UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLITICAS    ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHOLA INCIDENCIA...
1. Resumen.El presente trabajo de investigación pretende establecer de qué manera incide eldesconocimiento de Psiquiatría ...
En la segunda parte, procedemos al análisis de la Pericia Psicológica N°,continuamos con el de la Pericia Psiquiátrica N°,...
4. Bases Teórico-científicas.4.1. Culpabilidad y Responsabilidad - Cuestiones Básicas de la Teoría de la     Responsabilid...
La responsabilidad depende de dos datos que deben añadirse al injusto: dela culpabilidad del sujeto y de la necesidad prev...
El hacer depender la punibilidad de la culpabilidad del sujeto tiene como        finalidad poner un límite al poder puniti...
valoración jurídico penal. A las anomalías de los instintos pertenecen tanto la           desviación sexual, como la sexua...
conducta o, lo que es lo mismo, que hay cierta incapacidad psíquica queelimina directamente la conducta (involuntabilidad)...
a. La Insuficiencia y la Alteración Morbosa de las Facultades4.           Se hace bien difícil decir qué es lo patológico ...
b. La Perturbación de la Consciencia5.           Por supuesto que a este nivel, "consciencia" se emplea en forma que no   ...
Acabamos de referirnos a planteamientos del siglo pasado que hoy parecenpoco menos que ridículos, conforme a los cuales se...
Por lo que hace a la pena, el psicópata es incapaz de asimilarla como una        motivación para su futura conducta. En él...
individuales y sociales. Representan desviaciones extremas, o al menossignificativas, del modo como el individuo normal de...
correspondiente de una posible adaptación de la CIE-10 para esa región o      país en particular. Las diferencias locales ...
a) Actitudes y comportamiento marcadamente faltos de armonía, que afectanpor lo general a varios aspectos de la personalid...
4.4. F60.2 Trastorno Antisocial de la Personalidad [301.7]8.a. Características diagnósticas        La característica esenc...
hurtos, o violación grave de las normas. Están descritas con más detalle enla página 90.El patrón de comportamiento antiso...
(repetidos excesos de velocidad, conducir estando intoxicado, accidentesmúltiples). Pueden involucrarse en comportamientos...
de sus actos o, simplemente, mostrar una completa indiferencia. En general,no dan ninguna compensación ni resarcen a nadie...
trabajo con constancia o de hacerse cargo de obligaciones económicas        (7) falta de remordimientos, como lo indica la...
resoluciones no se encuentren justificadas en el mero capricho de losmagistrados, sino en datos objetivos que proporciona ...
Deficiencias en la motivación externa; justificación de las premisas:      El control de la motivación también puede autor...
5. Protocolo de Pericia Psicológica N° 001873-2011-PSC10.                     ALEJANDRO BUENAVENTURA ARISTA CHACON        ...
Emocionalmente es una persona que tiende a ser afectivamente inestable        pueden tener episodios de disforia, inestabi...
anteriormente, o son subjetividades propias del evaluador, formadas a partir de laentrevista u observación de la conducta....
Debemos agregar que lo señalado en el punto 2, de estas conclusiones es un datosumamente importante respecto de su persona...
7. AFECTO: Distancia afectiva.         8. CONACION: Forma de vida parcialmente               productiva.   Voluntad       ...
4. No aprende con la experiencia vivida      5. No prevé el futuro, vive el momento presente      6. Nadie puede pronostic...
Si continuamos leyendo el referido manual, en el apartado Pautas para elDiagnóstico dice: “para diagnosticar la mayoría de...
SENTENCIA CONDENATORIA POR MAYORÍA      Resolución Nro. ONCE      Tumbes, dieciocho de Noviembre      del año dos mil once...
responsable una acción típicamente antijurídica se hace acreedor, desde losparámetros del Derecho penal, a una pena”13.Lue...
Como podemos apreciar el examen del perito psiquiatra en referencia, se halimitado a consignar lo que éste tenía que decir...
higiénicos donde saca su arma de fuego y acierta un disparo contra elagraviado causándole la muerte, posterior a ello el a...
el mismo perito arrojó negativo, sin embargo, este perito ha sabido precisar        por qué el motivo de ello, siendo razo...
razonable y científicamente creíbles, primero, por que como lo ha señalado       tajantemente es imposible que el arma de ...
- Respecto a la antijuricidad, debo señalar que no existe causa de      justificación conforme a los alcances que establec...
caso, ya que nos encontramos ante un Alfredo Arana Mendoza, que presenta elTrastorno Disocial de la Personalidad F60.2 CIE...
los artículos 11, 12, 16, 23, 28, 29, 45, 46, 92, 93, 106, 108 inciso 1 y 3 del        Código Penal, así como los 374 inci...
b) Que; en audiencia la representante del Ministerio Público ha cumplido consu obligación de dar a conocer al colegiado, c...
c) Es menester enfatizar que este colegiado, además de tener en cuenta loantes anotado, ha valorado la pericia de balístic...
F. DEVOLVER los actuados al Juzgado de origen en cuanto sea su estadio       oportuno, para los fines correspondientes.   ...
un término genérico dentro de las cuales se encuadran tanto lasenfermedades mentales (con un criterio biológico-psicológic...
En consecuencia, se debería haber fundamentado sobre la inafectación de sucapacidad de culpabilidad, para que el fallo no ...
c. En el apartado Personalidad, indica que clínicamente su nivel de conciencia seencuentra conservado, no evidenciando ind...
a. En el punto III Examen Psicopatológico, literal B Procesos Parciales, carecen dela motivación o fundamentación del exam...
debido a que existe invalidez de su inferencia a partir de las premisas establecidaspreviamente.d. En el décimo consideran...
b. Respecto al fallo, también incurre en un supuesto de deficiencias en lamotivación externa, justificación de las premisa...
Continúa Villa Stein, citando a Villavicencio: "Estamos de acuerdo con Villa Stein,en cuanto al alcance del término anomal...
Por su parte, Fidel Rojas Vargas, hace una distinción entre anomalía psíquica y lostrastornos de la personalidad: "para di...
sustrato orgánico), como también, la otra alteración psíquica grave; perturbaciónprofunda de la conciencia; la insuficienc...
Está exento de responsabilidad penal, el que en el momento de la comisión de laconducta delictiva, no posea la capacidad d...
American Psychiatric Association A.P.A. DSM-IV. Pinillos, A. (2012). Del loco su      laberinto.   Recuperado       el   0...
ANEXOS                               LISTAS DE CONTROL               LISTA DE CONTROL PARA PERICIA PSICOLÓGICA1. El inform...
LISTA DE CONTROL PARA EL FISCAL EN SENTENCIA DEL JUZGADO                            COLEGIADO1. El Fiscal utiliza el térmi...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La incidencia del desconocimiento de psiquiatría forence

2,120 views

Published on

0 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
2,120
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
691
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
4
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La incidencia del desconocimiento de psiquiatría forence

  1. 1. UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLITICAS ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHOLA INCIDENCIA DEL DESCONOCIMIENTO DE PSIQUIATRÍAFORENSE DE JUECES Y FISCALES EN LOS PROCESOS DE ASESINATO ARTÍCULO CIENTÍFICO SEMESTRE 2012-I DOCENTE AUGUSTO NORBERTO PINILLOS SEMINARIO TRUJILLO – PERÚ
  2. 2. 1. Resumen.El presente trabajo de investigación pretende establecer de qué manera incide eldesconocimiento de Psiquiatría Forense de jueces y fiscales, en los procesos deAsesinato. Para ello, hemos seleccionado el caso seguido contra Alfredo AranaMendoza, por el Juzgado Colegiado del Distrito Judicial de Tumbes, el cual fallacondenando a dieciséis años de pena privativa de la libertad, por el delito deHomicidio Simple, desvinculándose de la Acusación Fiscal; y que la Sala deApelaciones confirma, en el extremo que condena al acusado como autor del delitoContra la Vida, el Cuerpo y la Salud, en agravio de Carlos Alberto Yovera Yovera;revocándolo en los extremos de la desvinculación de la calificación jurídica, y lamodalidad del delito por el cual se condena, esto es, Homicidio Simple, yreformándolo, lo condena como autor de Homicidio Calificado por Ferocidad yAlevosía; confirmando los extremos de la pena y reparación civil, así como encuanto a las costas del proceso. Llamando la atención a los señores jueces,exhortándolos a que asuman mayor celo en el cumplimiento de sus funciones.2. Introducción.En la primera parte de nuestro trabajo, desarrollamos las bases teórico científicas quenos permitirán analizar en primer lugar las pericias psicológica y psiquiátrica,practicadas al procesado; para luego continuar con las sentencias del JuzgadoColegiado, y de la Sala de Apelaciones del Distrito Judicial de Tumbes. Nos referimosa la Doctrina alemana y argentina para delimitar el contenido de la ResponsabilidadPenal, la Culpabilidad, y las Anomalías Psíquicas; así como la Jurisprudencia delTribunal Constitucional. Luego, continuamos con los Criterios Diagnósticos de laOrganización Mundial de la Salud para el Trastorno Disocial de la Personalidad; y elde Trastorno Antisocial de la Personalidad, de la Asociación Americana de Psiquiatría.
  3. 3. En la segunda parte, procedemos al análisis de la Pericia Psicológica N°,continuamos con el de la Pericia Psiquiátrica N°, realizada por los psiquiatrasPonce Malaver y Acuña Buluje; continuamos con el de la Sentencia del JuzgadoColegiado N°, para concluir con el de la Sentencia de la Sala de Apelaciones.El propósito de nuestra investigación es establecer de qué manera incide eldesconocimiento de Psiquiatría Forense de jueces y fiscales, en los procesos deAsesinato, en tal sentido, hemos seleccionado el caso seguido contra AlfredoArana Mendoza, en el Distrito Judicial de Tumbes.3. Metodología.Analizaremos las pericias psicológicas y psiquiátricas realizadas al procesado, en funciónde los requisitos que deben reunir, según lo establecido por el artículo 178 del NuevoCódigo Procesal Penal, vigente en dicho Distrito Judicial; y si las conclusiones de lasmismas, se condicen con los Criterios Diagnósticos CIE-10 OMS, así como, con el DSM-IVAPA.En segundo lugar, analizaremos las sentencias del Juzgado Penal Colegiado, y dela Sala Penal de Apelaciones, para verificar mediante nuestras listas de control, sitanto jueces como fiscales fundamentan correctamente sus resoluciones, según loscriterios de la Dogmática Jurídico Penal Alemana y Argentina.En tercer lugar, obtenidos estos resultados, procederemos a confrontarlos según laJurisprudencia de nuestro Tribunal Constitucional, sobre la debida motivación delas resoluciones judiciales; para posteriormente concluir si se afectan o no, losderechos de los condenados por el Delito de Homicidio Calificado, Asesinato.
  4. 4. 4. Bases Teórico-científicas.4.1. Culpabilidad y Responsabilidad - Cuestiones Básicas de la Teoría de la Responsabilidad1.a. Culpabilidad y necesidad preventiva como presupuestos de la responsabilidad jurídico penal: La responsabilidad designa, tras la antijuridicidad, una valoración ulterior y que por regla general da lugar a la punibilidad, en el marco de la estructura del delito. Mientras que con el predicado de la antijuridicidad se enjuicia el hecho desde la perspectiva de que el mismo infringe el orden del deber ser jurídico penal y que está prohibido como socialmente dañino, la responsabilidad significa una valoración desde el punto de vista del hacer responsable penalmente al sujeto. Quien cumple los requisitos que hacen aparecer como "responsable" una acción típicamente antijurídica se hace acreedor, desde los parámetros del Derecho penal, a una pena. Los presupuestos de la responsabilidad jurídico penal son, entre otros, la culpabilidad, la posibilidad de conocimiento de la antijuridicidad y la normalidad de la situación en la que se actúa.1 Roxin, C., cit. por Pinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 07 de Agosto de 2012,de : http://dellocosulaberinto.bligoo.es/culpabilidad-y-responsabilidad-roxin
  5. 5. La responsabilidad depende de dos datos que deben añadirse al injusto: dela culpabilidad del sujeto y de la necesidad preventiva de sanción penal, quehay que deducir de la ley.El sujeto actúa culpablemente cuando realiza un injusto jurídico penal pese aque (todavía) le podía alcanzar el efecto de llamada de atención de la normaen la situación concreta y poseía una capacidad suficiente de autocontrol, demodo que le era psíquicamente asequible una alternativa de conductaconforme a Derecho.Una actuación de este modo culpable precisa en el caso normal de sanciónpenal también por razones preventivas; pues cuando el legislador plasmauna conducta en un tipo, parte de la idea de que debe ser combatidanormalmente por medio de la pena cuando concurren antijuridicidad yculpabilidad.La necesidad preventiva de punición no precisa de una fundamentaciónespecial, de modo que la responsabilidad jurídico penal se da sin más con laexistencia de culpabilidad.Hoy día se reconoce que sólo culpabilidad y necesidades preventivasconjuntamente pueden dar lugar a una sanción penal.La culpabilidad sigue siendo el presupuesto decisivo (aunque no el único),de la responsabilidad jurídico penal.
