• Save
5 Agua
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
866
On Slideshare
866
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. 4El aguaAutores:Martha García (Hidrología y Recursos hídricos)Félix Darío Sánchez (Hidrología)1Rodrigo Marín (Hidrología)2Héctor Guzmán (Hidrología)3Nelsy Verdugo (Recursos hídricos)Efraín Domínguez (Ecología hidrometeorológica)4Omar Vargas (Geología)Lorenzo Panizzo (Físico-química ambiental)5Nancy Sánchez (Físico-química ambiental)Jeremías Gómez (Físico-química ambiental)Guillermo Cortés (Físico-química ambiental)Con la colaboración de:Guillermo Rodríguez, Martha de Flórez, ÁlvaroMoreno, Guillermo Olaya, Hernando Wilches, ÓscarMartínez, Bernardo Méndez, Claudia Contreras,Patricia León, Ivonne Jaramillo, Mauricio Bermúdez,Raúl Niño, Carlos Eduardo Martínez, Blanca RuthMoreno, Stella Gaitán, Ana María Hernández yCarlos M. Páez1 Profesor, facultad de Ingeniería Recursos Hídricos.UniversidadCentral2 Profesor, facultad de Ingeniería Civil. Universidad Católica deColombia3 Profesor Postgrado Planeación Ambiental, Universidad MilitarNueva Granada4 Profesor, facultad de Ingeniería Recursos Hídricos.UniversidadCentral5 Profesor, facultad de Ingeniería Recursos Hídricos, Universi-dad CentralProfesor, Instituto de Estudios Ambientales, IDEA. UniversidadNacional de Colombia
  • 2. 115EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLEl agua es un compuesto con características únicas,de gran significación para la vida, el más abundanteen la naturaleza y determinante en los procesos físicos,químicos y biológicos que gobiernan el medio natural.El agua, al igual que el fuego, la tierra y el aire, fue paralos griegos uno de los cuatro elementos que formaron elmundo. El griego Tales de Mileto creía que el agua era elprincipio de todas las cosas existentes. Más tardeEmpédocles, seguido por Platón y Aristóteles, la conside-ró como uno de los cuatro elementos básicos del universo,y luego, a fines del siglo XVIII, nadie puso en duda que elagua fuera un elemento simple. En 1775 el químico fran-cés Macquer obtuvo algunas gotas de agua por combus-tión del hidrógeno; pese a ello, tres años después escribíaque el agua parecía ser “una sustancia inalterable e indes-tructible” que no podía ser descompuesta; tal era la tenaci-dad con que se mantenían las ideas de Platón y Aristóteles.Pero una serie de experiencias químicas demoleríanlas viejas nociones. El primero fue el físico y químicoinglés Henry Canvendish, quien en 1781 al estudiar losgases demostró que el agua es el resultado de una combi-nación del hidrógeno –llamado ‘aire inflamable’– con eloxígeno de la atmósfera –llamado ‘aire vital’–.Grandes científicos como Monge, Priestley y Wattcontribuyeron al descubrimiento de la composición delagua. Pero es al químico francés Lavoisier, asistido por elfuturo astrónomo Laplace, a quien corresponde el méri-to de haber comprendido y explicado la verdad: el 24 dejunio de 1783, logró una verdadera síntesis del agua apartir de oxígeno e hidrógeno, demostrando que es uncompuesto de esos elementos; poco tiempo después rea-lizó la experiencia inversa de la descomposición del agua.Lavoisier fue, por lo demás, quien dio sus nombres ac-tuales al oxígeno y al hidrógeno (este último quiere decir‘productor de agua’).Hoy día se sabe que la molécula de agua resulta de lacombinación de un átomo de oxígeno con dos de hidró-geno: molécula aparentemente simple, pero cuyas pro-piedades extraordinarias constituyen el fundamento mis-mo de la vida terrestre.El agua aparentemente se resume en una simple fór-mula: H2O, que es la característica más general de lasgrandes masas que cubren el 71% de la superficie de latierra (océanos, casquetes polares, glaciares, aguas super-ficiales y subterráneas) y que conforman lo que se deno-mina la hidrosfera. Según algunos autores –en particu-lar, oceanógrafos– esta gran masa de agua distribuidauniformemente en la superficie de la tierra formaría unacapa de 4 km de espesor (Losiev, 1989).Aunque la física moderna representa en forma com-pleja los átomos por medio de modelos orbitales, cabehacer una representación geométrica simple de la molé-cula del agua; de acuerdo con ella, puede decirse que elátomo de oxígeno tiene seis electrones en su órbita exte-rior, la cual, para ser estable, debería tener ocho. Por suparte, cada átomo de hidrógeno tiene un electrón en suórbita, que, para ser estable, debería tener dos. De estamanera, dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxíge-no ‘asocian’ sus electrones exteriores para dar la configu-ración de la molécula de agua.Esta asociación no se hace de cualquier manera: losdos átomos de hidrógeno interaccionan a los lados delátomo de oxígeno, de ello se derivan dos consecuenciasde gran importancia.En primer lugar, la extremada estabilidad de la molé-cula de agua a causa de que en el enlace entre el oxígeno yel hidrógeno se origina una asociación de electrones –en-lace llamado de covalencia–; por esta razón es muy difícildisociar dicha molécula, lo que le permite existir en con-diciones extremas y en diferentes lugares del universo.En segundo lugar, la asimetría de la molécula de agua:a un lado, su componente de oxígeno, de carga negativa,y, al otro, su componente de hidrógeno, de carga positi-va. De ahí que la molécula actúe como un pequeño imán.Las interacciones eléctricas entre el hidrógeno de unamolécula y los pares de electrones relativamente ‘libres’del oxígeno de otra, dan lugar a un enlace molecularllamado ‘enlace de hidrógeno’. Gracias a la presencia deestos enlaces, cada molécula de agua tiene una tendenciaa asociarse con otras cuatro.Un análisis de la hidrosfera nos muestra que ésta esuna mezcla de diferentes tipos de agua con la fórmulacomún H2O. Estos distintos tipos de agua se conformanpor la unión de isótopos de oxígeno e hidrógeno. En elcaso del oxígeno existen, además del O16, isótopos pesa-dos, O17y O18, que pueden combinarse con el hidróge-no común de masa 1 o con otros más pesados, como eldeuterio (D) y el tritio (T), con masa 2 y 3, respectiva-mente. De este modo se pueden formar teóricamente 42tipos isotópicos de agua, de los cuales sólo siete son esta-bles (no radiactivos). Hay que advertir que estas especiesquímicas, deuteradas o tritiadas, se encuentran en con-centraciones muy bajas, sólo detectables con instrumen-tos sensibles.Con la variación de la temperatura se modifica la es-tructura del agua: así, a 0 °C está constituida básicamentepor cadenas poliméricas (H2O)n; en cambio, a una tem-peratura de 4 °C, la mayor parte de la masa de agua seconforma de conglomerados cristalinos (Horne, 1982).Algo que caracteriza al agua son sus anomalías en lospuntos de ebullición y congelación. Al analizar compues-tos químicos semejantes a ella (H2S, H2Se y H2Te), se con-
  • 3. 116 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALcluye que debería hacer ebullición a los -70 °C y congelar-se a los -90 °C (Losiev, 1989). En lugar de hacerlo rom-piendo todas las reglas, el agua hace ebullición a los 100°C y se congela a los 0 °C. Sin embargo, en nubes situadasa una altitud entre 2.000 y 3.000 m es posible encontrargotas de agua superfrías con temperaturas entre 0 y -25°C (Moran y Morgan, 1994). Otra particularidad del aguaconsiste en que es de las pocas sustancias que al solidificarseresulta con una densidad más baja que en su estado líqui-do; por esto el hielo flota en el agua.Desde el punto de vista químico es excepcional suimportancia, ya que la casi totalidad de los procesos quí-micos que ocurren en la naturaleza tienen lugar en sustan-cias disueltas en agua. El agua es un medio de transportede nutrientes; ese trata de una cualidad muy importantepara la vida, ya que para algunos ecosistemas el agua sirvede recipiente de sustancias vitales para su existencia.El agua tiene otras muchas propiedades, como su fa-cilidad para disolver una gran cantidad de sustancias (deahí que rara vez sea pura), su fuerte tendencia a empaparlas paredes de los tubos capilares y ascender por ellos, supropensión a dejarse atrapar en la constitución de nu-merosas rocas, en forma de hidratos que, como el ópalo,adoptan a veces los colores más tornasolados.El agua tiene una capacidad calorífica alta. Su calorespecífico, por definición, es de una caloría por gramo.Es importante recordar que la mayor parte de la energíasolar que llega a la superficie terrestre es absorbida por lahidrosfera, donde se transforma en calor que transportaella misma o se transfiere a la atmósfera y a otras esferas.Así por ejemplo, en la evaporación de agua de la superfi-cie del océano se transfiere cada minuto a la atmósfera2x1018julios de energía en forma de calor latente.Gracias a su capacidad calorífica y a su calor latente, elvapor de agua tiene gran importancia como regulador delclima del planeta. Igualmente, por la capacidad caloríficadel agua, las enormes masas oceánicas del planeta impi-den las grandes variaciones de temperatura entre el día yla noche o entre el verano y el invierno, que de otro modohabría que soportar. Se sabe además que los países sujetosa influencias marítimas gozan de climas con menos con-trastes de temperatura que los países continentales.En cuanto a la tensión superficial del agua, es ma-yor que la de cualquier otro líquido; pero hay más: lacompresibilidad del agua, que es escasa, disminuyecuando la temperatura se eleva entre 0º y 50º C, alcontrario de lo que sucede con otros líquidos. Asimis-mo, su viscosidad disminuye, en lugar de aumentar,cuando se eleva la presión.En la vida cotidiana la percepción directa de las sus-tancias disueltas en el agua lleva a clasificarla en aguadulce y agua salada. Al agua natural con una baja con-centración de sales (menos de 1.000 mg/L) se le llamaagua dulce y generalmente, previo tratamiento, se usapara producir agua potable. El agua natural que contie-ne una concentración de sales mayor a 3.000 mg/L seconsidera salada, aunque este término comúnmente seasocia con el agua de mar, que contiene en promediouna concentración de sales entre 34.000 y 35.000 mg/L. Sin embargo, para algunos mares estas concentracio-nes pueden ser superiores: por ejemplo, para el Medite-rráneo y el mar Rojo alcanzan 45.000 mg/L. No obstan-te, existen distintos grados de salinidad intermedios,como en el caso de las aguas estuarinas y de las ciénagas.Realmente se trata de variaciones en la salinidad por in-fluencia de las aguas continentales y de las lluvias.Millones de años atrás la tierra se encontraba desnu-da, sin cobertura vegetal, expuesta a la acción del agua ysometida a grandes procesos de erosión. Fue entoncescuando los océanos alcanzaron sus niveles de salinidadbásica. Este proceso aún continúa con menor intensi-dad, pero sin perder importancia. Actualmente, en losciclos biogeoquímicos –en especial, en el ciclohidrológico– circulan las sales marinas manteniendo re-lativamente constante la concentración de sales del mar.Ciclo hidrológicoComo se anotó en el capítulo 2 de este libro, dentro delos ciclos biogeoquímicos que se desarrollan en elecosistema planetario, el ciclo hidrológico es tal vez elmás conocido y ocupa un puesto importante. El ciclohidrológico es el proceso continuo de la circulación delagua, en sus diversos estados, en la esfera terrestre. Su-cede bajo la influencia de la radiación solar, la acciónde la gravedad y la dinámica de la atmósfera, la litosferay la biosfera. Las diferentes fases del ciclo son el marcode referencia para el estudio del estado y del comporta-miento del agua.El ciclo hidrológico y el balance de agua global son elmodelo básico para entender el funcionamiento del sis-tema hídrico atmosférico movido básicamente por laenergía solar, el cual es el enlace vital entre el océano y elcontinente, mediante la circulación y transformación delagua a través de la atmósfera, la hidrosfera, la litosfera yla biosfera.El agua se evapora desde el océano hacia la atmósferaen grandes proporciones (86%) y en menor grado desdeel continente (14%), siendo el viento el agente transpor-tador del vapor de agua a distancia hasta encontrar con-diciones propicias para la condensación, reiniciándoseasí un nuevo ciclo hidrológico.
  • 4. 117EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguavSe estima que el volumen total de agua contenido enla hidrosfera es 1.386 millones de km3. De este volumen,96,5% se encuentra en los océanos como agua salada y el3,5% restante, como agua dulce proveniente del conti-nente. De este último porcentaje el 69% se encuentra enforma sólida en los glaciares y el 30% como agua subte-rránea, quedando solamente el 1% que conforma los ríosy los cuerpos de agua (Christpophenson, 1997).Al concluir un ciclo completo, retorna directamenteal mar el 78% como precipitación y del 22% restante,precipitado en el continente, el 8% llega al mar porescorrentía superficial y subterránea (Dingman, 1994).El ciclo hidrológico está gobernado por procesos na-turales que ocurren de manera continua (figura 4.1). Elagua cae sobre la superficie terrestre en forma líquida osólida (nieve, granizo, etc.), parte de la cual puede serevaporada antes de tocar la superficie terrestre. Aquellafracción que alcanza la vegetación es parcialmente rete-nida por las hojas de las plantas (intercepción). De allíuna parte es evaporada nuevamente hacia la atmósfera,en tanto que la fracción restante cae hacia el suelo, don-de puede infiltrarse o escurrir por las laderas, siguiendola dirección de las mayores pendientes del terreno.La fracción que se infiltra puede seguir tres rutas biendefinidas: una parte es absorbida por las raíces de lasplantas y llega a formar parte del tejido vegetal o bien, esliberada a través del proceso de transpiración hacia laatmósfera. Otra cantidad puede desplazarse paralelamentea la superficie a través de la zona no saturada del terreno,como flujo subsuperficial, hasta llegar a aflorar en losnacimientos o manantiales o continuar infiltrándose hastaalcanzar la zona saturada, donde recargará el almacena-miento de aguas subterráneas; de esta última, una partealimenta el caudal de los cursos de agua (donde existaconexión hidráulica) como caudal de base.La zona no saturada se caracteriza porque el agua se en-cuentra en los vacíos o poros conjuntamente con aire y estásometida a fuerzas de capilaridad, mientras que a determi-nada profundidad el agua llena completamente los vacíosdel suelo en la zona saturada, estando sometida a fuerzasgravitacionales y viscosas. Las aguas subterráneas, limitadasen la parte inferior por formaciones impermeables (arcillas,formaciones rocosas, etc.), no permanecen estáticas, sinoque se desplazan y forman el flujo subterráneo.Cuando se presentan fracturas o fallamientos en labase de la formación impermeable, el agua subterráneadesciende y representa una pérdida de humedad para lacuenca, llegando a formar parte de almacenamientos in-activos. En estas capas profundas, el tiempo de circula-ción o renovación es mucho más largo que en las capasacuíferas superficiales ubicadas en las zonas no saturaday saturada y, por lo tanto, no participan en el intercam-bio hídrico activo ni están vinculadas al régimen climáticoactual. Esta parte del ciclo hidrológico es de ordengeológico (tiempo de renovación desde algunas décadashasta miles de años).Figura 4.1. Representación del ciclo hidrológico.
  • 5. 118 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALLa parte del agua que escurre a lo largo de las lade-ras puede ser interceptada por las depresiones natura-les del terreno, donde se evapora o infiltra, o final-mente se mueve a través de los drenajes naturales dela cuenca y forma el flujo superficial. Estos tres flujos–superficial, subterráneo y subsuperficial– conformanla escorrentía que integra los cauces de las corrientes,alimenta los diferentes almacenamientos y drena fi-nalmente hacia el mar.Una fase fundamental del ciclo es la evaporación, yasea del agua contenida en los océanos, en la vegetación,de la proveniente de la superficie del terreno, de los cuer-pos abiertos de agua, de las corrientes principales y se-cundarias o de las zonas no saturada y saturada del terre-no; todo ello por acción de la radiación solar.Balance hídricoPara poder estudiar y determinar en forma cuantitativatodos estos procesos físicos que contribuyen a la forma-ción y variación espacio-temporal del recurso hídrico enuna zona determinada, se utiliza el balance hídrico, quees una formulación matemática de la interrelación y dis-tribución espacial del agua en sus diferentes fases.El balance hídrico se basa en la ley física universal deconservación de masas. Representa una de las herramien-tas de mayor uso en la práctica hidrológica para el estudiode la variación espacial y temporal de los elementos cons-titutivos del ciclo hidrológico; expresa la igualdad existen-te entre los aportes de agua que entran por un lado en unaunidad hidrográfica determinada y la cantidad de aguaque es evacuada por el otro, considerando además las va-riaciones internas en el almacenamiento de humedad ocu-rridas durante el periodo de tiempo determinado.Los balances hídricos, tanto globales como regiona-les y locales, permiten determinar la disponibilidadhídrica natural de las áreas en consideración y conocer elcomportamiento de la oferta de agua, tanto superficialcomo subterránea, a través del estudio de las diferentesfases del ciclo hidrológico.La concentración y crecimiento de la demanda deagua en zonas donde la oferta es limitada, la deforestación,el aprovechamiento y el uso indiscriminado y no plani-ficado de los recursos naturales, alteran seriamente el ci-clo hidrológico y los componentes del balance hídrico ymodifican la disponibilidad de agua, tanto en términosde cantidad como de calidad. La alteración de los proce-sos que incluyen la sedimentación de los cauces y la agu-dización de los periodos de sequía e inundación puedencausar efectos catastróficos sobre las actividades huma-nas y socioeconómicas.Oferta hídrica en ColombiaLa ubicación geográfica, la variada topografía y el régimenclimático que caracterizan al territorio colombiano han de-terminadoque poseaunade las mayores ofertas hídricasdelplaneta. Sin embargo, esta oferta no está distribuidahomogéneamente entre las diferentes regiones del país y,además, está sometida a fuertes variaciones que determinanla disponibilidad del recurso hídrico; razones por las cualesen el territorio continental de Colombia se presentan desdezonas deficitarias de agua hasta aquéllas con grandes exce-dentes, que someten a importantes áreas del país a inunda-ciones periódicas de duración considerable.La riqueza hídrica colombiana se manifiesta: en unaextensa red fluvial superficial que cubre el país en unascondiciones favorables de almacenamiento de aguas sub-terráneas, en la existencia de cuerpos de agua lénticos,distribuidos en buena parte de la superficie total, y en lapresencia de enormes extensiones de humedales.La presencia de altas montañas, abundantes precipi-taciones, extensas sabanas y selvas húmedas, junto con laubicación estratégica en la zona tropical, caracterizan alterritorio nacional y determinan la existencia deecosistemas con un potencial hídrico valioso y sistemascomplejos de regulación.Si bien se reconoce la riqueza hídrica nacional, tantoen la distribución espacial como temporal, este enormepotencial se restringe en su aprovechamiento por la con-fluencia de múltiples factores antrópicos que han gene-rado efectos en los componentes del ciclo hidrológico y,en especial, sobre la calidad del agua por la incorpora-ción de residuos a las fuentes que los abastecen. Tam-bién lo afectan en buena medida los patrones de aprove-chamiento, caracterizados por mecanismos de uso pocoeficiente del recurso hídrico.Balance hídrico nacionalEl balance hídrico es la interrelación de las diferentes va-riables que conforman la ecuación general, la cual consti-tuye la base del modelo del ciclo hidrológico, a partir de laevaluación de precipitación, evapotranspiración potencial,temperatura, escorrentía superficial y evapotranspiraciónreal. Estos datos se basan en las series históricas cuyo ori-gen es la red de estaciones hidrometeorológicas,enmarcadas dentro de la zonificación hidrográfica de Co-lombia: el país, por sus características hidrotopográficas,se ha dividido en cinco áreas hidrográficas, las cuales hanservido para identificar la red con un código, cuyo primerdígito representa el área hidrográfica y los siguientes, laszonas y subzonas donde se ubica cada estación (mapa 4.1).
  • 6. 119EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLMAR CARIBESAN ANDRES1:600.000MALPELO1:300.000PROVIDENCIA15011508150715061505150415031502250213092802280328042801290629032902290129041401290312041308130716031604160516061607160826231602160126222501262426252704270323172318231923202701231123072618262026212309270223212314231223112310230824062403240524022401230621012315231323022305230456015401550111011102110311041105 11061107110811091110130113021201111511141113111213051304130612031202212521242123212121202119211821172116211521142113211221112110210121082107210621052104210321022601260126012601261626152619261726142613261226112610260926082607260626052604260326022201 2203220722062204220522021. Caribe5. Pacifico4. Amazonas3. Orinoco2. Magdalena Cauca1 5 0 7 =a b c d dondea = Area hidrográficaab = Zona hidrográficaabcd = Subzona hidrográfica111154035402540455025409 54055406520335063507540835023503350435053508351035113518232133041303530253035304530 553065307530853095310 53115205510151045103520654075309530152025201520454075208440147014702440544064407440947034408440244044403460346024601450246064607441046054604450143014401441145034201441544164417470747064704470544134412441445084507430445114510450945054506450443024303 42064204420542034202441843054306470848014210420943074308441944204709471047114102 4104420741084101410341054106410723213207330633053303340138023402 3404340334053801352535202322352335243601360236033705370237043703370135213515320832053204320332013404320735013206351432173214330233013216321332123209310531043102310331013209351635173526351235133211380431093107310631083110321532193218350917021701VenezuelaBrasilPerúMar CaribeEscala 1: 8.000.000OcéanoPacíficoPanamáZonificación hidrográficaÁreas hidrográficasMapa 4.1. Zonificación hidrográfica de Colombia. (Fuente: Ideam, 1998)
  • 7. 120 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALLos mapas temáticos obtenidos y analizados dentrodel balance hídrico fueron construidos en escala1:1’500.000 y tienen como base estaciones de referenciarepresentativas de las diferentes regiones hidroclimáticasdel país. Con ese criterio se elabora el balance hídrico ge-neral, que permite conocer en forma global el potencialhídrico del país.A partir de los valores de precipitación obtenidos deobservaciones y mediciones de la red pluviométrica ypluviográfica distribuida en todo el territorio, se generó elmapa de isoyetas medias anuales, en tanto que con la in-formación hidrológica y las características fisiográficas ymorfométricas de los sistemas hidrográficos se elaboraronlas isolíneas de rendimiento y de escorrentía, que caracte-rizan áreas hidrológicamente homogéneas (mapa 4.2).Para lograr una aproximación global con la informa-ción disponible en el país, se evalúa la evapotranspiraciónreal mediante la diferencia de la precipitación y laescorrentía1, dado que las fórmulas empíricas no se hanevaluado suficientemente para el territorio nacional, di-ficultando su aplicación en forma extensiva.Como resultado del balance se estima el ‘índice dearidez2’ –referido a la característica de un clima o a lainsuficiencia de los volúmenes de precipitación paramantener la vegetación–, que representa el mayor o me-nor grado de la variación de estos volúmenes y suele lla-marse déficit de agua. En el mapa 4.3 y la tabla 4.1 seclasifican las 45 cuencas con los índices que las caracteri-zan, desde altamente deficitarias de agua hasta aquéllascon excedentes importantes. A continuación se presentauna evaluación por zonas.Zona AndinaEn esta zona se ubica la cadena montañosa más impor-tante del país, con las tres cordilleras que atraviesan desur a norte el territorio naci7onal y dan origen a los prin-cipales ríos que bañan los campos agrícolas y surten deagua a las principales ciudades e industrias del país, yrepresenta la región de mayor desarrollo y mayor pre-sión por el uso del recurso hídrico. Por esta razón es unade las zonas con mayor densidad de la red de monitoreo,constituyéndose en la base fundamental para evaluar laoferta de las principales cuencas de los ríos Magdalena yCauca.La región del Alto Cauca, integrada por los departa-mentos de Cauca y Valle del Cauca, tiene una escorrentía3promedio de 960 mm. Allí se encuentran ríos de ordenmedio que bañan el sector, tales como El Palo, Piedras,Cofre, Jamundí, Fraile, Tuluá, La Vieja y otros, con unrendimiento medio4en la cuenca de 30 L/s/km².El Cauca Medio, comprendido entre La Virginia(Risaralda) y Caucasia (Antioquia), se caracteriza por elincremento de la escorrentía media a 1.500 mm, siendonotable el aporte de los ríos San Juan y Arma, y además,por la formación del cañón del río Cauca, de gran inte-rés para el país por su potencial hidroenergético.El Bajo Cauca, considerado entre Caucasia (Antioquia)y su desembocadura en el río Magdalena, se caracterizapor la presencia del río Nechí y de su afluente, el río Porce,que baña un área bastante húmeda, con una escorrentíade 1.700 mm, en promedio. Desde la desembocadura delrío Nechí, y en su lento descenso, se encuentran solamen-te pequeños caños que hacen descender el valor del aporteanual a 1.500 mm, en promedio, para esta zona.La escorrentía en la cuenca del río Magdalena se carac-teriza principalmente por su disminución a medida que elrío avanza y se aproxima al mar Caribe: así, en el AltoMagdalena (Huila y parte delTolima y Cundinamarca) seobtiene una escorrentía media de 1.000 mm.Dentro de esta área hidrográfica se encuentra la Sabanade Bogotá, cuyo régimen se rige por los sistemas climáticosde los llanos Orientales y de la cuenca del río Magdalena.La precipitación media para esta zona es de 900 mm y suescorrentía corresponde a una lámina de agua de 310 mm.En el Medio Magdalena (Cundinamarca, Santandery sur de Bolívar) la escorrentía media alcanza 1.100 mm,con aportes de ríos con caudales importantes como elSogamoso, Lebrija, Carare, Cimitarra, Opón y Cesar.En el Bajo Magdalena (Bolívar y Magdalena), los ren-dimientos disminuyen en forma notoria, por lo que laescorrentía decrece substancialmente a 450 mm al año.Si se utiliza el concepto cualitativo del ‘índice de ari-dez’, casi la totalidad de la cuenca Magdalena-Cauca seencuentra dentro de una disponibilidad de agua normal,a excepción de las áreas hidrográficas del río Nechí y elBajo Cauca, que cuentan con excedentes de agua, y laSabana de Bogotá, que entra en la clasificación de dispo-nibilidad normal a deficitaria.1 Dentro de los métodos conocidos y avalados por la Unesco, seencuentran los que determinan la evapotranspiración real (ETR)por medio de fórmulas empíricas, utilizando parámetros meteoro-lógicos obtenidos a partir de observaciones directas o estimándolamediante la diferencia de la precipitación y la escorrentía.2 Índice que permite estimar la disponibilidad espacial del recur-so hídrico, de acuerdo con su abundancia o escasez.3 Escorrentía es la cantidad de agua precipitada que por no infil-trarse ni evaporarse corre por la superficie de la tierra hasta uncuerpo de agua léntico o lótico. Se expresa en milímetros delámina de agua, donde un milímetro equivale a un litro por m2de superficie4 El rendimiento de 1 litro/seg/km corresponde a 31,5 mm de lá-mina de escorrentía.
