Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Perfil psicológico del niño con dislexia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Perfil psicológico del niño con dislexia

  • 598 views
Published

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
598
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
21
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE SANTIAGO UTESA Área de Ciencias y Humanidades Carrera de Psicología PERFIL PSICOLÓGICO DEL NIÑO CON DISLEXIA Monografía para optar por el título de Licenciado en Psicología PRESENTADA POR: ILUMINADA MUÑOZ LUCIANO MARLENY PEÑA GONELL ASESOR: LUIS BEARD, M.A. Santiago de los Caballeros República Dominicana Agosto, 2014
  • 2. UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE SANTIAGO UTESA Área de Ciencias y Humanidades Carrera de Psicología PERFIL PSICOLÓGICO DEL NIÑO CON DISLEXIA Monografía para optar por el título de Licenciado en Psicología PRESENTADA POR: ILUMINADA MUÑOZ LUCIANO 1-09-6887 MARLENY PEÑA GONELL 2-09-0608 ASESOR: LUIS BEARD, M.A. Santiago de los Caballeros República Dominicana Agosto, 2014
  • 3. PERFIL PSICOLÓGICO DEL NIÑO CON DISLEXIA
  • 4. ÍNDICE
  • 5. DEDICATORIAS ii AGRADECIMIENTOS v RESUMEN viii INTRODUCCIÓN xiv CAPÍTULO I. ASPECTOS GENERALES DE LA DISLEXIA 1.1 Concepto de dislexia 2 1.2 Causas de la dislexia 3 1.3 Tipos de dislexia 6 1.4 Síntomas predominantes 10 CAPÍTULO II. TRASTORNOS CAUSADOS POR LA DISLEXIA 2.1 Criterios diagnósticos para la dislexia en el DSM-IV 13 2.2 Alteraciones asociadas al trastorno 21 2.2.1 Trastorno de escritura 22 2.2.2 Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad 23 2.2.3 Trastorno del cálculo 23 2.2.4 Trastorno de la coordinación 24 2.2.5 Trastornos afectivos y/o comportamentales 24 CAPÍTULO III. CONSECUENCIAS DE LA DISLEXIA EN EL ÁMBITO ESCOLAR 3.1 Etapa pre-escolar 27 3.2 Etapa escolar 28 3.3 Evaluación del perfil psicopedagógico 31 3.3.1 Nivel intelectual 32 3.3.2 Análisis específico lecto-escritura 32 3.3.3 Exploración perceptivo-motriz 33 3.3.4 Evaluación del temperamento/personalidad 34
  • 6. CAPÍTULO IV. TRATAMIENTO DE LA DISLEXIA. 4.1 Métodos psicopedagógicos 37 4.2 El tratamiento en las diferentes edades 41 4.3 Estrategias de compensación 43 4.4 Terapias para la dislexia 45 CONCLUSIONES 54 BIBLIOGRAFÍA 59
  • 7. DEDICATORIAS
  • 8. A Dios, por ayudarme cada momento de mi vida y por permitirme iii culminar la carrera profesional. A mi madre Lucia, por ayudarme a luchar para lograr mi meta académica y por apoyarme en mis estudios. A mi padre Rigoberto, por enseñarme desde pequeña a luchar por alcanzar mis metas y por haberme incentivado a cumplir la meta de ser una profesional. A mi esposo, por brindarme su apoyo, comprensión y paciencia, en la realización de este proyecto. Iluminada
  • 9. A Dios, señor y dador de vida, por ser mí guía, por ayudarme y iv mostrarme el camino a seguir. A mis padres, Sebastián y Danny, por darme la vida y por ayudarme a cumplir la meta de ser profesional. A mi hijo Jamil Castro, comparto mi logro con él, ya que ha sido la inspiración para lograr este proyecto. A mis hermanos, Gerson y Geovanna, por ser parte importante en mi vida y por brindarme el apoyo durante el tiempo de estudio, para ayudarme a alcanzar mis sueños. A Gabriel, por su apoyo incondicional, por demostrarme que con esfuerzo se puede alcanzar las metas. A mis abuelos, Domitila y Miguel, por regalarme sus buenos consejos. A mis amigos, Iluminada, Fior, Mariely, Carlos y Aníbal, por estar a mi lado en cada momento. Marleny
  • 10. AGRADECIMIENTOS v
  • 11. A Dios, gracias señor por ayudarnos en este proceso de preparación profesional, donde siempre nos diste la fuerza y la sabiduría vi para lograr nuestros objetivos. A la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA), por permitirnos desarrollarnos como profesionales. A nuestros asesores, por su apoyo y empeño para la realización exitosa de esta monografía. A nuestros familiares, por su apoyo incondicional. Por demostrarnos que contamos y que siempre contaremos con ellos. Iluminada y Marleny
  • 12. RESUMEN vii
  • 13. La dislexia se considera como la dificultad en la lectura, que imposibilita su comprensión correcta. Erróneamente, el término se aplica, a la dificultad para una correcta escritura, en este caso, el término viii apropiado, es el de digrafía. En psicología y psiquiatría, se define la dislexia, como una discrepancia entre el potencial de aprendizaje y el nivel de rendimiento de un sujeto, sin que exista cualquier tipo de problema, ya sea sensorial, físico, motor o deficiencia educativa. Es un problema preocupante a nivel mundial, por las implicaciones para el paciente. La dislexia produce alteraciones, que afectan a la funcionalidad de la conducta lectora, que impide niño que padece este trastorno, extraer eficazmente la información que lee y, por tanto, afecta a su aprendizaje, adaptación académica, personal y social. La importancia del tema radica, en que este trabajo de investigación, pretende describir las características que presentan los niños disléxicos, tratando de establecer, un perfil psicológico de los mismos. El objetivo general, es identificar las características que forman parte del perfil psicológico del niño con dislexia.
  • 14. La metodología utilizada en esta investigación, ha sido explicativa y bibliográfica, ya que se han recopilado datos de fuentes bibliográficas, que abarcan el tema de esta investigación, tales como libros, revistas y ix otras fuentes documentales. En la revisión de literatura se precisó que, aún no se tiene certeza de cuál es la etiología exacta de la dislexia, aunque, las consideraciones de los autores consultados apuntan a que es un trastorno de aprendizaje específico de origen neurobiológico, caracterizado por los problemas de precisión y /o fluidez en el reconocimiento de palabras y por las dificultades en el deletreo y en la codificación. Estas alteraciones del neurodesarrollo pueden tener un origen genético, ya que se estima que la dislexia tiene más de un 60% de carga genética y, además, recientes investigaciones han identificado varias regiones cromosomáticas que parecen intervenir en el desarrollo de la dislexia, entre las que destaca la alteración de un gen ubicado en el cromosoma 15 que podría participar en la formación de ectopias. Algunas de las clasificaciones se presentan a continuación: dislexia adquirida o alexia, dislexia del desarrollo, dislexia superficial, dislexia fonológica, dislexia profunda adquirida.
  • 15. Los niños con dislexia pueden presentar una multiplicidad de síntomas, de acuerdo a la edad, sin embargo algunos de estos son comunes para todos, como son: dificultad para leer oraciones o palabras x sencillas. Invierten las palabras de manera total o parcial, invierten las letras, por ejemplo p por b, o d por b, tienen dificultades para ver que una palabra está mal escrita, tienen dificultades para distinguir la izquierda de la derecha, etc. Los problemas específicos del desarrollo del aprendizaje escolar abarcan grupos de trastornos que se manifiestan por déficits específicos y significativos del aprendizaje, entre los que se encuentran: trastorno de escritura, trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH), trastorno del cálculo, el trastorno de la coordinación, trastornos afectivos y/o comportamentales. También puede presentarse conjuntamente con otras dificultades de aprendizaje como dificultades en el aprendizaje matemático, o trastornos en la escritura.
  • 16. En cuanto a la relación con la disgrafía, la dislexia se considera un problema de lectoescritura por lo que los niños con dislexia presentarán problemas tanto en la lectura como en la escritura. Para realizar un diagnóstico de la dislexia, se hace preciso realizar una evaluación previa, cuyos resultados deben cumplir los criterios establecidos por el DSM-IV (2000), de exclusión, discrepancia y especificidad. Además, se tendrán en cuenta otros aspectos importantes xi como los antecedentes genéticos En el ámbito escolar, la dislexia trae consigo dificultades de importancia, ya que los niños presentan dificultades con algunas habilidades lingüísticas especialmente con aquellas relacionadas con el procesamiento fonológico. Los métodos psicopedagógicos que han de implementarse para el tratamiento de la dislexia, deben ir orientados hacia las siguientes metas: sobreaprendizaje, educación multisensorial, educación psicomotora, entrenamiento perceptivo-motor, desarrollo lingüístico y el entrenamiento de la lectoescritura.