  6. 6. El hacer depender la punibilidad de la culpabilidad del sujeto tiene como finalidad poner un límite al poder punitivo del Estado (en particular: a las necesidades públicas de prevención).b. La Otra Anomalía Psíquica Grave2. Con las anomalías psíquicas graves se hace materialmente referencia a desviaciones psíquicas respecto de lo normal, que no se basan en una enfermedad corporal. Las principales formas de manifestación son, conforme al uso habitual del lenguaje, las psicopatías, neurosis y anomalías de los instintos. A este respecto, la mayoría de las veces se entiende por psicopatías peculiaridades del carácter debidas a la propia disposición natural que merman notablemente la capacidad de vida social en común. Frente a ello, las neurosis son anomalías de conducta adquiridas y a menudo susceptibles de tratamiento que se presentan como reacciones episódicas anormales. Como sin embargo los trastornos psíquicos debidos a la propia disposición natural y los debidos al entorno medio en que se vive la mayoría de las veces no se pueden distinguir con seguridad y a menudo operan conjuntamente, el empleo de los términos neurótico o psicopático es en gran medida una cuestión doctrinal; ello no tiene relevancia alguna para la2 Roxin, C. (1997).Derecho Penal Parte General. (Tomo I. 1era ed. págs. 834-835). Madrid: Civitas. Traducciónde la 2da ed. alemana por Luzón, D.
  7. 7. valoración jurídico penal. A las anomalías de los instintos pertenecen tanto la desviación sexual, como la sexualidad anormalmente elevada (híper sexualidad); al respecto, según la jurisprudencia un instinto sexual antinatural podría exculpar en determinadas circunstancias, incluso si es sólo de una intensidad media, mientras que un instinto sexual normalmente orientado sólo puede conducir a la inimputabilidad cuando sea de intensidad irresistible. Naturalmente también entran en consideración otros trastornos psíquicos graves, en la medida en que no se encuadren en uno de los conceptos anteriormente mencionados: la fuerte querulancia (manía querulante, litigiosa, pleitista, por querellarse), las dependencias de tipo maniaco no debidas a intoxicaciones o también los (sin duda escasos y discutibles) casos de piromanía, cleptomanía o esclavitud sexual.4.2. Concepto de Inimputabilidad y distintos aspectos3. A lo largo de nuestra exposición hemos ido dando un concepto de inimputabilidad, caracterizado como la incapacidad psíquica de culpabilidad. El delito requiere una cierta capacidad psíquica cada vez que en uno de sus niveles se demanda la presencia de un aspecto o contenido subjetivo. Así, hemos visto que es necesaria cierta capacidad psíquica para que haya3 Zaffaroni, E. (1999). Tratado de Derecho Penal Parte General. (Tomo IV. págs. 109-114). Buenos Aires: Ediar.
  8. 8. conducta o, lo que es lo mismo, que hay cierta incapacidad psíquica queelimina directamente la conducta (involuntabilidad).Tócanos ahora considerar la capacidad psíquica de culpabilidad oimputabilidad, con lo que se completa el panorama general de la capacidadpsíquica de delito.Entendido, pues, lo psíquico en este sentido, de la capacidad psíquica deculpabilidad será una característica que debe darse en el actor de un injustopenal: es la capacidad que éste tiene para responder a la exigencia de quecomprenda la antijuridicidad y de que adecue su conducta a estacomprensión. Esta capacidad del sujeto es la que da a la conducta elcarácter de imputabilidad. Por razones de práctica corriente en nuestrolenguaje técnico, hablamos indistintamente de "imputabilidad" y de"capacidad psíquica de culpabilidad", lo que, por otra parte, tampoco sejustifica alterar, porque no trae mayores inconvenientes. No obstante, en unaprecisión mayor de los conceptos, tendríamos que tener en cuenta que lacapacidad de culpabilidad es una condición del autor y la imputabilidad lacaracterística que esa condición le da a su conducta típica y antijurídica.La capacidad psíquica de culpabilidad requiere la capacidad psíquica paraser sujeto del requerimiento o exigencia de comprensión de laantijuridicidad, pero no se agota en ella, puesto que también es necesarioque el autor tenga la capacidad psíquica necesaria para adecuar suconducta a esta comprensión.
  9. 9. a. La Insuficiencia y la Alteración Morbosa de las Facultades4. Se hace bien difícil decir qué es lo patológico en sentido psiquiátrico, pero lo que resulta incuestionable es que si por "insuficiencia o alteración morbosa de las facultades" se entiende únicamente "alienación mental", se restringe el concepto a la esfera intelectual, automáticamente pasan a ser imputables "todos los neuróticos, las personalidades psicopáticas, los posencefalíticos y postraumatizados de cráneo, los esquizofrénicos residuales, los toxicómanos, los débiles mentales, afásicos y preseniles, cualquiera sea la gravedad de su trastorno, el tratamiento médico que requieran y el peligro social que representen". Con toda razón se ha dicho que "un neurótico, un toxicómano, un alcoholista crónico, una grave personalidad psicopática, fuera de todo prejuicio doctrinario, tiene tanto derecho a ser considerado un enfermo mental como un delirante, un maníaco o un esquizofrénico; les cabe el mismo género de tratamiento y la misma asistencia especializada". Esto obedece a que es totalmente arbitrario restringir el concepto de alteración o insuficiencia al sólo ámbito del aspecto intelectual de la actividad psíquica, descartando toda insuficiencia o alteración en la emotividad y en la afectividad, sin contar que semejante escisión es bien discutible. Con lo dicho, damos por totalmente desvirtuada la afirmación de que la insuficiencia y la alteración morbosa signifiquen únicamente alienación.4 Zaffaroni, E. (1999). Tratado de Derecho Penal Parte General. (Tomo IV. págs. 125-126). Buenos Aires: Ediar.
  10. 10. b. La Perturbación de la Consciencia5. Por supuesto que a este nivel, "consciencia" se emplea en forma que no denota sus sentidos metafísico, religioso o político, sino un concepto clínico en sentido operacional. En este sentido, consciencia es un concepto clínico que abarca tanto la llamada "consciencia lúcida" como la "consciencia discriminatoria". La primera es la que nos permite percibir adecuadamente y ubicamos psíquicamente en tiempo y espacio. La segunda es la que nos permite internalizar pautas o valores y discriminar conforme a esa internalización.c. Problemática particular de la Inimputabilidad – La Psicopatía.6 Uno de los conceptos más discutidos y problemáticos tanto en nuestra disciplina como en la psiquiatría, es el del psicópata. Los sentidos con que se ha empleado la expresión son harto diversos, lo que ha hecho que la problemática penal a su respecto no siempre resultase claramente planteada. No obstante, puede hoy plantearse el problema con un poco más de claridad, porque, en cierta medida, hay una mayor precisión conceptual.5 Zaffaroni, E. (1999). Tratado de Derecho Penal Parte General. (Tomo IV. págs. 130-134). Buenos Aires: Ediar.6 Zaffaroni, E. (1999). Tratado de Derecho Penal Parte General. (Tomo IV. págs. 151-159). Buenos Aires: Ediar.
  11. 11. Acabamos de referirnos a planteamientos del siglo pasado que hoy parecenpoco menos que ridículos, conforme a los cuales se creía que el enfermoque eventualmente parecía razonar normalmente era consideradoresponsable, sea que esa apariencia fuese dada por un "intervalo lúcido" opor una temática distinta de la delirante. Estas posiciones están vinculadastodas a la teoría del "loco bestia feroz", es decir, a la creencia de que el"loco" sólo es irresponsable cuando puede asemejarse a una "bestia feroz",cuando carece de toda capacidad de razonamiento.Caracterizada la psicopatía en estos términos, nos cabe poca duda acercade que el psicópata es inimputable, porque la grave distorsión que padecesu actividad afectiva, con repercusiones que también perturban su esferaintelectual, le priva de la capacidad de vivenciar la existencia ajena comopersona y, por consiguiente, también la propia. El psicópata no puedeinternalizar valores y, por consiguiente, es absurdo que el derecho penalpretenda exigirle que los internalice y reprocharle porque no lo haya hecho.Es algo tan absurdo como reprocharle a un ciego que no haya visto.Si relacionamos este cuadro patológico con las advertencias que hemosformulado más arriba, veremos que la consideración jurídico penal de lapsicopatía como causa de inimputabilidad penal responde al reconocimientodel concepto contemporáneo de la enfermedad mental y a la superación delantiguo concepto positivista de la misma.
  12. 12. Por lo que hace a la pena, el psicópata es incapaz de asimilarla como una motivación para su futura conducta. En él ha fallado la individualización y la socialización y no es posible hablar de "resocialización" en la misma forma en que se lo hace respecto del imputable. La pena no podría experimentarla sino como un motivo más que fortalece su deseo de venganza, que tornaría más rígida la estructura de su personalidad, es decir, que sería aún más "desocializadora" que la impunidad.4.3. F60-F62 Trastornos de la Personalidad y del Comportamiento del Adulto7. Incluye diversas alteraciones y modos de comportamiento que tienen relevancia clínica por sí mismos, que tienden a ser persistentes y son la expresión de un estilo de vida y de la manera característica que el individuo tiene de relacionarse consigo mismo y con los demás. Algunas de estas alteraciones y modos de comportamiento aparecen en estadios precoces del desarrollo del individuo, como resultado tanto de factores constitucionales como de experiencias vividas, mientras que otros se adquieren más tarde a lo largo de la vida. Estos tipos de trastornos abarcan formas de comportamiento duraderas y profundamente arraigadas en el enfermo, que se manifiestan como modalidades estables de respuestas a un amplio espectro de situaciones7 Organización Mundial de la Salud OMS CIE-10. Pinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 07 deAgosto de 2012, de : http://dellocosulaberinto.bligoo.es/cie-10-oms
  13. 13. individuales y sociales. Representan desviaciones extremas, o al menossignificativas, del modo como el individuo normal de una cultura determinadapercibe, piensa, siente y, sobre todo, se relaciona con los demás.Estas formas de comportamiento tienden a ser estables y a abarcaraspectos múltiples de las funciones psicológicas y del comportamiento. Confrecuencia, aunque no siempre, se acompañan de grados variables detensión subjetiva y de dificultades de adaptación social.Los trastornos de la personalidad se diferencian de las transformaciones dela personalidad por el momento y el modo de aparición. Son alteraciones deldesarrollo que aparecen en la infancia o la adolescencia y persisten en lamadurez. No son secundarios a otros trastornos mentales o lesionescerebrales, a pesar de que pueden preceder a otros trastornos o coexistircon ellos. Por el contrario, la transformación de la personalidad es adquirida,normalmente, durante la vida adulta, como consecuencia de situacionesestresantes graves o prolongadas, de privaciones ambientales extremas, detrastornos psiquiátricos graves o de lesiones o enfermedades cerebrales (verF07.-).En las manifestaciones de las anomalías de la personalidad, las diferenciasculturales o regionales son importantes, pero son aún escasos losconocimientos específicos en esta área. Los problemas de personalidad quese presentan con una frecuencia especial en una determinada parte delmundo, pero que no corresponden a ninguno de los subtipos que seespecifican a continuación, pueden clasificarse como "otros" trastornos de lapersonalidad e identificarse mediante un quinto carácter en el código
  14. 14. correspondiente de una posible adaptación de la CIE-10 para esa región o país en particular. Las diferencias locales de las manifestaciones de un trastorno de personalidad pueden reflejarse también en la redacción de las descripciones clínicas y pautas para el diagnóstico del trastorno correspondiente.a. F60 Trastornos específicos de la personalidad. Incluye trastornos graves del carácter constitutivo y de las tendencias comportamentales del individuo, que normalmente afectan a varios aspectos de la personalidad y que casi siempre se acompañan de alteraciones personales y sociales considerables. Los trastornos de la personalidad tienden a presentarse en la infancia y adolescencia y a persistir durante la edad adulta. Por ello es probable que un diagnóstico de trastorno de personalidad sea adecuado antes de los 16 ó 17 años. A continuación se presentan las pautas generales de diagnóstico correspondientes a todos los trastornos de la personalidad. El resto de las características complementarias se especifican en cada uno de los subtipos. Pautas para el diagnóstico. Se requiere la presencia de una alteración de la personalidad no directamente atribuible a una lesión o enfermedad cerebral importante, o a otros trastornos psiquiátricos, que reúna las siguientes pautas:
  15. 15. a) Actitudes y comportamiento marcadamente faltos de armonía, que afectanpor lo general a varios aspectos de la personalidad, por ejemplo, a laafectividad, a la excitabilidad, al control de los impulsos, a las formas depercibir y de pensar y al estilo de relacionarse con los demás.b) La forma de comportamiento anormal es duradera, de larga evolución yno se limita a episodios concretos de enfermedad mental.c) La forma de comportamiento anormal es generalizada y claramentedesadaptativa para un conjunto amplio de situaciones individuales ysociales.d) Las manifestaciones anteriores aparecen siempre durante la infancia o laadolescencia y persisten en la madurez.e) El trastorno conlleva un considerable malestar personal, aunque éstepuede también aparecer sólo en etapas avanzadas de su evolución.f) El trastorno se acompaña, por lo general aunque no siempre, de undeterioro significativo del rendimiento profesional y social.Para diagnosticar la mayoría de los tipos citados más abajo, se requiere amenudo la presencia de al menos tres de los rasgos o formas decomportamiento que aparecen en su descripción.
