• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Lecion jovenes: Lecciones del santuario
 

Lecion jovenes: Lecciones del santuario

on

  • 5,894 views

Lecciones del santuario

Lecciones del santuario

Statistics

Views

Total Views
5,894
Views on SlideShare
1,110
Embed Views
4,784

Actions

Likes
0
Downloads
4
Comments
0

13 Embeds 4,784

http://gramadal.wordpress.com 4685
http://google.gramadal.wordpress.com 57
https://www.google.com 13
http://www.fulladventista.net 5
http://translate.googleusercontent.com 5
https://www.facebook.com 4
https://www.google.com.mx 3
http://ww.gramadal.wordpress.com 3
http://131.253.14.98 3
https://www.google.com.pe 2
http://webcache.googleusercontent.com 2
http://www.fulladventistas.net 1
http://www.llamadodeesperanza.com 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Lecion jovenes: Lecciones del santuario Lecion jovenes: Lecciones del santuario Document Transcript

    • n4 ió 3 201 de bre ctu eo d l 26 ra e Pa ecc L rio tua an el S sd ne cio ec L ; 1 2 19: :14 Pe 1 dro e od tico edi eví -17  L :1 nm 3 ée 10; itar :9, lmo 7 0 ab o 4 Sa yh xod -53;  mí, É 31 a : A: par AN yes 8 ario M Re tu SE san TA -28; 1 un S án A E 3:25 har “Y AR anos : P m VE Ro LA C o xod ; É -16 ; -11 2 31: 8) 25: do xo “ (É los el O XT TE PREVIEW SÁBADO UN HOMBRE DECIDE CONSTRUIR SU PROPIA CASA. Ha observado la construcción de muchos edificios, y siente que es capaz de edificar su propia casa. Pone los cimientos, pero omite los refuerzos necesarios. Construye el resto de la casa sin ningún error. Sin embargo, después de algún tiempo, su casa comienza a derrumbarse, porque falló en reconocer la importancia de una base sólida. Cada herramienta y cada elemento en la construcción de un edificio son significativos. Lo mismo sucedía con el Santuario. Cada sección, artefacto y ceremonia contenía un mensaje que Dios quería expresar. Pero ¿por qué usar el Santuario para eso? Porque Dios sabía que una de las mejores maneras de aprender y memorizar es asociando aquello que hay que aprender con ayudas visuales. Las ayudas visuales permiten al comunicador utilizar comunicación verbal y no verbal, para solidificar el mensaje y proveer un punto de referencia para la mente. Dios se tomó mucho trabajo a fin de dar instrucciones específicas sobre la construcción del Templo, porque las lecciones que enseñaba sobre la salvación establecían la diferencia entre la vida eterna y la muerte eterna. Dio a los israelitas planes detallados. Otorgó a los constructores conocimiento y habilidades adicionales. ¿Qué lecciones podemos aprender del Santuario y sus servicios? ¿Por qué estas lecciones son importantes? El mismo evangelio que se predicó a Israel a través de los servicios del Santuario es el que nosotros debemos enseñar, predicar y creer hoy. Lección para jóvenes | 26 RECURSOS ESCUELA SABATICA - www.escuela-sabatica.com 19 Octubre 04
    • DOMINGO 20 Octubre ¿UNA CASA PARA DIOS? Luego de que Dios guiara a los israelitas fuera de Egipto, dijo a Moisés: "Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos. Conforme a todo lo que yo te muestre [...] así lo haréis" (Éxodo 25:8, 9). El Santuario era un centro visible para la adoración del único Dios verdadero. Acercaba a Dios a su pueblo, y hacía que su presencia fuera real para ellos. Todo lo relacionado con el Santuario debía inspirar asombro y reverencia; después de todo, este era el lugar donde habitaba el Creador del universo. Cada aspecto del Santuario terrenal debía representar la presencia de su santo Dios creador. Éxodo 25:9 muestra que, aunque el trabajo de la construcción