Bosques y tierras forestales en bolivia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Bosques y tierras forestales en bolivia

on

  • 368 views

El Mapa de Tierras de Producción Forestal Permanente, aprobado mediante DS ...

El Mapa de Tierras de Producción Forestal Permanente, aprobado mediante DS
26075 de febrero del 2001, define 41.235.487 hectáreas como espacios aptos
para el uso forestal productivo por su capacidad de uso mayor, espacio que
representa 48% del total del territorio nacional. Del total forestal, 28,19 millones
de hectáreas no tienen restricción de uso; las restantes (10,7 millones de
hectáreas) tienen restricciones de uso, principalmente por aspectos técnicos
como la pendiente.

Statistics

Views

Total Views
368
Views on SlideShare
368
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Bosques y tierras forestales en bolivia Bosques y tierras forestales en bolivia Document Transcript

  • II. BOSQUES Y TIERRAS FORESTALES EN BOLIVIA 2.1. Contexto forestal El Mapa de Tierras de Producción Forestal Permanente, aprobado mediante DS 26075 de febrero del 2001, define 41.235.487 hectáreas como espacios aptos para el uso forestal productivo por su capacidad de uso mayor, espacio que representa 48% del total del territorio nacional. Del total forestal, 28,19 millones de hectáreas no tienen restricción de uso; las restantes (10,7 millones de hectáreas) tienen restricciones de uso, principalmente por aspectos técnicos como la pendiente (véase el gráfico 14). Los tipos de bosques que componen la "mancha verde" son: • • • • Bosques secos y húmedos tropicales y bosques húmedos del premontano en el departamento de Pando. Bosques húmedos subtropicales de la llanura beniana, incluyendo la zona de transición. Bosques húmedos y muy húmedos del norte de Santa Cruz. Bosques prehúmedos de la región subtropical que cubren los flancos de la cadena montañosa de los Andes. En 1999, la Superintendencia Forestal analizó 68 inventarios forestales que cubrían alrededor de 3,5 millones de hectáreas, presentados éstos como la base de datos de los correspondientes Planes Generales de Manejo Forestal, lográndose delimitar seis regiones productoras, entendidas como "regiones productoras tradicionales" de Bolivia, como la Chiquitania, Bajo Paraguá, Guarayos, El Choré, Preandino Amazónico y Amazonía propiamente dicha1. 1 Esta información se encuentra en Potencial de los bosques naturales de Bolivia para producción forestal permanente. Edición y responsabilidad técnica: E., Dauber; R., Guzmán; J., Terán. Santa Cruz, Bolivia: Superintendencia Forestal, 1999. Bosques y tierras forestales en Bolivia 63
  • Gráfico 14 producción Mapa de producción permanente La importancia del sector forestal no sólo radica en el tamaño de los bosques existentes en el país, sino también en el potencial directo e indirecto de éstos. De acuerdo con el Mapa de Tierras Forestales de producción permanente, el país cuenta con cerca de 22 millones de hectáreas posibles de ser aprovechadas bajo manejo forestal por concesionarios o por las llamadas Agrupaciones Sociales del Lugar (ASL), es decir que el país tiene posibilidades de triplicar –y aún más– los 6 millones de hectáreas que actualmente se encuentran bajo manejo. Los potenciales indirectos se refieren a la generación de bienes y servicios transables y no transables; por ejemplo, la producción de energía hidroeléctrica depende de un flujo abundante, seguro y limpio de agua, la misma que proviene en gran medida de áreas boscosas. De manera similar, los bosques tropicales, en ubicaciones adecuadas, atraen a turistas interesados en la naturaleza. Asimismo, estos bosques están proporcionando productos con perspectivas comerciales, como plantas medicinales, material para techos, madera de canoa y madera para la construcción, entre otros. 64 La política forestal en la Amazonía andina
  • Mientras que la tasa de desempleo abierto creció hasta alcanzar el 9%, el sector está generando empleos directos e indirectos de manera permanente. Se estima que en el 2002 los empleos directos fueron cerca de 90 mil y los indirectos cercanos a los 150 mil. Asimismo, que el sector tiene un potencial de 250 mil empleos2. 