Leccion joven 07: armados para la victoria
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Leccion joven 07: armados para la victoria

on

  • 8,079 views

armados

armados
para la victoria

Statistics

Views

Total Views
8,079
Views on SlideShare
1,470
Embed Views
6,609

Actions

Likes
0
Downloads
19
Comments
0

10 Embeds 6,609

http://gramadal.wordpress.com 6268
http://www.fulladventista.net 231
http://www.cristianosadventistas.com 35
http://www.apce.pe 34
http://recursos-adventistas.es.tl 22
http://apce.pe 14
http://google.gramadal.wordpress.com 2
http://www.google.com.mx 1
http://gramadal.wordpress.com&_=1353422494421 HTTP 1
http://gramadal.wordpress.com&_=1353422831218 HTTP 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Leccion joven 07: armados para la victoria Leccion joven 07: armados para la victoria Document Transcript

  • lección 710 al 16 de noviembre armados para la victoria «Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza». Efesios 6: 13
  • sábado 10 de noviembre Efesios 6: 10-18 Introducción La armadura de Dios Nuestra única esperanza Algunos investigadores sometieron a un grupo de niños de cuatro años de edada una serie de exámenes con el fin de medir su capacidad para controlarse.* Losniños fueron colocados en una habitación donde bien galletitas, dulces y otras golo-sinas. Un investigador les dijo que si podían esperar hasta que él regresara, podríantomar dos golosinas en vez de una. Los niños también tendrían la opción de tocarun timbre mientras el investigador estaba ausente. Al hacerlo, el investigador regre-saría y el niño podría comer una golosina, aunque no una segunda. Los niños fue-ron clasificados como individuos con un nivel de control bajo, promedio, o alto;dependiendo del tiempo que podían esperar antes de comer la golosina. Como cris-tianos, las tentaciones nos asaltan a diario. Sin embargo, podemos fortalecernos conlos resultados del experimento anterior. Si los niños podían encontrar la pacienciapara esperar y creer que tendrían una recompensa mayor al final; luego nosotroscomo cristianos tendremos una mayor expectativa de la recompensa que nos espe-ra: la vida eterna. No te rindas. La salvación es algo asequible. La santidad es alcanzable. En aquel experimento los niños que esperaron por su recompensa no cedieronante la auto gratificación, distrayéndose. Nosotros como cristianos, por otro lado,tenemos un mejor método para resistir las tentaciones. Nuestra única esperanza desalvación está asociada a llevar la total armadura de Dios. ¿Cómo podemos lograreso? Será una gran lucha. Será una pelea. Hoy en día el pecado abunda mucho másque en el pasado. Satanás lanza muchos más dardos (Efe. 6: 16). Al leer cuidadosa-mente Efesios 6: 10-18 aprendemos que cada parte de la armadura de Dios es nece-saria, y que la oración es algo fundamental. En la lección de esta semana analizaremos la forma de vestirnos con la armadurade Dios. Aunque en ocasiones las tentaciones parezcan cada vez más difíciles de re-sistir, muchas de las partes de la armadura nos ayudarán en nuestra lucha. No te rin-das. La salvación es algo asequible. La santidad es alcanzable. Continúa en la carrera.Sigue luchando en contra de las tentaciones utilizando la fortaleza del Señor, hastaese día glorioso cuando no seas tentado más.______________*«Don’t! The secret of self-control». Jonah Lehrer, The New Yorker, 18 de mayo del 2009 http://www.newyorker.com/reporting/2009/05/18/090518fa_fact_lehrer (consultado el 9 de octubre del 2011). Melissa J. Peters, Bridgeport, Connecticut, EE. UU. 67
  • domingo11 de noviembre Logos Efesios 6: 10-18 Hecho a la medida «¿Te atreverías a salir de tu casa desnuda?» Mi amiga sonrió y dijo: «¡Desde luego que no!». Hay algunas cosas para las cuales siempre encuentras tiempo, sin importar lo tarde o lo adormecidos que estemos. Piensa en tu devoción personal como algo que equivale a ponerse la ropa. ¿A qué hora te levantas? Levántate quince minutos antes. Comienza con ese sencillo paso. Parece algo simple, pero ¿cómo se puede leer un libro que ha per- dido su encanto? La comunión con Dios no es algo que únicamente tiene que ver con los sentimientos. De otra forma, nos convertiríamos en adoradores ocasionales: acudien- do a la Palabra de Dios cuando nos cruzamos con él, y alejándonos de la Biblia cuando la misma no nos entretenga ni se adapte a nuestro itinerario. La devoción personal, sin