  • 8. 121EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLEscorrentía media anual(en mm)Mar CaribePanamáOcéanoPacíficoEcuadorVenezuelaBrasilPerúMalpelo1: 3000.000Escala 1: 8.000.000San AndrésProvidencia1: 600.0001502503505007009001.2501.7502.5003.5004.5005.5006.5007.5008.5009.500Mapa 4.2. Escorrentía media anual en Colombia. (Fuente: Ideam, 1998)
  • 9. 122 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALMapa 4.3. Índice de aridezMAR CARIBESAN ANDRES1:600.000PANAMAECUADORMALPELO1:300.000VENEZUELABRASILPERUESCALA 1:8000.000Alto excedente de aguaINDICEDE ARIDEZMAR CARIBEExcedente de aguaExcedente a moderado de aguaNormalEntre normal a deficitario de aguaDeficitario de aguaAltamente deficitario de agua< 0.150.15-0.190.20-0.290.30-0.390.40-0.490.50-0.59> 0.60CONDICION DE ARIDEZ INDICE10318914561115 1716844451312 14222204ZONA01 Alto Magdalena02 Sabana de Bogotá03 Medio Magdalena04 Río Sogamoso05 Bajo Magdalena07 Alto Cauca06 Río Cesar08 Medio Cauca09 Bajo Cauca10 Río Nechi11 Occidente SierraNevada de Sta Marta12 Río Tolo13 Río Atrato14 Sinú - Caribe15 Norte sierra Nevadade Sta Marta16 Alta Guajira17 Baja Guajira18 Río Catatumbo19 San Andrés yProvidenciaCUENCA20 Río Arauca21 Alto Meta22 Bajo Meta23 Río Vita24 Río Tomo - Tuparro25 Río Vichada26 Alto Guaviare27 Medio Guaviare28 Bajo Guaviare29 Río Inirida30 Río Atabajo31 Río Guainia32 Río Vaupés33 Río Apaporis34 Alto Caquetá35 Bajo Caquetá36 Río Puré37 Río Putumayo38 Río Mira-Guiza39 Alto Patía41 Río Sanguianga-Patía Norte40 Bajo Patía42 Río Micay43 Río Coyanero-Dagua44 Río San Juan44 Río San Juan45 Río Baudó - DirectosPROVIDENCIA
  • 10. 123EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLogidóC acneuC )mm(aítnerrocsEotneimidneR)²mk/ges/l(mm(oidemnemuloV 3) )CMM(ocesnemuloVecidnÍzediraed10 aneladgaMotlA 000,1 57,13 953,24 069,7220 átogoBedanabaS 503 86,9 231,7 36730 aneladgaMoideM 590,1 67,43 303,031 305,3940 osomagoSoíR 498 83,82 125,51 785,850 aneladgaMojaB 254 53,41 259,422 708,26160 raseCoíR 574 80,51 566,1 640,170 acuaCotlA 069 84,03 597,61 529,780 acuaCoideM 105,1 56,74 487,14 179,6290 acuaCojaB 037,1 29,45 879,27 448,5501 íhceNoíR 009,1 23,06 403,62 511,9111etnediccOadaveNarreiStraMatnaSed a055 64,71 158 38521 oloToíR 001,1 29,43 218 65331 otartAoíR 096,3 41,711 784,57 763,7541 ebiraC-úniS 002,1 71,3 718,11 496,951etroNadaveNarreiSatraMatnaSed059 61,03 550,2 793,161 arijauGatlA 02 36,0 951 8171 arijauGajaB 091 30,6 872 95181 obmutataCoíR 049 48,92 762,11 952,791 aicnedivorPysérdnAnaS 034 56,31 91 2102 acuarAoíR 005,2 63,97 859,8 611,712 ateMotlA 096,1 56,35 238,31 506,0122 ateMojaB 012,1 14,83 973,301 221,5832 atiVoíR 002,1 01,83 209,41 483,2142 orrapuT-omoToíR 002,1 01,83 552,73 038,0352 adahciVoíR 005,1 26,74 858,23 905,7262 eraivauGotlA 015,1 49,74 684,16 711,9472 eraivauGoideM 085,1 61,05 504,58 209,2782 eraivauGojaB 056,1 83,25 474,022 841,98192 adirínIoíR 035,1 75,84 065,79 377,9703 opabatAoíR 007,1 79,35 848,7 933,613 aínauGoíR 009,1 23,06 321,72 181,3223 sépuaVoíR 056,1 83,25 146,04 361,5333 siropapAoíR 586,1 94,35 664,19 414,7743 áteuqaCotlA 044,2 64,77 327,63 753,1353 áteuqaCojaB 046,1 60,25 281,561 52363 éruPoíR 000,2 94,36 222,71 085,4173 oyamutuPoíR 007,1 79,35 025,505,1 412,3883 aziuG-ariMoíR 000,3 42,59 559,72 697,9193 aítaPotlA 549 00,03 150,7 397,304 aítaPojaB 054,2 87,77 577,04 685,1214oíRetroNaítaP-agnaiuqaS005,3 11,111 982,23 472,3224 yaciMoíR 051,4 57,131 777,8 443,634 augaD-orenayoCoíR 000,4 89,621 338,82 081,0244 nauJnaSoíR 014,4 00,041 863,56 432,6454 sotceriD-óduaBoíR 000,4 89,621 690,04 530,82Tabla 4.1. Cuantificación de los volúmenes de oferta en 45 cuencas representativas para año medio y año seco. (Fuente: IDEAM)Índice Rango Categoríade aridez del índiceI > 0,6 Altamente deficitariaI 0,50 a 0,59 DeficitariaI 0,40 a 0,49 Normal a deficitariaI 0,30 a 0,39 NormalI 0,20 a 0,29 Excedente a moderadoI 0,15 a 0,19 ExcedenteI < 0,15 Alto excedente
  • 11. 124 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALEl volumen de agua producido en toda la zona Andinaes cercano a 580.000 millones de m3, evaluados para unaño medio, y se reduce en casi el 30% durante un año decondiciones secas. La distribución de estos volúmenes enlas diez zonas hidrográficas consideradas en la cuenca delos ríos Magdalena y Cauca, se presenta en la tabla 4.1.Zona CaribeLa zona Caribe no es homogénea en lo que a escorrentía serefiere; se distinguen tres áreas muy específicas por sus con-diciones climáticas: La Guajira, la Sierra Nevada de SantaMarta y las sabanas del Sinú, San Jorge y Magdalena.En la media y alta Guajira, la escorrentía fluctúa alrede-dor de los 25 mm (0,8 L/s/km²), mientras que en elpiedemonte oriental de la Sierra Nevada de Santa Marta seincrementa a 190 mm, para alcanzar 1.000 mm a los 2.500msnm y disminuir luego a 200 mm cerca del casco glacial.En el complejo cenagoso del río Magdalena (depar-tamentos de Magdalena y Bolívar), la escorrentía anualse estima entre 450 y 500 mm.En la región Caribe hay todas las variaciones de losíndices, con tendencia deficitaria: así, por ejemplo, LaGuajira está considerada entre deficitaria y altamentedeficitaria de agua; las cuencas de los ríos León, Mulatosy Sinú se encuentran dentro del rango normal a deficita-rio, y en las cuencas que tienen origen en la Sierra Neva-da de Santa Marta el índice indica disponibilidad entreexcedente y moderada.Zona del CatatumboLa zona del Catatumbo está representada por la cuencadel río del mismo nombre, ubicada dentro del departa-mento de Norte de Santander. La escorrentía varía entre1.000 y 1.500 mm, siendo las microcuencas circundan-tes a las poblaciones de Abrego y Ocaña las de menorrendimiento, y la parte baja del río Catatumbo (fronteracon Venezuela) la de los mayores rendimientos. Su áreahidrográfica, por sus características hidroclimáticas es-peciales está considerada como una zona con disponibi-lidad de agua entre normal y deficitaria.Zona InsularLas islas de San Andrés y Providencia cuentan con unaprecipitación media de 1.700 mm, pero su escurrimientoes tan sólo de 430 mm; es decir, 13,6 L/s/km², dada sualta evapotranspiración real, estimada en 1.270 mm. Ladisponibilidad de agua en estas islas está clasificada entrenormal y deficitaria, y su volumen se estima en 19 mi-llones de m3para un año medio y en 12 millones paraun año seco (tabla 4.1).Zona Oriental (Orinoquia-Amazonia)La Orinoquia presenta una variación de escorrentía de-creciente del piedemonte hacia la zona baja. En elpiedemonte de la cordillera Oriental se presentan tres zo-nas, con características pluviométricas diferentes: la partesur de la serranía de la Macarena, la zona central, que co-rresponde a las cuencas del alto Meta (ríos Guatiquía,HumeayUpía)yelaltoGuaviare(ríosGuayuribayAriari),y la zona norte, con las cuencas de los ríos Arauca (ríosCobugón y Margua) y Casanare.En la primera de ellas (zona sur), en las cuencas delos ríos Caquetá y Putumayo, la escorrentía correspondeen promedio a 2.500 mm. y 1.700 mm, respectivamen-te. En la zona central, los promedios llegan a 1.700 mmy en la zona norte, que incluye la cuenca del río Araucahasta la frontera con Venezuela, registran 1.500 mm.En las extensas sabanas de los llanos Orientales (bajoMeta y ríos Tuparro, Vichada y Guaviare), la escorrentíafluctúa entre 1.200 mm y 1.500 mm, mientras que enlas áreas selváticas, en las cuencas de los ríos Caquetá,Yarí y Putumayo hasta las bocas del río Igara-Paraná, laescorrentía corresponde en promedio a 1.650 mm. Enlas cuencas fronterizas del oriente colombiano (ríosGuainía, Vaupés y Atabapo), la escorrentía está entre1.700 mm y 1.900 mm.Como se observa en el mapa 4.3, esta zona está favo-recida con el recurso hídrico: casi 65% de su extensióntiene altos excedentes de agua y el resto del área tienedisponibilidad de agua entre normal y excedente.Zona PacíficaPor ser esta zona la de mayor precipitación del país, estambién la de mayor rendimiento. En toda la zona delPacífico –a excepción de la cuenca del río Patía, que cuen-ta con una escorrentía media de 950 mm en la parte altay de 2.500 mm en la cuenca baja– se presentan valoresentre 3.000 mm y 4.500 mm. La cuenca de mayorescorrentía corresponde a la del río San Juan, con 4.500mm; le siguen en su orden las cuencas de los ríos Micay(4.150 mm), Baudó (4.000 mm), y Atrato (3.700 mm)y Mira-Guiza (3.000 mm). Se ha considerado la cuencadel río Atrato dentro de esta vertiente por su régimenhidroclimático característico de la zona del Pacífico.La zona del Pacífico se caracteriza por su alta disponibi-lidad de agua y por tal razón está clasificada con un índicede excedente alto y con volúmenes muy significativos.
  • 12. 125EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLEstimación de la ofertanacional de aguaAnte la necesidad creciente de evaluar la disponibilidady el estado actual del recurso hídrico en el país en susdiferentes regiones y municipios y de estimar las condi-ciones de presión por su uso y las limitaciones de su ofertapor efectos de la alteración cada vez mayor de la calidaddel agua, en el Estudio nacional del agua (Ideam, 1998),se hicieron consideraciones básicas para la sostenibilidaddel uso del recurso agua. En este estudio se realiza unanálisis de la oferta hídrica y de su variación tanto espa-cial como temporal. Se estimaron los posibles volúme-nes de agua disponibles para tres unidades de análisis:áreas hidrográficas, áreas municipales y áreas que abaste-cen a las cabeceras municipales. Estos valores se estima-ron para determinadas condiciones, que incluyen desdeaquéllas con una oferta media anual, hasta con situacio-nes más desfavorables, correspondientes al mes más secode un año seco.Los procesos de desarrollo del país y de sus regionesno han tenido en cuenta de manera suficiente la ofertade los recursos naturales, en general, y del recurso agua,en particular, lo cual genera una mayor vulnerabilidadde los sistemas de abastecimiento para la población ypara las diferentes actividades económicas.Como se consigna al principio del capítulo, los ren-dimientos más elevados se concentran en las regiones dela Amazonia, la Orinoquia y el Pacífico, donde la densi-dad poblacional es baja y no existen actividades econó-micas extensivas.De acuerdo con los informes del Instituto de Recur-sos Mundiales y de las Naciones Unidas5, Colombia, conuna disponibilidad de agua de 33.630 m3al año por per-sona, se sitúa en la situación promedio de América Lati-na, la cual es casi cinco veces mayor a la disponibilidadpromedio del mundo, que apenas alcanza los 7.700 m3.Como referencia, el promedio de este indicador paraAmérica del Norte es 16.300 m3;para Europa, de 4.700;para África, de 6.500 y para Asia, de 3.400.Según los estimativos del Ideam obtenidos en esteestudio, la oferta hídrica total en el país supera los 2.000km3al año, y corresponde a 57.000 m3anuales por habi-tante. Así mismo, se estima que si se incorporan reduc-ciones tanto por alteración de la calidad como por regu-lación natural, se alcanza apenas una disponibilidad de34.000 m3por habitante al año. Para las condiciones deaño seco consideradas, esta disponibilidad se reduce a26.700 m3al año por persona.Sin embargo la distribución heterogénea del recurso,de la población y de las actividades económicas en Co-lombia, hacen que el indicador promedio, relativamentefavorable, que ostenta el país sea engañoso, o menos favo-rable, en la medida en que se consideren exclusivamentelas zonas donde se concentra la mayor parte de su pobla-ción y de la actividad económica, cuencas de los ríos Mag-dalena y Cauca y las de los ríos que drenan al Caribe co-lombiano, incluido el Catatumbo, las cuales representanen conjunto sólo el 25% del volumen de agua anual enColombia. Esta situación se corrobora en los resultadosobtenidos sobre volúmenes de agua disponibles y en losindicadores de relación de la demanda sobre la oferta.En la tabla 4.2, se presenta la síntesis de las estima-ciones de los volúmenes anuales de agua disponibles y sudistribución porcentual, con respecto al total para lasgrandes cuencas y para los departamentos, tanto paracondiciones medias como para las secas, incluida la re-ducción por regulación y por alteración de la calidad.Para las cuencas consideradas, las condiciones máscríticas corresponden a la Alta y Baja Guajira, ríoCatatumbo, Sabana de Bogotá y Sinú, en el Caribe. Enla escala departamental, agregando la oferta neta evalua-da en los municipios y considerando las correspondien-tes áreas de influencia hídrica, las zonas de mayor afecta-ción de la oferta son: La Guajira, San Andrés, Norte deSantander, Valle del Cauca y Quindío (tabla 4.2).El estudio permite confirmar que, pese a la situaciónrelativamente favorable de oferta y disponibilidad hídricacon que cuenta buena parte del territorio nacional, sepresentan señales serias de preocupación, e incluso dealarma, en algunos municipios y áreas urbanas del país.En Colombia, donde las condiciones climáticas,hidrológicas y topográficas garantizan en la mayoría delterritorio una buena oferta de agua y una densa redhidrográfica, no hay suficiente ordenamiento para el usode los recursos hídricos. Lo anterior determina que apro-vechamientos del recurso para los acueductos urbanos, quese abastecen en general (más del 80%) de ríos pequeños,quebradas y arroyos cercanos, no cuenten en su mayoríacon programas de conservación de cuencas, sistemas deregulación y almacenamiento, transporte y tratamiento,ni con previsiones económicas para realizarlas.Cuerpos de aguaEn Colombia existen cerca de 1.600 cuerpos de agua,identificados como lagunas, lagos y embalses, los cualescontienen importantes reservas de agua utilizables, con5 Instituto de Recursos Mundiales, Recursos Mundiales 1990-1991. México 1991
  • 13. 126 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALotnematrapeDropsoipicinumed%edatrefoedaírogetacoidemoña,augaropsoipicinumed%atrefoedaírogetacocesoña,augaedaiuqoitnA 12 94 52 5 05 53 01 5ocitnáltA 03 07 03 07ravíloB 73 11 25 54 3 3 05ácayoB 45 53 8 2 67 71 6 2sadlaC 02 67 4 86 82 4áteuqaC 39 7 0 33 06 7acuaC 82 85 41 57 41 11raseC 76 71 4 21 57 31 21abodróC 13 21 13 72 83 4 83 91acramanidnuC 84 23 71 4 67 5 51 4ócohC 0 01 09 01 5 68aliuH 34 34 11 3 37 22 5arijauGaL 001 001aneladgaM 25 5 34 25 5 34ateM 13 7 26 43 13 43oñiraN 44 24 51 77 51 8edetroNrednatnaS87 81 5 59 5oídniuQ 52 57 001adlarasiR 75 92 41 68 41rednatnaS 71 08 1 1 39 5 2ercuS 88 21 88 31amiloT 34 84 2 7 47 02 7ledellaVacuaC47 91 5 2 88 5 7acuarA 92 34 92 92 75 41eranasaC 61 85 62 62 35 12oyamutuP 8 13 26 8 64 64sérdnAnaS 001 001sanozamA 88 31 001aíniauG 57 52 001eraivauG 001 001sépuaV 76 33 001adahciV 71 71 05 71 71 33 33 71otnematrapeDyseslabmEsoñeuqepsotneimanecamlasanugaLnemuloVlatot.oN mseliM( 3) .oN mseliM( 3) mseliM( 3)aiuqoitnA 71 239,808.1 1 056,02 285,928.1ocitnáltA 000,004éfatnaSátogoBedravíloB 01 550,602 550,602ácayoB 7 299,419 09 000,530.2 299,949.2sadlaC 2 235,1 2 035,61 260,81áteuqaC 61 299,341 299,341acuaC 07 636,8 9 592 139,8raseC 5 429 429abodróC 2 413,1 1 06 473,1acramanidnuC 81 442,308 07 477,814.1 810,222.2ócohC 0aliuH 522 022,54 01 758,52 770,17arijauG 1 031,1 55 243,351 274,451aneladgaM 1 06 81 536,52 596,52ateM 701 543,251 543,251oñiraN 3 359,02 43 999,067.1 259,187.1edetroNrednatnaS9 11 72 523,9 633,9oídniuQ 5 871 2 201 082adlarasiR 2 529,7 529,7rednatnaS 4 631,63 44 840,22 481,85ercuS 1 03 1 81 84amiloT 84 747,6 94 866,021.1 514,721.1ellaVacuaCled184 744,31 1 541 295,31acuarA 43 338,65 338,65eranasaC 1 003 51 350,33 353,33oyamutuP 6 035,74 035,74sérdnAnaS 0sanozamA 2 009,21 009,21aíniauG 03 581,673 581,673eraivauG 81 061,651 061,651sépuaV 1 000,72 000,72adahciV 53 676,181 676,181latoT 509 719,862.4 586 628,059.7 347,912.21un volumen total aproximado de 26.300 millones dem3. El 97,5% de éstos cubren superficies menores de0,01 km2y poseen una profundidad reducida; sin em-bargo, solamente están estudiados los más grandes, par-ticularmente los ubicados en la región Andina.Con base en la información disponible, las principa-les reservas de agua (98% del volumen total) se encuen-tran en 40 grandes lagos, lagunas y embalses, con unasuperficie de 65,5 km2. Así, el volumen total de los 20lagos y lagunas más grandes es de 4.279 millones de m3y el de los 20 embalses más grandes en operación es de9.736 millones de m3. Las reservas de agua en lagos, la-gunas y embalses son de 12.220 millones de m3, aproxi-madamente (tabla 4.3 y gráfico 4.1).Categoría Rango oferta / unidadde área (MMC/Kms2)I Bajo < 0.60I Medio 0.60 - 1.30I Alto 1.31 - 15.0I Muy alto > 15Tabla 4.2. Distribución porcentual de los municipios según lacategoría de la oferta hídrica municipal por unidad de área.(Fuente:IDEAM)Tabla4.3. Aguaalmacenadaenembalsespequeños,almacenamientosy lagunas. (Fuente: Ideam)
  • 14. 127EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLLas ciénagas son el elemento básico constituyente delplano inundable, razón por la cual sus formas y tama-ños, considerados en un año hidrológico, están en fun-ción del nivel del agua en el sistema. Dichos planosinundables son los receptores globales de las masas deagua provenientes de las lluvias a lo largo de las cuencasy las ciénagas; por su constitución, mantienen conexio-nes con los ríos principales a través de canales de caracte-rísticas meandriformes. De esta forma, tiene especialimportancia el monitoreo continuo del complejo cena-goso del río Magdalena, incluyendo afluentes como losríos San Jorge y Cauca, por representar cerca del 70% dela superficie ocupada por las 1.900 ciénagas plenamenteidentificadas en el país. El 30% restante pertenece enforma mayoritaria a las cuencas de los ríos Atrato y Sinú.Hay también 13.334 cuerpos de agua no identifica-dos, que en un alto porcentaje presentan característicasde ciénagas, con una superficie de 12,9 km2. El área to-tal de la superficie líquida es 60,8 km², y el 57,5% deella corresponde a los departamentos de Bolívar y Mag-dalena. El volumen total almacenado es aproximadamen-te 15.000 millones de m3(tabla 4.4).Generalmente, los ambientes pantanosos se caracte-rizan por una saturación permanente de humedad, es-tancamiento y escasa fluidez en los horizontes superioresdel suelo y del subsuelo. La superficie total de los panta-Lagos1%Lagunas65%Grandesembalses34%Volumen enmillones de m³Total: 12.219Grandesembalses: 4.204Lagunas: 7.951Lagos: 65Cundinamarca18%Atlántico10%Bolívar5%Resto del país3%Boyacá22%Antioquia42%Cundinamarca18%Nariño22%Resto del país7%Tolima14%Guanía14%Boyacá25%Distribución de embalses Distribución de lagunasGráfico 4.1. Distribución de las reservas de agua en lagos, lagunas y embalses en Colombia. (Fuente: IDEAM)Volumen enmillones de m³Ciénagas: 14.869Pantanos: 11.500Distribución de ciénagas Distribución de pantanosPantanos44%Ciénagas54%Ciénagas sin nombre 2%Cesar15%Magdalena62%Resto del país14%Bolívar9%Guaviare24%Guanía35%Amazonas9%Resto del país32%Gráfico 4.2. Distribución del volumen de agua en ciénagas y pantanos. (Fuente: IDEAM)
  • 15. 128 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALnos en Colombia es aproximadamente 200 km2, y re-presenta cerca de 2% del área continental de Colombia;se distribuye geográficamente, concentrándose en losdepartamentos de Amazonas, Guainía y Guaviare, conun porcentaje equivalente a 60% (gráfico 4.2).Aunque no ha sido posible establecer el volumen realde agua almacenada en las zonas pantanosas, se puedeestimar considerando un espesor medio de 0,2 m (interfazsuelo-agua). Si se acepta la hipótesis anterior y que lospantanos contengan en promedio un 95% de agua, sepuede estimar que el volumen total de agua en los pan-tanos colombianos es de casi 11.500 millones de m3(ta-bla 4.4).El conocimiento básico de los cuerpos de agua tie-ne como apoyo de la cartografía existente, las imágenessatelitales que permiten, a partir de su procesamiento einterpretación, la actualización y complementación delinventario. En el mapa-imagen 4.1 se muestra el áreacorrespondiente a la costa Caribe, entre las coordena-das 72º a 76º oeste y 8º a 11º norte, que cubre parte deotnematrapeDsaganéiC erbmonnissaganéiC sonatnaP nemuloVlatotmselim 3daditnaCnemuloVmselim( 3)aerÁmedselim( 2)daditnaCnemuloVmselim( 3)aerÁmedselim( 2)aerÁmedselim( 2)aiuqoitnA 29 8,235.422 0,942.41 791 0,497.1 0,580.1 0,575.93 8,623.622ocitnáltA 22 5,783.45 0,093.01 021 0,091 0,031.1 0,055 5,775.45ravíloB 546 7,234.182.1 0,637.311 945.3 3,097.75 0,318.53 0,532.95 0,322.933.1ácayoB 3 3,520.6 0,137 68 5,162 0,761 0,000.3 8,682.6sadlaC 4 8,654 0,621 4 9,42 0,21 7,184áteuqaC 81 0,050.11 0,052.1 0,002.21 0,050.11acuaC 2 0,012 0,57 24 0,044 0,581 0,052 0,056raseC 011 9,302.381.2 0,187.54 877 7,354.01 0,839.5 0,520.2 6,756.391.2abodróC 982 0,827.055 0,540.92 596 3,281.6 0,695.4 0,588.05 3,019.655acramanidnuC 2 0,071 0,06 762 3,168.1 0,508 0,741 3,130.2ócohC 721 2,808.161 0,762.71 923 2,355.3 0,592.2 0,055.44 4,163.561aliuH 1 0,074 0,001 5 0,962.2 0,532 0,937.2arijauG 001 0,336.08 0,769.5 461 6,993.1 0,518 6,230.28aneladgaM 981 7,712.620.9 0,409.551 165.1 9,575.45 0,839.32 0,001.82 6,397.080.9ateM 9 9,273.4 0,056 137 0,191.23 0,183.5 0,522.61 9,365.63oñiraN 01 0,428 0,381 0,428rednatnaSedetroN 1 4,23 0,81 03 0,714 0,211 4,944oídniuQ 1 0,6 0,3 0,6adlarasiR 11 5,54 0,72 0,052 5,54rednatnaS 66 3,968.662 0,403.22 882 8,888.83 0,523.8 0,103.5 1,857.503ercuS 432 1,883.575 0,972.23 094.1 1,856.31 0,950.01 0,576.03 2,640.985amiloT 081 4,366.1 0,327 0,053 4,366.1acuaCledellaV 93 5,007.81 0,256.2 36 4,182.1 0,593 0,570.3 9,189.91acuarA 2 0,57 0,53 192 2,161.7 0,824.1 0,543.33 2,632.7eranasaC 1 0,013 0,05 060.2 4,273.02 0,235.8 0,527.44 4,286.02oyamutuP 0,009.011sérdnAnaS 4 1,2 0,3 1,2sanozamA 32 0,090.58 0,007.5 0,056.871 0,090.58aíniauG 43 0,014.14 0,001.4 0,005.796 0,014.14eraivauG 56 0,00243 0,005.4 0,005.574 0,002.43sépuaV 1 0,276 0,08 0,005.721 0,276adahciV 232 0,896.3 0,072.1 0,574.3 0,896.3latoT 839,1 1,420.634.41 0,914.154 923.31 6,624.334 0,580.921 0,889.769.1 7,054.968.41Tabla 4.4. Agua en ciénagas y pantanos. (Fuente: IDEAM)
  • 16. 129EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLMapa 4.4. Provincias hidrogeológicas. Basado en los mapas de provincias y áreas con estudios hidrogeológicos. (Fuente: Ingeominas, 1988)BrasilOcéanoPacíficoEcuadorConvencionesProvincias hidrogeológicasEscala 1:8.000.000AmazoniaAndina vertiente atlánticaCostera vertiente atlánticaCostera vertiente pacíficaEscudo septentrionalOrinoquiaÁreas con estudios hidrogeológicosPerúProvidenciaSan AndrésVenezuela6. Orinoco5. Escudo septentrionalMar Caribe2. Andina vertiente atlántica4. AmazonasPanamá1. Costeravertienteatlántico3.CosteravertientepacíficaMalpelo
  • 17. 130 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALlos departamentos de Magdalena, Atlántico y Cesar. Eneste mapa-imagen, que forma parte del mosaico de todoel territorio nacional, se señalan los cuerpos de agua demayor área, detectados por el radar en la fecha de toma(noviembre 11 de 1996); se pueden identificar clara-mente las siguientes ciénagas: Grande de Santa Marta,Plato o Zárate, María La Baja y el embalse del Guájaro,entre otros.Aguas subterráneasEl agua subterránea puede también denominarse aguade subsuperficie, para diferenciarla de las aguas que cir-culan o se depositan en la superficie. Esta agua, que seha percolado o infiltrado en las zonas saturadas y no sa-turadas del subsuelo, llena los poros del material, y sunaturaleza y distribución están controlada por las condi-ciones físico-químicas e hidráulicas de los suelos y maci-zos rocosos y, además, por la litología, estratigrafía y es-tructura de los depósitos y formaciones geológicas.Para los estudios del agua subterránea, el país se hadividido en seis grandes provincias hidrogeológicas:Andina-vertiente Atlántica, Costera-vertiente Atlántica,Costera-vertiente Pacífica, Amazonas, Orinoco y Escu-do Septentrional; cada una de ellas con característicasgeológicas, hidrogeológicas y geomorfológicas propias.En general pertenecen a una o varias cuencashidrográficas y los límites de estas provincias son en sumayoría hidrogeológicos. La visión global de la distribu-ción regional del agua subterránea en Colombia, la de-terminación de las áreas potencialmente acuíferas y lacaracterización regional de la calidad química del aguase encuentran sintetizadas en el Mapa hidrogeológico deColombia, a escala 1:2.500.000, publicado por elIngeominas en 1989.Los estudios hidrogeológicos en el país no abarcanmás de 15% del total de áreas con posibilidades de ex-plotación de aguas subterráneas (414.375 km2), con unasreservas estimadas totales de 140.879 km³, equivalentesa cerca de 70 veces el total de aguas superficiales del país,estimadas en 2.097 km³ (Marín, 1992; Ingeominas,1997). En el mapa 4.4 se observan las áreas que cuentancon estudios regionales dentro de sus provinciashidrogeológicas respectivas.Las provincias hidrogeológicas del Amazonas, elOrinoco y el Escudo Septentrional (oriente colombia-no, que cubre parcialmente a los departamentos deVichada, Guainía y Vaupés) carecen de estudios sobre supotencialidad. En el caso del Vaupés, las posibilidadesde contener este recurso son ínfimas, por sus caracterís-ticas geológicas particulares.Las áreas con mayor tradición de explotación de aguasubterránea y con estudios regionales corresponden a laMedia Guajira, Cundinamarca y Valle del Cauca, segui-dos por Cesar, Norte de Santander, Tolima, Córdoba,Magdalena, Sucre, Atlántico y Boyacá. En menor pro-porción se explota este recurso en San Andrés y en elpiedemonte Llanero.En general, en Colombia se extrae agua subterránea dedepósitos recientes y de unidades sedimentarias terciarias ycretácicas mediante pozos, con profundidades que varíanentre 50 y 300 m. En la tabla 4.5 se resume las característi-cas generales definidas para las áreas con mejores posibili-dades de explotación, a partir de los estudios regionales rea-lizados por Ingeominas y otras entidades, compilados poraquél en documentos sucesivos que ilustran el panoramaregional de la distribución de la oferta en el país.La información es aproximada, pues en la actualidadno existe un inventario total e integrado ni un monitoreoo seguimiento de las captaciones subterráneas. Se tienealgunas estimaciones e información de áreas con posibi-lidades importantes de aprovechamiento.Zonas inundablesLas características de la red de drenaje superficial que cu-bre el territorio nacional determinan que en las cuencasbajas de los ríos las zonas adyacentes a los cauces naturalessean susceptibles de ser inundadas periódicamente por losríos de origen aluvial, generalmente anchos y con un cau-daldeestiajepermanente,cuyascrecientessoninicialmentelentas y de larga duración. Esta susceptibilidad natural seha aumentado por procesos de alteración en el uso delsuelo y de deforestación de las cuencas altas, con el conse-cuente aporte de sedimentos que, al depositarse en los cau-ces, modifican los patrones naturales de flujo.Enlosríosderégimentorrencial,cuyacuencaaportantees generalmente reducida y su caudal de estiaje pequeño,con secciones transversales estrechas y pendientes abrup-tas, se presentan crecientes súbitas cuando la cuenca reac-ciona a la acción de tormentas fuertes y localizadas,ocasionándose crecientes repentinas y de corta duración.En la región Andina existe una ocupación humana delas márgenes de los ríos, con asentamientos para el desarro-llo de diversas actividades productivas, razón por la cual lasinundaciones ocasionan anualmente efectos negativos so-bre la población y pérdidas materiales y económicas.En el mapa 4.5 se presenta una aproximación a ladistribución espacial de las principales áreas del país sus-ceptibles de ser inundadas. En esta definición de áreasinundables es importante establecer que para las zonasdel Amazonas y de los llanos Orientales se ha hecho el
  • 18. 131EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLmapa 4.5
