.Implicaciones Tic. Trabajo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

.Implicaciones Tic. Trabajo

on

  • 6,163 views

 

Statistics

Views

Total Views
6,163
Views on SlideShare
6,155
Embed Views
8

Actions

Likes
1
Downloads
20
Comments
0

2 Embeds 8

http://anatorressoto.blogspot.com 4
http://www.anatorressoto.blogspot.com 4

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

.Implicaciones Tic. Trabajo Document Transcript

  • 1. INNOVACIONES TECNOLÓGICAS Y ENSEÑANZA IMPLICACIONES DEL USO DE TIC DESDE UNA PERSPECTIVA SOCIAL Y ÉTICA Ana Torres Soto Alumna 5º Pedagogía B Universidad de Murcia Para la realización de este documento voy a seguir la relación de los siguientes contenidos: Introducción. Ampliación de la brecha tecnológica/digital. Nuevas personas. Cambio del concepto de alfabetización. Transformación del espacio y el tiempo. Tecnologías y discapacidad. Reducción de las diferencias. Conclusión Bibliografía. INTRODUCCIÓN La sociedad a lo largo de la historia de la humanidad ha pasado por diferentes eras (que cada vez son más cortas debido a la rapidez con la que se están aconteciendo los cambios), y así quedan marcadas: la agrícola, la industrial, la postindustrial y de la información. Ahora, nos encontramos en una época calificada con múltiples y variados adjetivos: era de la información, era del conocimiento, sociedad-red, sociedad global, revolución digital,… Los seres humanos han interactuado a lo largo de la historia y han convivido en dos entornos: el rural (naturaleza) y el urbano (ciudad). Con la llegada de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (en adelante TIC), nos encontramos en un momento histórico caracterizado por el “tercer entorno”, según el concepto acuñado por Echeverría (1999). Para comenzar, voy a mencionar brevemente que es eso del “tercer entorno”. Se trata de una nueva forma social de interacción a distancia posibilitada por las TIC, que desborda todas las fronteras geográficas. Pero que además permite esa interacción en diferente espacio y tiempo. Navegar en la red se ha convertido en una situación totalmente habitual para muchos de nosotros. Así distinguimos entre nativos digitales e inmigrantes digitales, que más adelante explico. Ya no nos planteamos la idea de si la nueva generación de jóvenes sabe o no utilizar las tecnologías y menos todavía pensar que en algún momento dejen usarlas. Los instrumentos como el teléfono móvil, Internet, la televisión digital, el dvd o los videojuegos se han 1
  • 2. INNOVACIONES TECNOLÓGICAS Y ENSEÑANZA convertido en una necesidad vital para estas personas. Bien sabemos que existen diferencias significativas entre la población joven de hace 20 años y la de ahora, pero esas diferencias no estriban sólo en el uso de las tecnologías sino también en el procesamiento de la información. La idea de que las TIC son una necesidad vital para los jóvenes no lo es todo, además han surgido fenómenos psicopatológicos en ellos (incluso en adultos) que se manifiestan en la necesidad de tener siempre lo más novedoso. Me refiero a la “narcosis de narciso” y la “invisibilidad tecnológica”. Solano y Hernández (2006: 2) argumentan de muy bien esta idea: —”el primero pone de manifiesto que hemos desarrollado una percepción ególatra de nosotros mismos en función de la adquisición de las más novedosas tecnologías, hasta tal punto que se ha convertido en un instrumento de poder, de mejora de la percepción de la imagen pública, y de la capacidad de decisión y persuasión. El segundo fenómeno hace hincapié en el olvido de tecnologías tradicionales en pro de las más novedosas, así como en la necesidad de poseer la última tecnología que hay en el mercado, independiente de que las funciones asumibles por las primeras sean las mismas que las que ofrecen las recientes…¿cuántos móviles ha podido tener un adolescente de 18 años?” Entre otras, por estas causas se preguntan muchas personas por la bondad o perversión de los efectos de las TIC y aquí es donde se entra en juego la dicotomía entre los tecnófilos y tecnófobos. Este fenómenos no es exclusivo de nuestro tiempo sino que viene siendo algo habitual desde que se han ido sucediendo descubrimientos técnicos y tecnológicos durante toda la historia de la humanidad. Atendiendo a Sánchez (2007) quiero resaltar una idea que me parece de gran interés para toda