Leccion joven Nuestra Mision
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Leccion joven Nuestra Mision

on

  • 6,381 views

Nuestra Mision

Nuestra Mision

Statistics

Views

Total Views
6,381
Views on SlideShare
498
Embed Views
5,883

Actions

Likes
0
Downloads
2
Comments
0

27 Embeds 5,883

http://gramadal.wordpress.com 5558
https://gramadal.wordpress.com 153
http://www.google.com 38
http://www.google.com.mx 27
http://www.google.es 18
https://www.google.com 10
http://www.google.com.pe 10
https://www.google.com.mx 8
https://www.google.cl 7
http://www.google.com.ar 7
http://google.gramadal.wordpress.com 6
http://www.google.com.co 5
http://www.slideee.com 5
http://www.google.com.bo 4
https://www.google.com.ph 4
http://www.google.cl 4
https://www.google.com.bo 3
http://translate.googleusercontent.com 3
https://www.google.com.co 2
https://www.google.com.pe 2
http://www.google.com.ni 2
http://https.gramadal.wordpress.com 2
http://www.google.com.uy 1
http://www.google.co.ve 1
http://www.adventistas.org 1
https://m.facebook.com 1
http://www.google.com.sv 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Leccion joven Nuestra Mision Document Transcript

  • 1. 09Para el 30 de agosto de 2014 PARA ESTA SEMANA: Mateo 5:14-16; Lucas 24:48, 49; Juan 20:21; Mateo 28:19, 20; Apocalipsis 14:6-12. TEXTO CLAVE: "Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin" (Mateo 24:14). PREVIEW SÁBADO 23Agosto ¿Q ué harías si supieras que hoy tendrás la última conver- sación con un amigo querido o con un familiar? ¿Qué les dirías? ¿Qué anhelarías que te dijeran? Esta situa- ción pone muchas cosas en perspectiva, para mí. Dudo que tuviera ganas de quejarme o de chismear. Anhelaría recibir y dar palabras de afecto, consuelo e instrucciones finales. Esto es exactamente lo que el Salvador hizo en su última conversación con los discípulos. Los cuatro autores de los evangelios cierran sus libros con la co- misión de Jesús para sus seguidores. Mateo lo pone de esta forma: "Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como tes- timonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin" (Mateo 24:14). Ninguno de los evangelios registra cada palabra que Jesús dijo. Juan 21:25 dice: "Jesús hizo también muchas otras cosas, tan- tas que, si se escribiera cada una de ellas, pienso que los libros es- critos no cabrían en el mundo entero". Las últimas conversaciones de Jesús con sus discípulos deben haber dejado una impresión du- radera en ellos, ya que cada autor sintió la Importancia de registrar algunas frases con el mismo mensaje: predicar el evangelio a todo el mundo. Esta semana, al mirar de cerca la comisión del evangelio, hagá- moslo recordando que estas fueron las últimas palabras de Jesús para nosotros. ¡Cuán importante debe ser esta misión que está re- gistrada en los cuatro evangelios! Si la gran comisión significa tanto para Jesús, ¿no debería significar lo mismo para nosotros? Lección para jóvenes | 61 Nuestra misión RECURSOS ESCUELA SABATICA / www.escuela.sabatica.com RECURSOS ESCUELA SABATICA / www.escuela.sabatica.com