  16. 16. 4.4. F60.2 Trastorno Antisocial de la Personalidad [301.7]8.a. Características diagnósticas La característica esencial del trastorno antisocial de la personalidad es un patrón general de desprecio y violación de los derechos de los demás, que comienza en la infancia o el principio de la adolescencia y continúa en la edad adulta. Este patrón también ha sido denominado psicopatía, sociopatía o trastorno disocial de la personalidad. Puesto que el engaño y la manipulación son características centrales del trastorno antisocial de la personalidad, puede ser especialmente útil integrar la información obtenida en la evaluación clínica sistemática con la información recogida de fuentes colaterales. Para que se pueda establecer este diagnóstico el sujeto debe tener al menos 18 años (Criterio B) y tener historia de algunos síntomas de un trastorno disocial antes de los 15 años (Criterio C). El trastorno disocial implica un patrón repetitivo y persistente de comportamiento en el que se violan los derechos básicos de los demás o las principales reglas o normas sociales apropiadas para la edad. Los comportamientos característicos específicos del trastorno disocial forman parte de una de estas cuatro categorías: agresión a la gente o los animales, destrucción de la propiedad, fraudes o8 American Psychiatric Association APA DSM-IV. Pinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 07 deAgosto de 2012, de: http://dellocosulaberinto.bligoo.es/dsm-iv-manual-diagnostico-de-trastornos-mentales-apa
  17. 17. hurtos, o violación grave de las normas. Están descritas con más detalle enla página 90.El patrón de comportamiento antisocial persiste hasta la edad adulta. Lossujetos con un trastorno antisocial de la personalidad no logran adaptarse alas normas sociales en lo que respecta al comportamiento legal (Criterio A1).Pueden perpetrar repetidamente actos que son motivo de detención (quepuede o no producirse) como la destrucción de una propiedad, hostigar orobar a otros, o dedicarse a actividades ilegales. Las personas con estetrastorno desprecian los deseos, derechos o sentimientos de los demás.Frecuentemente, engañan y manipulan con tal de conseguir provecho oplacer personales (p. ej., para obtener dinero, sexo o poder) (Criterio A2).Pueden mentir repetidamente, utilizar un alias, estafar a otros o simular unaenfermedad. Se puede poner de manifiesto un patrón de impulsividadmediante la incapacidad para planificar el futuro (Criterio A3). Las decisionesse toman sin pensar, sin prevenir nada y sin tener en cuenta lasconsecuencias para uno mismo o para los demás, lo que puede ocasionarcambios repentinos de trabajo, de lugar de residencia o de amistades. Lossujetos con un trastorno antisocial de la personalidad tienden a ser irritablesy agresivos y pueden tener peleas físicas repetidas o cometer actos deagresión (incluidos los malos tratos al cónyuge o a los niños) (Criterio A4).Los actos agresivos necesarios para defenderse a uno mismo o a otrapersona no se consideran indicadores de este ítem. Estos individuostambién muestran una despreocupación imprudente por su seguridad o la delos demás (Criterio A5). Esto puede demostrarse en su forma de conducir
  18. 18. (repetidos excesos de velocidad, conducir estando intoxicado, accidentesmúltiples). Pueden involucrarse en comportamientos sexuales o consumo desustancias que tengan un alto riesgo de producir consecuenciasperjudiciales.Pueden descuidar o abandonar el cuidado de un niño de forma que puedeponer a ese niño en peligro.Los sujetos con trastorno antisocial de la personalidad también tienden a sercontinua y extremadamente irresponsables (Criterio A6). El comportamientoirresponsable en el trabajo puede indicarse por períodos significativos dedesempleo aun teniendo oportunidades de trabajar, o por el abandono devarios trabajos sin tener planes realistas para conseguir otro trabajo.También puede haber un patrón de absentismo no explicado porenfermedad del individuo o de un familiar. La irresponsabilidad económicaviene indicada por actos como morosidad en las deudas y falta demantenimiento de los hijos o de otras personas que dependen de ellos deforma habitual.Los individuos con trastorno antisocial de la personalidad tienen pocosremordimientos por las consecuencias de sus actos (Criterio A7). Puedenser indiferentes o dar justificaciones superficiales por haber ofendido,maltratado o robado a alguien (p. ej., “la vida es dura”, “el que es perdedores porque lo merece” o “de todas formas le hubiese ocurrido”).Estas personas pueden culpar a las víctimas por ser tontos, débiles o pormerecer su mala suerte, pueden minimizar las consecuencias desagradables
  19. 19. de sus actos o, simplemente, mostrar una completa indiferencia. En general,no dan ninguna compensación ni resarcen a nadie por su comportamiento.Pueden pensar que todo el mundo se esfuerza por “servir al número uno” yque uno no debe detenerse ante nada para evitar que le intimiden.El comportamiento antisocial no debe aparecer exclusivamente en eltranscurso de una esquizofrenia o de un episodio maníaco (Criterio D). Criterios para el diagnóstico de F60.2 Trastorno Antisocial de la Personalidad [301.7].A. Un patrón general de desprecio y violación de los derechos de los demás que se presenta desde la edad de 15 años, como lo indican tres (o más) de los siguientes ítems:(1) fracaso para adaptarse a las normas sociales en lo que respecta alcomportamiento legal, como lo indica el perpetrar repetidamente actos queson motivo de detención(2) deshonestidad, indicada por mentir repetidamente, utilizar un alias,estafar a otros para obtener un beneficio personal o por placer (3)impulsividad o incapacidad para planificar el futuro(4) irritabilidad y agresividad, indicados por peleas físicas repetidas oagresiones(5) despreocupación imprudente por su seguridad o la de los demás(6) irresponsabilidad persistente, indicada por la incapacidad de mantener un
  20. 20. trabajo con constancia o de hacerse cargo de obligaciones económicas (7) falta de remordimientos, como lo indica la indiferencia o la justificación del haber dañado, maltratado o robado a otros B. El sujeto tiene al menos 18 años. C. Existen pruebas de un trastorno disocial (v. pág. 94) que comienza antes de la edad de 15 años. D. El comportamiento antisocial no aparece exclusivamente en el transcurso de una esquizofrenia o un episodio maníaco.4.5. El Derecho a la Debida Motivación de las Resoluciones Judiciales9. Ya en sentencia anterior, este Tribunal Constitucional (Exp. Nº 1480-2006- AA/TC. FJ 2) ha tenido la oportunidad de precisar que: El derecho a la debida motivación de las resoluciones importa que los jueces, al resolver las causas, expresen las razones o justificaciones objetivas que los llevan a tomar una determinada decisión. Esas razones, (...) deben provenir no sólo del ordenamiento jurídico vigente y aplicable al caso, sino de los propios hechos debidamente acreditados en el trámite del proceso. El derecho a la debida motivación de las resoluciones judiciales es una garantía del justiciable frente a la arbitrariedad judicial y garantiza que las9 Pinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 06 de Agosto de 2012, de:http://dellocosulaberinto.bligoo.es/el-derecho-a-la-debida-motivacion-de-las-resoluciones-judiciales
  21. 21. resoluciones no se encuentren justificadas en el mero capricho de losmagistrados, sino en datos objetivos que proporciona el ordenamientojurídico o los que se derivan del caso.Sin embargo, no todo ni cualquier error en el que eventualmente incurra unaresolución judicial constituye automáticamente la violación del contenidoconstitucionalmente protegidoAsí, en el Exp. Nº 3943-2006-PA/TC, este Colegiado Constitucional haprecisado el contenido constitucionalmente garantizado de este derechoqueda delimitado, entre otros supuestos: Inexistencia de motivación o motivación aparente:Cuando la motivación es inexistente o cuando la misma es solo aparente, enel sentido de que no da cuenta de las razones mínimas que sustentan ladecisión o de que no responde a las alegaciones de las partes del proceso, oporque solo intenta dar un cumplimiento formal al mandato, amparándose enfrases sin ningún sustento fáctico o jurídico. Falta de motivación interna del razonamiento:La falta de motivación interna del razonamiento se presenta en una dobledimensión; por un lado, cuando existe invalidez de una inferencia a partir delas premisas que establece previamente el Juez en su decisión; y, por otrolado, cuando existe incoherencia narrativa, que a la postre se presenta comoun discurso absolutamente confuso incapaz de transmitir, de modocoherente, las razones en las que se apoya la decisión.
  22. 22. Deficiencias en la motivación externa; justificación de las premisas: El control de la motivación también puede autorizar la actuación del juez constitucional cuando las premisas de las que parte el Juez no han sido confrontadas o analizadas respecto de su validez fáctica o jurídica. Si el control de la motivación interna permite identificar la falta de corrección lógica en la argumentación del juez, el control en la justificación de las premisas posibilita identificar las razones que sustentan las premisas en las que ha basado su argumento. El control de la justificación externa del razonamiento resulta fundamental para apreciar la justicia y razonabilidad de la decisión judicial en el Estado democrático, porque obliga al juez a ser exhaustivo en la fundamentación de su decisión y a no dejarse persuadir por la simple lógica formal.Hasta aquí, hemos establecido los principios jurídico-penales, procesales,psiquiátricos y constitucionales, con los cuales vamos a confrontar los informespericiales y las sentencias de primera y segunda instancia, para en función de losresultados a los que arribemos, poder establecer si se han afectado o no, losderechos del procesado por asesinato, materia de estudio.Ahora, procederemos a analizar, tanto el informe psicológico N° 001873-2011-PSC,realizado por Alejandro Buenaventura Arista Chacón; así como la evaluaciónpsiquiátrica N° 30756 -PSQ-2011, por Moisés Ponce Malaver y Sami José AcuñaBuluje.