embargo, demanda algo más: dedicación. La dedicación, por otro lado, es tan impor- tante como la pasión. De esta forma, las devociones serían como un uniforme o un traje utilizado para el trabajo, en lugar de ser parecidas a una ropa deportiva. No deben ser algo casual, algo que te tiras por encima. Pablo explica precisamente el tipo de indu- mentaria que debemos ponernos. Lee Efesios 6: 11-13. Debido a que todos somos diferentes, la armadura de cada persona debe ser hecha a la medida. De igual forma, las devociones personales deben ser algo individual. Cada uno de nosotros debe analizar sus debilidades, los desafíos que enfrentamos y los logros que hemos alcanzado. Si determinado autor que te ha impactado, comienza por allí. Si la música te conmueve, sumérgete en ella. Encuentra formas de conectarte con Dios y comienza por eso. Luego, añade otros métodos devocionales. Aumenta el tiempo de tus devociones, medita en la Palabra de Dios, hora a las cuatro de la mañana, escribe poe- mas, ilustra historias de la Biblia. Sin importar lo que coloques en tu armadura, habrá en ella algunas piezas clave que son fundamentales. Un buen soldado necesita un cinturón (Efe. 6: 14) La lucha es de por sí complicada, sin tener que añadirle la preocupación de que no se caigan tus pantalones. Un cinturón protege la espada y mantiene la ropa del soldado en su lugar. Sin el cinturón de la verdad, si utilizamos mentiras y engaños, corremos el riesgo de ser desenmascarados en cualquier momento. Una coraza de justicia (Efe. 6: 14) Luego Pablo menciona «la coraza de justicia». Esta parte de la armadura protege el pecho. Ser bueno, noble y decente ayuda a mantener nuestros corazones en un estado de pureza y nos libra de experimentar muchos de los terribles daños del pecado y de la culpabilidad. Un buen par de zapatos (Efe. 6: 15) Calzados «con la disposición de proclamar el evangelio» es otro componente fun- damental del equipo de un soldado. Con el evangelio de paz impreso en tu mente, podrás navegar a través de cualquier situación difícil que se te presente. El poder de un escudo (Efe. 6: 16) «Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual pueden apagar todas las flechas encendidas del maligno». La fe es un consuelo cuando nuestras inquietantes 68
  • preguntas no obtienen respuestas. Podemos confiar que Dios es bueno y que abriránuestros ojos cuando lo crea conveniente. Sin esta confianza, ¿cómo podremos soportarlos ataques de Satanás? Podemos confiar que Dios es bueno y que abrirá nuestros ojos cuando lo crea conveniente.¿Dónde está tu casco? (Efe. 6: 17) Recuerdo que cuando era niña mi madre insistía en que usara rodilleras, coderas ymuñequeras cuando montaba en bicicleta. Ella fue cediendo gradualmente en sus exi-gencias, pero nunca dejó de mencionar el casco. ¿Por qué será que estamos dispuestos atener frentes y cabellos grasientos y sudorosos? Es porque nuestros rostros y cerebros sonmuy importantes. Vemos, escuchamos, gustamos y nos comunicamos con los órganosque están en la cabeza. La gente nos identifica viendo nuestro rostro. Nuestra mente nosdiferencia de los animales y nos permite controlar nuestras acciones. Un fuerte golpe enla cabeza puede causar un daño mucho mayor que uno recibido en alguna extremidad.Sin la esperanza de la salvación, cualquier accidente, error o tragedia sería mucho másgrave; pero con la promesa de la eternidad sabemos que nuestras identidades y caracte-res están seguros, sin importar lo que suceda a nuestros cuerpos.Una espada es necesaria (Efe. 6: 17) Hasta aquí las partes de la armadura que se han mencionado sirven para proteger-nos; pero ahora Pablo menciona un instrumento de ataque. Las espadas cortan, sirvenpara atacar y matar. Por tanto, ¿por qué debemos llevar una? La Palabra de Dios puedepenetrar a través de las tinieblas que rodean a un corazón frío. Su Espíritu puede lucharactivamente con nosotros. Cuando Jesús se dirigió al desierto para ser tentado, él y Sa-tanás se enfrascaron en una lucha donde el destino del mundo dependía de respuestascorrectas. Satanás se goza en atacar nuestro conocimiento bíblico. Si no estamos prepa-rados él podría asestarnos un rudo golpe que sacudirá nuestra fe, al punto de que nopodremos recuperarnos. Después de completar la lista relacionada con la armadura, Pablo concluye exhor-tando a sus lectores a que oren: «Oren en el Espíritu en todo momento, con peticionesy ruegos. Manténganse alerta y perseveren en oración por todos los santos» (Efe. 6: 18).Su tono repetitivo enfatiza la importancia de lo que él afirma. Debemos orar con el finde permanecer aleratentos te los peligros que rodean nuestras almas. Debemos orar porquienes nos rodean para que ellos no olviden la urgencia con que todos debemos buscara Cristo a diario. Todo lo podemos, pero únicamente mediante Jesús que nos fortalece.PARA COMENTAR1. ¿Por qué no podemos utilizar únicamente una parte de la armadura?2. ¿Por qué se incluye en la lista un arma de ataque? Melissa Breetzke, Burtonsville, Maryland, EE. UU. 69