persona que ve la innovación tecnológica como una amenaza, y es que “es preciso considerar que las TIC no son neutras, positivas o negativas, son simplemente lo que el usuario haga de ellas; no obstante, si quedan oscilando en la nada, pueden favorecer las desigualdades sociales, por lo que es preferible asumirlas con responsabilidad y darles una orientación positiva en beneficio del desarrollo integral de las comunidades”. A continuación voy a considerar las más importantes implicaciones de las TIC en nuestra sociedad (desde mi punto de vista). AMPLIACIÓN DE LA BRECHA TECNOLÓGICA/DIGITAL Atendiendo a la definición de Cabero (2004) entendemos brecha digital como “la diferenciación producida entre aquellas personas, instituciones, sociedades o países, que pueden acceder a la red, y aquellas que no pueden hacerlo; es decir, puede ser definida en términos de la desigualdad de posibilidades que existen para acceder a la información, al conocimiento y la educación mediante las nuevas tecnologías. Siendo en consecuencia estas personas marginadas de las posibilidades de comunicación, formación, impulso económico, etc, que la red permite. Y por tanto son excluidas y privados de las posibilidades de progreso económico, social y humano, que al menos teóricamente las nuevas tecnologías nos ofrecen. En otras palabras esta brecha se refiere a la ausencia de acceso a la red, y a las diversas herramientas que en ella se encuentran, y a las diferencias que ella origina”. Desde siempre ha existido esta brecha en mayor o menor medida, pues cada individuo tiene unas características (sexo, edad, economía, cultura,… ) distintas que le permiten o no acceder a las tecnologías. De la mano de las nuevas tecnologías ha ido evolucionando 2
  • 3. INNOVACIONES TECNOLÓGICAS Y ENSEÑANZA también el concepto de exclusión social, concepto que viene implícito en la idea de brecha digital. La exclusión social en palabras de J. García Roca (1998) (Citado en Prendes y Castañeda, 2004) se compone de diversos elementos que pueden estar determinados por factores personales, subjetivos o psicológicos y que tiene básicamente tres dimensiones que la definen: • Una dimensión estructural o económica: que se pone de manifiesto en la carencia de recursos materiales. • Una dimensión contextual: que implica la falta de integración en la comunidad a la que se pertenece y/o en la familia. • Una dimensión subjetiva o personal: que se materializa en la ruptura de los procesos de comunicación de la persona y en un debilitamiento de los rasgos más básicos de la personalidad y la autoestima. Entonces, los excluidos sociales ya no son sólo aquellos que siempre hemos considerado como desviados, discriminados o segregados socialmente, habría que incluir también a los excluidos por los efectos de la sociedad de la Información (Prendes y Castañeda, 2004). Todos conocemos a personas adultas que, aún siendo jóvenes todavía, no saben utilizar las TIC. Entre ellos están, como he mencionado anteriormente, personas que aprenden a utilizarlas y personas que las ven como una amenaza. Y es ahí donde empieza nuestro trabajo, al hacer “ver” a esas personas que hay que adaptarse a los nuevos cambios para no quedar excluidos. El uso de las nuevas tecnologías es crucial tanto en la cotidianeidad como en el ámbito laboral. Si personas de 40 años que están en el paro no aprenden a utilizar las nuevas tecnologías, difícilmente serán contratadas habiendo otras personas más jóvenes que están ya familiarizadas con ellas (por poner un ejemplo). Pero a la hora de abordar la brecha digital nos encontramos con dos grandes tendencias, que a nosotros (los pedagogos) se nos escapan de las manos, una en la que el problema es consecuencia de las infraestructuras de tecnologías y telecomunicaciones y otra que explica el problema como consecuencia de las diferencias sociales y económicas de la sociedad capitalista. Desde la primera tendencia su resolución estaría marcada por la dotación de las infraestructuras necesarias, sin embargo, la segunda se complica ya que el acceso a la red viene determinado por otros problemas que habría que resolver primero. Independientemente de estas tendencias de corte económico y social, la brecha digital como consecuencia de la formación y la situación educativa (que es de la que venimos hablando) viene dada por personas que no han adquirido una alfabetización digital. Más adelante hablaré de ello. NUEVAS PERSONAS Ya he mencionado anteriormente que la sociedad actual está caracterizada por personas distintas que han adquirido papeles diferentes frente a las nuevas tecnologías. Es imprescindible nombrar a Marc Prensky, persona que acuñó el término de nativos e inmigrantes digitales. Escribió un artículo que publicó en 2001 llamado “Digital Natives, Digital Immigrants” en el que mostró por primera vez el término de nativo digital e inmigrante digital. 3