  • 19. 132 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALanálisis respectivo, en particular, a partir de informaciónsobre las características geomorfológicas; en tanto quepara las zonas del Bajo Magdalena y del río Sinú, ademásde lo identificado a través del comportamientohidrológico registrado, se cuenta con información de al-gunos estudios de detalle sobre aspectos diversos, quepermiten avanzar en el conocimiento de los procesos deinundación que allí se manifiestan.En términos generales, el área total susceptible de inun-daciones en Colombia supera los 102.000 km². De estaárea,lacuencaMagdalena-Caucarepresentamenosdel25%del total, pero tiene una importancia especial porque allí seconcentra el mayor componente poblacional del territoriocolombiano (figura 4.2). Considerando la alta vulnerabili-dad de la población que habita en las márgenes de los ríos,las áreas más estudiadas, en cuanto a inundación se refiere,son la parte baja de la cuenca Magdalena-Cauca y las cuen-cas media y baja de los ríos Sinú y San Jorge.El panorama de grandes extensiones de tierras inunda-das por el desbordamiento de los ríos, o por el escaso drena-je de algunas regiones, no puede atribuirse a un incrementoen la magnitud misma de los eventos ni a variaciones sus-tanciales en los periodos de recurrencia. Los daños ocasio-nados por las inundaciones sí se han incrementadosignificativamente,enbuenamedida,poreldesconocimien-to sistemático de que las riberas de los ríos (planiciesinundables) pertenecen por naturaleza a los niveles altosasociados a periodos de abundantes lluvias, los cuales tam-bién forman parte del régimen hidrológico de los ríos.Comportamiento del recursohídrico superficialen 1995-1997Se presenta aquí la evaluación espaciotemporal de las carac-terísticas del régimen hidrológico de los principales ríoscolombianos, y un análisis comparativo de los caudales lí-quidosparaestostresaños,conrespectoalhidrogramamediomensual multianual y los correspondientes volúmenes acu-mulados. En particular, se compara la amplitud de varia-ción de los hidrogramas medios mensuales de 1995-1997con la del hidrograma medio mensual multianual.La evaluación espaciotemporal del recurso hídrico seefectuó con base en un análisis de ciclos, en el cual seanoZaerÁmk 2edopiTorefíucaognaRedoremúNsozopedognaRseladuacspLognaRdadidnuforp)m(sozopsosruceRsocimánidoña/CMM)1(osUleddadilaCaugaaideMarijauG002.3-odanifnoCodanifnocimes0005-0001 04-yaM 042-06 0,28 da,pA arud,erbolaSacneuCraseCoír000.03 erbiL 0001-105 05-tcO 021-04 0,605 di,rg,ri,pa,dA.dom-ecluDarudroirefniellaVaneladgaM000.23 erbiL 005-15 08-tcO 051-05 0,98 da,pa,rIeclud.doMarudyacneuCúniSoír000.52 erbil-.odanifnocimeS 005-15 05-51 052-06 0,511 ri,da,pA arudyecluDeuqiDlanaC 005.6 erbil-odanifnoC 005-15 tcO-50 002-001 5,7 rg,di,ri,pA eclud.doM-otartAnauJnaS052.92 erbiL 05roneM 03-tcO 001-05 0,097.3 pa,da,dI arud.doMotlaellaVaneladgaM000.01 erbil-odanifnocimeS 005-15 08-tcO 021-06 0,091 rg,pa,da.di,rI.dom-ecluDarudacneuCacuaCoír006.4 erbil-.odanifnocimeS 0005-1001 031-03 002-001 0,000.3 di,ga,ri,da,pA arud-ecluDoidemellaVaneladgaM000.62 odanifnocimeS 05roneM 51-yaM 041-06 0,502.dom-ecluDarudacneuCaítaPoír000.21 erbiL 05roneM 03-51 08-05 0,33 da,pA.doMarud-ecludacneuCárihcaToír005.3 odanifnoc-erbiL 005-05 03-tcO 021-05 0,561 pAeclud.doMarudyanabaSátogoBed003.4 odanifnoc-erbiL 0005royaM 08-yaM 005-05 0,065 di,ri,dA arud-ecluDonalpitlAesnecayobidnuc000.67 odanifnoc-erbiL 0001-005 03-yaM 052-001 0,011.1 pa,da,ri,dI.dom-ecluDarudetnomedeiPorenall000.251 odanifnoc-erbiL 05roneM 08-yaM 002-05 0,586.dom-ecluDarudsérdnAnaS 52 odanifnoC 05roneM yaM-10 08-05 5,1 da,pA erbolas-ecluDTabla 4.5. Resumen de las características generales de las aguas subterráneas en el país, por zonas hidrogeológicas.(1) Convenciones.Ap: Abastecimiento públicoAd: Abastecimiento domésticoId: Uso industrialIr: Agua utilizada irrigaciónAg: Agua utilizada en agro-industriaGr: Agua utilizada en ganadería
  • 20. 133EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLLaguna de La Magdalena(Páramo de Las Papas)Cascada Simón BolívarPuente SantanderPuente BalseaderoEmbalsede BetaniaRíoSumapazRíoBogotáPurificaciónNariñoArrancaplumasPuerto SalgarBrazo La RompidaRío CaucaCaño ChicaguaDepresión cenagosaRío MompósRíoSan JoséCalamarMar CaribeCanal del DiqueLasVarasRíoSogamosoRío LebrijaRío OpónRío CararePuenteLa PazSitionuevoEl Contento BrazoMoralesRegidorEl BancoPeñoncitoCiénaga deZapatosaRío CesarPuerto BerríoRío La MielRío NareRío GualíRío SaldañaRío La PlataRío PáezCuerpo de aguaArea de inundacionesEstación Hidrológicaconsideran los registros de caudal, tanto en el ámbitoanual como mensual; esto, con el propósito de detectarlas fases de humedad que han caracterizado los últimos20 años e identificar las regiones que presentan homo-geneidad en la génesis del caudal.También se incluyen observaciones sobre niveles enlos ríos, particularmente en cuanto a la navegabilidadpara los ríos Magdalena, Cauca, Atrato, Meta, Putumayoy el canal del Dique.Como un aspecto importante se presenta la relaciónde eventos extremos, con énfasis en niveles máximos,basados en la información proveniente de las estacionesde la red de alertas.Finalmente se presentan las condiciones generales delos sedimentos en los ríos, al igual que su caracterizaciónen el nivel nacional, en términos de concentración desedimentos y de su transporte, a partir de los registros enlos ríos colombianos durante los últimos 15 años.Variación de los caudalesen Colombia en 1995-1997La evaluación del recurso hídrico representa el análisisde su variación espaciotemporal en las diferentes zonasdel territorio nacional; con este fin, en las cuencas de losríos Magdalena, Cauca, Sinú, Atrato, San Juan, Patía,Mira, Catatumbo, Meta y Putumayo, se seleccionaronestaciones ubicadas en diferentes zonas características delrío para cubrir la representatividad hidrológica. Esta in-formación hidrológica, expresada a través de las series decaudales, se sometió a un análisis que permite identificarla presencia de fases de alta y baja humedad en el perio-do de los registros históricos (mapa 4.6).Se considera representativa la serie que define en susregistros como mínimo dos fases, una de alta y otra debaja humedad6(gráfico 4.3). Para identificar estos ciclos,se evaluaron las series de caudales, tanto anuales comomensuales, pues es en estas últimas en las que se evidenciacon mayor claridad las anomalías específicas para evaluarvariaciones significativas en el régimen hidrológico de losríos. La presencia alternada de ciclos de alta y baja hume-dad son una consecuencia lógica de los procesos naturalesque predominan en una zona de la cuenca.La manifestación de tendencias semejantes, en cuantoa variaciones, permite determinar condiciones similares6 Por fase de alta o baja humedad se entiende un periodo devarios años, en los que se mantiene la curva de diferenciasintegrales sobre el eje del tiempo, para la fase de alta humedad,o bajo éste para la fase de baja humedad.Figura 4.2. Principales afluentes y estaciones hidrológicas del río Magdalena. (Fuente:IDEAM)Figura 4.3. Curvas de diferencias integrales. (Fuente: IDEAM, 1997)-5-4-3-2-101234559 61 63 65 67 69 71 73 75 77 79 81 83 85 87 89 91 93 95 97AñoΣ(k-1)/CvDiferencias integralesestación PurificaciónTendenciak - Coeficiente Modulark= Qi/Qpromedio
  • 21. 134 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALMapa 4.6. Variación media mensual multianual de caudales. (Fuente: IDEAM, 1998)AceiticoProvidencia1:600.000 1.000500010.0005.000050025003.0001.50002.4002.1001.8001.5001.20090060030015002.0001.00001.000500010.0005.000010.0005.00003.0001.50002.0001.00001.00050001.0005000500250050200500250050025002.0001.00001.0005000Malpelo1:300.000RíosEstacionesEcuadorPerúEscala 1:8.000.000BrasilMar CaribeCalamarRegidorCotoca abajoPuerto BarcoLas varasPuerto ValdiviaBellavistaLa VirginiaJuanchitoPurificaciónPuente LlerasArrancaplumasJulumitoPuente balseaderoPuente PusmeoSan JuanPuente TexasSan AndrésE F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DPenitas E F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DE F M A M J J A S O N DVenezuelaPanamáOcéanoPacíficoÍndice de variaciónde caudales (m3/seg)0-500-5000-1.0000-2.0000-3.0000-10.000E F M A M J J A S O N DCaudal (0)(m3/seg)
  • 22. 135EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLde formación del recurso hídrico al compararlas en dife-rentes puntos de observación, o estaciones hidrométricas(gráfico 4.4). Con base en el análisis de las curvas de dife-rencias integrales7, se infiere la fase del ciclo que rige ac-tualmente para los caudales de la estación en estudio.Para los tres últimos años, 1995-1997, además del aná-lisis de amplitudes, se presentan observaciones acerca delcoeficiente de variación (Cv), que representa la variabili-dad de la serie (en este caso, la variabilidad de los caudalesmedios mensuales de cada año) con respecto a su prome-dio anual. Es importante anotar que cuando el coeficientede variación fluctúa entre 0,00 y 0,20, se tiene unhidrograma estable, con valores muy cercanos al prome-dio durante todo el año; si lo hace entre 0,20 y 0,50, setiene un hidrograma afectado por variabilidad media, y siel coeficiente de variación es mayor de 0,50, el hidrogramaestá influenciado por una alta variabilidad.Río MagdalenaEl Magdalena, en su larga travesía se ve afectado poruna gran variedad de factores físicos, químicos,geológicos y climáticos que influyen en la génesis delrecurso hídrico y determinan su disponibilidad naturalen el país (figura 4.2).Para el Alto Magdalena, el análisis de los registros decaudal de los últimos 20 años correspondientes a la esta-ción Cascada Simón Bolívar, define el régimen generalcon una fase de alta humedad. Durante este ciclo no seobservan disminuciones significativas en el régimen men-sual, manteniéndose la condición de fase húmeda, que enlos últimos años presenta una tendencia al descenso.En la estación Salado Blanco, se observa la mismafase de humedad, pero con su estabilidad afectada porperiodos de descenso marcados en 1978-1982 y 1988-1994 (gráfico 4.5), que se debe al régimen pluviométricode esta zona, distinto al de Cascada Simón Bolívar. En laestación Pericongo se mantiene una situación similar ala descrita, pero con su mayor intensidad de descensodesde 1991, lo cual está directamente relacionado conlos efectos hidrológicos del Fenómeno Cálido del Pacífi-co (El Niño). Por otra parte, la diferencia de las variacio-nes y tendencias corresponden a dos regímenes climáticosdiferentes: Cascada Simón Bolívar, con influencia delrégimen climático amazónico, y aguas abajo, por el régi-men propio de la cuenca del Magdalena.Para las estaciones Puente Balseadero (aguas arriba delembalse Betania) y Puente Santander (Neiva), el compor-7 Transformación de la serie histórica de caudales en la cual seconsidera la magnitud del promedio y la variabilidad multianualde la misma. Diferencia Integral= S(K-1)/Cv.AñoΣ(k-1)/Cv75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94-10-50510152025Diferencias integralesPto. SalgarDiferencias integralesPuerto BerríoTendenciaPuerto BerrioTendenciaPuerto. SalgarGráfico 4.4 Curvas de diferencias integrales(Fuente: IDEAM 1997)-5051015202575 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94AæoSalado BlancoCascadaSim n BolivarPericongoΣ(k-1)/CvGráfico 4.5 Curvas de diferencias integrales.(Fuente: IDEAM 1997)-10-505101520253075 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94AñoΣ(k-1)/CvPuente Balseadero Puente SantanderPurificación ArrancaplumasGráfico 4.6 Curvas de diferencias integrales.(Fuente: IDEAM 1997)
  • 23. 136 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIAL050100150200250300350400450500Caudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1965-19971995 1996 1997Gráfico 4.7 Variación media mensual de caudales.Estación: Puente Balseadero - Magdalena(Fuente: IDEAM 1997)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1934-19971995 1996 199705001000150020002500Caudal(m³/seg)Gráfica 4.9 Variación media mensual de caudales.Estación: Arrancaplumas - Magdalena(Fuente: IDEAM 1997)tamiento de las fases de humedad es homogéneo (gráfico4.6). En ellas se manifiestan dos periodos de descenso dehumedad: el primero entre 1979 y 1982, y otro más in-tenso que comienza en 1992, para el primer descenso, yen 1991, para el segundo; correspondiéndose igualmentecon la ocurrencia de fenómenos cálidos del Pacífico.Purificación y Arrancaplumas –entre los municipiosde Girardot y Honda–, al parecer forman un sector ho-mogéneo en cuanto a los ciclos de alta y baja humedad(gráfico 4.6). Además de los dos periodos de descensohabituales para las estaciones aguas arriba, existe un ter-cer periodo de descenso que se registra desde mediadosde 1987 hasta finales de 1988. Esto último obedece a losefectos de regulación del embalse de Betania.En la estación de Puente Balseadero, el hidrogramamensual multianual de la serie de caudales manifiestauna amplitud de oscilación de 226 m³/s, con un coefi-ciente de variación Cv= 0,31. En el régimen 1995 a 1997,se evidencia un comportamiento atípico en su distribu-ción mensua: el mayor coeficiente de variación corres-ponde a 1997, año durante el cual la amplitud de oscila-ción alcanzó los 342 m³/s, con el máximo en julio,superando en 18% el promedio mensual multianual, yun mínimo en diciembre, con reducción de 44% delpromedio mensual multianual (gráfico 4.7), por los efec-tos acumulados sobre el recurso hídrico por causa delFenómeno Cálido del Pacífico. Se destaca como el me-nor volumen anual acumulado para los últimos 31 añosde registro, el correspondiente a 1995, con una dismi-nución promedia de 25%.Los hidrogramas mensuales multianuales de las esta-ciones aguas abajo –Purificación y Arrancaplumas– tie-nen amplitudes de variación de 379 m³/s y 763 m³/s,respectivamente, con fluctuaciones de mes a mes cerca-nasalpromediodelaño(coeficientedevariaciónCv=0,20).Los años 1995 y 1997 presentaron reducciones prome-dio mensuales entre 8% y 22%, con una alta variabili-dad en su distribución a lo largo del año (gráficos 4.8 y4.9). Los valores mensuales menores registrados corres-ponden al periodo entre octubre y diciembre de 1997,como consecuencia de los efectos hidrológicos del Fenó-meno Cálido del Pacífico.En la cuenca del Medio Magdalena, el régimen gene-ral de las estaciones de Puerto Salgar y Puerto Berríomanifiesta un comportamiento similar al último sectordel Alto Magdalena, pero con una atenuación del perio-do de descenso de humedad a mediados de 1988, atri-buible a aportes importantes de ríos como el Saldaña,Sumapaz, Prado, Combeima y Bogotá, entre otros; latendencia final de la serie es de descenso (gráfico 4.10).Caudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1959-19971995 1996 19970200400600800100012001400Gráfico 4.8 Variación media mensual de caudales.Estación: Purificación - Magdalena(Fuente: IDEAM 1997)
  • 24. 137EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLEl hidrograma mensual multianual de la serie para losúltimos 20 años presenta una amplitud de variación de944 m³/s y un coeficiente de variación de 0.22.En cuanto al régimen para 1995-1997, el comporta-miento de los caudales registrados en la estación de PuertoBerrío manifiesta una condición de reducción que varíaentre el 8% y el 50% para 1995, con respecto alhidrograma medio mensual multianual (gráfico 4.11).En 1997 se registraron altos caudales para enero y febre-ro, cambiando a un régimen con reducciones del 10% al50% para el resto del año, con respecto a los caudalesmedios mensuales multianuales.Para el análisis en el Bajo Magdalena se evaluaron lasestaciones Sitio Nuevo, Peñoncito, Regidor (abajo de lapoblación La Gloria) y Calamar. El comportamiento delrégimen general, en cuanto a ciclos de humedad de losúltimos 20 años, es el más heterogéneo del río en todosu recorrido (gráfico 4.12); esto señala con claridad lasdistintas condiciones que conforman el recurso hídricopara este sector. En Sitio Nuevo, aguas abajo de PuertoBerrío, se tiene un cambio brusco de fase, seguramente acausa del aporte de grandes afluentes, en particular delrío Sogamoso con caudales significativos, y un compor-tamiento hidrológico diferente que se manifiesta en estaparte del río Magdalena.En Peñoncito se registra una fase de humedad conuna fuerte tendencia a la disminución, que comienza en1984 y alcanza su máximo descenso en 1988, experi-mentando luego una pequeña recuperación, para conti-nuar en 1991 con la tendencia de descenso.Con respecto a la tendencia de los caudales de lasestaciones del Medio Magdalena, se denota una reduc-ción de la duración de la fase húmeda, lo cual propicia laaparición de un ciclo de baja humedad en la estación deRegidor. Este comportamiento atípico está condiciona-do por la interacción con el sistema cenagoso, que deter-mina un intercambio hidrodinámico complejo para elsistema río-ciénagas-río (gráfico 4.12). Sin embargo, enEl Contento, estación localizada después de la bifurca-ción del brazo Morales, se experimenta una recupera-ción del régimen que nuevamente varía en Regidor, des-pués de la entrada del mismo brazo.En Calamar aparece un ciclo húmedo totalmentedesfasado con las tendencias de las estaciones Peñoncitoy Regidor, manifestando la restitución del régimen pro-pio del Magdalena. Al evaluar el hidrograma multianualde caudales medios mensuales de las estaciones del BajoMagdalena, se identifica en Regidor una amplitud de3.900 m³/s (gráfico 4.13) y en Calamar de 5.690 m³/s(gráfico 4.14), con coeficientes de variación de 0,30 y0,26 respectivamente. Para el régimen 1995-1997, lamayor reducción en el aporte de caudales medios men-AñoΣ(k-1)/Cv-5051015202575 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 86 87 88 89 90 91 92 93 94Diferencias integralesPuerto SalgarDiferencias integralesPuerto BerríoGráfica 4.10 Curvas de diferencias integrales.(Fuente: IDEAM 1997)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1936-19971995 1997500100015002000250030003500Caudal(m3/s)Gráfica 4.11 Variación media mensual de caudales.Estación: Puerto Berrío - Magdalena(Fuente: IDEAM 1997)AñoΣ(k-1)/Cv75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94-15-10-5051015202530Sitio Nuevo El Contento PeñoncitoRegidor CalamarGráfica 4.12 Curvas de diferencias integrales.(Fuente: IDEAM 1997)
  • 25. 138 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALsuales se registró en 1997, cuando el coeficiente de va-riación fue 0,16, que representa estabilidad de los cau-dales bajos durante el año, en especial, para el segundosemestre, con reducciones superiores a 40%.A partir de las series históricas de caudales analizadasa lo largo del Magdalena, se concluye que existen zonasde homogeneidad en cuanto a fases de humedad se refie-re. Una de ellas se encuentra en la parte alta, marca surégimen hasta la estación Pericongo y se caracteriza portener un ciclo de alta humedad con gran variabilidad yatenuaciones graduales, que forman la transición a la se-gunda zona. Otra zona está claramente definida desdePuente Balseadero hasta Puerto Berrío y presenta fasesde alta humedad bien estables.Los caudales de la estación hidrológica de Sitio Nue-vo muestran las fases de humedad más variables, mani-festando la complejidad del régimen hidrológico que pre-domina en esta parte del río.Río CaucaEs el principal afluente del río Magdalena, atraviesa elvalle interandino formado por las cordilleras Occidentaly Central, recorriendo el país en forma paralela a la cuencadel río Magdalena, y vierte sus aguas al mar Caribe através del río Magdalena.La primera estación considerada para el análisis delrégimen general del río Cauca es Puente Aragón, en don-de la fase de humedad es contraria a la que registra elMagdalena en su nacimiento (gráfico 4.15). Se estableceun ciclo de baja humedad, predominante en los últimos20 años, pero con tendencia al ascenso desde 1994.A partir de la estación Julumito (Popayán), la condi-ción predominante es de alta humedad, con un régimeny configuración estables; es claro un descenso hasta 1981,el cual también se manifiesta en muchas de las estacio-nes consideradas para el río Magdalena.El comportamiento hidrológico multianual está de-finido por una alta estabilidad (Cv=0,16) y valores men-suales cercanos al promedio (23 m³/s), con una ampli-tud para el hidrograma multianual de 14 m³/s (gráfico4.16). Contrario a esto, el régimen 1995-1997 presentauna alta variabilidad (Cvde 0,28 a 0,56), siendo 1997 elaño más crítico, en el cual la amplitud de variación al-canza 30 m³/s, registrando el máximo en enero y el mí-nimo en septiembre, con un promedio de reducciónanual en los caudales de 27%.Para el Medio y Bajo Cauca, el régimen general pre-senta una fase de humedad bien demarcada en las esta-ciones Juanchito, La Victoria, La Pintada, Bolombolo,Puerto Valdivia y Apavi (gráfico 4.17). En éstas se defi-Caudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1973-19971995 1996 199701000200030004000500060007000Gráfica 4.13 Variación media mensual de caudales.Estación: Regidor - Magdalena(Fuente: IDEAM 1997)Caudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1940-19971995 1996 1997020004000600080001000012000Gráfica 4.14 Variación media mensual de caudales.Estación: Calamar - Magdalena(Fuente: IDEAM 1997)AñoΣ(k-1)/Cv75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94-30-20-10010203040Puente Aragón JulumitoGráfica 4.15 Curvas de diferencias integrales.(Fuente: IDEAM 1997)
  • 26. 139EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLnen claramente descensos significativos, que alcanzan lasmayores magnitudes en 1981 y 1988. A partir de 1992se evidencia una tendencia descendente, que coincidecon los periodos del Fenómeno Cálido del Pacífico.Con relación al régimen para 1995-1997, los cauda-les de las estaciones Juanchito y La Virginia presentanvariabilidad similar (Cventre 0,25 y 0,42), con las másaltas variaciones en 1997 (gráficos 4.18 y 4.19). Los ma-yores porcentajes de reducción, en la escala mensual res-pecto al promedio multianual, se presentaron en el últi-mo trimestre de 1997, alcanzando en diciembre hasta el50% en la estación Juanchito, a causa de los efectos delFenómeno Cálido del Pacífico sobre la hidrología de estaregión.En Puerto Valdivia la tendencia del comportamientohidrológico es similar a las dos estaciones anteriores, peroel orden de magnitud de los coeficientes de variación esmenor (gráfico 4.20), indicando un déficit estable (conrespecto al hidrograma medio mensual multianual), quealcanza en promedio anual de 22%.Finalmente, en la estación Las Varas (gráfico 4.21) semanifiesta un comportamiento atípico, con la menorvariabilidad (Cv=0,18) en 1997 y reducción de caudalessuperior al 12%, con relación al promedio multianual.Río SinúEn el régimen general del río Sinú se observan dos zonashomogéneas: en la primera, con el análisis de los cauda-les de las estaciones La Despensa y Angostura de Urrá, seidentifica una fase de alta humedad para los últimos 20años; en este periodo no se manifiestan descensos signi-Caudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1964-19971995 1996 19970510152025303540Gráfica 4.16 Variación media mensual de caudales.Estación: Julumito - Cauca(Fuente: IDEAM 1997)AñoΣ(k-1)/Cv75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94-15-10-5051015202530Juanchito La Victoria La PintadaApaví Pto. Valdivia BolomboloGráfica 4.17 Curvas de diferencias integrales.(Fuente: IDEAM 1997)Caudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1940-19971995 1996 1997Gráfica 4.18 Variación media mensual de caudales.Estación: Juanchito - Cauca(Fuente: IDEAM 1997)0100200300400500600Caudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1946-19971995 1996 1997020040060080010001200Gráfica 4.19 Variación media mensual de caudales.Estación: La Virginia - Cauca(Fuente: IDEAM 1997)
  • 27. 140 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALficativos. La tendencia final es descendente, más acen-tuada en Angostura de Urrá (gráfico 4.22).Para la segunda zona, que incluye las estaciones deMontería y Cotoca Abajo, las fases de humedad son di-fusas, aunque en la estación Montería la fase de alta hu-medad es más clara. Las curvas de diferencias integralesdurante los últimos 20 años se han mantenido alrededorde las condiciones normales, sin evidenciar un claro es-tado de la fase de alta o de baja humedad; esto es unreflejo del cambio de comportamiento que sufre el río alpasar del régimen torrencial al régimen de planicie y porla influencia de la zona cenagosa, que afecta de maneraapreciable en la estación Cotoca Abajo, con el efecto deamortiguación natural.El régimen para 1995-1997 se caracteriza por cauda-les cercanos a los promedios para 1996 y por una reduc-ción de caudales que supera el 22%, con respecto al pro-medio multianual. Para los tres años, la variabilidad semantiene cercana a la del hidrograma medio mensualmultianual (gráfico 4.23).Río AtratoEl régimen general del río Atrato durante los últimos 20años muestra una fase de baja humedad, que se identifi-ca claramente en las estaciones Tagachí, Belén, PuenteLas Sánchez y Bellavista. En Tagachí, la tendencia sugie-re una permanencia en la fase de baja humedad, con re-cuperación en los últimos años (gráfico 4.24).La serie histórica en la estación Quibdó muestra unapequeña variabilidad mensual (Cv=0,16). Para los últi-mos tres años, la amplitud de oscilación tiene un reduci-Caudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1960-19971995 1996 1997020040060080010001200140016001800Gráfica 4.20 Variación media mensual de caudales.Estación: Puerto Valdivia - Cauca(Fuente: IDEAM 1997)Caudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1965-19971995 1996 1997050010001500200025003000350040004500Gráfica 4.21 Variación media mensual de caudales.Estación: Las Varas - Cauca(Fuente: IDEAM 1997)AñoΣ(k-1)/Cv75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94La Despensa Ang. de Urrá Montería Cotoca abajo-10-505101520Gráfica 4.22 Curvas de diferencias integrales.(Fuente: IDEAM 1997)Caudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1965-19971995 1996 19970100200300400500600700Gráfica 4.23 Variación media mensual de caudales.Estación:Cotoca Abajo - Sinú(Fuente: IDEAM 1997)
  • 28. 141EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLdo rango de variación (3% a 9%), manteniéndose muycerca de la amplitud multianual (gráfico 4.25). Al anali-zar el régimen para 1995-1997, llama la atención el com-portamiento mensual de los caudales durante 1996, conuna variabilidad muy baja (Cv=0,08). Finalmente, parael primer semestre de 1997 se mantiene una reducción,a excepción de enero y febrero, meses que presentan va-lores de caudal 40% y 60% por encima del promediomensual multianual de la estación.Río CatatumboEl régimen general de este río tiene muchas particulari-dades: en la parte alta de la cuenca, a la altura de la esta-ción Quince Letras, se reflejan unas condiciones de altahumedad que no son características para la cuenca (grá-fico 4.26). Para la estación El Cable, se registra un com-portamiento en el que claramente se diferencian dos fa-ses: la primera, de baja humedad, que cubre de 1975 a1988, y la segunda, de alta humedad hasta 1994, año apartir del cual se nota una tendencia al descenso.En el caso de los caudales en la estación Puerto Bar-co, tienen un comportamiento similar con la misma res-puesta hidrológica descrita para la estación anterior, aun-que con periodos de menor longitud para cada una delas fases.Con relación al régimen para 1995-1997, en el com-portamiento mensual de los caudales se destaca la reduc-ción de la amplitud de variación en un 30%, con respec-to a la evaluada para los últimos 30 años en la estaciónPuerto Barco (gráfico 4.27). La variabilidad intermensuales alta para los últimos tres años (Cvde 0,29 a 0,58). Lascondiciones de caudal excedente, que caracterizan los úl-timos meses de 1996, continúan vigentes en el primertrimestre de 1997 y luego presentan para diciembre unacondición con un máximo de reducción superior a 50%.Ríos Patía y MiraEl análisis del régimen general del río Patía (gráfico 4.28)establece para la estación La Fonda, ubicada en la partealta de la cuenca, un periodo corto de baja humedaddesde 1976 hasta 1982, alternado con una fase de altahumedad hasta 1991, año a partir del cual comienza amanifestarse otra fase de baja humedad. Cabe resaltar lacorta periodicidad de los ciclos, menor de diez años, re-flejada en la serie.En el recorrido del río Patía, en la estación PuenteGuascas, se establece una fase de alta humedad para losúltimos 20 años, con los descensos característicos de 1981y 1988-1989. La condición en fase de alta humedad paraAñoΣ(k-1)/Cv75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94-40.00-30.00-20.00-10.000.0010.0020.00PuenteLas SánchezBelén Tagachi BellavistaGráfica 4.24 Curvas de diferencias integrales.(Fuente: IDEAM 1997)Caudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1984-19971995 1996 19970200400600800100012001400Gráfica 4.25 Variación media mensual de caudales.Estación: Quibdó - Atrato(Fuente: IDEAM 1997)AñoΣ(k-1)/Cv75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94-20-10010203040Quince Letras Pto. Barco El CablePte. Tarra Frío Las VegasGráfica 4.26 Curvas de diferencias integrales.(Fuente: IDEAM 1997)
