• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Trabajo sondas   copia
 

Trabajo sondas copia

on

  • 17,724 views

 

Statistics

Views

Total Views
17,724
Views on SlideShare
17,723
Embed Views
1

Actions

Likes
4
Downloads
319
Comments
0

1 Embed 1

http://www.slideshare.net 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

Trabajo sondas   copia Trabajo sondas copia Document Transcript

  • INDICE<br />Introducción <br />Objeto <br />1.- ¿Qué es una Sonda?<br />2.- Tipos de Sondeo<br /> 2.1 Sonda Nasogastrica<br /> 2.2 Indicaciones<br /> 2.3 Contraindicaciones de las SNG<br /> 2.4 Complicaciones<br /> 2.5 Sondas Vesicales<br /> 2.6 Complicaciones en las Sondas Vesicales <br /> 2.7 Observaciones<br />3.- Tipos de Sondas<br />4.-Sondas Nelaton<br />5.- Sondas Foley <br />6.-Según la Duración del Sondaje <br /> 6.1 Sondaje interminente<br /> 6.2 Características tanto temporales como permanentes <br /> 6.3 Según material de la Sonda<br /> 6.4 Según el calibre y la longitud de la sonda<br />7.- Recomendaciones <br />8.-Conclusiones <br />9.- Bibliografías<br />INTRODUCCIÓN <br />Desde comienzos del siglo pasado se han aplicado distintos tipos de sondas, según los requerimientos de los pacientes. Las razones de dicha aplicación se<br />deben a diversas circunstancias que los aquejan.<br />Dentro de los objetivos que se pretende lograr tenemos:<br />• Establecer un medio de drenaje desde la cavidad afectada al exterior<br />• Con fines diagnósticos<br />• Para alimentar en el caso de la sonda nasogástrica, o irrigar en el caso de la<br />sonda vesical.<br />Existen diversos tipos de sondas y vías de aplicación de ellas. Las más utilizadas son la nasogástrica o nasoyeyunal, (en recién nacidos, por sus condiciones de respiración, se debe colocar orofarínge), sonda de Sengstaken-Blakemore, sonda Kerr, sondas vesicales o urinarias, y sondas rectales. Cada una de éstas debe ser colocada da manera tal que alivie la condición del paciente, y debe ser retirada en cuanto la evolución del paciente así lo permita.<br />Objeto<br />Conocer los diferentes tipos de sondas, procedimientos para colocar, complicaciones y ventajas y desventajas, según los tipos de requerimientos de los pacientes y el diagnostico realizado por el médico encargado del caso especifico, para así determinar el método de drenaje correcto en la región afectada y proporcionar un mejor cuidado al paciente.<br />Se encuentran los diversos tipos de sondeos o intubaciones a realizar, según las necesidades del paciente. <br />Pero es claro que cualquier procedimiento que le practiquemos debe ser explicado, con el objetivo de disminuir el temor a lo desconocido, al dolor o a la incomodidad que le pueda causar.<br />El paso de una sonda produce dolor y molestia al deslizarse a través de cualquiera de los conductos a utilizar, por ello debemos darle a conocer lo que puede sentir, y explicar de qué manera se pueden minimizar estas molestias.<br />Dentro de las sondas utilizadas en el aparato digestivo, tenemos la sonda nasogástrica o de Levin, la sonda de Sengstaken-Blakemore, la sonda Kerr y la<br />sonda de alimentación.<br />¿Qué es una sonda?<br />Término general para diversos instrumentos, por lo general largos y delgados que se introduce por conductos y cavidades con fines de exploración o de limpieza<br />Tipos de sondeos<br />2.1 Sonda Naso gástrica<br />El sondeo naso gástrico consiste en la introducción de un catéter (sonda naso gástrica) a través de uno de los orificios nasales hasta el estómago. Es realizado por un profesional con la colaboración del técnico.<br />Procedimiento<br />• Explicar al paciente la técnica que se va a realizar pidiéndole su colaboración.