Cambios en la forma de liquidación de la tasa de seguridad e higiene en municipios de pcia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share

Cambios en la forma de liquidación de la tasa de seguridad e higiene en municipios de pcia

  • 1,358 views
Uploaded on

Con el dictado de la ley 14.393, con vigencia a partir del 01/01/2013, se introdujo una importante modificación a la Ley Orgánica de Municipalidades de la Provincia de Buenos Aires por la cual se ...

Con el dictado de la ley 14.393, con vigencia a partir del 01/01/2013, se introdujo una importante modificación a la Ley Orgánica de Municipalidades de la Provincia de Buenos Aires por la cual se faculta a los Municipios de esa Provincia a cobrar la Tasa de Seguridad e Higiene por actividades que se desarrollen con local, establecimiento u oficina habilitadas.

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
1,358
On Slideshare
1,358
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
2
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Cambios en la forma de liquidación de la Tasade Seguridad e Higiene en Municipios dePcia. de Bs.As.LEY Nº 14.393 VIGENTE A PARTIR DEL 1º DE ENERO DE 2013Con el dictado de la ley 14.393, con vigencia a partir del 01/01/2013, seintrodujo una importante modificación a la Ley Orgánica deMunicipalidades de la Provincia de Buenos Aires por la cual se faculta alos Municipios de esa Provincia a cobrar la Tasa de Seguridad e Higienepor actividades que se desarrollen con local, establecimiento u oficinahabilitadas.AGUSTINA ODONNELL Y GASTON VIDAL (*)I. Introducción: La modificación a la Ley Orgánica de MunicipalidadesCon el dictado de la ley 14.393, con vigencia a partir del 1º de enero de 2013, seintrodujo una importante modificación a la Ley Orgánica de Municipalidades de laProvincia de Buenos Aires (Decreto Nº 6769/1958 y modif.) ("LOM") por la cual sefacultó a sus municipios, con respecto a los contribuyentes alcanzados por las normasdel Convenio Multilateral, a cobrar la tasa de seguridad e higiene por las actividadesque se desarrollen en locales, establecimientos u oficinas habilitadas, apropiándose dela totalidad de la base imponible provincial del Impuesto sobre los Ingresos Brutos.De tal forma, para estos contribuyentes, a partir de la reforma se permite a losmunicipios donde exista un local habilitado a atribuirse el cien por ciento (100%) de losingresos brutos de la Provincia para calcular la tasa, haciendo aplicable el artículo 35tercer párrafo del Convenio Multilateral que dispone que "Cuando las normas legalesvigentes en las municipalidades, comunas y otros entes locales similares de lasjurisdicciones adheridas sólo permitan la percepción de los tributos en aquellos casosen que exista, local, establecimiento u oficina donde se desarrolle la actividad gravada,las jurisdicciones referidas en las que el contribuyente posea la correspondientehabilitación, podrán gravar en conjunto el ciento por ciento (100%) del monto imponibleatribuible al fisco provincial".Respecto a la aplicación del artículo 35 del Convenio Multilateral para las tasasmunicipales se ha dicho que "de la doctrina que emana de la Comisión Arbitral ensucesivos precedentes, puede ahora concluirse que "el Convenio tiene incidenciaúnicamente sobre aquella tasa municipal cuyo hecho imponible contempla un servicioprestado a la actividad interjurisdiccional" (1).Como ya se dijo, se trata de una importante modificación que cambia la forma de
  • 2. liquidación de esta tasa, que es, sin lugar a dudas, uno de los principales recursostributarios de las municipalidades.II. Las resoluciones de la Comisión Arbitral ratificadas por la Comisión Plenariaanteriores a la reformaCon anterioridad a la modificación que comentamos, las resoluciones de la ComisiónArbitral, ratificadas a su turno por la Comisión Plenaria, habían resuelto que losmunicipios de la Provincia de Buenos Aires, incluso cuando en uno sólo de ellosestuviese el local habilitado, para calcular la tasa tenían derecho a asignarsesolamente el porcentaje de ingresos y gastos por la actividad efectivamente realizadaen