Your SlideShare is downloading. ×
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Caperucita roja
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Caperucita roja

952

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
952
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
20
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Caperucita roja
    Presentado por: Angie Santana
    Parcial 3 periodo
  • 2. Erase una niña muy buena y linda a quien todos querían y mimaban. Su abuelita la adoraba y constantemente la estaba haciendo preciosos vestiditos y hasta una caperuza de terciopelo rojo, que siempre llevaba puesta y que la hacía encantadora; por lo que dieron en llamarla:Caperucita Roja.
  • 3.
  • 4. Un día le dijo su mamá:
    Caperucita, hija mía, ve a llevarle a tu abuelita este trozo de carne y esta botella de vino. Está enferma y débil y la sentará muy bien.
    - Si mamá.
    - Date prisa y no te entretengas en el camino.
    - No, no todo lo haré como deseas. Adiós mamita.
    - Adiós hijita. Muacc, muac.
  • 5. La,lará,lará, la, lará, lará. La, lará larita, la, lará
  • 6. Caperucita se fue alegre y contenta a casa de su abuelita que vivía en el centro del bosque a media hora de camino.La,lará,lará, la, lará, lará. La, lará larita, la, lará lará.
  • 7. Marchaba alegremente por el sendero cuando le salió al encuentro un feroz lobo. Pero como Caperucita no conocía su crueldad, no se asustó lo más mínimo al ver a la fiera.
  • 8. Buenos días, Caperucita. A dónde vas tan temprano?
    - A casa de mi abuelita que está enferma, a llevarle esta merienda.
    - Grrr . Y dónde vive tu abuelita?
    - En la casita de los avellanos, sabes? En medio del bosque.
    - Hummm. Tu abuelita se pondrá muy contenta si la llevas un ramo de estas preciosas flores que llenan el bosque.
    - Ya lo creo que la gustará! Es temprano todavía y puedo llevarla un buen ramillete, verdad?
  • 9. - Jo, jo. Claaaro que si! Je,je,je... esta niña es linda y tierna y si obro con astucia devoraré a las dos. Jeee. Me adelantaré y llegaré a casa de su abuelita antes que ella...je,je,je. Bueeeno, adiós Caperucita! Me voy que tengo muuuucha prisa!
    - Adiós señor Lobo, adiós y muchas gracias.
  • 10. Y mientras Caperucita se internaba en el bosque cogiendo flores para su abuelita
  • 11. el astuto lobo corrió a la casa de los avellanos. - Pom, pom, pom.
    - ¿Quién es?
    - Soy Caperucita que vengo a traerte carne y vino, abuelita. Ábreme la puerta.
    - Alza tu misma la aldabilla, estoy demasiado débil para levantarme.
    - Grruaruaurgg, grruaurg, gruarrg.
    - Ay aaaaaaaaayyy.
  • 12. El lobo entró y sin decir palabra saltó al lecho y de un solo bocado se comió a la abuelita.
    - Je, je,je.
    Se puso la ropa de esta y se metió en la cama.
  • 13. Al poco rato llegó Caperucita cantando y con un gran ramo de flores.
    La,lará,lará, la, lará, lará. La, lará larita, la, lará lará.
  • 14. Al ver la puerta abierta se extrañó mucho. Entró. Se aproximó a la cama y al ver tan rara a su abuelita, dijo:
    - Uy abuelita, qué orejas tan graaandes tienes...
    - Son para oírte mejor, hijita.
    - Uy qué ojos más grandes tienes...
    - Son... para verte mejor.
  • 15. Y qué manazas tan grandes tienes....
    - Son para acariciarte mejor, hija.
    - Pero abuelita.... qué dientes tan graaaandes tienes.
    - Son... para comerte mejor!! Grrruaurggg Grrruarrragggg.
    - Ay, ay,ay.
  • 16. Y saltando veloz de la cama, se tragó a la pobre Caperucita. Tan pronto hubo saciado su apetito se acostó de nuevo y, quedándose dormido, empezó a roncar ruidosamente.
  • 17. Un cazador que pasaba por allí, al oír los ronquidos pensó:
    - Cómo ronca la anciana! Voy a ver si necesita algo.
  • 18. ¡Cómo! ¡Eres tú el que roncas , viejo lobo! Ya has hecho otra fechoría, eh? Hace mucho que ando buscándote y ahora me las pagarás todas juntas. Bang. Bang.
  • 19. - Socorro, socorro, estamos aquííííí. Y el cazador al oír los gritos que daban Caperucita y la abuela dentro del cuerpo del lobo, con un enorme cuchillo de monte le abrió el vientre. Saliendo las dos alborozadas y agradecidas al valiente cazador.
    - Gracias señor cazador.
  • 20. Caperucita prometió a su abuela no entretenerse nunca mas en el bosque, ni andar con desconocidos. Y colorín colorado, éste cuento... se ha acabado.

×