, motocicletas y ciclomotoresy artículos personales y de uso doméstico15,324Construcción241,7Producción y distribución de energíaeléctrica, gas y agua0,60,2Industrias manufactureras20,310,8Industrias extractivas0,50Pesca0,30,1Agricultura, ganadería, caza y silvicultura4,93,10 5 10 15 20 25 30Hombres Mujeres01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 39
  38. 38. 40Por último, las mujeres con estudios superiores trabajan principalmente en la educa-ción (18,5%), en actividades sociales y sanitarias (17%), así como en servicios em-presariales y actividades inmobiliarias (13,7%). Las áreas con mayor presenciamasculina en este nivel de formación son la industria manufacturera (17,8%), junto conlos servicios empresariales y las actividades inmobiliarias (17%).Fuente: Elaboración CIDE a partir de las Cifras de la Educación en España. Edición 2009.Gráfico 1.4.5. Distribución porcentual de las personas ocupadas según sexo y rama deactividad: Educación Superior. Año 2007.Capítulo1:ElSistemaEducativoOrganismos extraterritoriales00Hogares que emplean personal doméstico0,22,6Otras actividades sociales y de serviciosprestados a la comunidad,servicios personales4,24,6Actividades sanitarias y veterinarias,servicios sociales5,517Educación9,318,5Administración pública, defensay seguridad social obligatoria8,98,6Actividades inmobiliarias y de alquiler,servicios empresariales1713,7Intermediación financiera4,44,7Transporte, almacenamientoy comunicaciones6,23,9Hostelería3,23,8Comercio, reparación de vehículosde motor, motocicletas y ciclomotoresy artículos personales y de uso doméstico10,211,4Construcción9,52,2Producción y distribución de energíaeléctrica, gas y agua1,2Industrias manufactureras17,87,7Industrias extractivas0,30,1Pesca0,30,1Agricultura, ganadería, caza y silvicultura1,70,80 5 10 15 200,4Hombres Mujeres01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 40
  39. 39. 41LasmujeresenelSistemaEducativoIIA medida que mejora el nivel de formación, también aumenta el salario. Según laEncuesta de Estructura Salarial 200610, realizada por el INE, las diferencias salarialesentre distintas titulaciones oficiales son notables. Así, las personas sin estudios o queno han completado los estudios primarios tienen una remuneración inferior en un27,0% al salario medio, mientras que las personas con licenciatura universitaria per-ciben un salario anual un 64,2% superior.El salario bruto anual (año 2006) es de 19.680,88 euros por persona trabajadora, co-rrespondiendo 22.051,08 euros a los hombres y 16.245,17 euros a las mujeres. El sa-lario promedio anual femenino es, por tanto, el 73,7% del masculino, aunque estadiferencia podría matizarse en función de otras variables laborales (ocupación, tama-ño de la empresa, tipo de contrato y de jornada, antigüedad, etc.).Según el estudio Diferencia y discriminación salarial por razón de sexo (Instituto de laMujer, 2007), el salario crece con la edad, con el nivel de estudios, con la antigüedaden la empresa, en los contratos de duración indefinida, en los puestos de responsabili-dad, en las ocupaciones más cualificadas, con el tamaño empresarial, con el tamaño delmercado de destino de la producción, en la empresa pública, en las ramas industriales(excepto en la industria textil y de la alimentación), en la construcción y en determi-nados servicios (sobre todo en intermediación financiera y en transporte, almacena-miento y comunicaciones). El salario también puede variar según la ComunidadAutónoma en la que se trabaje. Sin embargo, hay una parte de la diferencia salarial en-tre hombres y mujeres que no tiene justificación y que se deriva exclusivamente de sudistinto sexo. Es la denominada discriminación salarial directa, resultado del efecto delsexo sobre el salario.Sea cual sea su nivel de formación, el salario de las mujeres es menor que el de sus co-legas varones (gráfico 1.4.6). Además de percibir menores salarios, las mujeres jóve-nes son uno de los colectivos más representados en el contingente de mano de obra dereserva que trabaja a tiempo parcial, con jornadas reducidas y con horarios atípicos ymuy variables. Las elevadas tasas de ocupación femenina en los sectores más jóvenesde la población activa ocultan, en realidad, una amalgama de empleos precarios quedificultan el desarrollo de una carrera laboral estable.10 Es la tercera vez que se efectúa esta encuesta, realizándose las anteriores en 1995 y 2002. En esta última edi-ción, han colaborado 27.000 centros de trabajo españoles y más de 235.000 personas asalariadas.01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 41
