Informe de práctica de campo

10,619 views
10,293 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
10,619
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
11
Actions
Shares
0
Downloads
141
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Informe de práctica de campo

  1. 1. INFORME DE PRÁCTICA DE CAMPO Reconocimiento de las Diferentes Problemáticas Ambientales en Sitios de Interés del Departamento de Córdoba. Por: GUSTAVO JAVIER ARRIETA VERGARA. ARLETH PATRICIA ÁVILA MARIMÓN. SAMIR SAEL SANMARTIN SEVILLA AURA MARIA ESPITIA ALTAMIRANDA Asignatura: TEORÍAS Y PROBLEMÁTICA AMBIENTAL Docente: KAREN PATRICIA AGUDELO ARTEAGA IV Semestre. UNIVERSIDAD DE CÓRDOBA Facultad de Educación y Ciencias Humanas Licenciatura en Ciencias Naturales y Educación Ambiental . 2013.
  2. 2. INTRODUCCIÓN Colombia es un país megadiverso que posee una gran diversidad de ecosistemas, fauna, flora y etnias. De los 32 departamentos que hacen parte de Colombia, el departamento de Córdoba se caracteriza por limitar al norte con el mar Caribe, más de la mitad de la superficie total del departamento está formado por la llanura del Caribe; la zona montañosa está formada por las ramificaciones de la cordillera occidental. Toda esta topografía tan variada hace posible la existencia de un sin número de ecosistemas diferentes, tales como los bosques y humedales que constituyen la mayor riqueza ecológica del departamento. A pesar de que nuestro departamento no presenta una intervención industrial marcada, presenta ciertas problemáticas ambientales asociadas al manejo inadecuado de los recursos naturales, la represa de Urrá, la contaminación del río Sinú a causa de los residuos sólidos y las aguas residuales generadas por los habitantes de sus riberas, la desecación de la Ciénaga grande de Lorica para la generación de la actividad ganadera, la contaminación de las zonas estuarianas de los manglares a causa del oleoducto de Ecopetrol en Coveñas (Sucre), entre otras actividades que generan menor impacto en el ambiente, pero que de igual forma causan un deterioro paulatino de éste. La mayoría de las actividades mencionadas son llevadas a cabo con el objetivo de aprovechar los recursos para generar ganancias económicas; y sería diferente y muy favorable si estas actividades se llevaran a cabo de forma controlada y permitiendo la renovación de los recursos, pero la realidad es otra.
  3. 3. La anterior práctica de campo realizada nos permitió:  Reconocer la realidad de la problemática ambiental provocada por el hombre y sus implicaciones, presentes en el departamento de Córdoba, en sitios de interés como lo es el rio Sinú, la Ciénaga grande de Lorica y Cispata.  Interactuar con las comunidades y los diferentes ecosistemas naturales presentados en los sitios visitados.  Afianzar los conocimientos teóricos vistos en la asignatura problemática ambiental.  Sistematizar los problemas ambientales encontrados en cada uno de los sitios de interés.  Entrevistar a miembros de las comunidades visitadas en cuanto a los problemas ambientales con los que están viviendo.
  4. 4. JUSTIFICACIÓN La licenciatura en Ciencias Naturales y Educación Ambiental, hace parte de las ciencias que tienen mayor responsabilidad en generar procesos de formación ambiental, donde se pase del conocimiento y la concientización a la generación de verdaderos procesos de cambios, de cara a las problemáticas ambientales existentes en los contextos visitados, para que los futuros licenciados adquieran las competencias en la construcción de diagnósticos ambientales con miras a la identificación de problemas y generación de propuestas ambientales de formación e investigación ambiental, que tributen a la generación de cultura ambiental en las comunidades, y de paso la universidad cumpla con su función de ser gestora de cambios sociales y se comprometa con su encargo social en lo que tiene que ver con la investigación y extensión en los diferentes contextos donde los futuros profesionales van a desempeñarse. Además, estas actividades pedagógicas (prácticas de campo) permiten relacionar los contenidos teóricos vistos en la asignatura de teorías y problemáticas ambientales con la realidad presentada en los sitios visitados; de esta manera contribuyen a la sensibilización, cambios en el pensamiento y conciencia de cada futuro profesional en el área de ciencias naturales para poder orientarlos hacia nuestros estudiantes y se evidencien en su forma de actuar, pensar, decidir,
  5. 5. respetar la naturaleza al momento de interactuar y tomar decisiones justas que permitan el desarrollo de la dinámica natural de los ecosistemas y la armonía con ellos. La práctica realizada en los lugares visitados del departamento de Córdoba nos permite como estudiantes de Ciencias Naturales y Educación Ambiental, diagnosticar problemas ambientales, conocer las distintas problemáticas ambientales provocadas por el hombre y sus implicaciones. También permiten interactuar con las comunidades y los distintos ecosistemas naturales presentes en los contextos visitados.
  6. 6. OBJETIVOS  Identificar las diversas problemáticas ambientales en los sitios del departamento de Córdoba (Río Sinú, Ciénaga grande de Lorica, Cispatá).  Adquirir competencias en la formulación de diagnósticos ambientales y formulación de propuestas y proyectos de investigación.  Crear sentido de pertenencia en los estudiantes sobre el manejo ambiental de su contexto local y regional.  Propiciar un espacio interdisciplinar desde las diferentes áreas cursadas en el semestre, a partir de las problemáticas identificadas.  Identificar las diferentes problemáticas ambientales producto del turismo y las empresas camaroneras en los ecosistemas estuarianos y acuáticos.  Valorar los recursos naturales de nuestra región.
  7. 7. MARCO TEÓRICO REFERENCIAL Ecosistemas acuáticos Se entiende por ecosistemas acuáticos a todos aquellos ecosistemas que tienen por biotopo algún cuerpo de agua, como pueden ser mares, océanos, ríos, lagos, pantanos, riachuelos, laguna entre otros. Los dos tipos más destacados son: los ecosistemas marinos y los ecosistemas de agua dulce. Ecosistemas de agua dulce Lagos y lagunas: Los lagos y las charcas o lagunas son depresiones en la superficie terrestre que contienen aguas estancadas. Su profundidad puede ir desde 1 a 2.000 metros. Su tamaño puede oscilar entre menos de una hectárea en las pequeñas lagunas hasta las miles de km2 de los grandes lagos. Son sistemas jóvenes, a escala geológica. Las lagunas y la mayor parte de los lagos, permanecen desde pocas semanas o meses, -las estacionales-, a varios cientos de años, las más duraderas. Con el paso del tiempo acaban llenándose de sedimentos y colmatándose. Por este motivo la diversidad de especies es baja pues, aunque por su aislamiento debía ser alta, su corta duración no da tiempo a la aparición de nuevas especies.. En un lago grande se distinguen las siguientes zonas: • zona litoral: con vegetación enraizada a lo largo de la orilla
  8. 8. • zona limnética: aguas abiertas con fitoplancton. • zona profunda: con organismos heterótrofos por falta de luz suficiente para hacer fotosíntesis. Según la abundancia de nutrientes (fosfatos y nitratos) en el lago se distinguen dos tipos: a) Eutróficos.- Con las aguas ricas en nutrientes lo que facilita la proliferación de las algas. Cuando las algas mueren son descompuestas por las bacterias en procesos aeróbicos que consumen el oxígeno. Al terminarse el oxígeno muchos restos orgánicos quedan depositados en el fondo sufriendo procesos anaeróbicos que desprenden H2S y otros gases, dando un aspecto nauseabundo a las aguas en los casos de eutrofización extrema. En estos lagos la luz penetra con dificultad en el agua y los seres vivos que se encuentran son los característicos de las aguas pobres en oxígeno. b) Oligotróficos.- Sus aguas son pobres en nutrientes y, por tanto, las algas no proliferan excesivamente, las aguas son claras y penetra la luz con facilidad, hay oxígeno en abundancia y la flora y la fauna es típica de aguas bien oxigenadas (truchas, larvas de libélulas, etc.) La productividad de lagos y lagunas es determinada por varios factores: La temperatura, la profundidad del agua, nutrientes y el oxígeno. Arroyos y ríos
  9. 9. Un arroyo es una corriente natural de agua que normalmente fluye con continuidad, pero que a diferencia de un río, tiene escaso caudal, que puede incluso desaparecer en verano, dependiendo de la temporada de lluvia para su existencia. Un arroyo se divide en: meandro, cuenca de recepción, canal de desagüe y cono de deyección. Al igual que los ríos, pueden desembocar en el mar, en un lago o en otro río, en cuyo caso se denominan afluentes de éste. La velocidad de la corriente moldea el carácter y la estructura de un arroyo. Esta velocidad se ve afectada por la forma, la pendiente, la anchura, la profundidad y la rugosidad del lecho además de por la intensidad de las precipitaciones y el ritmo del deshielo. El funcionamiento de los ríos como ecosistemas, está sometido a cambios debidos a factores estacionales, relacionados con el clima del área biogeográfica donde se encuentran (precipitación, escorrentía y temperatura). La división entre ambientes lenticos y loticos es posible en regiones templadas, pero no es fácil de aplicar en sistemas fluviales inundables en los trópicos. En las aguas rápidas predomina la Producción Primaria sobre la descomposición, y el perifiton o aufwuchs asume el papel dominante. Se compone de organismos sumergidos en el agua, principalmente de origen vegetal como diatomeas, cianobacterias y musgos acuáticos, adheridos a las piedras y troncos o desplazándose entre ellos Un río es una corriente natural de agua que fluye con continuidad. Posee un caudal determinado, rara vez constante a lo largo del año, y desemboca en
  10. 10. el mar, en un lago o en otro río, en cuyo caso se denomina afluente. La parte final de un río es su desembocadura. Un río está compuesto por varias partes básicas. Por lo general, los ríos, especialmente los más grandes, se dividen en tres partes principales, de acuerdo con su capacidad erosiva y de transporte de sedimentos: a) Curso superior o de gravedad alta: El curso superior de un río es donde nacen los ríos. b) Curso medio o de gravedad inestable: Generalmente, en el curso medio de un río suelen alternarse las áreas o zonas donde el río erosiona y donde deposita parte de sus sedimentos, lo cual se debe, principalmente, a las fluctuaciones de la pendiente y a la influencia que reciben con respecto al caudal y sedimentos de sus afluentes. c) Curso inferior: Es la parte en donde el río fluye en áreas relativamente planas, donde suele formar meandros: establece curvas regulares, pudiendo llegar a formar lagos en herradura. Al fluir el río, acarrea grandes cantidades de sedimentos, los que pueden dar origen a islas sedimentarias, llamadas deltas y también puede ocasionar la elevación del cauce por encima del nivel de la llanura, por lo que muchos ríos suelen discurrir paralelos al mismo por no poder desembocar por la mayor elevación del río principal. • Humedales
  11. 11. Los humedales son ecosistemas complejos que actúan como interfase entre los hábitats terrestres y los acuáticos. Son ambientes ricos en biodiversidad y altos en productividad que exportan grandes cantidades de nutrientes del medio marino. La categoría biológica de humedal comprende zonas de propiedades geológicas diversas: ciénagas, esteros, marismas, pantanos, turberas, así como las zonas de costa marítima que presentan anegación periódica por el régimen de mareas (manglares). Los humedales de agua dulce son ecosistemas muy productivos, pero sus diferencias y complejidad hacen muy difícil la generalización acerca de sus funciones. Los humedales son sistemas sedimentarios o detríticos, en los que se acumulan carbono, nitrógeno, fosforo y otros materiales que son intercambiados con la atmosfera y con el entorno. Los humedales aportan una gran cantidad de restos orgánicos o material detrítico al sistema. Los humedales albergan una gran diversidad de anfibios y reptiles, especialmente ranas, sapos y tortugas. Los herbívoros constituyen un componente destacado de la vida animal; los micro crustáceos filtran algas de la columna del agua, los caracoles comen las algas que crecen sobre las hojas y restos orgánicos, los gansos pastan en los brotes de las plantas emergentes, las fochas, ánades reales y otros patos nadadores se alimentan en las cubiertas o amasijos de algas. Ecosistemas marinos Océanos
  12. 12. Los océanos cubren el 71 % de la superficie de la Tierra, siendo el Pacífico el mayor de los océanos. La profundidad de los océanos es variable dependiendo de las zonas del relieve oceánico pero resulta escasa en comparación con su superficie. Se estima que la profundidad media es de aproximadamente 3900 metros. La parte más profunda se encuentra en la fosa de las Marianas alcanzando los 11033 m de profundidad. En los océanos hay una capa superficial de agua templada (12 °C a 30 °C), que llega hasta una profundidad variable según las zonas, de entre unas decenas de metros hasta los 100 o 50 m. Por debajo de esta capa el agua tiene temperaturas de entre 5 °C y -1 °C. Se llama termoclina al límite entre las dos capas. El agua está más cálida en las zonas templadas, ecuatoriales y más frías cerca de los polos. Y, también, más cálida en verano y más fría en invierno. Dependiendo del lugar que nos encontremos en el mundo. Dentro de las características principales que entran en esta parte son la temperatura, la salinidad, la presión, las olas, las mareas estas son factores importantes. a) Las olas: Raramente el agua de mar se encuentra quieta, se mueve en olas, mareas o corrientes. Las olas se deben al viento que sopla sobre la superficie. La altura de una ola está dada por la velocidad del viento, del lapso en que ha soplado y de la distancia que ha recorrido la ola. La ola más alta registrada fue de
  13. 13. 34 metros, pero generalmente son mucho más bajas. Desempeñan un papel fundamental en la formación de las costas. b) Salinidad: La salinidad varía de acuerdo a los procesos químicos .se ve afectada por la evaporación y las precipitaciones de forma más pronunciada en las interfaces del mar y el aire. c) Mareas: Las mareas son provocadas por la atracción gravitatoria que ejercen la Luna y el Sol. La atracción es mayor en la cara de la Tierra que está frente a la Luna, provocando una pleamar o marea alta. El Sol, por estar a una mayor distancia, produce un menor efecto que la Luna. Aunque los océanos dominan la superficie de la tierra aportan mucho menos que los ecosistemas terrestres a la producción primaria de la tierra son menos productivos porque solo el área superficial iluminada puede mantener vida vegetal. Además, la mayor parte de mar es pobre en nutrientes. Los restos de fitoplancton, zooplancton y otros organismos caen en la zona iluminada a las aguas bentónicas oscuras, y aunque este hundimiento aporta luego por descomposición, nutrientes a las profundidades ya no pueden ser utilizados en la fotosíntesis por falta de luz. También se evita el intercambio de nutrientes entre la superficie y el fondo. Los océanos templados son más productivos, debido principalmente a que a termoclina no es permanente la reducida producción en invierno sitúa la producción anual de los mares templados a un nivel tan solo un poco superior a la de los mares tropicales.
