Iconografia estudio de las culturas

11,913 views
11,652 views

Published on

0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
11,913
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
72
Actions
Shares
0
Downloads
248
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Iconografia estudio de las culturas

  1. 1. Inicio del florecimiento andino I.E.P. “SANTA ROSA DE VITERBO”I.E.P. “SANTA ROSA DE VITERBO” HUARAZHUARAZ
  2. 2. Cultura Mochica
  3. 3. Cultura mochica o Cultura moche, cultura precolombina que tuvo lugar en la costa septentrional del Perú durante el periodo transcurrido, aproximadamente, durante los siete primeros siglos de la era cristiana, y que recibe el nombre de uno de los valles más importantes donde se desarrolló (Moche). Ubicación: Ocupó una franja costera de unos 300 Km. que iba desde el valle de Lambayeque hasta la cuenca del río Nepeña, siendo la zona central la comprendida entre los valles de Chicama y Trujillo.
  4. 4. La base de su economía fue: La agricultura por irrigación que les permitió ampliar los terrenos utilizables más de un 50 %. Las grandes construcciones de ingeniería hidráulica como: •El reservorio de San José, •El acueducto de Ascope •La acequia de la Cumbre. La utilización de fertilizantes como el Guano y una racional organización del trabajo permitieron la obtención de excedentes y la formación de una sociedad compleja.
  5. 5. La economía se completaba con un comercio muy activo: •La pesca •La recolección de productos vegetales •La domesticación de animales como el pato, el cuy y la llama.
  6. 6. Recipiente Mochica En esta fotografía podemos contemplar uno de los múltiples ejemplos de recipientes legados por la cultura mochica. Dividida en cinco fases, esta cerámica, pese a su variedad, tiene una serie de características comunes entre las que se encuentra su sentido funcional y la utilización de temas recurrentes para su decoración, así como la simultaneidad y conjunción en cada obra de elementos escultóricos y pictóricos. Gracias a los numerosos restos de vasijas, vasos, cántaros y recipientes conservados se han podido conocer mayor número de aspectos de esta cultura preincaica desarrollada en parte del actual territorio peruano.
  7. 7. Vaso estribo La cultura sudamericana precolombina conocida bien como moche o bien como mochica, elaboró una cerámica de carácter escultórico. Los artesanos realizaban auténticos retratos en barro que se distinguían por reproducir con el máximo realismo los rasgos físicos y psicológicos de los personajes representados. El de la imagen es un vaso con asa en forma de estribo y vertedera.
  8. 8. Vasija mochica En esta vasija mochica del siglo V o VI tres deidades enseñan sus colmillos en lo alto de unas mazorcas de maíz. Esta pieza tuvo seguramente una función ceremonial, como la mayoría de la cerámica de esta cultura centro andina.
  9. 9. ESPLENDOR MOCHICA En esta hipotética reconstrucción, la Huaca de la Luna muestra su imponente imagen durante el apogeo de la cultura Mochica, con sus plataformas escalonadas y altorrelieves de colores por los cuatro costados. Sus patios ceremoniales y recintos fueron exclusivamente destinados al uso ritual y funerario.
  10. 10. La HUACA DEL SOL, vista desde la Huaca de la Luna separadas por la extensa planicie ceremonial. Al fondo la extensa campiña y el río Moche.
  11. 11. La iconografía los Mochica plasmaron el entorno de su mundo cultural y religioso en su expresiva cerámica perfeccionando una actividad artística que constituye el mejor documento y testimonio de su cultura: hombres, divinidades, animales, plantas y complejas escenas fueron representadas.
  12. 12. Ceremonia de lanzamiento de dardos con flores Representación: Escena que representa el ceremonial de lanzamiento al aire de flores atadas a un dardo, mismo que al desenrollarse les permite descender lentamente.
  13. 13. Danza con soga Representación: En esta escena, un grupo de personajes ataviados con camisas y trajes metálicos danzan sujetando una soga en un ritual probablemente asociado a las festividades. El baile es presidido por el personaje de mayor rango, quien lleva túnica metálica completa y el tocado más suntuoso.
