percepción

3,896 views

Published on

Published in: Education, Travel, Technology
3 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Me gustaría poder citarte para una tesis, pero en tu presentación hay varios párrafos que no están citados :(. Por ejemplo, diapositiva 17: "esta doctrina sostiene que en el momento de nacer, "la mete es una página en blanco" -una tabla rasa- en la que nuestras experiencias se van depositando y dejando huellas" (Autor, año). ¿puedo citarte a en este párrafo?
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • artestlahuac@ymail.com
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Una excelente presentación con información general basada en la bibliografía documentada,
    Como introducción al tema cumple su objetivo.
    Como invitación a seguir investigando también cumple su objetivo.
    Sería útil tener notas y referencias de la bibliografía.
    Saludos.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
3,896
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
51
Comments
3
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

percepción

  1. 1. Bloque I: Lenguaje y Comunicación: Elementos y Códigos.
  2. 2. Bloque I: Lenguaje y Comunicación: Elementos y Códigos. 1. La percepción visual. Teorías. Procesos: exploración, selección, análisis y síntesis de la realidad. 2. Expresividad y creatividad. Factores que intervienen en el proceso creativo. Estrategias. 3. Lenguaje y comunicación. Lenguaje visual: elementos formales y sintaxis. Interacción entre los distintos lenguajes. 4. Los medios de comunicación de masas. Códigos en la comunicación visual. Funciones sociales y culturales.
  3. 3. ÍNDICE: 1.-Introducción. 2.-Procesos perceptivos. 2.1.-Percepción Visual. 2.2.-Mecanismo visual. 2.3.-El mundo que habitamos Espacio perceptivo cotidiano. Diferentes mundos. La solidez del Mundo Visual. La infinitud del mundo Visual perceptivo 3.-Teoría de la percepción Teoría empirista o estructuralista Teoría de la Gestalt (tendencia innata de la mente) Teorías psicofísica o de estímulo. 4.-La tridimensionalidad del espacio perceptivo. 5.- Bibliografía.
  4. 4. 1.-Introducción. Cuando el ser humano elabora un proceso perceptivo frente a la realidad o frente a alguna de sus representaciones, su cerebro procesa la información aportada por el estímulo hasta identificar elementos reconocibles por su memoria. En ese momento le aporta los sentimientos que sus recuerdos al respecto llevan asociados y completa el pensamiento visual.
  5. 5. 2.-PROCESOS PERCEPTIVOS. 2.1-PERCEPCIÓN VISUAL De todos los sentidos la vista es el rey y ninguno de ellos puede hacerle frente. El ojo es capaz con un solo golpe de vista asimilar un espacio tridimensional, mientras que, por ejemplo, el tacto no es capaz de captar la distancia. Pero no debemos menospreciarlos porque la vista se apoya en innumerables ocasiones en todos ellos. El ojo del observador siempre está alerta a la exploración externa aumentando su campo selectivo que los conduce a nuevos descubrimientos que alimentan la conciencia humana. Éste selecciona a un objeto por destacarse de los demás o por necesidad del observador. Será el estímulo quien provoque la reacción y el que se anteponga a la iniciativa del observador.
  6. 6. Filósofos y científicos clásicos como Demócrito, mantiene que la percepción es un traslado del mundo externo al penetrar a través de la apertura de la pupila, planteando el problema de cómo empequeñecen las dimensiones de los objetos selectivos para recibirlos en el ojo. Sabemos que el ojo recibe un equivalente del objeto y no el objeto mismo. Y que el tamaño de la imagen proyectada dependerá de la distancia que se encuentre con el propio ojo. Una vez que se percibe el objeto contemplativo, este encaja con alguna forma organizada en nuestra cabeza. Pero el ojo no sólo es selectivo, sino que también es adiestrado y enseñado a visualizar aquello que ha aprendido a ver. En una instrucción continua se va estableciendo unas leyes universales que marcan la norma.
  7. 7. La percepción visual engloba dos posiciones del ojo: Uno cuando el ojo es inmóvil y la otra cuando el ojo está en movimiento. La imagen proyectada sobre la retina queda paralizada y analizada por la visión del ojo fijo que más tarde se dirigirá al cerebro donde se descodificará la información.