  14. 14. Marismas y manglares El manglar es un hábitat considerado a menudo un tipo de bioma, formado por árboles (mangles) muy tolerantes a la sal que ocupan la zona intermareal cercana a las desembocaduras de cursos de agua dulce de las costas de latitudes tropicales de la Tierra. Así, entre las áreas con manglares se incluyen estuarios y zonas costeras. Tienen una enorme diversidad biológica con alta productividad, encontrándose tanto gran número de especies de aves como de peces, crustáceos, moluscos, etc. Los manglares desempeñan una función clave en la protección de las costas contra la erosión eólica y por oleaje. Poseen una alta productividad, alojan gran cantidad de organismos acuáticos, anfibios y terrestres; son hábitat de los estadios juveniles de cientos de especies de peces, moluscos y crustáceos y por ende desempeñan un papel fundamental en las pesquerías litorales y de la plataforma continental. La producción neta de los bosques de manglares es variable, oscilando en los manglares de florida entre un 450gc/m2 año y un 2.700gC/m2 año. La producción está influida por el flujo y reflujo de las mareas, la composición del agua, la salinidad y los nutrientes del suelo de forma similar a las marismas. Las mayores
  15. 15. tasas de producción tiene lugar en los manglares bajo la influencia de las mareas diarias. Una marisma es un ecosistema húmedo con plantas herbáceas que crecen en el agua. Una marisma es diferente de una ciénaga, la cual está dominada por árboles en vez de herbáceas. El agua de una marisma puede ser dulce o del mar, aunque normalmente es una mezcla de ambas, denominada salobre. Las marismas costeras suelen estar asociadas a estuarios, éstas se basan comúnmente en suelos con fondos arenosos. Estuarios Un estuario es la parte más ancha y profunda de la desembocadura de un río en el mar abierto o en el océano, generalmente en zonas donde las mareas tienen amplitud u oscilación. La desembocadura en estuario está formada por un solo brazo ancho y profundo en forma de embudo ensanchado. Suele tener playas a ambos lados, en las que la retirada de las aguas permite el crecimiento de algunas especies vegetales que soportan aguas salinas. Los estuarios se originan porque la entrada de aguas marinas durante la pleamar, retiene las aguas del río, mientras que durante la bajamar, todas las aguas comienzan a entrar a gran velocidad en el mar u océano, lo que contribuye a limpiar y profundizar su cauce, dejando a menudo, grandes zonas de marismas.
  16. 16. Los estuarios tienen forma de ensenadas, constituyen auténticos puertos naturales, situados donde los ríos navegables se juntan con el mar. Los estuarios los nutrientes abundan en la parte superior, se depositan rápidamente en los manglares. Delta del Sinú y estuarios Río de Colombia, ubicado en el departamento de Córdoba. Nace en el Nudo del Paramillo, en el departamento de Antioquia, y desemboca en Boca de Tinajones, en la bahía de Cispatá, en el mar Caribe. Con una extensión de 415 km, es el tercer río más importante de Colombia en la vertiente del Caribe, después de los ríos Magdalena y Cauca. En sus 13.700Km2 de cuenca, el Sinú irriga 16 municipios cordobeses los cuales derivan su economía - en gran parte - de las bondades de este río. No en vano el valle del Sinú está entre los más fértiles del mundo, al lado del Nilo, Tigris y Éufrates. El Sinú y su desembocadura Hacia 1928 se dio en la desembocadura del río Sinú un fenómeno social- geográfico y económico (socio-geo-económico) que cambió substancialmente la economía regional. En efecto, a comienzos del siglo XX los campesinos del municipio de San Bernardo del Viento adecuaron junto con los de San Antero las tierras aledañas a la bahía de Cispatá, donde desembocaba el Sinú. Las cosechas de arroz eran abundantes y gracias a este producto de primera necesidad subsistían los campesinos. En los albores de 1938 un grupo de hacendados de la
  17. 17. región reclamaron la posesión de los terrenos y entonces el conflicto estalló. Los primeros construyeron canales para desaguar las ciénagas próximas y ampliar la tierra cultivable. Los canales, las continuas crecidas del río y otros factores, contribuyeron a que el dique natural del río se reventara justamente por un meandro muy cercano al litoral y depositara la mayor parte del agua por ahí, consolidando una nueva desembocadura. Como es obvio, la reciente desembocadura significaba un giro en la economía regional, es así como se construye un canal artificial y un dique para que el río retomara su antiguo cauce y aunque el río siguió por el canal, su curso se dirigió hacia Tinajones nuevamente. Área Estuarina Esta zona no surgió sino hasta finales de los años 50 cuando luchas entre campesinos y hacendados de la región aledaña a la desembocadura del Sinú modificaron su curso. Cuando el río cambió su desembocadura de Cispatá por la de Boca de Tinajones, aquélla se salinizó surgiendo un nuevo ecosistema de tipo estuarino y el naciente delta permitió el surgimiento de muchas especies de flora y fauna en la zona. Se calcula que la extensión de esta zona es de 130 Km2 y se ubica en los municipios de San Bernardo del Viento, San Antero y Lorica, incluyendo ambos deltas y los caños del Lobo, Salado, Sicará y las ciénagas de Garzal, Corozo y Ostional.
  18. 18. El Río Sinú forma dos grandes ciénagas que son la de Lorica y la de Betancí. La Ciénaga Grande de Lorica: ubicada en la margen izquierda del Sinú, con una extensión de 38.000 hectáreas, se ubica entre los municipios de Lorica, Purísima, Mómil, Chimá Sus principales tributarios son los caños de San Carlos, Aguas Prietas y el Bugre que es un ramal del Sinú. La Ciénaga de Betancí: Ubicada en jurisdicción del municipio de Montería. Recibe aguas de las quebradas Betancí, Ñeque y León. Además de estar interconectada con el Sinú. Los finzenúes le colocaron este nombre por la abundancia de peces que albergaba. Etimológicamente proviene del guajiba Betá que significa pez y ncí lugar que huele. Es decir, lugar donde huele a pez o donde están los peces. Su extensión es de 3.250 hectáreas. Delta de tinajones y bahía de cispatá El complejo deltaico de Tinajones se halla constituido por cordones litorales y marismas de mangle, con lagunas de agua salobre atrapadas entre los cordones por el avance deltaico. Los cordones litorales y los incipientes diques aluviales del río que no superan los 50 cm de altura sobre el nivel medio del mar, conforman los sitios de asentamiento preferidos por los campesinos de la región
  19. 19. La acreción constituye el principal proceso morfodinámico actual, impulsado por la sedimentación deltaica y debido al material arenoso que provee el río Sinú Similar situación se observa sobre los cordones de playa situados al occidente de Tinajones, los cuales sufren degradación y favorecen un importante avance de la playa de Los Venados, a expensas del material del Sinú que es arrastrado por las corrientes de deriva litoral. Detrás de estos cordones recientes se ubican marismas de mangle recientes asociados con los de Cispata y del caño de la Balsa, más atrás hay extensas terrazas constituidas por cordones subrecientes situadas de 2 a 3 m por encima del nivel del mar actual, que se extienden hasta San Bernardo del Viento y La Doctrina El proceso contrario predomina al oriente de Tinajones Ubicada en jurisdicción flecha de Mestizos continúa siendo atacada por la acción del oleaje, provocando el retroceso de las barras de playa y en algunos casos, la destrucción del mismo manglar. Sin embargo, pueden haber puntos cercanos al delta, también situados al oriente de este, en los que se presentan situaciones temporales y locales de ganancia de playa, dependiendo de la dirección de los vientos y las comentes marinas predominantes. Esta situación tiende a estabilizarse a medida que avanza el delta de Tinajones. El retroceso que sufre la flecha también ha permitido la circulación de agua en algunos salares situados cerca al caño Salado El complejo de ciénagas de Cispata está constituido por ciénagas salobres y marismas de mangle recientes, cruzados por diques aluviales de los paleocauces
  20. 20. formados por el Sinú cuando construyó el delta de Cispata En la ciénaga de Soledad y dentro de un marisma de mangle, se cartografiaron unidades de arrecife coralino antiguo, situados 2 metros sobre el nivel del mar y en posición decrecimiento. El límite de la bahía lo conforman terrazas marinas de hasta 2 m de altura, constituidas por coral inactivo y niveles construidos con fragmentos de coral, conformando toda esta estructura un paleo-acantilado que marca el límite litoral con las superficies de aplanamiento recientes y colinas bajas de la serranía de San Antera. Hacia el mar, estas terrazas dan paso a marismas de mangle y cordones litorales recientes. Los estuarios: ecosistemas valiosos Los estuarios son cuerpos de agua donde la desembocadura de un río se abre a un ecosistema marino, con una salinidad entre dulce y salada, o donde el agua de mar se diluye significativamente con el agua dulce que proviene del drenaje terrestre. En estos ecosistemas existe un gran intercambio de materiales como el agua, la salinidad, los nutrientes, los sedimentos y los organismos vivos. Estas características, permiten que se presente una gran diversidad de ambientes o hábitats. Importancia El ecosistema estuario es extremadamente valioso desde el punto de vista biológico y económico. En este sentido, importantes pesquerías de ostras, camarones y peces existen en los estuarios. Además, estos ecosistemas son
  21. 21. esenciales como áreas de crianza de una gran variedad de peces marinos costeros y camarones. Las aves migratorias y residentes, y especies en peligro de extinción como cocodrilos y manatíes utilizan extensivamente los estuarios como su hábitat. Adicionalmente, los estuarios, en algunos casos, son importantes puertos y se utilizan para la navegación industrial y turística. Vegetación En los estuarios existe una flora diversa, caracterizada por vegetación acuática como el junco (Juncus spp), enea (Typha domingensis), y bijao (Thalia geniculata). Otro tipo de vegetación representativa de estos ambientes son los manglares, los cuales se pueden definir como asociaciones arbóreas siempre verdes, que crecen a lo largo de costas protegidas en los trópicos del mundo. En Colombia se han registrado nueve especies de árboles de manglar. En el Caribe se encuentran: Avicennia germinans, Conocarpus erecta, Laguncularia racemosa, Pelliciera rhizophora, Rhizophora mangle. En el Pacífico, Avicennia bicolor, Avicennia germinans, Conocarpus erecta, Laguncularia racemosa, Mora oleifera, Pelliciera rhizophorae, Rhizophora harrisoni, Rhizophora mangle y Rhizophora racemosa. Veamos los nombres comunes de algunos de estos mangles:
  22. 22. Mangle Rojo: "Rhizophora mangle" es el que crece más cerca al mar. Con raíces altas en forma de zancos. Mangle Negro; mangle humo o mangle prieto: "Avicennia germinans" le sigue al rojo en cercanía al mar. Su corteza es oscura, con presencia de neumatóforos alrededor del tronco. (Los neumatóforos favorecen la oxigenación de las partes de la planta que están sumergidas bajo el agua). Mangle bobo: "Laguncularia racemosa" resiste un poco menos la salinidad por eso está un poco más alejado del mar. Piñuelo: "Pellicera rhizophorae" sobrevive en los salitrales, soporta alta salinidades de los playones. Zaragoza: "Conocarpus erecta" es el menos tolera la salinidad, lo podemos encontrar lejos del litoral. Inclusive muy lejos del mar pero en clima cálido. Las características comunes de los árboles de mangle son su adaptación a suelos húmedos expuestos a condiciones salinas y a inundación periódica de mareas. Para esto los mangles han desarrollado raíces aéreas formadas por estribos, que les permiten fijarse al suelo. Este último es de consistencia blanda y lodosa, ayudando a su estabilidad.
