Estudio del impacto ambiental del acero y aluminio

1,575
-1

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
1,575
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
25
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Estudio del impacto ambiental del acero y aluminio

  1. 1. 1 TRABAJO 3 - ESTUDIO DEL IMPACTO AMBIENTAL DEL ACERO Y ALUMINIO AUTORES: ASIER GÓMEZ CAPELLÁN KEVIN GAINZARAÍN PÉREZ - GRUPO 1 -
  2. 2. - ESTUDIO DEL IMPACTO AMBIENTAL DEL ACERO Y ALUMINIO - 1) Impacto de explotación y procesado. 1.1. ¿Cuáles son las menas de hierro y de aluminio en el mundo? ¿Cuánto hierro, alúmina y bauxita se extrae en el mundo? Una mena de un elemento químico, generalmente un metal, es un mineral del que se puede extraer aquel elemento porque lo contiene en cantidad suficiente para poderlo aprovechar. (http://es.wikipedia.org/wiki/Mena_(miner%C3%ADa)) El oligisto o hematita es un mineral compuesto de óxido férrico, cuya fórmula es Fe2O3 y constituye una importante mena de hierro ya que en estado puro contiene un 70% de este metal. (http://es.wikipedia.org/wiki/Hematita) [ZR3] Se consideran las Reservas mundiales y producción de mina de mineral de hierro. El Servicio Geológico de Estados Unidos calcula unas reservas mundiales de alrededor de 160 mil millones de toneladas que representan 79 mil millones de hierro contenido. Estas reservas están concentradas principalmente en Brasil (21%), Australia (11%) y Rusia (18%). La producción mundial de hierro el año 2006 fue de 1.690 millones de toneladas, lo que equivale a 881 millones de toneladas de hierro contenido. El principal productor fue China (31%) seguido de Brasil (18%) y Australia (16%). Pero en la producción de hierro contenido equivalente, el principal productor es Brasil (22%), seguido por Australia (20%) y China (17%). [HR3, pag 3,4] La bauxita es una roca sedimentaria, el tercer elemento más común de la corteza terrestre, del cual se estima que hay reservas para 200 años. En la naturaleza se encuentra en forma de óxidos, generalmente hidratados, silicatos y mezclado con otros 2
  3. 3. - ESTUDIO DEL IMPACTO AMBIENTAL DEL ACERO Y ALUMINIO - elementos químicos. Algunos ejemplos de elementos donde está presente el aluminio son: la bauxita (mineral primario del que se extrae el aluminio), la alunita, algunas piedras preciosas como el rubí, el topacio y el zafiro oriental, el caolín y las arcillas. La alúmina pura (óxido de aluminio) es el corindón, piedra que es la segunda en dureza, después del diamante, en la escala de Mohs. (http://es.wikipedia.org/wiki/Bauxita , AR0, pag 2) [AR6] La producción anual de aluminio se cifra en unos 33,1 millones de toneladas, siendo China y Rusia los productores más destacados, con 8,7 y 3,7 millones respectivamente. Una parte muy importante de la producción mundial es producto del reciclaje. En 2005 suponía aproximadamente un 20% de la producción total. A continuación se lista unas cifras de producción (http://es.wikipedia.org/wiki/Aluminio) [AR7] 3
  4. 4. - ESTUDIO DEL IMPACTO AMBIENTAL DEL ACERO Y ALUMINIO - 1.2. Comente el impacto ambiental de su explotación. La producción del Aluminio, degenera el ambiente ya que: * Interfieren en el equilibrio ecológico porque dañan especies que no tienen nada que ver con el cultivo o cría. * Entran en la cadena alimentaria a través de los consumidores de primer orden como son los herbívoros, y luego causan daños a las personas. * Ocasionan daños en la salud de los seres humanos como intoxicaciones o dermatitis, cuando se consumen vegetales que han sido irrigados por biocidas. * Contribuyen a la contaminación del agua, cuando se infiltran hacia aguas subterráneas que surten a ríos y lagos. (http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20090610111058AAvCmHA ) [AR8] Los impactos ambientales principales de la producción de aluminio, comenzando con el procesamiento del mineral extraído, incluyen la eliminación del lodo rojo (una mezcla de arcillas y soda cáustica, altamente corrosiva), emisiones de la quema de 4