  • 4. INNOVACIONES TECNOLÓGICAS Y ENSEÑANZA “¿Cómo debemos llamar a estos “nuevos” estudiantes de hoy? Algunos los refieren como N- GEN por Generación en Red o D-GEN por Generación Digital. Pero la designación más útil que he encontrado para ellos es Nativos Digitales. Nuestros estudiantes son hoy todos “nativos” de la lengua digital de juegos por computadora, video e Internet. ¿Y el resto de nosotros? Nosotros, los que no nacimos en el mundo digital pero tenemos algún punto de nuestras vidas, cerca y adoptadas a la mayoría de aspectos de la nueva tecnología, somos Inmigrantes Digitales.” (Prensky, 2001) Como vemos Prensky ponía en contraposición y distinguía claramente entre los nativos digitales, o aquellos que han nacido en la era de las tecnologías y toda su vida ha sido marcada por ellas; y los inmigrantes digitales, quienes no han nacido en esa cultura de las tecnologías. A estos últimos los podemos diferenciar en dos (tal y como hemos visto en la asignatura de Innovaciones tecnológicas y enseñanza, 2009): aquellos que han aprendido a utilizar las tecnologías y parecen nativos digitales porque han sabido adaptarse (adaptados), y aquellos quienes se adaptan por obligación y solo utilizan las nuevas tecnologías en momentos puntuales (forzados). Una de las características de estos nativos digitales es que, no sólo viven en una sociedad red, sino que hacen de su comportamiento la máxima expresión de la misma. Se trata de usuarios que pertenecen a comunidades virtuales, crean sus propios espacios personales en la red (weblogs, wikis, páginas web personales...), utilizan servicios comunicativos como la videoconferencia, la voz por IP, la mensajería instantánea, el chat…, garantizando con ello la comunicación y la colaboración con distintos usuarios, distantes y coincidentes en el espacio geográfico inmediato. Veen (2002 y 2003) considera que éstos sujetos pertenecen a la e-Generación o generación del Homo sappiens, es decir, sujetos que actualmente tienen entre 3 y 18 años y que utilizan de forma natural y espontánea para comunicarse tecnologías como la televisión y el mando a distancia, el ordenador personal, el ratón, y el teléfono móvil. Además, son jóvenes que poseen capacidades de exploración integrada de la información, habilidades para realizar múltiples tareas de manera simultánea, habilidades para procesar información discontinua, o simultánea en palabras de Simone (2000), y por tanto, una forma no secuencial de aproximarse al conocimiento. Así, las características más acusadas que se pueden destacar de estas nuevas personas son: Son una nueva generación con una nueva identidad. Están familiarizados con las TIC. Su procesamiento de la información es diferente: simultánea, visual, relativa, discontinua... Poseen un enfoque no lineal de aproximación al conocimiento (aprenden haciendo varias cosas a la vez). Desarrollan la creatividad. Pueden apropiarse indebidamente de la información, debido a la enorme cantidad de la que se dispone. Cabe destacar la premonición que Negroponte hacía acerca de la importancia de la información sobre la información, aún más importante que la propia información. Se produce una exaltación de la privacidad: Cultura de la habitación (los niños y adolescentes tienen de todo en su habitación: juegos, la consola, el ordenador con Internet, etc.). El ordenador (con conexión a la Web) se hace un instrumento importante, útil y necesario en sus vidas. 4