<br />• Reunir el material a utilizar<br />• Hacer una medición superficial del trayecto previsto (recorrido desde la nariz, parte posterior de la oreja y epigastrio), marcar éste punto con tela o con un lápiz.<br />• Situar al paciente en decúbito supino Fowler, incorporado a 45° y la cabeza<br />ligeramente inclinada hacia delante.<br />• Lavarse las manos y preparar los materiales que utilizará la enfermera, aplicar<br />suero a los 30 cms distales de la sonda.<br />• Colaborar en el procedimiento pidiéndole al paciente que trague saliva y<br />aprovechando estos momentos de deglución avanzará la sonda.<br />• Una vez alcanzado el punto previsto en la medición inicial, puede empezar a salir contenido gástrico por la sonda; si esto no sucede, se aspirará con la jeringa, si se extrae contenido gástrico se confirmará su situación.<br />• Si aún no obtenemos contenido gástrico, se beberá introducir 20 cms. de aire con la jeringa, al mismo tiempo que auscultamos el epigastrio, intentando oír un ruido de burbujas en el estomago que indica la presencia de aire en la cavidad, o colocar el extremo libre de la sonda en un recipiente con agua, si hay burbujas indica que se encuentra en pulmones.<br />• Fijar la sonda con tela en la mejilla del paciente. <br />• Conectarse a vacío intermitente. No sobrepasar la presión negativa de 30 mm. de Hg (aspiración continua)<br />• Conectarse a un frasco o bolsa recolectora por debajo del nivel del estómago para facilitar la salida de contenido gástrico por gravedad. (es lo más usado)<br /> <br />righttop<br /> 2.2 Indicaciones<br />Las utilidades del sondaje naso gástrico en atención primaria son las siguientes:<br />Nutrición enteral.  Es la indicación principal en nuestro medio.  Se emplea en aquellos pacientes que conservan el persitaltismo intestinal pero que no son capaces de ingerir los alimentos por vía oral.<br />Lavado gástrico.  Es una indicación de uso restringido en atención primaria, de tal modo que solo se debe de llevar a cabo en situación de aislamiento con respecto al hospital de referencia.  Se recurre a ella en casos de:<br />Intoxicación oral de sustancias tóxicas o de fármacos.<br />Sospecha de hemorragia digestiva alta.<br />Necesidad de obtener cultivos gástricos ante la sospecha de tuberculosis.<br />2.3 Contraindicaciones de las Sondas Naso gástricas <br />Las contraindicaciones del sondaje nasogástrico vienen determinadas por sus indicaciones (nutrición enteral y lavado gástrico) y por las circunstancias en las que normalmente se produce dicho sondaje (programado o de urgencias).<br />Contraindicaciones para la nutrición enteral:<br />Presencia de vómitos persistentes.<br />Hemorragia gastrointestinal aguda.<br />Íleo o seudoobstrucción intestinal grave.<br />Desproteinización visceral grave.<br />Contraindicaciones para el lavado gástrico:<br />Obstrucción nasofaríngea o esofágica.<br />Traumatismo máxilofacial severo y/o sospecha de fractura de la base del cráneo.<br />Sospecha o evidencia de perforación esofágica.<br />Coagulopatía severa no controlada.<br />No se realizará nunca en caso de ingestión de ácidos, álcalis, otras sustancias cáusticas o derivados del petróleo.<br />La presencia de varices esofágicas o de esofagitis severa no es una contraindicación absoluta, pero exige valorar muy bien su indicación en el primer nivel de atención y extremar las precauciones.<br />La disminución del nivel de conciencia es una contraindicación relativa por el incremento del riesgo de aspiración.  Si es necesario, se puede hacer con intubación endotraqueal, lo que aconseja su derivación al medio hospitalario.<br />2.4 Complicaciones<br />Pueden ser las siguientes:<br />Traumatismo y/o hemorragia nasal, faríngea o laríngea.<br />Obstrucción o intubación laringotraqueal.<br />Aspiración del contenido gástrico.