  • 29. 142 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALesta parte del río puede explicarse por el aporte del ríoPasto, aunque en los últimos años se presenta una ten-dencia estable al descenso sin recuperación evidente.En la estación Puente Pusmeo, localizada en la partebaja de la cuenca del río Patía, se mantiene el régimencaracterístico de Puente Guascas. Los descensos típicos(1981 y 1988) también se manifiestan.El río Mira, evaluado en la estación San Juan conregistros desde 1980, tiene un comportamiento similaral de las cuencas media y baja del río Patía (gráfico 4.29).El comportamiento hidrológico evaluado con la seriehistórica de caudales en la estación Puente Pusmeo (gráfico4.30) presenta una amplitud anual de 464 m3/s, con unavariabilidad Cv=0,3. El régimen para 1995-1997 registraun aumento en la variabilidad intermensual de la serie (Cvde 0,4 a 0,65), con la mayor amplitud de oscilación de loscaudales durante 1997, con valores que doblan la mediamensual multianual en enero y febrero, así como déficitsignificativo en el resto del año, que supera el 50% de re-ducción respecto al promedio mensual multianual.Para el río Mira, al considerar la estación San Juan,durante los últimos tres años se manifiesta un aumentoen la variabilidad de la serie intermensual con coeficien-tes de variación de 0,36 a 0,46. Los promedios anualesse mantienen estables; sin embargo, existe unaredistribución temporal del recurso, tal como lo demues-tra la presencia de meses con exceso y meses con déficit.Esta situación favorece el aumento de la amplitud deoscilación del caudal, máxima en 1997 (gráfico 4.31).Río San JuanLa evaluación de las condiciones del régimen general parael río San Juan se basa en los registros históricos de caudalCaudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1965-19971995 1996 19970100200300400500600Gráfica 4.27 Variación media mensual de caudales.Estación: Pto. Barco-Gabarra - Catatumbo(Fuente: IDEAM 1997)AñoΣ(k-1)/Cv75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94La Fonda PuentePusmeoPuenteGuascas-15-10-5051015202530Gráfica 4.28 Curvas de diferencias integrales.(Fuente: IDEAM 1997)AñoΣ(k-1)/CvEstación San Juan-10-505101520253080 81 82 82 83 84 84 85 86 86 87 88 88 89 90 90 91 92 92 93 94 94Gráfica 4.29 Curvas de diferencias integrales.(Fuente: IDEAM 1997)Caudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1965-19971995 1996 199701002003004005006007008009001000Gráfica 4.30 Variación media mensual de caudales.Estación: Pte. Pusmeo - Patía(Fuente: IDEAM 1997)
  • 30. 143EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLdelosúltimos20añosenlasestacionesIstmina,NohamanaAserrío y Peñitas (gráfico 4.32). Éstas presentan un com-portamiento homogéneo que refleja una fase de baja hu-medad. Se registran aumentos temporales de humedad en1976 y 1982. La tendencia final de la serie es de ascenso.La serie histórica de caudales en la estación Peñitaspresenta una amplitud de oscilación de los caudales de2.080 m3/s, mayor que la registrada en 1997, cuando seredujo el aporte de caudal en un 17% respecto al prome-dio de la serie histórica. En cuanto a variabilidad se re-fiere, el mayor coeficiente de variación (Cv=0,30) corres-ponde a 1996 (gráfico 4.33).Río PutumayoEl régimen general del río Putumayo, que pertenece a lavertiente del Amazonas, manifiesta en la estación El Edénuna alternancia de fases de alta y baja humedad con pe-riodos muy cortos, entre seis y ocho años (gráfico 4.34).En Puente Texas, los caudales se comportan bajodos fases: la primera, de alta humedad, con un perio-do corto de ocho años, y otra, de baja humedad, quecubre un mayor periodo de tiempo. En esta segundafase se presenta un ascenso estable para los últimoscinco años.Según el hidrograma medio mensual multianual delos últimos 12 años de registro de la estación PuenteTexas,la amplitud de oscilación característica de los caudales es680 m3/s, con un coeficiente de variación intermensualde 0,2 (gráfico 4.35). Para el régimen 1995-1997 es ca-racterística una reducción del 3% en la amplitud de os-cilación, con una duplicación del coeficiente de varia-ción intermensual con respecto al promedio mensualmultianual (gráfico 4.36).Caudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1981-19971995 1996 1997020040060080010001200140016001800Gráfica 4.31 Variación media mensual de caudales.Estación: San Juan - Mira(Fuente: IDEAM 1997)AñoΣ(k-1)/Cv75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94Istmina NohanamaAserríoPeñitas-25-20-15-10-50510Gráfica 4.32 Curvas de diferencias integrales.(Fuente: IDEAM 1997)Caudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1965-19971995 1996 199705001000150020002500300035004000Gráfica 4.33 Variación media mensual de caudales.Estación: Peñitas - San Juan(Fuente: IDEAM 1997)AñoΣ(k-1)/Cv75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94El Edén PuenteTexas-15-10-50510Gráfica 4.34 Curvas de diferencias integrales.(Fuente: IDEAM 1997)
  • 31. 144 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALRío MetaAl evaluar las condiciones del régimen general en el ríoMeta (gráfico 4.37), que drena al Orinoco, la estaciónPuerto Texas evidencia su condición generalizada en fasede baja humedad, con magnitud leve, durante los últi-mos 20 años de registro de caudales en esta estación. Seidentifican como descensos acentuados 1982 y 1993,siendo éste último más drástico.El comportamiento de la estación Cabuyaro está encontrafase con la de Puerto Texas, manifestándose de estaforma la entrada del río Guatiquía; la fase predominante esde alta humedad, con tendencia descendente desde 1990.Situación similar se manifiesta en la estación Puerto Texas,donde se refleja la influencia reguladora de los embalses deChivor, Guavio y la laguna de Tota; para esta estación latendencia descendente sólo se evidencia a partir de 1992.Finalmente en la estación Aceitico, en la parte bajade la cuenca, el río registra una condición más estable enla fase de humedad alta, predominante entre 1982 y1992, para ingresar luego a una fase de baja humedadcon ligera recuperación desde 1994 en adelante.La variación de caudales a escala mensual para el ré-gimen 1995-997 se evalúa en forma comparativa con elhidrograma mensual multianual de las estaciones Puen-te Lleras y Aceitico, con 25 y 14 años de registro respec-tivos (gráficos 4.38 y 4.39). Si bien la amplitud de oscila-ción de los caudales no fluctúa en más de la décima partedel promedio multianual, en Puente Lleras los caudalesexperimentan reducción, en especial en 1995, y en losdos años restantes presentan recuperación hacia las con-diciones promedias del caudal, en tanto que en Aceiticola condición de reducción es generalizada para los últi-mos tres años. La variabilidad en el nivel intermensuales alta, con coeficientes de variación de 0,56 y 0,67 enPuente Lleras y Aceitico.Comportamiento de los nivelesdurante 1995-1997Las condiciones características de los niveles en los ríosse evalúan con relación a las posibilidades o limitantespara la navegación. En la parte media y baja de la cuen-ca del río Magdalena, debido a la presencia de embar-caciones de gran calado, se hace énfasis en la determi-nación de niveles bajos, pues éstos reducen el potencialnavegable del río.Los problemas de navegación se hacen críticos cuan-do los niveles son inferiores al nivel mínimo de navega-0100200300400500600700800900EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1982-19971995 1996 1997Caudal(m³/seg)Gráfica 4.35 Variación media mensual de caudales.Estación: Pte. Texas - Putumayo(Fuente: IDEAM 1997)Caudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1982-19971995 1996 1997Gráfica 4.36 Variación media mensual de caudales.Estación: Tarapaca - Putumayo(Fuente: IDEAM 1997)4000500060007000800090001000011000AñoΣ(k-1)/Cv75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94El Edén PuenteTexas-15-10-50510Gráfica 4.37 Curvas de diferencias integrales.(Fuente: IDEAM 1997
  • 32. 145EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLción, determinado por medio del análisis de frecuenciade niveles en los tramos navegables de los ríos. El nivelmínimo de navegación se define como el nivel igual omayor durante el 95% del tiempo, incrementado paracalado promedio mínimo de tres pies (91 cm); es decirque, en un año, solamente 18 días podría estar con unnivel inferior. Este nivel sirve de referencia para determi-nar la profundidad mínima disponible útil para la nave-gación fluvial.En particular se consideran los ríos Magdalena yCauca, con las estaciones de El Banco, Barrancabermeja,Calamar, Las Varas, y el canal del Dique, con la estaciónIncora km7. En los ríos Atrato, Meta y Putumayo seevalúan las estaciones Quibdó, Aceitico y Puente Texas.Al evaluar los niveles mínimos de navegación se ob-servó que en el Medio Magdalena, exactamente en laestación Barrancabermeja (gráfico 4.40), durante 1995se manifestaron restricciones en calado durante los tresprimeros meses del año. En el río Cauca, la estación LasVaras reflejó una situación similar.En las estaciones del Bajo Magdalena, los niveles re-gistrados durante 1995 m0straron una gran fluctuacióndurante el año: entre febrero y marzo se presentaron losvalores mínimos del periodo analizado, y de allí en ade-lante el incremento fue continuo durante todo el año,alcanzando su valor máximo –muy por encima del valormultianual– en noviembre en las estaciones de El Bancoy Calamar y en agosto, en la estación de Las Varas en elrío Cauca (gráficos 4.41 a 4.43). En promedio, los valo-res de 1995 estuvieron por encima de la media en las tresestaciones mencionadas, aunque para los tres primerosmeses del año hubo restricciones de la navegación.1996 fue el año cuando se registraron los niveles másaltos de los últimos 20 años: los valores mensuales siem-pre estuvieron por encima de los promedios históricos,alcanzando sus máximos valores en julio y agosto, tantoen el Medio como en el Bajo Magdalena. Representó unaño sin problemas mayores para la navegación.En contraste con 1996, a consecuencia del efecto delFenómeno Cálido del Pacífico, en 1997 los niveles re-gistraron, a partir del primer trimestre, valores muy in-feriores a los promedios multianuales y, con excepciónde 1992, unos de los más bajos de los últimos 20 años.Estos niveles dificultaron la navegación, especialmenteen los periodos más secos y n mayor incidencia en laparte media del río Magdalena y el canal del Dique (grá-fico 4.44).La variación de niveles en el río Atrato presentó parael primer trimestre de 1995 unos valores por debajo delNivel(cms)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1971-19971995 1996 1997 N.M.NGráfica 4.40 Variación media mensual de niveles.Estación: Barrancabermeja - Magdalena(Fuente: IDEAM 1997)100150200250300350400450N.M.N = Nivel Mínimo de NavegaciónCaudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1972-19971995 1996 1997Gráfica 4.38 Variación media mensual de caudales.Estación: Pte. Lleras - Meta(Fuente: IDEAM 1997)0100200300400500600700800900Caudal(m³/seg)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1983-19971995 1996 1997Gráfica 4.39 Variación media mensual de caudales.Estación: Aceitico - Meta(Fuente: IDEAM 1997)020004000600080001000012000
  • 33. 146 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALNivel(cms)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1969-19971995 1996 1997 N.M.NN.M.N = Nivel Mínimo de Navegación0100200300400500600Gráfica 4.42 Variación media mensual de niveles.Estación: Las Varas - Cauca(Fuente: IDEAM 1997)nivel mínimo de navegación (2,30 m), llegando inclusoa niveles de 1,84 m, para febrero, que dificultaron lanavegación. En el resto del año los valores estuvieronpor encima del nivel mínimo de navegación y se mantu-vieron cercanos a la línea de la serie media multianual.En 1996 los niveles no produjeron inconvenientes paralas embarcaciones porque se mantuvieron muy por en-cima de su valor mínimo.En 1997, debido a la incidencia del Fenómeno delPacífico, se presentaron dos descensos por debajo del nivelmínimo de navegación: el primero, durante marzo y abril,con valores de hasta 1,99 m, y el segundo descenso, enjulio y agosto, con valores que oscilaron entre 2,00 m y2,03 m (gráfico 4.45), con problemas para la navegacióncuando se colmataron los brazos que conforman la des-embocadura en el golfo de Urabá.El río Meta en la estación Aceitico presentó durantelos últimos tres años (1995-1997) un comportamientosimilar al de la media multianual. Los valores se mantu-vieron por debajo del nivel mínimo de navegación, co-rrespondiente a 3,39 m, durante el primer trimestre delos tres años, situación usual en esta época del año.En el resto del año hubo un aumento de los nivelesque siguen la tendencia de la serie media de esta esta-ción. Este comportamiento fue igual para los tres años,con una única diferencia en diciembre de 1997, cuandose observó un valor de 3,27 m, 12 cm por debajo delnivel mínimo de navegación, con restricciones para lasembarcaciones (gráfico 4.46).En la estación PuenteTexas, sobre el río Putumayo, seobservó una disminución de los niveles durante dos épo-cas de 1995: la primera, durante los primeros cuatro me-Nivel(cms)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1973-19971995 1996 1997 N.M.NN.M.N = Nivel Mínimo de NavegaciónGráfica 4.41 Variación media mensual de niveles.Estación: El Banco - Magdalena(Fuente: IDEAM 1997)200300400500600700800900Nivel(cms)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1971-19971995 1996 1997 N.M.NN.M.N = Nivel Mínimo de Navegación100200300400500600700800900Gráfica 4.43 Variación media mensual de niveles.Estación: Calamar - Magdalena(Fuente: IDEAM 1997)Nivel(cms)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1973-19971995 1996 1997 N.M.NN.M.N = Nivel Mínimo de Navegación100200300400500600700800Gráfica 4.44 Variación media mensual de niveles.Estación: Incora K-7 - Canal del Dique(Fuente: IDEAM 1997)
  • 34. 147EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLses, con valores muy por debajo de la media multianual,entre 1.15 m y 1.93 m. Considerando que el nivel míni-mo de navegación es de 2.02 m, se afectó el transportefluvial en el río. La segunda disminución se presentó en-tre agosto y octubre, con el valor más bajo en septiembre,con 1.34 m. Para 1996 hay datos de los primeros cincomeses, siendo enero el único mes que presentó un nivelpor debajo del mínimo de navegación (gráfico 4.47).Comportamiento generalde los sedimentosA causa del carácter erosivo de las corrientes de agua y desu capacidad de remover y transportar materiales sueltosprocedentes de las superficies de los terrenos y de lospropios cauces, los ríos y los sistemas de drenaje tienenuna significativa influencia en toda la geología y lageomorfología de las cuencas y la propia morfología delos cauces.Parte de los sedimentos transportados por los ríos sonuna consecuencia natural de los procesos geológicos y delos fenómenos de erosión en los continentes. El resto delos sedimentos que transportan los ríos son productoantrópico y consecuencia del acelerado deterioro de lascuencas, debido al uso inadecuado de los suelos en laagricultura, a la explotación de minas, a la deforestacióny a la construcción de obras de infraestructura.En Colombia se calcula que cada año son transpor-tados, en promedio, cerca de 300 Mt (megatoneladas,10 6toneladas) de sedimentos, que llegan a los océanosa través de todo el sistema hidrográfico nacional. Elmayor aportante es el río Magdalena, con 130 Mt almar Caribe.La cuantificación de los sedimentos en suspensiónpresentes en los ríos colombianos se establece a través demediciones en más de 300 estaciones, distribuidas en lasprincipales corrientes del país, con un registro continuosuperior a los 20 años en el 40% de los casos. La distri-bución espacial de la concentración de sedimentos cons-tituye una aproximación al comportamiento morfológicoy refleja en particular las condiciones de la zona Andina,que posee el mayor volumen y densidad de información.En el mapa 4.7 se representan las zonas característicaspara diferentes rangos de concentración de sedimentosen suspensión y en el mapa 4.8 se muestran en formageneral los patrones de distribución del transporte desedimentos, registrados en estaciones localizadas sobrelos principales ríos del país.Nivel(cms)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1982-19971995 1996 N.M.NN.M.N = Nivel Mínimo de Navegación050100150200250300350Gráfica 4.47 Variación media mensual de niveles.Estación: Pte. Texas - Putumayo(Fuente: IDEAM 1997)Nivel(cms)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1975-19971995 1996 1997 N.M.NN.M.N = Nivel Mínimo de Navegación050100150200250300350400450Gráfica 4.45 Variación media mensual de niveles.Estación: Quibdó - Atrato(Fuente: IDEAM 1997)Nivel(cms)EneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreSerie1983-19971995 1996 1997 N.M.NN.M.N = Nivel Mínimo de Navegación01002003004005006007008009001000Gráfica 4.46 Variación media mensual de niveles.Estación: Aceitico - Meta(Fuente: IDEAM 1997)
  • 35. 148 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALMapa 4.7. Concentración de sedimentos en suspensión. (Fuente: IDEAM, 1998)VenezuelaBrasilPerúRangos de concentración(mg/l)0-100 Muy baja100-300 Baja300-600 Media600-1.000 Media alta1.000-1.500 Alta1.500-2.000 Muy altaEcuadorOcéanoPacificoMar CaribePanamáSan Andrés1:600.000Providencia1:300.000MalpeloEscala 1:8.000.000
  • 36. 149EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLMapa 4.8. Variación mensual multianual de transporte de sedimentos. (Fuente: Ideam, 1998)GuayaréBrasilPerúEcuador1:600.000Malpelo1:300.000Mar CaribeCalamarPeñoncitoCotoca abajoPuerto BarcoLas varasPuerto ValdiviaTadóPuente LlerasArrancaplumasJulumitoPuente balseaderoPuente PusmeoPuente TexasSan AndrésE F M A M J J A S O N DVenezuelaPanamáOcéanoPacíficoRango de variaciónde transporte (Kton./día)0-10-100-500-1000-2000-700RíosIncoraK7CuestecitaE F M A M J J A S O N DPuente La SánchezAngosturasAceitico10,50700400100E F M A M J J A S O N D100500E F M A M J J A S O N D100500E F M A M J J A S O N D3001500E F M A M J J A S O N D7003000E F M A M J J A S O N D50250E F M A M J J A S O N D3001500E F M A M J J A S O N D3001500E F M A M J J A S O N D3001500E F M A M J J A S O N D3001500E F M A M J J A S O N D3001500E F M A M J J A S O N D1050E F M A M J J A S O N D50250E F M A M J J A S O N D10,50E F M A M J J A S O N D50250E F M A M J J A S O N D100500E F M A M J J A S O N D1050E F M A M J J A S O N D3001500Escala 1:8.000.000Providencia
  • 37. 150 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALLa descarga de sedimentos, especialmente en las co-rrientes de origen torrencial, está relacionada con las in-tensidades de la lluvia en las cuencas, su cobertura vege-tal y los usos del suelo en ellas. En la tabla 4.6 se indicanlos porcentajes del territorio colombiano cubiertos porlos diferentes rangos de concentración de sedimentos; seobserva que más de la mitad del área del país presenta unpromedio anual de 100 mg/litro.Las concentraciones más altas corresponden a la zonaAndina, donde se destacan áreas como la parte baja delrío Chicamocha, la cuenca del río Minero y la zona altadel río Upía, en las cuales se alcanzan concentracionesmayores a 2.000 mg/l, representando menos del 1% deltotal del territorio nacional. En las zonas altas delpiedemonte Llanero se observa que las concentracionesfluctúan entre 600 y 1.500 mg/l. Es importante anotarque las áreas de alta densidad boscosa, como la Amazoniay la vertiente del Pacífico, y las zonas de páramo presen-tan índices mínimos de concentración de sedimentos,entre 0 y 100 mg/l.La concentración de sedimentos varía constante-mente a lo largo de los cursos de agua. Las fluctua-ciones puntuales dependen de un cierto número deparámetros, como son: las pendientes de los cauces;la velocidad del flujo; la turbulencia; el aporte de losafluentes y el aporte a las ciénagas, donde el sedimen-to se queda por colmatación; la formación de deltas,como en el caso de la zona baja del río Magdalena; lasplanicies de inundación, y la socavación y sedimen-tación de los cauces de los ríos, cuando se presentauna variación fuerte de sus secciones transversales. Enel mapa 4.8 se puede apreciar que en la parte alta deun río las concentraciones son mínimas, para luegoaumentar o disminuir de acuerdo con las apreciacio-nes anteriores.En la tabla 4.7 se incluyen, para cada estación selec-cionada, datos respecto al área de drenaje, caudal medioy periodo de registro, así como la cuantificación del trans-porte de sedimentos suspendidos en promedio mensualmultianual y anual, expresado en toneladas.Evaluación de eventosextremos en 1995-2000Los eventos extremos a continuación sólo hacen alusióna los niveles y caudales altos, que pueden llegar a produ-cir inundaciones y anegamientos.En general los eventos hidrológicos extremos se re-fieren en el tiempo a procesos lentos (días) o rápidos(horas). Los rápidos, de régimen torrencial, se presentanen ríos y quebradas de alta montaña; generalmente ori-ginan crecientes súbitas, con tiempos de ondas de viajecortos, de horas, y pueden generar represamientos y ava-lanchas. Los de régimen aluvial, que se presentan en losgrandes ríos de planicie –parte baja de la cuenca Magda-lena-Cauca y la Orinoquia colombiana–, alcanzan losniveles extraordinarios después de algunos días.A partir de los registros históricos, con informaciónsobre niveles extremos en las diferentes estacioneshidrológicas, se evalúa la recurrencia con la cual estoseventos se presentan. La magnitud de cada evento extre-mo está inversamente relacionada con su frecuencia, laprobabilidad de que determinado nivel sea alcanzado pornóicartnecnoC)l/gm(ejatnecroPeicifrepusaledsíapledlatot001a0 4,05003a101 21006a103 8,13000.1a106 5,3005.1a100.1 6,1sáma005.1000.2ed7,0Tabla 4.6. Distribución porcentual de sedimentos en suspensión.(Fuente: IDEAM)nóicatsE acneuCÁ aer²mkodoírePortsigeredetropsnarToiraid)aíd/sadalenotolik(ramalaC aneladgaM 834,752 4991-2791 0,6837-KarocnI euqiDled.C 82 4991-2791 7,62oticnoñeP aneladgaM 756,931 4991-2791 1,092samulpacnarrA aneladgaM 953,45 4991-1791 0,441etneuPoredaeslaBaneladgaM 578,5 4991-3791 2,41otimuluJ acuaC 427 4991-5891 3,0otreuPaividlaVacuaC 669,73 4991-6791 0,121saraVsaL acuaC 210,95 4991-3791 1,941aticetseuC aírehcnaR 042,2 4991-0891 3,0ojabAacotoC úniS 519,41 4991-0791 7,11etneuPzehcnáSsaLotartA 333 4991-2891 9,0ocraBotreuP obmutataC 971,5 4991-8791 3,6sarelLetneuP ateM 853,8 4991-3791 6,54ocitiecA ateM 052,001 4991-1991 7,111érayauG eraivauG 025,931 4991-3991 2,58sarutsognA áteuqaC 676,5 4991-4891 8,02saxeTetneuP oyamutuP 009,2 4991-4891 7,4ódaT nauJnaS 166,1 4991-6891 1,7etneuPoemsuPaítaP 261,41 4991-2791 2,73Tabla 4.7. Transporte de sedimentos en los principales ríos colom-bianos. (Fuente: IDEAM)
  • 38. 151EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLlas aguas en un lapso de tiempo que se define como pe-riodo de retorno (Tr)8. Es decir, que aquellos niveles ocrecientes extraordinarias se presentan con menor fre-cuencia que aquellos eventos más moderados.Para el cálculo de los diferentes periodos de retorno(Tr), se toman los valores máximos registrados anual-mente por cada estación y se realiza el análisis estadísticode frecuencia para los niveles máximos. Con base en estose presentan en la tabla 4.8 los diferentes periodos deretorno para los niveles de 17 estaciones localizadas en lacuenca Magdalena-Cauca y el río Sinú.Para las zonas de alta montaña, cuyas característicastopográficas determinan la presencia de estos eventos na-turales en forma repentina y torrencial, la predicción sehace con base en los pronósticos de lluvia y otros elemen-tos del clima, una vez establecida la probabilidad de ocu-rrencia. Colombia cuenta con una red de estaciones auto-máticasquetransmiteentiemporealelestadodelosnivelesde los principales ríos del país, gracias a la cual se puededar los avisos necesarios a la población y detectar con an-telación la formación de posibles eventos extremos.Para efectos de alertas se recibe información de 56estaciones hidrológicas de niveles y de 80 estacionespluviométricas, que transmiten permanentemente infor-mación en tiempo real, con intervalos de una hora, so-bre el nivel de los ríos y el volumen de precipitación;además, llega información de 36 estaciones adicionalespor radio y teléfono. Espacialmente cerca del 75% de lasestaciones automáticas de niveles están ubicadas a lo lar-go de toda la cuenca Magdalena-Cauca, desde la partealta hasta la zona baja, con algunas estaciones ubicadasen afluentes importantes; el otro 25% está distribuidoen las cuencas de los ríos Sinú y San Jorge, en los ríos delpiedemonte Llanero y en los de la cuenca del Pacífico.En los principales ríos, como el Magdalena y el Cauca,se evaluaron los tiempos de viaje de las ondas de crecien-tes, de tal manera que se puede conocer con antelación lahora de llegada de la creciente a un punto determinado y,con las cotas de inundación, se da aviso oportuno a laspoblaciones afectadas. Por ejemplo, para las crecientes quese presentaron en enero de 1997 en el Valle del Cauca,concretamente en Juanchito, se hizo un seguimiento de laonda creciente a través del río Cauca y se logró prevenir atiempo a las poblaciones ribereñas sobre daños mayores.En la tabla 4.9 se presenta la relación de eventos ex-traordinarios ocurridos durante el periodo 1995-2000,incluyendo el nivel máximo alcanzado en la estaciónhidrométrica, donde la hay, y el periodo de retorno co-rrespondiente a este nivel.Calidad del aguaLa calidad del agua está definida por su composiciónquímica y por sus características físicas y biológicas, ad-quiridas a través de los diferentes procesos naturales yantropogénicos. Éstos implican contacto y disolución delos componentes minerales de las rocas sobre las cualesel agua actúa como agente meteorizante, en sus diferen-tes estados de agregación –sólido, líquido y gaseoso–,además de intervenir como disolvente de los gases pre-sentes en la atmósfera. La calidad del agua natural y suvariación espaciotemporal se modifica por el influjo delas múltiples actividades socioeconómicas, de acuerdocon las características propias de estas dinámicas. Co-múnmente la calidad del agua se expresa en términos decantidades mensurables y relacionadas con su uso po-tencial. La composición general de los diversos tipos deagua en la hidrosfera puede estudiarse mejor dentro delmarco de referencia del ciclo hidrológico.nóicatsE)mc(somixámseleviN2 5 01 02 05 001aneladgaMrednatnaS.etP 415 685 626 266 307 137nóicacifiruP 107 847 577 997 728 648oñiraN 076 547 397 738 498 639raglaS.otP 615 255 285 716 076 817oírreB.otP 145 965 585 995 516 626ocnaBlE 938 788 809 229 739 649acuaCaslaBaL 433 393 924 264 205 135otihcnauJ 635 016 156 586 527 257aonacaideM 475 616 536 946 466 376airotciVaL 076 157 697 438 878 809olobmoloB 415 985 136 766 807 637aividlaV.otP 184 165 616 076 447 208areuqoCaL 083 244 184 615 065 295saraVsaL 245 775 695 116 926 046úniSasnepseDaL 184 615 735 455 575 095íracoM 064,1 035,1 095,1 066,1 067,1 048,1aíretnoM 145 285 606 726 256 076Tabla 4.8. Niveles máximos para diferentes períodos de retorno.(Fuente: IDEAM)8 Número de años en que los niveles alcanzaron al menos unavez determinado valor máximo. Es importante aclarar que esteperiodo no se refiere a un periodo cíclico de tiempo: por ejem-plo, un nivel máximo con periodo de retorno de 10 años presen-tado en 1984, puede ser alcanzado dos años después.