  • 5. INNOVACIONES TECNOLÓGICAS Y ENSEÑANZA La necesidad más acusada del hombre de la nueva sociedad interconectada a las redes, es sin duda aprender a manejarlas y a hacerse un lugar en el nuevo entorno, un lugar personal, social y laboral que le permita un estado de bienestar aceptable a sus nuevas necesidades y que le proporcione nuevas herramientas para continuar su ciclo de evolución. También voy a hacer mención en este apartado de los tecnófilos y tecnófobos, dos grupos de personas que han ido definiéndose con el desarrollo de las nuevas tecnologías. En cuanto a los primeros describe Prendes que son aquellos que “se crean incluso expectativas con respecto a "lo que va a llegar" y se generan incluso ciertos grupos de población que podríamos calificar como "locos por la tecnología", los "integrados" de los que hablaba Eco, que se muestran deseosos permanentemente de cambiar sus viejos cacharros de hace un par de años por el último grito a la venta. Es la tecnofilia en su dimensión más exagerada”. En cuanto a los segundos, los tecnófobos, son aquellos que muestran un rechazo hacia la tecnología. Un ejemplo de ello y que actualmente existen son la sociedad de los amish en EE.UU., que intentan vivir con tecnologías antiguas. Para profundizar un poco más, cabe destacar que estos dos conceptos, la tecnofilia y la tecnofobia, comienzan a reflexionarse a partir de 1980, cuando desde el movimiento CTS (ciencia, tecnología y sociedad) se unen la tradición europea y americana para dar lugar a la Teoría Crítica de Movimientos Ecológicos, que estudian la ciencia y la tecnología atendiendo a su dimensión social. CAMBIO CONCEPTO DE ALFABETIZACIÓN “El analfabetismo en su sentido más estricto, no saber leer ni escribir, ha pasado de ser un problema estructural a una cuestión residual” (Viñao, 2004). En la actualidad han aparecido nuevos conceptos tanto de analfabetismo como de alfabetización, entre ellos, el analfabetismo y la alfabetización digital. La alfabetización digital es “un sofisticado repertorio de competencias que impregnan el lugar de trabajo, la comunidad y la vida social, entre las que se incluyen las habilidades necesarias para manejar la información y la capacidad de evaluar la relevancia y la fiabilidad de lo que busca en Internet" (MECD y la OCDE, 2003:80). “Y esta alfabetización en todos y en todas, independiente del género, posición social, independientemente del género, posición social, inteligencia, aptitudes y habilidades” (Cabero, 2004:11) Al parecer la tecnología existe y ha venido para quedarse. Entonces la importancia ahora radica en qué hacer para conseguir que las personas sean “digitalmente autónomas” y así no correr el riesgo de la exclusión de esas personas. En un capítulo del libro “Nuevas Tecnologías y Educación” Área plasma una cita que dice así: “Los nuevos programas de alfabetización deben basarse principalmente en la noción de alfabetización emancipadora, en la cual la alfabetización es concebida como uno de los principales medios por los cuales los <oprimidos> pueden participar en la transformación sociohistórica de la sociedad”. (P. Freire y S. Macedo, 1989, p.157). Tenemos que tener en cuenta que la formación es básica y necesaria para que la sociedad avance, y en este caso, el avance de las tecnologías está ocurriendo a un ritmo vertiginoso y 5
  • 6. INNOVACIONES TECNOLÓGICAS Y ENSEÑANZA está teniendo poderosos efectos sobre el desarrollo social, económico y cultural de nuestra sociedad. Pero, las tecnologías no tienen poder por si solas, sino que somos las personas las que tenemos el poder para manejarlas, de ahí que necesitemos estar formados para ello, sino no podrá existir ni avanzar la sociedad de la información. TRANSFORMACIÓN DEL ESPACIO Y EL TIEMPO Con las TIC se ha producido una transformación radical del ESPACIO y el TIEMPO en la comunicación. Con las nuevas herramientas telemáticas podemos, además de superar las distancias (desbordar fronteras), cambiar la noción del tiempo y las relaciones. Así podemos establecer comunicaciones asíncronas (en diferente tiempo) y facilitar la interacción de personas que no sólo consultan información sino que también la producen y distribuyen. TECNOLOGÍAS Y DISCAPACIDAD. REDUCCIÓN DE LAS DIFERENCIAS. “Las Tecnologías de la Información y la Comunicación son respetuosas con la diversidad porque tienen la capacidad de adaptarse a las necesidades o demandas de cada persona, reduciendo las diferencias, al facilitar el acceso al currículo o a la comunicación interpersonal a quienes más dificultades tienen para hacerlo. Consecuentemente, la escuela que utiliza recursos tecnológicos en sus aulas es más capaz de atender a todos sus estudiantes, independientemente de cuáles sean sus