<br />Traumatismo o perforación esofágica y gástrica.<br />Complicaciones irritativas: rinitis, faringitis, esofagitis o gastritis.<br />3129915439420 <br />Recomendaciones:<br />Recomendaciones:<br />• Nunca se debe presionar más de lo debido, ya que puede haber algún tipo de obstrucción y podríamos causar alguna lesión.<br />• Retirar a la brevedad si observamos al paciente con algún signo de dificultad<br />respiratoria.<br />• En recién nacidos, se debe colocar de preferencia oro faríngea, por las condiciones de respiración de éstos pacientes. <br />2.5 Sonda Vesical <br />Consiste en la introducción de una sonda a través del meato urinario hasta llegar a la vejiga.<br />Este puede ser:<br />• Temporal: sonda Nelaton para introducción temporal (examen, vaciar globo<br />vesical).<br />• Permanente: sonda Folley, con globo de fijación para intubación por varios días o drenaje continuo.<br />Preparación del paciente<br />• Explique el procedimiento al enfermo y solicite tanta cooperación como sea<br />posible.<br />• Coloque un biombo para favorecer la intimidad del paciente.<br />• Si el cateterismo tiene por objeto determinar la cantidad de orina residual, pida al paciente que orine antes de insertar la sonda.<br />• Si el objeto es obtener una muestra estéril, asegúrese que el paciente no haya orinado durante 30 minutos antes del procedimiento.<br />• Revisar todo el equipo antes de acercarse al paciente.<br />• Este es un procedimiento estéril<br />Técnica<br />Nota: La colaboración del ayudante es muy importante en el procedimiento<br />• Lávese las manos<br />• Coloque a la mujer en posición supina con las rodillas flexionadas y separadas; el hombre en posición supina.<br />• Póngase los guantes de procedimiento.<br />• Realice el aseo genital, sobre una chata.<br />• Retire sus guantes y lave sus manos.<br />• Prepare un campo de área estéril, área limpia y área sucia.<br />• Prepare los guantes estériles<br />• Maneje y presente el equipo, los paños y la sonda, sin contaminar.<br />• Aplique suero en el extremo distal de la sonda. (actúa como lubricante)<br />• Prepare un recipiente para recibir la orina (riñón).<br />• Si se va a insertar una sonda permanente prepare una jeringa con la cantidad apropiada de agua estéril para inflar el globo: (chequear la indemnidad del balón). <br />• Es seguro el acceso a la vejiga cuando fluye orina<br />• Si se necesita muestra estéril ponga el extremo abierto de la sonda en un recipiente estéril y llévelo a laboratorio lo antes posible.<br />• Conecte el extremo de la sonda al recolector urinario, fíjelo con tela o con fijador en la pierna.<br />• Fije el recolector a la cama. Comprobando que queda bajo el nivel de la vejiga.<br />• Registre el procedimiento, la calidad y cantidad de orina extraída<br />• Para extraer una sonda permanente píncela para no derramar orina durante la extracción. Desinfle el globo extrayendo el agua estéril mediante una jeringa. Saque con suavidad la sonda de la uretra, deséchelo tan pronto como sea posible.<br />• Limpie el meato si es necesario.<br />Retirada de la sonda<br />    La maniobra se realiza con guantes no estériles. Se desinfla el balón con una jeringa y se retira la sonda con suavidad y se limpia la zona genital con agua y jabón.<br />Anotar en el registro de enfermería la fecha y hora de la retirada y las observaciones que se crean necesarias<br />2.6 Complicaciones del sondaje vesical<br />Creación de una falsa vía por traumatismo en la mucosa uretral. No hay que forzar la introducción de la sonda, la cual  debe entrar con suavidad. Si no se consigue el sondaje, se debe esperar un rato antes de realizar de nuevo la técnica. <br />Retención urinaria por obstrucción de la sonda. Esta obstrucción puede estar causada  por acodamiento de la sonda y por coágulos, moco o por sedimentos de la orina.