su territorio; ello, por aplicación del artículo 35, segundo párrafo, del ConvenioMultilateral que dispone que "La distribución de dicho monto imponible entre lasjurisdicciones citadas, se hará con arreglo a las disposiciones previstas en esteConvenio, si no existiere un acuerdo inter-jurisdiccional que reemplace la citadadistribución en cada jurisdicción provincial adherida".En efecto, por citar un antecedente de los muchos que plantearon el tema se habíaresuelto en dicha instancia:"Que en la Provincia de Buenos Aires no existe una norma que establezca que susmunicipios puedan sólo exigir la tasa en el caso que, en los mismos, loscontribuyentes tengan un local establecido; tampoco existe en dicha Provincia unacuerdo intermunicipal que regule cuales son los requisitos para la distribución de labase imponible provincial entre ellos", por lo que "… para que un municipio de laProvincia de Buenos Aires implemente la tasa en cuestión no es necesario que existaen el mismo un local establecido, lo cual hace que no sean de aplicación lasdisposiciones del tercer párrafo del artículo 35 del Convenio Multilateral", para concluirque el municipio "…,tiene derecho a atribuirse la porción de base imponible que prevéel artículo 2º del Convenio Multilateral y no la que pueda corresponder a otro u otrosmunicipios de la Provincia, es decir, tendrá derecho a asignarse una parte de losingresos del contribuyente en función a los ingresos y gastos habidos en el Municipiopor el ejercicio de la actividad en él desplegada" (2).Este criterio, por cierto, era resistido por los fiscos municipales y muchas vecesignorado al sostener que no eran parte del Convenio Multilateral por no haberlofirmado, obligaba a los contribuyentes a plantear la cuestión ante los estradosjudiciales con el escollo del requisito del solve et repete, vigente en la mayoría de laslegislaciones impositivas municipales.Así, a pesar de la obligatoriedad de las decisiones de dichos órganos, impuesta por elpropio Convenio (art. 24 inciso b) del Convenio Multilateral)y por la jurisprudencia de laCorte Suprema de Justicia de la Nación (3), las jurisdicciones locales suelen serreticentes a aceptarlas, prueba de lo cual es la recientemente dictada Resolución Nº9/12 del 12 de diciembre de 2012 de la Comisión Arbitral en la que se tuvo quereceptar la orden judicial por la cual la Provincia de Tucumán solicitó la inaplicabilidadde su Resolución General Nº 4/11, en la que se establecieron parámetros tendientes aevitar la doble o múltiple imposición por la vigencia de los regímenes de recaudacióndel Impuesto sobre los Ingresos Brutos.Como ya se dijo también, la reforma comentada de la LOM introdujo la exigencia deque exista un local habilitado para poder cobrar la tasa. Si bien parece una cuestiónterminológica o semántica, lo cierto es que se pasará a liquidar por el tercer párrafo delya citado artículo 35 del Convenio Multilateral, por lo que su principal efecto es que apartir del presente ejercicio no quedará base imponible provincial que no quede
  • 3. alcanzada por la tasa.Con anterioridad, con el criterio que avalaba la Comisión Arbitral ratificado por laComisión Plenaria, podía quedar base imponible sin tributar, ya que donde estaba ellocal habilitado solamente podía cobrarse en base a los ingresos y gastosefectivamente devengados. Por una cuestión de la naturaleza de la tasa, que exigeuna prestación de servicios individualizados en el contribuyente, en aquellosmunicipios donde se atribuía base imponible pero no había local no se cobraban porlos servicios de seguridad e higiene.A ello cabe agregar que la Corte Suprema de Justicia de la Nación estableció conclaridad que el Convenio Multilateral, cuya finalidad es evitar la superposición tributariarespecto de aquellos contribuyentes que ejercen actividades en más de unajurisdicción fiscal, no prevé la posibilidad de acrecentamiento de la porción gravable deuna jurisdicción frente a la falta de prueba de pago el tributo en otra u otras (4).En resumen, este cambió provocará que se vuelva al viejo criterio de la ComisiónArbitral, que con