  5. 5. - ESTUDIO DEL IMPACTO AMBIENTAL DEL ACERO Y ALUMINIO - combustibles, emisiones del proceso de electrólisis del aluminio, y corrientes de desechos líquidos y lechadas. El lodo rojo puede degradar las aguas superficiales o freáticas que lo reciben. La producción de ferroaleados genera grandes cantidades de polvo y coque fino (cisco). Los hornos eléctricos emanan grandes volúmenes de gases tóxicos, incluyendo monóxido de carbono y algunos compuestos de arsénico. Si no se presta para otros usos, la escoria deberá ser eliminada. Se puede limpiar el polvo de los gases con ciclones y filtros, y luego emplear un lavado para purificarlos más. Se puede reciclar el polvo recuperado a través de una planta de producción de pelotillas. El efluente del proceso de lavado no puede ser descargado sin tratamiento. Los impactos ambientales de la producción de níquel dependen del proceso. La producción electrometalúrgica directa de ferro níquel producirá muchas partículas y monóxido de carbono, y pequeñas emisiones de gases azufrados. Los procesos piro metalúrgicos producen metal y emiten gases con una alta concentración de partículas y vapores tóxicos, los mismos que emanan de los calcinadores, fundiciones y convertidores, así como equipos de generación de electricidad, que, a menudo, son parte de las instalaciones de producción. Los gases pueden contener dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono y sulfuro de hidrógeno. Los efluentes provienen del lavado de gases, y del enfriamiento con agua del metal y escoria del convertidor, de los hornos, de reducción, etc. Los desechos sólidos son escoria, sólidos de los pozos de enfriamiento, y lodos producidos durante el tratamiento de los desechos. Si se utiliza el proceso de carbonilo, se forma, como producto intermedio, níquel carbonilo, que es un gas muy venenoso. Los gases de la fundición y refinación de cobre contienen dióxido de azufre y partículas. Se debe recuperar el dióxido de azufre y utilizarlo para producir ácido sulfhídrico. Los efluentes provienen de la purgación de la planta de ácido, enfriamiento por contacto y granulación de la escoria. Los efluentes de la planta de refinación contienen residuos del electrolito y de lavado de cátodo, escoria fina y lodo de ánodo. La producción secundaria de cobre genera efluentes que provienen de la molienda de la escoria, del control de la contaminación atmosférica producida por la fundición, del electrolito y de la granulación de la escoria. Los desechos sólidos provienen, principalmente, de los lavadores de aire, ciclones, precipitadores, escoria de los hornos, y en la producción secundaria de cobre, de la chatarra o desechos producidos durante el pretratamiento. Los contaminantes atmosféricos que emite el procesamiento de plomo son: partículas, dióxido de azufre, arsénico, antimonio, y cadmio procedentes de la planta de calcinación. Hay que recuperar, en la planta de ácido sulfhídrico, la corriente muy concentrada de dióxido de azufre que sale del horno alto. Las partículas que tengan una elevada concentración de plomo deben ser removidas en los filtros o lavadores. Los efluentes, que pueden contener metales tóxicos, provienen de los lavadores de la planta de calcinación, purgación de la planta de ácido, y otros lavadores que existen en la planta. Otra fuente de efluentes es la granulación de la escoria. Estos contienen 5