  23. 23. 5. Protocolo de Pericia Psicológica N° 001873-2011-PSC10. ALEJANDRO BUENAVENTURA ARISTA CHACON C. Ps. P. 11685 III. INSTRUMENTOS Y TECNICAS PSICOLOGICAS: Entrevista Psicológica Observación de Conducta La Figura Humana de K. Machover Test del Persona Bajo La Lluvia Test Proyectivo del Árbol Inventario Clínico Multiaxial de Millón II IV. ANALISIS E INTERPRETACION DE RESULTADOS: ORGANICIDAD: Clínicamente no se evidencian indicadores de organicidad. INTELIGENCIA: Clínicamente presenta un Nivel intelectual dentro de los parámetros normales. PERSONALIDAD: Clínicamente nivel de conciencia conservada, no evidencia indicadores psicopatológicos mentales que lo incapaciten para percibir y valorar su realidad. Su relato de los hechos es poco coherente, asumiendo una actitud evasiva, suspicaz, utilizando mecanismo defensivo la racionalización. Socialmente en sus relaciones interpersonales son inestables e intensas, tiende a ser impulsivo, tiende a mostrar estados de ánimo depresivos para conseguir llamar la atención y lastima. Le gusta ser el centro de atención, es seductor y provocador, sus relaciones interpersonales son superficiales y rápidamente cambiantes. Le gusta ser el centro de atención, es seductor y provocador. Utiliza su aspecto físico para llamar la atención, muestra auto dramatización, teatralidad y expresión emocional.10 Pinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 06 de Agosto de 2012, de:http://dellocosulaberinto.bligoo.es/pericia-psicologica-caso-arana-mendoza-tumbes
  24. 24. Emocionalmente es una persona que tiende a ser afectivamente inestable pueden tener episodios de disforia, inestabilidad o ansiedad, puede mostrar su mal genio, enfado, con frecuentes arrebatos de ira que conducen a una actitud violenta o manifestación explosiva. Es una persona que no soporta el aburrimiento, tiende actuar de manera extrema sin mediar las consecuencias de sus actos o comportamiento amenazante, no le gusta mostrar sus debilidades. No soporta la sensación de vacío. Es una persona desconfiada tiende a no confiar en las personas de su entorno.El perito psicólogo Arista Chacón, en su Protocolo de Pericia Psicológica N°001873-2011-PSC, en el punto III, nos detalla las Técnicas e Instrumentos que hautilizado para evaluar al procesado Arana Mendoza. Seguidamente en el punto IV,encontramos el Análisis e Interpretación de Resultados:En el apartado Organicidad dice, Clínicamente no se evidencian indicadores deorganicidad; pero al revisar las Técnicas e Instrumentos que ha utilizado, noencontramos instrumento alguno que sirva para evaluar este aspecto, que sinembargo, le arroja como resultado.En el apartado Inteligencia señala como resultado, un Nivel intelectual dentro de losparámetros normales. Lo mismo que en caso anterior, no consigna dentro de lasTécnicas e Instrumentos, alguno que le permita evaluar y mucho menos, calificar elnivel intelectual dentro de los parámetros normales.En el apartado Personalidad, indica que clínicamente su nivel de conciencia seencuentra conservado, no evidenciando indicadores psicopatológicos mentales quelo incapaciten para percibir y valorar su realidad. Sin embargo, en ningún momentonos detalla el instrumento utilizado para arribar a ese resultado. No quedándonosclaro, si es que es el resultado de alguno de los instrumentos que detalla
  25. 25. anteriormente, o son subjetividades propias del evaluador, formadas a partir de laentrevista u observación de la conducta.Más adelante nos menciona que, sus relaciones interpersonales son inestables eintensas, superficiales y cambiantes; que utiliza su aspecto físico para ganar laatención; que puede tener episodios de disforia e inestabilidad; además, que puedemostrar su mal genio y enfado con frecuentes arrebatos de ira que lo conducen auna actitud violenta y explosiva; agregando que, tiende a actuar de maneraextrema sin mediar las consecuencias de sus actos o comportamiento amenazante.Pero como señalamos anteriormente, no nos menciona cuáles son los instrumentosque le han arrojado estos pretendidos resultados, lo que nos permite inferir, queson producto de su observación y de su entrevista al evaluado. Valoraciones quenos impiden descartar la subjetividad del evaluador; puesto que no contamos con lanecesaria fundamentación del examen técnico, tal como lo prescribe el artículo178, numeral 1, literal b), del Código Procesal Penal vigente. V. CONCLUSIONES DESPUES DE EVALUAR A ARANA MENDOZA ALFREDO, SOMOS DE LA OPINION QUE PRESENTA: 1. ACTITUD FRENTE A LA DENUNCIA: EVASIVA, SUSPICAZ, ORIENTADA A EVITAR RESPONSABILIDADES; UTILIZANDO LA RACIONALIZACIÓN COMO MECANISMO DEFENSIVO. 2. PERSONALIDAD CON RASGOS INESTABLES E IMPULSIVOS.Respecto de las conclusiones debemos señalar que el punto1, trasgrede loestablecido por el artículo 178, numeral 2, del CPP que señala “el informe pericialno puede contener juicios respecto a la responsabilidad o no responsabilidad penaldel imputado en relación con el hecho delictuoso materia del proceso”.
  26. 26. Debemos agregar que lo señalado en el punto 2, de estas conclusiones es un datosumamente importante respecto de su personalidad, y que en su momentoanalizaremos la incidencia de esos rasgos inestables e impulsivos, en su capacidadde culpabilidad o imputabilidad.Por último, debemos dejar constancia que esta pericia además, carece de laexigencia contenida en el literal e), del citado artículo, esto es: “la indicación de loscriterios científicos o técnicos, médicos y reglas de los que se sirvieron para hacerel examen”.6. Evaluación Psiquiátrica N° 30756 -PSQ-201111. MOISÉS PONCE MALAVER SAMI JOSÉ ACUÑA BULUJE Psiquiatra Psiquiatra C.M.P. 21127 C.M.P. 37255 III. EXAMEN PSICOPATOLOGICO: B.- PROCESOS PARCIALES: 1. CONCIENCIA: Despierto, lúcido, orientado en tiempo, espacio, persona y circunstancia. 2. ATENCION: Dirección preferente de la atención hacia el interlocutor. Capacidad de concentración conservada. 3. PERCEPCION: Capta y precisa estímulos externos, diferencia su mundo interno del externo. No se evidencia alucinaciones. 4. PENSAMIENTO: Sin alteraciones en curso y contenido. No se evidencia delusiones. 5. INTELIGENCIA: Clínicamente dentro de parámetros normales. 6. MEMORIA: Aprehensión, fijación y evocación conservadas.11 Pinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 06 de Agosto de 2012, de:http://dellocosulaberinto.bligoo.es/pericia-psiquiatrica-caso-arana-mendoza-tumbes
  27. 27. 7. AFECTO: Distancia afectiva. 8. CONACION: Forma de vida parcialmente productiva. Voluntad conservada. 9. INSTINTOS: Sin alteraciones significativas.Los peritos psiquiatras Ponce Malaver y Acuña Buluje, en su EvaluaciónPsiquiátrica N° 30756 -PSQ-2011, en el punto III Examen Psicopatológico, literal BProcesos Parciales, si bien nos hacen una relación de las Funciones Psíquicas yde el estado en que presuntamente se encuentran, lo que puede interpretarsesegún el artículo 178 del C.P.P., como la exposición detallada de lo que se hacomprobado con relación al encargo; sin embargo, carecen de la motivación ofundamentación del examen técnico. Lo que nos induce a pensar que son merasespeculaciones o subjetividades de los evaluadores con respecto al estado deéstas.Además, podemos apreciar que en los numerales 5. INTELIGENCIA: Clínicamentedentro de parámetros normales; y 8. CONACION: Voluntad conservada; tampocose indica qué tipos de instrumentos han utilizado para llegar a esos resultados,incumpliendo el imperativo contenido en el literal d), del citado artículo, esto es, lamotivación o fundamentación del examen técnico. C- APRECIACION PSIQUIATRICA: La persona evaluada no presenta síntomas o signos de trastorno mental que lo aleje o impida darse cuenta de la realidad, es decir es consciente de los actos que realiza. En cuanto a su personalidad presenta los siguientes rasgos disociales, que configuran a denominada Personalidad Disocial: 1. Presentan conductas antisociales repetidas: mentiras, peleas, tatuajes, etc. 2. No experimenta sentimiento de culpa por su conducta 3. Falta de autocrítica, con habilidad para justificar su comportamiento. No encuentra censurable su conducta
  28. 28. 4. No aprende con la experiencia vivida 5. No prevé el futuro, vive el momento presente 6. Nadie puede pronosticar cómo reaccionará 7. Tiene reacciones desproporcionadas a los estímulos 8. Tienen frialdad afectiva 9. Sus relaciones sociales son superficiales y complicadas 10. Tolera mal la frustración 11.Irresponsabilidad 12.Insinceridad: mentira 13.No prevé las situaciones, la falta d e previsión hace que tenga comportamientos inesperados.En el literal C Apreciación Psiquiátrica, los peritos afirman que “la persona evaluadano presenta síntomas o signos de trastorno mental que lo aleje o impida darsecuenta de la realidad”, cuando el literal C del artículo 178 del C.P.P., exige laexposición detallada de lo que se ha comprobado; en otras palabras lo que elevaluado presenta. Direccionando con este comentario al juzgador sobre laresponsabilidad penal del peritado; contraviniendo lo prescrito por el numeral 2 delcitado artículo. Induciendo, con esta apreciación sin dejar expresa constancia desustento empírico, al juzgador, que erróneamente, debido a su desconocimientointerpretará, que la persona evaluada es un sujeto que no tiene afectada sucapacidad de culpabilidad, y que por lo tanto, es imputable.Acto seguido nos detallan 13 rasgos disociales, que según ellos “configuran ladenominada personalidad disocial: F 60.2 C.I.E. 10 O.M.S.”; pero si nosotrosconsultamos la Clasificación Internacional de Enfermedades de la OrganizaciónMundial de la Salud en su 10ª versión, el indicado F 60.2, constataremos que nohace referencia a la “denominada personalidad disocial”; sino al Trastorno Disocialde la Personalidad, que es cosa completamente distinta.
