Derrames de petroleo

8,685 views
8,302 views

Published on

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
8,685
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
88
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Derrames de petroleo

  1. 1. RESUMEN RESPONSABILIDAD DEL ESTADO POR DERRAMES EN LA ACTIVIDAD PETROLERAEl régimen de responsabilidad objetiva para derrames petroleros se articula en elcarácter peligroso de la actividad, donde existirá un fundamento reparatorio decarácter objetivo por las implicaciones ambientales y de salud pública. De formaque, tal responsabilidad, aunque objetiva, debe contar con una estructurabasada en los elementos necesarios del daño, la imputación y la antijuridicidad.El daño producido en la actividad petrolera va a tener una implicación en materiaambiental que afectara derechos colectivos. Así. siempre habrá una vulneracióna un bien de la colectividad tutelado por el Estado. Es pues característico delmismo que posea una supraindividualidad que hace que su acaecimiento tengaun sentido socializado así recaiga sobre un bien particular.Por su parte la imputabilidad es una condición determinante para la declaraciónde responsabilidad, pues el Estado solo responderá de los daños que le seantanto física como jurídicamente atribuibles. Frente a la antijuridicidad decimosque el daño debe ser antijurídico puesto que la victima no debe tener laobligación de soportarlo.Con todo y el sistema objetivo propuesto, debe admitirse un régimen deexoneración hincado en la causa extraña. El caso fortuito no exonerara a laadministración puesto que hace parte de la actividad misma y no constituyecausa extraña. Las voladuras de oleoductos y atentados terroristas no sonactividad petrolera y por tal motivo no es imputable al Estado, toda vez que eldaño ha sido causado por un tercero. Igualmente, las cláusulas de indemnidaden los contratos de asociación petrolera serán validas entre las partes peroinoponibles ante terceros.Con el fundamento constitucional del deber del Estado de proteger el medioambiente, que se constituye como principio rector de la gestión estatal y comoderecho colectivo de los ciudadanos, el Estado debe poner en marchainstrumentos jurídicos y económicos que propendan un sistema adecuado deprevención y responsabilidad que incentiven la actividad petrolera, con unprincipio básico de sostenimiento ambiental.
  2. 2. RESPONSABILIDAD DEL ESTADO POR DERRAMES EN LA ACTIVIDAD PETROLERATESIS DE GRADO PARA OPTAR EL TITULO DE ABOGADO PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS 2003 2
  3. 3. RESPONSABILIDAD DEL ESTADO POR DERRAMES EN LA ACTIVIDAD PETROLERATESIS DE GRADO PARA OPTAR AL TITULO DE ABOGADO MIGUEL ANTONIO BUSTOS ZALAMEA JORGE VLADIMIR MOSQUERA MOLINA DIRECTOR: DR. CESAR HOYOS SALAZAR PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS 2003 3
  4. 4. PRESENTACIÓNEste trabajo pretenderá determinar un régimen de responsabilidadadecuado al Estado colombiano por derrames petroleros. Bajo elprecepto fundamental del derecho administrativo y del instituto dela responsabilidad estatal, se analizaran los supuestos jurídicospara que se declare la responsabilidad de la administración cuandoocurra un derrame en la actividad petrolera.Ciertamente, aunque en nuestros estrados judiciales aún no sehaya ventilado directamente el tema, cada vez cobra mayorverosimilitud la hipótesis en la cual se ve fundada laresponsabilidad del Estado por derrames petroleros, piénsese en laindustria petrolera donde son tan frecuentes los derrames encualquiera de sus etapas productivas, o incluso, el caso siempreinfortunado de los atentados terroristas y voladura de oleoductos.El tema, sin embargo, ofrece mayores complejidades si se tiene encuenta que el daño petrolero cobra invariablemente terriblesconsecuencias a la salud humana y al medio ambiente; es por elloque un análisis juicioso del contenido no debe efectuarseúnicamente desde la óptica tradicional de la responsabilidad delEstado; por el contrario, surgen nuevos elementos que imponenuna interpretación jurídica que atienda a las necesidades del dañopor derrames y del daño ambiental en general. En este sentido, searmonizan los aspectos técnicos de la actividad petrolera con lasimplicaciones propias del medio ambiente para generar unacuestión fundamental de responsabilidad del Estado por derrames. 4
  5. 5. El trabajo así entendido, consta de dos capítulos. El primero deellos dedicado al fundamento del deber reparatorio del Estado enmateria ambiental, considerando la industria petrolera dentro deldesarrollo sostenible; en el segundo, se examinarán lospresupuestos y la naturalaza de la responsabilidad para concluirun régimen adecuado al Estado colombiano.Aunque no se pretende agotar aquí un tema tan extenso, sí puedeser entendido como un punto de partida para el abordaje de unamateria que hasta ahora se abre paso en nuestro medio jurídico. 5
  6. 6. TABLA DE CONTENIDOINTRODUCCIÓN1. FUNDAMENTO FORMAL DEL DEBER REPARATORIO DEL ESTADO EN MATERIA AMBIENTAL 1.1. Fundamento constitucional del medio ambiente: como principio rector del Estado y como derecho colectivo 1.2. Responsabilidad del Estado en la Constitución de 1991. Su aplicación en materia ambiental 1.3. Contexto internacional de la responsabilidad del Estado por medio ambiente 1.3.1. Validez de las normas ambientales internacionales 1.3.2 Tratados internacionales ratificados por Colombia relativos a contaminación por hidrocarburos 1.4. La industria del petróleo y el medio ambiente 1.4.1. Análisis de la estructura interna del mercado del petróleo 1.4.1.1. Petróleo e impacto ambiental 1.4.1.2. Tipos de contaminación 1.4.2 Gestión empresarial del impacto ambiental en la industria de los hidrocarburos2. REGIMEN DE RESPONSABILIDAD DEL ESTADO POR DERRAMES PETROLEROS 2.1. Presupuestos de la Responsabilidad 2.1.1. El Daño 2.1.1.1. Daño Ambiental 2.1.1.2. Configuración del daño en la actividad petrolera 6
  7. 7. 2.1.1.3. Reparación e indemnización 2.1.1.4 Instrumentos económicos: Tasas ambientales y la prohibición del doble pago 2.1.2. La imputación 2.1.3. El nexo causal 2.2. Régimen aplicable a la responsabilidad estatal por derrames petroleros 2.2.1. Naturaleza de la responsabilidad 2.2.2. El riesgo excepcional como régimen aplicable a la responsabilidad del Estado dentro de la jurisprudencia tradicional en Colombia 2.2.3. Responsabilidad especial por atentados terroristas 2.2.4. Responsabilidad especial por daños causados a otros Estados 2.3. Traslado, atenuantes y exoneración de la responsabilidad 2.3.1. El caso fortuito y la fuerza mayor 2.3.2. Hecho de un tercero 2.3.3. Culpa exclusiva de la víctima 2.3.4. Cláusulas de indemnidad en los Contratos de AsociaciónCONCLUSIONESBIBLIOGRAFÍA 7
  8. 8. 1. FUNDAMENTO FORMAL DEL DEBER REPARATORIO DEL ESTADO EN MATERIA AMBIENTALNo podemos hablar de responsabilidad si no hallamos elfundamento en que ella se justifica. Desentrañar el fundamento deun deber reparatorio ciertamente no es aspecto fácil, menos aún, sise trata de daños ambientales y de responsabilidad del Estado. Eneste primer capitulo se analizará el fundamento genérico del deberreparatorio del estado en materia ambiental, como condición sinequa non para la determinación de la existencia deresponsabilidad; desde ya advertimos, tal fundamento descansa enla obligación constitucional del Estado de preservar el medioambiente que su vez, constituye un principio rector de aquel y quetiene su contrapartida en un derecho colectivo de los ciudadanos.Así, por mandato constitucional, el medio ambiente se constituyeen un principio rector del Estado, del cual se hace exigible suresponsabilidad. En adelante, estudiaremos las característicasmás sobresalientes de este fundamento constitucional, tanto desdeel punto de vista ambiental como de responsabilidad estatal.Antes de referirnos a la responsabilidad del Estado por derramespetroleros, aspecto central de esta monografía, es necesarioabordar, así sea de forma muy sucinta, el desarrollo que el temaambiental ha tenido en Colombia, especialmente a partir de laConstitución de 1991, como fundamento formal del deberreparatorio. De tal forma, deben aparecer íntimamente ligados losprincipios constitucionales de la gestión ambiental con lasactividades propias de la industria petrolera. Es decir, que nopodríamos escindir la responsabilidad estatal por daños originados 8
  9. 9. en la actividad del petróleo de los fundamentos que la propiaConstitución establece para el ejercicio de la función publicaambiental.Y no es para menos, el medio ambiente ha adquirido en los últimosaños especial importancia en la política de los Estados, bienpuede decirse que es un fenómeno que abarca no pocos aspectossociales y económicos al interior del mismo. En tal sentido, elinstituto de la responsabilidad estatal viene a ser uno de lospilares fundamentales para proteger la integridad del patrimonioambiental; de su juicioso estudio dependerá la formulación de unsustento jurídico adecuado que permita hacer efectiva laprotección del Estado a los recursos naturales.Para tal efecto, comenzaremos nuestro estudio analizando losfundamentos constitucionales del medio ambiente y de laresponsabilidad del Estado, para luego ahondar en la actividadpetrolera dentro del desarrollo sostenible y en el contextointernacional de la responsabilidad estatal por tal actividad.1.1 FUNDAMENTO CONSTITUCIONAL DEL MEDIO AMBIENTE: COMO PRINCIPIO RECTOR DEL ESTADO Y COMO DERECHO COLECTIVO.Mucho se ha hablado de la Constitución de 1991 como"Constitución Ecológica", lo cierto es que los temas ambientalespreocuparon de tal forma al constituyente, que bien se elevaron arango constitucional los principios relacionados con un medioambiente sano; así, dentro de la concepción misma del Estado de 9
  10. 10. Derecho, el medio ambiente paso a ser un principio fundamentalen la estructura política.Precisamente, la Constitución de 1991 fue la aspiración dediferentes sectores de la sociedad por resolver intrincadosproblemas de legitimación institucional; en tal escenario, seinauguró un espacio para lograr la conformidad en un momentode coyuntura histórica donde el medio ambiente cobra toda sudimensión. La preocupación surge entonces, al justipreciar lasrelaciones de un tríptico fundamental: hombre, desarrollo yambiente.Tal valoración es inherente a la propia dinámica del Estado y esreflejada en todo desarrollo constitucional, en principio, la filosofíaantropocéntrica reflejada en las primeras doctrinasconstitucionales de Kelsen y Schmitt demuestran unaconstitución "intangible", en tanto que el Estado es un aparatoanacrónico y egoísta, olvidando por completo las relacionesnaturales. Posteriormente, las relaciones liberales en busca de unprogreso tecnológico e industrial, alejaron al desarrollo su sustentonatural, bien puede evidenciarse, por ejemplo, el apresuradodesarrollo que desde albores de la Segunda Guerra Mundial tuvo latecnología, extendiendo los más novedosos avances que el mundohasta entonces haya visto, en todos los campos del saber:industrial, de comunicaciones, medico y científico, pero claro está,a un altísimo costo ambiental.Fue precisamente en el marco de la Carta de la ONU de 1945cuando por primera vez, aunque de forma muy tímida, se predicaen un escenario mundial la protección del ambiente. Luego de las 10