  40. 40. 42(1) Se refiere a las personas asalariadas que trabajaron al menos 1 hora la semana anterior a la entrevista.Fuente: Elaboración CIDE a partir de las Cifras de la Educación en España. Edición 2009.Gráfico 1.4.6. Índice de salarios brutos mensuales de las personas asalariadassegún sexo y nivel de formación (1). Año 2007.Capítulo1:ElSistemaEducativoNo consta123,489,3145,8110,8Educación secundariasegunda etapa106,072,6Educación secundariaprimera etapa88,358,5Educación primariao inferior91,058,6Total111,484,30 50 100 150 200Educación SuperiorHombres Mujeres01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 42
  41. 41. 43LasmujeresenelSistemaEducativoIIEducación y género.Una crítica a la teoría delcapital humano11Aunque la Constitución Española de 1876, en su artículo doce, había proclamadoel derecho de todas las personas a la libre elección de profesión así como a pre-pararse para su ejercicio, reservaba para el Estado el derecho de “expedir los tí-tulos profesionales y establecer las condiciones de los que pretendan obtenerlos,y la forma en que han de probar su aptitud”.(…) En realidad hubo que esperar a que se percibiera la urgencia social de garanti-zar a las mujeres de clase media recursos para su subsistencia, ante la posibilidad deque no llegaran a casarse, para poner en marcha una lenta pero progresiva incorpo-ración a empleos que requerían la cualificación laboral que algunas ya poseían y queotras estaban dispuestas a adquirir si desaparecían al fin las divergencias entre su in-terés personal dirigido a la obtención de un trabajo remunerado y el interés social deque no abandonaran el ámbito doméstico; esa forma de trabajo específico de las mu-jeres inherente al modelo capitalista que entonces se estaba construyendo.Las mujeres en el trabajo“¿Qué relación tienen hoy las mujeres con el dinero? ¿En qué medida incide la ga-nancia económica en la elección de la profesión?La experiencia de la mayoría de las mujeres que escuchamos es que el provecho eco-nómico no es la primera condición cuando se busca un trabajo y tampoco lo es enla fase de relación real y concreta con las distintas profesiones. Pero si se la dejademasiado de lado, la cuestión del dinero lleva consigo tensiones y rencores (...)(...) Lo que emerge es que la importancia del dinero se da en relación con otrasmotivaciones que tienen que ver con el deseo, la satisfacción y la calidad de lasrelaciones. Las mujeres son conscientes de esto: lo reconocen las empresarias,las profesionales autónomas, las socias de cooperativas, las trabajadoras asala-riadas y las directivas de empresa.”12.11 Extracto de la comunicación de Flecha García, Consuelo (2001). Educación y Género. Una crítica a la teoría delCapital Humano. VII Congreso de la Asociación de Historia Económica (Zaragoza, 19, 20 y 21 de septiembre, 2001).10.a sesión: Mujeres y hombres en los mercados de trabajo. La evolución histórica de los mecanismos de accesoy movilidad interna. Consultado en http://www.unizar.es/eueez/cahe/flecha.pdf12 VV.AA. (2008). Palabras que usan las mujeres. Madrid: horas y HORAS. pp. 35-36.01_princip y CAP 1_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:40 Página 43
  42. 42. 02_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:52 Página 44
  43. 43. LasmujeresSistema EducativoIIenelCapítulo2Las alumnas en losdistintos niveles educativos02_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:52 Página 45
  44. 44. 02_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:52 Página 46
  45. 45. La Ley Orgánica para la Igualdad efectiva de mujeres y hombres, hace referen-cia a la educación no universitaria en los siguientes artículos:Artículo 23. La educación para la igualdad de mujeres y hombres.El sistema educativo incluirá entre sus fines la educación en el respeto de los de-rechos y libertades fundamentales y en la igualdad de derechos y oportunidadesentre mujeres y hombres.Asimismo, el sistema educativo incluirá, dentro de sus principios de calidad, la eli-minación de los obstáculos que dificultan la igualdad efectiva entre mujeres y hom-bres y el fomento de la igualdad plena entre unas y otros.Artículo 24. Integración del principio de igualdad en la política de educación.1. Las Administraciones educativas garantizarán un igual derecho a la educaciónde mujeres y hombres a través de la integración activa, en los objetivos y en lasactuaciones educativas, del