  • 17. Existen distintas técnicas de reeducación que pueden ser empleadas en la rehabilitación del niño disléxico, determinándose dichos métodos de intervención son efectivos en el tratamiento de la dislexia, indicándose que para la aplicación de los mismos debe llevarse a cabo un programa de tratamiento, que aborde cada uno de los aspectos alterados, que muestra el niño con dislexia. El papel más importante que tienen que cumplir los padres de niños disléxicos, quizás sea el de apoyo emocional y social. El niño debe saber que sus padres comprenden la naturaleza de sus problemas de aprendizaje. Esto requerirá frecuentemente el tener que dar al niño algún tipo de explicación acerca de sus dificultades disléxicas. xii
  • 18. INTRODUCCIÓN xiii
  • 19. La dislexia es un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura, de carácter persistente y específico, que se da en niños que no presentan ningún hándicap físico, psíquico, ni sociocultural. Cuyo origen, parece derivar de una alteración del neurodesarrollo. Los disléxicos son niños y niñas inteligentes, que sólo presentan dificultades, como la de lecto-escritura y la orientación física. Es un problema que persiste en el tiempo y afecta a habilidades básicas de los niños para el aprendizaje en los centros educativos. A medida que el niño avanza en la escolaridad, las dificultades se hacen evidentes en la lectura en voz alta, con una ejecución poco fluida y esforzada, decodificando xiv con lentitud. El niño con dislexia comete errores al reconocer las palabras, omite, sustituye o añade palabras o partes de ellas, con falsos inicios frecuentes y repitiendo o rectificando lo leído. Para comprender el texto, debe realizar un gran esfuerzo y al tardar en identificar las palabras puede no recordar lo leído anteriormente, perdiendo su significado. Así pues, con la dificultad para acceder a las palabras, la comprensión lectora también se ve afectada.
  • 20. En la medida en que no hace de forma rápida y automática el reconocimiento de las palabras, no puede dedicar recursos cognitivos a la comprensión del texto, ya que todo su esfuerzo está centrado en el xv procesamiento. Es importante identificar el perfil de un niño disléxico, ya que estos son niños con inteligencias normales, pero con dificultades de lecto-escritura. Si no son diagnosticados a tiempo, se puede dar a entender que los disléxicos, son niños con menos inteligencia, lo que causa en ellos un trauma, agregándole otro problema a los disléxicos. Este estudio es necesario, debido a que ha sido evidente la preocupación, tanto de docentes, como de padres de familia, quienes observan que en el desarrollo de los niños en instituciones privadas y públicas de educación inicial, se encuentran casos en niños y niñas con alteraciones de lenguaje y escritura que retrasan el aprendizaje significativo, obstruyendo de esta manera su desarrollo e interfiere que los mismos alcancen resultados favorables, durante el proceso de enseñanza-aprendizaje. El objetivo general de la investigación es identificar las características que forman parte del perfil psicológico del niño con dislexia.
  • 21. Para lograr este objetivo, se establecieron otros de carácter más específicos como, describir las causas de la dislexia en los niños como dificultad de lecto-escritura; mencionar los distintos tipos de trastornos que provoca la dislexia, especialmente en el plano psicológico; identificar las consecuencias de la dislexia en el ámbito escolar y; exponer las distintas técnicas de reeducación empleadas en la xvi rehabilitación del niño disléxico. Este trabajo de investigación encuentra su justificación en el hecho de que, dicho tema ha sido poco tratado desde este enfoque, lo que contribuirá a que los resultados de dicha investigación sean una fuente de consulta de valor para los interesados en el tema. El aspecto que justifica positivamente este estudio, es la recolección de datos bibliográficos que se hizo respecto a las principales teorías existentes acerca de la depresión posparto, a fin de lograr hacer una evaluación de los aspectos que se desconocen del tema, para plantear estrategias que ayuden a mejorar la problemática actual. La presente investigación, es de carácter bibliográfico, ya que fue realizada mediante consultas de libros y documentos que exponen los principales aspectos de la dislexia.
  • 22. El análisis bibliográfico, incluye una exposición de las teorías que abarcan el tema desde el concepto, características, síntomas y forma de diagnóstico de la dislexia. También se hace referencia al DSM-IV, en el cual se establecen los criterios para el reconocimiento de este trastorno. El método utilizado fue el explicativo, ya que se partió de premisas generales, hasta llegar a las características específicas y así iniciar una exposición basada en el contenido del estudio, con la finalidad de cumplir con los objetivos planteados y llegar a conclusiones xvii concretas. Dentro de las limitaciones presentadas en la realización de esta investigación, están las limitaciones de tiempo y de acceso a la información, así como las limitaciones personales en el manejo de los aspectos metodológicos exigidos en todo tipo de investigación documental. Las limitaciones de acceso a la información, están dadas por el escaso material impreso en las bibliotecas de las Universidades de Santiago para realizar la investigación, lo que hace que se tenga que recurrir a artículos en bases de datos y la Internet, para poder cumplir con los requisitos exigidos y la cantidad necesaria de información.
  • 23. La investigación se organizó en cuatro capítulos. En el primer capítulo, se presenta de manera general todo lo concerniente a los aspectos generales de la dislexia. Se describe el concepto, causas, tipos y xviii síntomas predominantes. En el segundo capítulo, se habla sobre los trastornos causados por la dislexia, presentando los criterios diagnósticos DSM-IV y las alteraciones asociadas al trastorno alteraciones asociadas al trastorno. En el tercer capítulo, se habla de la consecuencia de la dislexia en el ámbito escolar, en este se presenta los problemas que se observa en las diferente escolar y la evaluación del perfil psicopedagógico. En el cuarto capítulo, se habla del tratamiento de la dislexia, enfocando los métodos psicopedagógicos, el tratamiento en las diferentes edades, las estrategias de compensación y las terapias para la dislexia.
  • 24. CAPÍTULO I ASPECTOS GENERALES DE LA DISLEXIA
  • 25. 2 1.1 Concepto de dislexia La dislexia es una dificultad significativa y persistente, que afecta las habilidades lingüísticas asociadas a la lectura y a la escritura, especialmente a la discriminación fonológica, la memoria a corto plazo, la decodificación, la secuenciación fonológica y la percepción de los rasgos de las letras. Se manifiesta como una dificultad de la automatización de la lectura, problemas con la ortografía y también con el cálculo aritmético. En niños con una inteligencia y entorno socio educativo normal. Según la Asociación Internacional de Dislexia (2008) la dislexia es un trastorno de aprendizaje específico de origen neurobiológico, caracterizado por los problemas de precisión y/o fluidez en el reconocimiento de palabras y por las dificultades en el deletreo y en la codificación. Thompson (1992) expresa que la dislexia es un trastorno que se manifiesta como una dificultad para aprender a leer a través de métodos convencionales de instrucción, a pesar de que la persona tenga un nivel normal de inteligencia.
  • 26. 3 Un disléxico manifiesta de forma característica dificultades para recitar el alfabeto, realizar rimas simples y para analizar o clasificar los sonidos. Además, la lectura se caracteriza por las omisiones, sustituciones, distorsiones, lentitud, vacilaciones, problemas de seguimiento visual y déficit en la comprensión. 1.2 Causas de la dislexia Establecer las causas de la dislexia es un tema muy polémico, que ha provocado un amplio debate en las últimas décadas, ya que se han expuesto numerosas causas para explicar la dislexia e incluso se ha cuestionado su existencia. Thompson (1992) señala que se han realizado estudios de neuroimagen, que han llevado a creer que la dislexia tiene una base neurobiológica. En el cerebro de un disléxico se produce una alteración durante la formación neuronal, en la que cierto grupo de neuronas y células gliales no migran adecuadamente durante el desarrollo embrionario, formándose unos cúmulos, llamados ectopias, que desorganizan las conexiones del interior de la corteza implicadas en los procesos de lectoescritura.
  • 27. 4 Esto explicaría la variada sintomatología de la dislexia, ya que estos cúmulos de neuronas pueden establecerse en diversas áreas cerebrales, provocando así, distintas manifestaciones. Además de los primeros descubrimientos realizados en 1979 por Albert Galaburda en la Universidad de Harvard, en los que observó unas manchitas en la corteza cerebral en cerebros de disléxicos fallecidos, provocadas por ectopias. También se han realizado numerosos estudios posteriores con técnicas de neuroimagen que demuestran que ciertas áreas del hemisferio izquierdo muestran una reducida actividad, especialmente se ha observado que esto sucede en tres zonas; la circunvolución frontal inferior izquierda, el área parieto-temporal y el área occipito-temporal, todas esas áreas implicadas en el procesamiento de la lectura. Estas alteraciones del neurodesarrollo pueden tener un origen genético, ya que se estima que la dislexia tiene más de un 60% de carga genética y, además, recientes investigaciones han identificado varias regiones cromosomáticas que parecen intervenir en el desarrollo de la dislexia, entre las que destaca la alteración de un gen ubicado en el cromosoma 15 que podría participar en la formación de ectopias.