  11. 11. consecuencias devastadoras de la guerra, le siguieron a ésta otrotipo de manifestaciones encaminadas principalmente a proteger elmedio marino y prevenir daños nucleares1. Sin embargo, fue en1972, con la Conferencia de Estocolmo, que definitivamente seabrió un espacio para la disertación en materia ambiental; es apartir de este momento, que la trascendencia del tema ambientaltoca las puertas de las principales constituciones del mundo.De esta forma, luego de una inmensa lucha de modelos, el tema delambiente aparece como fundamento constitucional y como deberdel Estado. La Constitución de España de 1978, la de Panamá de1972, Grecia de 1975, Portugal de 1976, Perú 1979, Chile 1980 yBrasil 1988 confirman el valor del medio ambiente frente a losciudadanos como paradigma de la gestión del Estado y comoDerecho Fundamental Colectivo.2La "constitucionalización" del medio ambiente, incluso en Cartastradicionales anteriores a la década de los setenta, se haarticulado por medio de la jurisprudencia que ha ajustado losprincipios constitucionales existentes con el desarrollo del derecho1 Ejemplos son el Convenio de Londres de 1954 para prevenir la contaminación de las aguas delmar por hidrocarburos, el Convenio de Bruselas sobre limitación de la responsabilidad de lospropietarios de los buques y el Convenio de Paris de 1960 sobre responsabilidad por dañosnucleares.2 Vale la pena destacar el texto constitucional español en su Art. 45, especialmente téngase encuenta lo referente a la responsabilidad de los poderes públicos y a la obligación reparatoria:" 1. Todos tiene el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de lapersona, así como el deber de conservarlo."2. los poderes públicos velaran por la utilización racional de los recursos naturales, con el fin deproteger y mejorar la calidad de vida y defender y restaurar el medio ambiente, apoyándose en laindispensable solidaridad colectiva."3. Para quienes violen lo dispuesto en el apartado anterior, en los términos que la ley fije seestablecerán sanciones penales o, en su caso, administrativas, así como la obligación de reparar eldaño". 11
  12. 12. ambiental actual, así lo ha demostrado la experiencia de paísescomo Italia, Alemania y Francia.Es evidente entonces, la influencia de la preocupacióninternacional por el medio ambiente como preámbulo de laAsamblea Nacional Constituyente de 1991; ciertamente, elconstituyente entendió el tema ambiental de forma muy amplia,abarcando aspectos no estrictamente ecológicos, sino quereconoció la pluralidad étnica y cultural de la nación, vistatambién desde su entorno físico, elevando a rango constitucionalun nuevo derecho a tener un medio ambiente sano.De esta manera, queda perfeccionada la voluntad popular enrelación con su hábitat. Consecuencias trascendentales implicantal legitimación: en primer lugar, el medio ambiente surge comoprincipio fundamental del Estado colombiano y en segundo lugar,no menos importante, se establece como un derecho fundamentalde la persona.El medio ambiente como fundamento del Estado, se enmarca demanera necesaria dentro del Estado Social de Derecho, pues esapenas entendible que en tal esfera se desarrolle de manera plenael derecho al medio ambiente sano, si el Estado Social de Derechogarantiza un "mínimo vital" es lógico que también se incluya eneste concepto todas las condiciones esenciales para elsostenimiento ambiental, aspecto el cual trataremos adelante.Así pues, queda claro que el mismo Estado Social de Derecho estáprotegiendo la integridad ambiental de la cual se nutre parasatisfacer derechos individuales y colectivos. Aquí se institutuye 12
  13. 13. entonces, el medio ambiente como fundamento del Estado yprecepto rector de su actuación. Nada diferente se deduce delTitulo I de la Constitución "De Los Principios Fundamentales"donde se reconoce este fundamento al consagrar en su articulo 7ºla protección de la diversidad étnica y cultural de la nación, con suintima implicación ambiental; y especialmente el articulo 8º queestablece la obligación del Estado de proteger las riquezasnaturales.Estos dos artículos de innegable importancia, a su vez sonconfirmados en diferentes apartes, vale la pena destacar a titulo deejemplo, el articulo 366 que establece como finalidad del Estado elbienestar y el mejoramiento de la calidad de vida de la población,en este aspecto se reitera la importancia del saneamientoambiental; Y el articulo 80 que obliga al Estado de preservar elmedio ambiente dentro del desarrollo sostenible.De la misma forma, existen otros artículos que de maneraindependiente materializan la fundamentación ambiental denuestra Constitución, bien a través de principios rectores aplicadosa aspectos específicos, o bien por medio de instrumentosconstitucionales que permitan la gestión ambiental. Así porejemplo, encontramos en el primer grupo, el articulo 49 quegarantiza el saneamiento ambiental desde el acceso y promociónde la salud; el articulo 67 que impone la obligación de educar a losciudadanos para la preservación del medio ambiente; y el articulo266 al proponer el medio ambiente como parte de la políticainternacional del Estado. Incluso se establece como limite delderecho de propiedad la función ecológica (articulo 58). 13
  14. 14. Desde el punto de vista instrumental, el articulo 215 concede laposibilidad de decretar el estado de excepción por causas queamenacen el orden ecológico; en los artículos 333 y 334 se otorgael poder de intervención económica para la preservación de unmedio ambiente sano, además, en el articulo 267 se ordena que elcontrol fiscal debe de valorar los costos ambientales. Al mismotiempo, se fijan competencias y funciones especificas para lasentidades territoriales y otras autoridades en relación con elambiente (artículos 268 Núm. 7º; 277 Num.4º; 289, 330 Núm. 2º;302; 313 Num.9º; 317; 330 Num.5º, 331; 339; 340;).3Correlativamente que se consagran las obligaciones del Estado enmateria ambiental, también se crean las obligaciones para losciudadanos, así el articulo 95 Núm. 8º, prescribe el deber de losciudadanos de proteger los recursos naturales y velar por unmedio ambiente sano. Sin duda que es a partir de estaconsagración constitucional de los deberes ambientales de losciudadanos que surgen para ellos la necesidad de acomodar susactividades económicas a la sostenibilidad ambiental.No hay vacilación, pues, que la Constitución de 1991 consagró elmedio ambiente como eje fundamental del Estado colombiano,tanto en sus principios rectores como en su actuación con losadministrados. Como consecuencia lógica de ello, también seconstituye como derecho colectivo.3 Precisamente las competencias de entidades territoriales en materia ambiental, hoy mas quenunca reclaman la aparición de la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial que establezca deforma clara a que nivel de la administración corresponde la gestión publica ambiental. Si bien enprincipio el manejo general del tema ambiental corresponde al gobierno por medio del Ministeriodel Medio Ambiente, no se debe desconocer el papel protagónico del municipio en los asuntoseconómico-administrativos y del departamento en la función de prevención y educación enmateria ambiental. 14
  15. 15. Así entendido, el medio ambiente como derecho colectivo seestructura en el reconocimiento del derecho al medio ambientesano consagrado en el articulo 79: "todas las personas tienen elderecho a gozar de un medio ambiente sano", de aquí surge underecho de los llamados de tercera generación que tienerepercusiones especiales en la protección de la colectividad, eincluso, de la persona individualmente considerada.Precisamente, los derechos colectivos cobran especial importanciaen la Constitución de 1991, con la aparición del Estado Social deDerecho, la protección comunitaria se hace más patente, puesbien se sabe que en este modelo los intereses colectivos primanfrente a los individuales. El medio ambiente no puede ser laexcepción, pues es cierto que como bien público recibe la tutela delpropio Estado, preocupado ahora no sólo en aspectos subjetivos,sino por toda una colectividad en relación con su hábitat.Al mismo tiempo, la defensa de los derechos colectivos supone laparticipación de la misma comunidad que es su titular; lalegitimación en principio corresponde al mismo colectivo; sinembargo, para que su protección no se haga nugatoria, se permitea cualquier individuo demandar su protección común; aspecto sinduda que contribuye de manera eficaz a la defensa del ambientedentro de la legitimación colectiva.Es por eso, que la misma Constitución, con indudable inspiraciónen el derecho anglosajón, se encarga de proteger los derechoscolectivos por medio de acciones populares; de esta forma, seresguardan derechos que corresponden a los intereses colectivos, 15
  16. 16. incluyendo aspectos de importancia común como el espacio, laseguridad, la salubridad publica, el ambiente y la librecompetencia. De alguna forma, las acciones populares legitimanprocesalmente a la persona que pertenece a la comunidadafectada; obteniéndose así un doble efecto, por un lado se protegeel interés colectivo, al tiempo que se defiende un derecho subjetivopropio.Si bien es cierto que estas acciones populares no son novedosasfrente al derecho colombiano, si debemos rescatar la importanciade su “constitucionalización” en defensa del medio ambiente. Enefecto, encontramos algunos antecedentes en el articulo 1005 delcódigo civil donde se legitima a cualquier persona para defender elespacio publico; en el articulo 992 donde se regulan las accionesposesorias especiales contra las construcciones en peligro oárboles en mal estado, o, en el articulo 994 donde se protege lapureza del aire. Incluso el mismo articulo 2359 incluye un elementoindemnizatorio en los casos de daño contingente.Lastimosamente, con la expedición de la ley 472 de 1998 quereglamenta las acciones populares se desnaturalizó su esencia,aspecto del que nos ocuparemos en otro aparte; por ahorareconozcamos las ventajas al elevar las acciones populares a rangoconstitucional, pues se garantiza constitucionalmente laefectividad de un derecho de igual jerarquía constitucional y seasegurara un mecanismo de reparación de los daños al medioambiente.Así, el medio ambiente además de constituirse como un derechocolectivo, se afianza también como un derecho fundamental. La 16