principio de igualdad de trato, evitando que, porcomportamientos sexistas o por los estereotipos sociales asociados, se produz-can desigualdades entre mujeres y hombres.2. Las Administraciones educativas, en el ámbito de sus respectivas competencias,desarrollarán, con tal finalidad, las siguientes actuaciones:a) La atención especial en los currículos y en todas las etapas educativas alprincipio de igualdad entre mujeres y hombres.b) La eliminación y el rechazo de los comportamientos y contenidos sexistas yestereotipos que supongan discriminación entre mujeres y hombres, con es-pecial consideración a ello en los libros de texto y materiales educativos.c) La integración del estudio y aplicación del principio de igualdad en los cur-sos y programas para la formación inicial y permanente del profesorado.d) La promoción de la presencia equilibrada de mujeres y hombres en los ór-ganos de control y de gobierno de los centros docentes.e) La cooperación con el resto de las Administraciones educativas para el de-sarrollo de proyectos y programas dirigidos a fomentar el conocimiento y ladifusión, entre las personas de la comunidad educativa, de los principios decoeducación y de igualdad efectiva entre mujeres y hombres.f) El establecimiento de medidas educativas destinadas al reconocimiento y en-señanza del papel de las mujeres en la Historia.A lo largo de la Historia, las mujeres han recorrido un camino lleno de impedimentos que,hace no tantos años, las alejaba de la educación y la cultura. Progresivamente se han idoincorporando a las aulas, siendo la realidad actual “heredera del tesón e interés de mu-jeres concretas, decididas a estudiar más allá de las propuestas ofrecidas desde la sociedad47LasmujeresenelSistemaEducativoII02_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:52 Página 47
  46. 46. de su tiempo, esto es, más allá de las leyes del sistema educativo y de las normas socia-les. Ellas lograron que se pusieran en marcha una serie de cambios y decisiones que, deotro modo, habrían tardado mucho en conseguirse, o no se habrían conseguido”13.En este capítulo se pretende ofrecer una visión panorámica acerca de la presencia delas mujeres en los distintos niveles educativos, revisando detenidamente la distribuciónpor sexo del alumnado en cada uno de ellos:• Educación Infantil• Educación Primaria• Educación Secundaria Obligatoria• Bachillerato• Formación Profesional• Enseñanzas de Régimen Especial• Programas de Cualificación Profesional Inicial• Educación de Personas Adultas• Formación UniversitariaComo se analizará en las próximas páginas, en el curso 2006/07, las mujeres repre-sentan el 48,51% del alumnado matriculado en las enseñanzas obligatorias (EducaciónPrimaria y ESO), porcentaje ligeramente inferior al de los hombres debido a la es-tructura por sexo y edad de la población.Esta situación se invierte en las enseñanzas postobligatorias, debido a la mayor repre-sentación femenina especialmente en Bachillerato y en las enseñanzas universitarias,superando el 54% del total del alumnado matriculado en ambos casos.Esta presencia mayoritaria de las mujeres en las enseñanzas postobligatorias se con-firma por su alto nivel de escolarización a partir de los 16 años. Desde esa edad, lastasas de escolarización disminuyen en ambos sexos, pero las tasas femeninas son su-periores a las masculinas, lo que significa que las mujeres abandonan menos que loshombres el sistema educativo. A los 16 años, la tasa neta de escolarización femeninaen el conjunto de las enseñanzas supera casi en seis puntos porcentuales a la masculi-na (90,6% en mujeres y 84,8% en hombres) y a los 17 años la diferencia es aún ma-yor (81,1% y 70,6%, respectivamente).Por otro lado, la tasa bruta de graduación en ESO es más elevada en las mujeres, sibien ha disminuido en los últimos años para ambos sexos. En los estudios secundariospostobligatorios y en los estudios superiores, la tasa bruta de alumnas graduadas estambién mayor14.48Capítulo2:Lasalumnasenlosdistintosniveleseducativos13 VV.AA. (2001). Las mujeres en el sistema educativo. Madrid: CIDE/Instituto de la Mujer, p. 29.14INE/Instituto de la Mujer (2009). Mujeres y Hombres en España, 2009. Madrid: Instituto Nacional de Estadística/Instituto de la Mujer.02_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:52 Página 48