  14. 14. Zorro antropomorfizado Representación: Este personaje mitológico, probablemente un semidiós, aparece asociado a las escenas de combate y porta frecuentemente armas.
  15. 15. Presentación o sacrificio Representación: En él actúan una serie de personajes de diverso rango dentro de un marco, real o figurado, de sacrificios humanos, mismo que ha servido de clave a los estudiosos para reconocer los roles y jerarquías de cada uno de ellos, así como para establecer partes o elementos de elementos que aparecen en representaciones aisladas: un personaje, un ornamento o un ritual.
  16. 16. Entrega de ofrendas Representación: En este tema iconográfico, un personaje [posiblemente un señor o dignatario] sentado sobre una plataforma en un recinto abierto con el techo decorado con porras de combate, recibe las ofrendas de caracoles por parte de dos conocidas divinidades. El tema puede referirse a un relato mítico asociado al principal valor religioso de los caracoles traídos de las aguas cálidas de la zona ecuatorial.
  17. 17. Escena de purificación y sacrificios Representación: Representación de escena de purificación y sacrificio elaborada en tres planos en el que vemos personajes desnudos, aves de carroña humanizadas y deidades. Al centro, un grupo de individuos conduce a otros en literas ante un dignatario ubicado en lo alto de una pirámide, que los espera con una copa.
  18. 18. Escena de purificación y sacrificios Representación: Representación de escena de purificación y sacrificio elaborada en tres planos en el que vemos personajes desnudos, aves de carroña humanizadas y deidades. Al centro, un grupo de individuos conduce a otros en literas ante un dignatario ubicado en lo alto de una pirámide, que los espera con una copa.
  19. 19. Escena de purificación y sacrificios Representación: Representación de escena de purificación y sacrificio elaborada en tres planos en el que vemos personajes desnudos, aves de carroña humanizadas y deidades. Al centro, un grupo de individuos conduce a otros en literas ante un dignatario ubicado en lo alto de una pirámide, que los espera con una copa.
  20. 20. Carrera ritual Representación: Tres personajes corren en un ambiente desértico portando bolsas con pallares. Los atuendos resultan semejantes salvo por los tocados que son distintos.
  21. 21. Combate de palleres humanizados Representación: Parte de un escena donde combaten pallares animados simulando guerreros. Tema probablemente referido a algún mito.
  22. 22. Cacería de venado Representación: La cacería ritual de venados es un importante evento donde los hombres con ayuda de redes, perros y bullicio, cercaban a las manadas. Los nobles, vistosamente ataviados, cobraban las presas valiéndose de la estólida o propulsor de flechas, un arma eficaz y terrible. En aras de la conservación de las especies, en estos eventos sólo se mataba animales machos.
  23. 23. Cultura Sipan Su tumba Sus joyas
  24. 24. Tumbas de Sipán En 1987, un equipo de arqueólogos dio comienzo a las investigaciones sobre un grupo de tumbas regias que habían sido halladas intactas en el valle peruano del río Lambayeque, pertenecientes a la cultura mochica, dos de ellas datadas aproximadamente en el año 250 y una tercera fechada en el siglo I. Los grandes señores de Sipán fueron sepultados junto con numerosos adornos entre los que se encontraban sus trajes ceremoniales y con numerosas vasijas repletas de ofrendas, tal y como se puede apreciar en esta fotografía.
  25. 25. Sus joyas El Señor de Sipán utilizó en vida variados ornamentos, emblemas y atuendos para distintas ocasiones y ceremonias. Estas vestimentas eran símbolo de su alto rango, investidura semidivina y poder. A su muerte, diversidad de bienes formaban parte del ajuar funerario para acompañarlo al mundo de los muertos donde, según la religión Mochica, seguiría ejerciendo los mismos roles y funciones. Conozcamos esta diversidad de joyas, ornamentos y emblemas
  26. 26. Galerías
  27. 27. Barbiquejo de cobre parte del ornamento Este ornamento ha sido trabajado sobre una lámina repujada y cortada con colgajos en el extremo de los triángulos. Formaba parte de un atuendo militar con los discos metálicos a modo de barbiquejo que cubren la base del rostro y parte del cuello. En la tumba fueron encontrados dos conjuntos semejantes.