  17. 17. Constitución de 1991 en su amplia gama de derechos y garantíasreconoció los derechos fundamentales como bien supremo de lapersona humana, otorgándoles eficaces mecanismos de protección.Si bien no puede considerarse al medio ambiente como un derechofundamental per se, si puede gozar de la categoría de ser underecho fundamental por el principio de conexidad.En efecto, la Constitución determina la "fundamentalidad" de underecho según la persona humana y la ubicación en el textoconstitucional; de tal forma se tiene en cuenta la esencialidad delderecho para la persona humana y la ubicación en el Titulo IIcapitulo I "De los derechos fundamentales". No obstante laambigüedad y el excesivo formalismo de esta determinación, nopuede decirse que un derecho por no tener la característica de"fundamental" no goce de toda la protección que merece, pues,bien puede ser considerado fundamental por conexidad.La conexidad entonces, permite que a un derecho en principio nofundamental, le sea transmitida tal calidad por la estrecha relacióncon otros sí fundamentales, de manera, que si no se protegieran,causaría la vulneración del derecho fundamental al cual se hallavinculados. De tal forma, el derecho al medio ambiente sano, comoderecho colectivo, puede constituirse como derecho fundamentalpor su conexión con otros como la vida o la salud.La Corte Constitucional, con buen criterio ha establecido unamplio poder de discreción del juez para otorgar la protecciónconstitucional al derecho que se amenaza o vulnera, de tal maneraque el juzgador debe considerar las reales circunstancias fácticasal momento de resolver, sin tener en cuenta la discusión bizantina 17
  18. 18. que el derecho a proteger constituya un derecho fundamental ono. Lo verdaderamente relevante cuando se trata de tutelar elderecho al medio ambiente es la protección a un ámbito esencialde la persona, sin el cual se desnaturaliza su esencia y dignidadcomo ser humano dentro de un Estado Social de DerechoLas acciones populares y de tutela serán tratadas comomecanismos de reparación del daño, por ahora bástenosdestacarlas dentro del fundamento ambiental del EstadoColombiano como forma inmediata de hacer efectivos los derechosde los ciudadanos.Con lo dicho hasta aquí, es evidente la obligación del Estado, deorigen constitucional, de proteger el medio ambiente. Sin embargo,puede imaginarse que tales principios no pasan de ser teoría enun sistema incapaz de prestar una verdadera protecciónambiental. En efecto, es ya costumbre que muchos de los temasconstitucionales se perpetúen en el papel sin tocar nunca tierra.No obstante, para el caso del medio ambiente reconocemos unsignificativo cambio en esta desafortunada tendencia, que seevidencia en los siguientes aspectos:Primero: no es reiterativo mencionar la fuerza vinculante de losprincipios y preceptos de las normas constitucionales, pues, frentea no pocos quienes han negado valor jurídico a las disposicionesconstitucionales meramente declarativas. Nada más equivocadodentro de nuestro sistema constitucional, ya que el mismoconstituyente ha querido que tales principios tengan una eficaciareconocida en el Estado. Así, por ejemplo, los derechosfundamentales y los fundamentales por conexidad son aplicables 18
  19. 19. de forma inmediata al contexto jurídico del caso en concreto; otros,no obstante su carácter eminentemente finalístico, centran suobligatoriedad en un desarrollo legislativo posterior, es decir,iluminan al propio legislador a seguir parámetros superiores alos cuales bebe ceñirse. Los principios y preceptos entonces,plantean al Estado una obligación de constituir una estructuralegislativa, social y económica, adecuada para atender lasformulaciones del propio constituyente.En tal sentido, los principios ambientales de la Constitución, quedan fundamento al Estado, o aquellos que fundan el derecho almedio ambiente sano, son sin duda una normatividad superior quetiene toda su fuerza obligatoria para el propio Estado y sudesconocimiento haría absolutamente ilusoria la protección deaquel en dicha materia. Así, extraemos del anterior planteamientouna consecuencia inmediata para efectos de nuestro estudio: laresponsabilidad del Estado en materia de medio ambiente tambiénencuentra su fundamento en los principios rectores que rigen laactividad ambiental en la Constitución; de tal forma, queindependientemente de los principios constitucionales quepromulgan de manera general la responsabilidad del Estado(Artículo 90 C.P), también existe un deber reparatoriojurídicamente vinculante de categoría igualmente constitucional,que viene a nutrir de forma inmediata la responsabilidad delEstado: la obligación del Estado de proteger el medio ambiente.Segundo: la dinámica legislativa y jurisprudencial que sedesarrolló posteriormente a la promulgación de la Constitución de1991, ha sido en cierto modo adecuada, sin que seadefinitivamente la más acertada. Ya hemos comentado cómo 19
  20. 20. anteriormente sólo se encontraba una legislación ambientaldispersa y confusa, representada fundamentalmente por la Ley 23de 1973, el Código de Recursos Naturales Renovables (Decreto-Ley2811 de 1974 ) y la Ley 9ª de 1979 ( código Sanitario Nacional).Actualmente, con la Ley 99 de 1993 se dieron colosales pasosespecialmente en la estructura orgánica del Estado en materiaambiental, la creación del Ministerio del Medio Ambiente y delSistema Nacional Ambiental, sin duda que confirma el valorinstitucional de la gestión ambiental del Estado y fortalece lossistemas de control. Con todo y sus defectos, debemos resaltar lainiciativa de la Ley 491 de 1999 que contempla la existencia delseguro ecológico al procurar la protección del medio ambientedesde la prevención del sistema asegurador; y desde el punto devista penal, se avanza en la imputación de responsabilidadpunitiva de la persona jurídica por "delitos ecológicos". Noobstante estos avances legislativos, la problemática hasta ahora seabre al debate y son muchos los temas que falta puntualizar,especialmente la orfandad existente en el "daño ambiental", queconstituye un punto central que merece mayor atención por partede la doctrina y tribunales.Así, pues, queda claro que existe un fundamento constitucionalque obliga al Estado a proteger y conservar el medio ambiente y losrecursos naturales, este fundamento es el que permitirá atribuirlela responsabilidad por sus actuaciones como adelante seestudiará. 20
  21. 21. 1.2 RESPONSABILIDAD DEL ESTADO EN LA CONSTITUCIÓN DE 1991 SU APLICACIÓN EN MATERIA AMBIENTAL.La responsabilidad del Estado ha tenido una evolución bienparticular en el caso colombiano. Ciertamente, a partir de laConstitución de 1991, este instituto ha tomado nuevos matices,que sin duda favorece la imputación de responsabilidad si dedaños ambientales se trata.Efectivamente, cada vez con mayor razón el Estado responde en lamayoría de situaciones; superadas quedaron las teoríasfundamentadas en la soberanía absoluta que promulgaban lairresponsabilidad o por lo menos la responsabilidad relativa delente estatal; en buena parte la doctrina y la jurisprudencia hancolaborado en esta labor, tanto así, que hoy existe un régimen deresponsabilidad del Estado incluso más exigente que el de lospropios particulares.En principio, surgieron las tesis organicistas como fundamento dela responsabilidad, se dijo entonces de la naturaleza abstracta delEstado por la cual éste actúa por medio de sus representantes, sehablaba así, de una responsabilidad indirecta o por el hecho ajeno,de tal forma, surge la responsabilidad del Estado por el hechodañoso de sus agentes, bien por los actos ejecutados en ejerciciode sus cargos o con ocasión de los mismos.Se crea entonces un régimen ambivalente, pues se diferenciadentro de la misma persona moral dos esferas distintas: directoresy dependientes, según sean o no depositarios de la voluntad deaquella; como consecuencia el régimen de responsabilidad es 21
  22. 22. distinto, pues para exonerar al Estado, si se trata de un directorse debe probar una causa extraña (caso fortuito, hecho de untercero o culpa de la víctima); en tanto, si es de un agentedependiente, le basta demostrar la ausencia de culpa.No obstante la bondad de esta tendencia por ser originaria en eltema, bien pronto se entendió superada, precisamente por ladificultad de establecer cuándo un órgano o persona hacía partedel Estado, recayendo en ultimas la imputación sólo al funcionario,además, la dualidad de (funcionario - persona jurídica), reñía conla misma ficción de la personalidad moral donde terminan porconfundirse.Una segunda etapa correspondió a la falla del servicio, en unaconcepción donde el servicio publico adquiere una concepcióninstrumentalista como medio para satisfacer las necesidadescolectivas; de tal forma, el Estado debe prestar los serviciospúblicos que garanticen mínimos sociales, aquí el Estado sejustifica por los servicios que presta; luego, el daño originado enanomalías o deficiencias de estos debe ser resarcido por laadministración. Definitivamente, la culpa se afianza comofundamento de responsabilidad, pero ya no con la dualidadpersona jurídica - funcionario, sino como una culpa única querecae sobre la administración, sustituyendose así, la culpaindividual del agente.De esta forma, la falla del servicio se convirtió en eje central de laresponsabilidad del Estado, siendo el régimen aplicable a lamayoría de las situaciones, y aunque en algunas actividades laculpa entra a presumirse (servicios médicos, armas de dotación 22
  23. 23. oficial), por regla general mantiene sus elementos de daño, falla ofalta del servicio y nexo causal.Una tercera etapa sin duda la marca la Constitución de 1991cuando en su articulo 90 funda la responsabilidad patrimonial delEstado, disposición que no se encontraba en la Constitución deNúñez. En efecto, el mencionado articulo 90 evoluciona a formasde responsabilidad objetiva incluyendo el concepto de "dañoantijurídico". 4A partir de entonces, puede pensarse con ligereza que la culpaqueda eliminada del sistema y que toda responsabilidad en elEstado colombiano es de tipo objetivo, aspecto que nocompartimos, pues reconocemos aun la existencia de la falla delservicio para algunos eventos. No obstante, sin animo deadelantarnos en el juicioso análisis del daño antijurídico queefectuaremos en el capitulo siguiente, desde ya nos declaramospartidarios de la responsabilidad objetiva del Estado si se trata dedaños ambientales y más si su origen es la industria petrolera porconsiderarse a todas luces una actividad peligrosa.4 El mencionado Art. 90 prescribe: " El Estado responderá patrimonialmente por los dañosantijurídicos que le sean imputables, causados por la acción o la omisión de las autoridadespublicas."En el evento de ser condenado el Estado a la reparación patrimonial de uno de tales daños, quehaya sido consecuencia de la conducta dolosa o gravemente culposa de un agente suyo, aqueldeberá repetir contra este:” 23