  47. 47. H2.1. Educación InfantilHoy en día, resulta incuestionable que la infancia es un periodo de crucial impor-tancia, en el cual se sientan las bases de todo el desarrollo posterior de la persona. Así,puede afirmarse que estos primeros años ofrecen una oportunidad única durante la cualpodemos proporcionar a los niños y niñas los pilares básicos de su aprendizaje. LaEducación Infantil constituye, pues, una etapa educativa con identidad propia, puntode partida de un proceso que continuará en otros tramos educativos. Esta etapa se or-dena en dos ciclos: el primero comprende desde el nacimiento hasta los tres años, y elsegundo, desde los tres a los seis años de edad.En cifras absolutas, podemos afirmar que durante los últimos años se ha producidoun aumento del alumnado matriculado en Educación Infantil. Esto es debido no sóloa los cambios demográficos (debido principalmente al repunte de la natalidad y a laincorporación de la población extranjera), sino también a la cada vez mayor con-ciencia social de la importancia de la educación, lo cual alcanza no sólo a las eta-pas obligatorias15. De esta forma, la Educación Infantil responde no sólo a demandassociales sino a factores educativos como son el posibilitar experiencias que estimu-len el desarrollo integral del niño y la niña y contribuyan a compensar todo tipo dedesigualdades.Fuente: Elaboración CIDE a partir de las Estadísticas de las Enseñanzas no universitarias.Gráfico 2.1.1. Evolución del alumnado matriculado en Educación Infantil según sexo.Cursos 1996/97 a 2006/07.49LasmujeresenelSistemaEducativoII900.000800.000700.000600.000500.000400.000300.000200.000100.00001996/97 1997/98 1998/99 1999/00 2000/01 2001/02 2002/03 2003/04 2004/05 2005/06 2006/0715 Vila, Ignasi (2000). Aproximación a la educación infantil: características e implicaciones educativas. RevistaIberoamericana de Educación, núm. 22.572.016 575.942 580.759 581.331 598.954628.187658.645698.336733.922763.788796.887760.370723.760693.597658.420623.447595.093569.827552.322548.102546.798543.228Niños Niñas02_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:52 Página 49
  48. 48. Mary Wollstonecraft (1759-1797) fue unafilósofa y escritora británica. Considerada unade las precursoras de la filosofía feminista,Wollstonecraft es conocida principalmentepor su obra Vindicación de los derechos de lamujer, en la cual argumenta que las mujeresno son por naturaleza inferiores al hombreaun cuando no hayan tenido acceso a una edu-cación apropiada. Sugiere que hombres y mu-jeres deberían ser tratados como seresracionales e imagina un orden social basadoen la razón.16Trescientos años después, María MilagrosMontoya Ramos escribe:“Lo que sucede cada día en un centro educativo, o en una clase, es algo im-posible de reflejar en una estadística sociológica, porque no es una realidadcuantificable. La educación es otra cosa (…). Es cierto que existe un anda-miaje imprescindible que favorece o dificulta la tarea educativa. Hay que pro-gramar, evaluar, tener espacios y tiempos específicos para los diversossaberes, es decir, aulas, horarios, asignaturas, calificaciones, control de asis-tencias, etc. Pero la edificación queda dentro y va mucho más allá de los an-damios. Por mucho que se evalúe, aunque utilicemos las técnicas másapropiadas, nunca podremos apresar la realidad divina y humana. ¿Quiénpuede cuantificar el deseo de aprender, o los sentimientos de alegría, de de-cepción, de entusiasmo ante un nuevo descubrimiento o una llamada de aten-ción? O ¿cómo apresará la frialdad de un dato la enorme decepción queexperimento al no lograr una relación educativa con el o los alumnos (rara-mente me ha pasado con las alumnas) desinteresados y ajenos a todo deseode aprender? (...).(...) El acto educativo, donde se da un proceso de creación y de recreación, queno de mera repetición ni transmisión, es relación de autoridad, donde la pala-bra deja de ser un instrumento de poder para convertirse en un elemento de in-tercambio.”1750Capítulo2:Lasalumnasenlosdistintosniveleseducativos16Cobo Bedia, Rosa (1989). Mary Wollstonecraft: un caso de feminismo ilustrado. Revista española de investigacio-nes sociológicas, núm. 48, pp. 213-217.17 VV.AA. (2005). Retratos de maestras. Cuadernos de Pedagogía-Especial 30 años. Madrid: Cisspraxis,pp. 119-124.02_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:52 Página 50