  23. 23. Otra vegetación presente en los estuarios y asociada al manglar son las praderas de pastos marinos, como Thalassia testudium. Estas plantas crecen sobre sustratos de arena coralina en aguas transparentes de poca profundidad. Casi siempre los arrecifes coralinos están asociados con paredes de pastos marinos y manglares, existiendo entre estos ecosistemas, relaciones ecológicas muy importantes, especialmente de intercambio de nutrientes y biomasa, ya que gran número de animales del arrecife tienen sus etapas larvas en las praderas de pastos y en el manglar. En los estuarios del Pacífico colombiano se distinguen además de las formaciones de mangle, las formaciones vegetales de Natal - Guandal, las cuales representan la transición entre el manglar y las selvas básales del Pacífico. Fauna Por la diversidad y complejidad de hábitats que se encuentran en los estuarios, son múltiples las especies que usan estos ecosistemas durante todo un ciclo de vida o parte de ellos. Entre estos se encuentran gran variedad de moluscos como piangua (Anadara spp), ostra negra (Isognomun alatus). Crustáceos, como cangrejo azul (Cardisoma spp), langostinos (Penaeus spp.) y camarón pistola (Alpheus spp.). Mamíferos como el mapache cangrejero (Procyon carnivorus) y la nutria (Lutra longicaudis). Entre los peces son comunes los bagres marinos. Las aves están representadas
  24. 24. por las garzas nocturnas (Nycticorax), piqueros (Sula leucogaster), cormorán (Phalacrocórax olivaceus) y el pelícano (Pelicanus occidentalis), entre otros. También se encuentran caimanes (Crocodylus acutus), y babillas (Caiman spp.). La puesta en funcionamiento de la central hidroeléctrica URRA I, a partir del mes de noviembre de 1999, ha originado profundos cambios en los niveles de agua del río Sinú. El caudal del río fluctúa entre 75 m3 /s y 700 m3 /s, dependiendo de la demanda de energía del sistema interconectado nacional. Esta regulación artificial del cauce del río ha dado origen a una serie de impactos ambientales y sociales en la zona Delta del río en su bahía de Cispatá que ponen en riesgo la existencia física y cultural de unas 2.500 familias de campesinos que habitan en esta frágil región. Entre los principales efectos ambientales evidenciados tenemos: 1. Penetración de la cuña salina hacia zonas tradicionalmente utilizadas para la producción agrícola. La disminución del caudal y por consiguiente del nivel de agua del río, permite que el “empuje” ejercido por el mar hacia el continente sea mayor. El avance del agua salada, vía caños y subsuelo en este caso, es evidente en las comunidades de Tinajones, San Antonio de Bonanza, Caño Grande, Mundo Nuevo, Pareja y San Francisco de Sicará. Un estudio recientemente contratado por el Ministerio de Ambiente, en atención a las presiones de ASPROCIG, corroboro el avance de la cuña salina. Los tradicionales cultivos de arroz, fríjol y en menor escala maíz, son
  25. 25. susceptibles a la salinidad. En las parcelas agrícolas de las comunidades afectadas, en el mejor de los casos, los cultivos han disminuido su rendimiento y en los casos extremos las plantas han muerto. Este problema de salinización de los suelos agrícolas está generando una serie de consecuencias de grandes proporciones entre las que tenemos: • Disminución de los ingresos económicos familiares. •Inseguridad alimentaria. • Pérdida de biodiversidad. • Aumento de la presión hacia otros recursos naturales (manglares). • Desplazamiento de mano de obra productiva. • Presión por la tenencia de la tierra por parte de sectores productivos beneficiados por las nuevas condiciones (industria camaronera y turística). La formación natural del estuario de la bahía de Cispatá luego del cambio de desembocadura del río hacia bocas de Tinajones, a partir de 1944, generó una profunda transformación cultural y fisiográfica en toda la zona Delta. Las poblaciones locales siempre recuerdan este hecho como uno de sus mayores traumas, precisamente por haber generado problemas como los señalados anteriormente para el caso de URRA. El cambio de desembocadura del río permitió el ingreso del agua salada, formando un nuevo ecosistema al mezclarse con agua dulce que aun ingresa producto de la escorrentía y el flujo proveniente del río Sinú a través de los caños de Sicará y caño Grande (cauce principal del río Sinú hasta 1994). Este proceso de formación natural del estuario de la bahía de
  26. 26. Cispatá alcanza cierto grado de equilibrio durante los años ochenta, permitiendo a muchos campesinos mantenerse en sus periferias, cercana al cauce actual del río Sinú y su nueva desembocadura, alrededor de 3.500 hectáreas divididas en pequeñas parcelas dedicadas al cultivo tradicional de arroz y fríjol, en época lluviosa y de estiaje respectivamente. Evidentemente lo que ha generado URRA es una ruptura de ese equilibrio induciendo a una expansión del estuario ¿Hasta dónde avanzara el estuario? Resulta muy difícil de predecir. Un sector correspondiente a la zona costera de San Bernardo del Viento, comprendido entre la desembocadura del caño de la Balsa y Punta de Piedra, hace parte integral de la cuenca hidrográfica del río Sinú. Las comunidades locales ubicadas en esta zona, dedicadas a la agricultura de subsistencia, la pesca, extracción de madera y más recientemente a los servicios turísticos, ha empezado a notar una serie de efectos directamente relacionados con la regulación del cauce del río: salinización de suelos agrícolas, salinización y profundización de aguas freáticas (única fuente de agua potable en la región), cambios en las rutas tróficas y reproductivas de peces y crustáceos que sustentan la pesca marina artesanal, aumento de la erosión de las playas y disminución de agua dulce a través del caño la Balsa. 2. Disminución de flujo de agua dulce hacia el estuario de la bahía de Cispata y el resto de humedales de agua dulce asociados al río Sinú. El nivel de agua de los humedales asociados al río Sinú en esta zona, incluyendo el estuario de la bahía de Cispatá, depende de los aportes por escorrentía y el
  27. 27. flujo entrante por los caños de Sicará, caño Grande y otros caños menores. Está demostrado ya, que con el nivel que alcanza el río cuando transporta su máximo caudal de 700 m3/seg, el ingreso de agua dulce hacia los humedales a través de los caños es menor a la usualmente registrada antes de la regulación del río. Las consecuencias obvias de este problema son: • Aumento de los niveles promedios de salinidad en el estuario de la bahía de Cispatá. • Disminución de las áreas y niveles de agua en los humedales palustres de la zona. •Desaparición definitiva de los humedales fluviales. • Poco ingreso de larvas de peces hacia los humedales y por consiguiente disminución de la producción pesquera. • Pocas posibilidades de lavado de suelos. • Conversión gradual de humedales palustres a estuarinos. • Pérdida de biodiversidad. 3. Desarticulación de los sistemas de producción agrícola con los cambios naturales en los niveles del río. La producción agrícola en la zona, como se señaló anteriormente se basa principalmente en el cultivo del arroz en épocas de lluvia y fríjol en época de estiaje. El establecimiento de estos cultivos se da en pequeñas parcelas ubicadas en las áreas de amortiguamiento de humedales palustres y en áreas
  28. 28. correspondientes a humedales fluviales de poca profundidad. Los cultivos señalados estaban perfectamente sincronizados con los dos ciclos naturales de aumento y disminución de los niveles de agua en el río; lo que permitía el flujo y reflujo de agua necesario en los cultivos de arroz y el suelo seco parta el cultivo de fríjol. La dependencia actual de los niveles de agua en el río, de la demanda de energía del sistema interconectado nacional rompe esta milenaria y eficiente relación natural. En las condiciones actuales, para sembrar arroz y fríjol (dependiendo de la época del año) en las áreas poco salinizadas, se requiere del aporte continuo de energía (a través de bombas), la cual representa un alto costo para los agricultores locales. 4. Bajo nivel de sedimentos en las aguas del río. La actual carga de sedimento del agua del río es inferior en un 60% a la registrada antes de la puesta en funcionamiento de la hidroeléctrica. Este hecho trae consigo las siguientes consecuencias para la zona: • Pérdida de fertilidad de los suelos, haciendo necesario el aporte de energía en forma de fertilizantes. • Erosión del Delta del río y la zona costera de su influencia, con la consiguiente penetración del mar hacia el continente. • Expansión de la industria camaronera. • Carretera marginal de la costa. Usos de manglares en la zona Delta del río bahía de Cispatá
  29. 29. Los manglares generan una gran cantidad de servicios ecológicos vitales como áreas de reproducción de especies marinas tropicales, como protectores naturales de las costas frente a inundaciones, fuertes vientos y huracanes y mantienen la calidad del agua. En la zona Delta del río Sinú se encuentran cuatro de las cinco especies de manglares existentes en el caribe Colombiano, de los cuales las comunidades rurales anexas a estos ecosistemas hacen un uso racional de sus bondades. Entre los usos más comunes tenemos: • Obtención de leña, carbón vegetal, postes para la construcción y corteza para taninos, pesca, caza y ecoturismo, recolección de crustáceos, entre otros. • La subsistencia se basa en la pesca y recolección de los productos del manglar: pesca artesanal, recolección de moluscos, crustáceos, madera para carbón y plantas medicinales. • El manglar es fuente de seguridad alimentaria y base de la economía local. Acciones que se realizan en el manglar • Las comunidades que interactúan directamente con estos sistemas estratégicos vienen desarrollando actividades de repoblamiento de especies de manglares que están en vía de extinción debido a la presión de agentes externos. • Actividades de limpieza de caños internos al estuario para permitir el normal flujo y reflujo de aguas, para mantener las condiciones aptas de estos ecosistemas. • Desarrollo de campañas de divulgación sobre la importancia de los manglares, para la vida.