2.2. El nuevo modelo forestal El nuevo Régimen Forestal de la Nación (RFN) ha conformado un nuevo esquema para el aprovechamiento de recursos forestales al introducir criterios de sostenibilidad basados fundamentalmente en el manejo forestal sostenible. Asimismo, ha permitido la constitución de nuevos actores e instituciones que desarrollan programas, proyectos y estudios dirigidos a coadyuvar al aprovechamiento bajo manejo forestal de los recursos provenientes del bosque. Este nuevo modelo ha implicado que actualmente se cuente en Bolivia con 5 millones de hectáreas bajo manejo forestal y con cerca de 3 millones en proceso de incorporación como áreas bajo recolección de castañas. También se ha evidenciado que en los años de vigencia del nuevo modelo forestal se han producido cambios fundamentales en la estructura de tenencia, acceso y aprovechamiento de los recursos del bosque, los mismos que se explican, en parte, por los niveles de certificación forestal alcanzados en el país. Después de aprobadas y aplicadas las reformas en las legislaciones de tierras y forestal se han generado nuevas dinámicas y acciones en el ámbito forestal boliviano. Dichas acciones aún no fueron inventariadas y analizadas dentro de una visión integral, por lo que no es posible medir y evaluar el alcance de los cambios legales e institucionales, particularmente en cuanto a los impactos del manejo forestal. La ausencia de un análisis de las acciones que hasta el momento han desarrollado y están desarrollando los distintos actores involucrados no está permitiendo tener una visión de dichos impactos, lo que dificulta la adopción de nuevos criterios y decisiones sobre la materia. Desde cualquier punto de vista empírico, se coincidirá en que la explicación de esta transformación se encuentra en la incorporación de las prácticas de manejo forestal en la racionalidad de los actores del sector. En consecuencia, el desafío inmediato para seguir avanzando sobre las lecciones de éxito y fracaso se centra en la identificación de los determinantes de política pública que le están facilitando al sector consolidar un modelo de manejo forestal capaz de convertirlo en un sector productivo. 2 BOLFOR, ob. cit. Bosques y tierras forestales en Bolivia 65
  • 2.3. Incendios forestales En el año 1999 se registró la mayor superficie de bosques afectada por incendios: llegaron a quemarse aproximadamente 12 millones de hectáreas de bosque natural y otros tipos de vegetación (véase el cuadro 11). Esto, además de la pérdida de vidas humanas y pueblos enteros, como es el caso de la localidad de Guarayos que tuvo que ser reconstruida casi por completo. Como respuesta al desastre ocurrido en 1999 nació una iniciativa de monitoreo de incendios, denominada Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales (SATIF), con sede en la ciudad de Santa Cruz, para proveer a las autoridades, entidades públicas y privadas, empresarios agropecuarios y forestales y población en general información actualizada sobre la ocurrencia de incendios en Bolivia. Su base técnica descansa en el uso de imágenes de satélite NOOAA 16, las que son interpretadas mediante un Sistema de Información Geográfico (SIG) para el análisis e identificación de ocurrencia de incendios, vía detección de focos de calor a partir de imágenes. Sin embargo, a pesar de ser una iniciativa muy favorable para los empresarios agropecuarios y forestales, la respuesta de parte de ellos ha sido casi nula. Durante el año 2001 la superficie afectada por incendios forestales alcanzó 1.301.593 hectáreas, en los departamentos de La Paz, Cochabamba, Pando, Beni y Santa Cruz. Cuadro 11 afectada forestales Superficie afectada por los incendios forestales de 1999 en Santa Cruz y vegetación Beni, según tipo de vegetación Tipo de vegetación Sabana Hectáreas 7.265.429 % 57 Bosque chiquitano 2.614.968 20,5 Bosque amazónico 1.363.884 10,7 Áreas agrícolas/chaqueo 865.584 6,8 Bosque chaqueño 541.103 4,2 Palmares chiquitano 77.569 0,6 Bosque montano 20.938 0,2 12.749.475 100,0 TOTAL Elaboración propia con base en datos de BOLFOR, Informe 2000. 66 La política forestal en la Amazonía andina
  • Recuadro A. Deforestación en Bolivia, 1993-2000 De acuerdo con los datos registrados por BOLFOR y la Superintendencia Forestal, en el periodo 1993-2000 se observa un incremento de 1.892.332 hectáreas en la superficie deforestada de Bolivia, a un promedio anual de 270.333 hectáreas, lo que ha significado 89% de crecimiento respecto de 1993. Esta deforestación es atribuida principalmente a la expansión de la frontera agrícola en las tierras bajas del este de Bolivia ubicadas en el departamento de Santa Cruz, región donde se ubica el mejor suelo con aptitudes agrícolas. Como se observa en la tabla 1, la participación de este departamento en la deforestación del país antes del nuevo régimen forestal fue de 82,5% para el año 1993, mostrando apenas una caída de 3,4 puntos porcentuales con el nuevo régimen forestal de la Nación para el año 2000. Sin embargo, la deforestación de este departamento es casi dos veces lo