  • lunes 12 de noviembre Marcos 13: 33-37; 14: 38; Testimonio Efesios 6: 18; Señor, ¡despiértanos! Filipenses 4: 6 «Satanás está obrando en la atmósfera; la está envenenando, y nosotros depen- demos de Dios para la protección de nuestras vidas: de nuestra vida actual y eterna. Y por encontrarnos en la posición en que estamos, necesitamos estar bien despiertos, plenamente consagrados, completamente convertidos y cabalmente dedicados a Dios. Pero al parecer permanecemos inactivos como si estuviésemos paralizados. ¡Dios del cielo, despiértanos!» (Manuscrito 1, 1890). «Hoy necesitamos proclamar la verdad con santa intrepidez». »Los que trabajan actualmente en la obra de Dios tendrán que hacer frente a pruebas tales como las que Pablo soportó en su obra. Satanás procurará apartar de su fe a los conversos utilizando los mismos métodos engañosos y jactanciosos. Introdu- cirá teorías que no será prudente analizar. Satanás es un obrero astuto, e introducirá engaños sutiles a fin de oscurecer y confundir la mente y desarraigar las doctrinas de la salvación. Aquellos que no acepten la Palabra de Dios literalmente, caerán en esa trampa. »Hoy necesitamos proclamar la verdad con santa intrepidez. La siguiente decla- ración dada a la iglesia primitiva por el mensajero del Señor, debe ser escuchada por su pueblo en la actualidad: “Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro Evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema” (Gál. 1: 8).»1 «Si el Salvador de los hombres, a pesar de su fortaleza divina, necesitaba orar, ¡cuánto más debieran los débiles y pecaminosos mortales sentir la necesidad de orar con fervor y constancia! Cuando Cristo se veía más fieramente asediado por la ten- tación, no comía. Se entregaba a Dios, y gracias a su ferviente oración y perfecta sumi- sión a la voluntad de su Padre salía vencedor. Sobre todos los demás cristianos pro- fesos, debieran los que profesan la verdad para estos últimos días imitar a su gran Ejemplo en lo que a la oración se refiere».2 PARA COMENTAR 1. ¿Qué cambios radicales se verían en nuestras vidas si tomáramos en serio los ante- riores consejos y advertencias? 2. ¿En qué forma podrías hacer del estudio de la Biblia una parte integral de tu vida, de manera que puedas identificar los sutiles engaños de Satanás? ¿Memorizando, meditando, estudiando con diligencia? ¿Qué más? 3. ¿Es la oración una parte vital de tu vida? ¿En qué formas puedes hacer de ella algo de mayor relevancia? ______________ 1. Mensajes selectos, t. 2, p. 60. 2. Consejos sobre el régimen alimenticio, p. 61. Joneen Wilson, Edinburg, Texas, EE. UU. 70
  • martes 13 de noviembre Evidencia Efesios 6: 13-18 Armados para la victoria Como hijos de Dios, tenemos los recursos del cielo a nuestra disposición; ade-más de que contamos con la victoria de Jesús. Sin embargo, debes reclamar dichavictoria personalmente y decidir que vas a usar cada componente de la armadura.La armadura mencionada por Pablo seguía el modelo utilizado por los soldados ro-manos. La Biblia es tu arma. Estúdiala. El cinturón de la verdad: Los soldados llevaban una túnica que les llegaba a larodilla, encima de una prenda interior. Con el fin de una mayor libertad de movi-miento, ellos acortaban dicha túnica utilizando el cinturón, de donde colgaba unacorta espada y una daga. La verdad nos hace libres (Juan 8: 32). Debes decidir queconocerás la verdad y que la vivirás y pregonarás; si es que deseas permanecer dellado de Dios (Sal. 15: 1, 2). La coraza de justicia: Con frecuencia la misma era confeccionada de unamalla metálica formada por anillos y mantenida en su lugar mediante correas decuero. La misma cubría el torso, protegiendo los órganos vitales. Tú posees justiciagracias a Jesús, pero debes decidir que caminarás por sendas