  30. 30. • Reglamentación del uso racional del manglar de acuerdo a la especie, propuesto por las comunidades que históricamente han vivido de este recurso. • Desarrollo de actividades agrícolas de subsistencia anexas a las áreas de manglares. • Monitoreo permanente de la zona de manglares para la protección de estos ecosistemas marino costeros. • Reglamentación de la actividad pesquera en la zona por parte de las organizaciones comunitarias de base. Toda esta problemática ligada al río y sus humedales en esta zona, crea una ruptura en la dinámica natural de los ecosistemas ligados a los manglares y su normal funcionamiento en esta importantísima zona. Queda entendido entonces que existe una estrecha relación entre la dinámica natural del río Sinú, sus humedales anexos, el estuario de la bahía de Cispatá y los ecosistemas de manglares. Para ASPROCIG, sigue siendo válido que la dinámica natural del río Sinú es un sistema único y como sistema único hay que relacionar todo su contexto. El asesinato ceremonial del Río Sinú: Una catástrofe ambiental en Córdoba, Colombia. El Bocachico, el pez migratorio que antes llenaba el río Sinú y sus ciénagas, ahora escasea debido al taponamiento del río con su dique de 73 metros de altura, el Proyecto Urrá ha logrado aniquilar toda la población de Bocachico sinuano.
  31. 31. Don José, un pescador del Bajo Sinú, evocaba con nostalgia el pasado, "En las épocas de la Navidad, nosotros pasábamos bebiendo y el agua, pariendo." En esa temporada el Bocachico remontaba el río buscando sitios donde el agua cristalina corre sobre lecho rocoso, sus preferidas salas de partos. En Abril, las primeras lluvias recargaban las ciénagas con millones de alevinos junto con los nutrientes. Unos meses después, los pescadores podían llenar sus canoas en pocas horas de trabajo. No es que esto les convirtiera en millonarios, los intermediarios les explotaban despiadadamente; pero ellos vivían tranquilos, porque el río nunca les fallaba. Mientras los Bocachicos salían río arriba para reproducirse, el pescador se aprovechaba de otra riqueza: la nutrida planicie de inundación, a lo largo del río y alrededor de las ciénagas. Cuando retrocede el espejo de agua, estos playones sin dueños se visten de las patillas (sandias) que florecían y engrosaban. Don Andrés de San Sebastián, en la orilla de la Ciénaga Grande de Lorica, dijo; "Nunca fuimos pescadores, peor agricultores, de profesión." Históricamente, ellos han practicado la tradición milenaria Zenú de la alfarería. Ciertamente, ellos pescaban y sembraban maíz para comer, pero nadie se preocupaba de venderlo. Nadie quería comprarlo tampoco, el Sinú producía suficiente para todos. Todo esto cambió, con la llegada de la carretera Montería-Lorica en los años cincuenta. La vía taponó muchos caños que unían la Ciénaga Grande con el río, lo que disminuyó drásticamente el nivel de la ciénaga, despejando grandes
  32. 32. extensiones de tierras. Estas, antes ocupadas por los campesinos por temporadas, ahora fueron apropiadas por los ganaderos poderosos, quienes invadieron la zona, detrás de la maquinaría vial. La carretera también permitió otra entrada, ésta por lo menos beneficiosa, la de los compradores de pescado. De la noche a la mañana, los alfareros abandonaron su ocupación tradicional, y saltaron de cabeza a la ciénaga, repleta de peces. Los 2400 indígenas Embera-Katio, quienes habitan el Alto Sinú en una parte considerable del Parque Nacional Paramillo, consideran el Río como su madre de creación. En su cabecera, el Sinú corre apuradísimo, espumando, saltando entre las rocas verdosas, para escapar de su oscuro túnel tropical. Y entre las chozas Embera, cambia a un trote suave, sobre su lecho ancho de cantos rodados resplandecientes; un paraíso en la tierra. Los animales, los pájaros, los peces, las frutas y cereales... todo lo que provee al bienestar de sus familias, los Embera se los deben al Río. Su red de comunicación interna y externa, dependía totalmente del Sinú. Ellos navegaban por días enteros, en balsas o en canoas, e intercambiaban sus productos en los puertos del Bajo Sinú, o por algunas comidas esenciales, o por cuentas coloridas para la elaboración de sus famosos collares. Últimamente, cuando las invasiones de los colonos y madereros exterminaron la caza, ellos dependían exclusivamente de los peces migratorios, especialmente del Bocachico, para complementar su dieta de carbohidratos.
  33. 33. Proyecto Urrá: la maldición del Sinú: Así, todos los nativos del valle del Sinú, vivieron intrínsecamente ligados con el río y sus ciénagas. No sin razón, ellos ven con desdén al Proyecto Multipropósito Urrá, lo tratan como una trampa multimillonaria que poco a poco los atrapará y ahogará a todos. El Proyecto destruyó completamente la pesquería artesanal de la zona; desplazó, por fuerza, cientos de familias de colonos y de indígenas, y amenaza a cientos más con epidemias peligrosas; eliminó para siempre la navegación fluvial Embera; convirtió las ciénagas en pozos tenebrosos y contaminados, y en focos de enfermedades infecciosas; agravó los problemas de salinidad en el delta arrocero y de mangle, aumentando la amenaza de los camaroneros; en resumen, ¡el Proyecto Urrá rápidamente ganó la fama de ser la maldición del Sinú! Sin embargo, el Proyecto no surgió de la noche a la mañana, sino que hace parte de un esquema de largo plazo, esbozado por la poderosa mafia cordobesa: los terratenientes, los paramilitares y los corruptos comerciantes y políticos. En la época gloriosa de las grandes represas, fue diseñado para el río Sinú un inmenso complejo hidroeléctrico, que consistía en un dique monstruoso en el Alto Sinú (Urrá II) que hubiera inundado casi todo el resguardo indígena Embera, inclusive gran parte del Parque Nacional Paramillo, y otro dique pequeño y complementario, más abajo (Urrá I). Cuando, en los años ochenta, el Gobierno Colombiano logró su financiamiento, con la ayuda del Banco Mundial, América Latina también se había enterado de las nefastas consecuencias ambientales de las represas grandes.
  34. 34. Después de una pelea fuerte contra los ambientalistas, el Banco retiró su apoyo, y el Proyecto colapso. Los mismos planos fueron desempolvados en 1992, después de un apagón a escala nacional, causado por la expansión económica mal- planificada. Las astutas y poderosas familias cordobesas, de ascendencia árabe ('los turcos') ya se habían apoderado de una buena parte de la torta política en Bogotá, y ellas urdieron un gran plan energético alrededor del Sinú para 'salvar la nación'. También les ayudaba en sus planes siniestros, el comportamiento del río. La alta sedimentación en su lecho, causado por la continua tala de la cobertura forestal, obligaba al río a rebasar sus orillas anualmente, cada vez con mayor destrucción económica. Mientras tanto, las incesantes olas migratorias -campesinos desplazados por la violencia política, fomentada despiadadamente por los terratenientes- seguían asentándose en los terrenos baldíos, casi siempre humedales, alrededor de las ciudades como Montería, la Capital cordobesa. En estos asentamientos anegadizos, con cada inundación se repetían las escenas de familias enteras, congregadas en sus techos, suplicando que les salven sus vidas. Los que promovían la necesidad de controlar las 'inundaciones devastadoras' del Sinú nunca desperdiciaron estas escenas. Los nuevos promotores del Proyecto Urrá, aprendieron una lección valiosa del primer intento. Sabiendo la dificultad de conseguir financiamiento localmente para
  35. 35. el proyecto completo, ellos optaron por construir solamente Urrá I, el dique auxiliar del plan original. (Los ambientalistas internacionales, quienes vieron como positivo el abandono de la represa más grande, no se dieron cuenta de la serie de desastres que desencadenaría el plan nuevo.) Simultáneamente, estos poderosos cordobeses alistaron sus cañones políticos, propagandísticos y también paramilitares, con los que iban a silenciar cualquier oposición que surgiera contra 'su' proyecto. La estrategia cordobesa para Urrá funcionó. En 1993, el INDERENA, la entidad gubernamental encargada del medioambiente, entre las tinieblas de la discreción y la corrupción, cometió un acto de hipocresía al dividir la licencia ambiental en dos, una para la construcción y otra para la operación, y restando importancia a los errores horrorosos cometidos en sus estudios ambientales, otorgó el permiso para la construcción del dique. La constructora, la Asociación Skanska-Conciviles (sueco-colombiana), se instaló rápidamente en el sitio, a unos 30 kilómetros aguas arriba de Tierralta, sin que se haya presentado alguna protesta, por parte de las victimas inmediatas -las familias de colonos y de indígenas, quienes serían desplazadas por el reservorio. Durante el intento anterior para la construcción del proyecto, los colonos que habitaban en el área se alzaron con protestas ruidosas. Esta vez, los promotores del proyecto tomaron las debidas precauciones. Sus milicias peinaron la zona, aún antes de
  36. 36. que se emita el permiso de construcción, silenciando sin misericordia cualquier voz de descontento. Do-Wabura - Adiós Río Los Embera-Katio, sin embargo, no fueron tan fáciles de silenciar. Su lengua nativa y sus arraigadas tradiciones culturales los mantienen unidos. Este es un resguardo impenetrable para las fuerzas oscuras. Pero, los medios de comunicación, controlados por los mismos políticos, no dieron oídos a esta única voz de protesta. Los grupos indígenas habían logrado ciertos beneficios especiales, como lo de la inafectabilidad de sus territorios comunales, por la Constitución Colombiana de 1991, auspiciada principalmente por los ex guerrillero- políticos. Pero la tradicional oligarquía política no ha permitido hacer efectiva estos cambios, a través de la legislación. Viendo que no llegaba el apoyo de ningún grupo, civil, político o legal para sus justos reclamos, los Embera lanzaron una protesta genial: la llamaron Do-Wabura Dai Bia Ozhirada (Adiós Río, que tanto bien nos hiciste), porque después del dique, el Sinú no sería el mismo. La protesta aparecía no como una confrontación, sino como una celebración, una oportunidad para decir "Gracias" al Río por todos los productos que ellos habían disfrutado por siglos y siglos, lo que les permitió que se les apoye hasta con recursos provenientes de la compañía dueña del Proyecto Urrá.
