Dios mio

2,438 views

Published on

http://luzverdadera.blogspot.com

Published in: Spiritual
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
2,438
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
11
Actions
Shares
0
Downloads
24
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Dios mio

  1. 1. Dios mío Página 1 de 4 Dios mío La doctrina de la deidad de Jesús se empeña en forzar y torcer las escrituras para hacernos creer que Jehová y su Hijo son el mismo, que Jesús es Dios o el Yahweh menor de acuerdo a algunas de las variaciones de la doctrina de la trinidad enseñadas por algunos mesiánicos En todo el mal llamado Antiguo Testamento la frase “Dios mío” es usada para referirse a Jehová y no al Mesías. Algunos ejemplos de esto son: Jehová Dios mío, en ti he confiado; Sálvame de todos los que me persiguen, y líbrame, (Salmos 7:1 RV1960) Mas yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación; el Dios mío me oirá. (Miqueas 7:7 RV1960) En el mal llamado Nuevo Testamento la frase “Dios mío” solo aparece 3 veces: en los evangelios de Mateo y Marcos cuando Jesús recitó el primer versículo del Salmo 22. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? ¿Por qué estás tan lejos de mi salvación, y de las palabras de mi clamor? (Salmos 22:1 RV1960) Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? (Mateo 27:46 RV1960) Y a la hora novena Jesús clamó a gran voz, diciendo: Eloi, Eloi, ¿lama sabactani? que traducido es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? (Marcos 15:34 RV1960) Y en el pasaje controversial sobre la incredulidad de Tomás. Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! (Juan 20:28 RV1960) Ahora, todos sabemos que las escrituras no se contradicen y que cuando hay una aparente contradicción se debe a una mala interpretación. Si en todas las escrituras la frase “Dios mío” siempre se refiere a Jehová y si en el NT Jesús clamó a Jehová con esta frase, ¿cómo podemos decir que en el pasaje de Juan 20:28 es una declaración de que Jesús es Dios? No es una declaración sino una exclamación de maravilla al reconocer que Jesús estaba vivo. 1
  2. 2. Dios mío Página 2 de 4 Las escrituras son claras cuando dicen que Dios es invisible y que ningún hombre lo ha visto jamás. A Jesús lo vieron todos, el es visible. Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén. (1 Timoteo 1:17 RV1960) A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer. (Juan 1:18 RV1960) El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. (Colosenses 1:15 RV1960) Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros. (1 Juan 4:12 RV1960) Jesús es la imagen de Dios y no Dios, tal como nosotros fuimos hechos a imagen de Dios. A Dios nadie lo ha visto. Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. (Génesis 1:26 RV1960) Las escrituras son claras cuando dicen que Dios es espíritu. Jesús dijo que el era de carne y hueso, y comió delante de ellos para probarlo. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. (Juan 4:24 RV1960) Mientras ellos aún hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros. Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu. Pero él les dijo: ¿Por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos? Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo. Y diciendo esto, les mostró las manos y los pies. Y como todavía ellos, de gozo, no lo creían, y estaban maravillados, les dijo: ¿Tenéis aquí algo de comer? Entonces le dieron parte de un pez asado, y un panal de miel. Y él lo tomó, y comió delante de ellos. (Lucas 24:36-43 RV1960) 2
  3. 3. Dios mío Página 3 de 4 Así pues queda demostrado que la frase en Juan 20:28 no prueba la deidad de Jesús como muchos creen. Sino que es una frase de exclamación y maravilla. El evangelio de Juan dice claramente que el propósito de este es demostrar que Jesús es el Mesías prometido a Israel. No dice que su propósito es demostrar la deidad de Jesús. Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre. (Juan 20:30-31 RV1960) Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios. (Juan 1:34 RV1960) Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel. (Juan 1:49 RV1960) El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. (Juan 3:18 RV1960) Le dijo: Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, que has venido al mundo. (Juan 11:27 RV1960) Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo; cuando él venga nos declarará todas las cosas. (Juan 4:25 RV1960) Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será éste el Cristo? (Juan 4:29 RV1960) Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. (Juan 6:69 RV1960) Como podrán notar todos estos pasajes del mismo evangelio de Juan dicen que Jesús es el Cristo, el Mesías, el Rey de Israel. Nunca dice que Jesús es Dios. Por lo tanto la frase más correcta en Juan 20:28 debería ser (si hubiese sido una mala traducción o manipulación): Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Rey mío! (Juan 20:28 RV1960) Si la traducción es correcta: : ¡Señor mío, y Dios mío! Entonces es solo una exclamación de maravilla y agradecimiento a Dios de que Jesús está vivo y nada más ya que de lo contrario no estaría en armonía con el resto del mismo evangelio y de todas las Escrituras. 3
  4. 4. Dios mío Página 4 de 4 Jesús mismo dijo que el no es Dios ni tampoco nuestro Dios. Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios. (Juan 20:17 RV1960) Dios es uno. Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. (Deuteronomio 6:4 RV1960) Aprende pues, hoy, y reflexiona en tu corazón que Jehová es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra, y no hay otro. (Deuteronomio 4:39 RV1960) Jesús es nuestro Señor. para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él. (1 Corintios 8:6 RV1960) http://luzverdadera.blogspot.com 4

×