  28. 28. Ornamento de oro y turquesa (orejera) representaría la imagen del mismo Señor Esta orejera tiene en el centro la imagen tridimensional de un dignatario Mochica portando sus armas de combate y adornado con una diadema semilunar sobre la cabeza, una nariguera movible, un collar de cabezas de búho y dos sonajeras sujetas de la cintura.
  29. 29. Imagen de la deidad de los "Ulluchus" en cobre dorado Esta representación formaba uno de los estandartes de las primeras capas. Parte de la representación mantiene la capa de óxido como testimonio del estado previo a su limpieza y restauración.
  30. 30. Imagen de la deidad de los "Ulluchus" Imagen central de estandarte en cobre dorado con la mítica representación de la deidad de los "ulluchus". Lleva collar de búhos y brazaletes de turquesa y fue localizada debajo del cuerpo del Señor, con la imagen volteada y orientada en probable alusión simbólica al mundo "de abajo", mientras los otros estandartes de los primeros envoltorios miraban hacia arriba.
  31. 31. Mentonera de oro Este ornamento funerario de oro que cubría la parte inferior del rostro del Señor fue trabajado sobre una gruesa lámina de metal, adaptándose anatómicamente para proteger la parte superior del cuello, mentón y mejillas. Sencillos relieves señalan la boca y los pliegues faciales.
  32. 32. Sujetadores de barbiquejo Discos de cobre calado con colgajos que forman parte de un tocado militar a manera de protectores laterales de la cabeza que sujetan otra pieza semicircular que corre por debajo del mentón considerada como un barbiquejo. Estos tocados aparecen representados frecuentemente como atuendos de guerreros.
  33. 33. Ornamento de oro y mosaico de turquesa con representación de ave Este segundo par de orejeras lleva en su parte central un primoroso mosaico de turquesa con la representación del pato "pico de cuchara", ave vinculada a los rituales de purificación y fertilidad. Estos ornamentos combinan partes metálicas y turquesa de diferentes tonalidades que incluyen un hilo de oro que marca la silueta de la representación central.
  34. 34. Orejeras con representación de venados Ornamentos de rango en oro y mosaico de turquesa que representan venados machos en movimiento. Las imágenes se montaron sobre un soporte del mismo metal calado y repujado. Las esferas en el borde fueron soldadas con una aleación de oro, plata y cobre. Los venados se asocian al culto de los muertos y los ancestros. Es probable que estas orejeras se usaran en las cacerías y las ceremonias de veneración.
  35. 35. Orejera con representación de venados detalle de la parte posterior Reverso de una de las orejeras de oro con la representación de venados. Se aprecia el cuidado al reproducir también la imagen del animal mediante repujado en la placa de oro, aun tratándose de la parte sólo visible al usuario.
  36. 36. Pequeños emblemas militares de cobre Representaciones de porras y escudo de láminas de cobre, probablemente insignias militares destinadas a decorar tocados.
  37. 37. Representación de Cabeza de Zorro realizado en cobre Parte de tocado confeccionado sobre la base de láminas repujadas, dobladas y soldadas con adición de colgajos. Este ornamento aparece frecuentemente representado como componente de prendas de cabezas vinculadas a la actividad de combate y cacería.
  38. 38. Cabezas de serpientes en cobre Estas representaciones confeccionadas sobre gruesas láminas de cobre servían como remate de un cinturón. Aluden al ser mítico del cinturón de serpiente, probable encarnación del Señor.
