1
2
CAPACIDAD JURÍDICA Y DISCAPACIDAD                             3
4
CAPACIDADJURÍDICAYDISCAPACIDAD(Un estudio de Derecho Privado Comparado a la luz dela Convención Internacional sobre los De...
Proyecto a cargo de FUTUEX (Fundación Tutelar deExtremadura), Fundación Aequitas y Fundación AcademiaEuropea de Yuste, en ...
PRÓLOGO                       Matías Martínez-Pereda Soto                  Abogado de J & A Garrigues S.L.P   Prologo este...
1º- La paradoja que en Derecho español supo­ne que la figura jurídico-privada destinada a laprotección de la discapacidad ...
de un padre, y no a veces la simple imposiciónde reglas especiales para asegurar la integra­ción del afectado.   2º- La te...
comisaria sobre la legítima estricta en favor nodel discapacitado, sino del –judicialmente- in­capacitado.   3º- La creenc...
decidiendo. Los avances en este terreno se si­túan más en la superación de lo patrimonial queen la superación del título «...
cosa que por haber cuidado del «incapaz» y de­fendido sus intereses patrimoniales y no seexplicite algo tan evidente como ...
ción de la Asamblea General de Naciones Uni­das. Y al mismo objetivo se dirige la laborrecopiladora y analítica en que, ba...
14
1)Breve descripción del sistema legal  A) Sistema de gobierno   Los Estados Unidos Mexicanos, según su de­nominación ofici...
B) Sistema judicial   El Poder Judicial en la Federación de los Es­tados Unidos Mexicanos se organiza jerárqui­camente con...
el derecho español y se basa en el sistema dederecho civil continental con base principal enel derecho romano y en el dere...
preferencias, estado civil, o cualquiera otra queatente contra su dignidad.   Ley para la protección de los derechosde niñ...
Código Civil Federal de México publica-do en el Diario Oficial de la Federación encuatro partes los días 26 de mayo, 14 de...
4) Régimen legal de incapacitación o limi­tación de la capacidad de obrar de las per­sonas con discapacidad  A) De la inca...
tutela de los menores, mientras no llegue a lamayoría de edad.   Si al cumplirse ésta continuare el impedimen­to, el incap...
den pedirse: 1o. por el mismo menor si ha cumpli­do 16 años; 2o. por su cónyuge; 3o. por sus presun­tos herederos legítimo...
fundada acerca de la capacidad de la persona cuyainterdicción se pide, el juez proveerá las siguien­tes medidas:    a) Nom...
IV.- Dictadas las providencias que establecenlas fracciones anteriores se procederá a un se­gundo reconocimiento médico de...
se por cualquier medio idóneo de convicción;pero en todo caso se requiere la certificación detres médicos por lo menos, pr...
VIII.- El que dolosamente promueva juiciode incapacidad, será responsable de los daños yperjuicios que con ello ocasione, ...
Artículo 453.- El que se rehusare sin causalegal a desempeñar el cargo de tutor, es responsa­ble de los daños y perjuicios...
Artículo 459.- No pueden ser nombradostutores o curadores las personas que desempe­ñen el Juzgado de lo Familiar y las que...
Artículo 463.- Los tutores y curadores nopueden ser removidos de su cargo sin que pre­viamente hayan sido oídos y vencidos...
mismas reglas establecidas para el de interdicción.   Artículo 468.- El Juez de lo Familiar del do­micilio del incapacitad...
Artículo 473.- El que en su testamento, aun­que sea un menor no emancipado, deje bienes,ya sea por legado o por herencia, ...
reglas, limitaciones y condiciones puestas porel testador para la administración de la tutela,que no sean contrarias a las...
Artículo 484.- Si hubiere varios parientesdel mismo grado, el juez elegirá entre ellos alque le parezca más apto para el c...
hermanos del incapacitado y los demás colate­rales a que se refiere la fracción II del artículo483; observándose en su cas...
empeñarán la tutela de éstos con arreglo a lasleyes y a lo que prevengan los estatutos de lainstitución. En este caso no e...
probar las ulteriores designaciones que haga elmenor, el Juez oirá el parecer del Consejo Localde Tutelas. Si no se aprueb...
Artículo 501.- En el caso del artículo ante­rior, tienen obligación de desempeñar la tutelamientras duran en los cargos qu...
nes, se le nombrará tutor dativo de acuerdo conlo que disponen las reglas generales para haceresos nombramientos.   De las...
con conocimiento de la deuda, declarándolo asíexpresamente al hacer el nombramiento;   IX. Los jueces, magistrados y demás...
Artículo 505.- No pueden ser tutores nicuradores de las personas comprendidas en lafracción II del artículo 450, quienes h...
II. Los militares en servicio activo;   III. Los que tengan bajo su patria potestad treso más descendientes;   IV. Los que...
Artículo 516.- El tutor testamentario que seexcuse de ejercer la tutela, perderá todo dere­cho a lo que le hubiere dejado ...
da en una institución de crédito autorizada pararecibir depósitos; a falta de ella se depositaránen poder de persona de no...
Artículo 523.- Cuando la tutela del incapaci­tado recaiga en el cónyuge, en los ascendientes oen los hijos, no se dará gar...
I. Por el importe de las rentas de los bienes raí­ces en los dos últimos años, y por los réditos de loscapitales impuestos...
lados en el artículo precedente, desempeñará laadministración de los bienes un tutor interino,quien los recibirá por inven...
Artículo 536.- El tutor que entre a la admi­nistración de los bienes sin que se haya nombra­do curador, será responsable d...
ción del matrimonio, del reconocimiento de hi­jos, del testamento y de otros estrictamente per­sonales;   VI. A solicitar ...
temente y oyendo, en todo caso al mismo menor,al curador y al Consejo Local de Tutelas.   Artículo 542.- Si las rentas del...
neficencia pública o privada en donde pueda edu­carse y habilitarse. En su caso, si esto no fueraposible, el tutor procura...
incapacitado y tomará todas las medidas que esti­me convenientes para mejorar su condición.   Artículo 547.- Para la segur...
Se exceptúan de lo dispuesto en el párrafo an­terior los casos en que el error del inventario seaevidente o cuando se trat...
tutela, el que proceda de las redenciones de capi­tales y el que se adquiera de cualquier otro modo,será impuesto por el t...
Artículo 562.- Cuando la enajenación se hayapermitido para cubrir con su producto algún obje­to determinado, el juez señal...
nes y seguridades con que deben hacerse, pudien­do, si lo estimare conveniente, dispensar la almo­neda, siempre que consie...
caso de que el tutor o sus parientes allí mencio­nados sean coherederos, partícipes o socios delincapacitado.   Artículo 5...
Artículo 578.- Durante la tutela no corre laprescripción entre el tutor y el incapacitado.    Artículo 579.- El tutor tien...
Artículo 583.- Cuando la tutela recaiga encualquiera otra persona, se ejercerá conforme alas reglas establecidas para la t...
Artículo 589.- El tutor no tendrá derecho aremuneración alguna, y restituirá lo que por estetítulo hubiese recibido, si co...
lor de los créditos activos si dentro de sesenta días,contados desde el vencimiento de su plazo, no haobtenido su pago o g...
nizado, según el prudente arbitrio del juez, deldaño que haya sufrido por causa de la tutela y endesempeño necesario de el...
relativo a la administración de la tutela o a lascuentas mismas.  De la Extinción de la Tutela  Artículo 606.- La tutela s...
la exige, es responsable de todos los daños y per­juicios que por su omisión se siguieren al incapa­citado.   Artículo 610...
Artículo 614.- Si la caución fuere de fianza,el convenio que conceda nuevos plazos al tutor,se hará saber al fiador; si és...
Artículo 618.- Todos los individuos sujetos atutela, ya sea testamentaria, legítima o dativa,además del tutor tendrán un c...
Artículo 625.- El curador de todos los demásindividuos sujetos a tutela será nombrado por eljuez.    Artículo 626.- El cur...
pueda pretender mayor retribución. Si hiciere al­gunos gastos en el desempeño de su cargo; se lepagarán.  C) De las normas...
La aceptación o el lapso de los términos en sucaso, importan renuncia de la excusa.    Artículo 907    El menor podrá opon...
desde luego tengan cumplido efecto las prescrip­ciones del Código Civil;   III.- Exigirán también que rindan cuenta lostut...
los tutores, regirán las disposiciones contenidasen los artículos 519 y siguientes con estas modifi­caciones: 1o. No se re...
tutor interino quedando en suspenso entretantoel tutor propietario sin perjuicio de que se remitatestimonio de lo conducen...
restricciones establecidas por el artículo 643.   Artículo 637.- La nulidad a que se refierenlos artículos anteriores, sól...
en el Diario Oficial de la Federación de26 de mayo de 1928, (Ultima reforma apli­cada 17/04/1999)   Artículo 915   Será ne...
Artículo 917    Respecto de las alhajas y muebles preciososel juez determinará si conviene o no la subasta,atendiendo en t...
tor para que justifique la inversión del preciode la enajenación.   Artículo 920   Para la venta de los bienes inmuebles d...
Código Civil Federal de México publi­cado en el Diario Oficial de la Federaciónen cuatro partes los días 26 de mayo, 14de ...
IX. Padecer alguno de los estados de incapaci­dad a que se refiere la fracción II del artículo 450.   E) De la capacidad p...
I. Los menores que no han cumplido dieciséisaños de edad, ya sean hombres o mujeres;   II. Los que habitual o accidentalme...
durante todo el acto conservo el paciente perfec­ta lucidez de juicio, y sin este requisito y su cons­tancia, será nulo el...
Articulo 1513. Si alguno de los testigos nosupiere escribir, firmara otro de ellos por él, perocuando menos, deberá consta...