anterioridad consideraba que los municipios con local habilitadopodían apropiarse la totalidad de los ingresos brutos provinciales. En otros términos,se puede sostener que las decisiones de la Comisión Arbitral, ratificadas por laComisión Plenaria, han forzado finalmente que se reforme el texto de la LOM.En efecto, el criterio de dicho Organismo era que "…siendo el requisito del localhabilitado determinante para proceder a la aplicación del tributo en el ámbito de esajurisdicción, es de aplicación en el caso el tercer párrafo del artículo 35 del ConvenioMultilateral, por lo que el Municipio ha actuado conforme a derecho al determinar latasa cuestionada" (5).Pero con posterioridad (6) cambió su criterio, tal lo que se desarrolló en puntosanteriores, determinando que pese a contar con un solo local habilitado, no era deaplicación el tercer párrafo del artículo 35 del Convenio Multilateral.De esta manera, la reforma de la LOM tiene como directa consecuencia que se dejesin efecto la jurisprudencia unánime de la Comisión Arbitral, ratificada por la ComisiónPlenaria, que permitía que los municipios se atribuyeran únicamente la porción deingresos y gastos que se devengaban en el municipio, situación ésta que encarecerápara los contribuyentes la tasa en donde se encuentren el o los locales habilitados.III. La base imponible de la tasa de seguridad e higieneUn punto vinculado con el tema es la posibilidad de que las tasas municipales tomencomo parámetro para su medición el de los ingresos brutos devengados por elejercicio de la actividad, que no necesariamente tiene relación con el servicio porinspección de seguridad e higiene que éstas retribuyen.Respecto al citado tema se ha dicho con acierto que "… es del todo objetable porcuanto, desde todo punto de vista, partiendo desde el conceptual mismo, no existe nipuede existir proporción alguna, razonable, discreta, matemática, ni de ningún tipo,entre los ingresos brutos del sujeto y el costo de la prestación del servicio deinspección, cualquiera sea la forma en que éste se lo mida" (7).Sin desconocer que es un tema en que la Corte Suprema de Justicia de la Nación sepronunció a favor de su constitucionalidad, ya que según su doctrina el parámetrocapacidad contributiva es adecuado a fin de cobrar a los de menor capacidad unacontribución menor que a los de mayor capacidad, equilibrando de ese modo el costototal del servicio, el tema no deja estar exento de controversias, máxime en laactualidad en que muchas jurisdicciones han aumentado considerablemente susalícuotas (8).Por la naturaleza del servicio, pareciera que una forma adecuada de medir el costo delmismo es por medio de otros indicadores, tales como los metros afectados a laactividad o el personal ocupado, que aún mantienen algunos municipios de laProvincia de Buenos Aires, si bien los menos.
  • 4. No debe perderse de vista que el servicio retribuido por esta tasa se materializaesencialmente en inspecciones presenciales en las que verifica que la actividad que selleva a cabo en el local habilitado, se desarrolle en condiciones de salubridad,seguridad e higiene, contando incluso los municipios con facultades de clausurar losestablecimientos que no cumplan con las mismas.Las tasas deben guardar una razonable equivalencia y prudente proporcionalidad conel costo que derive de su prestación. Si bien la relación entre la tasa y el costo delservicio, no guarda una relación matemática costo-prestación, el hecho de cobrarsobre un parámetro como son los ingresos brutos, ocasiona las más de las veces queel monto que debe oblar el contribuyente vulnere la garantía innominada de larazonabilidad que tiene rango constitucional (art. 33 C.N.), tal como lo ha reconocido lajurisprudencia (9).En otras palabras, la tasa tiene la naturaleza de tal en la medida que su monto guarderelación con el servicio prestado; si no se da esta relación, entonces la realidad es quese trata de un impuesto, figura que los municipios se encuentran vedados de aplicaren virtud de los compromisos asumidos en la ley de coparticipación.IV. La prueba de la prestación del servicio en las