  49. 49. En España, durante el curso académico 2006/07, la cifra de alumnos y alumnas ma-triculadas en Educación Infantil asciende a 1.557.257, siendo niñas 760.370. La di-ferencia entre la escolarización de niños y niñas no resulta significativa, puesto que elescaso margen de mayor presencia de los varones coincide con la curva de natalidadpor sexo de la población española. No obstante, existen ligeras variaciones porComunidades Autónomas, tal como se refleja en la tabla 2.1.1.(1) En centros autorizados por la Administración Educativa.(2) Se incluyen 1.801 alumnos y alumnas de más de 5 años, con autorización para continuar en este nivel.Fuente: Elaboración CIDE a partir de las Estadísticas de las Enseñanzas no universitarias.Gráfico 2.1.2. Porcentaje de alumnado matriculado en Educación Infantilsegún sexo y edad. Curso 2006/07.51LasmujeresenelSistemaEducativoII5 años y más (2)4 años3 años0-2 años (1)0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100% Niños % Niñas51,12 48,8851,17 48,8350,83 49,1751,85 48,15(1) En centros autorizados por la Administración Educativa.(2) Se incluyen 1.801 alumnos y alumnas de más de 5 años, con autorización para continuar en este nivel.Fuente: Elaboración CIDE a partir de las Estadísticas de las Enseñanzas no universitarias.Gráfico 2.1.3. Porcentaje de alumnado matriculado en Educación Infantilpor titularidad de centro según sexo y edad. Curso 2006/07.10090807060504030201000-2 años (1) 3 años 4 años 5 años y más (2)C. Públicos Niños C. Públicos Niñas C. Privados Niños C. Privados Niñas43,4742,5556,5357,4568,3567,5331,6532,4768,8467,5531,1632,4569,1668,0730,8431,9302_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:52 Página 51
  50. 50. 52Capítulo2:LasalumnasenlosdistintosniveleseducativosTOTAL0-2AÑOS(1)3AÑOS4AÑOS5AÑOSYMÁS(2)TOTAL%NIÑASTOTAL%NIÑASTOTAL%NIÑASTOTAL%NIÑASTOTAL%NIÑASTabla2.1.1.AlumnadomatriculadoenEducaciónInfantilsegúnedadydistribuciónporcentualdeniñasporCC.AA.Curso2006/07.(1)EncentrosautorizadosporlaAdministraciónEducativa.(2)Seincluyen1.801alumnosyalumnasdemásde5años,conautorizaciónparacontinuarenestenivel.Fuente:ElaboraciónCIDEapartirdelasEstadísticasdelasEnseñanzasnouniversitarias.Andalucía267.52248,8810.84048,4886.48049,0185.24848,8284.95448,85Aragón44.40948,6010.48048,8411.40148,5711.11548,4211.41348,60Asturias(Principadode)23.24748,941.91648,177.15649,617.00049,837.17547,61Baleares(Islas)34.40248,933.74549,2710.17248,7310.27248,0910.21349,85Canarias60.47448,550019.76348,7520.19548,0620.51648,84Cantabria16.61349,142.43149,494.88149,034.75648,494.54549,77CastillayLeón65.07348,537.09847,1319.47549,5319.21548,0719.28548,51Castilla-LaMancha60.98948,781.45951,1320.03748,6819.69748,6719.79648,81Cataluña288.10448,5773.81448,2973.87048,7470.95548,6169.46548,64ComunidadValenciana157.98149,9818.54348,4047.18850,8846.21949,8246.03149,85Extremadura31.59449,1688448,6410.00549,2810.26648,8310.43949,41Galicia71.88448,7510.66148,4420.73748,8920.02048,9020.46648,65Madrid(Comunidadde)253.19248,7969.29347,8362.77449,1760.86849,1160.25749,16Murcia(Regiónde)57.77848,558.28648,4416.60249,1516.40848,1416.48248,40Navarra(ComunidadForalde)23.39748,904.93648,166.36949,496.01348,866.07948,91PaísVasco84.85148,0628.12347,6019.61448,4418.67248,8418.44247,57Rioja(La)8.94448,8541946,302.95549,582.80248,682.76848,63Ceuta3.16447,4413245,451.02446,001.02650,7898245,72Melilla3.63950,5154452,941.06151,741.00549,451.02948,98Total1.557.25748,83253.60448,15441.56449,17431.75248,83430.33748,8802_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:52 Página 52
  51. 51. 53LasmujeresenelSistemaEducativoIIA pesar de su carácter voluntario, la etapa de Educación Infantil presenta una tasa dematriculación muy alta en el segundo ciclo. De esta forma, el 96,8% de niños y niñasde 3 años está escolarizado. La escolarización en el primer ciclo es notablemente in-ferior y se realiza mayoritariamente en escuelas privadas. Más adelante esta situaciónse invierte, y cerca del 70% de niños y niñas cursan el segundo ciclo en centros públi-cos. Por último, cabe señalar que, a lo largo de esta etapa, la presencia de niñas en cen-tros de titularidad privada es ligeramente superior (gráfico 2.1.3).Hermanas AgazziRosa (1866-1951) y Carolina Agazzi (1870-1945) fueron dos pedagogas italianas nacidasen Volengo, en la provincia de Verona. A partir de su propia experiencia y tras un análisiscrítico de los trabajos de Fröebel y de Maria Montessori, desarrollaron su propio método,caracterizado por la similitud que proponen entre el ambiente familiar y el escolar.Su método se basaba en respetar la libertad y espontaneidad del niño y de la niña median-te su trabajo independiente y la presentación de contenidos a través de actividades lúdicas.A diferencia del método Montessori y en consonancia con los orígenes humildes