  • 2. HOUSTON, TENEMOS UN PROBLEMA Muchos cristianos disfrutan de la libertad de creer y adorar como les gusta. En los Estados Unidos, una nación "históricamente" cristiana, los valores y la moral cristianos participaron en la conformación de la men- talidad y la visión de muchos de los lideres fundadores. Sin embargo, hoy este país y muchos otros son crisoles culturales y filosóficos, en los cuales el número de cristianos está disminuyendo. ¿A qué se debe la declinación del cristianismo? Como cristianos, nuestra misión, contenido y condición humana no ha cambiado. Enton- ces, ¿es el mensaje lo que ha cambiado? ¿El mensajero (tú y yo)? ¿Los no creyentes? ¿Nuestros métodos? ¿Nuestra estrategia, estilo, imagen, reputación, actitud, individualidad o percepción pública? A veces, me frustra que aquello que pensamos que es nuestra misión parece no en- cajar con lo que Cristo nos llamó a hacer. La respuesta del Cielo (Juan 15:5-8; 20:19-22; Filipenses 4:13) ¿Qué podemos hacer acerca de nuestra disminución? ¿Qué podemos entender? ¿Qué estamos haciendo mal? ¿Cómo podemos vivir de acuerdo al llamado de Dios, y cumplir la misión que nos llamó a desarro- llar? Cuanto más cerca he llegado a estar de Cristo, menos creo tener la respuesta. Esto puede parecer una locura, pero Cristo nunca envió a los discípulos con la Instrucción: "No se preocupen. Lo podrán resolver. ¡Solo, inténtenlo!" Él nos envió con el mandato de ir con él. En Juan 20:21 él dice: "Como el Padre me envió a mí, así yo los envío a ustedes". Cristo nos mostró cómo es eso, al tener una relación personal de trabajo con su Padre celestial. Todo lo que Cristo hacía, lo hacia a través del Padre. Su ministerio y éxito fueron Impulsados desde arriba. La sabiduría de Cristo no era suya, sino que venía del Padre. Jesús era Dios hecho carne, pero como dicen las Escrituras, no era él quien daba poder a la misión; sino, su Padre. En Filipenses 4:13, Pablo les recuerda a los filipenses que todavía hay esperanza y una respuesta, aun cuando la vida y la misión a la cual somos llamados se presenten llenas de dificultades. ¡Dios es esa espe- ranza y esa respuesta! Creo que Dios sabe lo que hace en relación a nosotros y su misión de salvarnos. Cuando nos llama a la misión de su reino, Cristo simple- mente nos llama a responder. Él nos toma como estamos, y utiliza los recursos que tenemos, supliendo lo que nos falta. El éxito de la misión no depende de nosotros, sino de él. En su Infinita sabiduría, ha elegido darnos la experiencia para nuestro beneficio y crecimiento. Biblia en mano Según Juan, ¿de qué manera definió Jesús la misión de los creyentes? Juan 20:21. Jesús te ha llamado para ser un testigo. ¿De qué puedes testificar? Es decir, ¿qué has visto o experimentado acerca de Jesús, que deberías compartir con otras personas? DOMINGO 24 62 | Lección para jóvenes Agosto
  • 3. ILUMÍNALOS LUNES 25"Los discípulos de Cristo han de ser la luz del mundo, pero Dios no les pide que hagan esfuerzo alguno para brillar. No aprueba los intentos llenos de satisfacción propia para ostentar una bondad superior. Desea que las almas sean impregnadas de los principios del cielo, pues en- tonces, al relacionarse con el mundo, manifestarán la luz que hay en ellos. Su inquebrantable fidelidad en cada acto de la vida será un medio de iluminación" (El ministerio de curación, p. 23). "Hay en nuestro mundo muchos que están más cerca del reino de Dios de lo que suponemos. En este oscuro mundo de pecado, el Señor tiene muchas joyas preciosas, hacia las que él guiará a sus mensajeros. Por doquiera hay quienes se decidirán por Cristo. Muchos apreciarán la sabiduría de Dios más que cualquier ventaja terrenal, y llegarán a ser fieles portaluces. Constreñidos por el amor de Cristo, constreñirán a otros a ir a él" (Los hechos de los apóstoles, p. 114). "La iglesia es el medio señalado por Dios para la salvación de los hombres. Fue organizada para servir, y su misión es la de anunciar el Evangelio al mundo. Desde el principio fue el plan de Dios que su iglesia reflejase al mundo su plenitud y suficiencia. Los miembros de la iglesia, los que han sido llamados de las tinieblas a su luz admirable, han de revelar su gloria. La iglesia es la depositaría de las riquezas de la gracia de Cristo; y mediante la iglesia se manifestará con el tiempo, aun a 'los principados y potestades en los cielos' (Efesios 3:10), el despliegue final y pleno del amor de Dios" (Ibíd. p. 9). "Sobre cada uno descansa la responsabilidad de mantener una cone- xión viviente con el Dios de verdad. Cristo dijo: 'Vosotros sois la luz del mundo [...]. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos' (Mateo 5:14-16)" (El ministerio de las publicaciones, p. 203). Biblia en mano Lee Mateo 5:14 al 16. ¿Qué nos está diciendo Jesús aquí, a cada uno de nosotros en forma individual y como comunidad de la iglesia? La luz en sí misma es, en realidad, invisible. Debe reflejarse sobre un objeto; de otra manera no la podemos ver. ¿Qué lección espiritual podemos extraer de eso, sobre el modo en que nuestra luz, como creyentes, debe mostrarse? Lección para jóvenes | 63 Agosto RECURSOS ESCUELA SABATICA / www.escuela.sabatica.com
  • 4. SIGUE LA GUÍA "Cuando el Evangelio de Juan fue escrito, hacia fines del siglo I, tres grandes peligros amenazaban la vida y la pureza de la iglesia cristiana. El más serio era la decadencia de la piedad; otro era la herejía, sobre todo el gnosticismo que negaba la realidad de la encarnación y fomen- taba el libertinaje; el tercero era la persecución".1 A causa del gnosticismo, Juan se refiere una y otra vez al hecho de que Jesús vino como la viva expresión de la mente, la voluntad y el ca- rácter del Padre. Juan se refiere a este concepto cuando cita a Jesús hablando del Padre como "aquel que me envió", refiriéndose a la misión del Padre para el Hijo. Él presenta al Salvador de la humanidad como el Creador de todas las cosas, la Fuente de luz y vida. Luego de la comisión de ir y predicar el evangelio, Jesús dijo: "Reci- ban el Espíritu Santo" (Juan 20:22). Eso mostró que la vida espiritual de los discípulos y las habilidades para su trabajo derivarían y dependerían de él. Cada palabra de Cristo que recibimos en el corazón a través de la fe es acompañada de este respiro divino descrito en el versículo 22. Sin esto, no hay luz ni vida. No podemos ver, conocer, discernir o sentir nada acerca de Dios, sino a través de la fe. Ahora considera la frase "¡La paz sea con ustedes!" (versículo 21). Aquí Jesús nos está consolando, y está estableciendo el hecho de que la paz se encuentra en su Palabra. Es así que debemos estar confiados en la fe y el poder de la Palabra de Dios. Al decir "la paz sea con uste- des", Cristo nos estaba dando esa confianza. Él entendió la magnitud del miedo de los discípulos, y los estaba animando. Cristo nos llama a servir a Dios, así como él fue llamado a hacerlo. Él es nuestro ejemplo y en quien debemos enfocarnos día a día. Necesita- mos que el Espíritu Santo haga su labor. Trabajar para Cristo puede ser intimidante, pero él nos asegura que podemos poner nuestra confianza en la Palabra de Dios. Podemos llegar a enfrentar persecuciones, como los primeros discípulos, pero cuando dedicamos nuestra vida a Dios, él nos da la victoria. Biblia en mano ¿Cuál es la relación entre recibir el Espíritu Santo y testificar por Cristo? Lucas 24:48,49; Hechos 1:8 (ver también Isaías 43:10,12; 44:8). ¿Cuál ha sido tu experiencia personal con el Señor? ¿Qué ha hecho Dios en tu vida, sobre lo cual puedes testificar de primera mano a otras personas? Lleva tu respuesta a la clase el sábado. _________________ 1 Comentario bíblico adventista, tomo 5, p. 870. MARTES 26Agosto 64 | Lección para jóvenes