  39. 39. Protector coxal o coxalera de oro Evidentemente, se trata de uno de los ornamentos más impresionantes del Señor [45.5 cm. de altura y 789 gr. de peso]. Fue llevado sujeto a la cintura, en la parte posterior o, ocasionalmente, hacia ambos lados del cuerpo con otro semejante de plata. En la parte superior lleva, por ambos lados, la representación de la deidad "Ai-apaec" o Decapitador, señor de la vida y de la muerte. Fue confeccionado sobre la base de una sola lámina martillada, repujada, calada y doblada. Las representaciones en el arte Mochica lo asocian a jefes militares de alto rango.
  40. 40. Cultura Nazca La cultura La cerámica Las líneas
  41. 41. Cultura Nazca, cultura prehispánica, la cual, junto con la cultura mochica, es una de las más representativas del antiguo Perú. Asentada en la desértica costa sur, floreció dentro del periodo llamado de desarrollo regional o intermedio tardío (100-800 d.C.), aunque en realidad supone una continuidad con el periodo formativo tardío y más concretamente con la cultura de Paracas (600-100 a.C.), caracterizada por sus grandes necrópolis funerarias, viviendas semisubterráneas, pirámides de uso ceremonial y sus inigualables tejidos. La economía estaba basada en: La agricultura, la pesca y la ganadería ocupando el comercio y la guerra un lugar muy destacado.
  42. 42. Para sus construcciones utilizaban muros de adobe, de forma cónica, con los que realizaban casas de planta rectangular que se agrupaban formando poblados. Existen también construcciones públicas con templos piramidales rodeados de plazas y habitaciones, de entre los cuales destacan los restos de Cahuachi.
  43. 43. La cerámica Es el rasgo más conocido y característico de esta cultura hasta el punto de que los investigadores han realizado numerosas clasificaciones estilísticas. La más aceptada es la que distingue Protonazca (200-100 a.C.) con marcadas influencias de la cerámica Paracas; Nazca temprano (100 a.C-200 d.C.), donde aparece el estilo propiamente nazca; Nazca medio (200-300 d.C.), evolución hacia motivos cada vez más simbólicos; Nazca tardío (300-600 d.C.), auge de los motivos complejos, donde incluso se alcanza a cubrir casi toda la superficie cerámica con dibujos (el denominado horror vacui, ‘horror al vacío’); y Nazca final (600-700 d.C.).
  44. 44. Unida de forma indisoluble a los orígenes históricos del territorio peruano, la cultura nazca, surgida en el valle del río homónimo, legó distintos vestigios materiales que han permitido su posterior estudio. Junto a diversos restos arquitectónicos sobrevivieron múltiples muestras de su cerámica, caracterizada, como ilustra el recipiente de la imagen, por las asas en forma de puente, la policromía y la inclusión de figuras que representan seres cuya identificación resulta difícil de realizar
  45. 45. La decoración, dispuesta en frisos, era realizada antes de la cocción, y se plasmaba en todo tipo de formas, en platos, cuencos, vasos y jarras. Se distinguen tres estilos básicos: uno geométrico dispuesto en frisos; otro naturalista con representaciones vegetales, animales y humanas; y uno simbólico y abstracto con motivos fantásticos, antropo- zoomorfos, de difícil interpretación. Trabajaron el metal en láminas de cobre, plata y oro, conociéndose también técnicas más complejas como la fundición a la cera perdida, el labrado, el repujado y la incisión.
  46. 46. Quizá su realización más conocida sean los famosos dibujos o líneas de Nazca, situadas en las Pampas de Ingenio y Soccos, donde, sobre una extensión de 500 km2, se realizaron en la roca dibujos lineales que representan animales y plantas relacionados con el movimiento estelar, permitiendo así la elaboración de un calendario agrícola.
  47. 47. LAS LÍNEAS DE NAZCA Serie de figuras artísticas de dimensiones gigantes y formas perfectas situadas en las áridas estribaciones occidentales de la cordillera de los Andes, en el sur de Perú, que miran hacia el cielo a lo largo de cientos de metros. Fueron excavadas en la llanura rocosa y sin agua de Nazca hace más de 1.000 años por una cultura, anterior al poderoso Imperio inca, llamada Nazca que vivió en esta región entre los años 100 y 800 de nuestra era. Se extienden por unos 500 km2 de pampa y sólo pueden ser apreciadas desde el aire. Fueron descubiertas por el arqueólogo Paul Kosok.