  • 28. 5 Según el portal http://www.ladislexia.net/, también, se está estudiando la correlación entre estas alteraciones genéticas y las dificultades en el procesamiento auditivo de sonidos, así como, las relaciones con el déficit fonológico y las teorías del déficit sensitivo motor. Por tanto, en la actualidad, la psicobiología ha esclarecido que permiten defender una base bilógica como probable causa de la dislexia, así como, postular que los procesos cerebrales que procesan la estructura sonora del lenguaje estarían especialmente afectados. Estas hipótesis o propuestas han surgido a raíz de numerosos estudios psicobiológicos que apoyan la existencia de una base genética, neurológica, neurofisiológica y una cognitiva de la dislexia. A pesar de estos últimos descubrimientos, aún no se tiene certeza de cuál es la etiología exacta de la dislexia, se podría decir, que la dislexia tiene un origen neurobiológico, con una importante carga hereditaria, y que predomina la teoría del déficit fonológico como causa principal de las dificultades lectoras en disléxicos. Por lo que, en general, se puede plantear que las causas de la dislexia corresponden a la disfuncionalidad de alguna región o regiones cerebrales implicadas en la ejecución de la lecto-escritura. Teniendo en cuenta que cada sujeto disléxico tendrá afectados distintos sistemas neuronales, lo que
  • 29. 6 explicaría la variada sintomatología de la dislexia y destacaría la importancia de establecer un diagnóstico diferencial riguroso para poder determinar las estrategias de intervención más adecuadas en cada caso. 1.3 Tipos de dislexia Diferentes autores, parecen tener algunas diferencias a la hora de establecer una clasificación acerca de la dislexia. Acedo de Bueno (2009) expresa que existen dos tipos de dislexia: la dislexia adquirida y la dislexia del desarrollo: Dislexia adquirida o alexia: es causada por un deterioro cerebral de origen congénito o no, por infartos o accidentes cerebrales. Es la principal diferencia con la dislexia del desarrollo y está definida por una dificultad en la lectura y la escritura. Por lo general, obedece al deterioro específico del área del cerebro responsable de tales actividades. Dentro de la dislexia adquirida, recientemente se señala otro tipo no generado por un infarto cerebral o una enfermedad degenerativa, sin embargo, la dificultad con las palabras es la misma. Dislexia del desarrollo: es un trastorno del lenguaje, que afecta principalmente la habilidad de leer y escribir, aunque puede también
  • 30. 7 afectar otros aspectos del lenguaje. Los niños con dislexia presentan problemas en el ritmo y velocidad del lenguaje escrito, así como también, en la adquisición de un nivel adecuado de desempeño. Están excluidos de la dislexia del desarrollo, aquellas personas con retraso o que han tenido un accidente cerebral. Las primeras revelaciones de dislexia del desarrollo pueden ocurrir en la edad preescolar, cuando el niño disléxico presenta una lentitud o anomalía en el desarrollo del lenguaje verbal, que se manifiesta en dificultades de pronunciación, adquisición de vocabulario, o ambas. Con respecto a la detección temprana, en la mayoría de los casos, no existen rasgos que anticipen la dislexia y se puede sospechar por el conocimiento de que haya otros miembros de la familia diagnosticados como disléxicos, lo cual aumenta las posibilidades de que el niño sea diagnosticado posteriormente. Asimismo, dado que es un problema asociado al desarrollo humano y susceptible a cambios y, debido a la plasticidad ante el aprendizaje, se espera que la dislexia del desarrollo en un individuo, se modifique con el tiempo y con el aprendizaje. Además que varíe entre individuos tratado en formas similares, y se presente con distintas manifestaciones a lo largo de la escolaridad.
  • 31. 8 Algunos autores distinguen la dislexia según el tipo de síntoma predominante. Herrera Cantera clasifica en tres tipologías claramente diferenciadas, que son: Dislexia superficial: es aquella en la que el sujeto utiliza de forma predominante la ruta fonológica. La ruta fonológica es aquella que nos permite leer las palabras regulares a partir de segmentos más pequeños; (sílabas). Sin embargo, los sujetos con este tipo de dislexia tendrán problemas en aquellas palabras cuya escritura no se corresponde de forma directa con su pronunciación (homófonas); esta situación se da fundamentalmente con los anglicismos como hasta y asta o botar y votar. En la dislexia superficial adquirida, el error característico en la lectura es la regularización, en donde la pronunciación de palabras irregulares es similar a la de palabras regulares y la lectura es fonológicamente posible. Dislexia fonológica: es aquella en la que el sujeto utiliza de forma predominante la ruta visual para leer las palabras. La ruta visual es aquella que nos permite leer de manera global (sin dividir la palabra en partes) palabras conocidas. Esto lleva a dificultades en todas aquellas
  • 32. 9 palabras no conocidas o inventadas. Se cometen errores de lexicalización (lobo/lopo), derivativos (calculadora/calcular) y errores visuales (pera/pena). Tienen mayor tiempo de reacción en la lectura de pseudopalabras, a la vez que presentan dificultad en la lectura de las mismas. La dislexia fonológica adquirida se caracteriza por presentar errores de tipo visual, sin cometer los del tipo de regularizaciones fonológicas, lo cual implica que el nivel de lectura fonológica es adecuado, pero presentan dificultades para asignar la carga semántica, que conduce a una dificultad para leer palabras de baja frecuencia o poco familiares y sustituyen unas palabras por otras parecidas. Dislexia profunda adquirida: se caracteriza por cometer errores visuales y/o morfológicos; errores de paralexia semántica o sustituir por sinónimos las palabras que se leen; errores derivativos como leer partes de la palabra escrita y asignarle un significado diferente; circunlocuciones y paráfrasis que les impiden la lectura de pseudopalabras al igual que en los disléxicos fonológicos. Acedo de Bueno (2009) plantea la dificultad de distinguir entre la dislexia profunda y la fonológica pues ambas reflejan problemas de
  • 33. 10 acceso a la representación fonémica de las palabras. Además plantea la posibilidad que la diferencia entre la dislexia fonológica y la profunda resida en el grado de severidad. Así mismo, señala la existencia de dos formas distintas de leer y la convivencia de casos que presentan uno o varios tipos de dislexia. 1.4 Síntomas predominantes Se pueden notar una serie de factores considerados como síntomas de la dislexia, estos son: Dificultades en el lenguaje escrito, dificultades en la escritura, serias dificultades en la ortografía, lento aprendizaje de la lectura, dificultades para comprender y escribir segundas lenguas, dificultades en matemáticas, especialmente en el aprendizaje de símbolos y series de cifras como las tablas de multiplicación problemas de memoria a corto plazo y de organización. Dificultades para seguir instrucciones y secuencias complejas de tareas, problemas de comprensión de textos escritos, fluctuaciones muy significativas de capacidad. Y a veces, en función del tipo de dislexia, o de cómo ésta haya afectado al alumno, pueden presentarse: dificultades en el lenguaje
  • 34. 11 hablado, problemas de percepción de las distancias y del espacio, confusión entre la izquierda y la derecha, problemas con el ritmo y los lenguajes musicales.
  • 35. 12 CAPÍTULO II TRASTORNOS CAUSADOS POR LA DISLEXIA
  • 36. 13 2.1 Criterios diagnósticos para la dislexia en el DSM-IV La dislexia se caracteriza por problema de procesamiento de información específica, independientemente de la capacidad para pensar o entender ideas complejas. Es un trastorno del desarrollo de la lectura, la mayoría de las personas con este trastorno tienen inteligencia normal, y otros tienen una inteligencia por encima del promedio. El origen exacto de los trastornos lectores sigue siendo objeto de controversia. No hay duda que existen claros indicios que señalan a causas neurobiológicas pero no se han hallado marcadores concretos y específicos para la dislexia. Parte del problema reside en la presencia concurrente de diversas alteraciones perceptivas, lingüísticas, de lateralidad, pero también emocionales, familiares, sociales y escolares. Para diagnosticar la dislexia es necesario realizar una evaluación previa de todos los procesos, conductuales y cognitivos, implicados en la lectoescritura, cuyos resultados deben cumplir los criterios establecidos por el DSM-IV (2000) de exclusión, discrepancia y especificidad. Además, para defender el diagnóstico de dislexia
  • 37. 14 evolutiva, se tendrán en cuenta otros aspectos importantes como los antecedentes genéticos. Independientemente de que los niños con dislexia hayan presentado o no problemas específicos de lenguaje (trastorno específico del lenguaje o retraso simple de lenguaje), presentan dificultades con algunas habilidades lingüísticas especialmente con aquellas relacionadas con el procesamiento fonológico. Durante los últimos años han proliferado las investigaciones que han puesto de manifiesto que experimentan un déficit en las habilidades de deletreo y otras tareas de conciencia fonológica. Igualmente, existe evidencia de que pueden presentar dificultades sutiles en la articulación, en tareas de memoria operativa verbal, o en tareas de denominación rápida. Todo ello son manifestaciones conductuales de un déficit fonológico subyacente. Según el DSM-IV (2000), el término dislexia no queda precisado y pasa a codificarse como trastorno de lectura. El niño que es diagnosticado de trastorno de lectura debe cumplir los siguientes criterios: A. El rendimiento en lectura, medido mediante pruebas de precisión o comprensión, normalizadas y administradas individualmente, se
  • 38. 15 sitúa sustancialmente por debajo de lo esperado, dada la edad cronológica del sujeto, su cociente intelectual y la escolaridad propia de su edad. B. La alteración del criterio A interfiere significativamente el rendimiento académico o las actividades de la vida cotidiana que exigen habilidades para la lectura. C. Si existe un déficit sensorial, las dificultades para la lectura exceden las habitualmente asociadas a él. Alvarado y Damians (2007) expresan que dos aspectos hay que añadir a estos criterios, una es la edad mental del sujeto y la otra su historia vital. Si bien el DSM-IV hace referencia al cociente intelectual para descartar que las dificultades lectoras no correspondan a un déficit de la capacidad cognitiva, nuestra experiencia diagnóstica hace que debamos añadir la importancia de delimitar la edad mental del sujeto, y si ésta se encuentra en detrimento significativo de la edad lectora. Otro de los aspectos, al que se refieren los autores anteriormente citados, es la historia vital del evaluado. El conocimiento de la presencia de indicadores de riesgo durante su proceso madurativo, complementan los resultados de las pruebas estandarizadas y nos permiten diagnosticar con una gran fiabilidad.
