HOMILÍA DEL DOMINDO VII DEL TO. CICLO A. DIA 23 DE FEBRERO DEL 2014. Amad a vuestros enenmigos
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

HOMILÍA DEL DOMINDO VII DEL TO. CICLO A. DIA 23 DE FEBRERO DEL 2014. Amad a vuestros enenmigos

on

  • 748 views

 

Statistics

Views

Total Views
748
Views on SlideShare
478
Embed Views
270

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

4 Embeds 270

http://adelantesandiego.blogspot.com.es 206
http://adelantesandiego.blogspot.com 30
http://adelantesandiego.blogspot.com.ar 30
http://adelantesandiego.blogspot.mx 4

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

HOMILÍA DEL DOMINDO VII DEL TO. CICLO A. DIA 23 DE FEBRERO DEL 2014. Amad a vuestros enenmigos HOMILÍA DEL DOMINDO VII DEL TO. CICLO A. DIA 23 DE FEBRERO DEL 2014. Amad a vuestros enenmigos Document Transcript

  • AMAD A VUESTROS ENENMIGOS. (Mt. 5, 38 – 48). Queridos amigos: En las lecturas de este domingo hay dos exhortaciones, que nos pueden parecer imposibles de realizar y cumplir: “Sed santos como Dios nuestro Padre es santo”. (Lev. 19, 1 – 2). “Amad a vuestros enemigos”. (Mt. 5, 43 – 44). ¿No os parece casi imposible: ser santos como Dios es santo? ¿No os parece difícil de cumplir: “rezar por los que nos persiguen y calumnian, amar a los que nos odian y hacer el bien a quienes nos aborrecen”…? Si creemos en el perdón, es porque creemos “que Dios es compasivo y misericordioso”. (Sal. 102, 1 – 2). Pero, tal vez, tengamos que pedir al Señor que infunda en nosotros “un corazón nuevo” para poder ser santos y misericordiosos como Él, y pedirle también que nos ayude a creer en el PERDÓN. • Señor: enséñanos a creer que la verdadera santidad está en la justicia, en la misericordia, en la caricia, en el amor y en el perdón. No está en si se lo merece o no la persona, sino en que nosotros creamos en ello: En que nosotros creamos, que el principal don y regalo de Dios es el perdón, la misericordia y al amor. • Ayúdanos, Señor, a creer en el PER-DÓN, que es el don en grado superlativo. A creer, que el perdón es el don más preciado que Dios nos concede y el más preciado que podemos ofrecer a los demás. • El mayor don, es poder fijar nuestra mirada compasiva y misericordiosa en el otro. El perdón, es la mayor manifestación del amor. Quien ofrece perdón, recibe paz. El perdón es un gesto de amor y de valentía; nunca debe ser una debilidad ni una derrota. • Enséñanos, Señor, a pedir perdón y a perdonar. Perdonar, es una decisión a favor de un futuro diferente. • Señor: sabemos que no es fácil perdonar. Pero también sabemos, que el perdón es liberador: rompe la dinámica engañosa de la agresividad y la venganza; humaniza a quien perdona y a quien es perdonado. El perdón es un gesto de confianza en el ser humano. • Enséñanos, Señor, a perdonar. Y es que a perdonar también se aprende. La felicidad nace del perdón. Gabriel. 7º. Domingo Ordinario. Ciclo. A. Madrid. 23 de Febrero de 2014.