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Capacidad jurídica y discapacidad
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Capacidad jurídica y discapacidad

1,573 views
1,448 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,573
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Capacidad jurídica y discapacidad

  1. 1. 1
  2. 2. 2
  3. 3. CAPACIDAD JURÍDICA Y DISCAPACIDAD 3
  4. 4. 4
  5. 5. CAPACIDADJURÍDICAYDISCAPACIDAD(Un estudio de Derecho Privado Comparado a la luz dela Convención Internacional sobre los Derechos de lasPersonas con Discapacidad)CUADERNO DE TRABAJO Nº 1 2 / MEXICO 5
  6. 6. Proyecto a cargo de FUTUEX (Fundación Tutelar deExtremadura), Fundación Aequitas y Fundación AcademiaEuropea de Yuste, en el marco del Congreso Permanentesobre Discapacidad y Derechos Humanos bajo la autoría de:Rafael de Lorenzo GarcíaBlanca Entrena PalomeroAlmudena Castro-Girona MartínezMiguel Ángel Cabra de LunaJosé Javier Soto Ruiz (Dirección)Francisco J. Bariffi ArtigueAgustina Palacios Rizzo (Recopilación y coordinación)Prólogo: Matías Martínez-Pereda SotoDiseño de colección: InmediaImpresión y encuadernación: Aprosuba-3Depósito legal: 6
  7. 7. PRÓLOGO Matías Martínez-Pereda Soto Abogado de J & A Garrigues S.L.P Prologo este trabajo desde la lealtad de amigoque profeso a José Javier Soto, que tan desintere­sadamente viene trabajando en el ámbito de lapromoción de las personas con discapacidad, aña­diendo a su generosidad sus especiales dotesorganizativas y su excepcional formación jurídi­ca. Por otra parte, como sólo él sabe las razonesque puedan explicar el honor de redactar el pró­logo a esta obra, a él habrá que pedírselas. Aunque con vocación de Derecho privado miexperiencia jurídica en sede de discapacidad se hadesenvuelto siempre en ámbito del Derecho pú­blico: Ayudas públicas y fomento de la accesibili­dad. No obstante desde esa actividad, y con lasventajas y posibles distorsiones que produce serun afectado de segundo nivel (soy padre de unaniña con una discapacidad severa) siempre mehan llamado la atención algunas cuestiones: 7
  8. 8. 1º- La paradoja que en Derecho español supo­ne que la figura jurídico-privada destinada a laprotección de la discapacidad no se denominedefensa del discapacitado, ni promoción o insti­tuciones de ayuda al ejercicio de los derechos porlas personas con discapacidad, sino «incapacita­ción», palabra que entra en nuestra mente con elsignificado connotativo de acto de privación. Susentido negativo es tan evidente y presenta tana las claras como primer fin de la actuación pú­blica privar formalmente a alguien de unas fa­cultades de las que al menos formalmente estádotado, que ya en el terreno conceptual esterili­za o dificulta severamente los esfuerzos por do-tar a las figuras que la acompañan (tutela,curatela, patria potestad restaurada o prorroga­da) de una finalidad positiva. Bien es verdad que esas figuras se presentanpara defender los intereses de aquél sobre quiense imponen, pero su actuación no deja de desen­volverse bajo el presupuesto de que una anoma­lía física o psíquica implica una carencia, que éstadisminuye la capacidad de obrar, que tal dismi­nución ha de ser declarada y, por último que sóloen la medida en que tal disminución se declarejudicialmente como «estatus» del afectado es en­tonces posible dotarle de ayuda al ejercicio de susderechos, ayuda que por lo demás no tiene otrasustancia que la de un defensor personal, comosi la discapacidad supusiera siempre necesidad 8
  9. 9. de un padre, y no a veces la simple imposiciónde reglas especiales para asegurar la integra­ción del afectado. 2º- La tendencia del legislador, en el trata­miento de las discapacidades, a la simplificaciónde las mismas. En Derecho privado español, todopasa por una declaración judicial para el caso deenfermedades o deficiencias persistentes de ca­rácter físico o psíquico que impidan a la personagobernarse por sí misma» Pero, en primer lugarlas llamadas «enfermedades de carácter físico opsíquico» cubren un campo demasiado amplio:No es lo mismo la discapacidad física que la psí­quica, dentro de la primera son muy disertes lasdisfunciones motoras que las sensoriales; entrelas psíquicas tienen poco que ver las deficienciasque las alteraciones mentales; en fin, no es tam-poco lo mismo perder una habilidad que nohaberla tenido jamás. En segundo término, notoda anomalía –cualidad de fuera de la norma­tiene que ser siempre enfermedad. Y en tercerlugar, no toda anomalía, enfermedad o no, ten­dría por qué traducirse en una declaración judi­cial de incapacidad, esto es en una decisión delpoder público sobre la capacidad de obrar, paraque quien la ostenta o padece pueda ser destina­tario de medidas de discriminación positiva en elseno tanto del Derecho privado como del Dere­cho público. Piénsese en al reciente medida, enDerecho común español, de la sustitución fidei­ 9
  10. 10. comisaria sobre la legítima estricta en favor nodel discapacitado, sino del –judicialmente- in­capacitado. 3º- La creencia de que es un problema que afec­ta sólo a quien aleatoriamente lo padece. Desdeluego la legislación de asistencia a personas de­pendientes supone en cierta medida una supe­ración de esa tendencia, pero sigue siendo unamedida aportada para resolver un problema es­tadístico que para nosotros no va más allá delriesgo probable. A mi juicio sigue faltando el con­vencimiento de que la longevidad para los nodiscapacitados y los avances médicos para losafectados por alteraciones que antes resultabanletales, traen como corolario la seguridad de quela discapacidad nos afectará a todos personal­mente del mismo modo que retos que implica nosafectan ya familiar y socialmente. 4º- En el terreno de las discapacidades psí­quicas sobrevenidas, la escasa incidencia de lavoluntad propia de cara a la respuesta que porterceros, sean estos familiares, entidades priva­das o poder público, se venga a dar a las mis­mas cuando acaecen. Resulta curioso que lasdecisiones que en el terreno del Derecho priva­do tomamos sobre nuestro patrimonio tenganun nivel tan notable de cobertura y sean en cam­bio tan escasamente asegurables las que poda­mos tomar sobre nuestro destino para el momen­to en que no estemos en condiciones de seguir 10
  11. 11. decidiendo. Los avances en este terreno se si­túan más en la superación de lo patrimonial queen la superación del título «mortis causa». Apa­rece el testamento vital, se abre paso la volun­tad unilateral en la determinación de cómo que­remos morir y de qué se haya de hacer con nues­tros restos… y en cambio sigue sin alcanzar laconsideración debida la decisión sobre nuestropropio futuro cuando, bien sea porque traspa­semos los umbrales de la senilidad o por cual­quier otra causa, la lucidez suficiente nos aban­done. Me siento tentado a decir lo mismo res­pecto a la voluntad de los padres sobre los crite­rios de educación y cuidado que haya de darse asus hijos con discapacidades severas cuandoaquéllos les falten, pero aquí el problema es yaotro, de prevalencia de criterios tuitivos, no derespeto a la voluntad personal sobre la formade vivir. O puede que sea lo mismo pero yo estádemasiado implicado para esperar que esa se­gunda demanda se vea igual que la primera. Enmi ámbito territorial la Fundación Tutelar deExtremadura supone un brillante intento de darrespuesta a esas cuestiones, si bien en el marcode una legislación que sigue precisando de re-forma. 5º- La simplificación de la finalidad del Dere­cho privado a la protección de los bienes y de lapersona, dejando aparte su promoción. Sorpren­de que las figuras tuitivas se evalúen no por otra 11
  12. 12. cosa que por haber cuidado del «incapaz» y de­fendido sus intereses patrimoniales y no seexplicite algo tan evidente como la inexcusableexigencia de valorar las instituciones de asis­tencia al discapacitado, en primer lugar, por supapel al servicio de la integración de aquél., loque en Derecho privado debe traducirse al me-nos en el servicio al ejercicio más autónomo ,completo y libre de los propios derechos, entreellos, en particular, el derecho a la búsquedade la felicidad. 6º- Las dificultades con que en la misión deintegración de la persona con discapacidad tro­pieza el Derecho privado, sujeto a fuerzas cen­trífugas de las pequeñas comunidades (nacio­nales y regionales) que ejercen, en tantos aspec­tos con éxito, un poder normativo en cambio nosiempre favorable a la existencia de un lengua­je común necesario para que la integración seaefectiva y universal al criterio universal. Así, si el Derecho foral español, atributivo decompetencias normativas en materia civil, obli­ga a esfuerzos de concertación en el campo su­cesorio para evitar distorsiones territoriales enel tratamiento de la discapacidad, la diversidadnormativa entre los distintos Estados obliga aesfuerzos aún mayores. A esa necesidad deconcertación responde la Convención sobre losderechos de las Personas con Discapacidad de13 de diciembre de 2006 aprobada por Resolu­ 12
  13. 13. ción de la Asamblea General de Naciones Uni­das. Y al mismo objetivo se dirige la laborrecopiladora y analítica en que, bajo los auspi­cios de la Fundación Tutelar de Extremadura,la Fundación Aequitas, la Fundación Albear, laAcademia Europea de Yuste, la UniversidadCarlos III de Madrid y la Universidad Nacio­nal de Mar del Plata se enmarca este cuadernosobre el tratamiento de la discapacidad en elDerecho privado de Méjico. Esperamos muchode estos trabajos. Badajoz, 17 de febrero de 2009 Matías Martínez-Pereda Soto 13
  14. 14. 14
  15. 15. 1)Breve descripción del sistema legal A) Sistema de gobierno Los Estados Unidos Mexicanos, según su de­nominación oficial, se organizan en una Repú­blica representativa, democrática, federal, com­puesta de Estados libres y soberanos en todo loconcerniente a su régimen interior; pero unidosen una federación establecida según los princi­pios de su Constitución Política. El Estado seorganiza a través de un sistema presidencialistadonde el Poder Ejecutivo Federal es ejercido porla Presidencia de la República que resume lasfunciones de jefe de Estado y de gobierno al mis­mo tiempo. La Federación mexicana está com­puesta por 32 Entidades Federativas. Cada unode los estados es libre y soberano, y posee unaconstitución (excepto el Distrito Federal) y uncongreso propios. 15
  16. 16. B) Sistema judicial El Poder Judicial en la Federación de los Es­tados Unidos Mexicanos se organiza jerárqui­camente con la Suprema Corte de Justicia de laNación como el máximo tribunal. A su vez, y anivel federal existen el Tribunal Electoral, losTribunales Colegiados y Unitarios de Circuitoy los Juzgados de Distrito. El Jurado Federalde Ciudadanos y los tribunales de los Estados ydel Distrito Federal, pueden actuar en auxiliode la Justicia Federal, en los casos previstos porla Constitución y las leyes. C)Sistema legal Dado su naturaleza federativa, México cuen­ta con un sistema dual de legislación federal yde legislación estatal que a su vez se encuen­tran jerárquicamente sujetas a la ley fundamen­tal suprema que es la Constitución Política. Ellosupone que cada Estado tiene jurisdicción paraestablecer su propia legislación de fondo, comode forma. A pesar de ello, existen leyes federa­les que se aplican trasversalmente en todos losámbitos de jurisdicción federal del país. En relación con el derecho civil, y al igual quela mayoría de los países americanos que fueronen su día colonias del España, el sistema mexi­cano, tanto federal como estatal tiene orígenes 16
  17. 17. el derecho español y se basa en el sistema dederecho civil continental con base principal enel derecho romano y en el derecho germánico,pero con el más inmediato antecedentes directodel Código Civil de Napoleón.2) Concepto de discapacidad y de perso­na con discapacidad Ley General de las Personas con Disca­pacidad, Diario Oficial de la Federaciónel 10 de junio de 2005 (Última reforma pu­blicada DOF 01-08-2008) Artículo 2.- Para los efectos de esta Ley seentenderá por: (…) XI. Persona con Discapacidad.- Toda per­sona que presenta una deficiencia física, men­tal o sensorial, ya sea de naturaleza permanen­te o temporal, que limita la capacidad de ejer­cer una o más actividades esenciales de la vidadiaria, que puede ser causada o agravada por elentorno económico y social. (…) Artículo 4.- Los derechos que establece lapresente Ley serán reconocidos a todas las per­sonas con discapacidad, sin distinción por ori­gen étnico o nacional, género, edad, condiciónsocial, condiciones de salud, religión, opiniones, 17