  • 39. 16 Los trastornos se deben diferenciar de las variaciones normales de rendimiento, así como de la falta de oportunidad escolar o factores culturales. El trastorno del cálculo y el trastorno de la expresión escrita se presentan frecuentemente en combinación con el trastorno de lectura. La exploración o el diagnóstico es aquello que tendrá lugar una vez que el niño empieza a manifestar las primeras dificultades en el aprendizaje de la lectura y la escritura, y se retrasa en relación a los compañeros de su edad. Antes de realizar la exploración propiamente dicha, es necesario obtener información referente a la historia de desarrollo, médica, de comportamiento y familiar. Esta exploración, según Herrera Cantera (2010), debe incluir tres ámbitos: el ámbito aptitudinal, el pedagógico y el psicológico. Ámbito aptitudinal: este ámbito comprende los aspectos fundamentales de la inteligencia general y las aptitudes específicas a nivel perceptivo y motriz, así como la atención y la concentración. Algunas de las aptitudes específicas a las que también debemos referirnos son la interiorización del esquema corporal, la capacidad para orientarse en el espacio y en el tiempo, el nivel de psicomotricidad, la
  • 40. 17 discriminación visual y auditiva, la memoria visual o auditiva y la seriación. La dislexia afecta al individuo durante todo el ciclo vital, aunque no tiene el mismo impacto en todos los estadios evolutivos. Ello se debe, a que la dislexia tiene un origen neurobiológico de carácter constitucional. Dada la gravedad y la especificidad del trastorno, al no haber lesión sobrevenida, siempre se sospechó la existencia de una alteración neurológica. Actualmente, las técnicas de neuroimagen y el rápido desarrollo de las neurociencias, han permitido establecer las peculiaridades y anomalías en el cerebro de quienes padecen este tipo de trastorno, si bien todavía no se conocen con exactitud los mecanismos neurológicos alterados. Ámbito pedagógico: se refiere principalmente a la exploración y análisis de las dificultades escolares del niño en cuanto a la lectura (oral y comprensiva), escritura (dictado, copia, redacción), expresión oral y otras inhabilidades asociadas a las funciones psicolingüísticas. Antes de que el niño inicie el aprendizaje de la lectura, es posible detectar a aquellos niños en riesgo de desarrollar dislexia. Diferentes
  • 41. 18 estudios indican la importancia de un diagnóstico temprano en educación infantil, en torno a los 5 años, que puede prevenir dificultades posteriores. En este sentido, numerosas investigaciones han puesto en evidencia distintos factores de riesgo, que predicen los problemas de lectura en el futuro. Ámbito psicológico: es de gran importancia tener en cuenta este ámbito de exploración en el niño disléxico, ya que el factor emocional tiene un papel muy importante en el rendimiento escolar. Las principales características del niño disléxico, en gran medida provocadas por sus dificultades de aprendizaje, son: - Presencia de sentimientos de inferioridad debido a la clara consciencia de sus dificultades. Sentimientos de fracaso, inseguridad e inhibición. - Encerrarse en sí mismo y dificultades para relacionarse con sus iguales. Síntomas depresivos. - Desobediencia, como forma de reafirmar su personalidad. - Hipersensibilidad y vulnerabilidad por su problemática y la forma de vivirla. Tristeza, decaimiento.
  • 42. 19 - Ansiedad o angustia, problemas psicosomáticos, es decir, malestar corporal. Las pruebas más utilizadas para el estudio de la personalidad del niño son las psicométricas (que abarcan rasgos de personalidad, sintomatología ansiosa y depresiva, así como adaptabilidad al entorno escolar, familiar y social) y las gráficas (test proyectivos). La exploración a través de dibujos, permite indagar en el mundo interno del niño, sin las resistencias internas que puede tener ante las respuestas objetivas de los test psicométricos. La valoración objetiva de los resultados obtenidos a nivel global, nos indicará si estamos ante un niño con trastorno de lectoescritura (dislexia), de un retraso a nivel de madurez lectoescritura, de un retraso intelectual o de un bloqueo de tipo emocional que repercute directamente sobre la adquisición de los aprendizajes. La finalidad no es empezar a etiquetar disléxicos. Lo que se necesita son métodos discriminativos para satisfacer las necesidades educativas específicas de estos niños en la escuela, así como establecer de la manera más precisa la reeducación correspondiente a sus dificultades y potencialidades.
  • 43. 20 Los niños con dislexia requieren modificaciones en la metodología escolar y en el sistema de evaluación; permitirles realizar pruebas oralmente o utilizar otros medios que no requieran la lectura para ser evaluados. Tanto en Primaria como en Secundaria, los escolares requieren de más tiempo para leer y realizar las actividades en las que intervenga la lectura, así como, para comprender textos. Actualmente, en los exámenes de selectividad, se está proporcionando a los estudiantes con dislexia un tiempo extra para realizar las pruebas y poder responder al examen en iguales condiciones al resto de estudiantes que no tienen problemas de lectura y escritura. Asimismo, otros aprendizajes como el de una segunda lengua, en la cual el alumno también debe aprender a leer y escribir, supone un grado de dificultad añadido a los problemas de decodificación y lectura en la lengua materna. En todo caso es importante que los profesores estén informados de las dificultades del niño y conseguir su apoyo, para que evalúen sus avances proporcionándole formas alternativas de demostrar sus conocimientos.