  48. 48. Las figuras, que el ojo del hombre moderno no vio hasta que un aviador peruano las redescubrió en 1927, representan enormes aves, flores, lagartos y otras criaturas importantes para aquella antigua civilización. Estos seres están entrelazados y mezclados con enormes rectángulos y explosiones de estrellas de líneas perfectas cuyo centro de emisión se sitúa en puntos centrales y va hasta las colinas cercanas. No se sabe cómo ni porqué se construyeron, lo que constituye uno de los misterios más grandes de la arqueología moderna. En los últimos años, los análisis científicos que se han llevado a cabo sobre las enigmáticas líneas de Nazca han permitido dejar de lado las especulaciones sobre sus orígenes. todos los derechos.
  49. 49. Algunas de las propuestas más fantásticas se han descartado, como la que defendía que las líneas eran pistas de aterrizaje y de despegue para las naves extraterrestres u otra que afirmaba que eran gigantescos planos de instalaciones textiles trazados en el suelo. Una de las primeras personas en estudiar estas líneas, María Reich, estableció una teoría según la cual las líneas ayudaban a las tribus antiguas a estudiar las estrellas y a predecir las estaciones, algo parecido al antiguo círculo de piedras de Inglaterra conocido como Stonehenge.
  50. 50. Sin embargo, análisis posteriores de la geometría de las líneas realizados por ordenador han demostrado que no existe una correlación consistente con la posición del Sol ni de las estrellas. Los antropólogos han recurrido a los pueblos indígenas de la Cordillera de los Andes para intentar descubrir la función original de las líneas. La cultura de algunos grupos modernos incorpora tanto prácticas y creencias precristianas como actuales. Se siguen practicando algunos rituales antiguos, como el culto a las deidades del agua y de las montañas. Hoy en día, como antaño, el agua sigue siendo el recurso medioambiental clave para la supervivencia de las culturas locales.
  51. 51. Los chimú, que vivían en esta región a principios del siglo XII, construyeron complicados acueductos de piedra y barro para transportar agua desde las montañas a varios kilómetros de distancia, para poder cultivar las fértiles llanuras costeras. Algunos de los acuíferos son subterráneos y se siguen utilizando. Anthony Aveni, experto en las líneas de Nazca, explica que puede que fuesen construidas como altares y lugares de peregrinación, como parte de un complejo ritual que conectaría la vida diaria con el flujo de las aguas subterráneas. Puede que nunca sepamos la relación exacta que existe entre estas líneas y los fenómenos naturales ya que quedan pocas pruebas de presencia humana cerca de las mismas.
  52. 52. Las líneas y jeroglíficos de Nazca y de las pampas de Jumana, otra región cercana con figuras grabadas en la tierra, fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1994.
  53. 53. En Perú, a 450 kilómetros al sur de Lima y cerca del océano Pacífico, se encuentran las pampas de Ingenio, Nazca, Palpa y Socos. Allí, en planicies elevadas entre los 460 y los 670 metros, se extiende un enigma arqueológico que ha llamado la atención de los curiosos desde que fue observado por primera vez por el conquistador español Cieza de León, en 1547: cientos de líneas rectas que a menudo superan un kilómetro de longitud, grandes trapecios, espirales, triángulos, 'plazas' y dibujos de animales y personas se reparten de forma caótica en el desierto. EL ENIGMA DE NAZCA
  54. 54. Un colibrí, un cachalote, una araña o un mono -de tales dimensiones que es necesario tomar una avioneta para poder observarlos- componen un insólito paisaje arqueológico considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. ¿Quién hizo estos dibujos? ¿Cuándo? ¿Para qué? Los arqueólogos Johny Isla Cuadrado y Markus Reindel han obtenido las respuestas a estos interrogantes. Los dos científicos encabezan desde 1996 un equipo arqueológico de la Fundación Suiza Liechtenstein para las Investigaciones Arqueológicas en el Exterior

×