  • 5. IR A TODAS LAS NACIONES ´MIÉRCOLES 27Agosto Así como Jesús les dio a los discípulos la responsabilidad de predi- car a todas las naciones, nosotros también tenemos el privilegio de compartir las buenas nuevas con otros. Jesús dice que nos hará pes- cadores de hombres (Mateo 4:19). Cuando estuvo aquí en la tierra, nos dio el mejor ejemplo de trabajo misionero, y nos prometió un Ayudador, el Espíritu Santo, quien nos guiaría al ir a todas las naciones (Hechos 1:8). Dios puede y quiere usarnos a todos. Cada uno de nosotros ha re- cibido un talento o habilidad que puede usar para testificar sobre él. Como sus seguidores, somos llamados a predicar el evangelio a todo el mundo. ¿Cómo podemos estar preparados para cumplir este man- dato? A continuación, hay algunas maneras: Estar dispuesto a que Dios te use. Pregúntale cómo puedes ser su vasija. Todos hemos sido creados con talentos y habilidades que él quiere que usemos. Dale tu vida y deja que él tome el control. Podemos permitir que él nos use para su gloria negando al yo y poniéndolo a él primero, siempre. Y lo más importante es escuchar y obedecer su voz. Saber que Dios nos guiará. Confía en que trabajará a través de ti. Estará a tu lado adonde sea que te lleve. Está atento a las oportunida- des que se presenten para compartir el evangelio. Muchísimas perso- nas se están perdiendo los tesoros y alegrías que recibimos al conocer a Dios. ¡No te guardes esos tesoros! Buscarlo. Comunícate con él a través de su Palabra. Vivir por él y como él es un ejemplo poderoso. Cuando lo buscamos, lo encontramos. Así podremos reflejarlo en nuestras vidas diarias. Orar. Comunícate a menudo con aquel a quien compartes. Como en cualquier relación, la comunicación es la clave. Lo más importante es orar por aquellos con quienes estás compartiendo a Cristo. Todos tenemos la responsabilidad de predicar las buenas nuevas, en estos últimos días. Así que pongámonos a trabajar y a preparar el camino, para que Cristo vuelva. Biblia en mano ¿Cuál es el papel de ir, bautizar y enseñar, en relación con el cumplimiento del mandato de hacer discípulos? Mateo 28:19,20. Piensa en tu iglesia local. ¿Qué está haciendo para nutrir y discipular a los nuevos conversos? ¿Qué más se podría hacer? Pregúntate también: ¿qué talentos tengo, que podrían ser usados para cumplir esta parte importante de la comisión evangélica? Lección para jóvenes | 65RECURSOS ESCUELA SABATICA / www.escuela.sabatica.com
  • 6. HABLAR Y CAMINAR SON DOS COSAS DIFERENTES Como cristianos, hablamos mucho sobre Dios. Hablamos de él en la escuela, en el trabajo, y en la iglesia. Pero para muchos de nosotros, hablar es lo único que hacemos. ¿Dónde está la acción? ¿Por qué no estamos en el mundo representando el reino de Dios con nuestras ac- ciones? Dios nos llama a vivir "como hijos de luz" (Efesios 5:8). Esta es su manera de decirnos que debemos caminar en sus pisadas. Es bueno hablar sobre cómo podemos servir a Dios alimentando al hambriento, ayudando al necesitado y desarrollando un carácter cristiano, pero ¿re- almente hacemos esas cosas? Dios no nos dio una lista de actividades en las que debemos participar para mostrar nuestra fe, porque no todos somos llamados a hacer lo mismo. Aunque yo disfruto de alimentar al hambriento y limpiar el patio de mi vecino, hacer esto puede no ser tu llamado. Dios nos llama a cada uno, a utilizar nuestros propios talentos para el avance de su misión, y para llevar a otros a Cristo. Todavía estoy buscando descubrir otros dones, pero esta no es una razón para "hablar y hablar". La Biblia dice que la fe sin obras está muerta (Santiago 2:14-26). En otras palabras, necesito "¡caminar