  18. 18. preferencias, estado civil, o cualquiera otra queatente contra su dignidad. Ley para la protección de los derechosde niñas, niños y adolescentes, publica­da en el Diario Oficial de la Federaciónel 29 de mayo de 2000 Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes conDiscapacidad Artículo 29. Para efectos de esta ley, se con­sidera persona con discapacidad a quien padez­ca una alteración funcional física, intelectual osensorial, que le impida realizar una actividadpropia de su edad y medio social, y que impli­que desventajas para su integración familiar,social, educacional o laboral. Artículo 30. Niñas, niños y adolescentes condiscapacidad física, intelectual o sensorial no po­drán ser discriminados por ningún motivo. In­dependientemente de los demás derechos quereconoce y otorga esta ley, tienen derecho a de­sarrollar plenamente sus aptitudes y a gozar deuna vida digna que les permita integrarse a lasociedad, participando, en la medida de sus po­sibilidades, en los ámbitos escolar, laboral, cul­tural, recreativo y económico. 3) Régimen general de capacidad jurí­dica 18
  19. 19. Código Civil Federal de México publica-do en el Diario Oficial de la Federación encuatro partes los días 26 de mayo, 14 dejulio, 3 y 31 de agosto de 1928 (Última re-forma publicada DOF 13-04-2007) Articulo 2. La capacidad jurídica es igualpara el hombre y la mujer; en consecuencia, lamujer no queda sometida, por razón de su sexo,a restricción alguna en la adquisición y ejerci­cio de sus derechos civiles. (…) Artículo 22.- La capacidad jurídica de laspersonas físicas se adquiere por el nacimiento yse pierde por la muerte; pero desde el momentoen que un individuo es concebido, entra bajo laprotección de la ley y se le tiene por nacido paralos efectos declarados en el presente Código. Articulo 23. La minoría de edad, el estadode interdicción y demás incapacidades estable­cidas por la ley, son restricciones a la personali­dad jurídica que no deben menoscabar la digni­dad de la persona ni atentar contra la integri­dad de la familia; pero los incapaces pueden ejer­citar sus derechos o contraer obligaciones pormedio de sus representantes. Artículo 24.- El mayor de edad tiene la fa­cultad de disponer libremente de su persona yde sus bienes, salvo las limitaciones que esta­blece la ley. 19
  20. 20. 4) Régimen legal de incapacitación o limi­tación de la capacidad de obrar de las per­sonas con discapacidad A) De la incapacidad de las personas Código Civil Federal de México publica-do en el Diario Oficial de la Federación encuatro partes los días 26 de mayo, 14 de ju­lio, 3 y 31 de agosto de 1928 (Última reformapublicada DOF 13-04-2007) Articulo 450. Tienen incapacidad natural ylegal: I. Los menores de edad; II. Los mayores de edad disminuidos o pertur­bados en su inteligencia, aunque tengan interva­los lucidos; y aquellos que padezcan alguna afec­ción originada por enfermedad o deficiencia per­sistente de carácter físico, psicológico o sensorial opor la adicción a sustancias toxicas como el alco­hol, los psicotrópicos o los estupefacientes; siem­pre que debido a la limitación, o a la alteración enla inteligencia que esto les provoque no puedangobernarse y obligarse por sí mismos, o manifes­tar su voluntad por algún medio. (…) Artículo 464.- El menor de edad que se en­cuentre en cualquiera de los casos a que se refierela fracción II del artículo 450, estará sujeto a la 20
  21. 21. tutela de los menores, mientras no llegue a lamayoría de edad. Si al cumplirse ésta continuare el impedimen­to, el incapaz se sujetará a nueva tutela, previojuicio de interdicción, en el cual serán oídos eltutor y el curador anteriores. (…) Artículo 467.- La interdicción de que habla elartículo anterior no cesará sino por la muerte delincapacitado o por sentencia definitiva, que se pro­nunciará en juicio seguido conforme a las mismasreglas establecidas para el de interdicción B) Del proceso de declaración de esta­do de minoridad e incapacidad Código de Procedimientos Civiles parael Distrito Federal, Nueva Ley Publicadaen el Diario Oficial de la Federación de 26de mayo de 1928, (Ultima reforma aplicada17/04/1999) Artículo 902 Ninguna tutela puede conferirse sin que pre­viamente se declare el estado de minoridad o deincapacidad de la persona que va a quedar sujetaa ella. La declaración de estado de minoridad, o deincapacidad por las causas a las que se refiere lafracción II del artículo 450 del Código Civil, pue­ 21
  22. 22. den pedirse: 1o. por el mismo menor si ha cumpli­do 16 años; 2o. por su cónyuge; 3o. por sus presun­tos herederos legítimos; 4o. por su albacea; 5o. porel Ministerio Público. (…) (…) Artículo 904 La declaración de incapacidad por causa dedemencia, se acreditará en juicio ordinario que seseguirá entre el peticionario y un tutor interinoque para tal objeto designe el juez. Como diligencias prejudiciales se practicaránlas siguientes: I.- Recibida la demanda de interdicción, el juezordenará las medidas tutelares conducentes alaseguramiento de la persona y bienes del señala­do como incapacitado; ordenará que la personaque auxilia a aquél de cuya interdicción se trata,lo ponga a disposición de los médicos alienistas ode la especialidad correspondiente o bien, infor­me fidedigno de la persona que lo auxilie u otromedio de convicción que justifique la necesidadde estas medidas. II.- Los médicos que practiquen el examen de­berán ser designados por el juez y serán de prefe­rencia alienistas o de la especialidad correspon­diente. Dicho examen se hará en presencia del juezprevia citación de la persona que hubiere pedidola interdicción y del Ministerio Público. III.- Si del dictamen pericial resultare compro­bada la incapacidad, o por lo menos hubiere duda 22
  23. 23. fundada acerca de la capacidad de la persona cuyainterdicción se pide, el juez proveerá las siguien­tes medidas: a) Nombrar tutor o curador interinos, cargosque deberán recaer en las personas siguientes, situvieren la aptitud necesaria para desempeñar­los: padre, madre, cónyuge, hijos, abuelos y her­manos del incapacitado. Si hubiere varios hijos ohermanos serán preferidos los de mayor edad. Enel caso de abuelos, frente a la existencia de mater-nos o paternos, el juez resolverá atendiendo a lascircunstancias. En caso de no haber ninguna delas personas indicadas o no siendo aptas para latutela el juez con todo escrúpulo debe nombrarcomo tutor interino a personas de reconocida ho­norabilidad, prefiriendo a la que sea pariente oamiga del incapacitado o de sus padres y que notenga ninguna relación de amistad o comunidadde intereses o dependencias con el solicitante dela declaración. b) Poner los bienes del presunto incapacitadobajo la administración del tutor interino. Los dela sociedad conyugal, si la hubiere, quedarán bajola administración del otro cónyuge. c) Proveer legalmente de la patria potestad otutela a las personas que tuviere bajo su guardael presunto incapacitado. De la resolución en que se dicten las providen­cias mencionadas en este artículo procede el re­curso de apelación en el efecto devolutivo. 23
  24. 24. IV.- Dictadas las providencias que establecenlas fracciones anteriores se procederá a un se­gundo reconocimiento médico del presunto in­capacitado, con peritos diferentes, en los mismostérminos que los señalados por la fracción II. Encaso de discrepancia con los peritos que rindie­ron el primer dictamen se practicará una juntade avenencia a la mayor brevedad posible y sino la hubiere el juez designará peritos tercerosen discordia. V.- Hecho lo anterior el juez citará a una au­diencia, en la cual, si estuvieren conformes eltutor y el Ministerio Público con el solicitantede la interdicción, dictará resolución declaran­do o no ésta. Si en dicha audiencia hubiere opo­sición de parte, se sustanciará en juicio ordina­rio con intervención del Ministerio Público. Artículo 905 En el juicio ordinario a que se refiere el artí­culo anterior se observarán las reglas siguien­tes: I.- Durante el procedimiento subsistirán lasmedidas decretadas conforme al artículo ante­rior y se podrán modificar por cambio de circuns­tancias o por la aportación de nuevos datos quefunden su conveniencia. II.- El presunto incapacitado será oído en jui­cio, si él lo pidiera, independientemente de larepresentación atribuida al tutor interino. III.- El estado de incapacidad puede probar­ 24
  25. 25. se por cualquier medio idóneo de convicción;pero en todo caso se requiere la certificación detres médicos por lo menos, preferentemente alie­nistas de servicio Médico Legal o de institucio­nes médicas oficiales. Cada parte puede nom­brar un perito médico para que intervenga enla audiencia y rinda su dictamen. El examen del presunto incapacitado se haráen presencia del Juez, con citación de las partesy del Ministerio Público. El juez podrá hacer al examinado, a los mé­dicos, a las partes y a los testigos cuantas pre­guntas estime convenientes para calificar el re­sultado de las pruebas. IV.- Mientras no se pronuncie sentencia irre­vocable, la tutela interina debe limitarse a losactos de mera protección a la persona y conser­vación de los bienes del incapacitado. Siocurriere urgente necesidad de otros actos, elautor interino podrá obrar prudentemente, pre-via autorización judicial. V.- Luego que cause ejecutoria la sentenciade interdicción, se procederá a nombrar y dis­cernir el cargo de tutor definitivo que correspon­da conforme a la ley. VI.- El tutor interino deberá rendir cuentasal tutor definitivo con intervención del curador. VII.- Las mismas reglas en lo conducente seobservarán para el juicio que tenga por objetohacer cesar la interdicción. 25
  26. 26. VIII.- El que dolosamente promueva juiciode incapacidad, será responsable de los daños yperjuicios que con ello ocasione, independiente­mente de la responsabilidad penal que fije la leyde la materia.5)Instituciones de guarda y protección delas personas con discapacidad A) De la tutela Disposiciones generales Artículo 449.- El objeto de la tutela es laguarda de la persona y bienes de los que no es­tando sujetos a patria potestad tienen incapaci­dad natural y legal, o solamente la segunda,para gobernarse por sí mismos. La tutela puedetambién tener por objeto la representación in­terina del incapaz en los casos especiales queseñale la ley. En la tutela se cuidará preferentemente dela persona de los incapacitados. Su ejercicio que­da sujeto en cuanto a la guarda y educación delos menores a las modalidades de que habla laparte final del artículo 413. (…) Artículo 452.- La tutela es un cargo de inte­rés público del que nadie puede eximirse, sinopor causa legítima. 26
  27. 27. Artículo 453.- El que se rehusare sin causalegal a desempeñar el cargo de tutor, es responsa­ble de los daños y perjuicios que de su negativaresulten al incapacitado. Artículo 454.- La tutela se desempeñará porel tutor con intervención del curador, del Juezde lo Familiar y del Consejo Local de Tutelas,en los términos establecidos en este Código. Artículo 455.- Ningún incapaz puede tenera un mismo tiempo más de un tutor y de un cura­dor definitivos. Artículo 456.- El tutor y el curador puedendesempeñar, respectivamente, la tutela o lacuratela hasta de tres incapaces. Si éstos son her­manos, o son coherederos o legatarios de la mis­ma persona, puede nombrarse un solo tutor y uncurador a todos ellos, aunque sean más de tres. Artículo 457.- Cuando los intereses de algu­no o algunos de los incapaces, sujetos a la mismatutela, fueren opuestos, el tutor lo pondrá en co­nocimiento del juez, quien nombrará un tutorespecial que defienda los intereses de los incapa­ces, que él mismo designe, mientras se decide elpunto de oposición. Artículo 458.- Los cargos de tutor y decurador de un incapaz no pueden ser desempe­ñados al mismo tiempo por una sola persona.Tampoco pueden desempeñarse por personasque tengan entre sí parentesco en cualquier gra­do de la línea recta, o dentro del cuarto grado dela colateral. 27
  28. 28. Artículo 459.- No pueden ser nombradostutores o curadores las personas que desempe­ñen el Juzgado de lo Familiar y las que inte­gren los Consejos Locales de Tutelas; ni los queestén ligados con parentesco de consanguinidadcon las mencionadas personas, en la línea rec­ta, sin limitación de grados, y en la colateraldentro del cuarto grado inclusive. Artículo 460.- Cuando fallezca una perso­na que ejerza la patria potestad sobre un inca­pacitado a quien deba nombrarse tutor, su eje­cutor testamentario y en caso de intestado losparientes y personas con quienes haya vivido,están obligados a dar parte del fallecimiento aljuez pupilar, dentro de ocho días, a fin de que seprovea a la tutela, bajo la pena de veinticinco acien pesos de multa. Los jueces del Registro Civil, las autoridadesadministrativas y las judiciales tienen obliga­ción de dar aviso a los jueces pupilares de loscasos en que sea necesario nombrar tutor y quelleguen a su conocimiento en el ejercicio de susfunciones. Artículo 461.- La tutela es testamentaria,legítima o dativa. Artículo 462.- Ninguna tutela puede confe­rirse sin que previamente se declare en los tér­minos que disponga el Código de Procedimien­tos Civiles, el estado de incapacidad de la perso­na que va a quedar sujeta a ella. 28
