AMAD A VUESTROS ENENMIGOS. (Mt. 5, 38 – 48).
Queridos amigos: En las lecturas de este domingo hay dos exhortaciones, que
n...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

HOMILÍA DEL DOMINDO VII DEL TO. CICLO A. DIA 23 DE FEBRERO DEL 2014. Amad a vuestros enenmigos

721 views

Published on

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
721
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
399
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

HOMILÍA DEL DOMINDO VII DEL TO. CICLO A. DIA 23 DE FEBRERO DEL 2014. Amad a vuestros enenmigos

  1. 1. AMAD A VUESTROS ENENMIGOS. (Mt. 5, 38 – 48). Queridos amigos: En las lecturas de este domingo hay dos exhortaciones, que nos pueden parecer imposibles de realizar y cumplir: “Sed santos como Dios nuestro Padre es santo”. (Lev. 19, 1 – 2). “Amad a vuestros enemigos”. (Mt. 5, 43 – 44). ¿No os parece casi imposible: ser santos como Dios es santo? ¿No os parece difícil de cumplir: “rezar por los que nos persiguen y calumnian, amar a los que nos odian y hacer el bien a quienes nos aborrecen”…? Si creemos en el perdón, es porque creemos “que Dios es compasivo y misericordioso”. (Sal. 102, 1 – 2). Pero, tal vez, tengamos que pedir al Señor que infunda en nosotros “un corazón nuevo” para poder ser santos y misericordiosos como Él, y pedirle también que nos ayude a creer en el PERDÓN. • Señor: enséñanos a creer que la verdadera santidad está en la justicia, en la misericordia, en la caricia, en el amor y en el perdón. No está en si se lo merece o no la persona, sino en que nosotros creamos en ello: En que nosotros creamos, que el principal don y regalo de Dios es el perdón, la misericordia y al amor. • Ayúdanos, Señor, a creer en el PER-DÓN, que es el don en grado superlativo. A creer, que el perdón es el don más preciado que Dios nos concede y el más preciado que podemos ofrecer a los demás. • El mayor don, es poder fijar nuestra mirada compasiva y misericordiosa en el otro. El perdón, es la mayor manifestación del amor. Quien ofrece perdón, recibe paz. El perdón es un gesto de amor y de valentía; nunca debe ser una debilidad ni una derrota. • Enséñanos, Señor, a pedir perdón y a perdonar. Perdonar, es una decisión a favor de un futuro diferente. • Señor: sabemos que no es fácil perdonar. Pero también sabemos, que el perdón es liberador: rompe la dinámica engañosa de la agresividad y la venganza; humaniza a quien perdona y a quien es perdonado. El perdón es un gesto de confianza en el ser humano. • Enséñanos, Señor, a perdonar. Y es que a perdonar también se aprende. La felicidad nace del perdón. Gabriel. 7º. Domingo Ordinario. Ciclo. A. Madrid. 23 de Febrero de 2014.

×