  6. 6. - ESTUDIO DEL IMPACTO AMBIENTAL DEL ACERO Y ALUMINIO - plomo, cinc, cobre y cadmio. Los desechos sólidos vienen de los ciclones, filtros, etc., y, en general, pueden ser reutilizados en la planta. Las plantas secundarias de plomo producen efluentes que contienen ácido proveniente de los lavadores de baterías rotos, y los baños del sistema de control de la contaminación atmosférica. El ácido de batería contiene los siguientes contaminantes: plomo, antimonio, cadmio, arsénico y cinc; no debe ser mezclado con los otros desechos, ni descargado. Las emisiones del proceso piro metalúrgico de cinc contienen dióxido de azufre, arsénico, plomo y cadmio. Se recupera el dióxido de azufre mediante la producción de ácido sulfúrico. Un componente importante de los gases del horno de reducción es monóxido de carbono. Los vapores de cinc no condensados se lavan y se devuelven al proceso de refinación. El proceso electrometalúrgico de cinc produce las mismas emisiones atmosféricas, con la adición ocasional de mercurio (que se elimina con un. lavador). Los efluentes de los lavadores, purgación de la planta de ácido, y unidades de lixiviación, pueden contener los mismos elementos que las emisiones atmosféricas. Los desechos sólidos contienen cantidades importantes de otros metales, y, normalmente, se venden a otros procesadores. 1.3. Comente el impacto ambiental de su procesado. ACERO: La creación de nuevo acero a partir de acero reciclado en lugar de mineral de hierro reduce las emisiones de CO2. En 2006, el acero reciclado representó más de un 40% (o 496 millones de toneladas métricas) de los 1.240 mil millones de toneladas de acero producido, por lo que dejaron de emitirse aproximadamente 894 millones de toneladas métricas de CO2. El acero reciclado es tan resistente y durable como el acero nuevo fabricado a partir de mineral de hierro. Desafortunadamente, no hay suficiente chatarra para satisfacer toda la demanda de acero nuevo. [HR5, pag5] Un mercado clave para la escoria es la industria del cemento. Se estima que el uso de escorias granuladas de altos hornos en la producción de cemento Portland (un tipo de cemento que es el ingrediente básico del concreto) reduce las emisiones de CO2 en un 50%. En algunos países, hasta el 80% del cemento contiene escorias granuladas de altos hornos. Las piedras hechas con escoria encuentran muchas aplicaciones. Hay casas construidas con piedras de escoria que han sobrevivido a las plantas siderúrgicas que produjeron esas escorias. Otra aplicación importante de estas piedras son los rompeolas. Las piedras de escoria son capaces de resistir el ambiente corrosivo y sirven como protección contra mareas altas e inundaciones. [HR5, pag 23] ALUMINIO: Los impactos ambientales principales de la producción de aluminio, comenzando con el procesamiento del mineral extraído, incluyen la eliminación del lodo rojo (una mezcla de arcillas y soda cáustica, altamente corrosiva), emisiones de la quema de 6
  7. 7. - ESTUDIO DEL IMPACTO AMBIENTAL DEL ACERO Y ALUMINIO - combustibles, emisiones del proceso de electrólisis del aluminio, y corrientes de desechos líquidos y lechadas. El lodo rojo puede degradar las aguas superficiales o freáticas que lo reciben. Las emisiones emanadas de la planta de electrólisis contienen hidro fluoruro, un gas extremadamente corrosivo y peligroso, y monóxido de carbono. El magnesio y los gases que provienen de los procesos de desgasificación, contienen cloro y deberán ser lavados. Luego, será necesario neutralizar el licor producido por esta operación. La producción de ferro aleados genera grandes cantidades de polvo y coque fino (cisco). Los hornos eléctricos emanan grandes volúmenes de gases tóxicos, incluyendo monóxido de carbono y algunos compuestos de arsénico. Si no se presta para otros usos, la escoria deberá ser eliminada. Se puede limpiar el polvo de los gases con ciclones y filtros, y luego emplear un lavado para purificarlos más. Se puede reciclar el polvo recuperado a través de una planta de producción de pelotillas. El efluente del proceso de lavado no puede ser descargado sin tratamiento. Los impactos ambientales de la producción de níquel dependen del proceso. La producción electrometalúrgica directa de ferro níquel producirá muchas partículas y monóxido de carbono, y pequeñas emisiones de gases azufrados. Los procesos piro metalúrgicos producen metal y emiten gases con una alta concentración de partículas y vapores tóxicos, los mismos que emanan de los calcinadores, fundiciones y convertidores, así como