<br />Infección urinaria ascendente por migración de bacterias a través de la luz de la sonda.<br />Presencia de hematuria posterior al sondaje a causa de alguna pequeña herida provocada al realizar la técnica. <br /> 2.7 Observaciones<br />Ante el roce de la sonda con cualquier superficie no estéril, debemos cambiarla por una sonda nueva.<br />Si se introduce erróneamente la sonda en vagina, debe desecharse, desinfectar de nuevo la zona y usar una sonda nueva, repitiendo el procedimiento.<br />Para inflar el balón debe utilizarse agua bidestilada y no suero fisiológico, puesto que el sodio puede provocar la rotura del balón.<br />Inflar el balón con los mililitros de agua bidestilada que recomienda el fabricante. Esta maniobra no debe molestar al paciente.<br />Mantener la bolsa colectora siempre por debajo del nivel de la vejiga para evitar reflujos. Si hay que trasladar al paciente y se coloca la bolsa sobre la cama, se debe pinzar el tubo.<br />El sistema de sondaje permanente es un sistema cerrado, por lo que no debe desconectarse para limitar el riesgo de infección. Si hay que recoger una muestra se utilizará la zona de la tubuladura indicada para ello.<br />Una sonda permanente debe cambiarse cada 15-20 días, aunque las sondas de silicona pueden mantenerse un periodo más largo, de 2-4 meses.<br />La higiene de genitales y sonda debe hacerse una vez por turno como mínimo.<br />La bolsa colectora debe vaciarse cada vez que esté llena en dos tercios de su capacidad y cambiarse cada semana<br />TIPOS DE SONDAS<br />332994043815<br />3.1<br />SONDA DE NELATON<br /> Y nasogastrica <br />253936594615<br /> 3.2<br />Sonda enteral de <br />Miller- ABOOT<br /> 2663190195580<br /> 3.3<br />Sonda enteral de <br /> Alimentación<br />253873085725<br /> 3.4<br />Sonda de Kehr<br />de Colédoco y <br />litiasis residual <br />2844165161290<br /> 3.5 <br />Sonda de Kehr <br />de Colédoco<br />2415540205740<br /> 3.6<br />2567305230505Sonda de Sengstaken<br /> Blakemore <br />Sondas NELATON <br /> Son las más simples, usadas en diversas alternativas, muy útiles para los auto-sondeos uretrovesicales. Hay algunas en materiales blandos que producen poco trauma y hay confeccionadas expresamente con materiales semirígidos. Son útiles para vencer obstáculos en la vía urinaria, pero deben ser empleadas SOLO por personas muy entrenadas en el tema.La dureza de las sondas rígidas las hace temibles en manos no expertas. Con gran facilidad crean falsas vías en la uretra, que es muy frágil. El sondeo vesical en pacientes con dificultad para vaciar la vejiga en un postoperatorio debe ser hecho con sondas 16 ó 18 Fr y blandas. Las sondas más finas dañan más la uretra.     <br />SONDAS FOLEY <br />Es una nelaton, pero que la tecnología le agregó un balón, un conducto fino y una válvula que permite inflar este balón y hacer de autocontención en la vejiga. Es la más empleada en nuestra especialidad e imprescindible cuando se desea dejarla por un tiempo prolongado. Los materiales han variado y existe la de goma corriente para los usos poco prolongados hasta las de siliconas que permiten que permanezca sin necesidad de cambio hasta 8 semanas. También las hay en materiales semirrígidos para aquellos casos en que haya dificultad en el pasaje o para casos en que se quiera extraer coágulos sin que la sonda se colapse.Existe otro modelo muy usado en que se agrega otra vía, una tercera, que permite irrigar la vejiga con suero fisiológico. Muy utilizada en la cirugía prostática, existiendo variedades con balones de 15 cc, 30 cc y hasta 100 cc para casos extremos. Su utilidad está en irrigar la vejiga impidiendo que la sangre coagule y obstruya la sonda. En casos en que hay coágulos en el interior es peligrosa porque se obstruye la salida pero no la entrada y el paciente sufre las consecuencias de enormes globos vesicales, con dolor y aumento de la hemorragia. Para que sea útil, deben vaciarse los coágulos primero y luego colocar la irrigación.En un tiempo fue usada para aclarar orinas purulentas. Hoy en día su uso se ha restringido, entre otras cosas porque un globo vesical por obstrucción de la sonda permite el pasaje muy importante de gérmenes al torrente sanguíneo y puede ser la causa del agregado de sepsis urinaria.