  • 39. 152 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALEl océano es una solución aproximadamente 1,1molar de aniones y cationes. Las aguas superficiales quese originan en cuencas donde las rocas principales songraníticas contienen muy pequeñas cantidades de mate-riales disueltos, no más de 30 mg/L. Otro tipo generalde aguas superficiales tiene su origen en cuencas distin-tas a las graníticas; esta agua tiene valores medios de cal-cio y magnesio, alcalinidad y contenido mineral total;en algunos casos se usa como suministro público para lasciudades.ahceF acneuC otneveedopiT nóicatsEleviNomixámrT)soña(599140-nuJ egroJnaSoírajaBacneuC otneimagenA onabíletnoM 65,561-nuJ úniSoírajabyaidemacneuC socitírcseleviN íracoM 9,41 210-luJ egroJnaSyúniSoíratlaacneuC senoicadnunI asnepseDaL 72,5 501-ogA egroJnaSoíR otneimagenAvoN-tcO acuaC-aneladgaMacneucajabetraP senoicadnunI ocnaBlE 43,8 210-tcO úniSoírajabyaidemetraP otneimagenA rodatrebiL 0,56991ozraM acuaCoírledajabetraP otneimagenAoinuJ acuaC-aneladgaMacneucajabetraP senoicadnunIoinuJ egroJnaSyúniSledacneucajabetraP sotneimadrobseD asnepseDaL 61,5 5oinuJ eranasaCoíR sotneimadrobseDoiluJsadarbeuqysoíRatraMatnaSedadaveNarreiSaledsotneimadrobseDotsogA sadarbeuQsoD,nútOoíR senoicadnunIotsogA otartAoíR senoicadnunI ódbiuQ 22,6erbmeitpeS egroJnaSoíratlaetraP satibússetneicerC rodatrebiL7991orenE acuaCoíratlaetraP sotneimadrobseD otihcnauJ 00,7 52ozraM egroJnaSoíratlaetraP sotnemidesedsoiranidroartxesotnemercnI8991orerbeF orOedoíR sotneimadrobseDoinuJ acuarAoíR sotneimadrobseDoinuJ oyamutuPoíR sotneimadrobseDoinuJ áteuqaCoíR sotneimadrobseDoiluJ ahcaHoíR sotneimadrobseD aicnerolFoiluJ eraivauGoíR sotneimadrobseDésoJnaSeraivauGlederbutcO óduaBojaB sotneimadrobseDerbmeivoN aneladgaMojaB sotneimadrobseD ocnaBlE9991orerbeF oidemaneladgaM senoicadnunI ajemrebacnarraBorerbeF acuaCojaB senoicadnunI aisacuaClirbA aneladgaMacneucaidemetraP sotneimadrobseD raglaSotreuP 56,5 05oyaM áteuqaCyoyamutuPsoíR senoicadnunI omazíugeLotreuPerbutcO otartAoíR senoicadnunI ódbiuQerbutcO euqemalamaTaneladgaMojaB senoicadnunIerbmeivoN aneladgaMacneucaidemetraP sotneimadrobseD raglaSotreuP 55,5 040002oyaM aneladgaMacneucaidemetraP sotneimadrobseD raglaSotreuP 2,5 01Tabla 4.9. Eventos extraordinarios en 1995-1997. (Fuente: DNAP. Adaptado por IDEAM, 2000)
  • 40. 153EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLLas aguas subterráneas en general tienen concentracio-nes de material disuelto superiores a las de las superficiales.Esto se debe al contacto estrecho entre el agua, cargada dedióxido de carbono, (CO2), las rocas y la tierra en el suelo,así como el tiempo de disolución. Además, puede agregarseCO2alaguaenelsueloporlaactividaddemicroorganismos.La calidad del agua se percibe de diferentes formas, se-gún la mirada de los diversos sectores de la sociedad. Porejemplo, los especialistas en salud pública enfatizan en loque tiene que ver con la presencia de virus y bacterias en elagua, en relación con la seguridad de su uso como aguapotable; para los pescadores, la calidad del agua está relacio-nada con la supervivencia de los peces.Lacalidaddelaguaysugradodealteraciónocontamina-ción, definido éste como la modificación fisicoquímica, bio-lógicaoradiológicadelrecursonaturalagua,inducidaporlasactividadessocioeconómicasquelimitanoperjudicansuuso,se fija por la comparación de los valores que asumen losparámetros fisicoquímicos, biológicos, microbiológicos yradiológicos con estándares y criterios preestablecidos.Conviene tener presente que un agente contaminanteno es necesariamente una sustancia siempre dañina y dis-puesta a atacar la naturaleza. Lo que hace que una sustanciase convierta en contaminante es su ‘concentración en canti-dad excesiva, en un lugar indebido o en un momento in-oportuno’.Sonloscontaminantes,porende,materiaoener-gíaquelasactividadeshumanasintroduceninevitablementeen el medio y que, debido a su incremento excesivo, ponen,o pueden poner, en peligro la salud del hombre, su bienes-tar o sus recursos naturales, de modo directo o indirecto.Además de las condiciones naturales, tres factores deter-minan las características de una situación de contamina-ción: la magnitud y la densidad de la población, la tasa deproducción y consumo y el nivel y uso de la tecnología. Laamenaza de contaminación debe tener un indicador, y seevidencia cuando la capacidad del medio para absorberla oneutralizarla comienza a ceder.La mayor parte de los problemas concernientes a la cali-dad del agua tienen que ver con su contaminación por mate-riaorgánica,nutrientesyunaampliagamadesustanciasquí-micas. Esta contaminación puede ser un obstáculo en el usosostenible del recurso agua para el abastecimiento humano,agrícola, industrial, hidroenergético, recreacional y turístico.Caracterización de la calidadde los cuerpos de aguaLa calidad de los cuerpos de agua puede ser evaluada porlo que se podría llamar tres campos de fuerza: hidrodi-námica, fisicoquímica y biológica. Para una caracteriza-ción completa de la calidad del agua es importante con-siderar el seguimiento de los campos mencionados.Todos los cuerpos de agua están interconectados,desde la atmósfera hasta el mar, a través del ciclohidrológico. El agua constituye un continuum, con di-ferentes estados y categorías, que van desde las aguaslluvias hasta las aguas marinas. Entre los componentesque hacen parte del ciclo hidrológico son de especialimportancia la aplicación de modelos de calidad a lasaguas continentales, particularmente, a los ríos, lagos yaguas subterráneas. Todas están estrechamenteinterconectadas y pueden influenciarse entre ellas enforma directa o a través de estados intermedios. Cadauno de los tres principales tipos de cuerpos de aguatiene diferentes propiedades.Propiedades fisicoquímicasCada cuerpo de agua tiene un patrón individual de carác-ter físico y químico característico, determinado por lascondicionesclimáticas,geomorfológicasygeoquímicasqueprevalecen en los sistemas hídricos superficiales y subte-rráneos del área de drenaje. Las características resumidas,tales como los sólidos totales disueltos, la conductividadeléctrica y el potencial redox, ofrecen una clasificacióngeneral de cuerpos de agua similares, presentes en la natu-raleza. El contenido de minerales, determinado por lossólidos totales disueltos, es un rasgo esencial en la calidadde cualquier cuerpo de agua y es consecuencia del balanceentre disolución y precipitación. El contenido de oxígenoes un rasgo vital de cualquier cuerpo de agua, porque estáfuertemente influenciado por la solubilidad de los meta-les, esencial para todas las formas de vida biológica.La calidad química del ambiente acuático varía deacuerdo a la geología local, al clima, a la distancia, alocéano y a la cantidad de suelo cubierto, entre otros fac-tores. Si las aguas superficiales estuvieran totalmenteinafectadas por la actividad humana, entre un 90% y un99% de las aguas superficiales tendría las concentracio-nes naturales de las especies químicas necesarias para lavida acuática y para la mayor parte de los usos humanos.En la calidad del agua, el material particulado esun factor clave, ya que regula los procesos de absor-ción y desorción de otras sustancias; estos procesosdependen de la cantidad, el tipo, el carácter y del tiem-po de contacto entre el material particulado (orgáni-co e inorgánico) con un volumen unitario de agua. Lavariabilidad temporal de las partículas disueltas y elcontenido de materia en los cuerpos de agua resultaprincipalmente de las interacciones entre la variabili-dad hidrodinámica, la solubilidad mineral, las carac-
  • 41. 154 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALterísticas del material y la naturaleza e intensidad dela actividad biológica.Características biológicasEl desarrollo de la biota (flora y fauna) en las aguas su-perficiales está dictado por una variedad de condicionesambientales, que determinan la selección de especies, asícomo también el comportamiento fisiológico de los or-ganismos individuales. La productividad primaria de lamateria orgánica, en la forma de fitoplancton ymacrofitas, es intensiva en lagos y reservorios y muy li-mitada en los ríos. La degradación de las sustancias or-gánicas y la producción bacterial asociada es un procesoque toma tiempo, lo cual es importante en las aguas sub-terráneas y en lagos de cierta profundidad, cuando noestán expuestos directamente a la luz del sol.En contraste con la calidad química de los cuerpos deagua, que puede ser medida con métodos analíticos ade-cuados, la descripción de la calidad biológica de un cuerpode agua requiere una combinación de características cuali-tativas y cuantitativas. El monitoreo biológico puede hacer-se a dos niveles diferentes: la respuesta de las especies indivi-duales a los cambios en su ambiente o la respuesta de lascomunidades biológicas a los cambios de su ambiente.El sistema de clasificación de la calidad del agua, ba-sado en características biológicas, ha sido desarrolladopara una variedad de cuerpos de agua. El análisis quími-co de especies seleccionadas (ostras, por ejemplo) y otrostejidos seleccionados (músculo o hígado de peces) paraevaluar contaminantes, puede ser considerado como unacombinación de un monitoreo químico y biológico. Lacalidad biológica, incluyendo los análisis químicos de labiota, tiene una dimensión temporal mayor que la cali-dad química del agua, puesto que la biota puede ser afec-tada por especies químicas, por factores hidrológicos, poreventos ocurridos pocos días, algunos meses o años an-tes de que el monitoreo fuera efectuado.Definiciones relacionadascon la calidad del aguaAnte la complejidad de factores que determinan la cali-dad del agua y la extensa selección de variables cruzadaspara describir el estatus de los cuerpos hídricos en térmi-nos cuantitativos, es difícil llegar a una definición sim-ple de calidad de agua; desde hace algún tiempo se haentendido y relacionado con los requerimientos de usodel agua y la habilidad para medir e interpretar sus ca-racterísticas.En adelante el término ‘calidad de agua’ se usará refe-rido a la calidad del ambiente acuático; entendida éstacomo una serie de concentraciones, especiaciones y par-tición física de sustancias inorgánicas u orgánicas, lascuales describen las variaciones espaciotemporales debi-das a factores internos y externos al cuerpo de agua, quereflejan la composición y estado de su biota.En el mismo sentido se entiende por contaminacióndel ambiente acuático a la introducción por el hombre,directa e indirecta, de sustancias o energía con resulta-dos negativos o deletéreos que generan riesgos para losrecursos vivos, amenazas para la salud pública, perturba-ción de las actividades acuáticas, incluyendo la pesca,disminución o impacto de la calidad de agua con respec-to a su uso en actividades industriales, agrícolas y activi-dades económicas, así como reducción de las amenida-des, es decir, limitaciones en las actividades recreacionalesy de estética del paisaje.La figura 4.3 muestra la evolución del concepto decalidad del agua en países industrializados. Esta com-prensión de la calidad del agua en diferentes periodosestá condicionada por el conocimiento científico de laépoca, la presión sobre el recurso hídrico y los efectos dela calidad sobre el medio ambiente, la salud humana ylas actividades de mayor demanda del recurso.La evaluación de la calidad del agua es el proceso to-tal de la naturaleza física, química y biológica del aguaen relación con su estado natural, los efectos humanos,los usos intencionales y los usos particulares, que pue-den afectar la salud humana y la salud del sistema acuá-tico en sí mismo. El monitoreo de la calidad del agua esel compendio actual de información de una serie de lo-calidades a intervalos regulares, destinado a suministrarlos datos con los cuales definir las condiciones corrien-tes, las tendencias establecidas, etc.La descripción de la calidad del ambiente acuático sepuede hacer a través de medidas cuantitativas, tales comodeterminaciones fisicoquímicas (en agua, en materialparticulado o en tejidos biológicos) y pruebas bioquímicas-biológicas (demanda bioquímica de oxígeno, pruebas detoxicidad,etc.),omediantedescripcionessemicuantitativasy cualitativas, como índices bióticos, aspectos visuales,inventarios de especies, olores, etc. Estas determinacionesse hacen en el campo y en el laboratorio, y arrojan variostiposdedatoscondiferentestiposdetécnicasinterpretativas.La evaluación de la calidad del agua incluye el usodel monitoreo para definir la condición del agua, brin-dar las bases para detectar las tendencias y proveer la in-formación con la cual se puedan establecer las relacionesde causa-efecto. Existe una secuencia lógica de tres com-ponentes: monitoreo, evaluación y gestión y manejo.
  • 42. 155EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLAdemás hay una retroalimentación, debida a que el ma-nejo del recurso hídrico requiere inevitablemente unaarticulación con el monitoreo para reforzar las regula-ciones o normas, así como también evaluaciones a inter-valos periódicos para verificar la efectividad de las deci-siones tomadas.El principal objetivo de un proyecto de seguimientoglobal de las aguas superficiales es, según Gems/Water –que da un ejemplo ilustrativo de la complejidad de latarea de evaluación y su relación con la gestión(WHO,1991)–, suministrar a los gobiernos, así como ala comunidad científica y pública, una evaluación sobrela calidad en el nivel mundial de las corrientes superfi-ciales relacionadas con la salud humana, de losecosistemas acuáticos y el ambiente global. Además unproyecto de estas características define el estatus de lacalidad del agua, identifica y cuantifica las tendencias desu calidad, define la causa de las condiciones observadasy sus tendencias, identifica los tipos de calidad de agua ylos problemas que ocurren en áreas geográficas específi-cas, y finalmente suministra la información acumuladay las evaluaciones que pueden servir como recurso degestión y manejo para ser utilizadas en evaluación dealternativas y tomar las decisiones necesarias.La calidad fisicoquímica de las aguas prístinas (aguaen su máximo estado de pureza en el medio ambiente,prácticamente libre de la presencia de otras sustancias)podría encontrarse normalmente en localidades coninexistencia de impactos antropogénicos. En la práctica,las aguas prístinas son muy difíciles de encontrar comoresultado del transporte de sustancias por vía atmosféri-ca y su subsecuente deposición en localizaciones distan-tes de su origen. Las concentraciones naturales –gober-nadas por los factores descritos anteriormente– podríanvariar en uno o más ordenes de magnitud entre diferen-tes cuencas de drenaje.Después de que las aguas prístinas alcanzan su condi-ción de contaminadas se puede presentar estadossubsecuentes de degradación de su calidad: alteración conevidenciadelimpactohumano,perosinpeligroparalabiota;restricciones en el uso del agua (cambios que pueden sersólodetectadospormedidasquímicasrepetidassobretiem-pos suficientemente espaciados), y degradación de la cali-daddelagua,queimpliqueunaposiblerestricciónparausosespecíficos debido a las normas de calidad recomendadaspor las autoridades (locales, regionales o globales). Cuandouna concentración máxima aceptable para variables selec-cionadas,enrelaciónconeluso,hasidoexcedidaoelhábitaty la biota han sido fuertemente modificados, entonces lacalidad del agua se define como contaminada.Impactos antropogénicossobre la calidad del aguaCon el advenimiento de la industrialización y el aumen-to de la población, se ha incrementado las necesidadesde agua, cada vez con mejor y mayor calidad. A su vez,ImportanciadelosproblemasdecalidaddeaguaContaminaciónfecalAñosContaminaciónOrgánicaSalinizaciónContaminaciónpor metalesEutroficaciónDesechosradiactivosNitratoContaminantesorgánicosLuviaácida1850 1900 1910 1970 19801920 1930 1940 1950 1960Figura 4.3 Secuencia de los problemas de la calidad del agua en países industrializados.(Fuente: Horne; adaptado por L. Panizzo)
  • 43. 156 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALnóicanimatnoCropaugaledosUaugAelbatopadiVacitáucasaíreuqsePnóicaerceR nóicagirrIsosUselairtsudninóicareneGaicnetopedotneimairfneyetropsnarTsonegótaP XX 0 XX X XX 1an ansodilóSsodidnepsusXX XX XX X X X2XX 3acinágroairetaM XX X XX + XX 4X5ansaglA X 6,5X7XX + XX 4X5X8sotartiN XX X aN + XX 1an anselaS XX XX aN XX XX 01,9an anazartsotnemelE XX XX aN XX XX an ansetnanimatnocorciMsocinágroXX XX X X ? an annóicacifidicA X XX X ? X X anlos requerimientos han emergido principalmente para:agua potable e higiene personal; pesquerías; agricultura(irrigación); navegación para transporte de bienes y su-ministros; producción industrial; enfriamiento en plan-tas de abastecimiento de energía eléctrica y actividadesde recreación, tales como pesca y natación. Afortunada-mente, la mayor parte de la demanda se da más en tér-minos de cantidad que de calidad para irrigación en agri-cultura y enfriamiento industrial; actividades en las cualesla concentración crítica puede ser sólo de una o dos va-riables. Los suministros de agua potable y las manufac-turas industriales especializadas ejercen la más sofisticadademanda sobre la calidad del agua, pero sus necesidadescuantitativas son relativamente moderadas. Paralelamentea estos usos, las aguas han sido consideradas como elmejor medio para limpiar, dispersar, transportar y dis-poner los residuos de las actividades humanas.Cada uso del agua, incluyendo la descarga de resi-duos, posee una carga específica que es aproximadamen-te predecible en lo que tiene que ver con los impactossobre la calidad del ambiente acuático. La intervencióncon estructuras y obras civiles en el ciclo hidrológico, através de canalizaciones o represas de ríos, así como laextracción de agua de los acuíferos, es entendida en ge-neral como un objetivo benéfico. La experiencia ha mos-trado, sin embargo, que los resultados a largo plazo de-gradan frecuentemente el ambiente y, como resultado,se deprimen los beneficios deseados. Los más importan-tes impactos antropogénicos sobre la calidad del agua enla escala global se resumen en la tabla 4.10, distinguien-do la gravedad del impacto del uso en diferentes tipos decuerpos de agua.Los criterios de calidad de agua, los estándares y lalegislación se usan como los principales medios admi-nistrativos para la gestión de la calidad del agua paracumplir con los requisitos del usuario. Los requerimien-tos más comunes se desarrollan sobre las aguas potables,que en muchos países tienen sus propios estándares, ba-sados en las directrices de la Organización Mundial de laSalud (WHO, en inglés). En algunos casos, la calidad delas aguas naturales es inadecuada para ciertos propósitossetneyutitsnoCaugaedsopreuC 1soíR sogaL soirovreseRsaugAsaenárretbussonegótaP XXX X2X2XsodilóSsodidnepsusXX an X anacinágroairetaMelbadargedoib 3 XXX X XX XnóicacifortuE 4X XX XXX anomocotartiNetnanimatnocX 0 0 XXXnóicazinilaS X 0 X XXXazartsotnemelE XX XX XX XX 5setnanimatnocorciMsocinágroXXX XX XX XXX 5nóicacifidicA X XX XX 0lednóicacifidoMocigólordihnemigér 6 XX X XTabla 4.10. Principales factores de calidad de las aguas superficialesen la escala global. (Fuente: Organización Mundial de la Salud)XXX= Deterioro grave o global. XX= Deterioro importante. X= Deterioro ocasional oregional. 0= Deterioro bajo o deterioro escaso. na= No aplicable1Esta es una estimación en la escala global;en la escala regional estos intervalos puedenvariar de acuerdo con el desarrollo económico y uso de la tierra.2Principalmente, pequeñoscuerpos de agua poco profundos. 3Otros que resultan de la producción primaria. 4Algasy macrofitas. 5Rellenos sanitarios, minería. 6Diversión, construcción de diques.Tabla 4.11. Límites del uso del agua por la degradación de su calidad. (Fuente: Organización Mundial de la Salud)XX= Requiere tratamiento para obtener el uso descrito. X= Menor. 0= Ninguno. na= No aplicable. += La calidad del agua degradada puede ser benéfica para este uso específico. ?=Losefectos no se conocen.1Industrias alimenticias. 2Industrias de abrasivos. 3Deposición de sedimentos en canales. 4Industrias electroquímicas. 5Taponamientos de filtros. 6Olores y gusto. 7En cultivo de peces, los altoscontenidos de biomasa algal pueden ser aceptados. 8Desarrollo del jacinto de agua (Eichhomia crassipes). 9Incluye la industria del boro, fluoruros, etc. 10Ca, Fe, Mn, en industrias textiles, etc.
  • 44. 157EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaL(tabla 4.11), como se define en las directrices, especial-mente en lo relacionado con las concentraciones. Sin em-bargo, otros cuerpos de agua pueden ser útiles para algu-nas actividades después de que sus condiciones naturaleshan sido alteradas por la contaminación.Debido a los factores de complejidad que determi-nan la calidad del agua, se encuentran variaciones en-tre ríos o lagos en diferentes continentes o zonashidroclimáticas. Igualmente, la respuesta a los impac-tos antropogénicos es muy variable. Como consecuen-cia, no existen estándares universales aplicables quepuedan definir la línea base de la calidad química obiológica de las aguas; pero al menos se puede daruna descripción general de algunos tipos de ríos, la-gos o acuíferos.Aunque el mayor porcentaje de la degradación de lacalidad del agua, a nivel mundial, es debida a las influen-cias antropogénicas, hay eventos naturales y catástrofesambientales que pueden producir localmente graves de-terioros del ambiente acuático. Los huracanes,deslizamientos e inundaciones, pueden ser algunos ejem-plos. Algunos eventos naturales pueden agravarse por lasactividades humanas; por ejemplo la erosión del sueloestá asociada con los problemas de deforestación. La re-cuperación de la calidad de las aguas naturales toma confrecuencia muchos años, dependiendo de la escala geo-gráfica y la intensidad del elemento.Fuentes de contaminantesy trayectoriasEn general, los contaminantes pueden ser liberados alambiente como gases, sustancias disueltas o en formaparticulada. Los contaminantes llegan al ambiente acuá-tico a través de una variedad de trayectorias, incluyendola atmósfera y el suelo. La figura 4.4 ilustra en formaesquemática las principales trayectorias de los contami-nantes que afectan la calidad del agua.La mayor fuente de contaminación de las aguas su-perficiales es la acumulación y descarga de las aguasresiduales domésticas, industriales, agrícolas, ganaderas,mineras, etc. En las aguas agrícolas la aplicación deplaguicidas o fertilizantes es considerada como fuentedifusa de contaminación. Varias fuentes de los principa-Atm sferaHombreFuentesdepolutantesPolutantesgaseososPolutantesparticuladosPolutantesdisueltosBiotaacuáticaBiotaterrestreCuerposde aguaSuelosFuentesde Poluci nProblemasambientalesProblemasde saludFigura 4.4 Ruta de los contaminantes potenciales relacionada conel ambiente acuático.(Fuente: Horne; adaptado por L. Panizzo)etneuF sairetcaB setneirtuNsotnemelEazart,sadiciugalPsadicibrehetnanimatnocorciMocinágroysetiecAsasargarefsómtA X G,XXX G,XXX G,XXXselautnupsetneuFsoudisereD XXX XXX XXX X XXXselairtsudnisetneulfE X G,XXX G,XXX XXsasufidsetneuFalocírgA XX XXX X G,XXXodagarD X XXX XX XXX XsotreuP-nóicagevaN X X XX X XXXsatximsetneuFsonabrusoudiseR XX XX XXX XX XX XXselairtsudnisoudiseR X XXX X XXX XTabla 4.12. Fuentes antropogénicas de contaminantes en el ambiente acuático.X=Baja significación local XX=Significación moderada local/regional XXX=Significación alta local/regional G=Significado globalFuente: Organización Mundial de la Salud
  • 45. 158 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALles contaminantes se resumen en la tabla 4.12, con ejem-plos de fuentes de contaminación.La contaminación proviene de fuentes puntuales y/o difusas. Una fuente puntual es una entrada de conta-minantes que puede estar relacionada con una salidasimple; los vertimientos no tratados, o tratadosinadecuadamente, son tal vez una fuente de este tipo;otras fuentes puntuales incluyen minerías o efluentesindustriales. Las fuentes puntuales pueden estar locali-zadas espacialmente en los ambientes acuáticos y algu-nas se caracterizan por una descarga relativamente cons-tante de sustancias contaminantes en periodos detiempo específico; aunque pueden presentarse fluctua-ciones debido a descargas accidentales. Ejemplos de estetipo son las aguas residuales domésticas.Las fuentes difusas no pueden adscribirse a un puntoo a una actividad humana simple, aunque puede tratarsede fuentes individuales simples dirigidas a un cuerpo deagua sobre un área extensa, como la escorrentía en áreasde actividades agrícolas, cuyo drenaje transfiere partícu-las orgánicas e inorgánicas de suelo, nutrientes,plaguicidas y herbicidas a los cuerpos de agua adyacen-tes; la escorrentía urbana proveniente de los viaductosde la ciudad y áreas adyacentes no canalizadas al sistemade alcantarillado; los lugares de disposición de residuossólidos y/o líquidos que impactan principalmente lasaguas subterráneas, etc.La atmósfera es una de las guías y fuentes de contami-nantes en el ambiente global. Las fuentes antropogénicasde materiales emitidos a la atmósfera incluyen: la com-bustión de hidrocarburos fósiles para generación de ener-gía; la combustión de hidrocarburos fósiles en automóvi-les y otras formas de transporte; el aire acondicionado enclimas cálidos y por necesidades industriales; la minería,principalmente de sulfuros metálicos; el transporte de sue-los de regiones áridas y regiones agrícolas, y la volatiliza-ción de los productos agrícolas a partir de las regiones deaplicación y disposición. Estas fuentes generan un espec-tro de contaminantes orgánicos e inorgánicos que, trans-feridos a la atmósfera, se dispersan ampliamente por elsistema climático y se depositan a escala global.La variabilidad temporal de la liberación de los con-taminantes en el ambiente se puede diferenciar en cua-tro categorías principales. Las fuentes pueden ser consi-deradas como permanentes o continuas (por ejemplo,residuos domésticos de la ciudad y residuos industria-les), periódicas (las variaciones climáticas asociadas conel flujo de poblaciones turísticas o el procesamiento dealimentos), ocasional (la liberación de ciertos residuosindustriales) y accidental (falla de tanques, accidentes detrenes o tractomulas, incendios, etc.).Variaciones espacialesy temporalesLas variaciones en la calidad del agua son uno de losprincipales rasgos de los diferentes tipos de cuerpos deagua, ampliamente determinadas por las característicashidrodinámicas del cuerpo de agua receptor. La calidaddel agua varía en las tres dimensiones y posteriormentees modificada por la dirección del flujo y el tiempo dedescarga. Por consiguiente, la calidad del agua no puedeser medida en un solo punto dentro del cuerpo del aguay, en ocasiones, puede requerir una grilla para los sitiosde muestreo.Para propósitos prácticos, y con el objeto de limitar elnúmero de lugares de muestreo y de facilitar la presenta-ción de los datos, se usan algunas simplificaciones parauna grilla ideal de muestreo. Los ejemplos incluyen perfi-les longitudinales y verticales, tales como se muestran enla figura 4.5. Dos perfiles dimensionales son adecuadospara observar las plumas de contaminación desde la fuen-te, presentando la información a diferentes profundida-des u horizontalmente en los mapas. Esto es aplicable enparticular a los lagos, reservorios y aguas subterráneas.Las variaciones temporales de la calidad de los cuer-pos de agua pueden ser descritas a través del estudio delas concentraciones (también de las cargas, en el caso deríos) o por la determinación de las tasas de sedimenta-ción, biodegradación o transporte. Es importante defi-nir la variabilidad temporal, para la cual se pueden con-siderar cinco tipos:• Variabilidad minuto a minuto, día a día, como resul-tado de la mezcla de aguas, de las fluctuaciones deentradas, etc. Estas variaciones están vinculadas a lascondiciones meteorológicas y a la medida de los cuer-Perfil longitudinal(río)Perfil vertical(lago)Perfil bidimensional(agua subterránea)DistanciaVariableProfundidadVariable DistanciaProfundidadContornosde la variablexxxxx**Figura 4.5 Ejemplos de la descripción de las variacionesespaciales en la calidad del agua.(Fuente: IDEAM)
  • 46. 159EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLpos de agua, como por ejemplo, las variaciones deflujo del río.• Variabilidad diaria (24 horas de variación) limitada alos ciclos biológicos, a los ciclos día/noche, luz/oscu-ridad (por ejemplo oxígeno, nutrientes, pH, etc.) y alos ciclos de entrada del contaminante (residuos do-mésticos).• Variabilidad día a mes, vinculada con los factoresclimáticos (régimen del río, tonos del lago, etc.) y lasfuentes de contaminación (aguas residuales industria-les, escorrentías procedentes de procesos agrícolas).• Ciclos estacionales hidrológicos y biológicos (depen-dientes, en especial, de los factores climáticos).• Tendencias año-año, debidas principalmente a in-fluencia humana.Una vez que las causas de la degradación de la cali-dad del agua han sido eliminadas o reducidas (tales comoel tratamiento de las fuentes puntuales o la regulación delas fuentes difusas), el periodo de recuperación del am-biente acuático puede tomar desde semanas hastamilenios (ríos afectados por las aguas de relave de minas,como fue el caso de la contaminación de algunos ríos deGales en el periodo romano).Las escalas temporales y espaciales de la calidad de lasaguas están asociadas con los tiempos de residencia del aguaen cada componente del ciclo hidrológico; sin embargo,otros hechos están fuertemente vinculados con estos tiem-pos o con el tamaño del cuerpo de agua; por ejemplo, loscambios en el hábitat acuático corriente debajo de un ríocon represas pueden tener lugar en un lapso de más de 100años. Desde la perspectiva humana, el periodo de recupera-ción entre 10 y 100 años puede ser considerado como unaforma limitada de reversibilidad, mientras que una recupe-ración que toma más de 100 años puede ser consideradacomo una degradación irreversible del ambiente acuático.Parámetros de la calidaddel aguaLa selección de parámetros o variables para evaluar lacalidad de agua depende básicamente de los objetivosrelacionados con su uso. La selección apropiada de losparámetros permite alcanzar las metas de eficiencia enlos procesos de mejoramiento de la calidad del agua. Cadaparámetro debe ser discutido con respecto a sus oríge-nes, fuentes, comportamiento, transporte y transforma-ción en el sistema acuático.Los criterios de calidad del agua se establecen cientí-ficamente de acuerdo con los factores de intensidad; es-tos criterios forman la base para juzgar, con respecto a lacompatibilidad de la composición del agua, los objeti-vos ecológicos o los requeridos para un determinado uso.Los estándares son reglas, principios o niveles de tole-rancia establecidos por las autoridades ambientales, comoparte de los programas de conservación de la calidad delrecurso hídrico para propósitos específicos.El proceso de fijar estos criterios se desarrolla a travésde experimentos científicos. Un criterio de calidad delagua puede estar basado en la morbilidad o toxicidadcrónica de varias sustancias para el hombre o la vida acuá-tica, o también puede estar relacionado con los métodostécnicos para remover sustancias específicas del agua.Existe un buen número de parámetros ambientalesque se usan como indicadores de calidad de agua, entreotros: temperatura, pH, conductividad eléctrica, oxíge-no disuelto, demanda química de oxígeno, demandabioquímica de oxígeno, turbidez, sulfatos, nitratos,nitritos, amonio, fosfatos y metales pesados. A continua-ción se da una breve descripción del significado ambien-tal de cada parámetro.TemperaturaLas corrientes de agua están sometidas a variaciones detemperatura a lo largo de su recorrido como una situaciónnormal debida, entre otras razones, a las fluctuaciones delclima, a las variaciones altitudinales y a las que ocurren enperiodos de 24 horas en un mismo sitio. Las lagunas,humedales y ciénagas pueden exhibir estratificación verti-cal de la temperatura de acuerdo con su profundidad, perotambién debida a la circulación del aire, la nubosidad, laprofundidad del cuerpo de agua y la acción de otras varia-bles. Cuando la temperatura del agua se incrementa, lavelocidad de las reacciones químicas aumenta conjunta-mente con la evaporación y volatilización de sustanciasquímicas, en especial, de las orgánicas. Por otra parte, elincremento de la temperatura disminuye la solubilidad delos gases en el agua, como es el caso del oxígeno, lo cualdetermina cambios en su déficit.La temperatura tiene una gran influencia sobre otrasvariables de calidad acuática. La tasa metabólica de losorganismos está relacionada con la temperatura, y en lasaguas cálidas la respiración incrementa el consumo deoxígeno y la descomposición de la materia orgánica; comoconsecuencia de este efecto, se pueden presentar eventosde mortandad masiva de peces en tramos específicos delas corrientes, a la vez que se hace mayor el crecimientode bacterias y fitoplancton, lo cual produce en algunostramos el incremento de la turbidez del agua y el au-mento masivo de algas, debido a las condiciones de su-ministro de nutrientes.