  24. 24. 1.3 CONTEXTO INTERNACIONAL DE LA RESPONSABILIDAD DEL ESTADO EN MATERIA DE MEDIO AMBIENTE.Conviene analizar ahora, un aspecto primordial en nuestroestudio, esto es, lo concerniente a los tratados y conveniosinternacionales en materia ambiental, que como se verá,constituyen una fuente directa de la responsabilidad del Estadopor daños ambientales.1.3.1 VALIDEZ DE LA NORMA AMBIENTAL INTERNACIONALYa hemos comentado como la comunidad internacional ha estadopreocupada por los asuntos ambientales, tanto que constituye unade las fuentes principales del derecho ambiental en general. Enbuena medida, los instrumentos internacionales han contribuidopara enriquecer el debate de temas aún en formación. No obstante,reconocemos la actual validez y aplicación de lo que se ha llamadoel Derecho Internacional Ambiental, como fuente deresponsabilidad de los Estados.5En efecto, el derecho internacional tiene su razón de ser en laseguridad y sana convivencia de los Estados, su práctica setraduce en un fundamento moral universalmente reconocido en elarticulo 26 de la Convención de Viena, que justamente enuncia el5 El derecho internacional ambiental se puede definir como: " el conjunto de normas consagradasen los tratados y convenios internacionales, orientadas a la protección, conservación y manejoadecuado delos recursos naturales y que gobiernan las relaciones entre Estados y/o entidades sinpersonalidad internacional y que tiene por objeto la estabilidad y permanencia del generohumano en el planeta". Maria Catalina Pérez Varela y Romy Panzón Jordán. Validez y eficaciadel Derecho Internacional Ambiental; en revista Universitas, núm. 86 Bogotá, PontificiaUniversidad Javeriana, junio 1994. 24
  25. 25. principio del pacta sunt sevanda: "Todo tratado entrado en vigorobliga a las partes y debe ser cumplido por ellas de buena fe ".Sin embargo, esta consagración teórica de la supremacía de lostratados, que opera como principio general del derechointernacional, se ve limitada en su aplicación por el propioordenamiento jurídico de los Estados, pues si bien el articulo 27del Convenio de Viena prescribe que no podrá incumplirse untratado so pretexto del derecho interno, lo cierto es que en lapractica la mayoría de los instrumentos internacionales en materiaambiental pierden gran parte de su eficacia al estar supeditados alas normas internas de los Estados6Precisamente para el caso colombiano, la Constitución tampocoprevé la supremacía de los tratados, pues en sus artículos 4, 9 y93 parece reafirmar la supremacía de la Constitución como “normade normas”; de tal forma que sólo los tratados sobre derechoshumanos y derecho internacional humanitario que conforman unbloque de constitucionalidad que prima frente al resto delordenamiento. Así se ha pronunciado al respecto la CorteConstitucional:“Ahora bien, la Corte ha sido clara en señalar que, en el ordeninterno colombiano , ni siquiera los tratados de derechos humanos6 Convenio de Viena. Artículo 27: “ El derecho interno de los Estados, las reglas de lasorganizaciones internacionales y la observancia de los Tratados: 1. Una parte no podrá invocarlas disposiciones de su derecho interno como justificación de incumplimiento de un tratado. Estanorma se entenderá sin perjuicio de lo establecido en el artículo 46. (...)”Articulo 46: Disposiciones de derecho interno del Estado y las reglas de la organizacióninternacional concernientes a la competencia para celebrar tratados. 1. El hecho de que elconsentimiento de un Estado en obligarse por un tratado, haya sido manifestado en violación deuna disposición de su derecho interno concerniente a la competencia para celebrar tratados nopodrá ser alegado por dicho Estado como vicio de consentimiento, a menos que esa violación seaexpresa y afecte a una norma de importancia fundamental se su derecho interno.” 25
  26. 26. previstos por el articulo 93 de la Carta tienen jerarquíasupraconstitucional por cuanto la Constitución es norma de normas(C.P art 4º). Por ello esta Corporación señaló que “el único sentidorazonable que se puede conferir a la noción de prevalencia de lostratados de derechos humanos y de derecho internacionalhumanitario (CP arts. 93 y 214 numeral 2º) es que estos forman conel resto del texto constitucional un “bloque de constitucionalidad”,cuyo respeto se impone a la ley. En efecto, de esa manera searmoniza plenamente el principio de la Constitución como norma denormas (CP art 4), con la prevalencia de los tratados ratificados porColombia, que reconocen los derechos humanos y prohíben sulimitación en los estados de excepción (CP art 23 )”. Por ende, si nisiquiera los tratados que reconocen derechos humanos tienen elrango supranacional, con menor razón puede argumentarse que engeneral todos los tratados son superiores a la Carta pues ni siquieraalcanzan a tener rango constitucional...”7No obstante, tal deficiencia anotada para su completa eficacia, losinstrumentos internacionales serán una fuente directa deresponsabilidad en tanto que incorporan aspectos vinculantes en elordenamiento jurídico, siempre que sean compatibles con laConstitución, estas exigencias por parte del derecho internacionalponen en marcha el instituto de la responsabilidad estatal, oradesde el punto de vista interno frente a sus administrados, orafrente a otros Estados.En materia ambiental, la Conferencia de Estocolmo de 1972 fue laprimera cumbre mundial donde se debatió de alguna forma la7 Corte Constitucional, Sentencia C-400 de 1998. En el mismo sentido, sentencias C-027 de 1993 ;C-176 de 1994 y C-256 de 1998. 26
  27. 27. responsabilidad de los Estados. No obstante su carácterexcesivamente general, que produjo un cierto ambiente devaguedad, se destaca la consagración de derechos y deberesfundamentales; así se dijo que los Estados tienen de acuerdocon la Carta de la Naciones Unidas y los principios del DerechoInternacional, el derecho soberano de explotar sus propiosrecursos siguiendo sus propias políticas ambientales yresponsabilidad de asegurar que las actividades dentro de sujurisdicción o control no causen daño al medio ambiente de otrosEstados o áreas más allá de la jurisdicción nacional. De igualforma, los Estados deben cooperar en el desarrollo del DerechoInternacional en lo que respecta a la responsabilidad y a lacompensación de las víctimas en la contaminación y otros dañosambientales causados por actividades cumplidas dentro de lajurisdicción o control de dicho Estado y aún en áreas más allá dela jurisdicción. Se fundan entonces tres pilares: responsabilidadinterna por daños al medio ambiente, responsabilidad por dañostransnacionales y fondos de reparación del daño.Por su parte, en la Conferencia de Río de 1992, se hicieronpresentes más de 100 Estados y 1500 organizaciones, ysuscribieron documentos sobre la protección de la biodiversidad,control de emisiones de gases destructores de la capa de ozono ycausantes del efecto invernadero, protección de los bosques, tododentro del marco del llamado desarrollo sostenible.Sin lugar a dudas, esta segunda declaración sí contiene aspectosjurídicamente vinculantes, que imponen obligaciones especificas alos Estados; por ejemplo, en su principio 7, se consagra unfundamento básico de responsabilidad, por el cual, los Estados son 27
  28. 28. conscientes que han contribuido al deterioro ambiental, así, debenconcurrir a su reparación, eso sí, según su participación; se hablaentonces de una responsabilidad común pero diferenciada, aspectoque resulta sensato, de acuerdo a la capacidad tecnológica yfinanciera de cada Estado.Igualmente, los principios 11 y 13 consagran el deber de losEstados de desarrollar su legislación en temas de responsabilidad eindemnización, así pues, se debe entender el esfuerzo legislativo enmateria ambiental no sólo expidiendo leyes eficaces, sinocolaborando en la elaboración de nuevas normas internacionales.En el mismo sentido, el principio 15 dispone un preceptoeminentemente preventivo, pues debe tenerse en cuenta el criteriode prevención según las capacidades de cada Estado, aquí sereitera la función objetivamente protectora del Estado en relacióncon el medio ambiente, siendo incluso, imposible excusarse de taldeber so pretexto de los costos económicos.De la misma forma, los acuerdos de integración económica hantenido en cuenta en no pocos aspectos el tema ambiental, laComunidad Económica Europea tiene como política central laprotección del medio natural por medio de mecanismos deintervención de la Comunidad en los Estados miembros,especialmente en temas de seguridad nacional como residuospeligrosos, pruebas nucleares, protección del mar y controlessanitarios.88 Véase por ejemplo, las directiva 78 y 319 sobre residuos tóxicos y peligrosos y la directiva76sobre contaminación por vertimiento en el medio acuático de sustancias toxicas. 28
  29. 29. No obstante la relativa validez de estos instrumentosinternacionales, debemos reconocer la dificultad de estructurar unsistema de responsabilidad con base en el derecho internacionalambiental, pues no es desconocido que aún se carece de losmecanismos coercitivos para que sea plenamente eficaz;precisamente la ausencia de un tribunal internacional para taltema hace que muchas de las controversias que se generen seansimplemente ilusorias; incluso los tribunales ya existentes carecende competencia para fallar dentro de la órbita netamenteambiental.9De la misma manera, las sanciones que prevén los tratados son detipo estrictamente pecuniario y realmente no garantizan lareparación del daño, pues bien es cierto que existen dañosambientales son de difícil o imposible cuantificación económica,por la complejidad del ecosistema, o en el mejor de los casos, loscostos de la reparación pueden llegar a ser tan altos que noalcanzan ser cubiertos por los responsables. Estas consideracionessobre el daño serán analizadas con mayor profundidad en elsiguiente capitulo.Además, la imputación de responsabilidad a los Estados no es tanevidente, en principio las normas de instrumentos internacionalesapuntan sólo a establecer la responsabilidad del particular, sufundamento es entonces de origen privado, haciendo difícil la9 Así por ejemplo, la Corte Internacional de Justicia de la Haya no se ha pronunciado sobre casosdesde el punto de vista de responsabilidad ambiental, sus actuaciones se limitan a controversias delderecho del mar, excepcionalmente en 1973 conoció el litigio entre Australia y Nueva Zelandacontra Francia por ensayos nucleares. Sin embargo, ningún otro tribunal internacional (Corte deJusticia de la Comunidad Económica Europea, Tribunal Andino, Corte Interamericana deDerechos Humanos, etc.) ha fallado hasta la fecha un asunto de responsabilidad por daños almedio ambiente exclusivamente. 29