<br />162496574930<br />Según la duración del sondaje<br />6.1.- Sondaje intermitente<br /> Se caracteriza por ser semirrígido y por poseer una sola luz. Entre los más usados tenemos:<br />Sonda de Nelaton. Que presenta una punta recta. Con dos tamaños, para hombre siendo esta de mayor longitud y de mujer.<br />Sonda de Tiemann. Con una la punta acodada y más fina, utilizados en paciente con uretra estrecha.<br />256794090170-28956042545 <br />              <br /> <br />6.2 Características tanto en temporales como permanentes<br />A pocos centímetros de la punta posee un balón de autorretención que se infla desde una válvula situada al otro extremo del catéter<br />El embudo bien se puede taponar o conectar a una bolsa colectora.<br />Pueden ser de dos o tres luces. La de dos con vía para evacuar orina y otra para inflar balón de anclajes, y la de tres luces que aparte de las dos luces anteriores dispone de otra para introducir o sacar liquido de la vejiga, muy utilizado estas ultimas para los lavados vesicales continuos.<br />2261235176530-165735290195<br /> <br /> 6.3 Según el material de la sonda:<br /> Los catéteres están hechos con biomateriales poliméricos que pueden ser naturales como el látex o sintéticos (cloruro de polivinilo, teflón, silicona etc.)<br />El látex es el de uso estándar ya que es blando y maleable. Puede durar hasta 45 días.<br />La silicona es más utilizado en sondajes permanentes ya que aparte de su durabilidad que es de 90 días tiene una serie de peculiaridades, al ser más biocompatible disminuye la posibilidad de estenosis uretral. Como los catéteres de silicona pura son más caros, la mayoría están fabricados con látex que se recubre con silicona o teflón para mejorar su tolerancia y facilitar su inserción. <br />El cloruro de polivinilo (PVC) mas rígido y mejor tolerado que el látex y más barato que la silicona, aunque no se aconseja en largos periodos por la rápida incrustación que presenta.<br />El grado de adherencia bacteriana a la superficie del catéter es mayor con el látex y la silicona, variable con el teflón y escasa con los catéteres con superficie hifrofílica.<br />6.4 Según el calibre y la longitud de la sonda:<br />El calibre de la sonda se expresa según la escala francesa de Charrière (Ch), siendo un Ch equivalente a 0.33 mm. Los calibres disponibles se escalonan de dos en dos con numeros pares. La válvula puede presentar un código de color para facilitar su identificación rápida. En la elección del calibre de la sonda se tendrá en cuenta que la uretra del varón tiene un diámetro que oscila entre 20 a 30 Ch y la de la mujer entre 24 a 30 Ch. Una recomendación práctica es comenzar con una sonda de 18 Ch y, si hay dificultad, intentarlo con sondas más delgadas. <br />Las medidas más habitualmente empleadas son los siguientes: 8 Ch para los niños, entre 14 y 18 Ch para los hombres y entre 16 y 20 Ch para las mujeres.<br />Recomendaciones<br />1. La colocación de las sondas para alimentación enteral debe estar a cargo de personas con experiencia en el procedimiento, observando meticulosamente las normas correspondientes<br />2. La colocación de la sonda con ayuda radiológica o endoscópica ahorra tiempo y costos de hospitalización y debe ser utilizada cuando las condiciones del paciente lo permitan.