  • 47. 160 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALLa temperatura de las aguas superficiales generalmentese encuentra en el intervalo comprendido entre 0 y 30°C,aunque en algunos sitos es normal encontrar temperaturasmayores de 30°C. Las fluctuaciones de temperatura en lasdiferentes épocas del año suelen relacionarse con las condi-ciones climáticas. Además, pueden encontrarse temperatu-ras anormalmente altas debido a descargas térmicas proce-dentes principalmente de termoeléctricas, siderúrgicas,fundiciones y de plantas de tratamiento de aguas residuales.pHEl pH (potencial de hidrógeno), definido como un va-lor numérico u operador adimensional que se relacionacon el logaritmo negativo de la concentración de ioneshidrógeno a una temperatura dada, indica la intensidaddel carácter ácido (acidez) o básico (alcalinidad) del aguay puede variar entre 0 y 14, donde 0 es el valor másácido, 7 es neutro y 14 el más básico, controlado por loscompuestos químicos disueltos.Las aguas naturales usualmente tienen un pH entre6,5 y 8,5, y depende de la geoquímica de los suelos, delas aguas de lavado y de la dinámica física y química delbióxido de carbono, el ácido carbónico, carbonatos ybicarbonatos, iones que siempre están presentes en lasaguas naturales, así como también los ácido húmicos yfúlvicos. Salvo en el caso de vertimientos industrialesparticulares o de condiciones geológicas particulares (pre-sencia de suelos y rocas de carácter ácido), es poco usualque el agua superficial presente un pH lejano a este in-tervalo, gracias a su capacidad tampón (de amortigua-ción o regulación del pH por la interacción de sustan-cias ácidas y básicas) junto con las sustancias enumeradas.Acidez y alcalinidadLa acidez y alcalinidad están basadas en la capacidad deneutralización de ácidos, y se expresan generalmente comomilimoles por litro (mmol/L). Cuando el agua no tiene ca-pacidad de regulación, existe una interacción marcada conel pH. Sin embargo, como la mayoría de las aguas naturalescontienen ácidos y bases débiles, la acidez y la alcalinidadestán determinadas a través del pH. La acidez del agua estácontrolada por los ácidos minerales fuertes, los ácidos débi-les, tales como el carbónico, húmico y fúlvico, y los pro-ductos de hidrólisis de las sales de metales (como hierro yaluminio) y también por los ácidos fuertes. La acidez sedetermina por titulación con una base fuerte por encima depH 4 (acidez libre) o pH 8,3 (acidez total).La alcalinidad del agua está controlada por la sumade bases titulables. Esta se toma como un indicador de laconcentración de carbonatos, bicarbonatos e hidróxidos,pero también incluye contribuciones de los boratos,fosfatos, silicatos y otros compuestos básicos. Las aguasde baja alcalinidad (menores de 24 mg CaCO3/L) tie-nen poca capacidad reguladora y, por consiguiente, sonsusceptibles de alterar su pH por la deposición ácida dela atmósfera. La alcalinidad se determina por titulacióncomo la cantidad de un ácido fuerte necesaria para dis-minuir el pH de una muestra a 8,3 (alcalinidad libre) o apH 4 (alcalinidad total).Potencial redoxElpotencialredox(Eh)secaracterizaporinformarelestadodeoxidación-reducción(redox)delasaguasnaturales.Ionesdel mismo elemento, pero en diferentes estados de oxida-ción, constituyen un sistema redox, el cual se caracterizapor tener un cierto valor. Los compuestos orgánicos tam-bién forman sistemas redox. La coexistencia de un númerodado de estos sistemas sostiene un equilibrio que determinael estado redox de las aguas y a su vez lo caracteriza por elvalor Eh. El oxígeno, el hierro y el azufre y algunos sistemasorgánicostienenunainfluenciaenladeterminacióndelEh:por ejemplo, los valores de Eh se incrementan y puedenalcanzar +700 milivoltios (mV), cuando las concentracio-nes de oxígeno se incrementan. La presencia de sulfuro dehidrógeno está asociada con una disminución del Eh pordebajo de -100 mV o menos, por lo cual es evidente queexisten unas condiciones reductoras.El Eh puede variar en las aguas naturales desde -500mV a +700 mV. Las aguas superficiales y las aguas subte-rráneas que contienen oxígeno disuelto generalmenteestán caracterizados por un Eh que fluctúa entre +100mV y +500 mV. El Eh de las aguas minerales conectadasa depósitos de aceite (petróleo) suele presentar valorescuyo límite puede ser de -500 mV.El potencial redox se determina potenciométricamentey debe ser medido in situ, aunque sea difícil de hacerlo; poresto los resultados y la interpretación de las medidas de Ehdeben ser tratados con cautela. Como el Eh depende delcontenido de gas en el agua, éste puede ser muy variablecuando el agua está en contacto con el aire. Por consiguien-te la determinación del Eh debe hacerse inmediatamentedespués del muestreo o tan pronto como sea posible; en elcaso de aguas subterráneas, la medida se hace en el momen-to en que se obtiene la descarga de la bomba.Conductividad eléctricaLa conductividad eléctrica, que es una medida de la ca-pacidad de una solución acuosa para conducir una co-
  • 48. 161EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLrriente eléctrica, depende de la presencia de iones, suconcentración total, movilidad, valencia, concentraciónrelativa y temperatura de medición. La conductividadeléctrica se expresa en microsiemens por centímetro (mS/cm) e indica el contenido de sales disueltas o de minera-les en el agua (mineralización). Los sólidos disueltos to-tales, expresados en mg/L, pueden ser obtenidos pormultiplicación de la conductividad por un factor com-prendido entre 0,55 y 0,75. Este factor puede ser deter-minado para cada cuerpo de agua, pero permanece rela-tivamente constante de acuerdo con las proporcionesiónicas en el cuerpo de agua y si estas permanecen esta-bles.Los intervalos de conductividad eléctrica de las aguassuperficiales varían de 10 a 1000 mS/cm, pero puedenexceder los 1000 mS/cm, especialmente en aguas super-ficiales que reciben una gran cantidad de aguas residualescontaminadas. La conductividad está relacionada con laszonas de contaminación alrededor de la descarga de unafluente y su seguimiento puede ser utilizado para esti-mar la extensión de la influencia del mismo; los valoresasumidos por esta variable determinan el uso potencialdel agua, debido a que el efecto de las actividades do-mésticas e industriales modifican los valores naturales dela conductividad.Oxígeno disuelto y déficit de oxígenoSe entiende por oxígeno disuelto (OD) el oxígeno libre-mente disponible en el agua. La solubilidad del oxígenoen el agua se debe a varios factores, en particular, a latemperatura, presión atmosférica y salinidad, que parala mayoría de aguas superficiales se puede considerar cer-cana a cero. El contenido de oxígeno de las aguas natu-rales varía con la temperatura, la salinidad, la turbulen-cia, la actividad fotosintética y la presión atmosférica; lasolubilidad del oxígeno disminuye a medida que la tem-peratura y la salinidad se incrementan. En aguas superfi-ciales al nivel del mar, el OD varía de 15 hasta 8 mg O2/L, a temperaturas entre 0°C y 25°C.El déficit de oxígeno indica la diferencia del oxígenodisuelto en el agua, en relación con el máximo teóricoque puede estar presente, el cual se calcula a partir de losvalores de altitud, temperatura y oxígeno disuelto, me-didos en cada punto de monitoreo. La variación del con-tenido de oxígeno disuelto y, por ende, del déficit deoxígeno, puede ser función de la presencia de vegetales,materia orgánica oxidable, organismos y gérmenesaerobios, así como de la perturbación de los cambiosatmosféricos y la presencia en la superficie de grasas, hi-drocarburos o detergentes, entre otros. Mientras mayorsea el déficit, más críticas son las condiciones de oxige-nación en el agua.Cada especie de peces tiene cierta tolerancia a los va-lores de déficit de oxígeno, pero en términos generales elvalor mínimo de oxígeno disuelto que garantiza la su-pervivencia y viabilidad de la mayoría de especies de pe-ces y comunidades acuáticas es aproximadamente de 4 a5 mg/L que, para las condiciones naturales, equivale aun déficit de oxígeno entre 30 y 60%, dependiendo dela temperatura del agua y de la altitud de cada sitio demonitoreo en particular; valores de OD por debajo de 2mg O2/L causan la muerte a la mayoría de los peces.Las variaciones del déficit de oxígeno y, por consi-guiente, del oxígeno disuelto en un cuerpo de agua suce-den de acuerdo con la época del año y también en unperiodo de 24 horas, dependiendo de la temperatura y laactividad biológica; la respiración está relacionada conlos procesos de descomposición de la materia orgánica yaumenta el déficit de oxígeno en aguas estancadas. Encuanto a las descargas de aguas domésticas con alto con-tenido de materia orgánica y nutrientes, aumentan eldéficit de oxígeno como resultado de la actividadmicrobiológica. En muchos casos el aumento del déficitde oxígeno determina condiciones anaeróbicas, especial-mente en la proximidad de los sedimentos.El oxígeno disuelto es mucho más limitado como in-dicador de la contaminación de las aguas subterráneas yno es útil para evaluar el uso de este tipo de agua parapropósitos normales; además, la determinación de ODen aguas subterráneas requiere equipos de medición espe-ciales. La medida de OD es crítica para el entendimientocientífico de los procesos químicos y bioquímicos en aguassubterráneas. Puede esperarse que el agua al entrar al siste-ma subterráneo como recarga contenga concentracionesde oxígeno similares a aquellas de las aguas superficialesen contacto con la atmósfera. La materia orgánica o losminerales oxidables presentes en algunos acuíferos agotanrápidamente el oxígeno disuelto; por consiguiente, enacuíferos en donde exista material orgánico, la concentra-ción de OD puede ser de 2 a 5 mg O2/L.Hay dos métodos principales para determinar el oxí-geno disuelto. El más antiguo es el método de titulacióndenominado Winkler, que involucra la fijación químicadel oxígeno en una muestra de agua colectada en unabotella apropiada. La fijación se realiza en el sitio demuestreo y el análisis por titulación se hace en el labora-torio. El método es oneroso en tiempo, pero da buenaprecisión y exactitud. Es adecuado para la mayor partede aguas y las muestras pueden ser almacenadas. En otrométodo se utiliza un electrodo de membrana, que tienela ventaja de ser rápido y aplicable in situ para un
  • 49. 162 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALmonitoreo continúo, pero su grado de precisión es difí-cil de mantener.Demanda bioquímica de oxígenoLa demanda bioquímica de oxígeno (DBO) es una medi-da de la cantidad de oxígeno consumido en el procesobiológico de degradación de la materia orgánica en el agua;la DBO5representa la cantidad de oxígeno consumidopor dicho proceso en cinco días. El término degradablepuede interpretarse como expresión de la materia orgáni-ca que eventualmente sirve de alimento a las bacterias pre-sentes en las aguas naturales, en las aguas residuales do-mésticas y en las aguas residuales industriales. La DBOpermite obtener información sobre la capacidad de amor-tiguación de los efectos relacionados con la disminuciónde oxígeno, en términos de la autodepuración de una co-rriente de agua y es la base de cálculo para el diseño de lasplantas de tratamiento.Demanda química de oxígenoLa demanda química de oxígeno (DQO) es una medidadel oxígeno requerido para oxidar todos los compuestosquímicos, tanto orgánicos como inorgánicos, presentesen el agua, por la acción de agentes fuertemente oxidantesen un medio ácido. Esta demanda se expresa enmiligramos de oxígeno por litro (mg O2/L). La materiaorgánica se oxida hasta convertirse en dióxido de carbo-no y agua, mientras que el nitrógeno orgánico se con-vierte en amoniaco. Su significado ambiental tiene quever con la presencia de especies químicas susceptibles deser oxidadas: por ejemplo, la materia orgánica, ya seabiodegradable o no, además del hierro ferroso y otrasespecies químicas oxidables. En la tabla 4.13 se mues-tran los factores determinantes de la persistencia de lasespecies químicas en el ambiente. Niveles altos de DQOen las aguas indican la presencia de vertimientos, quepueden ser de tipo industrial o doméstico, en aguas conpoca capacidad de autodepuración.La DQO se ha usado históricamente como una me-dida de la susceptibilidad a la oxidación de los materia-les orgánicos e inorgánicos presentes en los cuerpos deagua y en los efluentes de aguas domésticas y plantasindustriales; desafortunadamente la prueba de la DQOno es específica, ya que no diferencia el material orgáni-co del inorgánico.Tampoco es un indicador del carbonoorgánico total presente en el cuerpo de agua, puesto quealgunos compuestos orgánicos no son oxidados en lascondiciones del análisis, mientras que algunos compues-tos inorgánicos sí lo son. Sin embargo, la DQO es unResistente al ataqueoxidativo y biológicoHalógenos Cl, F, BrHidrógeno H – CInsaturados >C=C<Parcialmente oxidadosSusceptible al ataqueoxidativo y biológicoUniones de azufreGrupos funcionales que contienenN, S, P y ORamificados C - C - CCC– OH, – C – H, – C – OHO OTabla 4.13. Factores que determinan la persistencia de productosquímicos en el ambiente. (Adaptado de Horne, 1982)indicador adecuado por su precisión y facilidad de me-dición en el laboratorio, en contraste con el proceso deanálisis de la DBO, cuyos valores se pueden estimar apartir de la demanda bioquímica de oxígeno, así comoen algunos casos también se puede estimar el contenidode carbono orgánico total.Las concentraciones de la DQO en aguas naturales nocontaminadas presentan valores de hasta 20 mg O2/L y lle-gan hasta 200 mg O2/L cuando los cuerpos de agua recibenefluentes domésticos o industriales. Por otra parte, las aguasde origen industrial pueden tener valores de DQO con va-lores que oscilan entre 100 y 60 000 mg O2/L.Sólidos y sólidos suspendidos totalesEl término sólidos se usa ampliamente para la mayoríade los compuestos que están presentes en las aguas natu-rales y que permanecen en estado sólido después de laevaporación (algunos compuestos orgánicos permane-cen en estado líquido después de que el agua ha sidoevaporada). Los sólidos suspendidos totales (SST) y lossólidos disueltos totales (SDT) corresponden a los resi-duos no filtrables y filtrables, respectivamente; la mate-ria suspendida es una fracción que no pasa a través de unfiltro con un diámetro de poro de 0,45 mm (micróme-tros). Los sólidos fijos y los sólidos volátiles correspon-den al residuo después de secado al horno y calculadocomo una pérdida para una temperatura dada.El término residuo seco se aplica a las sustancias quequedan después de la evaporación de una muestra de aguay su subsecuente secado en un horno a una temperaturadada. Esto equivale aproximadamente al contenido totalde materia disuelta y suspendida, puesto que la mitad delbicarbonato (el anión dominante en la mayoría de lasaguas) se transforma en CO2durante este proceso.La determinación del residuo está basada en unamedida gravimétrica después de haber seguido un pro-cedimiento apropiado, como por ejemplo, el que inclu-ye filtración, evaporación, secado e ignición. Los resul-tados de la determinación del residuo dependen de losdetalles del procedimiento seguido. Los sólidos suspen-
  • 50. 163EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLdidos totales se retienen en un filtro estándar y se secanhasta un peso constante a 105°C.TurbidezLa turbidez definida, en términos generales, como unamezcla que oscurece o disminuye la claridad natural otransparencia del agua o, en términos más técnicos, comouna expresión de la propiedad óptica que causa que laluz se disperse y absorba, en lugar de transmitirse en lí-nea recta a través del agua, es producida por materias ensuspensión como arcilla, cieno o materias orgánicas einorgánicas finamente divididas, compuestos orgánicossolubles coloreados, plancton y otros microorganismos.Tales partículas varían en tamaño desde 0,1 hasta 1000nm (nanómetros) de diámetro. Los resultados de la tur-bidez se obtienen a partir de la dispersión y absorción dela luz incidente sobre las partículas y están controladospor el tipo y concentración de materia suspendida.La turbidez de un cuerpo o corriente de agua naturales un factor decisivo para establecer la calidad y produc-tividad de estos sistemas. La mayoría de las aguas super-ficiales tiene una turbidez importante y, aunque a vecesno limita la posibilidad de uso del agua para consumohumano, sí lo hace sobre las calidades química ybacteriológica. Las partículas en suspensión pueden oca-sionar sabores y olores desagradables, además de que elconsumidor sólo usará el agua turbia con reticencia.La turbidez puede variar con la época del año, la ac-tividad biológica y el transporte de partículas de suelospor escorrentía y/o proceso de erosión. La lluvia intensaprovoca variaciones horarias de turbidez. La turbidezpuede relacionarse indirectamente con la cantidad desólidos suspendidos totales.TransparenciaLa transparencia puede ser medida fácilmente en el cam-po y, por consiguiente, incluye programas de muestreoregular, especialmente en lagos y represas, con el objeto deobtener una información sobre el nivel de actividad bio-lógica. Este valor se determina por el uso de un disco cir-cular (disco Secchi), que se sumerge en la columna de aguahasta desaparecer a la vista, y se registra esa profundidadmediante el cable que lo sostiene y que está calibrado.ColorEl color y la turbidez del agua determinan la profundidad ala cual la luz es trasmitida y controlan la cantidad de pro-ductividad primaria posible, al controlar la tasa de fotosín-tesis de las algas presentes. El color visible del agua es elresultado de diferentes longitudes de onda de la luz no ab-sorbidas por el agua y que tienen que ver con las sustanciasparticuladas presentes. Es posible medir tanto el color apa-rente como el verdadero: las aguas contienen sustanciasminerales naturales, como minerales de hierro, y sustanciasorgánicas, como el ácido húmico, que le confieren el colorverdadero al agua; el color verdadero sólo puede ser medidoen muestras después de filtración o centrifugación.El color aparente es causado por partículas coloreadas yla refracción y reflexión de la luz sobre las partículas suspen-didas. Las aguas contaminadas pueden tener un color apa-rente intenso. Diferentes especies de fito y zooplanctonpueden producir un color aparente: un color oscuro o azulverdoso puede ser causado por algas verde-azules; un coloramarillo pardo, por las diatomeas o dinoflagelados, y losrojos y púrpura pueden ser debidos a la presencia dezooplancton, como Daphnia sp. o copépodos.El color puede ser medido por la comparación de mues-tras de agua con una serie de diluciones de una solución decloroplatinato de potasio y cloruro cobaltoso. Las unidadesse denominan platino cobalto (UPC) y están basadas enuna concentración de 1 mg Pt/L; las aguas naturales poseenvalores desde menores de 5 UPC hasta 300 UPC.OlorEl olor del agua es el resultado de la presencia de compues-tosorgánicosvolátilesypuedeserproducidoporfitoplactony plantas acuáticas en proceso de descomposición;adicionalmemte,lLosresiduosindustrialesyhumanostam-bién pueden determinar olores como resultado de la activi-dad biológica. Los compuestos orgánicos e inorgánicos, losaceites y el gas pueden impartir olor al agua, aunque éstosno indican la presencia de sustancias peligrosas.La presencia de olor sugiere una actividad biológicaalta, pero normal, y es una prueba simple y adecuadapara aguas potables. Las temperaturas cálidas incrementanla producción de olor causada por los productosmetabólicos, así como el pH que puede afectar la tasa deestas reacciones químicas. El olor puede ser medido entérminos de la máxima dilución de una muestra, a lacual definitivamente el olor es perceptible, por métodoscomo el número umbral de olor (TON) y el índice deintensidad de olor (OII).Carbonatos y bicarbonatosLa presencia de carbonatos (CO32-)ybicarbonatos(HCO3-) influencia la dureza y la alcalinidad del agua. El compo-nente CO2procede de la atmósfera y de la respiración
  • 51. 164 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALbiológica; la meteorización de las rocas contribuye con elaporte de carbonatos y bicarbonatos. En áreas exentas derocas carbonatadas, estos compuestos proceden exclusiva-mente de la atmósfera y la degradación de los suelos.Las cantidades relativas de carbonatos, bicarbonatosy ácido carbónico en las aguas naturales están relaciona-das con el pH; el ion predominante es el bicarbonato,resultado de los procesos de meteorización de las rocas yel pH normal de las aguas superficiales (entre 6.5 y 8.5).El carbonato es poco común en las aguas superficialesdebido a que el pH nunca es superior a 9, mientras quelas aguas subterráneas pueden ser más alcalinas y teneruna concentración de carbonato superior a 10 mg/L. Laconcentración de bicarbonato en las aguas superficialeses menor de 500 mg/L y en general, inferior a 25 mg/L.La concentración de carbonatos y bicarbonatos pue-de ser calculada a partir de la alcalinidad libre y total; sinembargo, la validez de los cálculos es sólo para agua pura,ya que se asume que la alcalinidad se deriva de los carbo-natos y bicarbonatos; si hay también iones hidroxilo(OH–) presentes, como es el caso de algunas aguas nocontaminadas o medianamente contaminadas, se pue-den afectar los cálculos.Dióxido de carbonoEl dióxido de carbono (CO2) es soluble en agua y esabsorbida por ella a través de la interfaz aire-agua;adicionalmente, el CO2se produce dentro de los cuer-pos de agua por la respiración de la biota acuática, enprocesos aeróbicos por descomposición heterotrófica dela materia orgánica suspendida y sedimentada. El dióxidode carbono disuelto en un agua natural hace parte de unsistema en equilibrio que involucra iones bicarbonato ycarbonato, cuya concentración depende del pH.El CO2es el componente gaseoso en equilibrio conla atmósfera, mientras que el CO2total es la suma detodas las formas inorgánicas del dióxido de carbono(CO2, H2CO3, HCO3–y CO32–).El CO2y el HCO3-pueden ser incorporados como carbono orgánico porlos organismos autotróficos. El CO2comprende las con-centraciones de CO2más las de H2CO3; aunque la úl-tima forma es mínima en la mayor parte de las aguassuperficiales, excediendo difícilmente el pH 9. A altasconcentraciones de ácido carbónico (pH 4,5 o másbajo), el agua es corrosiva para los metales y los mate-riales de concreto, como resultado de la formación debicarbonato solubles. La capacidad de afectación delcomponente carbonato de calcio se utiliza como unindicador de la agresividad del ácido carbónico o delCO2, referido como CO2libre.La determinación del CO2libre se hace por titula-ción, y el CO2total se calcula a partir del pH y laalcalinidad previamente medidos. El último método estásujeto a interferencias y puede ser inexacto.DurezaSe entiende como dureza de las aguas naturales el conteni-do total de las sales disueltas de calcio y magnesio; se divideen dureza carbonácea, determinada a través de la evalua-ción de las concentraciones de los bicarbonatos de calcio ymagnesio, y dureza no carbonácea, determinada a través delas sales de calcio y magnesio, provenientes de ácidos fuer-tes. Los bicarbonatos se transforman durante la ebullicióndel agua en carbonatos, los cuales a su vez se precipitan,razón por la cual la dureza del carbonato se conoce comotemporal o remisible, mientras que la dureza remanentedespués de la ebullición se denomina constante.La dureza puede variar en un intervalo amplio devalores. La dureza debida al calcio es la que prevalece,con valores por encima del 70%, aunque en algunos ca-sos la del magnesio puede alcanzar valores comprendi-dos entre 50 y 60%. La dureza de las aguas subterráneases menos variable. Cuando hay requerimientos específi-cos para la dureza del agua, en relación con su uso, esimportante referir los cationes que determinan la durezay sus propiedades.La dureza general se determina por titulacióncomplejométrica, empleando diferentes indicadores paraestablecer la dureza general o la debida al calcio; la dure-za debida al magnesio se calcula a partir de la diferenciaentre las dos determinaciones y la dureza al carbonato sedetermina por titulación ácido-base. La dureza puedeser determinada a partir de la suma de los iones divalentes,analizados individualmente por otros métodos.El calcio está presente en todas las aguas como Ca2+yse disuelve fácilmente a partir de las rocas y mineralesque lo contienen, especialmente calizas y yeso; el prime-ro, como carbonato y el segundo, como sulfato. El cal-cio es abundante en las aguas superficiales y subterrá-neas. Las aguas industriales y las procedentes detratamientos de aguas contribuyen al incremento de cal-cio en las aguas superficiales. La lluvia ácida puede in-crementar el lixiviado del calcio a partir de los suelos.Los compuestos de calcio son estables en agua cuandoel dióxido de carbono está presente, pero su concentra-ción puede caer cuando el carbonato de calcio se precipitadebido al incremento de la temperatura del agua, la acti-vidad fotosintética o por la pérdida de dióxido de carbonocausada por el incremento de la presión. El calcio es unelemento esencial para todos los organismos y se incorpo-
  • 52. 165EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLra en los exoesqueletos de muchos invertebrados acuáti-cos y en los huesos de los vertebrados. Las concentracio-nes de calcio en las aguas naturales son típicamente me-nores de 15 mg/L, aunque para aguas asociadas con rocasricas en carbonato, las concentraciones pueden estar entre30 y 100 mg/L. Las aguas salobres tienen concentracionesde varios cientos de miligramos por litro o más.El magnesio se encuentra en las aguas naturales comoMg2+y procede principalmente de la meteorización delas rocas que contienen minerales de ferromagnesio y delas rocas que contienen carbonatos. El magnesio tam-bién se presenta como un compuesto organometálico,puesto que es un elemento esencial para los organismosvivos. La concentración natural del magnesio en las aguaspuede llegar a más de 100 mg/L, dependiendo del tipode roca. Aunque el magnesio se usa en muchos procesosindustriales, éstos contribuyen relativamente poco alcontenido total de magnesio en las aguas superficiales.ClorurosLa mayor parte del cloro se presenta como cloruro (Cl-)en solución. Este componente entra a las aguas superfi-ciales por medio de la deposición atmosférica de losaerosoles oceánicos, a partir de la meteorización de lasrocas sedimentarias (la mayor parte de ellas son depósi-tos de sal) y de los efluentes industriales y aguas domés-ticas, así como por la escorrentía de las zonas agrícolas.Concentraciones elevadas de cloruros hacen en las aguasinservibles para el uso doméstico.En las aguas superficiales la concentración de cloruroses generalmente más baja de 10 mg/L y en algunas oca-siones, menor de 2 mg/L. Concentraciones más eleva-das pueden encontrarse a la salida de las aguas domésti-cas, en las zonas de drenaje y en las áreas costeras. Lasfluctuaciones estacionales de los cloruros en las aguassuperficiales están asociadas a las épocas en las que serequiere su conservación a partir de la aplicación de sa-les, especialmente en el invierno. Como los cloruros es-tán frecuentemente asociados con las aguas domésticas,su incorporación es un indicador de posible contamina-ción por aguas negras.SulfatosEl sulfato (SO42-) se encuentra presente en forma naturalen las aguas superficiales, proviene del lavado de los com-puestos minerales azufrados, de las rocas sedimentarias,como el yeso y la pirita, y de la deposición atmosférica.El sulfato es la forma más estable del azufre y es fácil-mente soluble en agua (a excepción de las sales de plo-mo, bario y estroncio); las descargas industriales y la pre-cipitación atmosférica pueden agregar cantidades signi-ficativas de sulfatos a las aguas superficiales. Los sulfatospueden ser usados como fuente de oxígeno por bacte-rias, que los convierten en sulfuro de hidrógeno (H2S,HS-) en condiciones anaeróbicas.La concentración de sulfatos en aguas naturales estácomprendida entre 2 y 80 mg/L, aunque pueden alcan-zar valores de hasta 1000 mg/L muy cerca a las descargasindustriales o en regiones áridas en donde existen mine-rales de sulfato, como el yeso. Concentraciones elevadas,superiores a 400 mg/L, pueden hacer inservible el aguapara consumo humano.SulfurosLos sulfuros penetran a las aguas subterráneas como re-sultado de la descomposición de los minerales y de losgases volcánicos. La formación de sulfuros en las aguassuperficiales se da por procesos anaeróbicos, en los quelas bacterias actúan sobre sustancias orgánicas en sedi-mentos profundos de lagos y reservorios. La materia ensuspensión puede contener sulfuros metálicos y en sedi-mentos profundos, incluso no contaminados, se eviden-cian trazas de sulfuro provenientes de la degradación delos vegetales; pero en concentraciones altas son indicati-vas de la presencia de vertimientos de aguas domésticaso industriales. Bajo condiciones aerobias el ión sulfurose transforma rápidamente en azufre y en iones sulfato.Los sulfuros disueltos existen en el agua como molé-culas no ionizadas (H2S), hidrosulfuro (HS) y, muy oca-sionalmente, como sulfuro (S2-); el equilibrio entre estasformas es una función del pH, y las concentraciones desulfuro no necesitan ser consideradas si el pH es más bajoque 10. Cuando la concentración de sulfuros es aprecia-ble, se presentan condiciones de olor fuerte y tóxicas, quelas hacen inadecuadas para consumo humano y otros usos.SíliceLos silicatos están ampliamente distribuidos en la superfi-cie terrestre y en las aguas subterráneas; existen disueltosen agua, suspendidos y en estado coloidal. El disuelto estárepresentado por el ácido silícico, los productos de diso-ciación y asociación y los compuestos organosilícicos. Lasílice reactiva –principalmente el ácido silícico, registradocomúnmente como sílice disuelta (SiO2) o algunas veces,comoácidosilicico(H4SiO4)–provienedelameteorizaciónquímica de minerales silíceos.La sílice puede ser descargada en cuerpos de agua conlas aguas residuales domésticas y las aguas residuales de