  30. 30. aplicación al ámbito público, razón por la cual muchas de lascontroversias que se presentan son dirimidas a la luz del DerechoInternacional Privado.1.3.2 TRATADOS INTERNACIONALES RATIFICADOS POR COLOMBIA RELATIVOS A CONTAMINACIÓN POR HIDROCARBUROSLas descargas accidentales y a gran escala de petróleo líquido sonuna importante causa de contaminación del medio ambiente. Loscasos más espectaculares de contaminación por crudos suelenestar a cargo de los superpetroleros empleados paratransportarlos, pero hay otros muchos barcos que vierten tambiénpetróleo, y la explotación de las plataformas petrolíferas marinassupone también una importante aportación de vertidos. Se estimaque de cada millón de toneladas de crudo embarcadas se vierteuna tonelada. Entre las mayores mareas negras registradas hastael momento se encuentran la producida por el petrolero AmocoCádiz frente a las costas francesas en 1978 (1,6 millones debarriles de crudo) y la producida por el pozo petrolífero Ixtoc I enel golfo de México en 1979 (3,3 millones de barriles). El vertido de240.000 barriles por el petrolero Exxon Valdez en el Prince WilliamSound, en el golfo de Alaska, en marzo de 1989, produjo, en elplazo de una semana, una marea negra de 6.700 Km2, que pusoen peligro la vida silvestre y las pesquerías de toda el área. Por elcontrario, los 680.000 barriles vertidos por el Braer frente a lacosta de las islas Shetland en enero de 1993 se dispersaron enpocos días por acción de las olas propias de unas tormentasexcepcionalmente fuertes. 30
  31. 31. Los vertidos de petróleo acaecidos en el golfo Pérsico en 1983,durante el conflicto Irán-Irak, y en 1991, durante la Guerra delGolfo, en los que se liberaron hasta 8 millones de barriles decrudo, produjeron enormes daños en toda la zona, sobre todo porlo que se refiere a la vida marina.Concientes de los enormes daños que pueden causar losvertimientos de hidrocarburos al ecosistema marino y en general alos intereses de los Estados costeros, se han suscrito diversostratados Internacionales, unos tendientes a controlar los efectoscontaminantes de las mareas negras, otros, cuyo principal objetivoes garantizar la responsabilidad de los buques que causan unsiniestro de esta naturaleza. En seguida se analiza. • Convenio Internacional sobre Responsabilidad Civil por daños causados por la contaminación de las aguas del mar por hidrocarburos. Bruselas 29 de Noviembre de 1969.Este convenio fue suscrito por la necesidad de garantizar unaindemnización suficiente a las personas que sufran dañoscausados por la contaminación que se produce al derramarse odescargarse hidrocarburos procedentes de los barcos. Fue elprimero en que buscó fijar reglas y procedimientos a escalainternacional que diriman cuestiones de responsabilidad y preveanindemnizaciones equitativas. 31
  32. 32. Se destaca la definición del convenio del concepto de"hidrocarburos” como todo hidrocarburo persistente, crudos depetróleo, fuel-oil, aceite diesel pesado, aceite de ballena y aceitelubricante, ya sean estos transportados a bordo de un barco comocargamento o en los depósitos de combustible de ese barco.10De igual manera, se prevé las hipótesis en las cuales no puedeimputarse responsabilidad al propietario del barco, cuando ocurreel siniestro se trata específicamente de situacionescorrespondientes a actos de guerra, hostilidades, guerra civil einsurrección, así como fenómenos naturales irresistibles; accionesu omisiones intencionadas de un tercero para causar el daño; ynegligencia de una autoridad obligada a mantener luces y ayudasde navegación. Igualmente, el propietario del barco causante del siniestro puedelimitar su responsabilidad por virtud del convenio, a una cuantíade 2.000 francos por tonelada de arqueo del barco, introduciendolimitaciones legales de responsabilidad.Además, se establece que un barco matriculado en alguno de losEstados contratantes, que transporte más de 2.000 toneladas dehidrocarburos a granel, debe suscribir un seguro u otra garantíafinanciera, por el valor que resulte de calcular lo dispuesto en elartículo 5° del convenio. De lo anterior dispone el convenio quepuede iniciarse acción para el resarcimiento de los daños porcontaminación contra el asegurador o contra quien haya expedido10 Artículo 1, numeral 5 convenio internacional sobre responsabilidad civil por daños causados porla contaminación de las aguas del mar por hidrocarburos. 32
  33. 33. la garantía financiera. De esta forma, fue pionero en prescribir losseguros ecológicos.Existe además, un termino de prescripción por el cual los derechosa indemnización previstos en el Convenio prescriben si la acción nose interpone dentro de los tres años subsiguientes a la ocurrenciade siniestro; siendo la primera normatividad que incluye factoresde prescripción para la reparación del daño.Muy importante resaltar, que los fallos pronunciados por unTribunal de un Estado contratante deberán ser reconocidos encualquier otro Estado que ha suscrito el Convenio. Es pues, una delas principales características de la internacionalización delproblema.Este Convenio fue ratificado en Colombia por la Ley 55 de 1989,fue ratificado por adhesión el 26 de marzo de 1990, y entro envigor el 24 de Junio de 1990.No obstante su importancia como pionero desde el punto de vistainternacional, debemos reconocer que en buena medida elconvenio puede ser ilusorio para efectos de responsabilidad estatal,pues la atribución recae en principio sobre el propietario del barcoy no sobre Estados, modificando de esta manera el escenario parala reclamación; además, las sanciones son de tipo económico queimpiden la reparación del daño ambiental en cuanto sea posible elrestablecimiento del ecosistema afectado.De todas formas, apartándonos de tal interpretación restrictiva,consideramos que este convenio sí puede servir de fuente de 33
  34. 34. responsabilidad de los Estados, pues son múltiples las hipótesisdonde los barcos son propiedad de algún Estado, o actúa en unaactividad directa o indirecta de éste. Incluso, con criteriosnetamente objetivos, un Estado podría responder por los dañoscausados por barcos que navegan bajo su bandera, como adelantese verá.Este convenio ha sido modificado por tres protocolos: 19 denoviembre de 1976, 1 de diciembre de 1984 y 27 de noviembre de1992, el último de los cuales, Colombia está en mora de ratificar,pues dicho protocolo establece que el fondo de reparación creadoen 1971 aumenta su cobertura de 80 millones de dólares a 200millones. • Convenio Internacional de constitución de un Fondo Internacional de indemnización de daños causados por contaminación de hidrocarburos. Bruselas 18 de Diciembre de 1971Fue suscrito porque se determino que el régimen dispuesto por elconvenio internacional sobre responsabilidad civil por dañoscausados por la contaminación de las aguas del mar porhidrocarburos, en ocasiones no proporcionaba la indemnizaciónplena de las víctimas de los daños por contaminación dehidrocarburos. De igual manera se consideró que lasconsecuencias económicas derivadas de los daños ocasionados porderrames o descargas de hidrocarburos en el mar, no debían sersoportados únicamente por la industria naviera, sino también porlos interesados en la carga. 34
  35. 35. De esta forma, se creó una figura de especial importancia en lagestión internacional ambiental, se trata del "Fondo Internacionalde Indemnización de Daños Causados por la Contaminación dehidrocarburos", cuyos fines son lograr la indemnización para lasvíctimas de una contaminación por hidrocarburos cuando elseguro o la garantía financiera resulten insuficientes y exonerar alos propietarios de los buques causantes de siniestros deobligaciones financieras suplementarias que se derivan delConvenio de Responsabilidad suscrito en 1969.El Fondo adquiere por subrogación todos los derechos que por elConvenio de Responsabilidad correspondiere a la víctima contra elpropietario del barco o su fiador.Las contribuciones al Fondo deben pagarse en cada EstadoContratante, por toda persona natural o jurídica que haya recibidodurante el año cantidades superiores a las 150 toneladas dehidrocarburos sujetos a contribución. • Acuerdo sobre la Cooperación Regional para el combate contra la contaminación del pacifico sudeste por hidrocarburos y otras sustancias nocivas en casos de emergencia. Lima 1981Este acuerdo fue suscrito dados los evidentes daños decontaminación que pueden causar los hidrocarburos en el PacíficoSudeste y que pone en peligro a los países costeros y al ecosistema 35
  36. 36. marino; por lo tanto para evitar la propagación de estos daños serequiere la cooperación de los países de la zona.Se fija un ámbito de aplicación del acuerdo, siendo el áreamarítima del Pacífico Sudeste dentro de la zona marítima desoberanía hasta 200 millas de las Partes Contratantes, e inclusomás allá de dicha zona, si los contaminantes vertidos representanun peligro para los países costeros.Se hace una enumeración sobre los intereses conexos, que puedenverse afectados por la contaminación del mar con hidrocarburos;por ejemplo: la calidad de vida y la salud de las poblacionescosteras; la conservación de los recursos vivos; las actividades enaguas costeras, islas, puertos y estuarios; el patrimonio histórico yturístico, incluyendo actividades deportivas y de recreación.Los Estados contratantes deben emitir información a los capitanesde barco que navegan bajo su bandera, para que informen demanera eficiente sobre la presencia, características y extensión dederrames de hidrocarburos, que representen una amenaza para elecosistema marino y para los intereses conexos de los paísescosteros.Cuando se presente una situación de emergencia se debe tomar lasmedidas como la evaluación sobre la naturaleza y extensión de laemergencia, la cantidad aproximada de los hidrocarburos juntocon la dirección y velocidad del derrame; la adopción de medidasencaminadas a evitar o reducir los efectos de la contaminación; y laobservación de la situación de emergencia, sus alteraciones y laevolución del fenómeno de contaminación. 36
  37. 37. Cuando un Estado contratante se halle ante una situación deemergencia y necesite ayuda para combatir la contaminación,puede solicitar la cooperación de los demás Estados, especialmentesi estos también se pueden ver afectados por el vertimiento. Unavez se reciba la solicitud del Estado cooperador debe informarsobre la forma, dimensión y las condiciones de la cooperación.Este acuerdo fue aprobado por Colombia con la Ley 45 de 1985,ratificado por adhesión el 6 de agosto de 1985, y entro en vigor el13 de octubre de 1985. • Protocolo Complementario acuerdo sobre la Cooperación Regional para el combate contra la contaminación del pacifico sudeste por hidrocarburos y otras sustancias nocivas en casos de emergencia. Quito 22 de Julio de 1983.Este Protocolo se suscribió con el fin de precisar los mecanismosde cooperación cuando un derrame masivo de hidrocarburossupere la capacidad individual de una país para enfrentarlo;igualmente para establecer los planes de contingencia que cadapaís debe adoptar.Cada país debe designar la autoridad encargada de solicitar uotorgar la asistencia en caso de emergencia, y debe informar a lasdemás altas partes sobre cualquier cambio en la designación. Deigual manera la solicitud de ayuda deberá hacerse por el mediomás rápido; una vez llegue a los países requeridos deben adoptar 37