  29. 29. Artículo 463.- Los tutores y curadores nopueden ser removidos de su cargo sin que pre­viamente hayan sido oídos y vencidos en juicio. Artículo 464.- El menor de edad que se en­cuentre en cualquiera de los casos a que se re­fiere la fracción II del artículo 450, estará suje­to a la tutela de los menores, mientras no lleguea la mayoría de edad. Si al cumplirse ésta continuare el impedimen­to, el incapaz se sujetará a nueva tutela, previojuicio de interdicción, en el cual serán oídos eltutor y el curador anteriores. Artículo 465.- Los hijos menores de un in­capacitado quedarán bajo la patria potestad delascendiente que corresponda conforme a la ley,y no habiéndolo, se les proveerá de tutor. Artículo 466.- El cargo de tutor respecto delas personas comprendidas en los casos a que serefiere la fracción II del artículo 450, durante eltiempo que subsista la interdicción cuando seaejercitado por los descendientes o por los ascen­dientes. El cónyuge tendrá obligaciones de des­empeñar ese cargo mientras conserve su carác­ter de cónyuge. Los extraños que desempeñenla tutela de que se trata tienen derecho de quese les releve de ella a los diez años de ejercerla. Artículo 467.- La interdicción de que hablael artículo anterior no cesará sino por la muertedel incapacitado o por sentencia definitiva, quese pronunciará en juicio seguido conforme a las 29
  30. 30. mismas reglas establecidas para el de interdicción. Artículo 468.- El Juez de lo Familiar del do­micilio del incapacitado, y si no lo hubiere, el juezmenor, cuidará provisionalmente de la personay bienes del incapacitado, hasta que se nombretutor. Artículo 469.- El juez que no cumpla las pres­cripciones relativas a la tutela, además de las pe­nas en que incurra conforme a las leyes, será res­ponsable de los daños y perjuicios que sufran losincapaces. De la Tutela Testamentaria Artículo 470.- El ascendiente que sobreviva,de los dos que en cada grado deben ejercer la pa­tria potestad conforme a lo dispuesto en el artícu­lo 414, tiene derecho, aunque fuere menor, denombrar tutor en su testamento a aquellos sobrequienes la ejerzan, con inclusión del hijo póstu­mo. Artículo 471.- El nombramiento de tutor tes­tamentario hecho en los términos del artículo an­terior, excluye del ejercicio de la patria potestad alos ascendientes de ulteriores grados. Artículo 472.- Si los ascendientes excluidosestuvieren incapacitados o ausentes, la tutela ce­sará cuando cese el impedimento o se presentenlos ascendientes, a no ser que el testador hayadispuesto expresamente que continúe la tutela. 30
  31. 31. Artículo 473.- El que en su testamento, aun­que sea un menor no emancipado, deje bienes,ya sea por legado o por herencia, a un incapazque no esté bajo su patria potestad, ni bajo la deotro, puede nombrarle tutor solamente para laadministración de los bienes que le deje. Artículo 474.- Si fueren varios los menorespodrá nombrárseles un tutor común, o conferir­se a persona diferente la tutela de cada uno deellos, observándose, en su caso, lo dispuesto enel artículo 457. Artículo 475.- El padre que ejerza la tutelade un hijo sujeto a interdicción por incapacidadintelectual, puede nombrarle tutor testamenta­rio si la madre ha fallecido o no puede legalmenteejercer la tutela. La madre, en su caso, podrá hacer el nom­bramiento de que trata este artículo. Artículo 476.- En ningún otro caso hay lu­gar a la tutela testamentaria del incapacitado. Artículo 477.- Siempre que se nombren va­rios tutores, desempeñará la tutela el primernombrado, a quien substituirán los demás, porel orden de su nombramiento, en los casos demuerte, incapacidad, excusa o remoción. Artículo 478.- Lo dispuesto en el artículoanterior no regirá cuando el testador haya es­tablecido el orden en que los tutores deben su­cederse en el desempeño de la tutela. Artículo 479.- Deben observarse todas las 31
  32. 32. reglas, limitaciones y condiciones puestas porel testador para la administración de la tutela,que no sean contrarias a las leyes, a no ser queel juez, oyendo al tutor y al curador, las estimedañosas a los menores, en cuyo caso podrá dis­pensarlas o modificarlas. Artículo 480.- Si por un nombramiento con­dicional de tutor, o por algún otro motivo, faltaretemporalmente el tutor testamentario, el juezproveerá de tutor interino al menor, conforme alas reglas generales sobre nombramiento detutores. Artículo 481.- El adoptante que ejerza la pa­tria potestad tiene derecho de nombrar tutor tes­tamentario a su hijo adoptivo; aplicándose a estatutela lo dispuesto en los artículos anteriores. De la Tutela Legítima de los Menores Artículo 482.- Ha lugar a tutela legítima: I. Cuando no hay quien ejerza la patria po­testad, ni tutor testamentario; II. Cuando deba nombrarse tutor por causade divorcio. Artículo 483.- La tutela legítima correspon­de: I. A los hermanos, prefiriéndose a los que losean por ambas líneas; II. Por falta o incapacidad de los hermanos, alos demás colaterales dentro del cuarto gradoinclusive. 32
  33. 33. Artículo 484.- Si hubiere varios parientesdel mismo grado, el juez elegirá entre ellos alque le parezca más apto para el cargo; pero si elmenor hubiere cumplido dieciséis años, él harála elección. Artículo 485.- La falta temporal del tutorlegítimo, se suplirá en los términos establecidosen los dos artículos anteriores. De la Tutela Legítima de los Mayores de EdadIncapacitados Artículo 486.- El marido es tutor legítimo yforzoso de su mujer, y ésta lo es de su marido. Artículo 487.- Los hijos mayores de edad sontutores de su padre o madre viudos. Artículo 488.- Cuando haya dos o más hi­jos, será preferido el que viva en compañía delpadre o de la madre; y siendo varios los que es­tén en el mismo caso, el juez elegirá al que leparezca más apto. Artículo 489.- Los padres son de derechotutores de sus hijos, solteros o viudos, cuandoéstos no tengan hijos que puedan desempeñarla tutela, debiéndose poner de acuerdo respectoa quién de los dos ejercerá el cargo. Artículo 490.- A falta de tutor testamenta­rio y de persona que con arreglo a los artículosanteriores deba desempeñar la tutela, serán lla­mados a ella sucesivamente; los abuelos, los 33
  34. 34. hermanos del incapacitado y los demás colate­rales a que se refiere la fracción II del artículo483; observándose en su caso lo que dispone elartículo 484. Artículo 491.- El tutor del incapacitado quetenga hijos menores bajo su patria potestad,será también tutor de ellos, si no hay otro as­cendiente a quien la ley llame al ejercicio deaquel derecho. De la Tutela Legítima de los Menores Aban­donados y de los Acogidos por alguna Persona,o Depositados en Establecimientos de Beneficen­cia Artículo 492.- La ley coloca a los expósitosy abandonados bajo la tutela de la persona quelos haya acogido, quien tendrá las obligaciones,facultades y restricciones previstas para los de­más tutores. Se considera expósito al menor que es colo­cado en una situación de desamparo por quie­nes conforme a la ley estén obligados a su cus­todia, protección y cuidado y no pueda deter­minarse su origen. Cuando la situación de des­amparo se refiera a un menor cuyo origen seconoce, se considerará abandonado. Artículo 493.- Los responsables de las ca­sas de asistencia, ya sean públicas o privadas,donde se reciban expósitos o abandonados, des­ 34
  35. 35. empeñarán la tutela de éstos con arreglo a lasleyes y a lo que prevengan los estatutos de lainstitución. En este caso no es necesario el dis­cernimiento del cargo. Artículo 494.- Los responsables de las casasde asistencia, ya sean públicas o privadas, don-de se reciban menores que hayan sido objeto dela violencia familiar a que se refiere el artículo323 ter de este ordenamiento, tendrán la custo­dia de éstos en los términos que prevengan lasleyes y los estatutos de la institución. En todocaso darán aviso al Ministerio Público y a quiencorresponda el ejercicio de la patria potestad yno se encuentre señalado como responsable delevento de violencia familiar. De la Tutela Dativa Artículo 495.- La tutela dativa tiene lugar: I. Cuando no hay tutor testamentario ni per­sona a quien conforme a la ley corresponda latutela legítima; II. Cuando el tutor testamentario esté impe­dido temporalmente de ejercer su cargo, y no hayningún pariente de los designados en el artícu­lo 483. Artículo 496.- El tutor dativo será designa­do por el menor si ha cumplido dieciséis años.El Juez de lo Familiar confirmará la designaciónsi no tiene justa causa para reprobarla. Para re­ 35
  36. 36. probar las ulteriores designaciones que haga elmenor, el Juez oirá el parecer del Consejo Localde Tutelas. Si no se aprueba el nombramientohecho por el menor, el Juez nombrará tutor con­forme a lo dispuesto en el artículo siguiente. Artículo 497.- Si el menor no ha cumplido die­ciséis años, el nombramiento de tutor lo hará elJuez de lo Familiar de entre las personas que fi­guren en la lista formada cada año por el ConsejoLocal de Tutelas oyendo al Ministerio Público,quien debe cuidar de que quede comprobada lahonorabilidad de la persona elegida para tutor. Artículo 498.- Si el juez no hace oportuna­mente el nombramiento de tutor, es responsa­ble de los daños y perjuicios que se sigan al me-nor por esa falta. Artículo 499.- Siempre será dativa la tutelapara asuntos judiciales del menor de edad eman­cipado. Artículo 500.- A los menores de edad que noestén sujetos a la patria potestad, ni a tutela tes­tamentaria o legítima, aunque no tengan bienes,se les nombrará tutor dativo. La tutela en estecaso tendrá por objeto el cuidado de la persona delmenor, a efecto de que reciba la educación quecorresponda a su posibilidad económica y a susaptitudes. El tutor será nombrado a petición delConsejo Local de Tutelas, del Ministerio Público,del mismo menor, y aún de oficio por el Juez delo Familiar. 36
  37. 37. Artículo 501.- En el caso del artículo ante­rior, tienen obligación de desempeñar la tutelamientras duran en los cargos que a continua­ción se enumeran: I. El Presidente Municipal del domicilio delmenor; II. Los demás regidores del Ayuntamiento; III. Las personas que desempeñen la autori­dad administrativa en los lugares en donde nohubiere Ayuntamiento; IV. Los profesores oficiales de instrucción pri­maria, secundaria o profesional, del lugar don-de vive el menor; V. Los miembros de las juntas de beneficen­cia pública o privada que disfruten sueldo delErario; VI. Los directores de establecimientos de be­neficencia pública. Los Jueces de lo Familiar nombrarán de en­tre las personas mencionadas las que en cada casodeban desempeñar la tutela, procurando que estecargo se reparta equitativamente, sin perjuiciode que también puedan ser nombrados tutoreslas personas que figuren en las listas que debenformar los Consejos Locales de Tutela, conformea lo dispuesto en el Capítulo XV de este título,cuando estén conformes en desempeñar gratui­tamente la tutela de que se trata. Artículo 502.- Si el menor que se encuentre enel caso previsto por el artículo 500, adquiere bie­ 37
  38. 38. nes, se le nombrará tutor dativo de acuerdo conlo que disponen las reglas generales para haceresos nombramientos. De las Personas Inhábiles para el Desempeñode la Tutela y de las que deben ser Separadas deella Artículo 503.- No pueden ser tutores, aun­que estén anuentes en recibir el cargo: I. Los menores de edad; II. Los mayores de edad que se encuentrenbajo tutela; III. Los que hayan sido removidos de otra tu­tela por haberse conducido mal, ya respecto de lapersona, ya respecto de la administración de losbienes del incapacitado; IV. Los que por sentencia que cause ejecuto­ria hayan sido condenados a la privación de estecargo o a la inhabilitación para obtenerlo; V. El que haya sido condenado por robo, abu­so de confianza, estafa, fraude o por delitos con­tra la honestidad; VI. Los que no tengan oficio o modo de vivirconocido o sean notoriamente de mala conducta; VII. Los que al deferirse la tutela, tengan pleitopendiente con el incapacitado; VIII. Los deudores del incapacitado en canti­dad considerable, a juicio del juez, a no ser que elque nombre tutor testamentario lo haya hecho 38
  39. 39. con conocimiento de la deuda, declarándolo asíexpresamente al hacer el nombramiento; IX. Los jueces, magistrados y demás funciona­rios o empleados de la administración de justicia; X. El que no esté domiciliado en el lugar en quedeba ejercer la tutela; XI. Los empleados públicos de Hacienda, quepor razón de su destino tengan responsabilidadpecuniaria actual o la hayan tenido y no lahubieren cubierto; XII. El que padezca enfermedad crónica conta­giosa; XIII. Los demás a quienes lo prohíba la ley. Artículo 504.- Serán separados de la tutela: I. Los que sin haber caucionado su manejo con­forme a la ley, ejerzan la administración de la tu­tela; II. Los que se conduzcan mal en el desempeñode la tutela, ya sea respecto de la persona, ya res­pecto de la administración de los bienes del inca­pacitado; III. Los tutores que no rindan sus cuentas den­tro del término fijado por el artículo 590; IV. Los comprendidos en el artículo anterior,desde que sobrevenga o se averigüe su incapaci­dad; V. El tutor que se encuentre en el caso previstoen el artículo 159; VI. El tutor que permanezca ausente por másde seis meses, del lugar en que debe desempeñarla tutela. 39
