El sapo Humberto
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

El sapo Humberto

on

  • 1,935 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,935
Views on SlideShare
1,781
Embed Views
154

Actions

Likes
0
Downloads
3
Comments
0

4 Embeds 154

http://aulade1.blogspot.com 118
http://aulade1.blogspot.com.es 29
http://aulade1.blogspot.com.ar 6
http://aulade1.blogspot.pt 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

El sapo Humberto El sapo Humberto Presentation Transcript

  • El sapo Humberto estaba muy triste.
  • Y es que le habían contado que las mariposas andaban diciendo que él era un sapo feúcho, feísimo y requetefeo.
  • Después de mirarse un rato, Humberto le comentó a una mosca: _Lo que a mí me faltan son colores, ¿no te parece? View slide
  • Aunque la mosca no le hizo ningún comentario, el sapo se fue a comprar colores al almacén de los bichos. View slide
  • Humberto se llevó el azul, el amarillo, el rosa, el naranja… El verde no, porque… ¿para qué va a querer el verde un sapo verde?
  • En cuanto llegó a la charca, sacó un pincel y empezó a pintarse de colores: azul, naranja, amarillo...
    • Cuando terminó, Humberto tenía más colores que cualquier mariposa.
    • Cuando las mariposas del jardín lo vieron, se acercaron a él.
    • -¡Feo! ¡Requetefeo!- dijeron.
  • En ese momento, pasó por allí un ave muy hermosa: una calandria tan linda que las mariposas se callaron para verla.
    • La calandria se acercó a la charca para beber un poco y peinarse las plumas con el pico. Allí vio a Humberto en la orilla, verde, tristón y solo
    • Entonces dijo en voz bien alta:
    • -¡Qué sapo tan guapo! ¡Y qué bien le sienta el verde!
    • Humberto le dio las gracias con su sonrisa gigante, y las mariposas perdieron los colores de pura vergüenza
  • Y así se quedaron todo el verano, pálidas, sin color, casi transparentes.
  •