  29. 29. Si continuamos leyendo el referido manual, en el apartado Pautas para elDiagnóstico dice: “para diagnosticar la mayoría de los tipos citados más abajo, serequiere a menudo la presencia de al menos tres de los rasgos o formas decomportamiento que aparecen en su descripción”.Entonces nos preguntamos si el evaluado presenta 13 rasgos del denominadoTrastorno Disocial de la Personalidad, por qué en sus conclusiones en lugar deafirmar que “presenta personalidad disocial”, no consignan que el evaluadopresenta Trastorno Disocial de la Personalidad, tal como consta en el F 60.2 C.I.E.S0 O.M.S., para que los operadores jurídicos con conocimientos de PsiquiatríaForense, tomen conciencia de que se encuentran ante personas que sufren dealguna Anomalía Psíquica Grave, esto es, algún tipo de Trastorno de laPersonalidad, para que posteriormente puedan motivar debidamente susresoluciones, con el análisis de la afectación o no de su capacidad de culpabilidad.Habiendo concluido con el examen de los informes periciales, tócanos ahoraanalizar las sentencias del Juzgado Colegiado, así como la de la Sala deApelaciones, para concluir con el estudio de la incidencia del desconocimiento dePsiquiatría Forense de jueces y fiscales, en los procesos de asesinato.7. Juzgado Colegiado - Sede Central12. EXPEDIENTE : 01365-2010-91 -2601 -JR-PE-02 ESPECIALISTA : JUAN JOSÉ HERRERA SÁNCHEZ ABOGADO DEFENSOR : DÍAZ MERINO, MIGUEL ABOGADO : SALVADOR OTTINIANO, LUIS MINISTERIO PÚBLICO : SEGUNDA F.P.P.C. IMPUTADO : ARANA MENDOZA, ALFREDO DELITO : HOMICIDIO SIMPLE AGRAVIADO : YOVERA YOVERA, CARLOS ALBERTO12 Pinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 06 de Agosto de 2012, de:http://dellocosulaberinto.bligoo.es/tag/expedientesdeasesinato
  30. 30. SENTENCIA CONDENATORIA POR MAYORÍA Resolución Nro. ONCE Tumbes, dieciocho de Noviembre del año dos mil once.- I CONSIDERANDO: SEGUNDO: PRETENSIÓN PENAL- Que, El Representante del Ministerio Público solicita se le imponga al acusado ALFREDO ARANA MENDOZA veinte años de pena privativa de libertad. SEXTO: CONFIGURACIÓN Y DELIMITACIÓN TÍPICA DEL DELITO DE HOMICIDIO CALIFICADO POR FEROCIDAD Y ALEVOSÍA: Que la conducta imputada al acusado es la prevista en el artículo 106 -tipo base- concordante con el incisos 1 y 3 del artículo 108 del Código Penal, que tipifica propiamente el delito de HOMICIDIO CALIFICADO POR FEROCIDAD Y ALEVOSÍA, y se configura cuando: En cuanto a la ferocidad, esta modalidad homicida se encuentra en el móvil de la acción, esto es, en su inhumanidad -que no sea consciente o racional, que sea desproporcionado, deleznable o bajo, o que se actué impulsado por un odio acérrimo-, lo que revela en su autor una personalidad particular con un grado de culpabilidad mayor que la del simple homicida. Por todo ello, para nosotros gramaticalmente debe entenderse como Homicidio por Ferocidad, cuando la muerte se haya causado por un instinto de perversidad brutal.En este considerando el colegiado nos define lo que debemos entender porferocidad como modalidad delictiva, concluyendo en primer lugar que revela en suautor una personalidad particular con grado de culpabilidad mayor que la del simplehomicida. Revelando de esta manera un total desconocimiento del contenido yalcances de la culpabilidad, esto es, “la responsabilidad significa una valoracióndesde el punto de vista del hacer responsable penalmente al sujeto. Lospresupuestos de la responsabilidad jurídico penal son, entre otros, la culpabilidad,la posibilidad de conocimiento de la antijuridicidad y la normalidad de la situaciónen la que se actúa. Quien cumple los requisitos que hacen aparecer como
  31. 31. responsable una acción típicamente antijurídica se hace acreedor, desde losparámetros del Derecho penal, a una pena”13.Luego en el último párrafo después de citar los diccionarios de la Real Academiade la Lengua Española, el Enciclopédico Larousse, el Jurídico de GuillermoCabanellas, y por último el de Sinónimos y Antónimos de Editorial Océano,concluye que debe entenderse como homicidio por ferocidad cuando la muerte sehaya causado por un instinto de perversidad brutal. Revelando que quien actúamediante esta modalidad evidencia alguna patología.Aspectos que no serán tenidos en cuenta al momento de fundamentar el colegiado,respecto a la concurrencia de los elementos subjetivos del tipo penal en análisis. PERITOS Y ORALIZACION DE DOCUMENTOS: h) EXAMEN del perito SAMI JOSÉ ACUÑA BULEGE MÉDICO PSIQUIATRA, Y ORALIZACION DE LA EVALUACIÓN PSIQUIÁTRICA PRACTICADA AL IMPUTADO No 30756-PSQ, previo el juramento de ley, ha señalado que el método que utilizó es el destinado a la medicina y la técnica es el de la entrevista personal directa, habiendo concluido que el acusado no tiene ningún trastorno mental que lo aleje de la realidad, tiene una inteligencia normal promedio, y tiene una personalidad particular disocial, y que respecto de este último se tiene que no experimenta sentimiento de culpa por su conducta, falta de autocrítica, con habilidad para justificar su comportamiento, no encuentra censurable su conducta, no prevé el futuro, vive el momento presente, tiene frialdad afectiva y tolera mal la frustración, y que el acusado mostró indicadores al momento de la entrevista personal directa analizando sus antecedentes y el examen de las funciones mentales (memoria, juicio y la voluntad), y que esta evaluación tiene un 95% de aprobación.13 Roxin, C., cit. por Pinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 07 de Agosto de 2012, de :http://dellocosulaberinto.bligoo.es/culpabilidad-y-responsabilidad-roxin
  32. 32. Como podemos apreciar el examen del perito psiquiatra en referencia, se halimitado a consignar lo que éste tenía que decir con respecto a la evaluación quepracticó conjuntamente con el psiquiatra Ponce Malaver. Esto es, que utilizaron “elmétodo destinado a la medicina”, induciendo a pensar que han cumplido con losrequisitos del literal c, del artículo 178 del C.P.P., (esto es, los criterios científicos otécnicos, médicos y reglas de los que se sirvieron para hacer el examen), como siexistiera un solo “método destinado a la medicina” para encubrir que la referidaevaluación está basada exclusivamente en impresiones personales, es decir sussubjetividades obtenidas durante la entrevista, justificando así sus conclusiones:“una inteligencia normal promedio”, sin haberle practicado ningún test deinteligencia; precisando que tiene “una personalidad particular disocial”, cuando loque realmente tiene es el Trastorno Disocial de la Personalidad, F60.2 CIE-10OMS, o el Trastorno Antisocial de la Personalidad [301.7] DSM-IV APA. Tampocosabemos, en qué se basan para afirmar que la evaluación practicada tiene un 95%de aprobación. Más no versó sobre el incumplimiento de lo prescrito en el citadoartículo. Incumpliendo de esta manera lo señalado en el artículo 181 del C.P.P. “elexamen o interrogatorio del perito en la audiencia se orientará a obtener una mejorexplicación sobre la comprobación que se haya efectuado respecto al objeto de lapericia, sobre los fundamentos y la conclusión que sostiene”. DÉCIMO: ANÁLISIS JURÍDICO PENAL DE LA CALIFICACIÓN JURÍDICA DEL DELITO IMPUTADO AL ACUSADO ALFREDO ARANA MENDOZA A LA LUZ DE LA ACTUACIÓN PROBATORIA.- Partiendo de la teoría del caso propuesta inicialmente por el representante del Ministerio público, de que la imputación en contra del acusado radica en que el 12 de diciembre del año 2010 aproximadamente a las 23:00 horas el acusado se encontraba en el interior del bar "línea y fuego" ubicada en corrales en compañía de su amigo de apelativo Henry, es así que aproximadamente a las 00:00 horas del día siguiente 13 de diciembre hizo su ingreso al local el agraviado Carlos Alberto Yovera Yovera en estado de ebriedad y se dirigió a los servicios higiénicos, es en esas circunstancias que el acusado se le cruza e intenta abrazarlo por lo que el agraviado le quita la mano y sigue su camino ante esto el acusado se dirige a los servicios
  33. 33. higiénicos donde saca su arma de fuego y acierta un disparo contra elagraviado causándole la muerte, posterior a ello el acusado sale del baño ydel local siendo visto por la señora Natividad Jesús Medina Gutiérrez,procediendo posteriormente a trasladar al agraviado al hospital, por lo queencuadra la conducta en el tipo penal de HOMICIDIO POR FEROCIDAD,por cuanto no se advierte un motivo entendible al existir un motivo fútil, puesse habría realizado el hecho delictivo al haberle el acusado rechazado unabrazo al agraviado, y HOMICIDIO POR ALEVOSÍA, por cuanto el agraviadose encontraba en estado de ebriedad, no esperaba un ataque por la espaldaademás de encontrarse desarmado, las mismas que se encuentran previstaen los articulo 106 con las agravantes del 108 inciso 1 y 3 del Código Penal.Que, de la actuación probatoria, podemos afirmar categóricamente que consuficiencia probatoria se la logrado acreditar lo siguiente:- Que, este evidenciado que la bien jurídico vida, de la persona de quien envida fue Carlos Yovera Yovera, fue violentado, ello en razón a que existeacta de levantamiento de cadáver, acta de necropsia y el certificado denecropsia practicado por la médico legista Patricia Díaz Guevara.- Que la causa de muerte ha sido un shock hipovolémico, Hemotórax,producido por un proyectil de arma de fuego, pues así aparece detallado yha sido expuesta por la Dra. Díaz Guevara.- Que quien disparó el arma de fuego fue la persona del acusado AlfredoArana Mendoza, en principio, porque el mismo lo ha aceptado, y porque aúncuando no se le encontraron restos de bario y antimonio en sus manos niuñas, el perito Eloy Eligió Flores de la Cruz, en primer lugar a dado cuentaque la presencia de estos elementos bario y antimonio, depende de lacantidad de disparos, de cuantas veces se haya lavado e inclusive con quesustancias se haya hecho limpieza; presupuesto ultimo que ha sidoreconocido por el acusado como antecedente al momento que se le tomaronlas muestras de sarro ungueal, siendo altamente posible que al acusadoantes de la toma de muestras y conocedor de que se iban a tomar estasmuestras trato de ocultarlas, ya que como oficial de INPE tiene conocimientode todas estas prácticas.- Está acreditado que tanto el agraviado Carlos Yovera Yovera y el acusadoCarlos Arana Mendoza, el día de los hechos estaban en estado de ebriedad,el primero, porque así ha dado cuenta el perito Cesar Canales, en sudictamen pericial No. 2010002084585, determinando que tenia 1.81 gramosde litro de alcohol en la sangre, es decir estaba en el nivel tres deembriaguez; y el segundo, porque si bien es cierto la pericia que le practicó
  34. 34. el mismo perito arrojó negativo, sin embargo, este perito ha sabido precisar por qué el motivo de ello, siendo razonable entender que la desaparición de los contenidos de alcohol se deben principalmente por el metabolismo de un ser vivo, ya que entre el momento en que sucedieron los hechos y las tomas de muestras habrían trascurrido 08.45 a 09.15 horas, tiempo superior a las 6 u 8 horas que demora el metabolismo para desaparecer el alcohol en la sangre. CON TODO ELLO SE ACREDITA LA CONCURRENCIA DE LOS ELEMENTOS OBJETIVOS DEL TIPO PENAL DE HOMICIDIO SIMPLE.Respecto al análisis de la calificación jurídica del delito imputado al acusadoAlfredo Arana Mendoza, a la luz de la actuación probatoria, por parte del colegiado,nos parece que incurre en una falta de motivación interna del razonamiento; puesto que“existe invalidez de una inferencia a partir de las premisas que establecepreviamente el Juez en su decisión”, según lo establecido por el TribunalConstitucional, en el caso Llamoja Hilares14.Además, el hecho de que el perito César Canales, en su dictamen pericial N°2010002084585, haya determinando que Carlos Yovera Yovera, tenía 1.81 gramosde litro de alcohol en la sangre, es decir estaba en el nivel tres de embriaguez; yque el acusado Carlos Arana Mendoza, el día de los hechos se encontraban en elmismo local, se pueda concluir válidamente en que “ambos estaban en estado deebriedad”. Incurriendo nuevamente en una falta de motivación interna delrazonamiento; puesto que su inferencia es inválida en función de las premisasestablecidas previamente. RESPECTO A LA CONCURRENCIA DE LOS ELEMENTOS SUBJETIVOS, podemos afirmar que la intención de matar está suficientemente acreditada, por lo siguientes: - La forma como el perito balística Freddy Ordinola Castillo ha detallado las posibles circunstancias en que se desarrollaron los hechos, han resultado14 Pinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 06 de Agosto de 2012, de:http://dellocosulaberinto.bligoo.es/tag/laimportanciadelinformepericialdeoficioenelprocesopenal
  35. 35. razonable y científicamente creíbles, primero, por que como lo ha señalado tajantemente es imposible que el arma de fuego se haya disparado producto de un forcejeo, porque en todo caso, las muestras que le fueron tomadas a las manos de agraviado Carlos Yovera Yovera habrían salido con resultado positivo para bario y antimonio; y segundo, tampoco, ha resultado creíble que el agraviado le llegó a sujetar con el brazo el cuello del acusado, y que Carlos Yovera Yovera haya estado detrás de Arana Mendoza, es decir que la espalda del acusado estaba pegada o muy cerca al pecho del agraviado, ya que si hubiera sido así, las vestimentas del acusado Alfredo Arana Mendoza hubieran resultado con manchas de sangre, e inclusive el acusado hubiera salido lesionado, por la forma como ejecutó el disparo en el cuerpo del occiso, de arriba hacia abajo, de derecha a izquierda y de atrás hacia delante. - Por lo que se concluye que el acusado, al ingresar al baño casi detrás del agraviado, entró con la plena intención de dar muerte al Carlos Yovera Yovera.En cuanto a la concurrencia de los elementos subjetivos, podemos observar quepara el colegiado, los resultados del perito de balística Freddy Ordinola Castillo,hacen “razonable y científicamente creíbles”, primero que, es imposible que el armade fuego se haya disparado producto de un forcejeo; y segundo, “tampoco, haresultado creíble que el agraviado le llegó a sujetar con el brazo el cuello delacusado, y que Carlos Yovera Yovera, haya estado detrás de Arana Mendoza, esdecir que la espalda del acusado estaba pegada o muy cerca al pecho delagraviado, ya que si hubiera sido así, las vestimentas del acusado Alfredo AranaMendoza hubieran resultado con manchas de sangre, e inclusive el acusadohubiera salido lesionado, por la forma como ejecutó el disparo”.Concluyendo curiosamente que el acusado, al ingresar al baño casi detrás delagraviado, entró con la plena intención de darle muerte; pero no se pronuncia sobrelos elementos subjetivos del tipo penal. Cuando del propio discurso se desprendeque estamos ante un homicidio por ferocidad, en los términos previamenteestablecidos en el tercer párrafo del considerando sexto, por el propio colegiado,citando juristas y diccionarios.