  37. 37. Una catástrofe ambiental Negociado el silencio del único grupo que podía oponerse públicamente al Proyecto, las autoridades continuaron con la obra. En Enero de 1996, el contratista desvió el río por dos túneles para poder completar la cimentación del dique. Ya bloqueada su ruta regular, los Bocachicos que venían subiendo el río se enfrentaban la ardua tarea de remontar estos toboganes de alta velocidad para llegar a sus únicos lugares de desove, más arriba del dique, dentro del territorio Embera. Don Andrés de San Sebastián, un pescador experimentado, entendía bien el dilema del Bocachico: "Él no es un nadador fuerte, nada en zigzag para no enfrentar directamente la corriente del río. ¿Cómo él iba a remontar ese chorro del túnel?" La gente aún recuerda las patéticas escenas que se producían cerca de los túneles. Cantidades de peces seguían saltando desesperadamente sobre las salidas de los túneles, y la fuerza de agua les empujaba abajo, una y otra vez; era un acto de suicidio comunal. Miles de Bocachicos comenzaron a flotar, muertos. La palabra voló a la velocidad de sonido, y la gente se precipitó hacia el sitio para llevar los pescados muertos, en sacos. Los responsables actuaron rápidamente para encubrir este desastre ecológico: Atraparon los peces muertos con mallas grandes, y con retroexcavadoras, los enterraron en fosas comunes en la misma orilla del río. Sin embargo, las autoridades fallaron, miserablemente, en su intento de tapar con los dedos la desnudez de sus informes ambientales favorables al Proyecto, porque todavía, lo peor estaba por llegar. En 1992, la empresa CORELCA, antecesora de
  38. 38. Urrá S.A., dueña de la planta hidroeléctrica, publicó, en su informe de evaluación ambiental del proyecto, que Urrá I no causaría significativos cambios biológicos ni hidrológicos en las ciénagas del Río Sinú. Después, en 1993, la CVS, la autoridad regional ambiental, otorgó a CORELCA la concesión del uso de agua para la planta hidroeléctrica, indicando allí que la liberación de un cierto caudal desde la represa, en los meses de Mayo y Junio, sería suficiente para sostener la reproducción de los peces migratorios. La verdad fue totalmente opuesta. Después de 1996, el Bocachico nunca más regresó, a ninguna de las ciénagas sinuanas. La aniquilación de la pesca en el río Sinú, desencadenó un desastre regional. La sobrepesca acabó con todo este recurso vital; ahora, en la cuenca baja de los ríos San Jorge y Cauca, que antes era una mina de oro en cuanto a la pesca, los pescadores no pueden recuperar ni sus gastos de combustible. La famosa y cercana ciudad turística, Cartagena, hoy recibe el Bocachico vía aérea, ¡desde Argentina! No solamente a la pesca, Urrá I amenaza también a la propia existencia de las ciénagas. A pesar de que no se disponía de un permiso para llenar la represa, el contratista la comenzó en Enero de 1999, bajo el pretexto de que necesitaba hacer pruebas de las turbinas con agua. Desde allí, la vida de cada cienaguero ha sido un salto al vacío. Los asolvados y abandonados caños alimentadores no lograron desviar, desde el río casi seco, caudales suficientes a las ciénagas. Sus propias cuencas pequeñas ya no cuentan con árboles sino con cultivos agro- pastoriles, y les aportan, si es que lo hacen, aguas contaminadas solamente. Cuando retrocede el espejo de agua de las ciénagas, los ganaderos y agricultores
  39. 39. inmediatamente emprenden sus actividades en estos suelos frescos y húmedos, aumentando más la contaminación. Las inundaciones anuales del Sinú, que antes las limpiaban y recargaban, ahora están controladas por la represa de Urrá I, por lo tanto, estos adorables cuerpos de agua que ayer albergaban vida abundante, hoy enfrentan la desgracia, la humillación y su eventual extinción. De sus aguas estancadas, suben nubes de mosquitos que fomentan epidemias nunca antes conocidas por los campesinos. Como decía Don Andrés de Ciénaga Grande de Lorica, "Aquí, después del Sol, ¡hasta los burros piden mosquiteros!" Una situación similar prevalece en las orillas de la represa Urrá donde la biomasa tropical se descompone en aguas muertas, y los niños Embera suelen enfermarse fácilmente por epidemias, que no pueden controlar por no disponer de defensas naturales. Desde que comenzaron a llenar la represa, la escasez del caudal en el río ha permitido que penetre con venganza la cuña salina, más de 20 kilómetros aguas arriba desde la desembocadura, destruyendo los campos agrícolas y los manglares que sostenían unas 2500 familias en el Sinú delta. En su concesión de agua, el CVS ordenó al operador del dique que no debe permitir la penetración de agua salada más allá de 7.3 km desde la costa, sin embargo, estas órdenes se limitan al papel impreso. Ha salinizado hasta la toma de la estación de bombeo en el distrito de riego La Doctrina, que necesita bombeo continuo para regar sus 3000 hectáreas de arroz y otros cultivos. Río abajo, floreció sal, en vez de arroz, en las 3500 hectáreas alimentadas por los caños Sicará y Grande, lo que forzó a gran cantidad de familias campesinas a desplazarse hacia los cordones de miseria en
  40. 40. Montería. Con el cambio del curso del río desde Caño Grande hacia la bahía de Tinajones, en los años cuarenta, inició la entrada de agua salobre en esta zona. Por los años ochenta, este delta antiguo recobró un equilibrio saludable entre las aguas frescas y saladas; y sus ciénagas abundaban con peces, de nuevo. Después de la debacle causada por Urrá I, por la presión vigorosa de los campesinos quienes decidieron seguir luchando, las autoridades comenzaron a limpiar y profundizar los caños para desviar más aguas frescas hacia la zona; pero, los poderosos camaroneros, quienes ya han usurpado una parte de la zona, tienen otros planes. La industria camaronera desea salinizar el delta entero, paso previo que condenara a la tierra y le dividiera en piscinas; y para esto, el proyecto Urrá, manejado por la misma clase corrupta, le proporciona la mejor oportunidad. Los camaroneros lograron frenar la restitución de los caños, y ahora manipulan a la viciada burocracia gubernamental, para intimidar a los pobres campesinos para que entreguen sus parcelas a precios bajos. ¿Qué hay de los beneficios del Proyecto? Los promotores resucitaron el Proyecto Urrá I comprometiendo suministrar energía a la red nacional en las épocas de escasez. Sin embargo, Urrá no ha logrado jugar un papel importante como proveedor de energía, ni al nivel regional, peor al nivel nacional. La capacidad instalada del Proyecto alcanza apenas 3% del total nacional y su producción real, un porcentaje mucho menor. En Córdoba, Urrá no ayudó a solucionar los frecuentes racionamientos ni los problemas de la
  41. 41. inestabilidad del suministro. Los datos muestran que el periodo de alta producción energética del Urrá I (durante los caudales picos del Río Sinú) coincide con la época de la producción de mayores cantidades de energía, a mucho menos costo, en otras plantas del país, por lo tanto, Urrá no puede vender su producción. El problema principal radica en el diseño original del Proyecto: diseñaron Urrá I para que opere únicamente como un auxiliar a una represa principal mucho más grande, y así, esta auxiliar no dispone un volumen suficiente, para almacenar los caudales picos y prolongar en tiempo su producción de energía. Además, la baja presión de agua en las turbinas de Urrá I y el alto volumen del agua necesaria para operar las mismas, encarece mucho su costo de producción de energía. Los políticos Cordobeses ignoraron este dato técnico cuando promocionaron construir solamente Urrá I (o quizás... ellos conspiraron a forzar la mano del Gobierno Central para construir Urrá II después, para salvar la inversión del primer dique.) Ahora, en apenas dos años de operación, Urrá I ha creado una enorme brecha fiscal en las arcas públicas. Y esta, sin considerar los verdaderos costos ecológicos y sociales del Proyecto, que llegan a miles de millones de dólares. Entonces, ¿cómo lograron que aprueben los economistas el Proyecto? La palabra clave: ¡multipropósito! Sus promotores exageraron los beneficios del Proyecto con la posible 'recuperación' de 300.000 hectáreas de tierra para agricultura y con el 'control de las inundaciones.' Hoy día, Urrá S.A. convenientemente diluye sus muy promocionadas proclamaciones iniciales, de controlar las inundaciones del Sinú a través de su
  42. 42. represa, a la de 'control parcial.' Porque ella no puede hacer más. Su pequeño volumen apenas le permite atenuar los pequeños caudales picos que vuelven año tras año. Estas inundaciones anuales solían traer muchos beneficios; limpiaba el río de basura y contaminantes, recargaba las ciénagas con peces y nutrientes, alimentaba los acuíferos, lavaba las sales en el delta, etc. Eso sí, últimamente, tales inundaciones también causaban molestias a los que habitaban en las tierras anegadizas inmediatas al río. El 'control' que ejerce Urrá I crearía en esos habitantes un sentido de seguridad, pero ¡será un sentido de seguridad falso! Más gente invertirán en 'recuperar' tierras más y más cerca de las orillas, hasta el día que vuelva una inundación como la de El Niño. ¡La devastación consecuente será peor, como jamás se haya conocido! La 'recuperación' de tierras por el Proyecto Urrá se ha convertido en otro mito. Es verdad, al impedir la recarga de las ciénagas se libera una gran cantidad de tierras para la agricultura. Sin embargo, para cultivar en ellas, año tras año, se requiere de una infraestructura costosísima de riego y de drenaje, y una inyección continua de fertilizantes. El Distrito de riego La Doctrina en el Sinú delta provee un buen ejemplo. Esta necesita tres veces más agua para lavar el suelo que para regar las plantas. Y Urrá S.A. no ha asignado ni un centavo para tales obras. Además, antes de Urrá I, en cada estiaje, estas mismas tierras producían para los campesinos, cultivos de ciclo-corto y pasto. Estas tierras, ahora 'recuperadas,' pasarán a manos de los terratenientes voraces, quienes tienen el poder para manipular los fondos públicos en beneficio propio.
  43. 43. ¿Se necesita semejante calamidad, como la que resultó Urrá I, simplemente para controlar las inundaciones y para cultivar en las tierras anegadizas? Los antecesores de los indígena Zenú, hace más de un milenio, ¡demostraron claramente que no! Desde los primeros siglos de la época Cristiana, ellos establecieron un maravilloso sistema de ingeniería hidráulica, modificando el paisaje de unos 150.000 ha en el Bajo Sinú y otros 500.000 ha en el Bajo San Jorge, cavando un sin número de canales y construyendo plataformas de cultivos y de vivienda, solamente con su mano de obra y sus herramientas rústicas, y lograron un verdadero sistema multipropósito. Canales anchos y largos, que conectaban el río y los caños a las ciénagas permanentes, permitían evacuar rápidamente las aguas de las inundaciones a las zonas bajas; mientras, otros canales, cortos y perpendiculares a los primeros, dispersaron esas aguas, que dejaban en sus lechos sus cargas de sedimentos, ricos en nutrientes. En pantanos de poca profundidad, donde el agua fluye sin una dirección definida, construyeron canales cortos en grupos densos, unos perpendiculares a los otros, que facilitaban la sedimentación y la retención de la humedad. Con el material que excavaban de los canales, en el inicio y en la limpieza anual de sus lechos, elevaban sobre el nivel de agua las plataformas entre los canales, convirtiéndolas en lugares propicios para los cultivos, asegurados contra las inundaciones y abonados con los nutrientes naturales. En los canales abundaba la fauna acuática, y los canales de aguas permanentes permitían fácil acceso en canoas a los campos de cultivo. En esa época, no hubo ningún dique que 'controlaba' el río, más bien, era una convivencia con la naturaleza. Sin embargo, los siglos de abandono y la
  44. 44. 'modernización' han borrado del valle del Sinú casi todos los vestigios de este sistema, que repartía sus beneficios igual a todos. Los que realmente se benefician de Urrá Cuando uno viaja por la cuenca baja del Sinú, se puede visualizar a un grupo de beneficiarios fácilmente, los dueños de las inmensas fincas comerciales de algodón, maíz, soja... Avionetas que arrojan veneno zumban apenas por encima de la cabeza, como que también quisieran fumigar y eliminar a sus pobres vecinos. A estos ricos agricultores no les preocupa la perdida de abonamiento natural del río; toneladas de otros venenos 'abonarán' sus plantas. Tampoco se preocupan del hundimiento de la capa freática; bombas más poderosas succionarán las aguas subterráneas para sus plantas, sin importar lo que piensan sus vecinos. ¿Convivencia con la naturaleza? ¡Un cuento de pobres campesinos! Solamente quieren que el Gobierno 'controle' la naturaleza, el río, para que ellos chupen de la misma la máxima riqueza que pueda, antes que sea demasiado tarde. Otros han logrado convertir, a su beneficio, la deforestación irrecuperable que ocasionó Urrá S.A., dentro y alrededor de su represa. En vez de reforestar el Alto Sinú, desvían los recursos para su mitigación, hacia las inmensas plantaciones comerciales en el Bajo Sinú. Un ejemplo: el ex Ministro de ambiente, José Vicente Mogollón, ha adquirido, a precios irrisorios, miles de hectáreas de tierra en las
  45. 45. lomas de la Cuchilla de Cispatá, las últimas parcelas de bosque nativo en todo el Bajo Sinú. Reconociendo su 'magnifica gestión ecológica' de sembrar plantas allí, el Gobierno le desembolsará el 80% de sus gastos. Y, él se embolsará, además, el ingreso total de la venta de los árboles. Las famosas 'Eco Tours' representan el esquema más patético de esta élite. Traen a los ricos citadinos y los llevan por los angostos caños del Sinú delta en lanchas motorizadas hasta las últimas ciénagas sobrevivientes, justo al lado de las inmensas piscinas camaroneras. Tradicionalmente, los agricultores del delta bloquean el avance de la cuña salina con barreras rústicas en los caños. Ahora, estos operadores de 'Tours,' empleando los poderes obscuros de sus jefes, hostigan a los pobres campesinos y destruyen las barreras para que sus clientes fotografíen la mejor toma de la naturaleza. Si los camaroneros, liderados por el mismo Mogollón, logran imponer sus planes siniestros en el delta, pronto, el único fondo disponible para estas 'tomas naturales' serán sus 'mares cuadrados.' Los codiciosos intereses económicos cordobeses han forjado un paquete de mega proyectos alrededor de Urrá. Ahora están buscando financiamiento para una Carretera Costera, desde el corazón bananero, Urabá, hasta un Puerto de Aguas Profundas, planificado para San Antero en Sinú delta. También están avanzando sus planes para unos 15 distritos de riego, a lo largo del río Sinú, que serán financiados por el dinero público. La CVS ya otorgó la licencia ambiental para uno de ellos, cerca de Cereté, que cubre 18.000 hectáreas. Las autoridades no han
  46. 46. convocado a ninguna audiencia pública sobre ninguno de estos proyectos, tampoco han publicado ninguna evaluación ambiental. ¿El asalto más grande a los fondos públicos? Urrá II, el reservorio 10 veces más grande que Urrá I, que quieren implantar en el corazón del resguardo Embera, dentro del Parque Nacional Paramillo.