  • 53. 166 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALindustrias, especialmente en aquéllas que utilizan com-puestos de sílice, como la industria cerámica, la vidrieríay la manufactura de productos abrasivos. La sílice es unelemento esencial para algunas plantas acuáticas, espe-cialmente las diatomeas, que lo incorporan durante elcrecimiento celular y lo liberan durante su descomposi-ción, generando fluctuaciones en la concentración, es-pecialmente en lagos.El contenido de sílice en ríos y lagos varía entre 1 y30 mg/L, en tanto que las concentraciones en aguas sub-terráneas y volcánicas son mayores y las aguas térmicaspueden alcanzar concentraciones hasta de 1000 mg/L omás. En aguas débilmente mineralizadas de las regionesárticas, en aguas estuarinas y en aguas coloreadas, la síli-ce reactiva puede alcanzar valores equivalentes a 50% delos sólidos disueltos totales.NutrientesLos nutrientes, compuestos necesarios para los procesosbioquímicos de los organismos acuáticos, son derivadosquímicos inorgánicos del nitrógeno y del fósforo. Losnutrientes así definidos tienen significado ambiental sise tiene en cuenta dos consideraciones básicas: la prime-ra, los ciclos biogeoquímicos de los elementos nitrógenoy fósforo, cada uno de ellos en sus diferentes formas quí-micas, muchas de las cuales están asociadas a los diferen-tes grados de oxidación –nitratos, nitritos, amonio,fosfatos y pirofosfatos– y pueden estar presentes depen-diendo de las condiciones particulares del recurso hídrico.La otra, originada por los procesos químicos ybioquímicos implicados en la transformación de las sus-tancias químicas dispuestas por las actividades de origenantrópico, como los vertimientos de efluentes industria-les, domésticos, agrícolas (plaguicidas, fertilizantes) yrelaves de las industrias extractivas (minería).Cuando se exceden los intervalos de concentraciónnatural de estos nutrientes en los sistemas acuáticos na-turales, se producen alteraciones, como pérdida del oxí-geno disuelto, proliferación de especies acuáticas inde-seables, hasta llegar finalmente a las condiciones de anoxiay pérdida total del oxígeno, que se manifiesta por expul-sión de gases tóxicos, como el sulfuro de hidrógeno, deolor característico a huevos descompuestos.Metales pesadosLos metales pesados son elementos metálicos de alto pesoatómico (mercurio, cobre, cromo, cadmio, arsénico yplomo); es un término colectivo general aplicado al gru-po de metales y metaloides con una densidad atómicamayor de 6 g/cm3. Aunque es un término definido coninexactitud es ampliamente reconocido y aplicado a ele-mentos tales como cadmio (Cd), cromo (Cr), cobre (Cu),mercurio (Hg), níquel (Ni), plomo (Pb) y zinc (Zn),comúnmente asociados con problemas de contamina-ción y toxicidad. Un nombre alternativo y teóricamentemás aceptable para este grupo de elementos es metalestraza (metales encontrados generalmente en concentra-ciones muy bajas en relación con otros metales, comohierro, aluminio, magnesio, etc.), aunque no es tan am-pliamente utilizado.Los metales pesados están involucrados en los ciclosbiogeoquímicos; sus concentraciones ambientales en elrecurso hídrico son del orden de los miligramos omicrogramos por litro de agua y sus variaciones dependende las características geoquímicas de las regiones por don-de las aguas transcurren. En bajas concentraciones pue-den perjudicar a los seres vivos y tienden a acumularse enla cadena alimenticia. Están presentes también en los com-bustibles fósiles y, por tanto, son contaminantes de la at-mósfera por los procesos de combustión industrial.Las concentraciones de los metales pesados por enci-ma de los intervalos conocidos para las aguas naturalespueden deberse a los vertimientos de los efluentes in-dustriales. Las concentraciones de estos elementos supe-riores a determinados valores –obtenidos a través de ex-perimentos con organismos acuáticos (bioensayos)–tienen efectos sobre la biota acuática al incorporarse enla cadena trófica (fitoplancton, zooplancton, peces, aves,hombre), repercutiendo en la salud pública, en labiodiversidad y en la posibilidad de uso del agua.La capacidad de las aguas naturales para soportar lavida acuática y su sostenibilidad para otros usos depen-de de la presencia de muchos metales traza. Algunosmetales –como manganeso, zinc y cobre–, cuando seencuentran en concentraciones traza, son importantespara las funciones fisiológicas de los tejidos vivos y parala regulación de muchos procesos bioquímicos. Sinembargo, cuando estos metales se descargan en las aguasnaturales, incrementado su concentración, pueden te-ner efectos toxicológicos graves sobre los humanos ylos ecosistemas acuáticos.La contaminación de aguas por metales pesados es elresultado de actividades antrópicas, que determinan pro-blemas ecológicos severos en muchas partes del mundo.Esta situación es agravada por la dificultad de su elimi-nación natural. Como resultado, los metales cambian deun compartimiento a otro, incluyendo la biota, frecuen-temente con efectos graves. Cuando la acumulación demetales en la biota ocurre a través de la cadena alimenti-cia, hay también un incremento del riesgo toxicológico
  • 54. 167EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLpara los humanos. Como resultado de la absorción y acu-mulación, la concentración de metales en los sedimen-tos de fondo es mucho mayor que en el agua, provocan-do problemas de contaminación secundaria.Generalmente las cantidades traza de metales estánpresentes en las aguas superficiales, debido a lameteorización de las rocas y de los suelos. En el caso delos países desarrollados, las descargas industriales y mi-neras son las principales fuentes de metales traza en lasaguas superficiales; el plomo, como principal aditivo enderivados del petróleo, se emite a la atmósfera a través delos gases de escape de los automóviles e ingresa al ciclohidrológico por deposición aérea en forma de partículaso arrastrado por la lluvia.La toxicidad de los metales en el agua depende delgrado de oxidación del ión metálico y de las formas enlas cuales se encuentra. Como regla general, la formaiónica de los metales es la más tóxica; no obstante, sutoxicidad se reduce cuando están en forma de comple-jos, por ejemplo, con materia orgánica natural, como losácidos fúlvicos y húmicos.PlaguicidasLos plaguicidas son sustancias o mezclas de sustanciasque previenen, destruyen, repelen o mitigan cualquierpeste. También son cualquier sustancia o mezcla usadacomo regulador, defoliante o desecante de plantas. Pue-den clasificarse químicamente en tres grupos: inorgánicos,orgánicos naturales y orgánicos sintéticos; estos últimosclasificados en organoclorados, organofosforados ycarbamatos. Por su utilidad biológica se pueden clasifi-car en insecticidas, alguicidas, fungicidas y herbicidas.Los plaguicidas, que constituyen una herramienta im-portante en el desarrollo de la agricultura porque permi-ten el incremento de la producción, se utilizan general-mente para combatir insectos, malezas y hongos endiferentes tipos de cultivos; sin embargo, pueden acumu-larse en la cadena alimenticia y/o contaminar el medioambiente, si se emplean equivocadamente. La evaluaciónde los efectos de los plaguicidas sobre los ecosistemas y lasalud humana son la causa principal de la necesidad deestablecer su presencia en el recurso hídrico como un in-dicador del deterioro de la calidad del agua.Calidad del recurso hídricoen ColombiaLas fuentes principales de alteración de la calidad delrecurso hídrico en el país son:• Aguas residuales domésticas: caracterizadas principal-mente por contener sustancias biodegradables y com-puestos químicos domésticos, como detergentes, com-puestos de cloro y microorganismos patógenos.• Aguas residuales industriales: contienen sales de me-tales pesados, como sulfatos, cloruros o nitratos deplomo, cromo, cadmio, mercurio, entre otros, y com-puestos orgánicos sintéticos, como derivadoshalogenados del petróleo.• Aguas residuales de producción agrícola y ganadera(contaminación difusa): contienen fertilizantes, comonitratos y fosfatos, sales de potasio y plaguicidas.• Aguas lluvias: arrastran compuestos azufrados ynitrogenados presentes en la atmósfera, debidos a losprocesos de combustión en la industria y a la genera-ción de energía (termoeléctricas).• Transporte terrestre, fluvial y marítimo de sustanciaspeligrosas y de petróleo y sus derivados: accidental-mente son derramados en cuerpos de agua.• Obras de infraestructura: incrementan el transportede sedimentos.• Aguas de lavado de los procesos de extracción mine-ra: cianuros, mercurio.• Residuos sólidos dispuestos en rellenos sanitarios odirectamente en cuerpos de agua: incrementan la de-manda de oxígeno en los procesos de oxidación delos materiales en el agua.La densidad poblacional y la producción industrialse han establecido tradicionalmente en las áreas de in-fluencia de las principales ciudades de Colombia, locali-zadas en la zona Andina, con la consecuente presión so-bre los recursos hídricos de las cuencas de los ríosMagdalena y Cauca. Sin embargo, los afluentes de loscitados ríos reciben la mayor carga de alterógenos de lacalidad del recurso hídrico (tabla 4.14).Sobre una población total aproximada de 35 millo-nes, se estima que cerca de un 12% vive en la regióncostera. Las áreas costeras presentan principalmente con-taminación por desechos domésticos e industriales. Lamayoría de las descargas domésticas no están sujetas atratamiento y son vertidas directamente a las aguascosteras o a los ríos, en especial a la cuenca hidrográficadel Magdalena, cuya extensión es de 256.622 km2y, a suvez, constituida por 31 ríos principales, de los cuales elCauca y el Bogotá son los mayores receptores de todaíndole de contaminantes. La contaminación por petró-leo es moderada, pero en algunas localidades es críticadebido a derrames ocasionales de crudo por accidentede los buques cargueros.Los plaguicidas utilizados en el tratamiento de culti-vos en los suelos adyacentes a la línea de costa se diluyen
  • 55. 168 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALen el ambiente costero marino y localmente llegan a pre-sentar valores significativos. La contaminación por estosalterógenos, aunque no se conoce su magnitud, se en-cuentra extendida en un 80% del Caribe colombiano.La alteración térmica del medio marino es local y coin-cide con los centros industriales (Cartagena, Mamonal)y las termoeléctricas (costas de los departamentos deBolívar, Atlántico y Guajira). Concentraciones modera-das a críticas de metales pesados en aguas, sedimentos yorganismos se han evidenciado en localidades afectadaspor el impacto industrial y agrícola (bahía de Cartagena,bocas de Ceniza, Ciénaga Grande de Santa Marta).La industria nacional tiene su mayor peso pondera-do en el sector de alimentos que, con sus efluentes líqui-dos con alto contenido de materia orgánica, contribu-yen, junto con la carga orgánica doméstica, a los procesosde alteración de la calidad del recurso hídrico, máxime sise considera que es muy bajo el porcentaje de industriasque aplican procesos de tratamiento de sus residuos an-tes del vertimiento. Esta industria alimenticia está am-pliamente distribuida en el territorio colombiano, in-cluyendo sistemas de producción artesanal.La industria cementera modifica el recurso hídricopor el vertido de sólidos suspendidos. Esta industria seubica principalmente en los corredores industriales: SantaMarta-Barranquilla-Cartagena; Bogotá-Soacha; Cali-Yumbo; Sogamoso-Duitama-Tunja; Medellín-Valle deAburrá y Manizales-Pereira.La industria petroquímica y carboquímica generaproblemas al incorporar compuestos químicos comple-jos al recurso hídrico. Adicionalmente, el sistema de con-ducción –oleoductos y gasoductos– es vulnerable y losderrames de crudo modifican negativamente la calidaddel agua y, por ende, de la biota allí presente (una partese dispersa como una película superficial, obstruyendoel intercambio gaseoso entre la atmósfera y el agua, ad-hiriéndose a las plantas y a los animales y dificultandolos respectivos procesos de fotosíntesis y respiración; otraparte se puede depositar en el fondo de los cauces deagua afectando de manera directa a la flora y la faunabentónica, entre otros efectos).El sector manufacturero incluye la industria química,queemiteespeciesquímicasresistentesalabiodegradación.La industria química y manufacturera se desarrolla en loscorredores industriales y sus vertimientos afectan las co-rrienteshídricasadyacentes(ríosBogotá,Cali,Manzanares,Saldaña, Medellín, etc.). Por el efecto tóxico y sus caracte-rísticas letales y acumulativas, es de particular importan-cia considerar los efluentes de las industrias de curtiembres,plantas de soda-cloro, producción de baterías y galvano-plastia. Las industrias farmacéutica, de plásticos y de pro-ductos de síntesis contribuyen a los procesos de degrada-ción del recurso hídrico por el aporte de sustanciasdifícilmente biodegradables.La industria de extracción de petróleo y de metalespreciosos e industriales genera, a través de las aguas derelave de sus minas y de las operaciones de extracción,cantidades importantes de metales, hidrocarburos, partí-culas de carbón y sedimentos que se distribuyen difusa-acinágroairetamedsetneufselapicnirPnóicanimatnocedetneuF adatcefaacneuCátogoB átogoBedanabaSárrubAedellaV-nílledeM acuaCoideMobmuJ-ilaC acuaCotlAatraM.atS-anegatraC-alliuq/B aneladgaMojaBagnamaracuB osomagoSselazinaM acuaCoideMariereP acuaCoideMatucúC obmutataCajnuT osomagoSotsaP aítaPsadiciugalpysetnazilitrefedsetropAnóicanimatnocedselaicnetopsaerÁ adatcefaacneuCnóicadnuF-aganéiCanoZ aneladgaMojaBarijauG-raseCanoZ raseCoíRabodróC úniSoíRorgenoiRedonalpitlA acuaCoideMailuZledellaV obmutataCahcomacihCotlA osomagoSesnecayobidnuConalpitlA átogoBedanabaSamiloTledsonalL aneladgaMotlAorenalletnomedeiP eraivauG-ateMacuaCledellaVyacuaC acuaCotlAaliuHledsonalL aneladgaMotlAoñiraNedonalpitlA aítaPyodnubiSedellaV oyamutuPogerbÁedanoZ obmutataCsacimíuqsaicnatsusysorubracordihedetropAnóicanimatnocedetneuF adatcefaacneuCajemrebacnarraBedaírenifeR aneladgaMoideManegatraCedaírenifeR ebiraCraMsañevoC-nómiLoñaCotcudoelO,acuarA,obmutataCaneladgaMojaBsonalLsoledlartnecotcudoelO aneladgaMojaByoideM,ateMocamuT-otirOotcudoelO ariM,aítaP,oyamutuPTabla 4.14. Aporte de materia orgánica, fertilizantes y plaguicidas ehidrocarburos y sustancias químicas. (Fuente: IDEAM)
  • 56. 169EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLmente en el recurso hídrico, transportándose muchas ve-ces a distancias considerables de los puntos de emisión.Registro histórico de la calidaddel agua en ColombiaLa calidad del recurso hídrico en el país se ha obtenido porla evaluación cuantitativa de algunos parámetros químicosyfísicos,comolatemperatura,elpH,laconductividadeléc-trica, el oxígeno disuelto, la demanda química de oxígeno ylaturbidez,medidosen348localidadesdelaredhidrológica,ubicadasen169corrientesy/ocuerposdeaguasdelascuen-cashidrográficascolombianas,representadosenelmapa4.9.En los mapas 4.10 a 4.15 se representan los valores prome-dios obtenidos con los registros históricos del Ideam paralas mediciones de temperatura, pH, conductividad eléctri-ca, déficit de oxígeno, DQO y turbidez. Debe tenerse pre-sente que estos mapas son producto de una interpolación apartir de datos puntuales en tiempo y espacio, obtenidos encada sitio de monitoreo, pero que facilitan la visualizacióndelascondicionesgeneralesdelrecursohídrico.Resultaevi-dente que en la medida en que se cuente con una mayordensidad de los sitios de monitoreo, se puede hacer unaaproximación mucho más verídica del comportamientogeneral del recurso hídrico.TemperaturaLa temperatura del agua superficial promedio entre 1986y 1999, representada en el mapa 4.10, caracteriza treszonas principales claramente definidas y acordes con lascaracterísticas de relieve del territorio colombiano:• La alta montaña del Macizo Colombiano y de lascordilleras Oriental y Central en la cercanía de losnevados, con temperaturas promedio entre 10 y 20°C.• Los valles de las cuencas alta y media de los ríos Caucay Magdalena, la vertiente del Pacífico y las corrientesque descienden de la Sierra Nevada de Santa Marta,con valores entre 20 y 25°C.• La cuenca baja del río Magdalena, la Amazonia y losllanos Orientales, con valores entre 25 y 30°C. Enesta última región se destaca la zona de Atlántico yBolívar, comprendida entre el mar Caribe, el ríoMagdalena y el canal del Dique, con temperaturaspromedio mayores de 30°C.pHEl mapa 4.11 muestra que las corrientes de agua superfi-cial de la zona Andina y las vertientes del Pacífico y elCaribe han registrado, en más del 90% del territorio,valores promedio de pH entre 6 y 8, correspondientes avalores neutros y usuales para aguas naturales, eviden-ciando la capacidad de amortiguación natural que pre-sentan las corrientes de agua superficial.Se alejan de este comportamiento algunas regionesde las cuencas del Bajo Cauca, el San Jorge y el Sinú,presentando características ligeramente ácidas con valo-res de pH entre 5 y 6. Las regiones de la Amazonia y laOrinoquia presentan en más de un 80% de su extensiónvalores de pH ligeramente ácidos, entre 5 y 6, con algu-nos valores promedios de pH entre 4 y 5, reflejando entérminos generales la influencia de las característicasgeológicas de esta región.Se presentan condiciones alcalinas en el río Bogotá,entre los municipios de Villapinzón y Chocontá, convalores promedio de pH superiores a 9, causados por losvertimientos industriales, y la zona comprendida entreel canal del Dique y el río Magdalena, con valores entre8 y 9, calificados como moderadamente alcalinos.En los gráficos 4.48 y 4.49 se hace una representa-ción lineal de los valores promedio de pH, obtenidos enlos puntos de monitoreo a lo largo de los ríos Magdalenay Cauca, respectivamente. Se observa, en ambos casos,el estrecho intervalo de variación del pH siempre convalores neutros, evidenciando la capacidad tampón deestas corrientes, como se explicó más arriba.Conductividad eléctricaEl mapa 4.12 muestra los resultados promedio deconductividad eléctrica de los monitoreos, efectuados en-tre 1986 y 1999. En general, más del 80 % de las corrien-tes de agua que surcan el territorio nacional presentan va-lores inferiores a 200 mS/cm, indicando un contenidobajo o moderado de sales disueltas. Este comportamientoes especialmente notorio en toda la extensión de laAmazonia, la Orinoquia y la Sierra Nevada de Santa Mar-ta, así como en la vertiente del Pacífico, la cuenca delCatatumbo y buena parte del Magdalena Medio.Con valores de conductividad entre 200 y 600 mS/cm,se encuentran las cuencas de los ríos Bogotá, Chicamocha–Sogamoso, Bajo Magdalena, Cauca Medio y la vertientedel Caribe. Los valores atípicos de conductividad, posible-mente influenciados por los vertimientos de origen domés-tico e industrial, se encuentran en el río Bogotá, elChicamocha y algunos de sus tributarios en Boyacá, la zonacostera del Urabá y el tramo final del río Magdalena, en eldepartamento de Atlántico, con valores incluso superioresa 1000 mS/cm. En estas dos últimas regiones laconductividadeléctricaevidenciaademáslainteracciónque
  • 57. 170 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALMapa 4.9. Calidad del recurso hídrico superficial. Sitios de monitoreo, 1976-1999. (Fuente: IDEAM)VenezuelaMar CaribeOcéanoPacíficoEcuadorBrasilPerúPanamáEscala 1:800.000Sitios de monitoreoSan Andrés1:800.000Providencia
  • 58. 171EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLMapa 4.10. Calidad del recurso hídrico superficial. Temperatura promedio 1986-1999. (Fuente: IDEAM)EcuadorTemperatura del agua0C10-1515-2020-2525-3030-35Sin informaciónPerúEscala 1:8.000.000OcéanoPacíficoPanamáMar CaribeSan AndrésProvidencia1:800.000BrasilVenezuela
  • 59. 172 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALMapa 4.11. Calidad del recurso hídrico superficial, pH potencial de hidrógeno, promedio 1976-1999. (Fuente: IDEAM)EcuadorpHPerúEscala 1:8.000.000OcéanoPacíficoPanamáMar CaribeSan AndrésProvidencia1:800.000BrasilVenezuela456789Sin información
  • 60. 173EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLMapa 4.12. Calidad del recurso hídrico superficial. Conductividad eléctrica promedio 1986-1999. (Fuente: IDEAM)EcuadorConductividad eléctricauS/cmPerúEscala 1:8.000.000OcéanoPacíficoPanamáMar CaribeSan AndrésProvidencia1:800.000BrasilVenezuela0-100100-200200-400400-600600-800> 1.000
  • 61. 174 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALMapa 4.13. Calidad del recurso hídrico superficial. Déficit de oxígeno disuelto, promedio 1986-1999. (Fuente: IDEAM)Déficit de oxígeno%EcuadorPerúEscala 1:8.000.000OcéanoPacíficoPanamáMar CaribeSan AndrésProvidencia1:800.000BrasilVenezuela0-2020-4040-6060-8080-100Sin información
  • 62. 175EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLMapa 4.14. Calidad del recurso hídrico superficial. Demanda química de oxígeno, promedio 1986-1999. (Fuente: IDEAM)EcuadorDemanda química del oxígenoDQO, mg 02/lPerúEscala 1:8.000.000OcéanoPacíficoPanamáMar CaribeSan AndrésProvidencia1:800.000BrasilVenezuela0-2021-4142-6263-8384-104105-125Sin información
  • 63. 176 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALMapa 4.15. Calidad del recurso hídrico superficial.Turbidez promedio, 1990-1999. (Fuente: IDEAM)EcuadorTurbidezNTUPerúEscala 1:8.000.000OcéanoPacíficoPanamáMar CaribeSan AndrésProvidencia1:800.000BrasilVenezuela0-100100-200200-300300-400400-500500-1.000Sin información
  • 64. 177EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLse presenta con el sistema marino (cuñas de agua salina) y elarrastre y la deposición de sales a través de la atmósfera,mediante el viento y la lluvia.En los gráficos 4.50 y 4.51 se hace una representaciónlineal de los valores promedios de conductividad eléctri-ca, obtenidos en los puntos de monitoreo a lo largo de losríos Magdalena y Cauca, respectivamente. En ambos ca-sos, y como un indicador del transporte de sales disueltas,se observa el aumento progresivo de la conductividad amedida que avanza la corriente, aunque sin superar valo-res de 200 mS/cm. Se presentan algunas ‘ondulaciones’de conductividad, debidas muy probablemente al efectoque causan los afluentes (por dilución o descarga devertimientos) y a las características del suelo que puedelixiviar por escorrentía algunas sales presentes en ellos.Déficit de oxígenoDe acuerdo con el mapa 4.13, aproximadamente 90 % delos registros de oxígeno disuelto en el territorio de Colom-bia corresponde a valores de déficit de oxígeno inferiores a40%, lo que significa buenas condiciones de oxigenación ybaja alteración del recurso, siendo principalmente las co-rrientes que descienden de las cordilleras Oriental y Centrallas que presentan mejores condiciones de oxigenación, condéficit inferiores a 20%. Esto también evidencia la buenacapacidad de recuperación de las corrientes, en términos desu potencial de degradación de la materia orgánica, aporta-da por los vertimientos de aguas residuales de los centrospoblados, gracias a la oxigenación causada por la velocidady pendiente de las corrientes de agua en la zona montañosa.En algunas regiones de la Amazonia, la Orinoquia yla cuenca del río Atrato, donde no es muy fuerte la pre-sión sobre el recurso hídrico causada por vertimientosdomésticos, los valores se encuentran entre 20 y 40 %,debido probablemente a la presencia de materia orgáni-ca proveniente del ciclo natural de descomposición de labiota y al arrastre de sedimentos, que generalmente tie-56780 200 400 600 800 1000 1200Recorrido de la corriente a partir de su nacimiento, KmpHMatriz: Agua superficial Corriente: Río cauca Periodo: 1976 - 2000Variable: pH (promedio e intervalo de confianza del 95%; medición in situ)Gráfico 4.49 Variación del pH a lo largo del río Cauca.(Fuente: IDEAM)56780 200 400 600 800 1000 1200 1400Recorrido de la corriente a partir de su nacimiento, KmpHMatriz: Agua superficial Corriente: Río Magdalena Periodo: 1976 - 2000Variable: pH (promedio e intervalo de confianza del 95%; medición in situ)Gráfico 4.48 Variación del pH a lo largo del río Magdalena.(Fuente: IDEAM)501001502002500 200 400 600 800 1000 1200 1400Recorrido de la corriente a partir de su nacimiento, KmConductividad,S/cmMatriz: Agua superficial Corriente: Río Magdalena Periodo: 1976 - 2000Variable: Conductividad (promedio e intervalo de confianza del 95%;medición in situ)Gráfico 4.50 Variación de la conductividad eléctrica a lo largo delrío Magdalena.(Fuente: IDEAM)0501001502000 200 400 600 800 1000 1200Recorrido de la corriente a partir de su nacimiento, KmConductividad,mS/cmMatriz: Agua superficial Corriente: Río Cauca Periodo: 1976 - 2000Variable: Conductividad (promedio e intervalo de confianza del 95%;medición in situ)Gráfico 4.51 Variación de la conductividad eléctrica a lo largo delrío Cauca.(Fuente: IDEAM)
  • 65. 178 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALnen considerables contenidos de sustancias fácilmenteoxidables, como el hierro ferroso (Fe2+).Las zonas que presentan valores de déficit de oxígenosuperiores a 60% corresponden a los ríos Bogotá, Caucay Medellín, en las áreas de influencia de las descargas devertimientos domésticos e industriales de Bogotá–Soacha,Cali–Yumbo y Medellín–Valle de Aburrá, respectivamen-te. Estos valores representan condiciones anóxicas (au-sencia de oxígeno) causadas por las descargas de materiaorgánica y sustancias oxidables, todas las cuales consu-men el oxígeno disuelto en su proceso de estabilizaciónpor oxidación. Cuando una corriente presenta estas con-diciones, se favorecen los procesos anaeróbicos, en losque el carbono de la materia orgánica es degradado ametano (CH4), el nitrógeno orgánico, el nitrato (NO3)y el nitrito (NO2) son convertidos en amoniaco (NH3) ylas especies azufradas, como sulfato y azufre de la mate-ria orgánica, en sulfuro de hidrógeno (H2S); este último,principal responsable de los malos olores.En los gráficos 4.52 y 4.53 se hace una representaciónlineal de los valores promedio de déficit de oxígeno, regis-trados en los puntos de monitoreo a lo largo de los ríosMagdalena y Cauca, respectivamente. En estos gráficos lalínea de trazos indica el déficit de oxígeno correspondien-te a 4 mg O2/L, como indicador general de las condicio-nes que facilitan la supervivencia de los peces.En el río Magdalena no se presentan registros quesuperen este valor, aunque en la parte baja (entre SitioNuevo y Las Flores) hay un considerable aumento deldéficit de oxígeno. En el río Cauca, por el contrario, losregistros superan el valor límite en seis puntos demonitoreo, ubicados aguas abajo del corredor industrialde Cali–Yumbo, como indicadores de la fuerte presiónque soporta este tramo de la corriente por las descargasde materia orgánica y/o sustancias fácilmente oxidables,que consumen oxígeno disuelto en su proceso de degra-dación y oxidación. Este comportamiento es un buenejemplo de la capacidad de autodepuración que presen-tan las corrientes de agua superficial, aunque afecta lascondiciones naturales en un buen recorrido.Demanda química de oxígenoEl mapa 4.14 muestra que más de 70% del territorionacional presenta valores de DQO del agua superficialinferiores a 25 mg O2/L, incluyendo las regiones de laAmazonia, la Orinoquia, el Macizo Colombiano, lascuencas de los ríos Atrato y San Juan y los departamen-tos de Cesar y Guajira.En general, las corrientes superficiales de las regionesde los departamentos de Valle del Cauca, Tolima y de lasregiones del Eje Cafetero, Magdalena Medio, CaucaMedio y el Caribe presentan valores de DQO entre 25 y50 mg O2/L, indicando una presión moderada por ver-timiento de materia orgánica y sustancias oxidables.Según los registros históricos, los valores más altosde DQO se encuentran en zonas de influencia porvertimientos de las ciudades de Bogotá y Pasto, asícomo el río Chicamocha. El río Bogotá y sus tributa-rios, a la altura de la ciudad de Bogotá, presentan losvalores más altos de DQO (mayores de 100 mg O2/L), cuya incidencia se manifiesta hasta la desemboca-dura en el río Magdalena, donde presenta valores en-tre 25 y 50 mg O2/L.Cuando se contrastan los mapas de déficit de oxígeno yde DQO, es notoria la capacidad de autodepuración de lascorrientes de agua superficial en términos de la degrada-ción de la materia orgánica, como son los casos, por ejem-plo, de los ríos Cauca en su cuenca media, y los ríos Bogotá0204060801000 200 400 600 800 1000 1200Recorrido de la corriente a partir de su nacimiento, KmDéficitdeOxígeno,%Los valores por encima de la linea de trazos representan condicionesque limitan la supervivencia de los ecosistemas acuáticosMatriz: Agua superficial Corriente: Río cauca Periodo: 1986 - 2000Variable: Déficit de Oxígeno (promedio e intervalo de confianza del 95%;medición in situ)Gráfico 4.53 Variación del déficit de oxígeno a lo largo delrío Cauca.(Fuente: IDEAM)Matriz: Agua superficial Corriente: Río magdalena Periodo: 1986 - 2000Variable: Déficit de Oxígeno (promedio e intervalo de confianza del 95%;medición in situ)-200204060800 200 400 600 800 1000 1200 1400Recorrido de la corriente a partir de su nacimiento, KmDéficitdeOxígeno,%Los valores por encima de la linea de trazos representan condicionesque limitan la supervivencia de los ecosistemas acuáticosGráfico 4.52 Variación del déficit de oxígeno a lo largo del ríoMagdalena.(Fuente: IDEAM)