equipos de generación de electricidad, que, a menudo, son parte de las instalaciones de producción. Los gases pueden contener dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono y sulfuro de hidrógeno. Los efluentes provienen del lavado de gases, y del enfriamiento con agua del metal y escoria del convertidor, de los hornos, de reducción, etc. Los desechos sólidos son escoria, sólidos de los pozos de enfriamiento, y lodos producidos durante el tratamiento de los desechos. Si se utiliza el proceso de carbonilo, se forma, como producto intermedio, níquel carbonilo, que es un gas muy venenoso. Los gases de la fundición y refinación de cobre contienen dióxido de azufre y partículas. Se debe recuperar el dióxido de azufre y utilizarlo para producir ácido sulfhídrico. Los efluentes provienen de la purgación de la planta de ácido, enfriamiento por contacto y granulación de la escoria. Los efluentes de la planta de refinación contienen residuos del electrolito y de lavado de cátodo, escoria fina y lodo de ánodo. La producción secundaria de cobre genera efluentes que provienen de la molienda de la escoria, del control de la contaminación atmosférica producida por la fundición, del electrolito y de la granulación de la escoria. Los desechos sólidos provienen, principalmente, de los lavadores de aire, ciclones, precipitadores, escoria de los hornos, y en la producción secundaria de cobre, de la chatarra o desechos producidos durante el pretratamiento. Los contaminantes atmosféricos que emite el procesamiento de plomo son: partículas, dióxido de azufre, arsénico, antimonio, y cadmio procedentes de la planta de calcinación. Hay que recuperar, en la planta de ácido sulfhídrico, la corriente muy concentrada de dióxido de azufre que sale del horno alto. Las partículas que tengan una elevada concentración de plomo deben ser removidas en los filtros o lavadores. Los efluentes, que pueden contener metales tóxicos, provienen de los lavadores de la planta de calcinación, purgación de la planta de ácido, y otros lavadores que existen en 7
  8. 8. - ESTUDIO DEL IMPACTO AMBIENTAL DEL ACERO Y ALUMINIO - la planta. Otra fuente de efluentes es la granulación de la escoria. Estos contienen plomo, cinc, cobre y cadmio. Los desechos sólidos vienen de los ciclones, filtros, etc., y, en general, pueden ser reutilizados en la planta. Las plantas secundarias de plomo producen efluentes que contienen ácido proveniente de los lavadores de baterías rotos, y los baños del sistema de control de la contaminación atmosférica. El ácido de batería contiene los siguientes contaminantes: plomo, antimonio, cadmio, arsénico y cinc; no debe ser mezclado con los otros desechos, ni descargado. Las emisiones del proceso piro metalúrgico de cinc contienen dióxido de azufre, arsénico, plomo y cadmio. Se recupera el dióxido de azufre mediante la producción de ácido sulfúrico. Un componente importante de los gases del horno de reducción es monóxido de carbono. Los vapores de cinc no condensados se lavan y se devuelven al proceso de refinación. El proceso electrometalúrgico de cinc produce las mismas emisiones atmosféricas, con la adición ocasional de mercurio (que se elimina con un. lavador). Los efluentes de los lavadores, purgación de la planta de ácido, y unidades de lixiviación, pueden contener los mismos elementos que las emisiones atmosféricas. (http://es.wikibooks.org/wiki/Impactos_ambientales/Metales_no_ferrosos#Aluminio) [AR9] 2) Cifras del reciclaje. ¿Cuánto acero y aluminio se recicla en el mundo? ¿Y en España?  