y ca- minar!" Mientras estoy estudiando en una universidad pública, intento mostrar a Jesús de la mejor manera que puedo, siendo amable y servi- cial, y no escondiendo el hecho de que soy cristiano (aunque no fuerzo a los demás a aceptar mis creencias). Me he sorprendido de manera positiva con las reacciones que he recibido de otros estudiantes, sobre Dios y cómo sigo su ejemplo. Somos salvos solo por gracia, pero esto no es una excusa para sen- tarnos y esperar que Cristo vuelva. Debemos tomar una parte activa en proclamar el mensaje de los tres ángeles, llevar a otros a la cruz, y mos- trar el amor de Dios haciendo algo. Nos desafío a hacer algo por Cristo. Estoy cansado de solo caminar. ¿Y tú? Biblia en mano Lee Apocalipsis 14:6 al 12. ¿De qué manera estos versículos abarcan la mi- sión mundial de la iglesia? ¿Qué seguridad tenemos de que esta misión mundial puede cumplirse y, de hecho, se cumplirá? Mateo 24:14. Cristo "proveyó ampliamente para la prosecución de la obra y tomó sobre sí la responsabilidad de su éxito. Mientras ellos [sus discípulos] obedeciesen su Palabra y trabajasen en relación con él, no podrían fracasar" (El Deseado de todas las gentes, p. 761). La pregunta, entonces, que cada uno de nos- otros debe hacerse es: ¿cuán dispuesto estoy a ser utilizado por Jesús, en esta obra crucial? JUEVES 28Agosto 66 | Lección para jóvenes
  • 7. RECUERDA VIERNES 29Agosto Un programa de televisión les ofrecía misiones imposibles a agentes que podían aceptar o rechazar. Como miembros de la iglesia, Dios nos llama a ser agentes activos. La luz de Cristo brilla a través de nosotros, no para gloria nuestra, sino para la gloria del Padre y del Hijo. Según Lucas, debemos usar los dones que Dios nos ha dado para llevar a otros a Cristo (Lucas 24:47-49). Como testigos verdaderos, no pode- mos contentarnos con sentarnos. Deberíamos estar en el centro del meollo. El mensaje del primer ángel revela que su mensaje será pre- dicado. De hecho, está sucediendo ahora mismo (Apocalipsis 14:6- 12). ¿No quieres ser parte de eso? Lección para jóvenes | 67 CONSIDERA Investiga y analiza el trabajo misionero que se está desarrollando» en distintos lugares del mundo, registrando su progreso y proyec- tando los efectos de la propagación continua del evangelio. Discute y debate con algunos amigos maneras interesantes de ser» misioneros en lugares de difícil acceso. Considera que un área así puede estar muy cerca de donde vives. Busca y escucha canciones que hablen sobre ser una luz en el» mundo. Haz una lista de reproducción con esas canciones. Graba entrevistas a algunas personas a quienes puedas preguntar-» les por qué son misioneras y cómo descubrieron su llamado (re- cuerda que no es necesario viajar al otro lado del mundo para ser un misionero). Medita en tus talentos y habilidades y pídele a Dios que te muestre» cómo puedes usarlos para servirlo mejor. Escribe lo que disfrutas hacer y cómo puedes utilizar esas actividades para testificar ante otros. Pídeles a algunos amigos que te acompañen a caminar a un área» en la que puedas darle algo a los necesitados y compartir con ellos el evangelio de Cristo. AMPLÍA 1 Corintios 12 y 13. Creencias de los adventistas del séptimo día, pp. 180-199. Colaboraron esta semana: Bobbi S. Zenner, Arpin, Wisconsin, EE.UU.; William Sellers, Ventura, California, EE.UU.; Kelli Sellers, Ventura, California, EE.UU.; Brooke Heacock, Bellevue, Iowa, EE.UU.; Shawna Conrad, Marshfield, Wisconsin, EE.UU.; Tyler Stephens, Nekoosa, Wisconsin, EE.UU.; Neil Braithwaite, Washington, D.C., EE.UU. RECURSOS ESCUELA SABATICA / www.escuela.sabatica.com