  38. 38. una decisión en el más breve plazo, e informar sobre la forma,dimensión y condiciones de la cooperación que prestará.Igualmente, cada país debe realizar un plan nacional decontingencia para enfrentar las emergencias ocasionadas por elderrame de hidrocarburos, el cual debe contener por lo menos lossiguientes aspectos:- Asignación de responsabilidades institucionales en las operaciones de prevención, control y limpieza de derrames de hidrocarburos.- Determinación de las áreas más sensibles a un derrame y que requieran una protección especial.- Conocimiento de las condiciones naturales, atmosféricas y dominantes en las áreas críticas.- Establecimiento de métodos de control de limpieza más recomendados de acuerdo a las distintas condiciones del área.Este acuerdo fue aprobado por Colombia mediante la Ley 45 de1985. • Protocolo relativo a la Cooperación para combatir los derrames de hidrocarburos en la región del gran caribe. Cartagena de indias 24 de marzo de 1983.El protocolo se suscribió porque las actividades de exploración,producción y refinación de hidrocarburos, así como el tráficomarítimo conexo constituyen una amenaza de derrames dehidrocarburos en la región del Gran Caribe, más aún si se tiene en 38
  39. 39. cuenta el número de islas existentes en la región, especialmentevulnerables a los daños resultantes de una contaminación gravepor hidrocarburos, debido a la debilidad de sus ecosistemas y a ladependencia económica de algunas de las islas a su zona costera.De manera general lo más importante de este Protocolo es lo quesigue:En su articulo primero se refiere a los intereses conexos que sepueden ver afectados si ocurre un derrame de hidrocarburos en lazona, ellos son:- Actividades marítimas, costeras, portuarias y de estuarios.- Atractivos históricos y turísticos, incluyendo los deportes acuáticos y las actividades recreativas de la zona.- La salud de la población costera.- Las actividades pesqueras y la conservación de los recursos naturales.Cada uno de los Estados contratantes debe establecer losprocedimientos apropiados para que la información relativa aderrames de hidrocarburos se transmita con la mayor rapidezposible, estos procedimientos incluyen la obligación de losfuncionarios competentes, de los capitanes de buque, de laspersonas con instalaciones frente a las costas de comunicar todoincidente de derrame de hidrocarburos en que estén involucradossus buques o sus instalaciones o de los cuales tenganconocimiento. 39
  40. 40. Igualmente, las partes contratantes deben tomar las medidas acontinuación enumeradas para hacer frente a un incidente dederrame de hidrocarburos:- Evaluación preliminar del incidente incluyendo el alcance del impacto producido o probable de la contaminación.- Comunicación sin demora la información sobre el incidente.- Determinar las medidas eficaces para hacer frente al incidente.- Adoptar las medidas necesarias para prevenir, reducir o eliminar los efectos del incidente incluida la vigilancia de la situación.Así revisados los principales tratados relativos a hidrocarburosratificados por Colombia, concluimos que ellos constituyen unafuente primordial de responsabilidad, tanto para los particularescomo para el Estado. Sin perjuicio de las deficiencias anotadas encuanto a la eficacia de estos instrumentos, nos permitimos afirmarsu plena validez, al menos como motivador de una moralinternacional que propende por la protección al ambiente.1.4 LA INDUSTRIA DEL PETROLEO EN EL MEDIO AMBIENTESe analizará ahora, la industria del petróleo con sus diferentescomponentes técnicos y económicos, en especial, su impactoambiental, como fundamento del daño que se debe considerarcomo elemento para deferir la responsabilidad al estado. 40
  41. 41. 1.4.1 ANALISIS DE LA ESTRUCTURA INTERNA DEL MERCADO PETROLERO.Los componentes básicos de la industria petrolera son cuatro:exploración, producción, refinación y comercio. Los primeros son laparte comúnmente llamada aguas arriba del negocio, y los dosúltimos aguas abajo. Otro nombre por el cual se conoce a larefinación es el de manufactura, que tiene una connotación másamplia: elaborar, a partir del petróleo crudo, productos que seancolocados en el mercado. Esta separación del negocio petrolero endos partes, arriba y abajo, no es arbitraria. Por lo general, los doscomponentes van juntos y, desde los puntos de vista de economía yrentabilidad, ambos tienen características muy diferentes. Ello nospermite clasificar a las empresas petroleras en:a. Las verticalmente integradas que cubren las dos partesb. Las productoras de crudo que sólo se dedican a la parte aguas arriba del negocio, yc. Las que se dedican a la de aguas abajo.De estas últimas, la mayoría cubren tanto la manufactura como elmercadeo, de productos, pero no, es extraño encontrar empresasque se dediquen sólo a una de esas actividades. En la parte aguasarriba las rentabilidades, son generalmente altas, porque los costosde producción del petróleo, incluyendo los de descubrirlo ydesarrollarlo, son órdenes de magnitud inferior a su precio en elmercado. Es decir, los márgenes del negocio son intrínsecamentealtos, mientras que los del refinado de crudo y mercadeo deproductos son bajos. Desde los inicios de la industria en el sigloXIX, la alta rentabilidad aguas arriba del negocio ha estado 41
  42. 42. signada por la paradójica situación de que ésta no puedematerializarse si no se manufacturan productos y se venden en elmercado,Es por ello que, para garantizar esta rentabilidad, las empresasproductoras de crudo se integraron verticalmente, adquiriendo odesarrollando refinerías para sus crudos y mercados para susproductos, Y esto se hizo dé tal manera que la parte aguas abajofue sólo un complemento, no muy rentable pero necesario, para lade aguas arriba, es decir que en principio el refinado fueúnicamente una parte, de una industria integrada, sin una vidapropia. Y fue así hasta la aparición de las llamadas "refineríasindependientes", es decir, refinerías que no forman parte de uncomplejo integrado con operaciones aguas arriba, y cuyarentabilidad debe estar dada por sus propias actividades.En cuanto a la refinación, se manufacturan dos tipos básicos deproductos: energéticos e insumos, para la industria química. Estosse agrupan en cuatro componentes básicos: gasolinas y naftas,destilados, combustibles residuales y otros. En este último grupoentran productos no energéticos como lubricantes, asfalto y ceras.Los tres primeros grupos constituyen más del 95% de laproducción de refinados. En líneas generales, las gasolinas y naftastienen mayor valor en el mercado; los combustibles residualestienen el menor, y los destilados un valor intermedio. Variacionesestaciónales de demanda pueden hacer variar la magnitud deldiferencial de precios entre la gasolina y los destilados; porejemplo, en el mercado del hemisferio norte, los destilados paracalefacción y las gasolinas automotrices tienen cicloscomplementarios de precios y demanda. En el invierno la demanda 42
  43. 43. y el precio de las gasolinas, es relativamente bajo y el de losdestilados altos, mientras en el verano ocurre lo contrario, En elhemisferio sur los ciclos son opuestos.La proporción de gasolinas, destilados y residuales que seproducen en una refinería depende de la complejidad de larefinería y de la calidad del crudo. Un crudo de mejor calidad rindemás gasolinas y destilados que uno de menor calidad, y unarefinería más compleja rinde más de estos productos que unarefinería sencilla.La medida primaria de la calidad de los crudos es la densidad (semide en relación, con el agua) y que en términos de 1,9 jergapetrolera en algunos países se mide en grados API (siglas delAmerican Petroleum Instituto). En la escala API el agua tiene 10grados API, un crudo menos denso que el agua tiene "API mayorque 10 y uno con densidad mayor que el agua tiene "API menorque 10. En Venezuela, se llaman crudos livianos a los que tienenAPI mayor que 29, medianos los que tienen API entre 22 y 29,pesados a los que tienen gravedad API entre 22 y 10, yextrapesados (los de la Faja del Orinoco y Boscán, en Venezuelapor ejemplo) a los que tienen API menor que 10. Por lo general, elrendimiento de gasolinas y destilados de un crudo sube con el pesoespecífico.La medida más completa de calidad del crudo incluye, además delpeso específico, otros factores como: o contenido de impurezas(azufre, vanadio, níquel), o naturaleza química (nafténicos yparafínicos) o y curva de destilación (rendimiento de productos endestilación primaria. Es obvio que el precio de los crudos aumentacon la calidad. 43
  44. 44. Por otra parte la complejidad de las refinerías depende del númerode procesos que realice. Estas aumentan en complejidad, costo yrendimiento de productos de mayor valor en una secuencia que es:destilación primaria, destilación al vacío, craqueo térmico, craqueocatalítico, hidrocraqueo, alquilación y reformación. Secuencia queno es necesariamente lineal, sino que sigue, en cada caso, unatortuosa ruta que incluye otros procesos de tratamiento y rechazode impurezas cuya variedad y complejidad es muy alta.Un caso específico de refinación complicada es el de refinerías concapacidad de conversión, es decir, refinerías que pueden recibir,como carga, productos o crudos de alto peso específico y por endede bajo precio y convertirlos en productos de bajo peso específico yde alto precio. Los costos de construcción y funcionamiento de unarefinería crecen de acuerdo con su complejidad y su capacidad deconversión. Asimismo, el costo y gravedad API de los insumos queesas refinerías pueden procesar se reduce en menoresproporciones.11Debido a que las refinerías existentes no permitían satisfacer lademanda de productos, en particular gasolinas y destiladosdisponibles, ni cumplir con las especificaciones y requerimientosde los mismos, se ha hecho necesario aumentar la complejidad delas refinerías.Dichos requerimientos se han hecho más rigurosos en los últimosdos años, en particular en lo que atañe a las especificaciones de losproductos impuestas por normas ambientales. Ello ha traído comoconsecuencia el cierre, por antieconómico, de capacidad derefinación, y altísimas inversiones en la manufactura de nuevos11 Páramo Jesús. El petróleo y la industria petrolera. Universidad Nacional, Medellín 1986 44