debía ser realizado por seres humanos, el plan era divino. Moisés vio una representación del Santuario celestial, y el terrenal debía ser idéntico a ese. El diseño del Santuario terrenal era acorde al celestial incluso en que era una representación vivida de los distintos aspectos del ministerio de Cristo en favor de los hombres y las mujeres caídos. El servicio típico del Santuario se encuentra en el trabajo de Cristo, quien habitó con su pueblo. Ambos tabernáculos tratan sobre el pecado y la salvación. Las instrucciones detalladas de Dios eran evidencia de su santidad y de su deseo de que su pueblo fuese santo (Levítico 19:2). Sus instrucciones eran eco de su entusiasmo por perdonar sus pecados, en respuesta a su arrepentimiento (Isaías 56:7), y mostraban su deseo de morar en ellos. En un sentido espiritual, Dios siempre ha buscado un hogar con nosotros, y no puede "descansar" hasta que sea construido (Salmo 132:13, 14). Todos los servicios del Santuario tenían un profundo significado espiritual. Señalaban a Jesucristo, el Mesías de la profecía, y a su sacrificio perdurable en la cruz del Calvario por los pecados de la humanidad perdida. El Santuario terrenal era limpiado con la sangre de los sacrificios de animales, pero el Santuario celestial será purificado con la perfecta sangre de Jesús. Biblia en mano Según Éxodo 25:8, ¿cuál era el propósito del Santuario terrenal en el desierto? ¿Qué verdad asombrosa nos enseña esto acerca del amor de Dios por nosotros? Con el Santuario, el Creador del universo (ver Juan 1:1-3) se rebajó a fin de morar entre los peregrinos sin hogar en el desierto. ¿Cómo debería este hecho ayudarnos a evitar prejuicios étnicos o culturales, contra otros? 04 27 | Lección para jóvenes
    • EL CAMINO AL TRONO DE DIOS El atrio (Éxodo 31:9; Juan 1:29) El Santuario estaba rodeado por un atrio hecho de cortinas. En el atrio, estaban el altar de sacrificios y la fuente. El pecador arrepentido traía un animal perfecto al Santuario, para ser sacrificado. Allí, ponía sus manos sobre la cabeza del animal, transfiriendo simbólicamente el pecado y la pena al cordero. Entonces, él mismo mataba al animal. LUNES 21 Octubre El Lugar Santo (Éxodo 31:8) Cada día, a lo largo del año, se llevaba la sangre de los sacrificios realizados en el atrio al Lugar Santo, y se rociaba sobre el velo que se¬paraba el Lugar Santo del Lugar Santísimo. Por medio de esta sangre, se transfería la culpa del pecado y el pecador al Santuario. Allí, la culpa permanecía hasta que se purificaba el Santuario. El Lugar Santísimo y el Día de Expiación (Éxodo 31:7; Levítico 23:2632) Detrás del velo que separaba el Lugar Santo del Lugar Santísimo, se encontraba escondida el Arca del Pacto con los Diez Mandamientos. En el Día de Expiación, el sumo sacerdote mataba un chivo, cuya sangre sería expiatoria por el Lugar Santísimo, el Lugar Santo y el altar de sacrificios, a causa de los pecados de Israel. Luego, el sumo sacerdote transfería todos los pecados que se habían acumulado en el Santuario durante el año sobre otro chivo, y se lo enviaba al desierto. Este chivo representaba a Satanás. El Santuario muestra la misericordia de Dios al tratar con el pecado y con los pecadores. Señala a Cristo: el portador de pecados; el Cordero sacrificado desde los comienzos del mundo; nuestro gran Sumo Sacerdote, que intercede por nosotros ahora, en el Santuario celestial. Biblia en mano “Y tomarás el aceite de la unción, y ungirás el Tabernáculo, y todo lo que está en él; y lo santificarás con todos sus utensilios, y será santo. Ungirás también el altar del holocausto y todos sus utensilios; y santificarás el altar, y será un altar santísimo" (Éxodo 40:9,10). Lee Levítico 19:2 y 1 Pedro 1:14 al 16. ¿Cuál es la razón principal para que la gente sea santa? Piensa en ti mismo, en tus hábitos, gustos, actividades, etc. ¿Cuánto de lo que eres, y de lo que haces, lo considerarías "santo"? Es una pregunta más bien difícil de afrontar, ¿verdad? Lección para jóvenes | 28 04