  47. 47. METODOLOGÍA La metodología utilizada para el desarrollo de la práctica fue la siguiente: 1. Se hizo el recorrido desde la Universidad de Córdoba, hasta la margen izquierda del río Sinú, ahí se hicieron las observaciones respectivas sobre la problemática existente, luego se tomaron apuntes, fotografías y grabaciones de la charla del docente y docente invitado. 2. Luego se llegó al mercado público de Lorica, en donde se observó la problemática ambiental generada en este sector; se escuchó la charla realizada por el docente invitado, se tomaron las fotografías y apuntes de lo observado. Después se visitó el corregimiento de San Sebastián (Lorica), a observar y analizar la problemática actual de la Ciénaga Grande de Lorica. Ahí se escuchó la charla del líder comunitario y el docente invitado; posteriormente se tomaron fotografías y apuntes de los aspectos más relevantes Seguidamente se hizo la visita a una zona de las casas de los habitantes del corregimiento y se les aplicó un cuestionario, a partir de los siguientes escenarios: Escenario Histórico Cultural de la zona; Escenario Geográfico Poblacional; Escenario Biofísico Natural; Escenario Económico- Social.
  48. 48. 3. Posteriormente se hizo el recorrido a la bahía de Cispata (caño lobo); ahí se escuchó la charla del docente invitado y el guía de la zona, se tomaron los apuntes respectivos y fotografías, luego se hizo un recorrido por la zona de los manglares; se hicieron las observaciones y se anotaron los problemas presentes en el lugar. Finalmente se llegó a la playas blancas donde finalizó la el recorrido de la práctica realizada.
  49. 49. RESULTADOS 1. Recorrido desde la Universidad de Córdoba, hasta la margen izquierda del río Sinú. El río Sinú nace en el Nudo del Paramillo (departamento de Antioquia), su recorrido principal lo hace en el departamento de Córdoba; tiene una extensión de 415 km; su cuenca tiene un área aproximada de 13700 km2 ; presenta unos valles altamente fértiles que se comparan con los valles del rio Nilo y Éufrates. El Sinú irriga a 16 municipios; hasta llegar a la desembocadura. Entre la problemática ambiental encontrada en este sector de Montería tenemos los siguientes:  Contaminación del agua del rio Sinú por residuos sólidos orgánicos (como las excretas de humanos, animales muertos, residuos de alimentos, etc.) y residuos sólidos inorgánicos (como plásticos, vidrios, metales, etc.), generados por la población que vive en las riberas de éste.
  50. 50.  Contaminación del agua del rio Sinú, por las Aguas residuales del alcantarillado de los barrios que están en la margen izquierda del rio; las cuales desembocan a éste a través de un ducto que comunica con el rio. El tratamiento de estas aguas no es el apto debido a que la planta que hace el tratamiento no es eficiente en este proceso. Prueba de esto se corrobora con estudios que se le han hecho al agua; en la cual se han encontrado altos contenidos bacterias nocivas para nuestro organismo como Escherichia coliforme y Escherichia coli. Existe un proyecto como una alternativa de solución a esta problemática que es el de la construcción del alcantarillado de la margen izquierda del rio Sinú, estas aguas será tratadas de manera oportuna y eficiente y luego devueltas al Sinú libre de microorganismos causantes de enfermedades y epidemias en los niños, jóvenes y adultos. La construcción del parque de la avenida primera ha contribuido a disminuir el foco de contaminación del río en parte derecha; esta ha sido una estrategia
  51. 51. fundamental de los gobiernos cordobeses de turno para mejorar el ambiente del rio y la avenida primera.  Otro foco contaminante del rio Sinú es el funcionamiento del mercado público que se encuentra en la calles 36 y 37 con carreras 1,2 y 3; aquí en este lugar las actividades comerciales de los productos agropecuarios generan una cantidad de residuos contaminantes que son alojados al río. Una posible solución a este problema es el traslado del funcionamiento del mercado a otro lugar, en donde se tengan en cuenta estrategias para no contaminar la ciudad con estos residuos producidos a raíz de estas actividades comerciales. En cuanto a las actividades productivas que se generan actualmente gracias al rio tenemos: La extracción de arena y china esta actividad se hace desde Montería hasta la desembocadura del rio, a través de esta actividad se obtienen ingresos para el sustento diario de las familias que se dedican a ella. La pesca es prácticamente nula gracias a la alteración que ha sufrido el río debido a la construcción de la represa de Urrá. Es decir que los peces ya no pueden desovar en la parte alta del Sinú donde las corrientes son fuertes, estas corrientes
  52. 52. estimulan a hembras y machos a desovar los ovocitos y espermatozoides, estas se mezclaban, formando una masa a través de la corriente y así se iban fecundando y luego de cierto tiempo eclosionaban, dando origen a las larvas; hoy en día esto no ocurre porque los peces no suben a la cabecera del río, debido a que Urrá construyó un dique de 73 m, que les impide a estos desarrollar su ciclo biológico natural. Entonces los peces reproductores que se encontraban en la parte baja del río fueron capturados por los pescadores. Esta es la causa de porque hoy la pesca es prácticamente nula en el río y las ciénagas. Esto ha generado la desaparición de 14 especies de pescado en el Sinú. Para mitigar este impacto en las comunidades pescadoras, entidades gubernamentales como la C.V.S. lo que hace es repoblar las ciénagas de Lorica, Betancí, La Caimanera. Estos son los peces que capturan los pescadores de las ciénagas. Se puede decir que la producción de Bocachico hoy se da en represas o estanques artificiales. Por lo anterior, para nuestro departamento han sido más los perjuicios que beneficios la construcción de la represa de Urrá, en cuanto a que los cordobeses no nos beneficiamos de la energía producida por la represa.
  53. 53. 2. Recorrido Montería-Lorica- San Sebastián. Entre la problemática ambiental encontrada en este sector de Lorica tenemos los siguientes:  En Lorica se observó la deforestación de las riberas del río tanto en la margen izquierda como en la derecha a causa de la construcción y poblamiento de estas zonas del río; lo cual ha generado por parte de la corriente del agua una erosión marcada en estos lugares cerca a las orillas del mismo.  Otra problemática ambiental encontrada en este lugar cerca del mercado público de Lorica es la contaminación del agua del río Sinú a causa de los residuos sólidos; la deposición de orinas, excrementos y aguas residuales en el río producidos por los pobladores a orillas de éste.
  54. 54.  el funcionamiento del mercado público que se encuentra en ubicado en toda la orilla del río; aquí en este lugar las actividades comerciales de los productos agropecuarios generan una cantidad de residuos contaminantes que son alojados al río; sin ningún control por parte de las autoridades. 3. Recorrido Lorica- San Sebastián (Ciénaga grande de Lorica) En este recorrido nos acompañó Hamilton Pitalúa concejal del municipio de Lorica, nativo del corregimiento de San Sebastián y Samir Correa.
  55. 55. Esta comunidad es de origen precolombina, fue habitada por los zenúes, la cual deja vestigios importantes en el aspecto cultural y socioeconómico de esta población, como es la orfebrería y la pesca artesanal; esta comunidad giraba en torno al ecosistema de la ciénaga (lentico), y la economía de esta población se sustentaba en la producción del ecosistema de la ciénaga. La historia de este impacto ambiental se evidencia en tres fases de tiempo bien marcados. Una fase en los años 60; en el cual el ecosistema brindaba toda la oferta ambiental para el sostenimiento económico de esta población. Otra fase en los años 80; y la fase comprendida en los años 90 en adelante. Desde los años sesenta en adelante empieza el ataque antrópico a la ciénaga mediante la construcción de la carretera Lorica- Cereté; esto ocasiona la pérdida de 22 bocas de la ciénaga que permitían el flujo y reflujo del agua. En ese
  56. 56. entonces no se hicieron los estudios de impacto ambiental que generaba el proyecto vial en la zona; esto trajo consigo la disminución del flujo de agua y generó la oportunidad a los terratenientes de aprovechar los terrenos desecados para la explotación ganadera, la agricultura, la deforestación. Otro aspecto negativo que generó esta infraestructura vial fue la perdida de la fauna y flora existente en este ecosistema, debido a la destrucción del bosque seco tropical donde se encontraban todas las especies de monos colorados, monos negros, era el territorio de refugio del ponche, el manatí y otras especies de mamíferos. En el transcurrir del tiempo los nativos de la ciénaga han sido desplazados; en la actualidad no se sabe quiénes son los dueños de este territorio, si es del estado o es de particulares; en los años 80 la ciénaga contaba con 48.000 has hoy según estudios del IDEAM y la C.V.S. datan de aproximadamente 15000 has. Es decir que la ciénaga ha perdido gran parte de su territorio. Otro impacto negativo para la ciénaga es la construcción de la represa de Urrá; lo que agrava aún más la problemática de la zona.