  8. 8. Se distingue dos tipos de visión: 1. La visión foveal 2. La visión lateral. Esta duplicidad de la función del ojo es la que marca caracteres a la vez muy preciso y relativos de la percepción espacial.
  9. 9. LA VISIÓN FOVEAL
  10. 10. LA VISIÓN LATERAL Es muy rudimentaria. Esta sirve para tomar conciencia del objeto, en el campo general. Es muy susceptible a los cambios de movimientos. Los ojos en este caso, exploran el campo general con movimientos rápidos que nos apuntan a una imagen precisa dada por la vista foveal. La imagen mental de un campo sólo puede formarse por la situación e integración de estas dos imágenes (foveal-lateral) que va de lo general a lo particular.
  11. 11. DE LO OBSERVADO AL INTERIOR DEL OJO Si observamos la línea de horizonte y la seguimos con la vista, la percibimos como una recta debido a la oscilación de nuestros ojos. Si fijamos los ojos, la línea es lateralmente imprecisa. La recta proyectada se fija sobre el hemisferio de la retina como un arco de círculo máximo, sobre superficie esférica. Pero la imagen mental debido a la naturaleza de la oscilación y de la proyección la traduce por la sensación de la recta. Lo mismo ocurre cuando contemplamos una recta vertical. Pero si miramos la recta sin mover los ojos, obtenemos resultados equivalentes, aunque es muy difícil apreciar la curvatura de las rectas y además el adiestramiento visual se impone ante la lógica de la percepción. No debemos olvidar que el fondo de nuestro ojo no es plano, sino una superficie esférica hueca.
  12. 12. De todo esto se deduce que si trazamos dos paralelas en el plano frontal y estas están próximas y centradas a la altura de nuestros ojos, se acercan una a la otra hacia sus extremidades. Pero dejemos de considerar la validez de nuestra propia configuración y reconozcamos que la retina no está hecha para ser mirada, al igual que el cerebro interpreta las distancias de separación de diferente manera, según la zona de la retina afectada. Cuando hacemos un recorrido al exterior a través del movimiento de nuestros ojos, concentra la atención en al análisis de los detalles y no hace distinciones entre la visión de los dos ojos. Por el contrario cuando se realiza una fijación individual de cada ojo inmóvil, se produce una diferencia notable entre las dos imágenes retinianas, donde el cerebro tomará libertad para tener en cuenta a cada una de ellas. La visión no está obligada a darnos una copia exacta de la realidad, pero sí estabilidad y permanencia al caos en que se encuentra sometido continuamente el ojo. Si esto no fuera así las numerosas sensaciones que parpadean en nuestra retina nos sería insoportable concebirlas.
  13. 13. BINOCULARIDAD La explicación del mecanismo de la visión no queda completa si pasamos por alto que la visión del hombre es Binocular, y que toda esa complicada funcionalidad se hace por partida doble. Aunque ambos ojos no reciban imágenes iguales, el ojo izquierdo ve algo más que el derecho. Pero ambos poseen una mágica coordinación y sincronización de las acciones, presentando una estructura que tiende a equilibrar nuestra representación mental de la realidad, corrigiendo las distorsiones precisas para que la imagen entre en armonía.
  14. 14. 2.1.-El MECANISMO VISUAL Pero a lo que a nosotros nos preocupa es la luz ante las formas, y cómo el ser humano toma conciencia de las cosas a través de la vista. Toda visión depende de dos constantes básicas: una los rayos de luz y la otra la formación de imágenes dentro del ojo. En nuestro movimiento continuo se forman sucesiones de imágenes retinianas que se encuentra en ambos ojos. La retina absorbe la luz produciendo excitaciones nerviosas. Estas excitaciones, viaja por las fibras de los nervios ópticos hasta alcanzar el cerebro. ¿Pero cómo se propaga estas excitaciones en el cerebro y cómo se elaboran? Es todo un misterio. Investigaciones actuales sobre la fisiología y la anatomía demuestran que hay una correspondencia entre la forma de la excitación de la retina y la forma alcanzada por el cerebro, produciéndose una semejanza entre la imagen retiniana con los objetos externos.