del alum-nado al que atendían, los materiales que utilizaban para sus trabajos solían ser del entor-no cotidiano del niño y de la niña. De esta forma, el aprendizaje partía del uso inteligentede objetos y del espacio, a través de actividades cotidianas que incorporaban a la escuela yque provenían del hogar.Rosa y Carolina Agazzi consideraron también la higiene como un elemento de carácter cen-tral en la escuela maternal. Asimismo, aspectos como la iluminación, la ventilación y la ca-lefacción asumían una dimensión pedagógica que trascendía lo meramente arquitectónico.Para las hermanas Agazzi, el niño y la niña entran en contacto directo con el mundo exte-rior a través de los ejercicios prácticos, “y ese es uno de los objetivos que persigue la es-cuela”, por eso Rosa Agazzi “desea que ese mundo exterior esté en su casa (en el asilo) lomenos adulterado posible, trata que el edificio mismo tenga por fuera el aspecto de unacasa, que esté rodeado de un jardín”.1818 Carroi, Marie Anne. “El método de Mompiano y las hermanas Agazzi”, en Lombardo-Radice, G. y Carroi, M. A.(1958). Ensayos precursores de la escuela activa italiana. Buenos Aires: Kapeluzs (traducción de la edición originalitaliana, de 1929).02_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:52 Página 53
  52. 52. 54Capítulo2:LasalumnasenlosdistintosniveleseducativosL1.750.0001.500.0001.250.0001.000.000750.00001.385.6551.350.3641.323.1881.302.0651.285.3411.276.3551.276.8311.279.0161.274.2831.282.4211.309.2741.200.9431.193.3531.200.6151.228.7591.197.4561.197.9061.206.3071.222.7031.239.5971.265.1031.297.2392005/062004/052003/042002/032001/022000/011999/001998/991997/981996/972006/07Fuente: Elaboración CIDE a partir de las Estadísticas de las Enseñanzas no universitarias.Gráfico 2.2.1. Evolución del alumnado matriculado en Educación Primaria según sexo.Cusos 1996/97 a 2006/07.2.2. Educación PrimariaLa Educación Primaria es una etapa educativa obligatoria y gratuita que comprendeseis cursos académicos. La finalidad de la Educación Primaria es facilitar al alumna-do los aprendizajes relacionados con la expresión y comprensión oral, la lectura, la es-critura, el cálculo, la adquisición de nociones básicas de la cultura... contribuyendo asu pleno desarrollo personal y a su preparación para cursar con aprovechamiento laEducación Secundaria Obligatoria.La etapa de Educación Primaria comprende tres ciclos de dos años académicos cadauno y se organiza en áreas con un carácter global e integrador. Si bien la LOE man-tiene la estructura de esta etapa respecto a la normativa educativa anterior, añade elárea de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, impartida en uno delos cursos del tercer ciclo de la etapa y en la que se presta especial atención a la igual-dad entre hombres y mujeres.Durante la última década se ha experimentado un descenso del alumnado matriculadoen esta etapa educativa; sin embargo, los datos de los dos últimos cursos parecen in-vertir esta tendencia descendente.Niños Niñas02_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:52 Página 54
  53. 53. Las leyes educativas de los siglos XVIII y XIX explicitan claramente que niñosy niñas deben educarse en escuelas distintas. La precariedad económica de los mu-nicipios –los ayuntamientos eran los que debían asumir el sueldo de los maestrosy maestras– hacía imposible, en muchos casos, la existencia de dos escuelas, y muyfrecuentemente niños y niñas iban al mismo centro, aunque recibían una atencióny enseñanzas bien distintas. Esta existencia, por razones económicas, de nume-rosas escuelas rurales unitarias de niños y niñas, es contemplada en la Ley deInstrucción Pública de 1857, que defiende claramente la obligatoriedad de man-tener separados a niños y niñas en dichas escuelas.La Ley de Instrucción Pública de 9 de septiembre de 1857, conocida como LeyMoyano, es la primera ley española que aborda con carácter general la EducaciónPrimaria, declarando obligatoria la enseñanza primaria entre los 6 y los 9 añospara niños y niñas. Igualmente, la Ley Moyano de 1857 permite que se establez-can Escuelas Normales de Maestras.Esta Ley intentaba solucionar el problema de España, poblada por 15 millones dehabitantes y un 75% de analfabetismo. La principal característica fue su centra-lismo, con el consiguiente control de la educación por parte del Gobierno, apos-tando también por la uniformidad y la secularización. Como pincelada progresistade la Ley cabe destacar el carácter gratuito de la primera enseñanza, sólo paraquienes no pudieran pagarla; una relativa libertad de enseñanza y una tímida in-troducción de las enseñanzas para personas adultas, ciegas o sordas.Ley de Instrucción Pública de 9 de septiembre de 1857TITULO PRIMERO: De la primera enseñanza.Artículo 1.