  40. 40. Artículo 505.- No pueden ser tutores nicuradores de las personas comprendidas en lafracción II del artículo 450, quienes hayan sidocausa o fomentado directa o indirectamente ta­les enfermedades o padecimientos. Artículo 506.- (Se deroga). Artículo 507.- El Ministerio Público y losparientes del pupilo, tienen derecho de promo­ver la separación de los tutores que se encuen­tren en alguno de los casos previstos en el artí­culo 504. Artículo 508.- El tutor que fuere procesadopor cualquier delito, quedará suspenso en el ejer­cicio de su encargo desde que se provea el automotivado de prisión, hasta que se pronuncie sen­tencia irrevocable. Artículo 509.- En el caso de que trata el ar­tículo anterior, se proveerá a la tutela conformea la ley. Artículo 510.- Absuelto el tutor, volverá alejercicio de su encargo. Si es condenado a unapena que no lleve consigo la inhabilitación paradesempeñar la tutela, volverá a ésta al extin­guir su condena, siempre que la pena impuestano exceda de un año de prisión. De las Excusas para el Desempeño de la Tutela Artículo 511.- Pueden excusarse de ser tu­tores: I. Los empleados y funcionarios públicos; 40
  41. 41. II. Los militares en servicio activo; III. Los que tengan bajo su patria potestad treso más descendientes; IV. Los que fueren tan pobres, que no puedanatender a la tutela sin menoscabo de su subsis­tencia; V. Los que por el mal estado habitual de su sa­lud, o por su rudeza e ignorancia, no puedan aten­der debidamente a la tutela; VI. Los que tengan sesenta años cumplidos; VII. Los que tengan a su cargo otra tutela ocuraduría; VIII. Los que por su inexperiencia en los nego­cios o por causa grave, a juicio del Juez, no esténen aptitud de desempeñar convenientemente latutela. Artículo 512.- Si el que teniendo excusa legí­tima para ser tutor acepta el cargo, renuncia porel mismo hecho a la excusa que le concede la Ley. Artículo 513.- El tutor debe proponer sus im­pedimentos o excusas dentro del término fijado porel Código de Procedimientos Civiles, y cuandotranscurra el término sin ejercitar el derecho, seentiende renunciada la excusa. Artículo 514.- Si el tutor tuviere dos o másexcusas las propondrá simultáneamente, dentrodel plazo respectivo; y si propone una sola, seentenderán renunciadas las demás. Artículo 515.- Mientras que se califica el im­pedimento o la excusa, el Juez nombrará un tu­tor interino. 41
  42. 42. Artículo 516.- El tutor testamentario que seexcuse de ejercer la tutela, perderá todo dere­cho a lo que le hubiere dejado el testador poreste concepto. Artículo 517.- El tutor que sin excusa o des­echada la que hubiere propuesto no desempeñela tutela, pierde el derecho que tenga para he­redar al incapacitado que muera intestado, y esresponsable de los daños y perjuicios que por surenuncia hayan sobrevenido al mismo incapa­citado. En igual pena incurre la persona a quiencorresponda la tutela legítima, si habiendo sidolegalmente citada, no se presenta al juez mani­festando su parentesco con el incapaz. Artículo 518.- Muerto el tutor que esté des­empeñando la tutela, sus herederos o ejecutorestestamentarios están obligados a dar aviso aljuez, quien proveerá inmediatamente al inca­pacitado del tutor que corresponda, según la ley. De la Garantía que deben Prestar los Tutorespara Asegurar su Manejo Artículo 519.- El tutor, antes de que se lediscierna el cargo, prestará caución para ase­gurar su manejo. Esta caución consistirá: I. En hipoteca o prenda; II. En fianza. La garantía prendaria que preste el tutor seconstituirá depositando las cosas dadas en pren­ 42
  43. 43. da en una institución de crédito autorizada pararecibir depósitos; a falta de ella se depositaránen poder de persona de notoria solvencia y hono­rabilidad. Artículo 520.- Están exceptuados de la obli­gación de dar garantía: I. Los tutores testamentarios, cuando expre­samente los haya relevado de esta obligación eltestador; II. El tutor que no administre bienes; III. El padre, la madre y los abuelos, en loscasos en que conforme a la ley son llamados adesempeñar la tutela de sus descendientes, sal­vo lo dispuesto en el artículo 523; IV. Los que acojan a un expósito, lo alimen­ten y eduquen convenientemente por más de diezaños, a no ser que hayan recibido pensión paracuidar de él. Artículo 521.- Los comprendidos en la frac­ción I del artículo anterior, sólo estarán obliga­dos a dar garantía cuando con posterioridad a sunombramiento haya sobrevenido causa ignora­da por el testador que, a juicio del juez y previaaudiencia del curador, haga necesaria aquélla. Artículo 522.- La garantía que presten lostutores no impedirá que el Juez de lo Familiar, amoción del Ministerio Público, del Consejo Localde Tutelas, de los parientes próximos del incapa­citado o de éste si ha cumplido dieciséis años, dic­te las providencias que se estimen útiles para laconservación de los bienes del pupilo. 43
  44. 44. Artículo 523.- Cuando la tutela del incapaci­tado recaiga en el cónyuge, en los ascendientes oen los hijos, no se dará garantía; salvo el caso deque el juez, con audiencia de curador y del Conse­jo de Tutelas, lo crea conveniente. Artículo 524.- Siempre que el tutor sea tam­bién coheredero del incapaz, y éste no tenga másbienes que los hereditarios, no se podrá exigir altutor otra garantía que la de su misma porciónhereditaria a no ser que esta porción no iguale ala mitad de la porción del incapaz, pues en tal casose integrará la garantía con bienes propios deltutor o con fianza. Artículo 525.- Siendo varios los incapacitadoscuyo haber consista en bienes procedentes de unaherencia indivisa, si son varios los tutores, sólo seexigirá a cada uno de ellos garantía por la parteque corresponda a su representado. Artículo 526.- El tutor no podrá dar fianzapara caucionar su manejo sino cuando no tengabienes en que constituir hipoteca o prenda. Artículo 527.- Cuando los bienes que tengano alcancen a cubrir la cantidad que ha de asegu­rar conforme al artículo siguiente, la garantía po­drá consistir: parte en hipoteca o prenda, parte enfianza, o solamente en fianza, a juicio del juez, yprevia audiencia del curador y del Consejo Localde Tutelas. Artículo 528.- La hipoteca o prenda y, en sucaso la fianza, se darán: 44
  45. 45. I. Por el importe de las rentas de los bienes raí­ces en los dos últimos años, y por los réditos de loscapitales impuestos durante ese mismo tiempo; II. Por el valor de los bienes muebles; III. Por el de los productos de las fincas rústi­cas en dos años, calculados por peritos, o por eltérmino medio en un quinquenio, a elección deljuez; IV. En las negociaciones mercantiles e indus­triales, por el veinte por ciento del importe de lasmercancías y demás efectos muebles, calculado porlos libros si están llevados en debida forma o a jui­cio de peritos. Artículo 529.- Si los bienes del incapacitado,enumerados en el artículo que precede, aumen­tan o disminuyen durante la tutela, podrán au­mentarse o disminuirse proporcionalmente la hi­poteca, prenda o la fianza, a pedimento del tutor,del curador, del Ministerio Público o del ConsejoLocal de Tutelas. Artículo 530.- El Juez responde subsidia­riamente con el tutor, de los daños y perjuicios quesufra el incapacitado por no haber exigido que secaucione el manejo de la tutela. Artículo 531 Si el tutor, dentro de tres meses después deaceptado su nombramiento, no pudiere dar la ga­rantía por las cantidades que fija el artículo 528,se procederá al nombramiento de nuevo tutor. Artículo 532.- Durante los tres meses seña­ 45
  46. 46. lados en el artículo precedente, desempeñará laadministración de los bienes un tutor interino,quien los recibirá por inventario solemne, y nopodrá ejecutar otros actos que los indispensablespara la conservación de los bienes y percepciónde los productos. Para cualquier otro acto de ad­ministración requerirá la autorización judicial,la que se concederá, si procede, oyendo al curador. Artículo 533.- Al presentar el tutor su cuen­ta anual, el curador o el Consejo Local de Tute­las deben promover información de superviven­cia e idoneidad de los fiadores dados por aquél.Esta información también podrán promoverla encualquier tiempo que lo estimen conveniente. ElMinisterio Público tiene igual facultad, y hastade oficio el juez puede exigir esta información. Artículo 534.- Es también obligación delcurador y del Consejo Local de Tutelas, vigilarel estado de las fincas hipotecadas por el tutor delos bienes entregados en prenda, dando aviso aljuez de los deterioros y menoscabo que en elloshubiere, para que si es notable la disminucióndel precio, se exija al tutor que asegure con otrosbienes los intereses que administra. Del Desempeño de la Tutela Artículo 535.- Cuando el tutor tenga que ad­ministrar bienes, no podrá entrar a la adminis­tración sin que antes se nombre curador, exceptoen el caso del artículo 492. 46
  47. 47. Artículo 536.- El tutor que entre a la admi­nistración de los bienes sin que se haya nombra­do curador, será responsable de los daños y per­juicios que cause al incapacitado y, además, sepa­rado de la tutela; mas ningún extraño puederehusarse a tratar con él judicial o extrajudicial­mente alegando la falta de curador. Artículo 537.- El tutor está obligado: I. A alimentar y educar al incapacitado; II. A destinar, de preferencia los recursos delincapacitado a la curación de sus enfermedades oa su regeneración si es un ebrio consuetudinarioo abusa habitualmente de las drogas enervantes; III. A formar inventario solemne y circunstan­ciado de cuanto constituya el patrimonio del inca­pacitado, dentro del término que el juez designe,con intervención del curador y del mismo incapa­citado si goza de discernimiento y ha cumplidodieciséis años de edad; El término para formar el inventario no podráser mayor de seis meses; IV. A administrar el caudal de los incapacita­dos. El pupilo será consultado para los actos im­portantes de la administración cuando es capazde discernimiento y mayor de dieciséis años; La administración de los bienes que el pupi­lo ha adquirido con su trabajo le corresponde aél y no al tutor; V. A representar al incapacitado en juicio yfuera de él en todos los actos civiles, con excep­ 47
  48. 48. ción del matrimonio, del reconocimiento de hi­jos, del testamento y de otros estrictamente per­sonales; VI. A solicitar oportunamente la autorizaciónjudicial para todo lo que legalmente no puedahacer sin ella. Artículo 538.- Los gastos de alimentación yeducación del menor deben regularse de mane­ra que nada necesario le falte, según su condi­ción y posibilidad económica. Artículo 539.- Cuando el tutor entre en elejercicio de su cargo, el juez fijará, con audien­cia de aquél, la cantidad que haya de invertirseen los alimentos y educación del menor, sin per­juicio de alterarla, según el aumento o dismi­nución del patrimonio y otras circunstancias.Por las mismas razones podrá el juez alterar lacantidad que el que nombró tutor hubiere se­ñalado para dicho objeto. Artículo 540.- El tutor destinará al menor ala carrera u oficio que éste elija, según sus cir­cunstancias. Si el tutor infringe esta disposición,puede el menor, por conducto del curador, delConsejo Local de Tutelas o por sí mismo, poner­lo en conocimiento del Juez de lo Familiar, paraque dicte las medidas convenientes. Artículo 541.- Si el que tenía la patria potes­tad sobre el menor lo había dedicado a algunacarrera, el tutor no variará ésta, sin la aproba­ción del juez, quien decidirá este punto pruden­ 48
  49. 49. temente y oyendo, en todo caso al mismo menor,al curador y al Consejo Local de Tutelas. Artículo 542.- Si las rentas del menor noalcanzan a cubrir los gastos de su alimentacióny educación, el juez decidirá si ha de ponérselea aprender un oficio o adoptarse otro medio paraevitar la enajenación de los bienes y, si fuereposible, sujetará a las rentas de éstos, los gastosde alimentación. Artículo 543.- Si los menores o los mayoresde edad, con algunas de las incapacidades a quese refiere el artículo 450 fracción II, fuesenindigentes o careciesen de suficientes medios paralos gastos que demandan su alimentación y edu­cación, el tutor exigirá judicialmente la presta­ción de esos gastos a los parientes que tienen obli­gación legal de alimentar a los incapacitados. Lasexpensas que esto origine, serán cubiertas por eldeudor alimentario. Cuando el mismo tutor seaobligado a dar alimentos, por razón de su paren­tesco con su tutelado, el curador ejercitará la ac­ción a que este artículo se refiere. Artículo 544.- Si los menores o mayores deedad con incapacidades como las que señala elArtículo 450 en su fracción II no tienen perso­nas que estén obligadas a alimentarlos, o sí te­niéndolas no pudieren hacerlo, el tutor con auto­rización del juez de lo familiar, quien oirá el pare­cer del curador y el consejo local de las tutelas,pondrá al tutelado en un establecimiento de be­ 49