  • 44. 21 2.2 Alteraciones asociadas al trastorno Desde el punto de vista clínico, la dislexia se enmarca igualmente en el contexto de los trastornos del aprendizaje, si bien se incide más en su carácter de trastorno, de alteración disfuncional de la conducta y la cognición. Así la CIE-103 incluye los problemas específicos relacionados con el aprendizaje de la lectura en la categoría F81, dedicada a los trastornos específicos del desarrollo del aprendizaje escolar. Estos se definen, como aquellos trastornos en los que desde los primeros estadios del desarrollo están deteriorados los patrones normales del aprendizaje. Los trastornos específicos del desarrollo del aprendizaje escolar abarcan grupos de trastornos que se manifiestan por déficits específicos y significativos del aprendizaje escolar. Estos déficits no son únicamente consecuencia de la falta de oportunidades para aprender, deficiencia intelectual, traumatismos o daño cerebral sobrevenido, problemas auditivos o visuales o trastornos emocionales aunque algunos de ellos puedan estar presentes. Al contrario, los trastornos surgen de alteraciones de los procesos cognitivos en gran parte secundarias a algún tipo de disfunción
  • 45. 22 neurobiológica. Pueden presentarse acompañados de otros trastornos, tales como, trastornos por déficit de atención o trastornos específicos del desarrollo del habla y del lenguaje. Dentro de los trastornos específicos del desarrollo del aprendizaje escolar se incluyen, junto al trastorno específico de la lectura, los trastornos específicos de la ortografía, del cálculo y otros trastornos. Por su parte, el DSM-IV-TR, incluye en su sistema de evaluación multiaxial los trastornos relacionados con la lectura dentro de la categoría 1, dedicada a los trastornos de inicio en la infancia, la niñez o la adolescencia y dentro de esta, a su vez, en la subcategoría trastornos de aprendizaje. Se puede identificar cuáles son los trastornos más comunes asociados a la dislexia, estos repercuten en el aprendizaje directamente, trastorno de escritura, trastorno de cálculo, trastorno de la coordinación, trastornos afectivos y/o comportamentales. 2.2.1 Trastorno de escritura Este se relaciona al trastorno de la lectura, la alteración escritora se manifiesta, principalmente, por una dificultad en el aprendizaje de la
  • 46. 23 ortografía natural y arbitraria. Dificultad en la estructuración de palabras y elaboración de oraciones. 2.2.2 Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH) Este es el trastorno que más se asocia a la dislexia. El TDAH presenta una serie de síntomas, siendo los principales la incapacidad para mantener la atención, la tendencia a la distracción y el estado permanente de movilidad. La característica esencial, es un patrón persistente de desatención, se puede presentar con hiperactividad o con impulsividad. Este resulta más frecuente, y en dados casos, más grave que el observado habitualmente en sujetos de un nivel de desarrollo similar. 2.2.3 Trastorno del cálculo Es un trastorno específico de las capacidades aritméticas en un niño, con un nivel de inteligencia normal, que le permite el aprendizaje de la aritmética, es decir, que el niño aprende la aritmética pero mantiene el trastorno en el aprendizaje de ciertos cálculos aritméticos. Existe una importante comorbilidad con la dislexia, porque implican mecanismos genéticos relacionados y mecanismos cognitivos
  • 47. 24 comunes que contribuyen en el aprendizaje de la lectura y de la aritmética. 2.2.4 Trastorno de la coordinación La dishabilidad motriz, se define como un rendimiento inadecuado en la coordinación motriz, por debajo de la edad cronológica del sujeto o de su capacidad intelectual, que interfiere en su rendimiento académico y en las actividades cotidianas de la vida diaria. Puede manifestarse de múltiples maneras. Las más comunes en la dislexia son las expresadas como incapacidad para establecer secuencias motrices, déficit en la ejecución (ejercicio, coordinación y/o gesticulación, integración de rutinas motrices). También afecta al grafismo, ya sea por el propio trastorno de la coordinación o por una combinación de éste con un déficit perceptivo-visual. 2.2.5 Trastornos afectivos y/o comportamentales Los niños con trastorno de aprendizaje en general, y con dislexia en particular, presentan el peligro de manifestar alteraciones en su vida afectiva, como consecuencia de los continuos fracasos que experimentan, tanto en el ámbito escolar como en las actividades de la
  • 48. 25 vida cotidiana, que incluye continuamente acciones o tareas propias del dominio de sus dificultades. En consecuencia, se pueden desarrollar problemas emocionales y/o comportamentales como ansiedad manifiesta más habitualmente en problemas alimentarios o de sueño, somatizaciones, irritabilidad, cambios de humor. También pueden presentarse síntomas depresivos y trastornos relacionados secundarios a su pobre auto-concepto, que dificulta la interacción con el entorno, así como trastornos de conducta perturbadora. Una vez establecido el diagnóstico de dislexia, se empieza a trabajar de forma específica todas aquellas dificultades o carencias que tiene el niño. Partiendo de la base que no hay dos disléxicos iguales, impera la importancia de tener que elaborar un material individualizado para cada niño, respetando su nivel de desarrollo en todas las áreas lingüísticas y, no menos importante, sus gustos y preferencias.
  • 49. 26 CAPÍTULO III CONSECUENCIAS DE LA DISLEXIA EN EL ÁMBITO ESCOLAR
  • 50. 27 3.1 Etapa pre-escolar En la etapa preescolar se destacan en los niños con dislexia, las alteraciones del lenguaje y dificultad para la distinción de colores, formas, tamaños y esquema corporal. En algunos casos, se presenta torpeza motriz y poca habilidad para los ejercicios manipulativos y gráficos. Aunque en esta edad, no se puede llamar propiamente disléxicos a estos niños, se trata de niños pre-disléxicos, con una predisposición a que más adelante se presente el trastorno propiamente dicho. Sin embargo, es en esta etapa de pre-escolar cuando las dificultades se manifiestan con toda su intensidad. Algunas dificultades que se presentan en esta etapa son: Dificultad para identificar, memorizar y reproducir letras, sílabas y números, se presenta más en las letras o palabras que tienen formas semejantes como la “p-b”, “p-q”, “u-n”. El niño puede leer “lidro” en lugar de “libro” o “qero” en lugar de “pero”. Inversión dinámica, cuando el niño altera en el orden de las letras o sílabas, puede leer “es” en lugar de “se” o “le” en lugar de “el”.
  • 51. 28 Omisiones o reiteraciones de letras, por ejemplo, “supercado” en lugar de “supermercado” o “quero” en lugar de “quiero”. Lectura Mecánica, lenta, sin ritmo, sin entonación adecuada al nivel de desarrollo del niño, frecuentes saltos de líneas y distracción fácil. 3.2 Etapa escolar La dislexia afecta a la ejecución lectora, es decir, a la decodificación lectora y al establecimiento de las correspondencias grafema-fonema y al reconocimiento fluido de las palabras, esto es, a la identificación y emparejamiento de la palabra escrita con su representación en el léxico mental. Las dificultades en la adquisición o el desarrollo del lenguaje oral, se relacionan con las dificultades en la lectura, con mucha frecuencia. Dentro de los problemas del desarrollo del lenguaje oral, las alteraciones fonológicas, en la discriminación y uso de los sonidos del habla, las que se relacionan más directamente con el aprendizaje deficiente de la lectura. Los niños con dislexia, aunque hayan presentado o no problemas específicos de lenguaje (trastorno específico del lenguaje o retraso
  • 52. 29 simple de lenguaje), presentan dificultades con algunas habilidades lingüísticas, especialmente, aquellas relacionadas con el procesamiento fonológico. En la etapa preescolar, es frecuente que los niños disléxicos muestren como consecuencia del trastorno, escaso interés hacia el aprendizaje de la lectura y tiendan a evitar las actividades relacionadas con la lectura o escritura. Debido a sus escasas habilidades fonológicas, los niños con dislexia en esta etapa, tienen dificultades para entender que las palabras tienen una estructura interna, basada en los sonidos y que la secuencia de letras que forman las palabras, representa los sonidos del lenguaje hablado. Consecuentemente, tienen dificultades para establecer la relación entre los sonidos del habla (fonemas) y las letras que representan estos sonidos. Cuando el niño presenta signos disléxicos, en colegios y escuelas, muchos profesores, que ignoran la condición del niño, suelen calificar a estos niños de haraganes o poco adaptados. Los padres de niños con problemas disléxicos, preocupados por el retraso escolar que muestra su hijo, suelen consultar a los maestros, sin saber a qué atribuirlo, ya que
  • 53. 30 consideran que el niño es inteligente, que razona bien, que comprende y adquiere conceptos fácilmente y les desconcierta cómo puede tener problemas para aprender a leer y escribir. En la etapa escolar, las dificultades presentadas en la etapa pre-escolar, en la escritura, como disgrafías, escritura en espejo y disortografías, se mantienen y en muchos casos se agravan, ya que al ser una etapa más avanzada, el niño suele tener una lectura vacilante, no siempre del todo comprensiva, escritura irregular y factor verbal, comprensivo como expresivo bajo. A medida que el niño avanza en la escolaridad, las dificultades se hacen evidentes en la lectura en voz alta, con una ejecución poco fluida y esforzada, decodificando con lentitud. El niño comete errores al reconocer las palabras, omite, sustituye o añade palabras o partes de ellas, con falsos inicios, frecuentes y repitiendo o rectificando lo leído. Para comprender el texto debe realizar un gran esfuerzo y al tardar en identificar las palabras puede no recordar lo leído anteriormente, perdiendo su significado. En la medida en que no hace de forma rápida y automática el reconocimiento de las palabras, no puede
  • 54. 31 dedicar recursos cognitivos a la comprensión del texto, ya que todo su esfuerzo está centrado en el procesamiento. La superación de estos aspectos está condicionada por las posibilidades intelectuales, la gravedad del trastorno y el adecuado diagnóstico e intervención psicopedagógica. 3.3 Evaluación del Perfil Psicopedagógico Uno de los aspectos más importancia, es la oportuna y temprana evaluación psicopedagógica, la cual se dirige esencialmente a analizar los procesos lectores, donde se presentan dificultades para determinar el tipo de intervención. Esta deberá estar regida directamente por los resultados de la evaluación. Las fases o etapas del proceso de evaluación deben contener la recogida de datos personales, familiares y escolares, pruebas complementarias cognitivas, instrumentales, emocionales y neurológicas, pruebas estandarizadas de lectura, evaluación de los procesos lectores, diagnóstico diferencial orientación familiar, académica y profesional, establecimiento de objetivos de mejora, intervención en los procesos lectores, seguimiento y evaluación de la intervención.