  45. 45. productos ambientales aceptables, tales como las gasolinasreformuladas, para nombrar sólo un ejemplo muy conocido.El resultado ha sido que la rentabilidad del refinado ha decaídohasta la precariedad, al punto de que, a mediados de los añosochenta, los países exportadores, encabezados por Arabia Saudita,desarrollaron una fórmula de precios de los crudos para losrefinadores independientes, y por ende para el mundo refinero engeneral, conocida con el nombre de net back.En pocas palabras, los exportadores de crudo han tenido quegarantizar a los refinadores un margen mínimo de ganancias paraque puedan continuar operando. Este margen de gananciassupone un conocimiento de las estructuras de costo de losrefinadores y contempla que los productores tendrán un preciocompetitivo en un mercado libre de controles.Para Colombia como país productor de crudo, la refinación es vital,pues nos garantizaría un camino, lo más directo posible a losclientes finales, reduciendo la dependencia de intermediarios ymaximizando nuestros ingresos. Sin embargo esto no ha sido partede la política petrolera nacional la cuál desde solo hace unos pocosaños ha comenzado ha proyectar un aumento en la capacidad dérefinación en el país, estrategia necesaria no sólo para proteger ydiversificar las exportaciones de hidrocarburos, sino para suplir elmercado interno, así pues se impone una carga de adecuación almanejo de las estructuras de costos de la industria nacional, si sequiere que la industria petrolera nacional se haga mas competitivaa la hora de competir en los mercados internacionales y abastecer 45
  46. 46. el mercado interno, para aportar así un mayor valor agregado alproducto interno bruto(PIB).121.4.1.1 PETROLEO E IMPACTO AMBIENTALEl desarrollo del mundo moderno está basado en la disponibilidadde energía calórica, electricidad y el mejoramiento de los medios detransporte. De cualquier manera, en décadas recientes, tanto lasindustrias como el público, han reconocido la creciente necesidadde preservación del ambiente, con respecto de algunos potencialesefectos negativos en la explotación de las fuentes energéticas delplaneta en el caso del petróleo desde el inicio de la actividadpetrolera el ambiente o entorno, en el que ésta se desarrolla, se veafectado por numerosos intervenciones que dañan severamente elmedio ambiente circundante.Las huellas más evidentes, las cuales podemos encontrar en todoslos lugares del planeta donde se ha explotado petróleo,frecuentemente han sido ocasionadas por accidentes en tanques dealmacenamiento, en oleoductos o con los llamados súperpetroleros. Sin embargo los accidentes, aún siendo losacontecimientos que suelen alcanzar mayor notoriedad ante laopinión pública, no son las únicas fuentes de contaminación odegradación del medio, ni siquiera las más importantes.Todas las actividades que están envueltas en la exploración yexplotación del petróleo provocan impactos potencialmentenegativos sobre el medio ambiente y sobre las personas que lo12 Cálculos Ministerio de Hacienda y Crédito Público. Dirección general de políticaMacroeconómica y Departamento Administrativo (DANE). 46
  47. 47. usan o que están en contacto con él. En ocasiones las operacionesnormales de trabajo en una explotación petrolera tieneconsecuencias muy perjudiciales, sus efectos son a mayor largoplazo y magnitud que las catástrofes accidentales que puedansuceder.Gran parte de los ecosistemas afectados por la exploración yexplotación de hidrocarburos cuentan con formas de vida muydiversas y de gran complejidad. A pesar de este hecho, laexpansión petrolera muy a menudo se enfoca en dichosecosistemas.Existen muchas formas de contaminación durante la operaciónpetrolera.La operación "sísmica" es una de las más utilizada en la etapa deexploración, y consiste en la medición de las ondas de resonanciaque produce la detonación de cargas de dinamita. Esto significaque la zona explorada queda completamente llena de agujerosdinamitados.Cuando ya se ha determinado el lugar donde hay probabilidades deencontrar petróleo se empiezan a abrir los pozos exploratorios.Durante este proceso son utilizados lodos químicos, los cuales sonaltamente contaminantes, para la mayor penetración en el terrenode los taladros que deben ser enfriados constantemente con agua.También se construyen piscinas para depositar las aguas ácidas ylos lodos contaminados que salen junto con el posible petróleo.Esta fase de la exploración altera el equilibrio natural, requiere degrandes cantidades de agua del lugar y aumenta los niveles decontaminación. También, en las perforaciones se producen lodos 47
  48. 48. con metales pesados y tóxicos como el cadmio, cobre, arsénico,mercurio y plomo. Estos tóxicos pueden ir al agua mezclados conotros contaminantes y terminar en el mar. La contaminaciónacústica a causa de las explosiones y de los taladros también esmuy importante porque puede provocar perdidas en labiodiversidad de ese ecosistema y alteraciones de los patrones deconducta de los animales. 13Cuando alguno de los pozos exploratorios toca un yacimiento seinicia la fase de extracción. En tierra o en mar, las operaciones arealizarse en esta etapa alteran el ambiente natural y locontaminan. Esta etapa presenta riesgos adicionales de accidentes,sobre todo relacionados con los gases venenosos, las aguas ácidasy los depósitos de crudo.Luego de la extracción comienza la etapa del transporte del petróleocrudo, que es una de las operaciones más riesgosas y costosas entérminos de destrucción ambiental. Desde que se transportapetróleo masivamente, son millones los barriles de petróleo que sehan derramado en territorios selváticos, ríos, lagos y mares. Lasconsecuencias de tales derrames continúan afectando estosecosistemas muchos años después.La combustión o quema, de los derivados del petróleo, viene al finaly produce elementos químicos como el dióxido o anhídrido decarbono o CO2, dióxido de azufre, de nitrógeno y otros compuestosorgánicos volátiles, que causan graves problemas ambientales.Dentro de estas etapas (Exploración y Explotación) también existeuna compactación de los suelos por la maquinaria pesada donde,13 Barry, C Field. Economía ambiental. Editorial Mc Graw Hill, Bogotá, 1995. 48
  49. 49. por la perdida de vegetación, se produce una erosión ycontaminación muy importante de los suelos de la zona. Losmicroorganismos del suelo son alterados por la contaminaciónpetrolera, desapareciendo o disminuyendo las especies menosresistentes, además de altas tasas de mutaciones. Las alteracionesal suelo pueden producir cambios en el PH de este y del agua quepodría causar un deterioro crónico en los diferentes ecosistemas. 14Con lo dicho anteriormente, se pude ver claramente que elinadecuado manejo de esta fuente energética puede causarproblemas de gran envergadura socio-ambiental. Veamos pues endetalle cuales son entonces los efectos perjudiciales de losaccidentes petroleros en cada uno de los distintos ecosistemas:1.4.1.2 TIPOS DE CONTAMINACIÓN Sin perjuicio que lo que se estudiara al capitulo dedicado al daño,a continuación describiremos los principales tipos decontaminación petrolera, entendiendo que la actividad sedesarrolla dentro de lo que podríamos definir como una actividadpeligrosa, dados sus efectos riesgosos para la persona humana yel medio ambiente. • Derrames: aunque se analizara en mayor detalle más adelante podemos anticipar que el petróleo vertido en el medio marino provoca lo que se conoce como "marea negra", que es una masa espesa que flota en la superficie del agua. Ésta masa, una vez en el agua, se degrada por procesos14 Ibidem 49
  50. 50. físicos, químicos y biológicos. Al principio, se extiende conrapidez sobre la superficie del mar, y se divide en una seriede "hileras" paralelas a la dirección del viento dominante. Laevaporación se produce rápidamente, los compuestosvolátiles se evaporan en unas 24 horas. Las manchas depetróleo ligero pueden perder hasta un 50% en cuestión dehoras.Las fracciones remanentes del petróleo, es decir las máspesadas, se dispersan en el agua en forma de pequeñasgotas, que terminan siendo descompuestas por bacterias yotros microorganismos. La velocidad a la que se producen losprocesos mencionados arriba dependerá del clima, el estadodel mar y el tipo de petróleo.La contaminación también puede ser muy perjudicial para laeconomía del lugar. Por ejemplo las playas contaminadas porpetróleo causan serios problemas económicos a loshabitantes de las costas porque pierden ingresos por laactividad pesquera y la turística, y además requieren de almenos un año para su recuperación, cuando tienencorrientes y olas fuertes, pero las playas que no tienen estascaracterísticas tardan varios años en recuperarse.En el mar, la contaminación por crudo es sobre todo dañinapara los animales de superficie, en especial para las avesmarinas, el petróleo daña su plumaje y también puedeningerirlo al intentar limpiarse. 50
  51. 51. En la costa hay ciertos habitas especialmente vulnerables ysensibles a este tipo de contaminación. Algunos de ellos sonlos corales y los manglares.Los arrecifes coralinos, ecosistemas marinos de altísimabiodiversidad, resistentes a la erosión y tormentas, sonestabilizadores de las líneas de costa, especialmente en zonastropicales bajas, son altamente afectados por este tipo decontaminación. Hacen falta décadas para que un arrecife serecupere después de un derrame. En los componentesvegetales del arrecife hay una reducción en la tasa defotosíntesis. Se produce un mal desarrollo del tejidoreproductivo y la atrofia de las células reproductoras; dichosefectos pueden durar algunos años después del contacto conel crudo, reduciendo la tasa de reproducción y por lo tanto ladensidad de población. El petróleo produce alteraciones en lacomposición de las especies y en el hábitat.En el caso de los manglares los derrames de petróleo sonmuy importantes en varios sentidos ya que es un ecosistemade gran importancia social, económica y ecológica. Es elhábitat de muchas especies de peces y mariscos, y por estotambién es una fuente de materia prima para muchasactividades productivas de las comunidades asentadas en suentorno. Las actividades petroleras en el manglar produceninterrupción del flujo del agua dulce, del mar hacia losmanglares y dentro de ellos, lo que altera la forma dedrenaje, la vegetación, el suelo, y produce la inestabilidadgeneral de la zona. La perforación se hace por dragado, parahacer más profundo y ancho los canales existentes, lo quepuede destruir totalmente la zona afectada. Se produce 51
  52. 52. erosión a gran escala, muerte de la vegetación, interrupción en el crecimiento de las plántulas, sofocación e intoxicación de las raíces zancudas y disminución de las raíces absorbentes. La recuperación del manglar puede tardar varias décadas; además, hasta ahora no se conoce ninguna manera de limpiar la contaminación del sedimento sin destruir el bosque.15 Otros ecosistemas afectados por la actividad petrolera son los lechos de los pastos marinos, que crecen en aguas someras, sobre todo de costas tropicales. Los lechos de pastos marinos estabilizan el fondo marino, sirven de trampa de sedimentos, mejoran la calidad del agua y alimentan directamente a más de 340 animales marinos, que sufren cuando se interrumpe la cadena alimenticia. Algunas especies muy susceptibles mueren en contacto con el crudo y se recuperan muy difícilmente. Finalmente, en ecosistemas costeros el petróleo afecta gravemente a las especies que anidan en la arena. Los huevos absorben la humedad del ambiente que les rodea, por lo que pueden absorber los hidrocarburos presentes. Si hay contaminación en zonas de anidación, el impacto puede ser catastrófico para la reproducción. La contaminación por petróleo retarda la eclosión de los polluelos y produce anormalidad en el carapacho de las tortugas, especialmente cuando la exposición ocurre en las etapas tempranas, que es cuando éste se forma.15 Ministerio del Medio Ambiente. Biodiversidad y Manejo de la fauna silvestre. Documento,Bogotá, 1997. 52