  50. 50. neficencia pública o privada en donde pueda edu­carse y habilitarse. En su caso, si esto no fueraposible, el tutor procurará que los particularessuministren trabajo al incapacitado, compatiblecon su edad y circunstancias personales, con laobligación de alimentarlo y educarlo. No por esoel tutor queda eximido de su cargo, pues continua­rá vigilando a su tutelado, a fin de que no sufradaño por lo excesivo del trabajo, lo insuficiente dela alimentación o lo defectuoso de la educación quese le imparta. Artículo 545.- Los incapacitados indigentesque no puedan ser alimentados y educados por losmedios previstos en los dos artículos anteriores, loserán a costa de las rentas públicas del DistritoFederal; pero si se llega a tener conocimiento deque existen parientes del incapacitado que esténlegalmente obligados a proporcionarle alimentos,el Ministerio Público deducirá la acción correspon­diente para que se reembolse al Gobierno de losgastos que hubiere hecho en cumplimiento de lodispuesto por este artículo. Artículo 546.- El tutor de los incapacitados aque se refiere la fracción II del artículo 537, estáobligado a presentar al Juez de lo Familiar, en elmes de enero de cada año, un certificado de dosmédicos psiquiatras que declaren acerca del esta­do del individuo sujeto a interdicción, a quien paraese efecto reconocerán en presencia del curador.El Juez se cerciorará del estado que guarda el 50
  51. 51. incapacitado y tomará todas las medidas que esti­me convenientes para mejorar su condición. Artículo 547.- Para la seguridad, alivio y me­joría de las personas a que se refiere el artículoanterior, el tutor adoptará las medidas que juz­gue oportunas, previa la autorización judicial quese otorgará con audiencia del curador. Las medi­das que fueren muy urgentes podrán ser ejecuta­das por el tutor, quien dará cuenta inmediatamen­te al juez para obtener la debida aprobación. Artículo 548.- La obligación de hacer inven­tarios no puede ser dispensada ni aun por los quetienen derecho de nombrar tutor testamentario. Artículo 549.- Mientras que el inventario noestuviere formado, la tutela debe limitarse a losactos de mera protección a la persona y conserva­ción de los bienes del incapacitado. Artículo 550.- El tutor está obligado a inscri­bir en el inventario el crédito que tenga contra elincapacitado; si no lo hace, pierde el derecho decobrarlo. Artículo 551.- Los bienes que el incapacitadoadquiera después de la formación del inventario,se incluirán inmediatamente en él, con las mis­mas formalidades prescritas en la fracción III delartículo 537. Artículo 552.- Hecho el inventario no se ad-mite al tutor rendir prueba contra él en perjuiciodel incapacitado, ni antes ni después de la mayoredad de éste, ya sea que litigue en nombre propioo con la representación del incapacitado. 51
  52. 52. Se exceptúan de lo dispuesto en el párrafo an­terior los casos en que el error del inventario seaevidente o cuando se trate de un derecho clara­mente establecido. Artículo 553.- Si se hubiere omitido listar al­gunos bienes en el inventario, el menor mismo,antes o después de la mayor edad, y el curador ocualquier pariente, pueden ocurrir al juez, pidien­do que los bienes omitidos se listen; y el juez, oídoel parecer del tutor, determinará en justicia. Artículo 554.- El tutor, dentro del primer mesde ejercer su cargo fijará, con aprobación del juez,la cantidad que haya de invertirse en gastos deadministración y el número y sueldos de los de­pendientes necesarios. Ni el número, ni el sueldode los empleados, podrá aumentarse después, sinocon aprobación judicial. Artículo 555.- Lo dispuesto en el artículo an­terior no liberta al tutor de justificar, al rendir suscuentas que efectivamente han sido gastadas di­chas sumas en sus respectivos objetos. Artículo 556.- Si el padre o la madre del me-nor ejercían algún comercio o industria, el juez,con informe de dos peritos, decidirá si ha de conti­nuar o no la negociación; a no ser que los padreshubieren dispuesto algo sobre este punto, en cuyocaso se respetará su voluntad, en cuanto no ofrez­ca grave inconveniente a juicio del juez. Artículo 557.- El dinero que resulte sobrantedespués de cubiertas las cargas y atenciones de la 52
  53. 53. tutela, el que proceda de las redenciones de capi­tales y el que se adquiera de cualquier otro modo,será impuesto por el tutor, dentro de tres mesescontados desde que se hubieren reunido dos milpesos, sobre segura hipoteca, calificada bajo suresponsabilidad, teniendo en cuenta el precio dela finca, sus productos y la depreciación que pue­de sobrevenir al realizarla. Artículo 558.- Si para hacer la imposición den­tro del término señalado en el artículo anterior,hubiere algún inconveniente grave, el tutor lomanifestará al juez, quien podrá ampliar el plazopor otros tres meses. Artículo 559.- El tutor que no haga las impo­siciones dentro de los plazos señalados en los dosartículos anteriores pagará los réditos legalesmientras que los capitales no sean impuestos. Artículo 560.- Mientras que se hacen las im­posiciones a que se refieren los artículos 557 y 558,el tutor depositará las cantidades que perciba, enel establecimiento público destinado al efecto. Artículo 561.- Los bienes inmuebles, los de­rechos anexos a ellos y los muebles preciosos,no pueden ser enajenados ni gravados por eltutor, sino por causa de absoluta necesidad oevidente utilidad del menor, o del mayor conalguna de las incapacidades a las que se refiereel artículo 450 fracción II debidamente justifi­cada y previa a la confirmación del curador y laautorización judicial. 53
  54. 54. Artículo 562.- Cuando la enajenación se hayapermitido para cubrir con su producto algún obje­to determinado, el juez señalará al tutor un plazodentro del cual deberá acreditar que el productode la enajenación se ha invertido en su objeto.Mientras que no se haga la inversión se observa­rá lo dispuesto en la parte final del artículo 437. Artículo 563.- La venta de bienes raíces delos menores y mayores incapaces, es nula, si no sehace judicialmente en subasta pública. En la ena­jenación de alhajas y muebles preciosos, el juezdecidirá si conviene o no la almoneda pudiendodispensarla, acreditada la utilidad que resulte altutelado. Los tutores no podrán vender valores comer­ciales, industriales, títulos de renta, acciones, fru­tos y ganados pertenecientes al incapacitado, pormenor valor del que se cotice en la plaza el día dela venta, ni dar fianza a nombre del tutelado. Artículo 564.- Cuando se trate de enajenar,gravar o hipotecar a título oneroso, bienes quepertenezcan al incapacitado como copropietario,se comenzará por mandar justipreciar dichos bie­nes para fijar con toda precisión su valor y la par­te que en ellos represente el incapacitado, a fin deque el juez resuelva si conviene o no que se divi­dan materialmente dichos bienes para que aquélreciba en plena propiedad su porción; o si, por elcontrario, es conveniente la enajenación, grava­men o hipoteca, fijando en este caso las condicio­ 54
  55. 55. nes y seguridades con que deben hacerse, pudien­do, si lo estimare conveniente, dispensar la almo­neda, siempre que consientan en ello el tutor y elcurador. Artículo 565.- Para todos los gastos extraor­dinarios que no sean de conservación ni de repa­ración, necesita el tutor ser autorizado por el juez. Artículo 566.- Se requiere licencia judicialpara que el tutor pueda transigir o comprometeren árbitros los negocios del incapacitado. Artículo 567.- El nombramiento de árbitroshecho por el tutor deberá sujetarse a la aproba­ción del juez. Artículo 568.- Para que el tutor transija, cuan­do el objeto de la reclamación consista en bienesinmuebles, muebles preciosos o bien en valoresmercantiles o industriales cuya cuantía exceda demil pesos, necesita del consentimiento del curadory de la aprobación judicial otorgada con audien­cia de éste. Artículo 569.- Ni con licencia judicial, ni enalmoneda o fuera de ella puede el tutor comprar oarrendar los bienes del incapacitado, ni hacer con­trato alguno respecto de ellos, para sí, sus ascen­dientes, su mujer o marido, hijos o hermanos porconsanguinidad o afinidad. Si lo hiciere, ademásde la nulidad del contrato, el acto será suficientepara que se le remueva. Artículo 570.- Cesa la prohibición del artícu­lo anterior, respecto de la venta de bienes, en el 55
  56. 56. caso de que el tutor o sus parientes allí mencio­nados sean coherederos, partícipes o socios delincapacitado. Artículo 571.- El tutor no podrá hacerse pagode sus créditos contra el incapacitado sin la con­formidad del curador y la aprobación judicial. Artículo 572.- El tutor no puede aceptar parasí a título gratuito u oneroso, la cesión de algúnderecho o crédito contra el incapacitado. Sólo pue­de adquirir esos derechos por herencia. Artículo 573.- El tutor no puede dar en arren­damiento los bienes del incapacitado, por más decinco años, sino en caso de necesidad o utilidad,previos el consentimiento del curador y la auto­rización judicial, observándose en su caso, lo dis­puesto en el artículo 564. Artículo 574.- El arrendamiento hecho deconformidad con el artículo anterior, subsistirápor el tiempo convenido, aun cuando se acabe latutela; pero será nula toda anticipación de rentao alquileres por más de dos años. Artículo 575.- Sin autorización judicial nopuede el tutor recibir dinero prestado en nombredel incapacitado, ya sea que se constituya o nohipoteca en el contrato. Artículo 576.- El tutor no puede hacer dona­ciones a nombre del incapacitado. Artículo 577.- El tutor tiene, respecto del me-nor, las mismas facultades que a los ascendientesconcede el artículo 423. 56
  57. 57. Artículo 578.- Durante la tutela no corre laprescripción entre el tutor y el incapacitado. Artículo 579.- El tutor tiene obligación de ad­mitir las donaciones simples, legados y herenciasque se dejen al incapacitado. Artículo 580.- La expropiación por causa deutilidad pública de bienes de incapacitados, no sesujetará a las reglas antes establecidas, sino a loque dispongan las leyes de la materia. Artículo 581.- Cuando el tutor de un incapazsea el cónyuge, continuará ejerciendo los derechosconyugales con las siguientes modificaciones: I. En los casos en que conforme a derecho serequiere el consentimiento del cónyuge, se supli­rá éste por el juez con audiencia del curador; II. En los casos en que el cónyuge incapaz pue­da querellarse del otro, denunciarlo o demandar­lo para asegurar sus derechos violados o amena­zados, será representado por un tutor interino queel juez le nombrará. Es obligación del curador pro-mover este nombramiento y si no lo cumple, seráresponsable de los perjuicios que se causen al in­capacitado. También podrá promover este nom­bramiento del Consejo Local de Tutelas. Artículo 582.- Cuando la tutela del incapazrecaiga en el cónyuge, sólo podrá gravar o enaje­nar los bienes mencionados en el artículo 568, pre-via audiencia del curador y autorización judicial,que se concederá de acuerdo con lo dispuesto en elartículo 561. 57
  58. 58. Artículo 583.- Cuando la tutela recaiga encualquiera otra persona, se ejercerá conforme alas reglas establecidas para la tutela de los meno­res. Artículo 584.- En caso de maltratamiento, denegligencia en los cuidados debidos al incapacita­do o a la administración de sus bienes, podrá eltutor ser removido de la tutela a petición delcurador, de los parientes del incapacitado, del Con­sejo Local de Tutelas o del Ministerio Público. Artículo 585.- El tutor tiene derecho a unaretribución sobre los bienes del incapacitado, quepodrá fijar el ascendiente o extraño que conformea derecho lo nombre en su testamento y para lostutores legítimos y dativos la fijará el juez. Artículo 586.- En ningún caso bajará la retri­bución del cinco ni excederá del diez por ciento delas rentas líquidas de dichos bienes. Artículo 587.- Si los bienes del incapacitadotuvieren un aumento en sus productos, debido ex­clusivamente a la industria y diligencia del tutor,tendrá derecho a que se le aumente la remunera­ción hasta un veinte por ciento de los productoslíquidos. La calificación del aumento se hará porel juez, con audiencia del curador. Artículo 588.- Para que pueda hacerse en laretribución de los tutores el aumento extraordi­nario que permite el artículo anterior, será requi­sito indispensable que por lo menos en dos añosconsecutivos haya obtenido el tutor la aproba­ción absoluta de sus cuentas. 58