  • 55. 32 Teniendo en cuenta estas fases, la evaluación psicopedagógica debe dirigirse a los factores de nivel intelectual, análisis específico lecto-escritura, exploración perceptivo-motriz, evaluación del temperamento/personalidad. 3.3.1 Nivel intelectual Para evaluar este aspecto pueden utilizarse pruebas verbales como el Wisc-R , también el K-ABC de Kaufman. En cuanto a las no verbales puede aplicarse el Test de Matrices Progresivas de Raven o el Toni-2. Los resultados obtenidos con estas pruebas, suponen una medida de la capacidad intelectual del sujeto, pero también, proporcionan un perfil de los diferentes factores mentales implicados. Recordemos, que para el diagnóstico de un trastorno específico de la lectura, debemos descartar la presencia de retraso mental. 3.3.2 Análisis específico lecto-escritura Para este aspecto, se pueden utilizar varias opciones a nivel de pruebas psicológicas, que armonizadas pueden evaluar de manera eficaz este factor. El TALE, construido para investigar con rapidez y detalle el nivel general y las características esenciales del aprendizaje de la lectura
  • 56. 33 y escritura. Comprende dos partes (lectura y escritura) cada una de las cuales está integrada por varias pruebas. EDIL, se trata de una prueba para la exploración de las dificultades individuales de la lectura. Evalúa tres aspectos: exactitud, comprensión y velocidad. PROLEC-R, evaluación de los procesos lectores. Se obtiene una puntuación de la capacidad lectora de los niños e información sobre las estrategias que cada niño utiliza en la lectura de un texto, así como, los mecanismos que no están funcionando adecuadamente y por lo tanto no le permiten realizar una buena lectura. Edad de aplicación: cursos de 1º a 6º de educación primaria. PROESC, evaluación de los principales procesos implicados en la escritura y la detección de errores. 3.3.3 Exploración perceptivo-motriz Abarca el examen del esquema corporal, la lateralidad y la percepción espacio-temporal. Para apreciar la imagen que el niño tiene de su propio cuerpo, pueden utilizarse las pruebas de Piaget y Head. Se trata de constatar el momento del proceso evolutivo, en que se encuentra el niño en relación con su edad.
  • 57. 34 Las pautas normales por edad al respecto son: A los 5 años: debe conocer las partes de su cuerpo. A los 6 años: debe conocer, señalar y nombrar los miembros y órganos del lado derecho e izquierdo. A los 7 años: debe producirse el llamado cruce del eje de simetría. Se trata de combinar el lado derecho con el izquierdo, lo que posibilita la ubicación de los objetos, tomando su cuerpo como punto de referencia. 3.3.4 Evaluación del temperamento/personalidad La evaluación de aspectos de su personalidad puede resultar necesaria para trazar un plan de intervención eficaz. También los aspectos conductuales, su forma de relacionarse con su entorno más inmediato (padres, hermanos, compañeros, maestros, etc.) y cómo percibe su problema resultará de mucha utilidad. Según la edad del niño, pueden utilizarse técnicas proyectivas como el test de la familia, el test del árbol o test de la figura humana, como una primera aproximación. Finalmente, hay que expresar que en el proceso diagnóstico, es imprescindible evaluar los procesos lectores para identificar los que
  • 58. 35 puedan estar alterados y los que operan correctamente, ya que los objetivos de la intervención, vendrán en gran medida determinados por la evaluación de los procesos. Esta evaluación debe abarcar, por una parte, las habilidades relacionadas con la lectura, en las que los niños con dislexia suelen tener dificultades, como son: las habilidades de conciencia fonológica, la velocidad de nombrado o la memoria de trabajo y, por otra parte, los procesos lectores, tanto en lo que se refiere a la conversión de grafemas en fonemas, que determina la exactitud lectora, como los procesos de reconocimiento de palabras que determinan la fluidez.
  • 59. 36 CAPÍTULO IV TRATAMIENTO DE LA DISLEXIA
  • 60. 37 4.1 Métodos psicopedagógicos En los últimos años, se ha debatido, en torno a cuál debe ser el enfoque instruccional más apropiado para cubrir las necesidades del alumno con dislexia. En general, los resultados de los estudios, sobre los métodos de intervención en el tratamiento de la dislexia, indican la necesidad de llevar a cabo un programa de tratamiento que aborde cada uno de los aspectos alterados que muestra el niño con dislexia. Se insiste especialmente, en que la intervención en la lectura, incluya básicamente cinco aspectos: la conciencia fonológica (en concreto la conciencia fonémica), las correspondencias grafema-fonema, la fluidez lectora, el vocabulario y estrategias de comprensión de textos. La implementación de esta intervención,se debe llevar a cabo lo más tempranamente posible y continuarse a largo plazo. El objetivo terapéutico de la intervención en dislexia, persigue la reeducación de las funciones alteradas, sobre la base de las capacidades adquiridas. Por ello, en la reeducación en dislexia, además de tener en cuenta los trastornos o dificultades que presenta el niño, es necesario contemplar y considerar las habilidades y capacidades que domina, para apoyarse en ellas y potenciarlas al máximo.
  • 61. 38 Al iniciar una reeducación de la dislexia, deben tenerse en cuenta una serie de hechos, como que el trastorno acompañará al individuo durante toda la vida y sus manifestaciones y repercusiones variarán con el tiempo, por lo que, el enfoque del tratamiento debe ir acomodándose a dichos cambios. Diversos estudios señalan, que es importante identificar, no sólo las dificultades, sino también, las habilidades del niño. Tan importante será la reeducación individual del paciente, como el conocimiento del trastorno que tenga su entorno (escolar y/o familiar); por último, recordar que las adaptaciones curriculares escolares, serán fundamentales para minimizar el efecto del trastorno sobre el aprendizaje global del niño. Hay diferentes técnicas de intervención en dislexia, en función del marco o enfoque de referencia que se use. La mayoría de los modelos actuales, concuerdan en los principios que deben regir la intervención en la dislexia: se ha de obtener una evaluación completa de los posibles déficit, mecanismos y errores; se han de diseñar programas individualizados, que se adapten a las dificultades, necesidades y potencialidades de cada sujeto; se ha de conseguir una secuenciación o planificación gradual de los objetivos, así como de la complejidad y
  • 62. 39 exigencia que requieran las tareas; periódicamente, se han de reevaluar o estimar los logros alcanzados en determinados momentos de la intervención. Los métodos psicopedagógicos que han de implementarse para el tratamiento de la dislexia, deben ir orientados hacia las siguientes metas: El sobreaprendizaje, consiste en volver a aprender la lectoescritura, pero adecuando el ritmo a las posibilidades del niño, trabajando siempre con el principio del aprendizaje, sin errores y propiciando los éxitos desde el inicio y a cada paso del trabajo. Se trata, en última instancia, de hacer el reaprendizaje correcto de las técnicas de lectoescritura, haciéndolas agradables y útiles para el niño. La educación multisensorial, los procedimientos multisensoriales trabajan la relación entre habla y símbolos visuales, o también la interrelación entre modalidades visuales, auditivas y quinestésicas. En dichas técnicas interviene la memoria visual, auditiva, articulatoria, táctil, grafo motor y rítmico. Algunos autores, critican este tipo de enseñanza, por la sobrecarga que puede generar a los sentidos, sin embargo, es una de las estrategias más utilizadas, dada la ventaja que
  • 63. 40 supone la realización de los aprendizajes simultáneamente por varias modalidades sensoriales. La educación psicomotora, algunos niños, que tienen dificultades específicas en el aprendizaje lector, requieren de un entrenamiento especial para llegar a dominar estas habilidades: esquema corporal, lateralidad y orientación espaciotemporal. El entrenamiento perceptivo-motor, se basa en la potenciación de las capacidades viso motoras, que se fundamentan en el logro de la coordinación dinámica manual y visual. El desarrollo lingüístico, en función de los problemas psicolingüísticos que se detecten en la valoración inicial del paciente, la intervención, muy probablemente, deberá abarcar alguno o varios de los siguientes aspectos: recepción auditiva, recepción visual, asociación auditiva y/o visual, memoria secuencial auditiva y/o visual, expresión verbal y cierre gramatical. El entrenamiento de la lectoescritura, el correcto aprendizaje de la lectoescritura, requiere de un proceso continuo de adquisiciones, que empieza con las primeras asociaciones entre fonemas y grafemas y finaliza con una automatización de la lectura y escritura. En este
  • 64. 41 entrenamiento se utilizan, fundamentalmente, dos métodos de lectura: el analítico y el sintético. El método sintético, comienza por los grafemas hasta llegar a las frases (grafemas, sílabas, palabras, frases) y el método analítico comienza con la representación de la frase, para llegar a la letra (frase, palabra, sílaba, grafema). La elección de uno u otro método, dependerá del problema que subyace a las dificultades lecto-escritoras, de cada sujeto en particular. 4.2 El tratamiento en las diferentes edades La intervención reeducativa en el niño disléxico, ha de ser precoz, con el fin de, aprovechar la capacidad de modificación del cerebro en edades tempranas y de una forma esquemática, se presentan cinco niveles estratégicos: Nivel 1. Conciencia fonológica: se aplica en niños menores a los 10 años, con especiales dificultades con la vía fonológica, trabajando aspectos como, el contar el número de fonemas de una palabra, jugar con las diferentes combinaciones de fonemas para formar palabras diferentes o hacer rimas.