    • MARTES 22 Octubre EL PROCESO DE DISEÑO "Todos los enseres de este departamento [la primer sección del Santuario] parecían de oro purísimo, y reflejaban la imagen de quien allí entraba. La cortina que separaba los dos departamentos era de diferentes materiales y colores, con una hermosa orla en la que había figuras de oro labrado, que representaban ángeles. El velo estaba levantado, y miré el interior del segundo departamento, donde vi un arca, al parecer, de oro finísimo. El borde que rodeaba la parte superior del arca era una hermosa labor en figura de coronas. En el arca, estaban las tablas de piedra con los Diez Mandamientos" (Primeros escritos, p. 251). "Sus paredes consistían en tablones ricamente revestidos de oro y asegurados en basas de plata, mientras el techo se componía de una serie de cortinas o cubiertas, las de fuera de pieles, y las interiores de lino fino magníficamente recamado con figuras de querubines. A más del atrio exterior, donde se encontraba el altar del holocausto, el Tabernáculo propiamente dicho consistía en dos departamentos llamados el Lugar Santo y el Lugar Santísimo, separados por rica y magnífica cortina, o velo; otro velo semejante cerraba la entrada que conducía al primer departamento. "En el Lugar Santo, se encontraba hacia el sur el candelabro, con sus siete lámparas que alumbraban el Santuario día y noche; hacia el norte, estaba la mesa de los panes de la proposición; y ante el velo que separaba el Lugar Santo del Santísimo estaba el altar de oro para el incienso, del cual ascendía diariamente a Dios una nube de sahumerio junto con las oraciones de Israel. "En el Lugar Santísimo se encontraba el Arca, cofre de madera preciosa cubierta de oro, depósito de las dos tablas de piedra sobre las cuales Dios había grabado la ley de los Diez Mandamientos. Sobre el Arca, a guisa de cubierta del sagrado cofre, estaba el Propiciatorio, verdadera maravilla artística coronada por dos querubines, uno en cada extremo y todo de oro macizo. En este departamento era donde se manifestaba la presencia divina en la nube de gloria entre los querubines" (El conflicto de los siglos, pp. 407, 408). Así como Dios tenía un plan específico para el Santuario, tiene un plan específico para nosotros. Así como diseñó el Santuario, quiere diseñar nuestro destino. ¿Se lo permitirás? Biblia en mano Lee Éxodo 31:2 al 11. ¿Qué nos enseñan estos versículos acerca de la fabricación de los objetos del Santuario terrenal? ¿Qué vínculo hay allí con Génesis 1:2? (ver también Éxodo 25:9). Lee Romanos 3:25 al 28. ¿Qué gran esperanza podemos obtener de las promesas de salvación "por fe sin las obras de la ley"? 04 29 | Lección para jóvenes
