Leccion joven: EL REAVIVAMIENTO PROMETIDO: MISIÓN DIVINA CUMPLIDA
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Leccion joven: EL REAVIVAMIENTO PROMETIDO: MISIÓN DIVINA CUMPLIDA

on

  • 8,182 views

EL REAVIVAMIENTO PROMETIDO: MISIÓN DIVINA CUMPLIDA

EL REAVIVAMIENTO PROMETIDO: MISIÓN DIVINA CUMPLIDA

Statistics

Views

Total Views
8,182
Views on SlideShare
619
Embed Views
7,563

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

15 Embeds 7,563

http://gramadal.wordpress.com 7456
http://google.gramadal.wordpress.com 37
http://ww.gramadal.wordpress.com 18
https://www.google.com 15
http://translate.googleusercontent.com 14
http://www.fulladventistas.net 7
https://www.google.com.mx 5
https://www.facebook.com 2
https://www.google.com.ar 2
http://webcache.googleusercontent.com 2
https://www.google.com.pr 1
http://www.fulladventista.net 1
https://www.google.com.co 1
http://131.253.14.66 1
https://www.google.hn 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Leccion joven: EL REAVIVAMIENTO PROMETIDO: MISIÓN DIVINA CUMPLIDA Leccion joven: EL REAVIVAMIENTO PROMETIDO: MISIÓN DIVINA CUMPLIDA Document Transcript