  • 65. 42 Nivel 2. Correspondencia fonema-grafema: una vez entrenada la conciencia fonológica (sonidos), el niño está preparado para losgrafemas (letras). Aprenderá, que a cada grafema (letra) le corresponde un determinadofonema (sonido) y que éste puede cambiar en función del grafema (letra) que tenga acontinuación (ejemplo ceja-casa) o que algunos fonemas (sonidos) no se representan siempre conel mismo grafema (letra) (por ejemplo casa-quiosco). Algunos de los ejercicios con los que setrabajará esta correspondencia serán, por ejemplo, relacionar letra-sonido-dibujo, formarpalabras a partir de letras, deletrear o rellenar huecos en palabras. Nivel 3. Lectura global: el niño ya está preparado para aprender a leer (identificar palabras con mayor velocidad, ruta léxica) mediante la práctica continuada con ejercicios, como la identificación rápida de palabras de diferente longitud, a diferentes velocidades, apoyándonos en la representación gráfica de la palabra. Nivel 4. Redacción, ortografía y entonación: éste suele ser, el inicio de la intervención, en aquellos niños diagnosticados tardíamente (finales de la primaria o secundaria). En relación con la redacción, se trabaja la conciencia morfosintáctica (estructuras gramaticales, signos puntuación, estructuración texto); la ortografía, verdadero talón de
  • 66. 43 Aquiles, en el niño disléxico, se trabajará mediante el apoyo visual (dibujos) y trabajando mediante unas normas; finalmente, la entonación se podrá trabajar, mediante la lectura de diálogos o cómics. Nivel 5. Estrategias compensatorias: aplicable en el niño mayor, adolescentes o adultos. Se trabajan técnicas de estudio (detección de ideas relevantes, el esquema) y se promueve el uso de métodos de ayuda a la lectoescritura, principalmente, basado en las nuevas tecnologías como lectores informáticos o los correctores ortográficos de los procesadores de textos. 4.3 Estrategias de compensación Según Arias Álvarez (2010), las estrategias de compensación son todas aquellas que sin modificar las capacidades deficitarias del sujeto, le facilitan su adaptación a la vida diaria apoyándose en sus puntos fuertes. Algunos instrumentos de ayuda pueden ser las calculadoras, grabaciones de voz, tablas de datos o la presencia de un adulto ayudándole con la lectura oral del material de estudio. Los procesadores de texto son interesantes, al corregir instantáneamente muchas de las
  • 67. 44 faltas de ortografía y ayudar a escribir con el soporte de diccionarios personalizados y temáticos que sugieren palabras. Actualmente, existe el método Binding, desarrollado por la universidad de Barcelona (2010), en colaboración con diferentes universidades de otros países, que se muestra efectivo en aproximadamente el 90% de los casos de niños/as reeducados. Es un programa que se adapta a las necesidades de cada niño/a, basado en la metodología RTI, y que se aplica diariamente en casa o en la escuela, en sesiones de 10 a 15 minutos cada una. En los últimos años, han aparecido programas informáticos capaces de transformar textos digitales a audio, permitiendo la adquisición de conocimientos a través de las capacidades conservadas como la comprensión del lenguaje oral y la memoria auditiva. Estos programas pueden ayudar al alumno, tanto en la escuela, como en casa en sus tareas escolares; es aconsejable su uso entre los adultos profesionales en su vida laboral, usándolos para trabajar de forma más eficaz.
  • 68. 45 4.4 Terapias para la dislexia Aunque no existe un consenso amplio en cuanto a las terapias para tratar a los niños con dislexia, entre los profesionales que trabajan en este campo, existe una corriente mayoritaria para la organización del trabajo con estos niños. Se suelen aplicar los siguientes principios: Entrenamiento visual optométrico (optometría): se basa en la teoría, de que la dislexia se debe a un defecto visual y consiste, en ejercicios de rastreo visual y control binocular. Una postura clara y definida, respecto a la no utilización del entrenamiento visual, más allá del manejo de una disfunción visual básica. Lentes de colores: se basa en las teorías de Irlen y pese a que desde los años 80 este método ha gozado de gran publicidad como tratamiento de la dislexia, no existen suficientes estudios científicos que prueben su eficacia. Entrenamiento cerebelo-vestibular: se basa en las teorías que afirman que el problema de base de la dislexia, es en realidad un problema del cerebelo y el oído (centros del equilibrio), y consiste fundamentalmente, en ejercicios dirigidos a mejorar la estabilidad, o
  • 69. 46 fármacos anti-vértigo. No hay pruebas que respalden esta teoría o los tratamientos que propone. Terapia de integración sensorial: se basa en la teoría de que los problemas de aprendizaje y los problemas motores, se deben a un déficit de integración sensorial. Se ha comprobado su ineficacia frente a otros programas de intervención. Retroalimentación electroencefalográfica (EEG biofeedback): se basa en la suposición de que en la dislexia, como en otros trastornos (por ejemplo el déficit de atención/hiperactividad), hay un funcionamiento cerebral anómalo de base. Los defensores de esta terapia, consideran que si se modifican los patrones electroencefalográficos, se modificarán igualmente las dificultades externas. Además de su alto coste, los estudios que han comunicado su utilidad, hasta el momento, son inadecuados desde el punto de vista metodológico. Los grupos fueron pequeños y sin controles apropiados. Cinesiología aplicada (osteopatía craneal): propone que la dislexia y los trastornos del aprendizaje, son secundarios a un desplazamiento de los huesos temporal y esfenoidal. Por lo que, una
  • 70. 47 manipulación ósea casi infinitesimal corregiría la discapacidad y desaparecerían los síntomas. Los ‘reflejos cloacales’, se describen como localizados en la superficie anterior y posterior de la pelvis; estos reflejos supuestamente centran la pelvis para coordinar la cabeza y el cuello con la porción inferior del cuerpo, por medio de los reflejos de enderezamiento visual y laberíntico, y de los receptores tónicos del cuello. Se ha propuesto que la manipulación de estas áreas pélvicas mejora la dislexia. Este tratamiento quiropráctico y osteopático para los trastornos del aprendizaje, no se basa en ninguna investigación conocida y algunos de sus conceptos anatómicos no coinciden con lo conocido actualmente. Se presentan una serie de ejercicios terapeuticos, atendiendo a diversas áreas que se encuentran relacionadas directa e indirectamente con la dislexia y que, por tanto, son susceptibles de ejercitación y mejora. Ejercicios grafoléxicos: intentar implantar automatismos correctos en los procesos de lectoescritura de los grafemas y sustituir los procesos previos incorrectos.
  • 71. 48 Reconocimiento auditivo: hablar con la boca tapada, para que el niño no vea el movimiento de los labios y pueda relacionar el sonido emitido con su grafía. Lectura labial: articular la letra sin sonido para que el niño señale la grafía correspondiente. Lectura oral: señalar una letra entre varias y solicitar al niño que la lea. Reconocimiento táctil: con los ojos cerrados el niño debe identificar letras de diferentes texturas. Propiocepción: reconocer las letras trazadas sobre distintas partes del cuerpo. Abstracción de la letra: pedir palabras que empiecen con una letra determinada, o bien que la contengan al final o en el medio. Método de Madame Borel: utiliza métodos fónicos y audiovisuales símbolos gestuales, asociados a cada letra o grafema. Este condicionamiento de los símbolos gestuales de los grafemas ayuda ala evocación.
  • 72. 49 El papel de las familias, es fundamental en los procesos de detección temprana y prevención, dado que son las portadoras de información relevante para la detección y sin su colaboración los programas a desarrollar pueden resultar ineficaces. Todas las administraciones educativas reconocen la importancia de las familias en la prevención de la dislexia y en su posible detección. El papel más importante que tienen que cumplir los padres de niños disléxicos, quizás sea el de apoyo emocional y social. El niño debe saber que sus padres comprenden la naturaleza de sus problemas de aprendizaje. Esto requerirá frecuentemente el tener que dar al niño algún tipo de explicación acerca de sus dificultades disléxicas. El mensaje importante que hay que comunicar, es que todos los implicados saben que el niño no es estúpido y que quizá ha tenido que esforzarse mucho más en su trabajo para alcanzar su nivel actual de lectura y escritura. Es importante comunicarle que se le seguirá queriendo, aunque no pueda ir bien en el colegio. Hay que evitar que la ansiedad de los padres aumente los problemas del niño, aumentando su ansiedad y preocupación, generando dificultades emocionales secundarias.
  • 73. 50 Los padres deben dejar muy claro al niño que puede tener éxito, ya que si el niño sabe que no puede tener éxito, porque así se lo hacen sentir las personas importantes de su entorno, el niño tiene miedo a intentarlo y como en la profecía que se auto-cumple, hace por fracasar, sin apenas darse cuenta. Esto complica la tarea del especialista. El éxito puede implicar una considerable cantidad de trabajo, pero se le hace ver que se comprende su problema y él va a recibir una ayuda específica a fin de que pueda superarlo. Irónicamente, son a veces los padres que han tenido dificultades similares y que han sufrido mucho en la escuela, son los que tienden a ejercer una presión mayor, consiguiendo un fin diametralmente opuesto al pretendido. Conviene que admitan su preocupación y compartir con el niño los problemas que tuvieron. Esto le hace al niño sentirse más normal. Es totalmente inadecuado e inútil comparar en sentido desfavorable al niño disléxico con un niño sin problemas. Esto sucede, especialmente, si el niño que va bien en el colegio es más pequeño que el que tiene el problema.