Reciclaje de acero en el mundo y España: El acero, es el metal mas reciclado del mundo y no pierde sus cualidades, como la resistencia, la dureza o la maleabilidad. Por tanto, se puede reciclar todas las veces que se desee. La Unión de Empresas Siderúrgicas (Unesid) estima que desde 1900 se han reciclado 22.000 millones de toneladas de acero en el mundo. Por cada segundo que pasa, se reciclan en el mundo 15 toneladas de acero (HR1, pag 1). El Informe IRIS 2013 señala que España es uno de los grandes productores mundiales de acero: el tercero de la Unión Europea (UE), tras Alemania e Italia y prácticamente empatado con Francia (datos de 2011), y el decimoquinto mundial (datos de 2010). Las empresas de este sector facturan 14.000 millones de euros y dan trabajo a 60.000 personas (directo e inducido) y 20.000 más vinculadas a la recogida de chatarra. El 63% de las ventas correspondieron a productos siderúrgicos que se exportaron, sobre todo a Francia, Argelia, Portugal y Alemania. En cuanto al reciclaje, en 2011 las acerías españolas reciclaron 12,5 millones de toneladas de acero, de los que 4,8 millones procedían de otros países. Con estas cifras, según Unesid, España se sitúa a la cabeza del reciclaje en la UE, junto con Italia y Alemania. No obstante, Santiago Oliver reconoce que con la crisis ha descendido algo la cantidad de acero reciclado. Como aparece en el informe IRIS, más del 75% del acero producido en España se recicla, una tasa muy superior al 50% de Europa y al 40% de la media mundial. (HR1, pag 2-HR5, pag 5). 8
  9. 9. - ESTUDIO DEL IMPACTO AMBIENTAL DEL ACERO Y ALUMINIO -  Reciclaje del aluminio en el mundo y España Gráfico 5: Tasas de reciclado en países europeos 2008 (HR0, pag 14): En la actualidad, alrededor de 700 millones de toneladas de aluminio están todavía en uso, que equivalen a más del 70% de todo el aluminio fabricado desde 1888. Esto es posible gracias al largo ciclo de vida del aluminio (de 10 a 20 años de durabilidad en el aluminio utilizado en los medios de transporte, y de 50 a 80 años en los materiales de construcción). Como se puede reciclar indefinidamente, el aluminio tiene tasas de reciclado muy altas, ya que por ejemplo se recicla más del 90% en el aluminio utilizado en medios de transporte y materiales de construcción, más del 55% en envases, y algunos países alcanzan hasta el 90% de tasa de reciclaje para las latas de bebida. En España, durante el 2010 se recuperaron el 61,2% de latas de aluminio y el 35,3% de los envases de aluminio mediante distintos canales como son los recuperadores tradicionales o el contenedor amarillo. Los sistemas de recogida selectiva son utilizados cada vez más por la sociedad, consciente de la importancia de que un pequeño gesto, como el de tirar la lata al contenedor amarillo, supone un beneficio para el medio ambiente. Los datos de la última investigación realizada sobre el año 2010 revelan que, en total, se han recuperado 16.769 toneladas de envases de aluminio, cifra que supone prácticamente un 40% del material consumido. Cuando nos centramos en las latas de bebidas, envase mayoritario, la tasa de reciclado aumenta hasta el 61,2%. A continuación puede verse un cuadro con las cantidades de envases de aluminio recuperadas a través de las distintas vías en el año 2010: 9
  10. 10. - ESTUDIO DEL IMPACTO AMBIENTAL DEL ACERO Y ALUMINIO - (HR0, pag 15) 3) Comparen los procesos de reciclaje de acero y de aluminio en cuanto a impacto ambiental, coste e implantación en España. El acero es el metal más reciclado del mundo. Actualmente se reciclan en nuestro planeta 15 toneladas de acero cada segundo, lo que hace un total anual de cerca de 500 millones de toneladas. El 75 por ciento del acero fabricado en España es acero reciclado. El reciclado a gran escala supone una reducción drástica del impacto medioambiental y asegura la preservación de los recursos naturales para las generaciones futuras, ya que el empleo de acero reciclado en su proceso de fabricación disminuye el consumo de energía en un 70% y evita la extracción y transporte de nuevas materias primas. Cuanto más acero se recicla menores son las emisiones de CO2 a la atmósfera: por cada envase de acero que se recicla, se evitan emisiones de CO2 equivalentes a 1,5 veces su propio peso. Por este motivo se puede decir sin lugar a dudas que la industria siderúrgica española es una industria esencialmente recicladora y comprometida con el medio