  • El reavivamiento prometido: misión divina cumplidaLección 13 Para el 28 de septiembre de 2013 PARA ESTA SEMANA: Mateo 28:18-20; Santiago 5:7, 8; Zacarías 10:1; Mateo 3:11; Apoca- lipsis 18:1; 19:11-16. TEXTO CLAVE: “Por tanto, hermanos, tengan paciencia hasta la venida del Señor. Miren cómo espera el agricultor hasta que la tierra dé su precioso fruto y con qué paciencia aguarda las temporadas de lluvia. Así también ustedes, manténganse firmes y aguarden con paciencia la venida del Señor, que ya se acerca” (Santiago 5:7, 8). PREVIEW SÁBADO 21Septiembre 13 NO LE TENGO MIEDO A FALLAR. Le tengo terror. Cuando estaba cre- ciendo, quise formar parte de la directiva estudiantil del colegio, pero me petrificaba la idea de postularme para las elecciones. No me daba nervios hablar en público o expresar mis ideas. Lo que me detenía era el miedo a perder. Si perdía, ¿pensaría la gente que no era lo suficiente- mente buena? Recién cuando estaba en octavo grado enfrenté mis temo- res y me postulé como representante. Muchas veces durante esa semana, casi me di por vencida. Pero luego de una semana de campaña agotadora se contaron los votos y, para mi sorpresa, ¡había ganado, y con voto uná- nime! Sin embargo, esto hubiera sido más impresionante si hubiera te- nido un oponente. Sí, por más vergonzoso que sea, estaba aterrada de perder incluso cuando se me había asegurado la victoria. La Biblia nos da un vistazo de cómo serán los resultados finales del conflicto entre el bien y el mal. Alerta de spoiler. Jesús gana, y "plenamente y sin demora el Señor cumplirá su sentencia en la tierra" (Romanos 9:28). Aunque se me había garantizado la victoria en mi épica campaña, tenía que dar algunos pasos para prepararme. Tenía que llenar los do- cumentos correspondientes, decidir qué haría en mi posición y presentar mis ideas ante la clase. Como cristianos, se nos da tiempo ahora para prepararnos a través del reavivamiento y la reforma. Esto Incluye enseñar a otros cómo pasar la eternidad con Dios. Vemos la misión en la orden de Cristo de "vayan y hagan discípulos de todas las naciones" (Mateo 28:19). Pero, al enfrentar este desafío equipados con el poder del Espíritu Santo, no olvidemos que esta ya es la victoria de Cristo, y que cada día nos acerca a la eternidad con él. Lección para jóvenes | 89
  • 13 LAS PROMESAS DE DIOS NUNCA FALLAN El proceso del reavivamiento (Joel 1:1-15) El reavivamiento ocurrirá cuando el pueblo de Dios, a través de la dirección del Espíritu Santo, descubra el contexto del reavivamiento y sus requisitos: “¡Oigan esto, ancianos del pueblo! ¡Presten atención, habitantes todos del país!" (versículo 2). Para que ocurra un reavivamiento en nuestras vidas, lo primero que es necesario es escuchar. ¿Qué debe- ríamos escuchar, en un mundo que ha llegado a ser tan materialista? La respuesta es simple: la Palabra de Dios. Es imprescindible que le- amos la Biblia y meditemos en ella cada día, porque nos dice cuál es la voluntad de Dios para nuestras vidas. "Vístanse de duelo y giman, sacerdotes; laméntense, ministros del altar" (versículo 13). Este versículo se entiende mejor a la luz del ver- sículo 9, donde se menciona que "las ofrendas de cereales y las liba- ciones no se ofrecen ya en la casa del Señor. Hacen duelo los sacerdotes". Por medio de las ofrendas presentadas en el Santuario es que los israelitas podían aprender sobre el Mesías, que sería sa- crificado por los pecados del mundo (Isaías 53:4, 7). Imagina lo do- loroso que debió haber sido para Dios ver que su pueblo olvidaba el sacrificio que haría para ellos. Cristo murió por nosotros. Pagó el precio de nuestros pecados. Él es nuestro Salvador. ¿Cuán a menudo piensas en el sacrificio que hizo por ti? Lo que hizo por nosotros debería motivarnos a vivir una vida de agradecimiento y de servicio fiel. "Entréguense al ayuno, convoquen a una asamblea solemne. Reú- nan a los ancianos del pueblo en la casa del Señor su Dios; reúnan a todos los habitantes del país, y clamen al Señor" (versículo 14). Estos son los últimos requisitos para el reavivamiento. Deberíamos practi- carlos de manera consistente, así como lo hicieron Jesús y sus discí- pulos (Lucas 4:16; Hechos 1:14; 2:1-40). Se considera que lo que ocurrió en Hechos 1 y 2 fue el comienzo del cumplimiento de la pro- mesa de Joel. Dios está listo para hacer su parte. Simplemente, está esperando a que le demos permiso para trabajar en nosotros. Biblia en mano La Gran Comisión de Cristo, en Mateo 28:18 al 20, está acompañada por su gran pro- mesa. ¿Cuál es esta promesa, qué significa en términos prácticos y cómo obtenemos consuelo en ella? ¿Por qué esta promesa es tan importante para nosotros? ¿Cuáles son las maneras en las que tú puedes ser un testigo más efectivo para el Señor? Es decir, ¿qué puedes hacer para ayudar al cumplimiento de Mateo 24:14? DOMINGO 22Septiembre 90 | Lección para jóvenes