º La primera enseñanza se divide en elemental y superior.Art. 2.º La primera enseñanza elemental comprende:Primero. Doctrina cristiana y nociones de Historia sagrada, acomodadas a losniños.Segundo. Lectura.Tercero. Escritura.Cuarto. Principios de Gramática castellana, con ejercicios de Ortografía.Quinto. Principios de Aritmética, con el sistema legal de medidas, pesas y monedas.Sexto. Breves nociones de Agricultura, Industria y Comercio, según las loca-lidades.Art. 3.º La enseñanza que no abrace todas las materias expresadas, se conside-rará como incompleta para los efectos de los artículos 100, 102, 103, 181 y 189.Art. 4.º La primera enseñanza superior abraza, además de una prudente amplia-ción de las materias comprendidas en el artículo 2.º:Primero. Principios de Geometría, de Dibujo lineal y de Agrimensura.Segundo. Rudimentos de Historia y Geografía, especialmente de España.55LasmujeresenelSistemaEducativoII02_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:52 Página 55
  54. 54. Tercero. Nociones generales de Física y de Historia natural acomodadas a lasnecesidades más comunes de la vida.Art. 5.º En las enseñanzas elemental y superior de las niñas se omitirán los estu-dios de que tratan el párrafo sexto del art. 2.º y los párrafos primero y tercero delart. 4.º, reemplazándose con:Primero. Labores propias del sexo.Segundo. Elementos de dibujo aplicado a las mismas labores.Tercero. Ligeras nociones de higiene doméstica.Al igual que en la Educación Infantil, en la Educación Primaria existe una ligera ma-yor presencia de niños (51,59% del alumnado de la etapa, con diferencias mínimasentre los tres ciclos). Este hecho se debe sencillamente a que en España hay más ni-ños que niñas de estas edades. Así, tomando como referencia la explotación estadís-tica del Padrón a 1 de enero de 2008 (INE), los varones suponen un 51,36% de lapoblación española con edades comprendidas entre los 6 y los 11 años.En la siguiente tabla se puede apreciar el porcentaje de niñas que cursan EducaciónPrimaria en las distintas Comunidades Autónomas. La Comunidad Valenciana os-tenta la distribución más equilibrada por sexo (49,68% de niñas), mientras queMelilla, Murcia, Cantabria y Extremadura presentan unos porcentajes inferioresal 48%.56Capítulo2:LasalumnasenlosdistintosniveleseducativosFuente: Elaboración CIDE a partir de las Estadísticas de las Enseñanzas no universitarias.Gráfico 2.2.2. Porcentaje de alumnado matriculado en Educación Primariasegún sexo y ciclos. Curso 2006/07.Tercer cicloSegundo cicloPrimer ciclo0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 10051,62 48,3851,58 48,4251,57 48,43% Niños % Niñas02_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:52 Página 56
  55. 55. 57LasmujeresenelSistemaEducativoIIFuente: Elaboración CIDE a partir de las Estadísticas de las Enseñanzas no universitarias.Tabla 2.2.1. Alumnado matriculado en Educación Primariay distribución porcentual de niñas por CC.AA. Curso 2006/07.TOTAL % NIÑASAndalucía 526.781 48,11Aragón 67.067 48,27Asturias (Principado de) 42.481 48,07Baleares (Islas) 59.336 48,45Canarias 122.588 48,49Cantabria 26.749 47,61Castilla y León 119.325 48,22Castilla-La Mancha 123.262 48,22Cataluña 389.878 48,35Comunidad Valenciana 271.247 49,68Extremadura 67.200 47,88Galicia 123.610 48,34Madrid (Comunidad de) 336.788 48,60Murcia (Región de) 94.765 47,51Navarra (Comunidad Foral de) 34.599 48,67País Vasco 103.859 48,29Rioja (La) 16.366 48,88Ceuta 6.009 48,61Melilla 6.123 46,32Total 2.538.033 48,41En el curso 2006/07, el 67,07% del alumnado de Primaria cursó sus estudios en cen-tros públicos (1.702.246 frente a los 835.787 alumnos y alumnas de centros privados),no existiendo diferencias significativas entre niños y niñas en cuanto a la titularidad delcentro.Sin embargo, un aspecto en el que las diferencias por sexo resultan más destacables esel rendimiento académico. El porcentaje de niñas que repite curso es menor que el desus compañeros a lo largo de los tres ciclos de la Educación Primaria, tanto en centrospúblicos como en privados. Durante el tercer ciclo, cuando se alcanza la tasa de repe-tición más elevada, los niños constituyen el 60,05% del alumnado repetidor (60,23%en centros públicos).02_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:52 Página 57