    • SANTO ANTE EL SEÑOR ´MIÉRCOLES Cuando se construyó el Santuario, Dios esperaba que fuese un lugar santo, donde él pudiera habitar con su pueblo. También, quiso que cada elemento del Santuario fuera santo y estuviera consagrado a él (Éxodo 40:9, 10). Dios indicó claramente a los israelitas que deseaba que ellos buscaran la santidad demostrada en su carácter (Levítico 19:2). La iglesia cristiana primitiva recibió la misma exhortación, y esta repercute por los siglos. Primera de Pedro 1:13 al 16 habla de la santidad que Dios espera de nosotros. Hoy, Dios anhela que cada aspecto de nuestra vida sea ungido y consagrado a él. Si aceptamos la fortaleza que él provee, podemos comenzar nuestro viaje hacia la santidad. Los siguientes tres ítems nos ayudan a entender qué significa ser santos ante el Señor. Dios es santo. La santidad de Dios es absolutamente perfecta (1 Samuel 2:2). Él no es como alguna cosa creada, y no puede ser comparado en ningún aspecto con los seres humanos. No hay absolutamente ningún rastro de pecado en su carácter perfecto. Todas sus características son perfectas: su amor, su misericordia, su gracia, incluso su ira; todas son santas. Entender la santidad de Dios está más allá de la mente de un ser humano pecador; simplemente, debemos aceptar este hecho. Nosotros debemos ser santos. Dios quiere que seamos distintos de aquellos que no profesan su nombre. Debemos ser diferentes, porque somos su pueblo escogido. Como cristianos, debemos llevar el nombre de Dios con orgullo; y al hacerlo, nuestro carácter debe reflejar la santidad de su nombre (1 Pedro 2:9). Dios nos está llamando a establecer el estándar en el mundo; a mostrar a otros una mejor manera de ser; a vivir en el mundo, pero no bajo los estándares del mundo. Podemos llegar a ser santos. Nuestra santidad es el resultado de nuestra relación con Cristo. Debemos creer en él, aceptar su sacrificio por nuestros pecados y saber que solo su sangre puede salvarnos. Debemos permitir que Cristo nos separe para uso santo. Debemos invitar al Espíritu Santo a vivir en nuestro corazón, para poder desarrollar el fruto del Espíritu (Gálatas 5:22, 23). Debemos llegar a ser como los utensilios del Santuario: ungidos y consagrados para el servicio a Dios. 23 Octubre Biblia en mano Lee 1 Reyes 8:31 al 53. ¿Qué más nos enseña este texto acerca de la función del Santuario? El Santuario era el centro ideológico de, básicamente, toda la actividad en Israel. La religión no era parte de la vida de un creyente, ni siquiera una parte principal: era la vida. ¿Qué nos dice esto acerca del lugar que debería tener nuestra fe en nuestra propia vida? Piensa en tu vida de oración. ¿Cuán profunda, cuán rica, cuán afirmadora de tu fe y transformadora de tu vida es? Tal vez la primera pregunta que tienes que hacerte sea: ¿Cuánto tiempo paso en oración? Lección para jóvenes | 30 04
    • JUEVES 24 Octubre CONVERSACIONES CON “SR.” Mi primer año en la universidad fue diferente, a causa de una serie de cambios que me llevaron a buscar una amistad con Dios. Esta amistad me llevó a un tipo especial de adoración, que yo llamo mis conversaciones con "Sr." En Éxodo 25 encontramos las instrucciones que Dios dio a los Israelitas para la construcción de su lugar de reunión con él. El objetivo era edificar un lugar especial donde Dios pudiera habitar, un lugar donde ellos pudieran hablar con él y donde, a través de los sacerdotes, él les respondiera. Éxodo 25:8 tomó vida para mí en mi habitación ese año, mientras buscaba un "santuario" con Dios. Recurrí a lo que conocía, y comencé un diario del estilo "Querido Sr." Así comenzaron mis conversaciones con mi Salvador. Llevaba ese diario a las clases, al comedor y a los cultos. Nunca estaba sin él; y cuando más lo necesitaba, cuando era imposible o incómodo cerrar mis ojos o arrodillarme, comenzaba a escribir mis oraciones. A lo largo del año, esos garabatos expresaron mis frustraciones y mis victorias. Al terminar un cuaderno, comenzaba otro. Me asombraba cuánta claridad encontraba en esas conversaciones con "Sr." Y cuántas