<br />3. En presencia de signos de intolerancia (diarrea) solicitar un coprocultivo y avisar al Servicio de Soporte Metabólico y Nutricional (SSMN), el cual tomará las medidas correspondientes<br />4. En caso de estreñimiento, como ocurre frecuentemente en los pacientes neurológicos, se debe aplicar un enema evacuador cada 3 días con el fin de evitar la impactación fecal<br />5. En caso de vómito suspender en forma inmediata la nutrición enteral y avisar al SSMN<br />6. No se debe reintroducir la guía metálica mientras el paciente tenga la sonda colocada, con el propósito de evitar traumatismo al tracto gastrointestinal y otras complicaciones<br />7. En caso de desalojo de la sonda, parcial o total, se debe reintroducir siguiendo los pasos descritos en el procedimiento inicial<br />8. Una vez realizado el procedimiento de introducción de la sonda se deberá retirar la guía para evitar que ésta se adhiera a las paredes de la sonda<br />9. Es necesario verificar la posición de la sonda antes de iniciar la alimentación enteral, diariamente (si hay control radiológico de tórax en la UCI) y cada 4 horas (con cinta de pH o monitor electrónico de pH)<br />10. Con el objeto de establecer complicaciones tales como: regurgitación, aspiración, fístulas gastrointestinales, etc., se utiliza como marcador el Azul de Metileno en las fórmulas enterales<br />11. Verificar, al recibir y entregar turno, y al movilizar al paciente, que la fijación de la sonda es adecuada<br />12. Suspender la nutrición enteral una hora antes (sonda distal al píloro) o seis horas antes (sonda en estómago) si el paciente va a ser sometido a todo procedimiento que requiera ayuno (extubación, cirugía, medios diagnósticos que requieran medio de contraste, etc.), reiniciar según indicación del SSMN<br />13. En caso de colocar al paciente en la cama de Stryker suspender la nutrición enteral una hora antes y el tiempo que permanezca en esa terapia.<br />El éxito de la nutrición enteral depende en un 90% del cuidado de cada uno de nosotros. <br />Conclusiones <br /> <br />Si bien el éxito de esta investigación es que al menos se conozca y que por medio de la practica podamos diferenciar y saber cuando un paciente o lesionado requiere de una sonda. <br />Pudimos identificar que cada tipo y manejo de sonda, por alguna vía, indicada haría que el paciente mejore su estado pero si y solo si, su aplicación es totalmente correcta. Hay que hacer énfasis a los cuidados y observación de complicaciones que un sondeo me pueda provocar. <br />Así mismo destacamos y por ultimo mencionamos que en nuestras manos encontraremos la salud y la vida de cada paciente, solo está en nosotros la buena aplicación de estos sondeos. Es por ello que llegamos a la conclusión de que para aplicar un sondeo es necesario e obligatorio: <br />Realizar la preparación de material y asistencia al profesional en la instalación de sonda<br /> Valorar el estado del paciente<br /> Registrar su acción, y proporcionar al paciente comodidad y apoyo.<br />Bibliografía<br />Millán E.  Hemorragia digestiva.  En: Rubio L I, Marco P, Ochoa FJ.  Urgencias para el médico de Atención Primaria.  Madrid: Arán Ediciones; 2001; p.177-82.<br />Hernández A, Castro T.  Hemorragia digestiva.  En: Vílchez MJ, Fernández A, Jiménez F, Martínez J, Hermoso A.  Manual de Urgencias.  Barcelona: Masson; 1999;p. 93-8.<br />Castellote García MJ., Paricio Mateo T. Enfermería oncológica: Sondaje vesical.<br /> http://www.tubotica.net<br />http://escuela.med.puc.cl/publ/manualUrologia/SondasUrologia.html<br />http://www.monografias.com/trabajos31/alimentacion-enteral/alimentacion-enteral.shtml<br />http://www.urgenciauc.com/duoc/EMS3100_Tipos_y_cuidados_de_sondas.pdf<br />