ambiente y las generaciones futuras. (HR5, pag 5) Los beneficios medioambientales de reciclar el aluminio también son grandes. Únicamente se produce el 5% del dióxido de carbono durante el proceso de reciclado comparado con la producción de aluminio desde la materia prima, siendo este un porcentaje aún menor cuando se toma en cuenta el ciclo completo de su extracción en la mina y su transporte hasta la planta de producción También, la minería a cielo abierto es la más usada a la hora de conseguir menas de aluminio, lo que destruye una gran parte de la tierra natural del planeta. La producción de una lata a partir de aluminio reciclado requiere un 95% menos de energía de la que sería necesaria para hacerla desde materiales vírgenes. 10
  11. 11. - ESTUDIO DEL IMPACTO AMBIENTAL DEL ACERO Y ALUMINIO - El reciclaje del aluminio es uno de los más rentables para la industria, ya que se aprovecha prácticamente la totalidad de los desechos. Reciclando aluminio, se ahorra un 94% de ese coste energético. Es un material además que no pierde propiedades tras varios procesos de reciclado. Por otro lado, El 90-100% de los residuos del acero y subproductos del proceso se valorizan por diversas vías. Las escorias, por ejemplo, se reutilizan principalmente como árido, en la construcción de carreteras o la producción de cemento. Y la cascarilla de laminación se recicla casi al 100% como materia prima en la siderurgia integral o para otros usos. El sector desarrolla diversos proyectos de I+D enfocados a descubrir nuevas aplicaciones para estos subproductos. La Asociación de Latas de Bebidas lleva a cabo desde hace varios años un cálculo de la tasa media ponderada de reciclado de las latas de bebidas a partir de los datos hechos públicos por las organizaciones responsables del reciclado de envases de acero y de aluminio, Ecoacero y Arpal, respectivamente, y de la proporción de ambos tipos de lata en el mercado español. La tasa de reciclado de envases de acero en España se ha duplicado en la última década. Según Ecoacero, se ha pasado del 43% en 2001 al 84,8% de 2011 (240.348 toneladas de residuos de envases recuperados). Según la Asociación de Productores Europeos de Acero para Envases (APEAL), en Europa se recicla el 70% de los envases de acero (AR0, pags 11, 12, 13,14). Actualmente se consumen unas 250.000 toneladas de chatarra de aluminio, que representa del orden del 40% de la producción española de aluminio 4) Comparen datos sobre el consumo y reciclado de envases de acero y de aluminio. ALUMINIO El aluminio es un residuo de fácil manejo, ligero, que no se rompe, no arde y no se oxida (gracias a la película que se forma en su exterior). También cabe destacar, por ejemplo, que el aluminio se puede compactar fácilmente, ocupando así muy poco volumen y ahorrando costes de transporte. A la hora del reciclado, el aluminio tiene importantes ventajas dado que el 100% del aluminio puede ser reciclado indefinidamente sin disminuir su calidad, ya que no se descompone en presencia de agua ni se altera por el contacto con el aire. Es por ello que se fabrican todo tipo de productos como coches, carpintería de aluminio, etc. En la actualidad, alrededor de 700 millones de toneladas de aluminio están todavía en uso, que equivalen a más del 70% de todo el aluminio fabricado desde 1888. Esto es posible gracias al largo ciclo de vida del aluminio (de 10 a 20 años de durabilidad en el aluminio utilizado en los medios de transporte, y de 50 a 80 años en los materiales de 11