  36. 36. - Respecto a la antijuricidad, debo señalar que no existe causa de justificación conforme a los alcances que establece el artículo 20 del Código Penal. - Respecto a la culpabilidad, en el presente caso se advierte, que el acusado es una persona mayor de edad y no sufre de alguna anomalía psíquica o mental que le haga inimputable, o que limite su capacidad de discernimiento entre lo lícito y lo ilícito. Por lo que podemos afirmar categóricamente que el Ministerio Público, con un nivel de suficiencia probatoria, más allá de toda duda razonable, ha logrado determinar la comisión del delito de homicidio simple, así como la responsabilidad penal del acusado Alfredo Arana Mendoza, en este delito en agravio de quien en vida fue Carlos Alberto Yovera Yovera, habiéndose logrado desvanecer la presunción de inocencia de la que está investido el acusado.El colegiado, al referirse a la antijuridicidad se limita a señalar “que no existe causade justificación conforme a los alcances que establece el artículo 20 del CódigoPenal”, incurriendo según lo establecido por nuestro Tribunal Constitucional, en unsupuesto de inexistencia de motivación, al no señalar cuáles son las causas dejustificación contempladas en nuestro ordenamiento jurídico penal; y mucho menosfundamentar la inexistencia cada una de ellas.De otra parte señala, “respecto a la culpabilidad, en el presente caso se advierte,que el acusado es una persona mayor de edad y no sufre de alguna anomalíapsíquica o mental que le haga inimputable, o que limite su capacidad dediscernimiento entre lo lícito y lo ilícito”; incurriendo en un supuesto de motivaciónaparente, puesto que no da cuenta de las razones mínimas que sustentan ladecisión intentando dar un cumplimiento formal al mandato, amparándose enfrases sin ningún sustento fáctico o jurídico.Un operador jurídico, con una debida formación en Psiquiatría Forense, noincurriría en el error de negar la existencia de una anomalía psíquica grave en este
  37. 37. caso, ya que nos encontramos ante un Alfredo Arana Mendoza, que presenta elTrastorno Disocial de la Personalidad F60.2 CIE-10 OMS, y que sí tiene afectadasu capacidad de culpabilidad, porque, como lo demuestran los avances enNeuropsicología y Neuropsiquiatría, estos obedecen a alteraciones en sumetabolismo, además de daños estructurales en sus cerebros15. DECIMOTERCERO: DETERMINACIÓN Y DOSIFICACIÓN DE LA PENA: Que habiéndose determinado la comisión del delito de homicidio simple y la responsabilidad penal del acusado Alfredo Arana Mendoza en este delito, conviene determinar y dosificar la pena a imponer, ello en atención primero a la pena legal que prevé el artículo 106 del Código Penal, y a la luz de lo que dispone el artículo 45 y 46 del mismo cuerpo sustantivo; siendo así, podemos advertir de lo actuado en juicio oral, que existen mayoritariamente circunstancias cualificantes de agravación, por cuanto en primer término, se ha violentado el bien jurídico de mayor importancia, como es la vida humana de una persona de 34 años de edad, también la utilización de un arma de fuego y el conocimiento de sus obligaciones que tenía por el hecho de portar un arma de fuego, del cual tenía licencia expedida por autoridad competente, por lo que para graduar la pena de partirá del máximo que prevé el tipo penal, esto es 20 años de pena privativa de libertad; sin embargo en atención al principio de proporcionalidad y prohibición de exceso, se valoraran, algunas circunstancias cualificantes de atenuación, como es el hecho de no ser una persona reincidente o habitual en la comisión de estos delitos, haber estado ebrio al momento que cometió el ilícito, no tiene sanciones disciplinarias, y porque resulta ser una persona adulta mayor ya que cuenta con 54 años de edad, lo que permitirá al colegiado disminuir prudencialmente la pena básica para lograr una pena concreta, ello con la intención de cumplir una función preventiva, protectora y resocializadora, pues así lo exige el artículo IX del título Preliminar del Código Penal; sin embargo, la sanción será igualmente efectiva, y se ejecutará conforme al artículo 402 del Código Procesal Penal. FUNDAMENTOS POR LOS CUALES, habiéndose deliberado en sesión secreta la presente causa, las cuestiones relativas a la existencia de los hechos y circunstancias, así como respecto a la responsabilidad del acusado, la calificación legal, el Juzgado Penal Colegiado de Tumbes de conformidad como dispone los artículos IV, V, VIIIY IX del Título Preliminar y15 Moya-Albiol, L. Bases Neuronales de la Violencia Humana. Cit., por Pinillos, A. (2006). Criminologíapara qué. Trujillo: Librería Jurídica, pgs.358-367.
  38. 38. los artículos 11, 12, 16, 23, 28, 29, 45, 46, 92, 93, 106, 108 inciso 1 y 3 del Código Penal, así como los 374 inciso 1, 385 inciso 2, 392 al 397 y 399 del Nuevo Código Procesal Penal, y aplicando la ley, la lógica jurídica y las máximas de la experiencia (sana crítica), a Nombre del Pueblo Peruano, POR MAYORÍA, EXPIDE LA PRESENTE SENTENCIA, y FALLA: 1. DESVINCULÁNDOSE de la calificación jurídica de los hechos materia de imputación en contra de Alfredo Arana Mendoza, determinado por el Representante del Ministerio Público como HOMICIDIO POR FEROCIDAD Y POR ALEVOSÍA, READECUÁNDOLO por el delito de HOMICIDIO SIMPLE previsto y sancionado en e! artículo 106 del Código Penal. 2. CONDENAR al acusado ALFREDO ARANA MENDOZA, como autor del delito contra la vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de HOMIDICIO SIMPLE previsto en el artículo 106 del Código Penal, en agravio de Carlos Alberto Yovera Yovera, IMPONIÉNDOLE DIECISEIS AÑOS DE PENA PRIVATIVA DE LIBERTAD EFECTIVA.8. Sala de Apelaciones - Sede Central16. EXPEDIENTE N° : 01365-2010-30-2601 -JR-PE-02 ESPECIALISTA : GERARDO RUFASTO CHAPA IMPUTADO : ALFREDO ARANA MENDOZA DELITO : HOMICIDIO CALIFICADO. AGRAVIADO : CARLOS ALBERTO YOVERA YOVERA. RESOLUCIÓN N° QUINCE Tumbes, veinticuatro de Enero del año dos mil doce.- III.-ANÁLISIS: 3.3.2. Respecto al Fondo -16 Pinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 06 de Agosto de 2012, de:http://dellocosulaberinto.bligoo.es/tag/expedientesdeasesinato
  39. 39. b) Que; en audiencia la representante del Ministerio Público ha cumplido consu obligación de dar a conocer al colegiado, cómo acontecieron los hechos,qué medios de prueba se ofrecieron y actuaron a nivel de primera instancia,enfatizando su disconformidad respecto a haberse condenado por HomicidioSimple, al considerar que la correspondiente al presente caso es el deHomicidio Calificado, por ferocidad y alevosía; pues bien, al respecto ameritadiscernir tal posición:- Por Ferocidad: Cuando el comportamiento es realizado por el sujeto activosin ningún móvil explicable, esto es, por causa fútil o nimia desconcertante,en relación al resultado muerte, "trasuntando" en desproporcionado ydeleznable. En esta manifestación no es imprescindible ni necesario que elagente criminal se sienta o se sepa feroz en la ejecución del acto de matar,teniendo en cuenta que tal característica forma parte de su esfera subjetiva ypersonal; sintomático de un temperamento y personalidad patológicos;contrario sensu resulta esencial la comprensión de la motivación y sudesaprobación por el derecho a través del operador jurisdiccionalcompetente; acorde concurre en esta Causa, a mérito de la declaración dedon Carlos Alberto Zarate Olaya, lecturada en juicio oral de primerainstancia, quien refiriere que el agraviado el día de los hechos rechazó elabrazo del acusado retirándole la mano en circunstancias de que ingresaraal bar "Línea y Fuego", para luego seguir hacia los servicios higiénicosprevio a pedir autorización a la dueña del local, siendo seguido por elencartado, quien le diera muerte a continuación, corroborándose lo antesindicado con la declaración de Natividad Jesús Medina Gutiérrez; procederdel acusado que guarda coherencia con el resultado de la pericia psiquiátricapracticada, signada bajo el número 30756-PSQ-2011 del dieciocho de mayodel año próximo pasado, mediante la cual los médicos psiquiatras concluyenen que Alfredo Arana Mendoza, presenta conductas antisociales repetidas,entre las relevantes: mentiras y peleas, no experimenta sentimiento de culpapor su conducta, posee habilidad para justificar su comportamiento la cual nola encuentra censurable, posee reacciones desproporcionadas a losestímulos, por ende nadie puede pronosticar cómo reaccionará, aunado apresentar frialdad afectiva; sin embargo se da cuenta de la realidad; a su vezel protocolo de pericia psicológica número 0001873-2011-PSC, concuerdaen que el sujeto evaluado en comento, tiene actitud suspicaz orientada aevitar responsabilidades, utilizando la racionalización como mecanismodefensivo; por último concluye el psicólogo que el acusado tienepersonalidad con rasgos inestables e impulsivos; en ese sentido, resultaincuestionable la concurrencia de esta circunstancia agravante en el delitode homicidio.
  40. 40. c) Es menester enfatizar que este colegiado, además de tener en cuenta loantes anotado, ha valorado la pericia de balística forense número 044 a047/2011 expedida por la Dirección de Criminalística de la Policía Nacionaldel Perú; y siendo que en el sub iudice, el imputado reconoció desde unprimer momento haber disparado al agraviado; por ende, este Colegiadoapreciando los medios de prueba antes referidos acorde a las leyes de lalógica y las normas de la experiencia, aunado a las demás testimoniales ydeclaraciones de peritos valorados por el órgano judicial de origen; arriba ala convicción de la responsabilidad penal del encartado.IV.- DECISIÓN:Por los fundamentos expuestos, la Sala Penal de Apelaciones de la CorteSuperior de Justicia de Tumbes; por unanimidad, RESUELVE:A. CONFIRMAR la sentencia contenida en la resolución número once deldieciocho de Noviembre del año dos mil once, en el extremo que condena alacusado Alfredo Arana Mendoza, como autor del delito Contra la Vida, elCuerpo y la Salud, en agravio de Carlos Alberto Yovera Yovera.B. REVOCAR los siguientes extremos de la sentencia recurrida:a) La desvinculación de la calificación jurídica de los hechos materia deimputación, y demás contenido en el ítem uno de la parte decisoria; yb) La modalidad del delito por el cual se condena, esto es, Homicidio Simple,previsto en el artículo ciento seis del Código Penal.C. REFORMÁNDOLO, se condena a Alfredo Arana Mendoza, como autordel delito Contra la Vida, el Cuerpo y la Salud, en la modalidad de HomicidioCalificado, tipificado en el artículo ciento ocho - incisos primero y tercero delCódigo Penal (calificación principal), en agravio de Carlos Alberto YoveraYovera.D. CONFIRMAR los extremos de la pena y reparación civil impuestas asícomo en cuanto a las costas del proceso.E. LLAMAR LA ATENCIÓN a los señores jueces Javier Carlos SalazarFlores y Christian Milagros Periche Rumiche; EXHORTÁNDOLOS a queasuman mayor celo en el cumplimiento de sus funciones.