  56. 56. 58Capítulo2:LasalumnasenlosdistintosniveleseducativosFuente: Elaboración CIDE a partir de las Estadísticas de las Enseñanzas no universitarias.Gráfico 2.2.3. Alumnado matriculado en Educación Primariapor titularidad de centro según ciclo y sexo. Curso 2006/07.350.000300.000250.000200.000150.000100.00050.0000Primer Ciclo Segundo ciclo Tercer cicloC. Públicos Niños C. Públicos Niñas C. Privados Niños C. Privados Niñas306.356283.069142.066138.105289.442267.257140.040135.968289.567266.555141.803137.805Fuente: Elaboración CIDE a partir de las Estadísticas de las Enseñanzas no universitarias.Gráfico 2.2.4. Distribución del alumnado repetidoren Educación Primaria por ciclo y sexo. Curso 2006/07.18.00016.00014.00012.00010.0008.0006.0004.0002.0000Todos los centros Centros públicos Centros privados1.er Ciclo Niños 1.er Ciclo Niñas3.er Ciclo Niños2.o Ciclo Niños2.o Ciclo Niñas 3.er Ciclo Niñas11.7787.89112.1548.46517.79811.8429.4996.2369.2366.18912.6768.3692.2791.6132.9182.2765.1223.47302_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:53 Página 58
  57. 57. Informe sobre el estado mundial de la infancia 2007 deUNICEFEl desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza sólo se podrán lograrmediante una educación de calidad, tanto para niños como para niñas. Yaque las niñas se enfrentan a obstáculos mucho más importantes, es necesario to-mar medidas especiales para llevarlas a la escuela y asegurar que terminen sueducación.El objetivo de la Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de lasNiñas, de la que UNICEF es el organismo coordinador y la secretaría, es lograrun mundo en el que todas las niñas y todos los niños tengan el mismo acceso auna educación gratuita y de calidad.Según el informe Estado Mundial de la Infancia 2007 (UNICEF), de cada 100niños sin escolarizar, hay 115 niñas en la misma situación. Aunque esta brechase ha ido cerrando a un ritmo constante en las últimas décadas, aproximada-mente una de cada cinco niñas que se matriculan en la escuela primaria no lle-gan a finalizarla.A las niñas que no reciben una educación primaria se les está privando de laoportunidad de desarrollar toda su capacidad en cualquier aspecto de sus vidas.Las investigaciones muestran que las mujeres con estudios son menos propen-sas a morir de parto y más proclives a enviar a sus hijos e hijas a la escuela. Estádemostrado que el índice de mortalidad en los menores y las menores de cincoaños disminuye a la mitad entre las madres con estudios primarios.59LasmujeresenelSistemaEducativoII02_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:53 Página 59
  58. 58. L2.3. Educación Secundaria ObligatoriaLa etapa de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) constituye el último periodoformativo obligatorio. La LOE, si bien mantiene su estructura organizativa, establecediversos cambios curriculares en este nivel educativo. Esta Ley defiende que laESO debe combinar el principio de una educación común con la atención a la diver-sidad del alumnado. Para ello, propone una concepción de las enseñanzas de carác-ter más común en los tres primeros cursos y un cuarto curso de carácter orientador,tanto para los estudios postobligatorios como para la incorporación a la vidalaboral.Actualmente la ESO comprende dos ciclos, de dos cursos académicos cada uno, quese siguen ordinariamente entre los 12 y los 16 años de edad. Ya con la LOGSE se au-mentó la edad de escolarización obligatoria de 14 a 16 años, lo que explica el espec-tacular aumento del alumnado hasta 1999, fecha en la que se completó la aplicaciónde la normativa. Desde entonces, tal como se aprecia en el siguiente gráfico, lamatriculación en esta etapa ha ido decreciendo progresivamente, acusando un des-censo de 10.268 alumnos y alumnas (4.114 y 6.154, respectivamente) durante el úl-timo curso analizado.60Capítulo2:Lasalumnasenlosdistintosniveleseducativos1.750.0001.500.0001.250.0001.000.000750.000500.000250.0000608.188971.6101.029.300999.359951.113 946.377903.907914.442 892.422914.715942.264970.267918.394819.142573.2781996/971997/981998/991999/002000/012001/022002/032003/042004/052005/062006/07Fuente: Elaboración CIDE a partir de las Estadísticas de las Enseñanzas no universitarias.Gráfico 2.3.1. Evolución del alumnado matriculado en ESO según sexo.Cursos 1996/97 a 2006/07.922.821942.263956.988867.510898.576Hombres Mujeres975.091 963.46002_Capitulo 2_Mujeres:Ind.Int.Cap.1 7/1/10 14:53 Página 60

×