  59. 59. Artículo 589.- El tutor no tendrá derecho aremuneración alguna, y restituirá lo que por estetítulo hubiese recibido, si contraviniese lo dis­puesto en el artículo 159. De las Cuentas de la Tutela Artículo 590.- El tutor está obligado a rendiral juez cuenta detallada de su administración,en el mes de enero de cada año, sea cual fuere lafecha en que se le hubiere discernido el cargo. Lafalta de presentación de la cuenta en los tres me­ses siguientes al de enero, motivará la remocióndel tutor. Artículo 591.- También tiene obligación derendir cuenta, cuando por causas graves que ca­lificará el juez, la exijan el curador, el ConsejoLocal de Tutelas, el Ministerio Público, los pro­pios Incapaces señalados en la fracción II delArtículo 450, o los menores que hayan cumplido16 años de edad. Artículo 592.- La cuenta de administracióncomprenderá no sólo las cantidades en numera­rio que hubiere recibido el tutor por producto delos bienes y la aplicación que les haya dado, sinoen general todas las operaciones que se hubierenpracticado, e irá acompañada de los documentosjustificativos y de un balance del estado de losbienes. Artículo 593.- El tutor es responsable del va­ 59
  60. 60. lor de los créditos activos si dentro de sesenta días,contados desde el vencimiento de su plazo, no haobtenido su pago o garantía que asegure éste, ono ha pedido judicialmente el uno o la otra. Artículo 594.- Si el incapacitado no está enposesión de algunos bienes a que tiene derecho,será responsable el tutor de la pérdida de ellos, sidentro de dos meses contados desde que tuvonoticia del derecho el incapacitado, no entabla anombre de éste judicialmente, las acciones con­ducentes para recobrarlos. Artículo 595.- Lo dispuesto en el artículoanterior se entiende sin perjuicio de la responsa­bilidad que, después de intentadas las acciones,puede resultar al tutor por culpa o negligenciaen el desempeño de su encargo. Artículo 596.- Las cuentas deben rendirse enel lugar en que se desempeña la tutela. Artículo 597.- Deben abonarse al tutor todoslos gastos hechos debida y legalmente aunquelos haya anticipado de su propio caudal, y aun­que de ello no haya resultado utilidad a los me­nores y a los mayores de edad incapaces, si estoha sido sin culpa del primero. Artículo 598.- Ninguna anticipación ni crédi­to contra el incapacitado se abonará al tutor, siexcede de la mitad de la renta anual de los bienesde aquél, a menos que al efecto haya sido autori­zado por el juez con audiencia del curador. Artículo 599.- El tutor será igualmente indem­ 60
  61. 61. nizado, según el prudente arbitrio del juez, deldaño que haya sufrido por causa de la tutela y endesempeño necesario de ella, cuando no haya in­tervenido de su parte culpa o negligencia. Artículo 600.- La obligación de dar cuenta nopuede ser dispensada en contrato o en última vo­luntad, ni aún por el mismo tutelado; y si esa dis­pensa se pusiere como condición, en cualquier actose tendrá como no puesta. Artículo 601.- El tutor que sea reemplazadopor otro, estará obligado, y lo mismo sus herede­ros, a rendir cuenta general de la tutela al que lereemplaza. El nuevo tutor responderá al incapa­citado por los daños y perjuicios si no pidiere ytomare las cuentas de su antecesor. Artículo 602.- El tutor, o en su falta quien lorepresente, rendirá las cuentas generales de latutela en el término de tres meses, contados desdeel día en que fenezca la tutela. El juez podrá pro­rrogar este plazo hasta por tres meses más, si cir­cunstancias extraordinarias así lo exigieren. Artículo 603.- La obligación de dar cuentapasa a los herederos del tutor; y si alguno de ellossigue administrando los bienes de la tutela, suresponsabilidad será la misma que la de aquél. Artículo 604.- La garantía dada por el tutorno se cancelará, sino cuando las cuentas hayansido aprobadas. Artículo 605.- Hasta pasado un mes de larendición de cuentas, es nulo todo convenio en­tre el tutor y el pupilo, ya mayor o emancipado, 61
  62. 62. relativo a la administración de la tutela o a lascuentas mismas. De la Extinción de la Tutela Artículo 606.- La tutela se extingue: I. Por la muerte del pupilo o porque desapa­rezca su incapacidad; II. Cuando el incapacitado, sujeto a tutelaentre a la patria potestad por reconocimiento opor adopción. De la Entrega de los Bienes Artículo 607.- El tutor, concluida la tutela,está obligado a entregar todos los bienes del in­capacitado y todos los documentos que le perte­nezcan, conforme al balance que se hubiere pre­sentado en la última cuenta aprobada. Artículo 608.- La obligación de entregar losbienes no se suspende por estar pendiente larendición de cuentas. La entrega debe ser he­cha durante el mes siguiente a la terminaciónde la tutela; cuando los bienes sean muy cuan­tiosos o estuvieren ubicados en diversos lugares,el juez puede fijar un término prudente para suconclusión, pero, en todo caso, deberá comenzarseen el plazo antes señalado. Artículo 609.- El tutor que entre al cargo su­cediendo a otro, está obligado a exigir la entregade bienes y cuentas al que le ha precedido. Si no 62
  63. 63. la exige, es responsable de todos los daños y per­juicios que por su omisión se siguieren al incapa­citado. Artículo 610.- La entrega de los bienes y lacuenta de la tutela se efectuarán a expensas delincapacitado. Si para realizarse no hubiere fon­dos disponibles, el juez podrá autorizar al tutor afin de que se proporcione los necesarios para laprimera, y éste adelantará los relativos a la se­gunda, los cuales serán reembolsados con los pri­meros fondos de que se pueda disponer. Artículo 611.- Cuando intervenga dolo o cul­pa de parte del tutor, serán de su cuenta todos losgastos. Artículo 612.- El saldo que resulte en pro o encontra del tutor, producirá interés legal. En el pri­mer caso correrá desde que previa entrega de losbienes se haga el requerimiento legal para el pago;y en el segundo, desde la rendición de cuentas, sihubiesen sido dadas dentro del término designa­do por la ley; y si no, desde que expire el mismotérmino. Artículo 613.- Cuando en la cuenta resultealcance contra el tutor, aunque por un arreglocon el menor o sus representantes se otorguenplazos al responsable o a sus herederos para sa­tisfacerlo, quedarán vivas las hipotecas u otrasgarantías dadas para la administración, hastaque se verifique el pago, a menos que se hayapactado expresamente lo contrario en el arreglo. 63
  64. 64. Artículo 614.- Si la caución fuere de fianza,el convenio que conceda nuevos plazos al tutor,se hará saber al fiador; si éste consiente, perma­necerá obligado hasta la solución; si no consien­te, no habrá espera, y se podrá exigir el pago in­mediato o la subrogación del fiador por otro igual­mente idóneo que acepte el convenio. Artículo 615.- Si no se hiciere saber el conve­nio al fiador, éste no permanecerá obligado. Artículo 616.- Todas las acciones por hechosrelativos a la administración de la tutela, que elincapacitado pueda ejercitar contra su tutor, ocontra los fiadores y garantes de éste, quedan ex­tinguidas por el lapso de cuatro años, contadosdesde el día en que se cumpla la mayor edad, odesde el momento en que se hayan recibido losbienes y la cuenta de tutela, o desde que hayacesado la incapacidad en los demás casos previs­tos por la ley. Artículo 617.- Si la tutela hubiera fenecidodurante la minoridad, el menor podrá ejercitarlas acciones correspondientes contra el primertutor y los que le hubieren sucedido en el cargo,computándose entonces los términos desde el díaen que llegue a la mayor edad. Tratándose de losdemás incapacitados, los términos se computa­rán desde que cese la incapacidad. B) De la Curatela 64
  65. 65. Artículo 618.- Todos los individuos sujetos atutela, ya sea testamentaria, legítima o dativa,además del tutor tendrán un curador, excepto enlos casos de tutela a que se refieren los artículos492 y 500. Artículo 619.- En todo caso en que se nom­bre al menor un tutor interino, se le nombrarácurador con el mismo carácter, si no lo tuvieredefinitivo, o si teniéndolo se halla impedido. Artículo 620.- También se nombrará uncurador interino en el caso de oposición de inte­reses a que se refiere el artículo 457. Artículo 621.- Igualmente se nombrarácurador interino en los casos de impedimento,separación o excusa del nombrado, mientras sedecide el punto; luego que se decida se nombraránuevo curador conforme a derecho. Artículo 622.- Lo dispuesto sobre impedimen­to o excusas de los tutores regirá igualmente res­pecto de los curadores. Artículo 623.- Los que tienen derecho a nom­brar tutor, lo tienen también de nombrar curador. Artículo 624.- Designarán por sí mismos alcurador, con aprobación judicial: I. Los comprendidos en el artículo 496, obser­vándose lo que allí se dispone respecto de esosnombramientos; II. Los menores de edad emancipados por ra­zón del matrimonio, en el caso previsto en la frac­ción II del artículo 643. 65
  66. 66. Artículo 625.- El curador de todos los demásindividuos sujetos a tutela será nombrado por eljuez. Artículo 626.- El curador está obligado: I. A defender los derechos del incapacitado enjuicio o fuera de él, exclusivamente en el caso deque estén en oposición con los del tutor; II. A vigilar la conducta del tutor y a poner enconocimiento del juez todo aquello que considereque puede ser dañoso al incapacitado; III. A dar aviso al juez para que se haga el nom­bramiento de tutor, cuando éste faltare oabandonare la tutela; IV. A cumplir las demás obligaciones que la leyle señale. Artículo 627.- El curador que no llene los de­beres prescritos en el artículo precedente, será res­ponsable de los daños y perjuicios que resultarenal incapacitado. Artículo 628.- Las funciones del curador ce­sarán cuando el incapacitado salga de la tutela;pero si sólo variaren las personas de los tutores, elcurador continuará en la curaduría. Artículo 629.- El curador tiene derecho de serrelevado de la curaduría, pasados diez años des­de que se encargó de ella. Artículo 630.- En los casos en que conformea este Código tenga que intervenir el curador,cobrará el honorario que señala el arancel a losprocuradores, sin que por ningún otro motivo 66
  67. 67. pueda pretender mayor retribución. Si hiciere al­gunos gastos en el desempeño de su cargo; se lepagarán. C) De las normas procedimentales so­bre tutela Código de Procedimientos Civiles parael Distrito Federal, Nueva Ley Publicadaen el Diario Oficial de la Federación de 26de mayo de 1928, (Ultima reforma aplica­da 17/04/1999) Artículo 906 Todo tutor cualquiera que sea su clase, debeaceptar previamente y prestar las garantías exi­gidas por el Código Civil para que se le disciernael cargo, a no ser que la ley lo exceptuare expre­samente. El tutor debe manifestar si acepta o no el car­go dentro de los cinco días que sigan a la notifi­cación de su nombramiento. En igual término debe proponer su impedimen­to o excusas disfrutando un día más por cada cua­renta kilómetros que medien entre su domicilio yel lugar de la residencia del juez competente. Cuando el impedimento o la causa legal deexcusa ocurrieren después de la admisión de latutela, los términos correrán desde el día en queel tutor conoció el impedimento o la causa legalde excusa. 67
  68. 68. La aceptación o el lapso de los términos en sucaso, importan renuncia de la excusa. Artículo 907 El menor podrá oponerse al nombramiento detutor hecho por la persona que no siendo ascen­diente le haya instituido heredero o legatario,cuando tuviere dieciséis años o más. Artículo 908 Siempre que el tutor nombrado no reúna losrequisitos que la ley exige para ser tutor o curador,el juez denegará el discernimiento del cargo y pro­veerá al nombramiento en la forma y términosprevenidos por el Código Civil. Artículo 909 En los Juzgados de lo Familiar, bajo el cuidadoy responsabilidad del Juez y a disposición del Con­sejo de Tutelas, habrá un registro en que se ins­cribirá testimonio simple de todos los discernimien­tos que se hicieren de los cargos de tutor y curador. Artículo 910 Dentro de los ocho primeros días de cada añoen audiencia pública con citación del consejo tu­telar y del Ministerio Público, se procederá a examinar dicho regis­tro y ya en su vista dictará las siguientes medi­das: I.- Si resultare haber fallecido algún tutor ha­rán que sea reemplazado con arreglo a la ley; II.- Si hubiere alguna cantidad de dinero depo­sitada para darle destino determinado, harán que 68
  69. 69. desde luego tengan cumplido efecto las prescrip­ciones del Código Civil; III.- Exigirán también que rindan cuenta lostutores que deban darla y que por cualquier moti­vo no hayan cumplido con la prescripción expresadel artículo 590 del Código Civil; IV.- Obligarán a los tutores a que depositen enel establecimiento público destinado al efecto, lossobrantes de las rentas o productos del caudal delos menores, después de cubiertas las sumas se­ñaladas con arreglo a los artículos 538, 539 y 554del Código Civil, y de pagado el tanto por cientode administración. V.- Si los jueces lo creyeren conveniente, decre­tarán el depósito cuando se presenten dificulta­des insuperables para el inmediato cumplimientode los artículos 557 y 558 del Código Civil; VI.- Pedirán, al efecto, las noticias que estimennecesarias del estado en que se halle la gestión dela tutela, y adoptarán las medidas que juzguenconvenientes para evitar los abusos, y remediarlos que puedan haberse cometido. Artículo 911 En todos los casos de impedimento, separa­ción o excusa del curador propietario se nombra­rá curador interino mientras se decide el punto.Resuelto, se nombrará en su caso nuevo curadorconforme a derecho. Artículo 912 Sobre la rendición y aprobación de cuentas de 69