  41. 41. F. DEVOLVER los actuados al Juzgado de origen en cuanto sea su estadio oportuno, para los fines correspondientes. S.S. TORRE MUÑOZ CERRÓN RENGIFO CORAL FERREYRO.La sentencia de la Sala de Apelaciones, conformada por S.S. Cerrón Rengifo,Coral Ferreyro, de la cual es ponente Torre Muñoz, luego de definir ferocidad,precisa que “tal característica forma parte de su esfera subjetiva y personal;sintomático de un temperamento y personalidad patológicos”; luego fundamentacómo es que según lo actuado, se infiere por la conducta desplegada por elcondenado; esto es “que el agraviado el día de los hechos rechazó el abrazo delacusado retirándole la mano, para luego seguir hacia los servicios higiénicos,siendo seguido por el encartado, quien le diera muerte a continuación, procederque guarda coherencia con el resultado de la pericia psiquiátrica, mediante la cuallos médicos psiquiatras concluyen en que Alfredo Arana Mendoza, presentaconductas antisociales repetidas, posee reacciones desproporcionadas a losestímulos, por ende nadie puede pronosticar cómo reaccionará, aunado apresentar frialdad afectiva; sin embargo se da cuenta de la realidad; a su vez elprotocolo de pericia psicológica, concuerda en que el sujeto evaluado en comento,tiene actitud suspicaz orientada a evitar responsabilidades; por último concluye elpsicólogo que el acusado tiene personalidad con rasgos inestables e impulsivos; enese sentido, resulta incuestionable la concurrencia de esta circunstancia agravanteen el delito de homicidio”.De lo fundamentado por la Sala de Apelaciones, no nos cabe duda de queestamos ante una persona que presenta una Anomalía Psíquica, la misma que seencuentra contemplada en el Art. 20 C.P., y que debemos entender en su realdimensión, como la define Pinillos, A. (2006), esto es como:
  42. 42. un término genérico dentro de las cuales se encuadran tanto lasenfermedades mentales (con un criterio biológico-psicológico, entendidascomo aquéllas, a las susceptibles de producir incapacidad para distinguir lafantasía de la realidad), las enfermedades neurológicas (caso de lasepilepsias, que no son consideradas como enfermedades mentales); asícomo los trastornos de la personalidad, y todas aquellas que, sin ser decarácter orgánico y estable, son susceptibles de generar incapacidad paracomprender el carácter ilícito de de la norma, o incapacidad de adecuaciónde la conducta al ordenamiento jurídico.El problema se presenta, porque se quiere entender a la anomalía psíquica,como sinónimo de incapacidad para distinguir la fantasía, de la realidad;grave alteración de la conciencia lúcida; de la conciencia espacio-temporal.Ignorando la existencia de una conciencia discriminatoria, de una capacidadde internalizar pautas o valores y actuar de acuerdo a ella. De entender lainimputabilidad como sobreviviente de la alteración de funciones mentales,tales como la inteligencia, pensamiento o memoria, fundamentalmente;ignorando que la capacidad de juicio, la capacidad de abstracción, laresolución de problemas, la flexibilidad mental y la estructura depersonalidad, también son funciones intelectuales superiores, que sí seencuentran seriamente comprometidas en los trastornos de la personalidad,y concretamente en la psicopatías (pgs.434 – 435).
  43. 43. En consecuencia, se debería haber fundamentado sobre la inafectación de sucapacidad de culpabilidad, para que el fallo no sea una arbitrariedad, y no afectelos derechos reconocidos constitucionalmente para todos los justiciables.La tesis que sostenemos en el presente caso, es que a tenor de lo dispuesto en losartículos 20 inc. 1 y 71 inc. 1, del C.P., se debería haber impuesto la Medida deSeguridad de Internación; y en base al principio de proporcionalidad contenido enlos artículos 73 y 75 C.P., en el extremo máximo contemplado para el tipo penal,esto es, 35 años, ya que esta medida cesará en el momento que desaparezca lacausa que la motivó, nos referimos al trastorno de personalidad, que es la quegenera en él su peligrosidad.9. Resultados.1. Protocolo de Pericia Psicológica N° 001873-2011-PSC: El perito psicólogo Arista Chacón, en el punto III, nos detalla las Técnicas e Instrumentos que ha utilizado para evaluar al procesado Arana Mendoza. Seguidamente en el punto IV, encontramos el Análisis e Interpretación de Resultados:a. En el apartado Organicidad dice, Clínicamente no se evidencian indicadores deorganicidad; pero al revisar las Técnicas e Instrumentos que ha utilizado, noencontramos instrumento alguno que sirva para evaluar este aspecto, que sinembargo, le arroja como resultado.b. En el apartado Inteligencia señala como resultado, un “nivel intelectual dentro delos parámetros normales”. Lo mismo que en caso anterior, no consigna dentro delas Técnicas e Instrumentos, alguno que le permita evaluar y mucho menos,calificar el nivel intelectual dentro de los parámetros normales.
  44. 44. c. En el apartado Personalidad, indica que clínicamente su nivel de conciencia seencuentra conservado, no evidenciando indicadores psicopatológicos mentales quelo incapaciten para percibir y valorar su realidad. Sin embargo, en ningún momentonos detalla el instrumento utilizado para arribar a ese resultado. No quedándonosclaro, si es que es el resultado de alguno de los instrumentos que detallaanteriormente, o son subjetividades propias del evaluador, formadas a partir de laentrevista u observación de la conducta.d. Menciona que, sus relaciones interpersonales son inestables e intensas,superficiales y cambiantes; que utiliza su aspecto físico para ganar la atención; quepuede tener episodios de disforia e inestabilidad; además, que puede mostrar sumal genio y enfado con frecuentes arrebatos de ira que lo conducen a una actitudviolenta y explosiva; agregando que, tiende a actuar de manera extrema sin mediarlas consecuencias de sus actos o comportamiento amenazante. Pero comoseñalamos anteriormente, no nos menciona cuáles son los instrumentos que le hanarrojado estos pretendidos resultados.e. Respecto de las conclusiones, en el punto1, trasgrede lo establecido por elartículo 178, numeral 2, del C.P.P. que señala “el informe pericial no puedecontener juicios respecto a la responsabilidad o no responsabilidad penal delimputado en relación con el hecho delictuoso materia del proceso”.f. Carece de la exigencia contenida en el literal e), del citado artículo, esto es: “laindicación de los criterios científicos o técnicos, médicos y reglas de los que sesirvieron para hacer el examen”.2. Evaluación Psiquiátrica N° 30756 -PSQ-2011, realizada por Los peritos psiquiatras Ponce Malaver y Acuña Buluje:
  45. 45. a. En el punto III Examen Psicopatológico, literal B Procesos Parciales, carecen dela motivación o fundamentación del examen técnico.b. En el literal C Apreciación Psiquiátrica, afirman que “la persona evaluada nopresenta síntomas o signos de trastorno mental que lo aleje o impida darse cuentade la realidad”, cuando el literal C del artículo 178 del C.P.P., exige la exposicióndetallada de lo que se ha comprobado; en otras palabras lo que el evaluadopresenta; contraviniendo lo prescrito por el numeral 2 del citado artículo.c. Nos detallan 13 rasgos disociales, que según ellos “configuran la denominadapersonalidad disocial: F 60.2 C.I.E. 10 O.M.S.”; pero la Clasificación Internacionalde Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud en su 10ª versión, hacereferencia al Trastorno Disocial de la Personalidad.3. Sentencia Juzgado Colegiado - Sede Central, Expediente N°01365-2010-91 - 2601:a. En el sexto considerando, definen la ferocidad como modalidad delictiva en lossiguientes términos: “debe entenderse como Homicidio por Ferocidad, cuando lamuerte se haya causado por un instinto de perversidad brutal”; concluyendo querevela en su autor “una personalidad particular con grado de culpabilidad mayorque la del simple homicida”, lo que permite inferir que quien actúa mediante estamodalidad, evidencia alguna patología. Aspectos que no son tenidos en cuenta almomento de motivar su fallo.b. En el décimo considerando, respecto al análisis de la calificación jurídica del delitoimputado al acusado Alfredo Arana Mendoza, a la luz de la actuación probatoria, elcolegiado incurre en una falta de motivación interna del razonamiento; puesto que “existeinvalidez de una inferencia a partir de las premisas que establece previamente el Juez ensu decisión”.c. En el décimo considerando, respecto a la concurrencia de los elementossubjetivos, también incurre en una falta de motivación interna del razonamiento;
  46. 46. debido a que existe invalidez de su inferencia a partir de las premisas establecidaspreviamente.d. En el décimo considerando el colegiado, al referirse a la antijuridicidad se limita aseñalar “que no existe causa de justificación conforme a los alcances que establece elartículo 20 del Código Penal”, incurriendo en un supuesto de inexistencia de motivación, alno fundamentar la inexistencia cada una de ellas.e. En el décimo considerando respecto a la culpabilidad, incurre en un supuesto demotivación aparente, puesto que no da cuenta de las razones mínimas que sustentan ladecisión intentando dar un cumplimiento formal al mandato, amparándose en frases sinningún sustento fáctico o jurídico.f. Respecto de fallo del Juzgado Colegiado, apreciamos deficiencias en la motivaciónexterna, justificación de las premisas; puesto que las premisas de las que parte el Juez nohan sido confrontadas o analizadas respecto de su validez jurídica.4. Sentencia de Sala de Apelaciones - Sede Central, Expediente N°01365-2010- 30-2601 -JR-PE-02:a. En el punto III ANÁLISIS, numeral 3.3.2. Respecto al Fondo, señala que en elpresente amerita discernir la posición respecto al Homicidio Calificado porferocidad: “tal característica forma parte de su esfera subjetiva y personal;sintomático de un temperamento y personalidad patológicos”; y por la forma comoactuó: “proceder del acusado que guarda coherencia con el resultado de la periciapsiquiátrica, además con lo que “concluye el psicólogo que el acusado tienepersonalidad con rasgos inestables e impulsivos; en ese sentido, resultaincuestionable la concurrencia de esta circunstancia agravante en el delito dehomicidio. Incurriendo en deficiencias en la motivación externa, justificación de laspremisas; puesto que las premisas de las que parte el Juez no han sidoconfrontadas o analizadas respecto de su validez fáctica o jurídica.
  47. 47. b. Respecto al fallo, también incurre en un supuesto de deficiencias en lamotivación externa, justificación de las premisas; puesto que las premisas de lasque parte el Juez no han sido confrontadas o analizadas respecto de su validezjurídica.10. Discusión.Tradicionalmente, la doctrina nacional ha entendido por anomalía psíquica, aaquellas afecciones de carácter orgánico y permanente, capaces de generarpérdida de contacto con la realidad, y como consecuencia de ella, incapacidad parareconocer el carácter ilícito de la conducta. Así, Felipe Villavicencio Terreros, ladescribe: También llamada perturbación psíquica morbosa, se explica por lapresencia de procesos psíquicos patológicos corporales, producidos tanto en elámbito emocional, como intelectual que escapan al marco de un contexto vivencialy responden a una lesión al cerebro, como: psicosis traumáticas, psicosistóxicamente condicionadas, psicosis infecciosas y otras.Por otro lado, Javier Villa Stein, refiere que la locución anomalía psíquica, no es lamás adecuada, pues comprende innecesariamente a una amplia variedad deconductas humanas, que sin ser patológicas, son anómalas tanto en el sentidoestadístico como en el teleológico. El concepto de anomalía psíquica no se asimilacomo equivocadamente afirma Villavicencio Terreros, citando a Jescheck, al deperturbación psíquica morbosa, aunque la comprenda, no se asimila igualmente alde trastorno mental permanente o enajenación, que como reconoce el mismo autor,citando esta vez a Bustos, implica un proceso morboso o patológico, de carácterpermanente y que produce una alteración absoluta de las facultades mentales.
