ES MEJOR UNIR QUE SEPARAR.
Queridos amigos: Siempre han existido divisiones entre las personas, los pueblos
e incluso en l...
3º. Domingo Ordinario. Ciclo. A. Madrid. 26 de Enero de 2014.
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Homilía del Domingo 3º del Tiempo Ordinario. Ciclo A. dia 26 de enero del 2014 es mejor unir que separar

749 views

Published on

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
749
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
439
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Homilía del Domingo 3º del Tiempo Ordinario. Ciclo A. dia 26 de enero del 2014 es mejor unir que separar

  1. 1. ES MEJOR UNIR QUE SEPARAR. Queridos amigos: Siempre han existido divisiones entre las personas, los pueblos e incluso en la Iglesia. ¡Qué pena que sigamos escandalizando con nuestras divisiones! Las divisiones nos separa, nos pone tensos, nos hace rivalizar y, a veces, hasta odiar. Las divisiones carcomen la paz, la relación y la armonía entre nosotros. ¡Qué agradables suenan las palabras del apóstol San Pablo: “poneos de acuerdo y no andéis divididos”. (1ª.Cor. 1, 10 – 13). Es decir: • No andéis divididos, en guerra, en desigualdades, en diferencias injustas e innecesarias. • No andéis en rivalidades, en prejuicios, en “dimes y diretes”. Eso mina la fraternidad, la unidad y la solidaridad. Eso, nos separa, nos entristece, nos extravía, nos desalienta y nos desune. • Fijémonos en la actitud de Jesús: la palabra y el signo van unidos. Con su palabra expulsa demonios, perdona pecados, cura enfermos, calma tempestades. Y sus signos son toques a ciegos, sordos, paralíticos, enfermos, leprosos, etc. En Jesucristo los signos y las palabras van juntos. Tal vez, por eso, atraía y seducía; tal vez, por eso, la gente se acercaba a él, porque pacificaba, unía y bendecía. El Señor nos quiere hacer conscientes, que es mejor unir que separar, aunque tengamos que renunciar a ansiedades y egoísmos. ORACIÓN. “Ayúdanos, Señor, a evitar odios, rivalidades y desigualdades. Ayúdanos, Señor, a descubrir que la palabra y el Espíritu, la alegría y el consuelo, el pan y el beso unen, alivian y pacifican. Por el contrario, la desunión, el rechazo, el olvida y el desprecio desgarran y hacen heridas. Ayúdanos, Señor, a unir y no a separar”. Gabriel.
  2. 2. 3º. Domingo Ordinario. Ciclo. A. Madrid. 26 de Enero de 2014.

×