de justicia. Es otrorequisito para que permanezcas con Dios (Sal. 15: 1, 2). El calzado del evangelio: Los soldados romanos usaban sandalias que protegíansus pies de las asperezas del terreno y quizá de los peligros de las batallas. Parte detu armadura es la preparación para ser utilizado o utilizada por Dios de forma quelos demás puedan escuchar acerca de él (Rom. 10: 14, 15). El escudo de la fe: Para el combate cuerpo a cuerpo, el soldado utilizaba unescudo pequeño de piel gruesa, con un marco de madera o de metal. El escudo ser-vía para desviar el daño por una espada, una lanza, o un dardo. Cuando Satanásse acerca a ti con un pensamiento malsano o con una tentación, tu fe en Dios y ensus promesas te servirán de escudo (1 Juan 5: 4). El casco de salvación: Un golpe en la cabeza puede ser fatal, por lo que uncasco de hierro o de bronce con sus protectores faciales y de cuello, era de vitalimportancia. Conocer que posees la salvación (1 Juan 5: 13) te coloca en una posi-ción de confianza respecto a Dios de forma que puedes acudir confiadamente a élen busca de socorro (Heb. 4: 16), con la certeza de que se te prestará ayuda. La espada de Dios: Las únicas armas de un soldado eran una espada corta dedos filos y una daga o puñal que llevaba en la cintura. En ocasiones portaban dosjabalinas de seis pies de largo, que utilizaría de acuerdo con las circunstancias. LaBiblia es tu arma. Estúdiala a diario, en cualquier momento que enfrentes algunatentación. Velando y orando: Aunque estos elementos no son parte de una armadura, losmismos son siempre importantes en tu preparación y actitud. Sherry Manison, Smithsburg, Maryland, EE. UU. 71
  • miércoles 14 de noviembre Cómo actuar Salmo 119: 11; Lucas 4: 1-14No dejes que tu armadura acumule polvo Durante siglos las armaduras han servido para proteger a los soldados en las bata- llas Los caballeros medievales utilizaban armaduras de cuerpo completo con una pe- queña rendija para que el usuario pudiera ver. Esta imagen mental es probable que sea la que nos venga a la mente cuando leemos acerca de la armadura espiritual en Efesios 6: 11-17. A diferencia de los caballeros medievales, los cristianos tienen a su alcance toda la armadura de Dios: gratis, comprada con la sangre de Jesucristo. Sa- tanás es como un león rugiente que de manera constante busca devorarnos (1 Ped. 5: 8). Por tanto, es muy importante que no solamente nos pongamos toda la arma- dura de Dios ¡sino que la sigamos usando! Al observar algunas normas podremos uti- lizarla en forma efectiva: Estudia el mapa antes de que comience la jornada diaria. Conéctate a la fuente de poder. Jesús estableció la norma para hacer esto. «Muy de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, Jesús se levantó, salió de la casa y se fue a un lugar solitario, donde se puso a orar». (Mar. 1: 35). La oración era muy impor- tante para nuestro Salvador mientras él estuvo en la tierra, luego piensa lo importante que será para nosotros comunicarnos con Dios por este medio. Estudia el mapa antes de que comience la jornada diaria. Es importante leer la Palabra de Dios cada día. Si no sacamos tiempo para llevar pensamientos positivos a nuestras mentes, seremos fácilmente desviados de la senda cristiana. Memoriza las Escrituras y medita en ellas. Aprender de memoria textos bíbli- cos podría parecer anticuado, cuando la mayor parte de nosotros podemos utilizar nuestros teléfonos móviles y consultar la Palabra en los mismos. Sin embargo, nada nos ayudará más a resistir las tentaciones que atesorar en nuestras mentes y corazo- nes diferentes pasajes de las Escrituras (Sal. 119: 11). Jesús pudo utilizar la espada de la Palabra porque había memorizado las Escrituras (Luc. 4: 1-14). Sin importar lo que hagas, recuerda que tu armadura no debe estar arrinconada llenándose de polvo. PARA COMENTAR 1. ¿Por qué es importante comenzar el día con una oración? 2. ¿Cómo puedes equilibrar tu congestionado itinerario con el fin de incluir a diario unos momentos de quietud con Dios? 3. ¿Por qué se compara a la Palabra de Dios con una espada? David Peters, Bridgeport, Connecticut, EE. UU. 72