  • 66. 179EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLy Medellín, en los que los altos valores de DQO desciendenpaulatinamente en el transcurso de sus cauces, hasta llegar asus respectivas desembocaduras en otros ríos. En el caso delrío Bogotá, la degradación de la materia orgánica es favore-cida por la oxigenación que recibe la corriente gracias a lacaída en el salto del Tequendama, observable por la dismi-nución de los valores de déficit de oxígeno y DQO aguasabajo de este punto hasta el río Magdalena.De igual manera se destaca la presión particular quesoporta cada corriente por sus características particula-res, como caudal, velocidad y temperatura: una corrien-te de bajo caudal y baja velocidad tiene menor capaci-dad de asimilación de una descarga contaminante, queuna corriente de alto caudal. Por ejemplo, el río Medellínen el Valle de Aburrá presenta déficit de oxígeno entre60 y 80%, causado por una DQO entre 50 y 70 mg O2/L, mientras que, si bien el río Bogotá a la altura de lacapital presenta un déficit de oxígeno similar, éste es cau-sado por una DQO superior a 100 mg O2/L.Las corrientes más intervenidas, de acuerdo con losregistros disponibles en el IDEAM, son:• Río Bogotá: actúa como colector de aguas residualesde la ciudad de Bogotá y poblaciones aledañas.• Río Cauca: colector de aguas residuales de Cali,Palmira, Buga.• Ríos Chulo y Chicamocha: reciben las aguas residualesde Tunja y del corredor industrial Paipa–Sogamoso.• Río Pamplonita: sirve como colector de aguasresiduales de Pamplona y Cúcuta.• Río Pasto: recoge las aguas residuales de Pasto.En la figura 4.6 se presenta la carga en t/día de demandaquímica de oxígeno a lo largo del río Magdalena en 1996;se observa un incremento gradual del transporte de cargaorgánica, variando desde 375 t/día, en la estación PuenteBalseadero, hasta 13.311 t/día, en la estación Calamar.TurbidezEn el mapa 4.15 se observa cómo los valores promediomás altos de turbidez, superiores a 500 NTU, se encuen-tran en seis zonas principalmente: tramo del río Caucaubicado en el corredor industrial Cali–Yumbo, cuyo ori-gen puede ser el vertimiento de aguas residuales; BajoMagdalena, en la zona de los brazos Morales, Papayal, deLoba y Mompox (depresión Momposina), sistema en elcual se presenta un proceso de sedimentación de los sóli-dos suspendidos, principales causantes de la turbidez; ríoMagdalena en Barranquilla, después de que la turbidezdesciende a partir de la unión de los brazos de Loba yMompox, vuelve a aumentar debido probablemente a losprocesos de dragado en la desembocadura; río San Jorgeen el tramo de Ayapel, donde se presenta actividad mine-ra que contribuye al aumento de los sólidos suspendidos;ríos Arauca y Cravo Sur, con valores mayores de 300 NTU.En general las demás corrientes monitoreadas en elresto del país, incluyendo las regiones de la Amazonia yla Orinoquia, presentan valores de turbidez en su mayo-ría inferiores a 300 NTU. Las corrientes de la cordilleraoriental en la zona montañosa presentan valores inferio-res a 100 NTU. La turbidez se asocia con el contenidode sólidos en suspensión, además de ser influida, en ciertamedida, por el color que presentan las aguas.Caracterización ambiental delas cuencas hidrográficasEl sistema orográfico y climático colombiano ha permi-tido el desarrollo y conformación de una gran variedadde cuencas hidrográficas en cuanto a tamaño, forma yrendimiento hídrico, con condiciones hidrológicas yclimáticas especiales.El desempeño de una cuenca en cuanto a disponibi-lidad de agua es un sistema complejo, dada la interven-ción de variables biofísicas, bioclimáticas, de cobertura030040050060070080090010001100120013001400Bocas de Ceniza823Río Lebrija - San RafaelSan PabloBarrancabermejaPuerto BerríoLa DoradaNariño2387Río Bogotá - Puente PortilloRío Saldaña -Piedras de CobrePurificaciónNeivaPuente BalseaderoPuente TarquiPuente Santander446100200ColpuertosCalamar13311MaganguéRío Cauca - Las VarasRío Sogamoso – Pte. La Paz1550BajoMedioAlto7775913375Figura 4.6 Río Magdalena y sus afluentes principales. Carga dedemanda química de oxígeno (DQO) en t/día (1996).(Fuente: IDEAM 1996)
  • 67. 180 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALoremúN sanoZ ²mk01<a01²mk001a001²mk000.1a000.1²mk000.5a000.5²mk000.01a000.01²mk000.05a000.05000.001²mk000.001>²mk1 otartAyocifícaP 005,19 009,3 351 62 42aneladgaMojaBúniSoíR075,8 003 95 43adaveNarreiSatraMatnaSed001,91 071 744 arijauGatlayajaB 057,3 003 545 aneladgaMotlA 004,8 023 27 61 26 aneladgaMoideM 007,02 024,1 241 71 4 17 acuaCotlA 123,7 073 15 48 acuaCoideM 024,6 771 98 6 29soírsarecebaCacuarAyateM506,11 612 52 401 obmutataC 024,11 482 72 511soír,sanabaSacuarAyateM525,5 015 071 4321eraivauGsoíRsanozamAyadahciV000,025 009,81 034 33 61 01 2 )2(3selatoT 113,417 768,62 013,1 941 42 51 )1(2 )3(5vegetal, estructura geológica y tipo de suelos; todas éstasinciden en la sostenibilidad del recurso hídrico.Si a estas condiciones naturales, se añade la fuerteintervención humana a que han sido sometidas por me-dio de la ocupación, especialmente durante el últimosiglo, es fácil entender que las alteraciones del rendimientohídrico superficial de una cuenca son importantes, con-siderables y evidentes. La tala indiscriminada, no sólo esla pérdida de importantes especies vegetales, sino quetambién incide sobre la regulación del recurso hídrico.A partir del inventario de cuencas hidrográficas, elpaís se ha dividido en 12 zonas con característicashidrológicas representativas. Para cada una de ellas secuantifican las cuencas de acuerdo con un orden demagnitud. Se han considerado como microcuencas to-das aquéllas con una superficie inferior a 10 km², puestoque de ellas depende más del 80% del agua potable queconsume el país y porque de la disponibilidad del re-curso en ellas depende el desarrollo de la mayoría delos municipios.Se estima que las microcuencas con extensión menorde 10 km2superan las 700.000 (tabla 4.15), de las cua-les 72% se encuentra en la vertiente del Amazonas; el13%, en el Pacífico y en el Atrato; solamente 15% co-rresponde a la zona Andina, y menos de 0,5% (3.750microcuencas), a la Alta y Media Guajira.En cuanto a las cuencas con superficie entre 10 y 100km², se estima que existen aproximadamente 27.000, ycon extensión entre 100 y 1.000 km², 1300 cuencas.Tabla 4.15. Inventario de cuencas hidrográficas en Colombia. (Fuente: IDEAM)(1) Ríos Cauca e Inírida (2) Ríos Guaviare, Caquetá y Putumayo(3) Ríos Guaviare, Caquetá, Magdalena y Putumayo.Se debe destacar que solamente las cuencas de los ríosCauca e Inírida tienen áreas entre 50.000 y 100.000 km²,y que las mayores de 100.000 km² corresponden a lascuencasdelosríosMagdalena,Caquetá,MetayPutumayo.Colombia tiene además el privilegio de compartir conVenezuela y Perú dos de los ríos más extensos y caudalososdel mundo, como son el Orinoco y el Amazonas.Para evaluar el grado de vulnerabilidad de las cuencas co-lombianas, en términos de la alteración del rendimientohídrico superficial y de la capacidad natural para la recupera-ciónsucesionalvegetal,sehanevaluadoloselementosfísicos,reconociendo la naturaleza y dinámica de los procesos físicosnaturales: erosión, cobertura vegetal y estabilidad del relieve.En la tabla 4.16 se presenta el índice de vulnerabili-dad para el cual los más bajos valores (<4.5) representanaquellas cuencas más vulnerables por sus condicionesbiofísicas y por las presiones humanas ejercidas sobre ellas.El 40% de las grandes cuencas colombianas presenta unavulnerabilidad entre moderada y media.Existe plena relación entre las zonas más pobladasdel territorio nacional (zona Andina) y las cuencas másvulnerables. El hecho no es fortuito: la configuracióndel relieve andino colombiano, como se explicó ante-riormente, proporciona una variedad de condicionesbiofísicas cuyo equilibrio resulta muy delicado, reflejadoen muchos puntos de fragilidad. Es notorio que esta si-tuación no se presenta en cuencas secundarias o meno-res, sino en las cuencas estratégicas, como las de los ríosMagdalena, Cauca, Bogotá, Sogamoso, Sierra Nevada
  • 68. 181EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLde Santa Marta, Sinú y Cesar. Otras se suman a la listapor sus características climáticas extremas, como en laAlta y Baja Guajira, con déficit históricos marcados.Otras cuencas, por estar localizadas en zonas máshúmedas, presentan menor grado de vulnerabilidad,como es el caso de las correspondientes a las regiones delPacífico, Amazonia y parte de la Orinoquia.AlexaminarelmapadeColombia,seobservaquelamayorparte de las líneas fronterizas con los países vecinos se handemarcado teniendo en cuenta principalmente accidentesnaturales como los ríos, ya sea porque éstos son compartidoso porque pasan de un país a otro. Por esta razón, los gobier-nos siempre han estado atentos a suscribir planes de accionesbilaterales para el desarrollo integral de estas cuencas.En el marco de convenios suscritos con los gobiernos dePerú, Ecuador, Venezuela y Brasil, se ha avanzado en el co-nocimiento de las cuencas de los ríos Putumayo, Amazo-nas, Carraipía-Paraguachón, Orinoco y Arauca. La partici-pacióndeColombiaseharealizadocondiversasinstitucionesdel Estado, entre ellas los ministerios de Relaciones Exte-riores y Medio Ambiente, la Armada Nacional, el InstitutoGeográficoAgustínCodazzi,laDirecciónNacionaldeFron-teras y la Dirección Nacional de Navegación en las cuencasinternacionales. A continuación se presentan en forma bre-ve los principales resultados obtenidos para cada cuenca.Cuenca del río PutumayoEl río Putumayo es fronterizo en casi toda su extensión; seforma en el Nudo de los Pastos y desemboca en el río Ama-zonas por su margen izquierda en territorio brasilero, a laaltura de la población de San Antonio de Ica. En sus inicioses exclusivamente colombiano hasta la confluencia con elCehembí; desde este punto, hasta la desembocadura del ríoSan Miguel, es colombo-ecuatoriano. De allí hasta la des-embocadura del río Yaguas es colombo-peruano; en elTra-pecio Amazónico, exclusivamente colombiano y finalmen-te, hasta su desembocadura en el Amazonas, brasilero.Como parte del plan bilateral para el desarrollo integralde la cuenca del río Putumayo acordado con el gobiernodel Perú, se creó la comisión binacional9, en la cual se pro-gramaron cinco campañas conjuntas para el diseño e insta-lación de una red de estaciones hidrológicas y meteorológi-cas, la evaluación con mediciones hidrológicas y de calidaddel agua y el levantamiento hidrotopográfico del cauce entoda la extensión de la frontera.Actualmente, con la red hidrometeorológicabinacional compuesta por 12 estaciones, se cuenta coninformación sobre caudales, velocidades del flujo, varia-Tabla 4.16. Vulnerabilidad del medio natural en 45 cuencas.(Fuente:IDEAM)Índice de aridez CategoríaI AltaI ModeradaI MediaI Ligeramente bajaI BajaI Muy baja9 Reunión de presidentes Colombia-Perú, San Antonio, 1989.ogidóC acneuC rolaVdadilibarenluVlarutan10 aneladgaMotlA 4,420 átogoBedanabaS 0,430 aneladgaMoideM 0,440 osomagoSoíR 6,350 aneladgaMojaB 3,460 raseCoíR 2,470 acuaCotlA 2,480 acuaCoideM 8,390 acuaCojaB 0,501 íhceNoíR 5,411 .cco-atraM.S.N.S 4,421 oloToíR 4,631 otartAoíR 2,641 ebiraC-úniS 4,451 etron-atraM.S.N.S 6,461 arijauGatlA 0,271 arijauGajaB 8,381 obmutataCoíR 9,391 .vorPysérdnAnaS 3,302 acuarAoíR 1,312 ateMotlA 6,422 ateMojaB 1,332 atiVoíR 3,442 orrapuT-omoToíR 5,452 adahciVoíR 1,562 eraivauGotlA 6,572 eraivauGoideM 2,682 eraivauGojaB 8,692 adirínIoíR 7,603 opabatAoíR 5,513 aínauGoíR 6,623 sépuaVoíR 8,633 siropapAoíR 8,643 áteuqaCotlA 1,553 áteuqaCojaB 6,663 éruPoíR 9,673 oyamutuPoíR 6,683 aziuG-ariMoíR 6,593 aítaPotlA 2,304 aítaPojaB 4,514 etroNaítaP-agnaiuqaSoíR 3,624 yaciMoíR 1,634 augaD-orenayoCoíR 7,544 nauJnaSoíR 3,654 sotceridyóduaBoíR 8,6
  • 69. 182 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALción temporal y espacial de los niveles y calidad del agua.También existe una cartografía con el levantamientohidrotopográfico del río en toda la frontera con el Perú.Remontando el río, desde su desembocadura hasta lapoblaciónperuanadePuca-Urco,esanchoypocoprofundo,con extensas vueltas que forman meandros. En este tramo suanchovaríade500a1500m,susmárgenessoninundablesysólo existen algunos sectores elevados en los que se asientancontadospobladosribereños,comoeldeTarapacá,enlafron-tera con Brasil. Aguas arriba de la población de Puca-Urco,hastalapoblacióncolombianadePuertoLeguízamo,elríosehace cada vez más angosto, variando de 200 a 600 m.La margen izquierda, que corresponde al lado colom-biano, se caracteriza por ser más elevada que la margenderecha y por esta circunstancia se encuentra en este tra-mo la mayor densidad de población, apreciándose igual-mente grandes extensiones cubiertas de pastizales desti-nados a la ganadería.Las grandes crecientes en época de invierno provo-can una fuerza erosiva considerable, que llega a causargrandes deslizamientos de las riberas, arrastrando consi-go material suelto, arcillas e inclusive árboles de grantamaño y formando palizadas con serio peligro para lanavegación. También contribuye a la formación de ban-cos de arena dando origen a islotes.Encuantoanavegabilidad,elríoPutumayotiene1.800km de recorrido navegable desde la boca hasta el pobladocolombiano de Puerto Asís, y permite la navegación du-rante todo el año, en el tramo comprendido entre la des-embocadura y la población del Estrecho (Perú), de em-barcacionesdecuatropiesdecalado.DesdeallíhastaGüepíes recomendable la navegación sólo en épocas de crecien-tes, pues en tiempo de estiaje se presentan pasos de pocaprofundidad que dificultan el recorrido.De acuerdo con las mediciones hidrométricas realizadas,lasvelocidadesmediasdelflujodelacorrientevaríande0,5a1,5 m/s, dependiendo tanto de la época del año como deltramo de río considerado. Así, por ejemplo, la parte alta delrío en época de caudales medios (500 m3/s) alcanza valorescercanos a 1,5 m/s, mientras que en tiempo de estiaje (250m3/s) toma valores de 0,60 m/s. En la parte media y baja delrío, en donde las profundidades oscilan entre 4 y 9 m, lavelocidad varía alrededor de 0,90 m/s, para un caudal de7000 m3/s a la altura de la población de Tarapacá.Comparando los registros obtenidos en diferentescampañas, se observa una gran variación de los nivelesen la parte alta de la cuenca, con diferencias mayores de2 m en sólo 48 horas. Sin embargo, los niveles se vanhaciendo más estables en las partes media y baja de lacuenca, tal como lo evidencia el hecho de que enTarapacála mayor fluctuación en 48 horas sea de 0,50 m.Cuenca del río AmazonasEn desarrollo del Tratado de Cooperación Amazónica, ydada la importancia que representa para Colombia y Perúconocer la dinámica del río Amazonas, en particular enel sector fronterizo Atacuarí-Leticia por los cambios quese han presentado en los últimos años, se incluyeron losestudios dirigidos a establecer la factibilidad de navega-ción en este sector del río.En 1991 se inició, de común acuerdo con la Direc-ción de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerradel Perú, el levantamiento hidrográfico del río Amazonasen el sector Leticia-Santa Sofía, la realización de medicio-nes hidrométricas y la obtención de análisis fisicoquímicosde los sedimentos en la estación hidrológica de Nazareth,ubicada en territorio colombiano.Con el propósito de avanzar en el conocimiento e in-formación sobre la dinámica, estado y distribución tem-poral y espacial de esta cuenca, se tiene informaciónhidrometeorológica, hidráulica y geomorfológica del ríoAmazonas y se cuenta con la red de medición y observa-ción de las estaciones hidrológicas y meteorológicas deNazareth (Colombia) e Iquitos (Perú). Como resultadoexisten mapas del levantamiento hidrotopográfico del ríoAmazonas a escala 1:10.000 y 1:50.000, del sector fronte-rizo Atacuarí-Leticia y la información hidrometeorológicadel área de influencia fronteriza.De la información hidrológica obtenida se observa queel río Amazonas presenta una característica monomodal:inicia la época de creciente en noviembre, alcanzando losmayores niveles en mayo, para iniciar su descenso en julioy presentar el nivel mínimo de estiaje en septiembre. Losniveles en la estación de Leticia muestran una variaciónde más de 12 m, de 5,50 a 17,90 m. El ancho medio delrío, en el tramo de 116 km que Colombia comparte conel Perú, es de 2,5 km y el caudal medio, de 30.000 m³/s.El río Amazonas ofrece todas las ventajas para la na-vegación de buques de gran calado en época de invierno,no obstante, no deja de presentar peligro por las paliza-das que arrastra la corriente. En épocas de estiaje, el pe-ligro lo constituyen los grandes bancos de arena quequedan al descubierto formando nuevas islas.Cuenca Carraipía-ParaguachónCon el gobierno de Venezuela se concertó el estudio in-tegral de la cuenca hidrográfica del Carraipía-Paraguachón10, que en territorio colombiano cubre par-te del departamento de La Guajira. Está orientado al10 Declaración de Ureña, suscrita por los presidentes de Colom-bia y Venezuela el 28 de marzo de 1989.
  • 70. 183EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLconocimiento del recurso hídrico, lo que permite esta-blecer su aprovechamiento integral y su conservación parael desarrollo de las diversas actividades socioeconómicasque se efectúan en la frontera colombo-venezolana.Esta zona fronteriza representa un área de gran im-portancia para los dos países por razones étnicas, socia-les, ambientales, culturales, económicas e históricas. Parael diagnóstico se incluye la evaluación de las condicionesde escorrentía superficial y de agua subterránea. Por lasreconocidas características de la zona, consistentes en unamarcada sequía a lo largo del año, se evalúan diferentesaspectos del entorno natural para establecer la factibilidadde la construcción de un sistema de regulación en la que-brada La Chingolita. Es importante resaltar la reforesta-ción de la cuenca alta, como medida de regulación ypreservación.Cuenca del río OrinocoLos estudios de esta cuenca también se adelantan con elgobierno de Venezuela y se orientan en particular al apro-vechamiento hidroeléctrico del río Orinoco. Inicialmen-te, se consideró el tramo comprendido entre Puerto Inírida(Colombia) y Puerto Nuevo (Venezuela) para hacer la ca-racterización hidroclimática y de la calidad del agua.A partir de la información proveniente de los dospaíses, así como con los datos obtenidos en las campañasde mediciones hidrológicas, se tiene la caracterizaciónclimática e hidrológica, así como las condiciones de cali-dad del agua, en el tramo ubicado aguas abajo de la con-fluencia de los ríos Orinoco y Meta.La caracterización climatológica, obtenida de los estu-dios sobre la Orinoquia colombiana y el estado del Ama-zonas (Venezuela), incluye un análisis espacial de la preci-pitación, temperatura, evapotranspiración, radiación einsolación y los vientos; también se evalúan las curvas deintensidad-duración-frecuencia para las lluvias. La preci-pitación media varía alrededor de 2.300 mm anuales y latemperatura media es de 28º C, alcanzando en épocas deverano hasta 39º C.A partir del inventario de las estaciones hidrométricas,tanto colombianas como venezolanas, se seleccionaron seispara conformar la red binacional y otras 11 que constitu-yen la red complementaria, instaladas en los principalesafluentes del río Orinoco. En esas estaciones se realizanmediciones de caudales líquidos, sólidos y muestreos paraanálisis fisicoquímicos. Con base en esta información setiene la caracterización hidrológica del área de influenciade la línea fronteriza del río Orinoco; en particular, loscaudales del río Orinoco a la altura de la desembocaduradel río Guaviare, del orden de 11.500 m³/s, y en la con-fluencia con el río Meta, de 21.500 m³/s para valoresmedios y de 45.500 m³/s, cuando alcanza los máximos.Como indicativos de la calidad del agua, se tiene in-formación sobre parámetros como pH, turbiedad, oxí-geno disuelto, alcalinidad total, dureza total, cloruros,fósforo soluble total y silicio reactivo, sin contar aún conmuestreos suficientes para caracterizar la zona.Cuenca del río AraucaTambién con el gobierno de Venezuela se adelanta el es-tudio para conocer el estado actual del río Arauca11, conmiras al desarrollo de acciones conjuntas para recuperarsu navegabilidad y el cauce establecido como límite in-ternacional12.Como aporte de Colombia se realizó el estudiogeomorfológico y de dinámica fluvial del río en los sitioscríticos y de interés para los dos países, y el diseño preli-minar de las obras necesarias para recuperar lanavegabilidad del río.Evaluación de la fuente queabastece los acueductosTeniendo en cuenta la alta vulnerabilidad de los sistemasde abastecimiento de agua y considerando que el abaste-cimiento de agua para la población es uno de los sectoresusuarios más importante, se definió como prioritarioevaluar el comportamiento de la oferta hídrica en ellos.La identificación de fuentes de abastecimiento se pre-senta clasificándolas según el orden de magnitud de suoferta hídrica. Se consideran dos grandes grupos: una deagua superficial y otra de agua subterránea. Entre las su-perficiales se distinguen los cuerpos lénticos y lóticos,éstos últimos divididos en dos categorías: ríos grandes opequeños, y quebradas o arroyos.En el marco de los estudios que ha elaborado el IdeamsobreelFenómeno Cálido del Pacífico, se ha considerado lacategorización mencionada, estimando el riesgo natural alque está sometido el abastecimiento de agua bajo la condi-ción de alteración de oferta hídrica en la cabecera del muni-cipio13. A partir del riesgo natural obtenido se ha valoradola necesidad de atención que requiere un municipio dado.13 Acordado en reunión de ministros del Medio Ambiente de Co-lombia y Venezuela.14 Tratado de 1941.15 Se considera que la captación del acueducto municipal se en-cuentra en una zona muy próxima a la cabecera municipal.
  • 71. 184 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALEs importante observar que un alto porcentaje de losacueductos del país se surte de ríos pequeños, quebradasy arroyos, lo cual determina una alta vulnerabilidad deesos aprovechamientos, especialmente en aquellas zonascon serios problemas por la típica distribución espacial ytemporal del recurso hídrico, tales como la región Cari-be, en particular, en los departamentos de La Guajira,Cesar, Magdalena y Bolívar, y en la región Andina, enlos departamentos de Huila, Tolima, Valle del Cauca,Cundinamarca, Boyacá, Santanderes y parte de los de-partamentos de Cauca y Nariño.En los departamentos de Santander, Cundinamarca,Boyacá y Tolima, en los cuales más del 60% de los acue-ductos de las cabeceras municipales se abastecen de pe-queños ríos, quebradas y arroyos, los posibles efectos deuna reducción en la oferta hídrica se manifestarían deforma casi inmediata en los sistemas de suministro deagua a la población (mapa 4.16).
  • 72. 185EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaL
  • 73. 186 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIAL
  • 74. 187EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLGlosarioAmplitud de oscilacion del hidrograma: Diferencia absolutaentre el máximo y el mínimo caudal o nivel del hidrograma.Carga de sedimentos: Es la cantidad de sedimentos tanto desuspensión como de fondo que puede transportar una corrientenatural o artificial en la unidad de tiempo.Caudal: Volumen de agua que fluye a través de una seccióntransversal de un río o canal en la unidad de tiempo.Caudal base: Parte del caudal que se incorpora a una corrientede agua, procedente principalmente de aguas subterráneas.Calor específico: Es la cantidad de energía térmica que contie-nen las moléculas.Concentración de sedimentos: Es el peso del sedimento porunidad de volumen de la mezcla agua-sedimento, enmiligramos/ litro o en partes por millón (ppm).Ciénaga: Superficie inundable, receptora global de las masasde agua provenientes de las lluvias a lo largo de las cuencas yque pueden estar conectadas a un río por medio de canales decaracteristicas meándricas.Cinética molecular: Hace referencia a la energía que contienela estructura cristalina por efecto de la interacción molecular.Escorrentía: Parte de la precipitación que se presenta en formade flujo en un curso de agua.Embalse: Depósito natural y artificial para el almacenamientode agua.Estratigrafía: Rama de la geología que estudia el tipo de rocas,las relaciones, el ambiente de formación y la dinámica de loscuerpos rocosos.Hidrograma: Representación gráfica de la variación del nivel ocaudal en el tiempo.Isoyeta: Línea que une los puntos de igual altura de precipi-tación, en un período dado.Lago: Mmasa aislada y permanente de agua, de considerablevolumen con comunicación al mar o sin ella.Laguna: Depósito natural de aguas superficiales de menor di-mensión que un lago.Litología: Parte de la geología que se encarga de la descripciónde las rocas.Meandriformes: Patrón de drenaje en el cual las corrientes pre-sentan una serie de curvas o vueltas en el curso de su etapamadura o en su recorrido a través de una llanura.Meandro: Porción curva de un cauce de corriente sinuosa con-sistente en dos giros consecutivos, uno en la dirección de lasagujas de reloj y otro al contrario.Pantano: Zona caracterizada por una saturación de humedadpermanente, estanqueidad y escasa fluidez en los horizontessuperiores del suelo y del subsuelo.Pequeño lago: Pequeño depósito o masa de agua aislada demenor volumen que una laguna.
  • 75. 188 El aguaEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIALApha; AWWA. Standard methods for the examination of waterand wastewater. 19thed. American Public Health Asociation:Washington, 1995Chebotariev, AY, Diccionario hidrológico. Guidrometeoizdat: SanPetersburgo, 1964 (en ruso)Christopherson, R W, Geosystems. An introduction to physicalgeography. 3ded., Prentice-Hall: New Jersey, 1997Csuros, M. Environmental sampling and analysis for technicians.Lewis Publishers: Florida, 1994Custodio, E y Llamas, MR. Hidrología subterránea, 1ª ed.,Ediciones Omega S.A.: Barcelona, 1976Dingman, SL, Physical hydrology. Prentice-Hall Inc.: New Jer-sey, 1994Duvigneaud, P. La síntesis ecológica, Editorial Alhambra:, Ma-drid, 1981Educar Cultural Recreativa S A. Gran enciclopedia ilustrada,Colección de la obra original, Rizzoli: Milano, 1995Referencias bibliográficas
  • 76. 189EL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA El aguaLFreeze,Ch. Groundwater. Prentice Hall, 1979Himat, “Observación en relación con los procesos de precipi-tación y escorrentía en la cuenca superior de los ríos Cauca,Patía, Caquetá y Magdalena” por Leonardo Rivera Pérez,en Revista de la Asociación Colombiana de Ingenieros Geó-grafos, N° 3, octubre 1992Horne, A, Marine chemistry, John Willey: New York, 1982Holmes, G; Singh, B R y Theodore, L. Handbook ofenvironmental management and technology. John Wiley &Sons: USA, 1993Hugett, A. et al. Mapa hidrogeológico de Colombia. Escala1: 2.500.000. Ingeominas. Bogotá, 1989Ideam, Estudio nacional de agua. Balance hídrico y relacionesoferta-demanda de agua en Colombia. Indicadores desostenibilidad proyectados al año 2016. Santa Fe de Bogo-tá, 1998Ingeominas. Consideraciones sobre las aguas subterráneas enColombia y sus posibilidades de explotación. Santa Fe deBogotá, 1997Losiev, K.S. El agua, Guidrometeoizdat: San Petersburgo, 1989(en ruso)Marin, R. Ministerio de Agricultura. Estadísticas sobre el recur-so agua en Colombia. HIMAT, Santa Fe de Bogotá, 1992Moran, JM y Morgan, MD. MeteorologyThe atmosphere andthe science of weather, 4thed., Mac Millan: New York,1994Orlov, B G. “Recursos hídricos de la región noroccidental deRusia”. En: Preguntas de ecología y cálculos hidrológicos, Ins-tituto Estatal Hidrometeorológico de Rusia: SanPetersburgo, 1994 (en ruso)Organización Mundial de Meteorología. Evaluación general delrecurso agua dulce en el mundo. SEI: Ginebra, 1997Organización Mundial de Meteorología-Unesco, Glosariohidrológico internacional, Ginebra, 1992Salazar, A. “Ciclicidad de los caudales medios en las cuencas delCauca y del Magdalena”. Revista Atmósfera , N° 5, 1992Salazar, A. Contaminación de recursos hídricos: Modelos yControl. Ainsa, 2 ed., Medellín, 1996Sawyer, CN, McCarty, PL y Gene, F. Chemistry forenvironmental engineering. McGraw Hill InternationalEditions. 4thed. Singapore, 1994Shaw, EM y Reinhold, VN, Hydrology in practice. VanNostrand Risnhold Co Ltd.: UK, 1985Seoanez, C M, et al. Ingeniería del medio ambiente aplicada almedio natural continental. Ediciones Mundo y Prensa:España, 1996Vélez, M. Hidráulica de aguas subterráneas. Universidad Na-cional de Colombia. Santa Fe de Bogotá, 1992Villota,H.Geomorfologíaaplicadaalevantamientosedafológicosy zonificación física de las tierras, IGAC: Bogotá, 1991Vladimirov, AM , Cálculos hidrológicos, Guidrometeoizdat: SanPetersburgo, 1990 (en ruso)Vladimirov, AM y Druzhinin, VS. Cálculos hidrológicos. Pro-blemasyejercicios,Guidrometeoizdat: San Petersburgo, 1992(en ruso)