Guíon Eucaristía. Domingo XXXI del TO. 3 de noviembre del 2013
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Guíon Eucaristía. Domingo XXXI del TO. 3 de noviembre del 2013

on

  • 505 views

 

Statistics

Views

Total Views
505
Views on SlideShare
442
Embed Views
63

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

4 Embeds 63

http://adelantesandiego.blogspot.com.ar 26
http://adelantesandiego.blogspot.com.es 21
http://adelantesandiego.blogspot.com 15
http://adelantesandiego.blogspot.it 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Guíon Eucaristía. Domingo XXXI del TO. 3 de noviembre del 2013 Guíon Eucaristía. Domingo XXXI del TO. 3 de noviembre del 2013 Document Transcript

  • COMUNIÓN. Sois la semilla que ha de crecer, sois la estrella que ha de brillar, sois levadura, sois grano de sal, antorcha que ha de alumbrar. Sois la mañana que vuelve a nacer, sois espiga que empieza a granar. Sois aguijón y caricia a la vez, testigos que voy a enviar. Id, amigos, por el mundo, anunciando el amor, mensajeros de la vida, de la paz y el perdón. Sed, amigos, los testigos de mi Resurrección. Id llevando mi presencia. ¡Con vosotros estoy! 2.- Sois una llama que ha de encender resplandores de fe y caridad. Sois los pastores que han de guiar al mundo por sendas de paz. ORACION Zaqueo se subió al árbol Yo, para seguirte, Señor, para mantener fuerte mi relación contigo, tengo que buscar una postura especial, tengo que elegir una actitud distinta, tengo que salir de la normalidad y retirarme contigo a un lugar tranquilo. Porque cuando me aparto de lo cotidiano, para encontrarme a solas contigo, silenciando los ruidos exteriores y hasta las músicas interiores, es cuando consigo escuchar tu llamada, es cuando te oigo nombrarme por mi nombre, es cuando siento que quieres visitarme, tienes muchas cosas que decirme y un plan de vida especial que proponerme. A veces, Señor, me engaño creyendo que me basta encontrarte en el ruido, pero la verdad es que para hablarme al corazón necesitas que te escuche del todo, apartándome de lo que me distrae, escondiéndome un poco de la actividad, olvidando mi cabeza que te intelectualiza, huyendo de los ocios que me entretienen, y eligiéndote a ti, sobre todas las cosas, como el alimento más importante, el lujo más exquisito y el amante más especial. Entonces, sólo entonces, es cuando disfruto de la oración, de nuestro encuentro y de la fuerza de tu Espíritu como impulso vital. BENDICIÓN Y DESPEDIDA. Anunciaremos tu Reino, Señor, tu Reino, Señor, tu Reino. DOMINGO 31 DEL TO. CICLO C. DIA 3 DE NIVIEMBRE DEL 2013 RITOS INICIALES CANTO DE ENTRADA. Vienen con alegría, Señor, cantando vienen con alegría, Señor, los que caminan por la vida, Señor, sembrando tu paz y amor. (Bis) Vienen trayendo la esperanza a un mundo cargado de ansiedad; a un mundo que busca y que no alcanza caminos de amor y de amistad. SALUDO Y MONICIÓN. ACTO PENITENCIAL. GLORIA. ORACIÓN COLECTA. LITURGIA DE LA PALABRA Lectura del libro de la Sabiduría 11, 22-12, 2 Señor, el mundo entero es ante ti como grano de arena en la balanza, como gota de rocío mañanero que cae sobre la tierra. Pero te compadeces de todos, porque todo lo puedes, cierras los ojos a los pecados de los hombres, para que se arrepientan. Amas a todos los seres y no odias nada de lo que has hecho; si hubieras odiado alguna cosa, no la habrías creado. Y ¿cómo subsistirían las cosas, si tú no lo hubieses querido? ¿Cómo conservarían su existencia, si tú no las hubieses llamado? Pero a todos perdonas, porque son tuyos, Señor, amigo de la vida. Todos llevan tu soplo incorruptible. Por eso, corriges poco a poco a los que caen, les recuerdas su pecado y los reprendes, para que se conviertan y crean en ti, Señor. Palabra de Dios.
  • Salmo responsorial. Sal 144, R. Bendeciré tu nombre por siempre, Dios mío, mi rey. Te ensalzaré, Dios mío, mi rey; bendeciré tu nombre por siempre jamás. Día tras día, te bendeciré y alabaré tu nombre por siempre jamás. R. El Señor es clemente y misericordioso, lento a la cólera y rico en piedad; el Señor es bueno con todos, es cariñoso con todas sus criaturas. R. Que todas tus criaturas te den gracias, Señor, que te bendigan tus fieles; que proclamen la gloria de tu reinado, que hablen de tus hazañas. R. El Señor es fiel a sus palabras, bondadoso en todas sus acciones. El Señor sostiene a los que van a caer, endereza a los que ya se doblan. R. SEGUNDA LECTURA. Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses 1,11-2, 2 Hermanos: Pedimos continuamente a Dios que os considere dignos de vuestra vocación, para que con su fuerza os permita cumplir buenos deseos y la tarea de la fe; para que así Jesús, nuestro Señor, sea glorificado en vosotros, y vosotros en él, según la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo. Os rogamos, hermanos, a propósito de la venida de nuestro Señor Jesucristo y de nuestra reunión con él, que no perdáis fácilmente la cabeza ni os alarméis por supuestas revelaciones, dichos o cartas nuestras, como si afirmásemos que el día del Señor está encima. Palabra de Dios. Aleluya Jn 3, 16 Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único. Todo el que cree en él tiene vida eterna. + Lectura del santo evangelio según san Lucas 19, 1-10 En aquel tiempo, entró Jesús en Jericó y atravesaba la ciudad. Un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de distinguir quién era Jesús, pero la gente se lo impedía, porque era bajo de estatura. Corrió más adelante y se subió a una higuera, para verlo, porque tenía que pasar por allí. Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y dijo: «Zaqueo, baja en seguida, porque hoy tengo que alojarme en tu casa.» Él bajó en seguida y lo recibió muy contento. Al ver esto, todos murmuraban, diciendo: «Ha entrado a hospedarse en casa de un pecador.» Pero Zaqueo se puso en pie y dijo al Señor: «Mira, la mitad de mis bienes, Señor, se la doy a los pobres; y si de alguno me he aprovechado, le restituiré cuatro veces más.» Jesús le contestó: - «Hoy ha sido la salvación de esta casa; también éste es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido.» Palabra del Señor HOMILÍA. CREDO. ORACIÓN DE LOS FIELES. Oh Dios, que no miras las apariencias, sino el corazón del hombre, te pedimos: Por los que se sienten despreciados por la sociedad y no son tenidos en cuenta, por ser de otra cultura, de otro modo de pensar distinto del nuestro. Roguemos al Señor. Por los que han cambiado a una conducta mejor; para que los perdonemos realmente y los tratemos como si lo malo anterior no hubiera sucedido. Roguemos al Señor. Por todos aquellos que buscan a Jesús; para que no les impidamos acercarse a El. Roguemos al Señor. Por todos nosotros; para que la presencia de Jesús nos lleve a repartir y compartir. Roguemos al Señor. Señor, Tú miras el corazón del hombre y te alegras cuando los hombres se convierten. Ayúdanos por Jesucristo, que vive y reina por los siglos de los siglos. LITURGIA EUCARÍSTICA OFERTORIO. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS. PREFACIO Y SANTO. PLEGARIA EUCARÍSTICA. RITO DE LA COMUNIÓN PADRE NUESTRO. RITO DE LA PAZ. CORDERO DE DIOS.