  • jueves Opinión 15 de noviembre Efesios 6: 13-17 ¡Es muy posible! Dios nos ordena que nos pongamos toda su armadura porque en cada momen-to del día estaremos caminando por territorio enemigo, y la única forma de sopor-tar los avances del diablo es utilizando dicha armadura. Al aceptar esta verdad es im-portante que sepamos también el papel que cada parte desempeña. El cinturón dela verdad nos protege de las mentiras de Satanás. No debemos subestimar dichasmentiras porque a menudo ellas están mezcladas con la verdad. Sin embargo, Jesúsnos ofrece el remedio: «Yo soy el camino, la verdad y la vida». Él es el cinturón quenos ofrece seguridad en un mundo inseguro. La coraza de justicia es una importan-te pieza de esta armadura. La coraza protege a la parte superior del cuerpo en con-tra de golpes mortales. De la misma forma, portar la justicia divina, obedecer susmandamientos, nos libra de la muerte. Somos llamados a ir por todo el mundo conel calzado de la presteza del evangelio de paz. En otras palabras, debemos compartircon los demás el evangelio de Cristo. Aunque el escudo nos resguarda físicamente,la fe nos protege de manera espiritual: especialmente en las pruebas. En lugar deespaciarnos en los desánimos de este mundo, debemos mantenernos enfocados enCristo y en el don de la salvación, mediante el casco de la salvación. ¡Hemos sido sal-vados! Debemos aferrarnos a esa verdad. ¡Hemos sido salvados! Debemos aferrarnos a esa verdad. La mayor parte de los componentes de la armadura de Dios nos sirven de pro-tección. Sin embargo, la espada del Espíritu sirve para luchar en contra del enemigo.En Efesios 6: 16 se nos dice que el diablo utiliza dardos de fuego en contra de noso-tros. De haberlo deseado, Dios nos habría entregado diversas armas para que fueramás fácil luchar a distancia en contra del diablo. Sin embargo, no lo hizo por algu-na razón. Dios no desea cristianos complacientes o temerosos. Él nos pide que sea-mos luchadores esforzados, preparados y dispuestos a defender nuestra fe y a hacerque el enemigo huya. Incluso con la armadura de Dios, aún necesitaremos conocer cómo librar estabatalla espiritual. En cualquier contienda resulta indispensable no ignorar las estra-tegias de nuestro enemigo. Tomemos como ejemplo una pelea de boxeo o un encuen-tro de lucha. En el momento que aparte es la mirada de tu contrincante, él te gol-peará. Para cuidarnos en contra de los ataques arteros de Satanás, debemos man-tener nuestros ojos fijos en Cristo. ¡Entonces la victoria será nuestra!PARA COMENTAR1. ¿Qué factores crees que persuade a los cristianos para quien no vivan de acuerdo a los principios divinos?2. ¿Consideras que te falta alguna pieza de la armadura de Dios? ¿Qué puedes hacer respecto a esa carencia? Vanessa Estime, Norwalk, Connecticut, EE. UU. 73
  • viernes 16 de noviembre Exploración Efesios 6: 13 El mejor uniforme de todos PARA CONCLUIR La lección de esta semana presenta la necesidad de prepararnos para resistir y combatir los ataques de Satanás. Las herramientas necesarias son impresionantes in- cluso en su aparente sencillez: una conexión con Cristo mediante la oración, el estu- dio de la Biblia y la internalización de sus verdades además de memorizar los textos de la misma. Pablo compara dicha preparación con la armadura corporal utilizada por los soldados romanos, algo que era familiar para sus lectores. Al mismo tiempo enfatiza el poder de la Palabra de Dios al compararla con una espada, la mejor arma disponible para los soldados romanos. Los soldados de Cristo deben confiar en la «armadura de Dios» con el fin de servirle tan fielmente como sirvieron a Roma aque- llos primitivos soldados. CONSIDERA • Actualizar la analogía de la armadura romana empleando los elementos de un traje espacial encontrados en http: //www.nasa.gov/audience/foreduca- tors/spacesuits /home/clickable_suit.html. Coloca énfasis en los zapatos, en la vestimenta y en el casco mientras los comparas con las funciones del arma- dura romana. ¿Enseñanzas existen entre los dos tipos de protección? • Compara los diferentes elementos de la armadura del soldado romano con los utilizados en «la armaduría de Dios» • Contemplar u observar «armaduras» utilizadas en la naturaleza como son las conchas protectoras, las cortezas de los árboles y otros elementos. Intenta compararlos con la armadura de Dios. • Entrevistar a un soldado que tenga experiencia con su equipo de guerra, pi- diendo que lo compare con la armadura de Dios. • Componer un poema respecto al significado espiritual del armadura de Dios. PARA CONECTAR El camino a Cristo, cap. 3; El conflicto de los siglos, cap. 30. Rick Blondo, Clarksville, Maryland, EE. UU. 74