  70. 70. los tutores, regirán las disposiciones contenidasen los artículos 519 y siguientes con estas modifi­caciones: 1o. No se requiere prevención judicialpara que las rindan en el mes de enero de cadaaño conforme lo dispone el artículo 590 del Códi­go Civil; 2o. Se requiere prevención judicial paraque las rindan antes de llegar a ese término; 3o.Las personas a quiénes deban ser rendidas, son elmismo juez, el curador, el consejo local de tutelas,el mismo menor que haya cumplido dieciséis añosde edad, el tutor que le reciba, el pupilo que dejarede serlo, y las demás personas que fija el CódigoCivil; 4o. La sentencia que desaprobare las cuen­tas indicará si fuere posible los alcances. Del autode aprobación pueden apelar el Ministerio Públi­co, los demás interesados y el curador si hizo ob­servaciones. Del auto de desaprobación puedenapelar el tutor, el curador y el Ministerio Público;5o. Si se objetaren de falsas algunas partidas sesubstanciará el incidente por cuerda separadaentendiéndose la audiencia sólo con los objetantes,el Ministerio Público y el tutor. Artículo 913 Cuando del examen de la cuenta resulten mo­tivos graves para sospechar dolo, fraude o culpalata en el tutor, se iniciará desde luego a peticiónde parte o del Ministerio Público, el juicio de sepa­ración que se seguirá en la forma contenciosa; y side los primeros actos del juicio resultaren confir­madas las sospechas, se nombrará desde luego un 70
  71. 71. tutor interino quedando en suspenso entretantoel tutor propietario sin perjuicio de que se remitatestimonio de lo conducente a las autoridades pe­nales. Artículo 914 Los tutores y curadores no pueden ser removi­dos ni excusarse sino a través del incidente con­tradictorio respectivo.6)Capacidad jurídica de las personas condiscapacidad para la realización de actosjurídicos A)Del Estado de Interdicción (efectossobre los actos jurídicos) Código Civil Federal de México publi­cado en el Diario Oficial de la Federaciónen cuatro partes los días 26 de mayo, 14de julio, 3 y 31 de agosto de 1928 (Últimareforma publicada DOF 13-04-2007) Artículo 635.- Son nulos todos los actos deadministración ejecutados y los contratos cele­brados por los incapacitados, sin la autorizacióndel tutor, salvo lo dispuesto en la fracción IV delartículo 537. Artículo 636.- Son también nulos los actosde administración y los contratos celebrados porlos menores emancipados, si son contrarios a las 71
  72. 72. restricciones establecidas por el artículo 643. Artículo 637.- La nulidad a que se refierenlos artículos anteriores, sólo puede ser alegada,sea como acción, sea como excepción, por el mis­mo incapacitado o por sus legítimos represen­tantes; pero no por las personas con quienes con­trató, ni por los fiadores que se hayan dado alconstituirse la obligación, ni por los mancomu­nados en ellas. Artículo 638.- La acción para pedir la nuli­dad, prescribe en los términos en que prescri­ben las acciones personales o reales, según lanaturaleza del acto cuya nulidad se pretende. Artículo 639.- Los menores de edad no pue­den alegar la nulidad de que hablan los artícu­los 635 y 636, en las obligaciones que hubierencontraído sobre materias propias de la profesióno arte en que sean peritos. Artículo 640.- Tampoco pueden alegarla losmenores, si han presentado certificados falsosdel Registro Civil, para hacerse pasar comomayores o han manifestado dolosamente que loeran. B)De la enajenación de bienes de meno­res o incapacitados y transacción acercade sus derechos Código de Procedimientos Civiles parael Distrito Federal, Nueva Ley Publicada 72
  73. 73. en el Diario Oficial de la Federación de26 de mayo de 1928, (Ultima reforma apli­cada 17/04/1999) Artículo 915 Será necesaria licencia judicial para la ven­ta de los bienes que pertenezcan exclusivamen­te a menores o incapacitados y correspondan alas clases siguientes: 1o. - Bienes raíces; 2o. - Derechos reales sobre inmuebles; 3o. - Alhajas y muebles preciosos; 4o.- Acciones de compañías industriales ymercantiles, cuyo valor exceda de cinco mil pesos. Artículo 916 Para decretar la venta de bienes se necesita queal pedirse se expresen el motivo de la enajenacióny el objeto a que se debe aplicarse la suma que seobtenga y que se justifique la absoluta necesidado la evidente utilidad de la enajenación. Si fuere el tutor quien solicitare la venta, debeproponer al hacer la promoción las bases del re-mate en cuanto a la cantidad que deba darse decontado, el plazo, interés y garantías del re­manente. La solicitud del tutor se substanciará en for­ma de incidente con el curador y el MinisterioPúblico. La sentencia que se dictare es apelableen ambos efectos. Los peritos que se designen para hacer el ava­lúo serán nombrados por el juez. 73
  74. 74. Artículo 917 Respecto de las alhajas y muebles preciososel juez determinará si conviene o no la subasta,atendiendo en todo la utilidad que resulte almenor; si se decreta se hará por conducto delMonte de Piedad; de lo contrario, se procederáconforme al artículo 598. El remate de los inmuebles se hará conformea los artículos 565 y siguientes y en el no podráadmitirse postura que baje de las dos tercias par­tes del avalúo pericial ni la que no se ajuste alos términos de la autorización judicial. Si en la primera almoneda no hubiere pos­tor, el juez convocará a solicitud del tutor,curador o de consejo de tutela a una junta den­tro del tercer día, para ver si son de modificarseo no las bases del remate, señalándose nueva­mente las almonedas que fueren necesarias. Artículo 918 Para la venta de acciones y títulos de rentase concederá la autorización sobre la base deque no se haga por menor valor del que se coti­ce en la plaza el día de la venta y por conductode corredor titulado y si no lo hay de comercian­te establecido y acreditado. Artículo 919 El precio de la venta se entregará al tutor silas fianzas o garantías prestadas son suficientespara responder de él. De otra manera se deposi­tará en el establecimiento destinado al efecto. El juez señalará un término prudente al tu­ 74
  75. 75. tor para que justifique la inversión del preciode la enajenación. Artículo 920 Para la venta de los bienes inmuebles delhijo, o de los muebles preciosos, requerirán losque ejercen la patria potestad la autorizaciónjudicial en los mismos términos que los señala­dos en el artículo 916. El incidente se substan­ciará con el Ministerio Público y con un tutorespecial que para el efecto nombre el juez desdelas primeras diligencias. La base de la primeraalmoneda, si es bien raíz, será el precio fijadopor los peritos y la postura legal no será menorde los dos tercios de este precio. Bajo las mismas condiciones podrán gravarlos padres los bienes inmuebles de sus hijos oconsentir la extinción de derechos reales. Artículo 921 Para recibir dinero prestado en nombre delmenor o incapacitado necesita el tutor la con­formidad del curador y del consejo de tutelas ydespués de la autorización judicial. Artículo 922 Lo dispuesto en los artículos que preceden seaplicará al gravamen y enajenación de los bie­nes de ausentes así como a la transacción y arren­damiento por más de cinco años de bienes de au­sentes e incapacitados. C) De la capacidad de contratar. 75
  76. 76. Código Civil Federal de México publi­cado en el Diario Oficial de la Federaciónen cuatro partes los días 26 de mayo, 14de julio, 3 y 31 de agosto de 1928 (Últimareforma publicada DOF 13-04-2007) Articulo 1795. El contrato puede ser invali­dado: I. Por incapacidad legal de las partes o de unade ellas; II. Por vicios del consentimiento; III. Por su objeto, o su motivo o fin sea ilícito; IV. Porque el consentimiento no se haya mani­festado en la forma que la ley establece. (…) Articulo 1798. Son hábiles para contratar to­das las personas no exceptuadas por la ley. Articulo 1799. La incapacidad de una de laspartes no puede ser invocada por la otra en prove­cho propio, salvo que sea indivisible el objeto delderecho o de la obligación común. D)De la capacidad para contraer ma­trimonio. Articulo 156. Son impedimentos para celebrarel contrato de matrimonio: I. La falta de edad requerida por la Ley, cuan­do no haya sido dispensada; (…) 76
  77. 77. IX. Padecer alguno de los estados de incapaci­dad a que se refiere la fracción II del artículo 450. E) De la capacidad para ejercer la pa­tria potestad. Articulo 447. La patria potestad se suspen­de: I. Por incapacidad declarada judicialmente; II. Por la ausencia declarada en forma; III. Por sentencia condenatoria que impongacomo pena esta suspensión. F) De la capacidad en materia de dere­chos reales. Articulo 2906. Solo puede hipotecar el quepuede enajenar, y solamente pueden ser hipote­cados los bienes que pueden ser enajenados. G) De la capacidad en materia de suce­siones. De la capacidad para testar Articulo 1305. Pueden testar todos aquellosa quienes la ley no prohíbe expresamente el ejer­cicio de ese derecho. Articulo 1306. Están incapacitados para tes­tar: 77
  78. 78. I. Los menores que no han cumplido dieciséisaños de edad, ya sean hombres o mujeres; II. Los que habitual o accidentalmente nodisfrutan de su cabal juicio. Articulo 1307. Es válido el testamento he­cho por un demente en un intervalo de lucidez,con tal de que al efecto se observen las prescrip­ciones siguientes. Articulo 1308. Siempre que un demente pre­tenda hacer testamento en un intervalo de luci­dez, el tutor y en defecto de este, la familia deaquel, presentara por escrito una solicitud al juezque corresponda. El juez nombrara dos médicos,de preferencia especialistas en la materia, paraque examinen al enfermo y dictaminen acercade su estado mental. El juez tiene obligación deasistir al examen del enfermo, y podrá hacerlecuantas preguntas estime convenientes, a fin decerciorarse de su capacidad para testar. Articulo 1309. Se hará constar en acta for­mal el resultado del reconocimiento. Articulo 1310. Si este fuere favorable, seprocederá desde luego a la formación de testa­mento ante Notario Público, con todas las so­lemnidades que se requieren para los testamen­tos públicos abiertos. Articulo 1311. Firmaran el acta, además delNotario y de los testigos, el juez y los médicos queintervinieron para el reconocimiento, poniéndo­se al pie del testamento, razón expresa de que 78
  79. 79. durante todo el acto conservo el paciente perfec­ta lucidez de juicio, y sin este requisito y su cons­tancia, será nulo el testamento. Articulo 1312. Para juzgar de la capacidaddel testador se atenderá especialmente al estadoen que se halle al hacer el testamento. Testigos en los testamentos Articulo 1502. No pueden ser testigos del tes­tamento: (…) III. Los que no estén en su sano juicio; IV. Los ciegos, sordos o mudos; V. Los que no entiendan el idioma que hablael testador. (…) Del testamento publico abierto Articulo 1511. Testamento público abierto,es el que se otorga ante Notario y tres testigosidóneos. Articulo 1512. El testador expresara de unmodo claro y terminante su voluntad al Notarioy a los testigos. El Notario redactara por escritolas clausulas del testamento sujetándose estric­tamente a la voluntad del testador y las leerá envoz alta para que este manifieste si esta confor­me. Si lo estuviere, firmaran todos el instrumen­to, asentándose el lugar, ano, mes, día y hora enque hubiere sido otorgado. 79
  80. 80. Articulo 1513. Si alguno de los testigos nosupiere escribir, firmara otro de ellos por él, perocuando menos, deberá constar la firma entera dedos testigos. Articulo 1514. Si el testador no pudiere o nosupiere escribir, intervendrá otro testigo más,que firme a su ruego. Articulo 1515. En el caso de extrema urgen­cia y no pudiendo ser llamado otro testigo, firma­ra por el testador uno de los instrumentales, ha­ciéndose contar esta circunstancia. Articulo 1516. El que fuere enteramente sor­do; pero que sepa leer, deberá dar lectura a sutestamento; si no supiere o no pudiere hacerlo,designara una persona que lo lea a su nombre. Articulo 1517. Cuando sea ciego el testador,se dará lectura al testamento dos veces: una porel Notario, como está prescrito en el artículo 1512,y otra en igual forma, por uno de los testigos uotra persona que el testador designe. Testamento publico cerrado Articulo 1521. El testamento público cerra­do, puede ser escrito por el testador o por otra per­sona a su ruego, y en papel común. Articulo 1522. El testador debe rubricar to­das las hojas y firmar al calce del testamento;pero si no supiere o no pudiere hacerlo, podrárubricar y firmar por el otra persona a su ruego. 80

×