  53. 53. Cuando se produce un derrame de petróleo no sólo mueren gran cantidad de peces, aves y otras especies de pequeña dimensión, que no son visibles para nuestra vista, sino que también las ciudades que toman el agua de los ríos o los mares son víctimas de posibles contaminaciones. En este sentido los efectos de la contaminación del agua incluyen los que afectan a la salud humana.• Emisiones: es la contaminación de la atmósfera por residuos o productos secundarios gaseosos, sólidos o líquidos, que pueden poner en peligro la salud del hombre y la salud y bienestar de las plantas y animales, atacar a distintos materiales, reducir la visibilidad o producir olores desagradables. El nivel de contaminación suele expresarse en términos de concentración atmosférica (microgramos de contaminantes por metro cúbico de aire) o, en el caso de los gases, en partes por millón, es decir, el número de moléculas de contaminantes por millón de moléculas de aire. Muchos contaminantes proceden de fuentes fácilmente identificables; el dióxido de azufre, por ejemplo, procede de las centrales energéticas que queman carbón o petróleo. Otros se forman por la acción de la luz solar sobre materiales reactivos previamente emitidos a la atmósfera (los llamados precursores). Por ejemplo, el ozono, un peligroso contaminante que forma parte del smog, se produce por la interacción de hidrocarburos y óxidos de nitrógeno bajo la influencia de la luz solar. El ozono ha producido también graves daños en las cosechas. Por otra parte, el descubrimiento en la década 53
  54. 54. de 1980 de que algunos contaminantes atmosféricos, como los clorofluorocarbonos (CFC), están produciendo una disminución de la capa de ozono protectora del planeta ha conducido a una supresión paulatina de estos productos. La combustión de carbón, petróleo y gasolina es el origen de buena parte de los contaminantes atmosféricos. Más de un 80% del dióxido de azufre, un 50% de los óxidos de nitrógeno, y de un 30 a un 40% de las partículas en suspensión emitidos a la atmósfera en Estados Unidos proceden de las centrales eléctricas que queman combustibles fósiles, las calderas industriales y las calefacciones. Un 80% del monóxido de carbono y un 40% de los óxidos de nitrógeno e hidrocarburos emitidos proceden de la combustión de la gasolina y el gasóleo en los motores de los coches y camiones. Otras importantes fuentes de contaminación son la siderurgia y las acerías, las fundiciones de cinc, plomo y cobre, las incineradoras municipales, las refinerías de petróleo, las fábricas de cemento y los atascamientos en él trafico, en donde los contaminantes más usuales que emite el tráfico son el monóxido de carbono, los óxidos de nitrógeno, los compuestos orgánicos volátiles y las macro partículas. Por lo que se refiere a estas emisiones, los transportes en los países desarrollados representan entre el 30 y el 90% del total.1616 Ibídem, P.10 54
  55. 55. La mayor preocupación por la contaminación que produce eltráfico rodado se refiere a las zonas urbanas, en donde ungran volumen de vehículos y elevadas cifras de peatonescomparten las mismas calles. Ciertos países controlan ya losniveles de contaminación de estas zonas para comprobarque no se sobrepasan las cifras establecidasinternacionalmente. Los peores problemas se producencuando se presenta una combinación de tráfico intenso y decalor sin viento; pues en los hospitales aumenta el númerode urgencias por asma bronquial, sobre todo entre los niños.Las concentraciones son más elevadas en las calzadas pordonde circulan los coches, o cerca de éstas (es probable queel máximo se alcance de hecho dentro de los vehículos,donde las entradas de aire están contaminadas por losvehículos que van adelante) y se reducen con rapidezincluso a poca distancia de la calzada sobre todo si sopla elviento. Sin embargo, aparte de los efectos directos sobre lasalud de las personas que respiran los humos del tráfico, losproductos químicos interactúan y producen ozono de bajonivel, que también contribuye al calentamiento global, asícomo lluvia ácida, la cual tiene efectos destructores sobre lavida vegetal, aun en países alejados de las fuentes deemisión. En muchos países, reducir la contaminación queprovoca el tráfico es una de las grandes prioridades y, en lamayoría de los casos (aunque no siempre), se reconoce queello puede pasar por restringir en cierta medida el aumentodel volumen total de tráfico, ya sea con medidas de urgenciadurante algunos días, cuando la contaminación esdemasiado alta, o mediante políticas más completas a largo 55
  56. 56. plazo. La calidad del aire es pues uno de los motivos de políticas como la implantación de zonas peatonales en el centro de las ciudades, la limitación del tráfico y la creación de autopistas de peaje.FIGURA 1. 56
  57. 57. • Contaminación Acústica: es el término que hace referencia al ruido cuando éste se considera como un contaminante, es decir, un sonido molesto que puede producir efectos fisiológicos y psicológicos nocivos para una persona o grupo de personas. La causa principal de la contaminación acústica es la actividad humana: el transporte, la construcción de edificios y obras públicas, la industria, entre otras. Los efectos producidos por el ruido pueden ser fisiológicos, como la pérdida de audición, y psicológicos, como la irritabilidad exagerada. El ruido se mide en decibelios (dB); los equipos de medida más utilizados son los sonómetros. Un informe publicado en 1995 por la Universidad de Estocolmo para la Organización Mundial de la Salud (OMS), considera los 50 dB como el límite superior deseable. Además, cada país ha desarrollado la legislación específica correspondiente para regular el ruido y los problemas que conlleva. Sin embrago en el país aun no se ha discutido lo suficiente el asunto y todavía las licencias que se conceden para los trabajos de exploración, tan solo tocan el asunto de forma tangencial pues las corporaciones autónomas regionales y demás entes ambientales de carácter territorial y nacional no consideran los efectos perjudiciales que los métodos de sismicidad para la detección del crudo pueden producir en la fauna y en la población en general de las zonas de explotación, limitándose tan solo a considerar los aspectos estéticos sin detenerse a hacer los cálculos que un tipo de procedimiento como el mencionado puede generar en los niños para citar tan solo un ejemplo. 57
  58. 58. Lo que sí se puede decir es que dentro de las distintas etapas de producción del crudo el factor de contaminación acústica es lo bastante o suficientemente elevado como para ocasionar efectos perjudiciales en los ambientes de explotación con relevancia e implicaciones no solo ecológicas sino también culturales basta no mas recordar la oposición que hace un tiempo hizo alguna comunidad indígena por los trabajos de exploración en la parte oriental del territorio nacional.1.4.2 GESTION EMPRESARIAL DEL IMPACTO AMBIENTAL EN LA INDUSTRIA DE LOS HIDROCARBUROSLas inquietudes en torno al impacto que tendrán la minería ycombustión en el medio ambiente han obligado a los organismospúblicos de tipo multilateral a supervisar de cerca elfuncionamiento de la industria de los hidrocarburos.La industria del petróleo ha respondido a las críticas de losecologistas con cifras oficiales que revelan una disminuciónsignificativa en los niveles de emisión de agentes contaminantescomo azufre y nitrógeno en los procesos de combustión delpetróleo desde 1970. Con la tecnología actual, hoy en día esposible restaurar las tierras afectadas por la explotación y 58
  59. 59. extracción petrolera hasta sus condiciones originales y a menudo hasta condiciones de mayor productividad.17Varios años antes de la declaratoria de comercialidad de un pozose realizan estudios exhaustivos sobre el ambiente cercano, paradefinir las condiciones existentes e identificar sensibilidades(vulnerabilidades) y problemas potenciales. Los estudiosconsideran los impactos de la explotación hacia factores tales comoaguas superficiales y subterráneas, suelos, uso de tierras,vegetación natural y vida silvestre.Los resultados son luego revisados como parte del procesoorientado al otorgamiento de un permiso o licencia ambiental porparte de la autoridad de gobierno competente.Para cada pozo se diseña y aprueba un plan detallado derehabilitación o recuperación, para un período que cubre desde elinicio de operaciones hasta mucho después de haberse terminadola explotación.18Las actividades de restauración son progresivas. Antes y durante laminería se tiene cuidado para relocalizar corrientes, fauna nativa,sitios históricos y otros recursos de valor. Durante la extracción,las minas son operadas de manera que se minimice lacontaminación por polvo o ruido y la contaminación del agua.Después de esto la restauración puede hacer uso de lasexcavaciones finales para construir embalses de agua y lagos parala recreación y esparcimiento de la comunidad. Los usos de tierrasrehabilitadas son variados: agricultura, bosques, recreación,17 Perry Rubio, Guillermo. Política petrolera: Economía y Medio ambiente, Fescol, Bogotá, 1993.18 Ibídem, Pág. 14 59
  60. 60. construcción para industria o vivienda y hábitat para vidasilvestre. Lo que lo convierte por lo tanto el procedimiento descrito,en una parte integral de la mayoría de las operaciones petroleras,sean o no legalmente requeridas.Aquí vale la pena detenerse en el concepto de desarrollo sostenible,pues debe existir un equilibrio proporcional de la economía y laecología. Aunque hay distintas definiciones podría decirse que talcomo lo señala La estrategia para el futuro de la vida, publicada porla WWF en 1991 el desarrollo sostenible “es el procesomediante el cual se satisfacen las necesidades de la poblaciónactual, sin poner en peligro las de las generaciones futuras”. Setrata pues de una frase compuesta por dos conceptos el uno dedesarrollo que implica un proceso de crecimiento en términos deingreso por habitante según la corriente keynesiana y por otraparte el concepto de sostenible, que significa que se puedesostener, es decir sustentar.Es decir lo que se busca es conjugar los extremos, para lo cual senecesita que haya un desarrollo industrial y comercial como basede lo sustentable es así como las empresas y en general laspetroleras desempeñen un papel prominente en el desarrollosostenible, pues estas no solo son resortes del crecimientoeconómico, sino que poseen los recursos administrativos, técnicosy financieros que posibilitan la solución de los problemasambientales. 60

×