veces, luego de derramar mi corazón de esta manera, las respuestas llegaban desde los lugares más inesperados. Vez tras vez, mi querido "Sr." encontraba nuevas maneras de responderme, y cada vez me deleitaba en su preocupación por los pequeños detalles de mi vida. Mientras estuve en la universidad, oré de esta forma, e incluso hoy en día todavía escribo mis pensamientos. Cada tanto, cuando necesito buscar el rostro de Dios, tomo una lapicera y el primer papel que encuentro, y comienzo mi oración. Cada vez que hago esto, entro en la experiencia de Santuario que Dios estableció primero con los israelitas. Entro en su presencia, traigo mis ofrendas y sacrificios, y al escribir "Sr." habito en su casa de oración (Isaías 56:7). Cada oración que escribo deja constancia de un momento en mi experiencia con Dios; y cada oración me recuerda que siempre puedo comunicarme con él. Hoy le escribí una nota y, como siempre, comencé con estas palabras, conocidas y humildes: "Querido Sr...." Biblia en mano Lee Salmo 73:1 al 17. ¿Qué vislumbres obtuvo Asaf después de entrar en el Santuario? 04 31 | Lección para jóvenes
    • RECUERDA VIERNES El Santuario que Dios pidió a Moisés que construyera en el desierto era, en casi cada detalle, un tipo de Cristo. Así como el Santuario en medio del desierto, él vino desde el cielo para habitar con nosotros en la Tierra. Él era la ofrenda del sacrificio, la Luz del mundo, el Pan de vida y el velo ante el Lugar Santísimo, que se rasgó para que su pueblo tuviera acceso al Trono de Dios. En el Santuario celestial, él es el Sumo Sacerdote que ofrece nuestras oraciones mezcladas con incienso ante el Trono, su sangre por nuestra sangre, su vida por la nuestra. 25 Octubre CONSIDERA » En tu patio o en un parque, marca las medidas del Santuario, y de los atrios. Camina por ese espacio, y piensa en las actividades que se desarrollaban en cada sector del Santuario, y en cómo señalan hacia lo que Cristo ha hecho por tu salvación. » Haz de cada parte del Santuario una parada de oración en tu mente: confiesa tus pecados a Jesús; imagina su muerte en tu favor como Cordero de Dios; y reconoce el significado de cada mueble como una descripción del trabajo de Cristo por ti. » Crea un santuario en miniatura de madera y tela, y cubre los muebles con laminado en oro. Comparte este santuario con las divisiones de Escuela Sabática de niños, cuando sea pertinente acorde con las lecciones que estudian. » Interpreta o canta el Salmo 84, o escribe tu propia música para este, e imagina cómo será la adoración en el Santuario celestial. » Intenta bordar o tejer una cortina como la que estaba ante el Lugar Santísimo, utilizando los colores mencionados en Éxodo 36:35. Agrega ángeles a la tela, si puedes. Medita sobre la importancia de los ángeles en la adoración y en tu vida. » Escribe tu propio salmo o poema que describa tu experiencia de adoración al cruzar la cortina hacia el Lugar Santísimo, como está descrito en Hebreos 10:19 al 22. AMPLÍA Patriarcas y profetas, ”El Tabernáculo y sus servicios", pp. 356-372; Éxodo 35-40; Hebreos 4:14-10:39; Cristo en su Santuario. Colaboraron esta semana: Vianna Dublin, Mt. Pleasant, St. John's, Antigua; Randiz Dee Nicholas, Cassada Gardens, St. John's, Antigua; Kemmoy y Malika Haywood, Mount Pleasant, St. John's, Antigua; Charity Dublin, St. John's, Antigua; Nickeza Jones-Wilson, Judy Piece, Montserrat, Indias Occidentales; Camaria Holder, St. John's, Antigua, India Occidental; Cheryl Des Jaríais, Ringgold, Georgia, EE.UU. Lección para jóvenes | 32 RECURSOS ESCUELA SABATICA - www.escuela-sabatica.com 04