  48. 48. Continúa Villa Stein, citando a Villavicencio: "Estamos de acuerdo con Villa Stein,en cuanto al alcance del término anomalía psíquica. Pero discrepamos con lareflexión que hace con respecto a los alcances de la Psiquiatría Moderna, (citandoa Gustavo Labatut), en el sentido de que se afirma que para la determinación de laimputabilidad, no es importante el diagnóstico preciso del padecimiento, pues sólobastarían los efectos de dicha enfermedad en el psiquismo del que las padece, loque es francamente discutible si se toma en consideración de que hayenfermedades mentales cuyo sólo diagnóstico acarrea inimputabilidadabsoluta”(...).No existen enfermedades cuyo solo diagnóstico acarree inimputabilidad; tampocotrastornos mentales o conductuales, puesto que, la inimputabilidad no esconsecuencia del diagnóstico de una enfermedad, trastorno o anomalía psíquica;sino, de las consecuencias de éstas sobre la capacidad de conocimiento o demotivación de la norma, sobre la persona que las padece.La inimputabilidad no se puede constatar en abstracto en razón de un determinadodiagnóstico, sino en atención al hecho concreto. Ni siquiera los trastornos psíquicospatológicos deben excluir la capacidad de culpabilidad o imputabilidad respecto decualquier conducta. La misma persona puede ser inimputable en determinadosmomentos respecto de determinados hechos, y sin embargo no serlo en otrosmomentos respecto de otros hechos.Las enfermedades mentales, no son constantes en su sintomatología, son por elcontrario cíclicas, lo que quiere decir que si alguien sufre de esquizofreniacatatónica, no siempre estará en incapacidad de distinguir la fantasía de larealidad, (síntoma típico de las esquizofrenias). Tendrá sus intervalos de lucidez enlos cuales, podría realizar una conducta típica y culpable, con conocimiento de lailicitud y sin afectación de su capacidad de motivación por la norma jurídico penal;siendo como consecuencia de ello, perfectamente responsable penalmente pordicha conducta.
  49. 49. Por su parte, Fidel Rojas Vargas, hace una distinción entre anomalía psíquica y lostrastornos de la personalidad: "para distinguir un trastorno de la personalidad deuna anomalía psíquica o mental, se debe considerar que en el primer caso se estáfrente a una desviación de los parámetros promedio de comportamiento, donde seafecta uno o varios componentes de la estructura de la personalidad (instintos,emociones, sentimientos, motivaciones, voluntad, reacciones, actitudes,temperamento, etc.) que no comprometen decididamente las funciones mentales;en cambio en las anomalías psíquicas, ya sea que éstas tengan su base enlesiones o deterioros neuronales, o en etiología distinta, se hallan seriamentecomprometidas funciones mentales, tales como: inteligencia, pensamiento,memoria, atención, juicio, etc., que hacen del individuo un ser mentalmenteenfermo, y en muchos de los casos un inimputable".Continúa Rojas Vargas, "es por lo demás evidente que, en el caso de laspsicopatías, no existe grave alteración de la conciencia, y el agente al actuar, notiene perturbadas sus facultades mentales; requisito sine qua non para que seconfigure dicho estado eximente de responsabilidad penal"(...). "al respecto, nodebe confundirse el hecho demostrado que el psicópata no quiera aceptar lavigencia de las normas, con la afirmación no demostrada que esté incapacitadopara ello(...), sostener que el psicópata no tenga conciencia de las prohibicionespenales o que no tenga capacidad para comprender la antijuridicidad de suconductas, sí que es inobjetablemente desacertado, pues dicha persona no tieneen modo alguno comprometida su función cognoscitiva, es más, posee por logeneral mayor inteligencia y astucia que una persona normal, manipula mejor yaparenta con mayor naturalidad".De lo anteriormente expuesto, podemos deducir que, dentro del ámbito deaplicación de las causas de exención de responsabilidad, se encuentran tanto laperturbación psíquica patológica; la alteración morbosa de las facultades; laanomalía psíquica (en sentido restrictivo, de entender a estas patologías con un
  50. 50. sustrato orgánico), como también, la otra alteración psíquica grave; perturbaciónprofunda de la conciencia; la insuficiencia de las facultades; grave alteración de laconciencia, etc. (entendidas en el sentido clásico de que no tienen ese sustratoorgánico o patológico de las primeras).Para el Derecho Penal, tanto las causas orgánicas, como las no orgánicas, puedengenerar exención de responsabilidad, siempre y cuando, la persona en el momentode la comisión del ilícito penal, no posea la capacidad para comprender el injustode su conducta; o teniéndola, no posea la capacidad de adecuarla a eseentendimiento.Por lo tanto, cualquiera que sea la condición de salud mental de una persona, si enel momento de realizar la conducta ilícita, no posee la suficiente capacidad deadecuación de su conducta, deberá declarársele exenta de responsabilidad penal;y en lugar de imponérsele una pena, debe ser una medida de seguridad; la mismaque no debiera ser por tiempo indefinido; por el contrario, debe estar dentro de lomárgenes comprendidos por la pena que debería habérsele impuesto, de habersido declarado penalmente responsable.Las medidas de seguridad, al no tener la misma finalidad que la penas, no deberíande ser atenuadas, puesto que si se produce la desaparición de las causas quehicieron necesaria su imposición, debería ser puesto en libertad; porque se habríacumplido con la finalidad de la imposición de la medida de seguridad, evitar lapeligrosidad.Para evitar discrepancias en cuanto a si una persona sufre perturbación psíquicapatológica; la alteración morbosa de las facultades; la anomalía psíquica (con o sinun sustrato orgánico); otra alteración psíquica grave; perturbación profunda de laconciencia; insuficiencia de las facultades; grave alteración de la conciencia; sepropone la siguiente redacción:
  51. 51. Está exento de responsabilidad penal, el que en el momento de la comisión de laconducta delictiva, no posea la capacidad de adecuación de su conducta, deacuerdo al conocimiento del carácter ilícito de la misma.Debemos agregar, que existe un completo desconocimiento por parte de de juecesy fiscales del contenido y alcances de la dogmática jurídico penal, hecho que quedademostrado con el análisis realizado con nuestras listas de control con respecto aAnomalía Psíquica, Responsabilidad Penal, Capacidad de Culpabilidad,Inimputabilidad; de los Requisitos que deben contener los Informes Periciales deOficio, de la Fundamentación del Examen Técnico, de Los Criterios Diagnósticosde los Trastornos Mentales, de los Trastornos de Personalidad, lo que afectagravemente los derechos de los procesados por el Delito de Homicidio Calificado-Asesinato.Para finalizar, creemos haber demostrado nuestra hipótesis de qué manera incideel desconocimiento de Psiquiatría Forense de jueces y fiscales, en los procesos deAsesinato.11. Lista de Referencias- Moya-Albiol, L. Bases Neuronales de la Violencia Humana. Cit., por Pinillos, A. (2006). Criminología para qué. Trujillo: Librería Jurídica.- Pinillos, A. (2006). Criminología para qué. Trujillo: Librería Jurídica.- Roxin, C. (1997).Derecho Penal Parte General. (Tomo I). Madrid: Civitas. Traducción de la 2da ed. alemana por Luzón, D.- Zaffaroni, E. (1999). Tratado de Derecho Penal Parte General. (Tomo IV). Buenos Aires: Ediar.
  52. 52. American Psychiatric Association A.P.A. DSM-IV. Pinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 07 de Agosto de 2012, de: http://dellocosulaberinto.bligoo.es/dsm-iv-manual-diagnostico-de-trastornos- mentales-apaOrganización Mundial de la Salud O.M.S. CIE-10. Pinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 07 de Agosto de 2012, de: http://dellocosulaberinto.bligoo.es/cie-10-omsPinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 06 de Agosto de 2012, de: http://dellocosulaberinto.bligoo.es/el-derecho-a-la-debida-motivacion-de-las- resoluciones-judicialesPinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 06 de Agosto de 2012, de: http://dellocosulaberinto.bligoo.es/pericia-psicologica-caso-arana-mendoza- tumbesPinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 06 de Agosto de 2012, de: http://dellocosulaberinto.bligoo.es/pericia-psiquiatrica-caso-arana-mendoza- tumbesPinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 06 de Agosto de 2012, de: http://dellocosulaberinto.bligoo.es/tag/expedientesdeasesinatoPinillos, A. (2012). Del loco su laberinto. Recuperado el 06 de Agosto de 2012, de: http://dellocosulaberinto.bligoo.es/tag/laimportanciadelinformepericialdeoficio enelprocesopenal
  53. 53. ANEXOS LISTAS DE CONTROL LISTA DE CONTROL PARA PERICIA PSICOLÓGICA1. El informe pericial contiene la descripción de la situación o estado de hechos, sea persona o cosa, sobre los que se hizo el peritaje. Sí (x) No ( )2. El informe pericial contiene la exposición detallada de lo que se ha comprobado en relación al encargo. Sí (x) No ( )3. El informe pericial contiene la fundamentación del examen técnico. Sí ( ) No (x)4. El informe pericial contiene la indicación de los criterios científicos o técnicos, médicos y reglas de los que se sirvieron para hacer el examen. Sí ( ) No (x)5. El informe pericial contiene las conclusiones. Sí (x) No ( )6. El informe pericial contiene juicios respecto a la responsabilidad penal del imputado en relación con el hecho delictuoso materia del proceso. Sí (x) No ( ) LISTA DE CONTROL PARA PERICIA PSIQUIÁTRICA1. El informe pericial contiene la descripción de la situación o estado de hechos, sea persona o cosa, sobre los que se hizo el peritaje. Sí (x) No ( )2. El informe pericial contiene la exposición detallada de lo que se ha comprobado en relación al encargo. Sí (x) No ( )3. El informe pericial contiene la fundamentación del examen técnico. Sí ( ) No (x)4. El informe pericial contiene la indicación de los criterios científicos o técnicos, médicos y reglas de los que se sirvieron para hacer el examen. Sí (x) No ( )5. El informe pericial contiene las conclusiones. Sí (x) No ( )6. El informe pericial contiene juicios respecto a la responsabilidad penal del imputado en relación con el hecho delictuoso materia del proceso. Sí (x) No ( )
  54. 54. LISTA DE CONTROL PARA EL FISCAL EN SENTENCIA DEL JUZGADO COLEGIADO1. El Fiscal utiliza el término Anomalía Psíquica. Sí ( ) No (x)2. El Fiscal evidencia conocimiento del término Anomalía Psíquica. Sí ( ) No (x)3. El Fiscal utiliza el término Culpabilidad. Sí ( ) No (x)4. El Fiscal evidencia conocimiento del término Capacidad de Culpabilidad. Sí ( ) No (x) LISTA DE CONTROL PARA EL JUEZ EN SENTENCIA DEL JUZGADO COLEGIADO1. El Juez utiliza el término Anomalía Psíquica. Sí (x) No ( )2. El Juez evidencia conocimiento del término Anomalía Psíquica. Sí (x) No ( )3. El Juez utiliza el término Culpabilidad. Sí (x) No ( )4. El Juez evidencia conocimiento del término Capacidad de Culpabilidad. Sí ( ) No (x)5. El Juez ha motivado debidamente su fallo. Sí ( ) No (x) LISTA DE CONTROL PARA EL JUEZ EN SENTENCIA DE LA SALA DE APELACIONES1. El Juez utiliza el término Anomalía Psíquica. Sí ( ) No (x)2. El Juez evidencia conocimiento del término Anomalía Psíquica. Sí ( ) No (x)3. El Juez utiliza el término Culpabilidad. Sí (x ) No ( )4. El Juez evidencia conocimiento del término Capacidad de Culpabilidad. Sí ( ) No (x)5. El Juez ha motivado debidamente su fallo. Sí ( ) No (x)

×