tasas: ¿recae sobre el Municipio o enel contribuyente?Se encuentra fuera de discusión que sin servicio es improcedente el cobro de unatasa. Ahora bien, otro tema conflictivo está dado por el hecho de determinar quiéntiene la carga de probar que el mismo fue prestado o no. Tal exigencia, ¿recae sobreel municipio o sobre el contribuyente?En fecha reciente, la Corte Suprema de Justicia de la Nación abordó el tema y sostuvocon claridad que "…no se acreditó que el servicio relacionado con la tasa en cuestiónhaya sido efectivamente prestado a la actora; y cabe destacar sobre el particular queante la negación de tal extremo por parte de la accionante, la demandada ni siquieraintentó demostrar su acaecimiento, pese a encontrarse indudablemente en mejorescondiciones de probar -si hubiera ocurrido- la prestación del servicio" (10).Se trata de una buena doctrina, ya que lo razonable es que sea el Municipio, que tienela información de la prestación del servicio quien deba acreditarlo, y no elcontribuyente que se lo pone en una postura de probar algo poco menos queimposible. El municipio es quien debe probar la prestación del servicio si es que quiererecaudar una tasa.V. Comentarios finalesEste cambio de la LOM, sin dudas, incrementará en muchos casos la tasa deseguridad e higiene que deben abonar los contribuyentes por los locales habilitados enla Provincia de Buenos Aires, al calcularse sobre la totalidad de la base imponible quehasta el año 2012 los Municipios, de acuerdo al criterio de los órganos del ConvenioMultilateral, antes no se encontraban facultados a tomar.La forma de liquidación ocasionará nuevos planteos por parte de los contribuyentes,por cuanto deberá analizarse en cada caso concreto la relación entre el monto exigidopor tasa y la prestación del servicio, para poder concluir si se vulneran garantíasconstitucionales como el derecho de propiedad, la garantía de la razonabilidad y laprohibición de no confiscatoriedad, todas ellas que rigen con especial énfasis enmateria tributaria.El tema es de mayor importancia y amerita un análisis con mayor profundidad, y serefiere a la distribución del poder tributario en un país federal como el nuestro.Cabe recordar que se trata de un debate pendiente y, el convencional constituyente alreformar la Constitución Nacional en el año 1994, indicó que un nuevo régimen decoparticipación federal de impuestos debía ser sancionado antes del año 1996,
  • 5. circunstancia que es de público conocimiento no ha tenido lugar a la fecha.En el ínterin, la presión fiscal agobia cada vez más a los contribuyentes y acelera másque nunca la necesidad que se revise el postergado régimen de coparticipación.(1) Conf. "Sujeción de las municipalidades a la normativa provincial y al derechointrafederal" (art. 35 del Convenio Multilateral). Exigencia de sustento territorial de lastasas", Pablo J.M. Revilla, en Tasas Municipales, Tomo I, Editorial LexisNexis, 2008,página 395.(2) Conf. Resolución Nº 9/2011 del 16 de marzo de 2011 de la Comisión Arbitral,ratificada por la Comisión Plenaria por Resolución Nº 7/2012 del 22 de marzo de 2012.(3) CSJN "Municipalidad de Morón c/ Deca Industrial y Comercial S.A." del 20 de mayode 1976.(4) Fallos 329:5.(5) Conf. Resolución Nº 6/2000 del 30 de mayo de 2000 de la Comisión Arbitral,ratificada por la Comisión Plenaria por Resolución Nº 13/2000 del 6 de diciembre de2000.(6) Conf. Resolución Nº 26/2007 del 21 de noviembre de 2007.(7) Conf. "La tasa por inspección de seguridad e higiene", Gonzalo J. Llanos, en TasasMunicipales, Tomo II, Editorial LexisNexis, 2008, página 692.(8) Fallos:234:663.(9) Conf. Cám. Fed. San Martín, Sala I, "Gas Natural Ban S.A. c/ Municipalidad de LaMatanza s/acción declarativa", sentencia del 2 de septiembre de 2000.(10) CSJN: "Quilpe S.A. - inconstitucionalidad", sentencia del 9 de octubre de 2012(*) La Dra. Agustina ODonnell y el Dr. Gaston Vidal Quera, integrantes delEstudio Lisicki, Litvin y Asociados.Fuente:http://www.cronista.com//fiscal/Cambios-en-la-forma-de-liquidacion-de-la-Tasa-de-Seguridad-e-Higiene-en-Municipios-de-Pcia.-de-Bs.As.-20130513-0003.html