  15. 15. •El espacio visual cotidiano •Diferentes mundos •La solidez del mundo visual •La infinitud del mundo visual 2.3.-EL MUNDO QUE HABITAMOS El campo visual monocular de Ernst Mach
  16. 16. Nacen las siguientes teorías: -TEORÍA EMPIRISTA O ESTRUCTURALISTA -TEORÍA DE LA GESTALT -TEORÍA PSICOFÍSICA O DE ESTÍMULA -TEORÍA DE LOS ARTISTAS
  17. 17. 1.-Teoría empirista o estructuralista. En la segunda mitad del S.XVII la mente humana comenzó a despertar con la idea de que nuestro conocimiento nos viene a través de los sentidos y no de otra fuente. Como consecuencia de todos estos pensamientos surge una corriente filosófica en Inglaterra (finales del S.XVII y principios del S.XVIII), que da lugar a la teoría empirista o también llamada de `inferencia´ o de `inducción´. Esta doctrina sostiene que en el momento de nacer, “la mente es una página en blanco”-una tabla rasa- en la que nuestras experiencias se van depositando y dejando huellas. Los investigadores chocaron con un problema al intentar explicar el espacio tridimensional, sólo a través de la vista. Tendría que haber algo más, un proceso mental que construya el mundo que se nos presenta. Para el empirista el espacio llega como una idea no visual, donde nuestras experiencias pasadas nos han educado para establecer el sentido de profundidad visual.
  18. 18. 2.-Teoría de la Gestalt (tendencia innata de la mente). Tiene su origen en los racionalistas europeos del S.XVII destacando entre ellos a Descarte. Descarte afirma: que todo conocimiento que venga de experiencias sensibles pierde valor objetivo, ya que todo conocimiento válido nos viene a través de la razón. Otra fuente de la corriente del pensamiento gestalista se encuentra en Manuel Kant que entiende la mente como un elemento que impone su individual concepción del espacio y el tiempo a los datos recibidos por la experiencia sensible, y cuyo valor se encuentra en la acción innata de la localización de las cosas en el tiempo y el espacio. De la herencia de todos estos pensamientos, nació la escuela de la Gestalt (forma). Para el gestalista, nuestra percepción es el resultado de espontáneas interacciones cerebrales originadas por el estímulo sensorial. Esta teoría se resumen en la afirmación, que el todo es cualitativamente diferente a la suma de sus partes. .
  19. 19. Según los gestalistas la percepción da lugar a un proceso cerebral originado por los estímulos. Estudiaremos las distintas leyes que los psicólogos de la Gestalt establecen para la organización visual: -Ley de la simetría -Ley de continuidad -Ley de la proximidad -Ley de la buena forma o Prägnanz -Ley del cerramiento -Ley de la experiencia -Ley de igualdad o equivalencia -Ley de fondo-figura -Ley del destino común Se cree que lo que vemos depende de las características de la organización de los campos cerebrales. Estos son tratados como el principio básico explicativo, pero parece haber sido desplazado por las leyes de organización, que son útiles para proyectar imágenes que se comprendan tal y como queremos comprenderlas, aunque hay que dejar claro que estas leyes nunca se establecen objetiva y cuantitativamente.
  20. 20. Los psicólogos no solo estudiaron el sistema visual de forma directa, sino que también lo hicieron indirectamente a través de las ilusiones. Las ilusiones ópticas, es un engaño muy eficaz, no están sometidos a un acto de voluntad o aprendizaje por parte del sujeto, sino que actúa directa y misteriosamente sobre el mecanismo visual que lo impresiona inicialmente como un señal errónea, que entra en conflicto con la realidad objetiva. Se realizan estas ilusiones en el primer nivel de la visión, por lo que la información que se remite al cerebro es ya una información equívoca, y un conocimiento posterior no lo modifica. Se trata, pues, de una percepción de figuras distorsionadas, que ocurre muchas veces en el campo de los estímulos y las sensaciones. El sistema visual muestra sus habilidades al descubrir la escena de forma ambigua permitiendo descripciones diferentes. Aunque se sabe que la imagen permanece constante, nosotros la experimentamos de modos diferentes. Este fenómeno se produce después de un tiempo constante prolongado o intensa estimulación. El postefecto experimenta con mayor frecuencia viene de observaciones de luces brillantes (sol o bombilla). Parece ser que después de estas exposiciones casuales, es muy normal encontrar una postimagen de la fuente de luz sobre cualquier otra escena que observamos a continuación. Las postimagenes ilusorias parecen que se producen por un tipo de fatiga, producidos en la retina por el exceso de estimulación constante.