  • 13 “ESPERANZA DE UN FINAL FELIZ” LUNES 23Todos deseamos experimentar un reavivamiento genuino. Pero al enfrentar los ataques del enemigo y la magnitud del mal que vemos hoy, podemos temer que el reavivamiento no sea posible. Sin embargo, las promesas de Dios nos dan esperanza de un final feliz, que va mucho más allá de nuestra imaginación. "No tiene límite la utilidad de los que ponen el yo a un lado, que permiten obrar al Espíritu Santo sobre su corazón y viven una vida completamente consagrada a Dios" (Consejos para los maestros, p. 394). "Cristo se entregó a sí mismo para ser nuestro sustituto y nues- tra seguridad, y no descuida a nadie. "El que mediante su propia expiación proveyó para el hombre un caudal infinito de poder moral, no dejará de emplear ese poder en nuestro favor. Podemos llevar nuestros pecados y tristezas a sus pies, pues él nos ama [...]. El conformará y modelará nuestro carácter de acuerdo con su propia voluntad. "Todas las fuerzas satánicas no tienen poder para vencer a un alma que con fe sencilla se apoya en Cristo. 'Él da esfuerzo al can- sado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas' (Isaías 40:29)" (Palabras de vida el gran Maestro, pp. 121, 122). "En él tenemos una ofrenda completa, un sacrificio infinito, un poderoso Salvador, que puede salvar hasta lo último a todos los que vienen a Dios por medio de él. Con amor, viene a revelar al Padre, a reconciliar al hombre con Dios, a hacerlo una nueva criatura, reno- vada de acuerdo con la imagen de Aquel que lo creó" (Mensajes se- lectos, tomo 1, p. 377). "Antes que los juicios de Dios caigan finalmente sobre la tierra, habrá entre el pueblo del Señor un avivamiento de la piedad primi- tiva, cual no se ha visto nunca desde los tiempos apostólicos. El Es- píritu y el poder de Dios serán derramados sobre sus hijos" (El conflicto de los siglos, p. 458). Dios provee de lo necesario para que se complete la obra en nos- otros. La única persona que puede interponerse ante lo que Dios quiere que tú seas eres tú mismo. Biblia en mano ¿Cuáles son los símbolos que los siguientes textos usan para indicar el derrama- miento del Espíritu Santo? Joel 2:21-24, 28-32; Santiago 5:7, 8. ¿Cómo debemos en- tender lo que significan? Lección para jóvenes | 91 Septiembre
  • 13 PODEROSO COMO DINAMITA El libro de los Hechos de los apóstoles podrían llamarse Hechos del Espíritu Santo, ya que en Hechos 1:8 Jesús hizo la siguiente pro- mesa a sus discípulos: "Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre us- tedes, recibirán poder, y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra". La palabra dúnamis, traducida como "poder", se refiere al poder sobrenatural que reciben únicamente aquellos sobre quienes desciende el Espíritu Santo. Este poder es para testificar. Proporciona (1) poder interior; (2) poder para proclamar el Evangelio; (3) poder para llevar a otros a Dios. El testimonio presentado por el Espíritu sería una señal distin- tiva de la iglesia cristiana. La palabra dinamita (explosivo muy pode- roso) deriva de la misma palabra que dúnamis. Esto nos da una idea de lo poderoso que es el Espíritu Santo. Hechos 1:15 nos dice que en ese tiempo había aproximadamente 120 discípulos. Como había cerca de cuatro millones de judíos en Pa- lestina, menos de una de cada treinta mil personas eran cristianos. ¡Qué gran desafío enfrentaron los primeros discípulos! Había tan pocos, y no tenían la tecnología con la que contamos ahora. Pero, con el poder del Espíritu Santo "dinamitaron" su mundo con el evangelio y lograron grandes resultados (Hechos 2:47). Un éxito semejante, ¿era solo para esos cristianos? Hechos 1:8 nos da la respuesta: "Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre uste- des, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra" (énfasis aña- dido). La Iglesia Adventista está creciendo rápidamente, y la tecnolo- gía seguirá mejorando nuestra habilidad de difundir el evangelio. Sin embargo, no tendremos éxito si no tenemos el dúnamis prometido, si no somos reavivados y reformados. Hay personas lejos y cerca que necesitan del amor que solo puede compartir quien ha experimen- tado a Dios en su vida. Biblia en mano ¿Qué preparación es necesaria para recibir el poder del Espíritu Santo? Hechos 1:14; Zacarías 10:1; Hechos 3:18-20; 4:31; Salmo 119:25; Juan 6:63. ¿Cuál es el resultado natural de la renovación espiritual en nuestra vida? ¿A dónde conduce todo reavivamiento y reforma espiritual? Salmo 51:10-13; Hechos 4:13, 20; 5:33; 8:4. Los primeros discípulos "dieron vuelta" al mundo con su predicación y su testimonio. ¿Por qué no se dice esto de nosotros? MARTES 24 92 | Lección para jóvenes Septiembre
  • 13 “LEVÁNTATE Y RESPLANDECE” ´MIÉRCOLES 25Las últimas palabras que Jesús dijo a sus discípulos fueron: "Reci- birán poder" y "serán mis testigos" (Hechos 1:8). Así resumió la razón de la existencia de la iglesia. Hemos recibido la promesa, y los re- cursos están disponibles. La pregunta es: "¿Cómo podemos dejar que el Espíritu Santo nos use?" 1. Una manera es presentada en Isaías 60:1 y 2: "¡Levántate y res- plandece, que tu luz ha llegado! ¡La gloria del Señor brilla sobre ti! Mira, las tinieblas cubren la tierra, y una densa oscuridad se cierne sobre los pueblos. Pero la aurora del Señor brillará sobre ti; ¡sobre ti se manifestará su gloria!" Dios nos ha puesto como luces en este mundo de oscuridad, para que a través de nuestras buenas obras otros aprendan sobre la salvación (Mateo 5:14-16). Tales buenas obras solo pueden lograrse por la presencia del Espíritu Santo y los dones espirituales que nos da. 2. Otra manera en que el Espíritu Santo nos usa para fomentar el reavivamiento y la reforma es entrenando a otras personas para ilu- minar el mundo con el evangelio. Jesús mismo