  57. 57. Urrá lo que hace es bajar los niveles de agua, lo cual convierte la dinámica natural de la ciénaga en una dinámica artificial; esto ha generado la desaparición de muchas especies vegetales. Pero hoy en día en este ecosistema han aumentado los impactos ambientales por las actividades económicas como la agricultura, la ganadería. En la suma de estos impactos se tiene la contaminación de la ciénaga por los altos consumos de agrotóxicos utilizados en los cultivos de algodón, patilla, maíz, pepino, etc., realizados a lo largo de los suelos del valle del Sinú. Debido a la alta contaminación generada en la ciénaga se le ha atribuido como la cloaca del departamento de Córdoba porque es en este lugar donde llegan todas las aguas residuales de los alcantarillados de los municipios que irriga el Sinú; generando enfermedades, infecciones en la piel, etc. Actualmente no existe un plan de manejo de la cuenca hidrográfica del Sinú, pero existe un plan maestro de desarrollo de la cuenca hidrográfica del Sinú es decir que existen seis megaproyectos entre estos está el proyecto de Urra I, ya realizado; el proyecto de Urrá II que secaría por completo la ciénaga ; el proyecto del puerto de aguas profundas en San Antero con el propósito de la exportación
  58. 58. de cultivos como algodón, maíz, etc.; la construcción de la carretera marginal al mar lo que acabaría con los manglares de la bahía de Cispatá. Para llevar a cabo estos proyectos única y exclusivamente se tendría en cuenta a las comunidades afectadas es para trabajar en estos proyectos; pero no se tienen en cuenta a éstas para planear proyectos que conduzcan a la convivencia de las poblaciones con la naturaleza. Entonces no se puede afirmar que estos proyectos sean sustentables y sostenibles para las comunidades; es decir un desarrollo sin armonía con la naturaleza no se puede llamar desarrollo. Otro impacto generado a la población es el impacto social, es decir antes del proyecto de Urrá los pobladores de la ciénaga vivían de la ciénaga, no tenían la necesidad de buscar trabajo en otro lugar; hoy en día la ciénaga no le da ese sustento para sostener a las familias y esto ha provocado la ruptura en la familia porque el padre o la madre cabeza de hogar tienen que buscar otras alternativas de trabajo en otro lugar generando así el desplazamiento de gran parte de la población de la ciénaga a otros lugares. Otro impacto generado por la alteración del ecosistema de la ciénaga es los cambios en los hábitos alimenticios; muchos de los pobladores de la zona han tenido que cambiar su alimentación básica que es el pescado, por enlatados, pollo purina, pastas, etc. Hoy en día el pescado consumido por parte de los cordobeses
  59. 59. es traído de Antioquia; pero este producto viene contaminado por metales pesados y microorganismos a causa también de la contaminación de esos ríos gracias a las actividades mineras que se desarrollan en este departamento; también parte del pescado consumido es traidor de argentina, también es contaminado por sustancias químicas utilizadas como conservantes. Para frenar la problemática ambiental en la ciénaga los pobladores se han organizado, conformando 10 organizaciones para hacer frente a la lucha contra los actores de los problemas ambientales como los terratenientes, Urrá e instituciones del estado; los cuales han planteado proyectos de desarrollo en los planes de gobiernos malévolos que sabiendo los daños que ocasionan éstos a las comunidades de la ciénaga buscan al precio que sea desarrollarlos para generar más problemas ambientales, sociales y económicos a las poblaciones afectadas. Pero la estrategia más importante es la educación en valores ambientales a los niños desde las escuelas y hogares para hacer un frente solido a la problemática ambiental generada en nuestro departamento. Las organizaciones están desarrollando 45 proyectos, para mitigar una ínfima parte del daño ecológico generado; pero estos no son suficientes.
  60. 60. 4. Recorrido Lorica- bahía de Cispatá Caño Lobo:
  61. 61. En este recorrido se escucharon las charlas de los guías de la zona: Jairo y William Marrugo: La puesta en marcha el funcionamiento de la central hidroeléctrica URRA I, a partir del mes de noviembre de 1999, ha originado profundos cambios en los niveles de agua del río Sinú. Es decir que el caudal del río fluctúa dependiendo de la demanda de energía del sistema interconectado nacional. Esta regulación artificial del cauce del río ha dado origen a una serie de impactos ambientales y sociales en la zona Delta del río en su bahía de Cispatá que ponen en riesgo la existencia física y cultural de unas 2.500 familias de campesinos que habitan en esta frágil región. Después de la debacle causada por Urrá I, por la presión vigorosa de los campesinos quienes decidieron seguir luchando, las autoridades comenzaron a limpiar y profundizar los caños para desviar más aguas frescas hacia la zona; pero, los poderosos camaroneros, quienes ya habían usurpado una parte de la zona, tienen otros planes. La industria camaronera desea salinizar el delta entero, paso previo que condenara a la tierra y le dividiera en piscinas; y para esto, el proyecto Urrá, manejado por la misma clase corrupta, le proporciona la mejor oportunidad. Los
  62. 62. camaroneros lograron frenar la restitución de los caños, y ahora manipulan a la viciada burocracia gubernamental, para intimidar a los pobres campesinos para que entreguen sus parcelas a precios bajos. En la bahía de Cispatá se evidencia la siguiente problemática:  Penetración de la cuña salina hacia zonas tradicionalmente utilizadas para la producción agrícola. Actualmente la actividad agrícola en esta zona no se da debido a las altas concentraciones de sales en los suelos y la desviación del cauce del río hacia Tinajones; la disminución del caudal y por consiguiente del nivel de agua del río, permite que el “empuje” ejercido por el mar hacia el continente sea mayor. Esto ocasiona que los suelos aumenten su concentración en sales, lo cual perjudica a los cultivos. Este problema de salinización de los suelos agrícolas ha generado una serie de consecuencias de grandes proporciones entre las que tenemos: • Disminución de los ingresos económicos familiares. •Inseguridad alimentaria. • Pérdida de biodiversidad. • Aumento de la presión hacia otros recursos naturales (manglares). • Desplazamiento de mano de obra productiva.
  63. 63. • Presión por la tenencia de la tierra por parte de sectores productivos beneficiados por las nuevas condiciones (industria camaronera y turística). El cambio de desembocadura del río permitió el ingreso del agua salada, formando un nuevo ecosistema al mezclarse con agua dulce que aun ingresa producto de la escorrentía y el flujo proveniente del río Sinú a través de los caños de Sicará y caño Grande (cauce principal del río Sinú hasta 1994). Este proceso de formación natural del estuario de la bahía de Cispatá alcanza cierto grado de equilibrio durante los años ochenta, permitiendo a muchos campesinos mantenerse en sus periferias, cercana al cauce actual del río Sinú y su nueva desembocadura, alrededor de 3.500 hectáreas divididas en pequeñas parcelas dedicadas al cultivo tradicional de arroz y fríjol, en época lluviosa y de estiaje respectivamente. Evidentemente lo que ha generado URRA es una ruptura de ese equilibrio induciendo a una expansión del estuario.  Disminución de flujo de agua dulce hacia el estuario de la bahía de Cispata y el resto de humedales de agua dulce asociados al río Sinú. El nivel de agua de los humedales asociados al río Sinú en esta zona, incluyendo el estuario de la bahía de Cispatá, depende de los aportes por escorrentía y el flujo entrante por los caños de Sicará, caño Grande y otros caños menores. Está demostrado ya, que con el nivel que alcanza el río cuando transporta su máximo caudal, el ingreso de agua dulce hacia los humedales a través de los caños es
  64. 64. menor a la usualmente registrada antes de la regulación del río. Las consecuencias obvias de este problema son: • Aumento de los niveles promedios de salinidad en el estuario de la bahía de Cispatá. • Disminución de las áreas y niveles de agua en los humedales palustres de la zona. • Desaparición definitiva de los humedales fluviales. • Poco ingreso de larvas de peces hacia los humedales y por consiguiente disminución de la producción pesquera. • Pocas posibilidades de lavado de suelos. • Conversión gradual de humedales palustres a estuarinos. • Pérdida de biodiversidad. Otro problema presente en la bahía actualmente es la contaminación. Los estuarios son ecosistemas abiertos y su utilización inadecuada ha ocasionado efectos adversos debido a contaminación por pesticidas, desechos domésticos y variados contaminantes industriales como metales pesados e hidrocarburos que son generados por Ecopetrol. La contaminación a causa del transporte de los hidrocarburos que se hace en Coveñas, los pobladores la han catalogado como “la peor peste para su
  65. 65. ecosistema”; debido a que se han encontrado trazas de petróleo en las vísceras de las especies de peces, como consecuencia de esta contaminación también ha ido disminuyendo la producción de especies de pescados como la “anchoa”. Entre las especies tolerantes a este tipo de contaminación se encuentra el “barbú mojoso”. En los meses de mayo y junio se ha aumentado el incremento en la producción de camarón. Las especies que se encuentran en vía de extinción están: el Róbalo, la mojarra blanca, lebranche, la almeja y el chipichipi que ya se extinguió en la zona. Otro inconveniente, es que se está presentando la reproducción masiva de la especie llamada mejillón que está actuando como depredadora de la Ostra; y una especie de camarón que ha venido del continente asiático llamada camarón tigre, esta también actúa como depredadora de la especie de camarón nativa en la zona. Según Jairo, que su actividad es la pesca; afirma que semanalmente no logra coger más de 300 libras de pescado, teniendo a cargo el 70% de los pescadores de la zona. Esto ha generado preocupación por parte de las empresas pesqueras,
  66. 66. las cuales se encuentran en estos momentos tratando de buscar estrategias que conduzcan a minimizar el impacto de esta contaminación. Una de las propuestas por parte de Ecopetrol y OCENSA que son las empresas que mayor contaminación generan a la zona es la de no pescar sino establecer cultivos de pescado. Otra lucha es la consecución de la canalización de Caño Grande y Sicará para oxigenar la zona. En cuanto a la vegetación que se encuentra actualmente en la zona de Caño Lobo es el mangle; aquí se encuentran cinco clases de mangle que son: mangle rojo, mangle blanco, mangle piñuelo, mangle amarillo y mangle Zaragoza. La explotación de esta vegetación está siendo controlada y monitoreada por la C.V.S. Los explotadores de mangle se encuentran asociados, entre estas se encuentran: COPROCAÑOS, ASOMAUSAN, MADEREROS INDEPENDIENTES, entre otras.
  67. 67. La C.V.S. les ha asignado licencias a estas asociaciones para la tala y explotación de las especies de mangle comerciales, con el compromiso de repoblar las áreas explotadas. Y así estas asociaciones obtienen ingresos para el sustento de sus familias. La destrucción de las áreas productoras de materia orgánica en el ambiente estuario (pastos marinos, o bosques de manglar), disminuye la productividad del sistema y limita directamente su potencial productivo de especies de importancia comercial como peces, crustáceos y moluscos. Otro factor que afecta los estuarios es la construcción de carreteras, diques, drenajes o estructuras para diversificación de aguas, ya que generan disminución de la escorrentía de agua dulce que llega a los manglares, incrementan la salinidad y reducen el aporte de nutrientes y sedimentos.