  21. 21. Citaremos alguno ejemplo de ilusiones ópticas: La ilusión de Ponzo (ilusiones geométricas) Ilusión de Poggendorff;
  22. 22. 3.-Teoría psicofísica o de estímulo. La teoría psicofísica o teoría de estímulo, a diferencia de las anteriores recoge, toda la información necesaria para explicar que nuestra percepción se halla presente en el entorno. Todas las imágenes mentales creadas por el cerebro son partes integrantes de los estímulos percibidos. Por ejemplo; la percepción del color se debe a la longitud de ondas de la luz. Cada estímulo provoca una reciprocidad en las sensaciones subjetivas. Los investigadores psicofísicos (S.XIX), intentaron establecer una correspondencia entre los fenómenos perceptivos y sus estímulos pero fracasaron en sus intentos ya que muchos fenómenos perceptivos quedaron sin sus estímulos correspondientes. Las nuevas investigaciones de James. J. Gibson aportaron intensidad a la explicación psicofísica, al encontrar estímulos correlativos para fenómenos perceptivos que con anterioridad se resistieron. Un ejemplo de correspondencia entre estímulos y fenómenos perceptivo se encuentra en las distintas distancias y sus dimensiones experimentadas que tienen su gradiente en las variables de textura.
  23. 23. 4.-La tridimensionalidad del espacio perceptivo. Los seres humanos toman conciencia de un mundo tridimensional en la percepción aún cuando nuestra retina es bidimensional. ¿Por qué vemos en tres dimensiones? ¿Qué información debe tener el ojo para que la percepción se base en este conocimiento? Los investigadores del siglo XVIII afirman que el ojo puede obtener una imagen del objeto exterior pero no puede sentir el objeto mismo. Esto nos hace pensar que si los objetos y las distancias son productos de nuestras mentes, se deduce, que los objetos físicos no existen, sólo están en nuestras mentes. Construimos un mundo para nosotros mismo donde la subjetividad forma parte del proceso de percepción espacial.
  24. 24. Todas estas cuestiones sin respuestas plantean un problema que ha sido analizado y estudiado por muchos a lo largo de la historia. Se buscará distintos niveles en las explicaciones para encontrar respuestas satisfactorias que nos lleve a nuevos enfoques del problema: 1.- Respuesta a la tridimensionalidad. El nativista suponía que la tridimensionalidad del espacio nos venía dada de forma intuitiva o innata. En cambio los empiristas creían que era a través del aprendizaje o inferida de experiencias anteriores. Pero tanto nativistas como empiristas coincidieron en que el espacio estaba dividido en varias categorías geométricas: .-Extensibilidad en dos dimensiones; el espacio se extiende continuamente. .-Ubicación en dos dimensiones; localización dentro del espacio. .-Forma en el campo visual; aspecto abstracto de los objetos en el espacio. .-Profundidad y distancia en tres dimensiones; corresponde con la tercera dimensión en geometría. Todos estos términos espaciales se les presuponían que podían ser sentidos, a excepción de la profundidad y la distancia que sólo podían ser explicados a través de la pura percepción. Los psicólogos se vieron obligados a establecer una teoría que explicara el campo visual, ya que, el espacio físico se constituía por una serie de puntos con una posición concreta en el espacio y podrían definirse conforme a las coordenadas cartesianas.