preparó a sus discí- pulos para enseñar al mundo sobre la salvación a través de sus vidas transformadas, sermones y testimonios personales. Más tarde, eligió a 72 personas más y las mandó en parejas (Lucas 10:1), con la auto- ridad de sanar enfermedades y predicar el evangelio. Cristo nos llama a enseñar a otros sobre el reavivamiento y la re- forma. Pon tu vida en las manos de Jesús, para que él pueda revivirte y transformarte por medio del poder del Espíritu Santo. Así, tú tam- bién podrás compartir las buenas nuevas de la salvación. Cuando estés en una relación con Jesús, tú también podrás levantarte y res- plandecer. Biblia en mano Lee los siguientes pasajes y describe lo que el fuego representa en la Biblia. Éxodo 3:2-4; 24:17; 1 Reyes 18:24; Malaquías 3:2, 3; Hechos 2:1-4; Hebreos 12:29. La gloria de Dios, su carácter amante, se revelará al mundo. ¿Cómo puedes tú ahora, en tu propio círculo, revelar esa gloria en tu vida? ¿Qué requeriría de tu parte? Lección para jóvenes | 93 Septiembre
  • 13 GOTAS QUE TRANSFORMAN Siempre disfruté de jugar bajo la lluvia. Desgraciadamente, vivía en un lugar en el que casi nunca llovía, y cuando llovía apenas mo- jaba las hojas de los árboles. Un año, tuve la oportunidad de viajar a otro país con mi hermano, para aprender otro idioma. Tenía ocho años, y estas vacaciones fueron, en realidad, meses de arduo estudio. Una de las veces que llamamos a nuestros padres, nos contaron algo que no esperábamos escuchar. Había llovido fuerte en nuestra ciu- dad. El río se había desbordado y gran parte de la ciudad estaba in- undada. "¡Cayeron grandes gotas por mucho tiempo!", nos dijeron. "¡Había grandes charcos por todos lados!" ¿Cómo puede ser que llueva justo cuando no estoy allí?, me preguntaba. Esta historia refleja la vida que muchos estamos viviendo. Muchos de nosotros crecimos en la iglesia y siempre quisimos ver el derra- mamiento del poder de Dios, pero en lo profundo de nuestro corazón pensábamos que era imposible. Hay otro grupo de gente que, sa- biendo lo difícil que sería ver algo de esta magnitud, decidió aban- donar el fundamento. Así, perdieron la oportunidad de ver las manifestaciones maravillosas del Espíritu Santo. ¿En qué grupo estás? El reavivamiento y la reforma son esenciales para vivir una vida cris- tiana. Mientras tú lees esto, hay personas que son bautizadas y que asisten a reuniones y campañas de evangelización en todo el mundo. El Espíritu Santo está despertado a la iglesia. Pero ¿qué nos falta? ¿De qué manera estás participando de este gran movimiento? Ahora mismo, adonde estás, pide al Padre que te reavive y te re- forme. Así como yo soñaba con jugar bajo la lluvia cuando era niña, seguiré deseando sentir que las gotas poderosas del amor de Cristo son derramadas sobre mi vida. ¡Que Dios nos bendiga a cada uno de nosotros! Biblia en mano Lee Apocalipsis 12:17; 17:13,14; 19:11-16. ¿Cuál es el mensaje central de estos tex- tos? Nuestro mundo se está desmoronando. ¿Hay algo que importe más que el abrir nues- tros corazones a Jesús, y suplicar el reavivamiento y la reforma, tan necesarios no solo para cada uno individualmente, sino también para la iglesia en general? ¿Qué sucedería si nuestros corazones estuvieran totalmente entregados a Cristo, y com- pletamente consagrados a esparcir este mensaje al mundo? JUEVES 26 94 | Lección para jóvenes Septiembre
  • 13 RECUERDA VIERNES 27Cuando somos libres del pecado y sus consecuencias, podemos volar libremente hacia el destino que Dios diseñó en un comienzo para nosotros. El pecado trae consigo una terrible maldición, que nos debilita y destruye. Dios promete borrar esa maldición y su causa, también. Cuando su poder y su mensaje, demostrados en el Calvario, entran en nuestros corazones, inevitablemente ocurre un reaviva- miento. Entonces somos transformados con una mente renovada, y somos libertados de las conductas y las actitudes pecaminosas que habían perpetuado en nosotros culpa, ansiedad y vergüenza. Lección para jóvenes | 95 CONSIDERA » Visita un área natural o un parque con mucho follaje justo des- pués de una lluvia importante. Observa cómo la lluvia rejuvenece el follaje. Aplica esta metáfora a tu vida espiritual. » Compón una canción cuyo tema esté relacionado con la liber- tad espiritual, la renovación personal, el rejuvenecimiento emocional y la reanimación divina. » Habla con un grupo de amigos sobre qué ideas, prácticas y estrategias han ayudado a un reavivamiento personal en sus vidas. » Piensa en un momento en que te sentiste muy cerca de Dios. Nota las circunstancias, los tiempos y las personalidades que contri- buyeron a esa experiencia. » Dibuja o haz una escultura de una llama de fuego, el símbolo tradicional del reavivamiento. » Toma fotografías de escenas y experiencias que ilustren algo muerto produciendo vida, vida luchando por sobrevivir o vida en sus expresiones más radiantes. AMPLÍA Isaías 60; Miqueas 7:18-20; Sofonías 3:9-20; 2 Corintios 5:17-21; Apocalipsis 22:17; El camino a Cristo, capítulos 7 y 13. Colaboraron esta semana: Angela Brown, Ñaña, Lima, Perú; Joseph S. Sánchez Moreno G., Ñaña, Lima, Perú; Samuel Antonio Andrade Zúñiga, Lima, Perú; Rubén Casabona Alfaro, Ñaña, Lima, Perú; Katty Richard Alarcón, Lima, Perú; Max Choque Ortega, Ñaña, Lima, Perú; Dan Solís, College Place, Washington, EE.UU. Septiembre