  • 74. 51 Conviene recordar que ambos son distintos y que el disléxico tiene sus cualidades. Las rivalidades fomentadas entre hermanos pueden acabar mal. Es importante desarrollar la autoestima a todos los niveles. Puede hacerse dispensando al niño consideración positiva incondicional, en especial, cuando se siente decaído o fracasado. Es fundamental evaluarlo con su propio nivel, esfuerzo y rendimiento. Otra cosa a tener en cuenta, son las dificultades prácticas asociadas con la dislexia: confusiones con las horas del día, equivocaciones respecto del lugar donde se colocan las cosas, tendencia al desorden, distraibilidad, torpeza en ocasiones, dificultad en el cumplimiento de las instrucciones. Todo esto exige una buena dosis de paciencia, pero es tan importante como comprender las dificultades mismas del aprendizaje del lenguaje escrito. Los padres pueden tener, en ocasiones, un papel directo de enseñantes. Esto depende, del tipo de relación que haya entre padres e hijos. A veces, es completamente imposible y hasta desaconsejable que los padres ayuden a sus hijos. La situación se torna en ocasiones, tan cargada de ansiedad, que los padres o el niño pierde la calma, se enfadan
  • 75. 52 y las condiciones de un aprendizaje con éxito y de refuerzo positivo sistemático, se vuelven inalcanzables. Shaywitz (2003) propone por su lado una serie de terapias que aseguran curas rápidas o casi milagrosas; que gozan de gran difusión en el mundo; y que, sin embargo, no tienen estudios científicos que respalden suficientemente su utilidad.
  • 76. 53 CONCLUSIONES
  • 77. 54 Al finalizar el presente estudio sobre el perfil psicológico del niño con dislexia, se pudo llegar a las siguientes conclusiones: Se hizo la descripción de las causas de la dislexia en los niños como dificultad de lecto-escritura, muchos estudios reflejan que tiene un origen neurobiológico, con una importante carga hereditaria y que predomina la teoría del déficit fonológico, como causa principal de las dificultades lectoras, en disléxicos. Un dato importante que ha arrojado la investigación, es que aún no se tiene certeza de cuál es la etiología exacta de la dislexia. Algunas de las clasificaciones son dislexia adquirida o alexia, dislexia del desarrollo, dislexia superficial, dislexia fonológica, dislexia profunda adquirida. Los niños con dislexia pueden presentar una multiplicidad de síntomas, de acuerdo a la edad, sin embargo algunos de estos son comunes para todos, como son: dificultad para leer oraciones o palabras sencillas. Se describió los distintos tipos de trastornos que provoca la dislexia, especialmente, en el plano psicológico, estableciéndose que desde el punto de vista clínico, la dislexia se enmarca en el contexto de los trastornos del aprendizaje. Se caracterizan porque desde los primeros
  • 78. 55 estudios del desarrollo, están deteriorados los patrones normales del aprendizaje. Los problemas específicos del desarrollo del aprendizaje escolar, abarcan grupos de trastornos que se manifiestan por déficits específicos y significativos del aprendizaje, entre los que se encuentran: trastorno de escritura, trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH), trastorno del cálculo, el trastorno de la coordinación, trastornos afectivos y/o comportamentales. Para diagnosticar la dislexia, es necesario realizar una evaluación previa de todos los procesos, conductuales y cognitivos, implicados en la lectoescritura, cuyos resultados deben cumplir los criterios establecidos por el DSM-IV (2000), de exclusión, discrepancia y especificidad. Además, para defender el diagnóstico de dislexia evolutiva, se tendrán en cuenta otros aspectos importantes como los antecedentes genéticos. Se identificaron las consecuencias de la dislexia en el ámbito escolar, pudiéndose establecer, que los niños con dislexia, presentan dificultades con algunas habilidades lingüísticas, especialmente, con aquellas relacionadas con el procesamiento fonológico.
  • 79. 56 Estas dificultades afectan a la ejecución lectora, es decir, a la decodificación lectora, lo que es vital para la comprensión lectora y por ende afecta el aprendizaje. Se precisó que la dislexia, es un trastorno de aprendizaje específico de origen neurobiológico, caracterizado por los problemas de precisión y/o fluidez en el reconocimiento de palabras y por las dificultades en el deletreo y en la codificación. Uno de los aspectos más importante a tener en cuenta en las diferentes etapas en el ámbito escolar, es la evaluación psicopedagógica, la cual se dirige, esencialmente, a analizar los procesos lectores, donde se presentan dificultades para determinar el tipo de intervención, la cual deberá estar regida, directamente, por los resultados de la evaluación. Se han expuesto las distintas técnicas de reeducación empleadas en la rehabilitación del niño disléxico, determinándose que, los resultados de los estudios, sobre los métodos de intervención efectivos en el tratamiento de la dislexia, indican la necesidad de llevar a cabo un programa de tratamiento, que aborde cada uno de los aspectos alterados, que muestra el niño con dislexia.
  • 80. 57 Son diversos los enfoques de los autores, al plantear técnicas de intervención en dislexia, en función del marco o enfoque de referencia que se use, sin embargo, la mayoría de los modelos actuales concuerdan en los principios, que deben regir la intervención de la misma, entre los cuales se encuentran: Los métodos psicopedagógicos, que han de implementarse para el tratamiento de la dislexia, deben ir orientados hacia las siguientes metas: sobreaprendizaje, educación multisensorial, educación psicomotora, entrenamiento perceptivo-motor, desarrollo lingüístico y el entrenamiento de la lectoescritura. Es importante, además, el uso de estrategias de compensación, las cuales son todas aquellas que sin modificar las capacidades deficitarias del sujeto, le facilitan su adaptación a la vida diaria, apoyándose en sus puntos fuertes. Es transcendental, precisar la importancia del papel de las familias, tanto en los proceso de detección temprana, así como en el seguimiento al tratamiento, dado que son las portadoras de información relevante, para la detección. Sin su colaboración los programas a desarrollar, pueden resultar ineficaces.
  • 81. 58 BIBLIOGRAFÍA
  • 82. 59 Acedo de Bueno, M. (2009). Dislexia y otras dificultades. (Acceso 23 de junio de 2014)http://dislexia.homestead.com/index.html. Alvarado, H.; Damians, M. (2007).Dislexia. Detección, diagnóstico e intervención interdisciplinar. Madrid: DISFAM. American Psychiatric Association: DSM-IV-TR (2000). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Texto revisado. Barcelona, Masson. Arias Álvarez, J. (2010), La intervención psicopedagógica. Barcelona: Centro de Diagnóstico Neuropsicológico Davison, G. (2000). Psicología de la conducta anormal. México: Limusa. Defior S. (2000). Las dificultades de aprendizaje: un enfoque cognitivo: lectura, escritura, matemáticas. Cádiz: Editorial Aljibe Gracia Mediavilla, L. (2004). Dislexia: diagnóstico, recuperación y prevención. Madrid: Uned. Hales, R. (2004). Tratado de psiquiatría clínica. Barcelona: Masson. Herrera Cantera, E. (2010). Dislexia, el trastorno desconocido. Diagnóstico y tratamiento. Marchesi, A.; Coll, C y Palacios, J. (2001). Necesidades Educativas Especiales y aprendizaje escolar: Madrid, Alianza Editorial. Marchesi, A; Coll, C. y Palacios, J. (2002). Desarrollo psicológico y educación. Trastornos del desarrollo y necesidades educativas especiales: Madrid, Alianza. Morris, C. (2001). Psicología. México: Pearson Educación. Mycek, M. (2004). Farmacología. México: McGraw-Hill. Organización Mundial de la Salud, (OMS) (2010). Dislexia. (Acceso 23 de junio de 2014) http://www.who.int/es/ Pardinas, F. (2002) Metodología y técnicas de investigación en ciencias sociales. México: Siglo Veintiuno.
  • 83. 60 Peñafiel, M. (2009). Guía de Intervención logopédica en la disgrafía. Madrid: Síntesis. Phares, E. (2000). Psicología clínica: conceptos, métodos y práctica. México: Manual Moderno. Phares, E. (2000).Psicología clínica: conceptos, métodos y práctica. México: Manual Moderno. Rubinstein, A. (2007).Medicina familiar y práctica ambulatoria. Buenos Aires: Médica Panamericana. Thomson, M. (1992), Dislexia: su naturaleza, evaluación y tratamiento. Madrid: Alianza Editorial. Tuchman, R. (2000). Tratamiento de los trastornos del aprendizaje. Chile: Revista de Educación y Desarrollo.