  68. 68. CONCLUSIONES La práctica realizada sobre Reconocimiento de las Diferentes Problemáticas Ambientales en Sitios de Interés del Departamento de Córdoba, permiten llegar a las siguientes conclusiones: Toda esta problemática asociada al río y sus humedales en los lugares visitados, crea una ruptura en la dinámica natural de los ecosistemas de la Ciénaga grande de Lorica, los manglares y el normal funcionamiento en estas importantísimas zonas que brindan a las poblaciones humanas el sustento económico para sus
  69. 69. familias. Queda entendido entonces que existe una estrecha relación entre la dinámica natural del río Sinú, sus humedales anexos, el estuario de la bahía de Cispatá y los ecosistemas de manglares. Para ASPROCIG, sigue siendo válido que la dinámica natural del río Sinú es un sistema único y como sistema único hay que relacionar todo su contexto. Como futuros licenciados en ciencias naturales y educación ambiental es tarea fundamental para nosotros educar en valores ambientales a los niños desde las instituciones educativas, para generar cambios en la estructura del pensamiento de éstos; consiguiendo así cambios en la cultura de las personas que generen conciencia ambiental desde los distintos estamentos sociales y así poder entender que el hombre para su desarrollo tiene que comprender, entender los fenómenos naturales de su entorno y poder vivir en armonía con la naturaleza, logrando un verdadero desarrollo sostenible y sustentable. Para la realizar proyectos contemplados en los planes de desarrollo es importante tener en cuenta la participación de las comunidades involucradas en dichos proyectos, los estudios de impactos ambientales, sociales y culturales reales en los contextos donde se desarrollaran éstos, para que verdaderamente estos cumplan las funciones para lo cual fueron estipulados. Como cordobeses tenemos que conocer la dinámica del rio Sinú, la importancia de éste para los municipios que irriga, el desarrollo socioeconómico que este brinda a las comunidades aledañas a él. Para luego tomar conciencia ambiental para
  70. 70. abstenerse de contaminarlo con los residuos sólidos que se producen, las aguas residuales de los alcantarillados, etc. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS De León, Jorge. (2009, 22 de febrero).El Rio Sinú, su delta, su estuario, destino ecoturistico.[blogspot.com]. Recuperado el 15 de julio de 2013 de http://deltadelriosinu.blogspot.com/ De León, Jorge.(2011, 20 de Agosto).La contaminación de Rio Sinú: El majestuoso rio Sinú. [blogspot.com]. recuperado 15 de julio de 2013 dehttp://jdmendoza-david-karla.blogspot.com/2011/08/el-majestuoso-rio-sinu.html
  71. 71. Creative Commons. (2013).Río Sinú. Enciclopedia Wikipedia. [versiónelectrónica]. Colombia: Fundación Wikipedia, la enciclopedia libre http://es.wikipedia.org/wiki/Rio_Sin%C3%BA Alexander, Davikevin E. (01-05-1999).Ecosistema acuático.Encyclopedia of EnvironmentalScience.Wikipedia,Río Sinú.[Versión electrónica].Colombia: Fundación Wikipedia, la enciclopedia libre http://es.wikipedia.org/wiki/Ecosistema_acu%C3%A1tico. Castañón, Alejandra. (2012, 12 de junio). Ecosistemas acuáticos [blogspot.com]. Recuperado el 15 de julio de 2013 de http://ecosistemasingambiental.blogspot.com/2012/06/12-clasificacion-de-los ecosistemas.html Priego, Armando y Betancourt, Carlos. (2012, 27 de Abril). Clasificación de los ecosistemas [blogspot.com]. Recuperado el 15 de julio de 2013 dehttp://itvhambiental.blogspot.com/2012/04/normal-0-21-false-false-false-es-x- none_3254.html ANEXOS Anexo Nº 1. Realización y aplicación de cuestionario sobre los escenarios: histórico cultural, geográfico poblacional, económico social una parte de la los habitantes de la zona del corregimiento de San Sebastián municipio de Lorica. 1. Municipio: Lorica Corregimiento: San Sebastián 2. Nombre: Juan Correa Vélez edad: 52 sexo: M
  72. 72. 3. Escenario Histórico Cultural: • ¿Quiénes fueron los primeros pobladores de la zona? Según narra la historia los primeros pobladores fueron los indígenas Zenúes. Existió una cacica llamada Francisca Batista y su marido se llamó Juan Antonio López. Actualmente se encuentran descendientes de ellos como la familia Alegría, la familia López, La familia Argumedo, la familia Urzola. • ¿De dónde provenían? Los primeros pobladores provenían de la descendencia indígena zenú. • ¿Qué les motivó a establecerse en ella? La ubicación geográfica, debido que desde San Sebastián fue un emporio de la comercialización de productos de la ciénaga como el Bocachico a otras regiones de Colombia, también la comercialización de sus trabajos en barro. La fuente de alimentos naturales como el pescado, los animales como el pisingo, la hicotea, el manatí, el ponche etc. También este lugar le sirvió como estrategia de protección, de mercadeo y desplazamiento hacia otros lugares dentro del ecosistema de la ciénaga. • ¿En qué año fue fundada y por quién? Aproximadamente el corregimiento tiene 400 años de fundado, lo fundó la cacica Francisca Batista y Juan Antonio López.
  73. 73. • ¿Quién fue el primer edil de la población? Del primer edil no recuerdo; pero el primer inspector fue Heriberto Narváez. • ¿Qué tecnología han utilizado para la construcción de viviendas? La construcción de la mayoría de las casas eran hechas por materiales que utilizaron los zenúes como: el estiércol de vaca, palma amarga, lata de corozo; lo que se llama casa de bareque. Actualmente se han utilizado materiales como: cemento, hierro, bloque, arena, eternit. Lo que llamamos casa de material; esto se debe a la influencia de Venezuela debido a que hace 30 años atrás muchos pobladores se fueron a trabajar al vecino país, e inclusive se adoptó la arquitectura venezolana. • ¿existieron o existen grupos étnicos (indígenas, africanos, entre otros) en la zona? Existieron los zenúes que fueron los primeros pobladores de la ciénaga y aún existe un resguardo indígena en la zona por la cercanía a la loma. • ¿Cuáles son los símbolos propios de la región? Lo que identifica al pueblo es: la parroquia san Sebastián, la plaza pública, el colegio, las artesanías y las fiestas patronales que anteriormente se realizaban en octubre pero por el fenómeno de inundaciones para esta época, éstas las celebran en enero; el trabajo en barro ( que son pocos los que se dedican a esta actividad; el Bocachico como el plato típico de la región, el arroz con coco.
  74. 74. • ¿Cuál es el manejo que le dan a las basuras o residuos sólidos? Existe una asociación llamada ASPROCIG, que hace años atrás se preocupó por este tratamiento a las basuras y gestionaron capacitaciones para que los pobladores hicieran un tratamiento a estas basuras para que no fueran tiradas en los predios baldíos y la ciénaga. Este tratamiento consistió en excavar huecos y enterrar esas basuras. Pero actualmente esta asociación no ha sido constante en este proceso. Sin embargo personas aisladamente que han hecho campañas para disminuir este efecto negativo para el pueblo de tirar las basuras en la ciénaga y lotes. • ¿Qué manejo se le da a las aguas residuales que se producen en el pueblo? Ninguno, las aguas de los baños, cocina, lavado de ropa, se desalojan en los patios y calles, existen los pozos sépticos, pero algunos no cuentan con estos pozos y tiran las heces fecales a la ciénaga en bolsas. (Tomado de cartilla CAEC –C.V.S –FUNLAM 2002-2008). 4. ESCENARIO GEOGRÁFICO POBLACIONAL • ¿Con que corregimientos o municipios limita San Sebastián? San Sebastián limita con Purísima; con el casco urbano de Lorica, con Mómil; el corregimiento de los corrales, los monos y los monos. • ¿Cuáles son las principales vías de comunicación del corregimiento?
  75. 75. La vía principal es la carretera Lorica- Chinú; que comunica a Lorica y otros municipios con san Sebastián; anteriormente existía como vía de comunicación con lorica la finca del señor Laguandio Barguil que era un cruce que demoraba 20 minutos, la otra vía es acuática a través del caño de Aguas Prietas. • ¿Cuál es el estado actual de la ciénaga? La ciénaga actualmente está bastante contaminada por los cultivos que se realizan, debido al uso de fertilizantes, herbicidas y otros agentes contaminantes y existe una situación complicada porque los terratenientes han hecho terraplenes para construir casas en la ciénaga y esto afectado ciclo natural de la ciénaga. • ¿se inunda el pueblo durante el periodo de invierno? Se inunda parte del pueblo en los meses de octubre y noviembre; el agua sube a la plaza y la parroquia. Los habitantes a la orilla de la ciénaga se albergan en el colegio en estos meses. 5. ESCENARIO BIOFÍSICO NATURAL: • ¿Qué plantas de interés existe en la zona Se encuentra el fisne, el pasto angleton, el buchón, la lengua de vaca, el bijao, maderables como guácimo, totumo, campanos. • ¿Qué tipo de animales predominan en la ciénaga?
  76. 76. La garza, el puerco, el pisingo, el coquito, la purruta. Animales como el ponche, el manatí, el mono colorado, el chabarri, el mono ya no existe e inclusive la hicotea y el Bocachico han ido desapareciendo en estos lugares debido a la intervención del hombre lo que ha hecho es acabar con el hábitat de esta especies. 6. ESCENARIO ECONÓMICO-SOCIAL ¿Cuáles son las actividades económicas a que se dedican los pobladores de San Sebastián? Anteriormente se dedican a pescar y a trabajar el barro; de esta forma obtenían la mayoría sus ingresos, pero hoy en día la juventud y la nueva generación de pobladores no le muestra mucho interés a esta. Debido a la construcción de la represa de Urrá hoy en día es poco los ingresos que se obtiene de esta actividad y por lo tanto muchos han tenido que dedicarse al mototaxismo, a la pequeña ganadería, a los cultivos de hortalizas como pepino, patilla, maíz, tomate al comercio, amas de casa y otros se han profesionalizado y ejercen sus profesiones, como médicos, docentes, abogados, administradores, etc. • ¿Cuáles han sido los factores que han incidido en los cambios de la actividad pesquera y de la orfebrería de los pobladores por las mencionadas anteriormente? En el cambio de la actividad pesquera por otras actividades han incidido la construcción de Urrá, los terraplenes que han hecho los terratenientes en la ciénaga la contaminación del río y la ciénaga, esto ha ocasionado la pérdida o
  77. 77. mínima producción del Bocachico en la ciénaga, hoy en día un pescador dura todo el día en la faena y a duras penas logra traer media, una o dos docenas de pescado, de tamaño pequeño de mala calidad y parte de esta la vende para comprar el resto de los víveres. La C.V.S., Constantemente en conjunto con las asociaciones pesqueras están repoblando la ciénaga con alevinos, pero esto no es suficiente. La orfebrería son menos de 100 personas que se dedican a esta actividad y son pobladores que se encuentran en la tercera edad. A los jóvenes no se les ha hecho escuela en sentido de valorar el legado de nuestros ancestros y otra es que esta actividad se vuelto poco remunerable, es decir no se le da el aprecio por parte de las personas; entonces no genera ingresos suficientes como para vivir de ella.
  78. 78. Anexo Nº2. Tabla 1. Matriz de sistematización de los problemas ambientales encontrados en la práctica de Teoría y Problemática Ambiental. Matriz de Sistematización de los Problemas Ambientales Encontrados en la Práctica de Teoría y Problemática Ambiental (tomado: cartilla CAEC 2002-2009 C.V.S - FUNLAM)
  79. 79. PROBLEMAS IDENTIFICADOS CATEGORIZACIÓN DE PROBLEMAS Deposición de: aguas residuales; excretas y orina de humanos al río. Altos volúmenes de residuos sólidos inorgánicos tirados en las riberas y agua del río. Generación de enfermedades infecciosas como cutáneas, estomacales, etc. Contaminación de la fauna acuícola. RETOS AMBIENTALES
  80. 80. Contaminación del Río Sinú Muy Grave Crear conciencia ambiental, mediante el fortalecimiento en valores como el respeto y amor por la naturaleza. Generar propuestas ambientales para el tratamiento de las aguas contaminadas que llegan al río. Formular un plan integral en el manejo de los residuos sólidos producidos en estas zonas. Erosión Hídrica en la zona urbana del municipio de Lorica. Grave Deforestación de las riberas del Sinú en la zona urbana del municipio de Lorica- Córdoba. Construcción de viviendas y poblamiento de la ribera del Sinú Reforestar las partes afectadas por la erosión a causa del río. Reestructurar el plan de ordenamiento territorial del municipio, para devolverle el área construida al río.
  81. 81. Disminución de la producción pesquera de la Ciénaga Grande de Lorica Muy Grave Construcción de la represa de Urrá. Construcción de la carretera Cereté- Lorica. Construcción de terraplenes en la ciénaga. Desecación de la Ciénaga Grande de Lorica. Desplazamiento de los nativos a otros lugares. Cambios en las actividades económicas. Inseguridad alimentaria. Educar y formar en valores ambientales a las presentes y futuras generaciones de los habitantes de esta zona afectada. Hacer cumplir las sentencias y leyes promulgadas por constitución y demás entes encargados de la protección y conservación de los recursos naturales. En especial los de esta zona afectada. Hacer verdaderos estudios de impactos ambientales que generan la obras de “desarrollo social”
  82. 82. Contaminación de la Ciénaga grande de Lorica Muy Grave Exceso de agroquímicos utilizados en actividad agrícola y ganadera. Contaminación de la fauna y flora Fomentar la utilización de productos de origen natural para controlar las malezas, plagas y enfermedades en los cultivos Desarrollar estrategias como el reciclaje para disminuir la producción de residuos sólidos en este ecosistema.

×