características particulares” (Hurtado, M.D. y Soto, F.J. (2008). La igualdad de oportunidades en el mundo digital. Universidad Politécnica de Cartagena: Murcia). El notable crecimiento y desarrollo de las TIC, no han tenido un impacto de la misma intensidad en todos los ciudadanos. Sin embargo, el hecho de que se hayan realizado normativas y directrices europeas orientadas a apoyar una sociedad accesible para todos y que basa su línea de actuación en que los nuevos desarrollos tecnológicos repercutan también positivamente en colectivos de personas con discapacidades, ha creado una situación que permite la accesibilidad, a esta nueva sociedad de la información, a todos los grupos poblacionales sin exclusión, de una forma lenta pero progresiva. Con las TIC los discapacitados pueden recibir una educación completa, acceder al mundo laboral, mejorar sus posibilidades de comunicación o conseguir desenvolverse con facilidad en su propia vivienda. El primer reto es alfabetizar digitalmente a los discapacitados para que estas nuevas herramientas sean un elemento de integración y no, por el contrario, de exclusión. 6
  • 7. INNOVACIONES TECNOLÓGICAS Y ENSEÑANZA CONCLUSIÓN Como sabemos, el uso de las TIC ha llegado a todos los ámbitos de la sociedad: empresa, escuela, hogar, etc., ya que ofrecen muchas posibilidades y beneficios si se usan adecuadamente. Sin embargo, también oímos frecuentemente que la tecnología puede causar grandes daños como son pérdida de valores, estafas millonarias, secuestros, pornografía que afecta a niños y jóvenes, o la pérdida del derecho a la privacidad. Como vemos todas estas amenazas son achacadas a las tecnologías, sin embargo, hay que incidir en la idea de que las tecnologías no son “malas” ni “buenas”, sino que son el uso de lo que nosotros hacemos de ellas, es decir, argumentándolo de otra manera, que las tecnologías son el reflejo de la sociedad en la que vivimos, una sociedad en la que se realizan estafas, secuestros, etc. Está claro que el debate está servido y que sólo hay que buscar en la Web o preguntar a las personas para hacernos una idea de la diversidad de opiniones acercad de este tema. Nuestra acción, la de los pedagogos, quedaría en argumentar la necesidad de enseñar y formar a las personas (todas las personas) a hacer un uso responsable y ético de las TIC, para que se respete a los demás y a ellos mismos. 7
  • 8. INNOVACIONES TECNOLÓGICAS Y ENSEÑANZA BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA Martínez, F. y Prendes, M. P. (Coords). (2004): Nuevas Tecnologías y Educación. Madrid: Pearson. Viñao, A. (2004): Escuela para todos. Educación y modernidad en la España del siglo XX. Marcial Pons Historia: Madrid. http://www.pangea.org/jei/soc/f/t-tic-soc-tex.htm (Consultado el día 21 de diciembre de 2009) Solano, I.M. y Hernández, M.A. (2006): Jóvenes, Internet y conflictos familiares. www.unav.es/fcom/cicom/2006/.../1_SOLANO_HERNANDEZ.pdf (Consultado el día 23 de diciembre de 2009). Prendes, M.P. y Castañeda, L. (2004): De la tecnología y otros demonios: exclusión social, brecha digital y retos educativos. http://www.monografias.com/trabajos32/exclusion-social-brecha-digital-retos/exclusion- social-brecha-digital-retos.shtml (Consultado el día 28 de diciembre de 2009). Soto, F. y Rodríguez, J. (coords) (2004): Tecnología, educación y diversidad: retos y realidades de la inclusión digital. Murcia, Consejería de Educación y Cultura, 23-42. http://tecnologiaedu.us.es/bibliovir/pdf/brecha.pdf (Consultado el día 28 de diciembre de 2009) Prensky, M. (2001): Digital Natives, Digital Immigrants. On the Horizon: MCB University Press. http://www.marcprensky.com/writing/Prensky%20- %20Digital%20Natives,%20Digital%20Immigrants%20-%20Part1.pdf (Consultado 29 de diciembre de 2009). Sánchez, E. (2008): Las tecnologías de información y comunicación (tic) desde una perspectiva social. Revista Educare Vol. XII, N° Extraordinario, 155-162. http://www.una.ac.cr/educare/PDF/03-PDF-V_XII-NEXTRA_2008/20-SANCHEZ- LAS_TECNOLOGIAS.pdf (Consultado el día 3 de enero de 2010). Prendes, P. (2006): Herramientas para el trabajo colaborativo en red. En Comunicación y pedagogía: Nuevas tecnologías y recursos didácticos, nº 210, Págs. 39-44. http://pangea.org/aa_upload/b5cf2a07d7db1788de56dc8b135b52e7/Article5_sencer_1.p df (Consultado el día 3 de enero de 2010). 8