  25. 25. 2.- Respuesta a la tridimensionalidad. Los empiristas explicaban la solidez de los objetos mediante dos teorías: .-Teoría de las formas planas geométricas. .-Teoría de la forma tridimensional. Estas teorías explican la forma como una proyección del objeto. Las formas eran entendidas como una sensación simple e independiente de su propia constitución anatómica y desprovista de su análogo de estímulos en la imagen retiniana, quedando la forma fuera del campo de la percepción y de la sensación. Si acudimos al ojo para obtener la solución a nuestro problema, descubrimos que el ojo no aporta datos suficientes sobre la tercera dimensión, pues la visión queda representada como un único punto sobre la retina, al igual que cualquier punto externo a la línea de la visión confluirá en ese mismo punto. Pero sí tenemos en cuenta que nuestro organismo anatómico no está constituido por un único ojo sino por dos. La convergencia de las imágenes de ambos ojos podría darnos datos sobre la profundidad y distancia. Ambos ojos apuntan a un mismo objeto con un punto de fijación concreto. En el centro de la retina la imagen aparece con mayor nitidez mientras que en los bordes del centro pierden fuerza visual la imagen. Los ojos actúan como un telescopio en la distancia, con la diferencia que estos poseen un proceso de razonamiento automático que se efectúa en el cerebro. O como Helmholtz lo llama “inferencia inconsciente”.
  26. 26. 3.- Respuesta a la tridimensionalidad. La teoría de la gestalt sugiere que la tridimensinalidad viene desde el comienzo por un conducto tridimensional que es el cerebro y el funcionamiento del sistema nervioso de nuestra organización activa. Parece ser que el cálculo de la distancia nos viene de la convergencia o divergencia de los ojos que son el producto de las sensaciones musculares oculares, anunciándonos la cercanía o la lejanía de los objeto. Esto nos lleva a pensar que la sensación muscular podría esconder indicios sobre el cálculo. Este planteamiento ya fue expuesto por el Obispo Berkeley, en su “nueva teoría de la visión”. Según su teoría: sí la retina es bidimensional el conocimiento de la tridimensionalidad ha de ser aprendido por otras vías; como las sensaciones musculares oculares o la captación de objetos que nos dará ciertas claves que, por asociación, creará la idea de distancia.
  27. 27. 4.- Respuesta a la tridimensionalidad. Estudios posteriores demostrarán que no era tan adecuada esa teoría (nueva teoría de la visión, Berkeley), para dar una explicación lógica de la distancia. Pero en 1833 Wheatstone descubrió una teoría e inventó un instrumento llamado estereoscopio que creaba una disparidad sintética de las dos imágenes. Esta disparidad binocular de las imágenes instituía la base de la percepción de la profundidad y la distancia. Koffka, sin embargo, entiende que la mente asimila la tridimensionalidad del mundo exterior, no como consecuencia de la disparidad, sino más bien, porque la mente añade acciones para la resolución de la comprensión de su fin. Crea entonces una teoría dinámica donde las energías que desprende la proyección correspondiente de cada punto de la retina, recogerá todo el entendimiento tridimensional. No obstante esta correspondencia no será suficiente para la asimilación, debido a que cada punto del espacio externo vive fuera del propio estímulo. Por tanto, las imágenes retinianas colaboran entre sí para la organización de la percepción y lo hace de forma dinámica. El lugar de estas energías o fuerzas dinámicas nacen no en las imágenes retinianas sino en el comienzo del proceso cerebral, donde los patrones retinianos convergen. Es en esta zona donde se produce las combinaciones de los procesos iniciados en cada retina. Ambas trabajan entre sí según sus caracteres estructurales. Como conclusión de todo esto, cada punto accionará a su correspondiente punto único, independiente de la retina, llevándonos al concepto de organización.
  28. 28. 5.- Respuesta a la tridimensionalidad. El artista también aportó datos sobre el tema mucho antes de que se convirtiera en un problema de psicólogos y filósofos. El pintor y el dibujante habían asimilado el mundo físico a través de las normas de representación gráfica, que escondían una serie de claves, llamadas secundarias. Los fundamentos de las principales claves secundarias están en: tamaño, imbricación, sombras, texturas, detalles, llenos-vacíos, borrosidad, horizontal, fondo-figura, color…Todas estas claves engloban tres características esenciales: el traslapo de objetos, la incidencia de luz en el objeto o sombra y la perspectiva visual. Se les llamó así para distinguirlas de las claves primarias. Las claves primarias recogen tres signos fundamentales: el ajuste del cristalino para la nitidez máxima de la imagen exterior concreta, la convergencia de los ojos sobre un objeto fijado y disparidad retiniana del objeto. Las claves secundarias han de presentarse simultáneamente para una visualización adecuada. En cambio, las claves primarias, pueden formularse individualmente y con independencia de las otras. De todas estas respuestas el invento de combinaciones ópticas es aceptado hasta nuestros días como la explicación más cercana de cómo vemos la tridimensionalidad. Sin olvidar los resultados de los anteriores estudios sobre la convergencia y el ajuste, que junto con la disparidad retiniana forman las normas principales en lo referente a la tercera dimensión. No debemos olvidar en toda esta búsqueda, que ver significa entender y que la visión posee una serie de propiedades importantes que da lugar a la comprensión visual. Y estas son las siguientes: La experiencia visual es dinámica, y es ella donde se produce las tensiones de fuerzas, siendo este el elemento común que posee las leyes físicas universales.