registrado en el año 1993, lo que demuestra que aún es acentuada la presión que el sector forestal está sufriendo en este departamento, en el proceso de ampliar sus tierras agrícolas y ganaderas, aspecto susceptible de empeorar debido, también, a la presión social de nuevos actores (emigrantes, sin tierra, etc.) que pretenden asentarse en Santa Cruz, lo que se traduciría en incrementos en la tasa de deforestación. Por otra parte, en el caso de las superficies deforestadas por tipo de vegetación y regiones naturales, se observa que los bosques densos o ralos (xerofíticos, mesolíticos) de la regiones chiquitana y chaqueña son los más afectados. Se ha podido determinar que el desmonte se encuentra directamente correlacionado con la red de caminos debido a que si existen una sabana y un bosque con accesibilidad similar, el bosque será deforestado primero, porque las tierras de los bosques son más aptas para producción agrícola y no presentan problemas de inundación. Tabla 1 Detección de cambio por departamento, 1993-2000 Depto. Beni Cochabamba Chuquisaca La Paz Pando Tarija Santa Cruz Total 1993 ParticiTotal pación superficie (%) (ha) 35.000 273.281 38.644 32.569 0 27.331 1.753.484 2.125.344 0,002 12,858 1,818 1,532 1,286 82,504 100,000 2000 Total Particisuperficie pación (ha) (%) 88.831 427.950 88.489 109.856 49.352 75.681 3.177.517 4.017.676 Fuente: Proyecto BOLFOR / Superintendencia Forestal. Bosques y tierras forestales en Bolivia 2,2 10,7 2,2 2,7 1,2 1,9 79,1 100,0 Tasa de variación (%) 253,803 157,000 229,000 337,000 277,000 81,0bb Cambio de superficie total Participación (%) 88.796 154.669 49.845 77.286 49.352 48.350 1.424.033 1.892.331 4,692 8,173 2,634 4,084 2,608 2,555 75,253 100,000 sigue... 67
  • ...continúa Tabla 2 Los cinco tipos de bosque más afectados por la deforestación Código 31 51 12 33 52 Descripción Bosque denso ralo mesofítico o tropófito de baja altitud Bosque denso o ralo xerofítico de baja altitud y altura Bosque denso mayormente perennifolio ombrófilo de baja altitud Bosque denso ralo mesofítico o tropófito de baja altitud Bosque denso o ralo xerofítico de baja altitud y altura Tipo Región No inundable Chiquitana Superficie (ha) 438.221 No inundable Chaqueña 436.115 Inundable Amazónica 222.984 Sabana Chiquitana 167.431 Inundable Inundable 119.694 Subtotal 1.384.445 Fuente: Proyecto BOLFOR / Superintendencia Forestal. 2.4. Características del manejo forestal 2.4.1. Superficie bajo Planes de Manejo Forestal En los últimos cinco años, la evolución de la superficie bajo Planes de Manejo Forestal ha sido uno de los grandes logros de la nueva Ley 1700. El primer paso se dio cuando se logró convertir las áreas bajo contrato forestal a concesiones forestales, consiguiendo una reducción de la superficie de 22 a 5,8 millones de hectáreas: • • • • • • 68 A 1997 ingresaron en la senda del manejo forestal 5.824.039 hectáreas. A 1998 esa superficie aumentó a 6.324.634 hectáreas. A 1999 la superficie bajó, por renuncias o reversiones, a 6.219.672 hectáreas. Al 2000 se incorporan las TCO y propietarios privados, sumando 6.463.382 hectáreas. Al 2001 la superficie aumentó a 6.582.443 hectáreas. Al 2002 se incorporan las ASL y la superficie llega a 7.431.305 hectáreas. La política forestal en la Amazonía andina
  • 2.4.2. Superficie autorizada y aprovechada mediante POAF El cambio en este indicador es profundo: de un régimen que no exigía Plan Anual Operativo, hoy se ha pasado a hacer censos comerciales, y con base en ellos, a proponer los respectivos Planes Operativos Anuales Forestales (POAF), cuya ejecución luego se informa a través de Informes Anuales de Planes Operativos Forestales (IAPOAF). Se está hablando de marcado de árboles para luego cortarlos, lo que es un gran avance. El desafío actual es verificar el grado de cumplimiento de lo propuesto en el Plan Operativo y lo realmente ejecutado en el bosque. A continuación se ofrece información sobre lo autorizado en los últimos cinco años, sobre la base de instrumentos de gestión y planes operativos anuales forestales: • • • • • • Para 1997 se aprobaron 88 POAF en 87 mil hectáreas, para extraer 760 mil metros cúbicos de madera en rola (m³r). Para 1998 se aprobaron 82 POAF en 155.486 hectáreas, para extraer 911.027 m³r. Para 1999 se aprobaron 241 POAF en 178.950 hectáreas, para extraer 1.389.884 m³r. Para el 2000 se aprobaron 455 POAF en 93.791 hectáreas, para extraer 770.321 m³r. Para el 2001 se aprobaron 516 POAF en 104.366 hectáreas, para extraer 827.123 m³r. Para el 2002 se aprobaron 611 POAF en 209.620 hectáreas, para extraer 1.251.945 m³r. Bosques y tierras forestales en Bolivia 69