  12. 12. - ESTUDIO DEL IMPACTO AMBIENTAL DEL ACERO Y ALUMINIO - construcción). Como se puede reciclar indefinidamente, el aluminio tiene tasas de reciclado muy altas, ya que por ejemplo se recicla más del 90% en el aluminio utilizado en medios de transporte y materiales de construcción, más del 55% en envases, y algunos países alcanzan hasta el 90% de tasa de reciclaje para las latas de bebida. En España, durante el 2010 se recuperaron el 61,2% de latas de aluminio y el 35,3% de los envases de aluminio mediante distintos canales como son los recuperadores tradicionales o el contenedor amarillo. Los sistemas de recogida selectiva son utilizados cada vez más por la sociedad, consciente de la importancia de que un pequeño gesto, como el de tirar la lata al contenedor amarillo, supone un beneficio para el medio ambiente. ARPAL realiza cada año un estudio exhaustivo para conocer de forma fiable las toneladas de envases de aluminio recuperadas a través de los recuperadores tradicionales, quienes gestionan una parte importante del material recuperado. A los datos de este estudio se le suman los envases de aluminio recuperados por el Sistema Integrado de Gestión (Ecoembes). Todo este proceso permite conocer de forma veraz los envases de aluminio realmente recuperados en España. Los datos de la última investigación realizada sobre el año 2010 revelan que, en total, se han recuperado 16.769 toneladas de envases de aluminio, cifra que supone prácticamente un 40% del material consumido. Cuando nos centramos en las latas de bebidas, envase mayoritario, la tasa de reciclado aumenta hasta el 61,2%. A continuación puede verse un cuadro con las cantidades de envases de aluminio recuperadas a través de las distintas vías en el año 2010 y la evolución de la tasa de reciclado de envases de aluminio en España desde el año 2001: [AR0, pag 15] ACERO La industria siderúrgica, conjuntamente con muchas otras industrias metalúrgicas, apoya decididamente el concepto de fin de vida útil, que les garantiza a los fabricantes, políticos, ingenieros, consumidores y otros responsables de la toma de decisiones el 12
  13. 13. - ESTUDIO DEL IMPACTO AMBIENTAL DEL ACERO Y ALUMINIO - menor volumen posible de desechos y un máximo de reciclaje y reutilización de los materiales. Al mejorar el diseño, se reduce la necesidad de producir acero nuevo, ya que los componentes del acero pueden ser reutilizados sin necesidad de reprocesamiento. [HR5, pag 5] Prácticamente todo el acero disponible es reciclado como insumo importante del proceso de fabricación de acero. En la mayoría de los sectores industriales, tales como el automotriz y la construcción, las tasas de reciclaje de acero varían entre un 80% y un 100%. El acero usado en la construcción también puede ser reutilizado sin necesidad de reprocesarlo. Así se ahorra la emisión de gases invernadero y se agrega un beneficio medioambiental. El acero y los componentes ferrosos representan aproximadamente el 65% de un vehículo común. Una vez drenados todos los fluidos y removidas las partes reutilizables de un automóvil, los procesadores de chatarra desmenuzan el vehículo. La tasa media de reciclaje de acero y hierro de automóviles llega a cerca de un 100%. [HR5, pag 6] Las empresas siderúrgicas se esfuerzan constantemente en mejorar sus productos. En el pasado, las latas de acero se fabricaban en una sola forma de distintos tamaños; una etiqueta de papel identificaba su contenido. Costaba abrirlas a menos que se tuviera a mano un abridor. Las latas de hoy en día permiten que el fabricante imprima la leyenda directamente a todo color en la superficie de acero. Las nuevas técnicas posibilitan la manufactura de una amplia gama de formas, incluso de latas cónicas y elípticas. También se han mejorado los mecanismos de apertura, de modo que es posible abrir una lata de comida en cualquier lugar. Los consumidores deciden su compra en un 70% frente al estante de exhibición de los productos. El acero es una solución versátil de envase que ofrece infinitas posibilidades de formas y estampados en una amplia variedad de terminaciones distintivas. El empaque de acero, al igual que todos los productos de acero, es reciclable en un 100%. Es fácil recuperar las latas y los empaques de acero del flujo de desechos mediante imanes industriales. La eficiencia de clasificación llega a un 100%, lo que se traduce en que prácticamente todo el embalaje de acero que usamos es reciclado. [HR5, pag 16] 13

×