  29. 29. La estructura inducida o de traslapso, trata de completar las partes invisibles o incompletas de los objetos, donde el pensamiento al interpretarlos añade datos visuales. Cuando la actividad de la acción entra en un estado de reposo da lugar al equilibrio, donde la energía física alcanza su punto más bajo. Óptica geométrica nos dice que la luz se propaga en línea recta. El ángulo formado por los dos haces procedentes de dos puntos cualesquiera de la escena al entrar en el ojo es proporcional al que forman al ser proyectados sobre la retina. El tamaño de la imagen será inversamente proporcional a la distancia a que el objeto esté del ojo (ley euclidiana del ángulo de visión). A pesar de la gran variación de las imágenes que en el ojo representan un determinado objeto de la realidad exterior, el objeto nos parece en gran parte el mismo. Constancias en el tamaño, la percepción del tamaño se sostiene por las distancias ofrecidas por otros objetos que se encuentren en la misma escena. Constancias espaciales, la constancia de la forma y la constancia de la orientación. Constancias de la iluminación, los colores varían en tres dimensiones; la de la propia tonalidad, la de la saturación o pureza cromática de una tonalidad determinada y la del grado de luminosidad. Constancia perceptual, existen múltiples caminos que nos llevan a la tercera dimensión. Durante siglos, los artistas han venido creando vividas impresiones de profundidad con superficies de dos dimensiones, valiéndose de la perspectiva. Todas estas constantes y propiedades que se mantienen en nuestra visión fueron estudiadas por artistas y psicólogos, que establecieron teorías y principios para hacerse con la imagen externa. Estos últimos no sólo estudiaron las propiedades de la visión sino que le dedicó largas observaciones a la aptitud artística. Éstas se componen de seis rasgos: la destreza manual, la perseverancia volitiva, la inteligencia estética, la facilidad perceptiva, la imaginación creadora y el juicio estético. La teoría de la expresión artística no parte de las actitudes del cuerpo humano, sino de las cualidades expresivas de las curvas y formas que le da carácter a la proyección.
  30. 30. BIBLIOGRAFÍA: BUHLER, K: Psicología de la forma. Edt. Morata GOMBRICH, EH: Arte e ilusión. Estudio sobre la psicología de la representación. Edt. Gustavo Gili GOMBRICH, E.H: La imagen y el ojo. Edt. Alianza. Madrid. 1987. ARNHEIM, RUDOLF: Arte y percepción visual. Edt. Universitaria. Buenos Aires. 1969. ARNHEIM, RUDOLF: Hacia una psicología del arte (Arte y entropía). Edt. Alianza Forma. Madrid. 1986. ARNHEIM, RUDOLF: Nuevos ensayos sobre la psicología del arte. Edt. Alianza Forma. Madrid. 1989. ARNHEIM, RUDOLF: El Poder del centro. Edt. Alianza Forma. Madrid. 2002. ARNHEIM, RUDOLF: El Pensamiento visual. Edt. Paidos Estética. Barcelona. 1998.
  31. 31. • CORDERO RUIZ J. Fundamentos para una gramática de la visión y la representación. Real Academia de BA. de Stª. Isabel de Hungría. 1996. BA • M. H. PIRENNE: Óptica perspectiva visión. En la pintura, arquitectura y fotografía. Edt. Victor Leru. • ELLIOT, J. Entre el ver y el pensar. Edt. Fond. Cult. Econ. Buenos Aires 1976
  32. 32. ILUSIONES ÓPTICAS JUEGO DE IMAGENES

×