Your SlideShare is downloading. ×
Los ushebtis1
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Los ushebtis1

1,072
views

Published on

Interesante trabajo de mis alumnos Javier Ayax Díaz Arriaga y Javier Rakatobe Ramírez sobre los Ushebti del antiguo Egipto

Interesante trabajo de mis alumnos Javier Ayax Díaz Arriaga y Javier Rakatobe Ramírez sobre los Ushebti del antiguo Egipto


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,072
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. LA CERÁMICA EN EL ANTIGUO EGIPTO USHEBTIS “EL HOMBRE TEME AL TIEMPO, PERO EL TIEMPO TEME A LAS PIRÁMIDES” Proverbio árabe. Javier Ayax Diaz Arriaga Xavier Rakotobe Ramirez
  • 2. ÍNDICEINTRODUCCIÓN………………………………………………………………………3CONTEXTO HISTÓRICO-CULTURAL………………………………………………3LOS USHEBTIS……………………………………………………………………..….6FALSIFICACIONES……………………………………………………………...…….8CRONOLOGÍA………………………………………………………………………….9EVOLUCIÓN……………………………………………………………………………9 Época tinita e Imperio Antiguo……………….……………………...…………..9 Primer Periodo Intermedio…………………………………………….……….10 Imperio Medio…………………………………………………...……………..10 Imperio Nuevo…………………………………….……………………………11 Tercer Periodo Intermedio y la Baja Época…………………………………….13MATERIALES Y FABRICACIÓN……………………………………………………14FORMAS………………………………………………………………………….……15TOCADOS……………………………………………………………………………..16TIPOS DE USHEBTIS…………………………………………………………………18 Ushebtis “tipo palo”…………………………………………………………….18 Ushebtis tipo “contornos perdus”…………………………...………………….18 Ushebtis dobles…………………………………………………………………19 Ushebtis de Apis………………………………………………………………..20LOS USHEBTIS DE LA TUMBA DE TUTANKHAMON……………..……………20CONCLUSIÓN…………………………………………………………………….…..22GLOSARIO…………………………………………………………………………….22WEBGRAFÍA………………………...………………………………………………..25BIBLIOGRAFÍA………………………………………………………………………25
 2

  • 3. INTRODUCCIÓNLa civilización del Antiguo Egipto es una de las civilizaciones que más ha llamado laatención en la historia por sus obras de proporciones colosales cuya construcción fueordenada por sus reyes semi-divinos conocidos como faraones, gracias a los cualesexiste el término “faraónico”, y por los distintos misterios que rodean esta destacadacultura. Aparte de sus obras arquitectónicas mundialmente conocidas, existen otrasobras plásticas producidas de forma abundante que les representan bastante bien, comoson los famosos escarabajos y las pequeñas figurillas llamadas ushebtys. Existen milesde estas curiosas estatuillas que recuerdan a los sarcófagos de los reyes de aquellostiempos, a continuación se expondrá como y por qué se crearon así como los distintostipos existentes según su situación histórica, el significado de los elementos que losllegan a caracterizar y de los jeroglíficos que rezan escritos sobre ellos.CONTEXTO HISTORICO CULTURALLa civilización del Antiguo Egipto tiene origen a lo largo del cauce medio y bajo del ríoNilo y alcanza tres épocas de esplendor faraónico en los periodos denominados: ImperioAntiguo, Imperio Medio, e Imperio Nuevo. Abarcaba desde el delta del Nilo en el norte,hasta la isla Elefantina, en la primera Catarata del Nilo, en el sur, llegando a tenerinfluencia desde el Éufrates hasta Jebel Barkal, en la cuarta catarata del Nilo, en suépoca de máxima expansión. Históricamente, fue dividido en alto y bajo Egipto, al sur yal norte respectivamente.Esta civilización estuvo desarrollándose durante más de 3000 años comenzando con launificación de varias ciudades del valle del Nilo, alrededor de 3150 a. C., y terminasobre el 31 a. C. con su conquista por parte del imperio romano.El Nilo fue un elemento clave para el éxito de la civilización egipcia: el terreno fértilque dejaba el río tras sus inundaciones anuales significó para los egipcios el practicaruna forma de agricultura menos laboriosa que en otras zonas, dejando a la poblaciónmás tiempo para dedicarse al desarrollo cultural, tecnológico y artístico.
 3

  • 4. La vida se ordenaba en torno al desarrollo de un sistema de escritura y de una literaturaindependientes, así como en un cuidado control estatal sobre los recursos naturales yhumanos, caracterizado sobre todo por la irrigación del fértil valle del Nilo y laexplotación minera del valle y de las regiones desérticas circundantes, la organizaciónde proyectos colectivos, el comercio con las regiones vecinas de África del este ycentral y con las del Mediterráneo oriental y finalmente, por empresas militares quemantuvieron una hegemonía imperial y la dominación territorial de civilizacionesvecinas en diversos períodos. La motivación y la organización de estas actividadesdependía de una élite sociopolítica y económica que alcanzó consenso social por mediode un sistema basado en creencias religiosas, bajo la dirección del Faraón, un personajesemi-divino, generalmente masculino, perteneciente a una sucesión de dinastías, nosiempre del mismo linaje. Mural de la Tumba de Seti IPor Arte del Antiguo Egipto se entienden los estilos de pintura, escultura, artesanía yarquitectura desarrollados desde el año 5000 adC hasta el 300 dC. Se caracteriza por unsentido de orden: las líneas claras y sencillas, combinadas con formas simples y áreas
 4

  • 5. planas de color. Los artesanos utilizaban las líneas perpendiculares, verticales yhorizontales, formando una red y dar las proporciones correctas en su trabajo. El arterefleja la situación social, religiosa y política. Gracias al clima seco y a ser enterradaspor la arena del desierto (o por sus propietarios, para gozar de ellas en la "otra vida")nos han llegado en aceptable estado de conservación multitud de auténticas obras dearte, a pesar de la utilización de los monumentos como canteras, las guerras o losinnumerables saqueos de tumbas y templos.Este arte estuvo desde el principio vinculado a la religión y al poder, al servicio delfaraón y de las clases dirigentes. Los artistas no eran libres, se limitaban a seguir unasnormas de representación fijadas de antemano, dictadas por los sacerdotes; eranconsiderados simples artesanos, aunque gozaban de cierto reconocimiento social. Poreso su cambio estilístico ha sido casi inexistente en sus más de 3000 años de existencia,a lo que contribuyó la ausencia de influencias culturales exteriores debido al aislamientogeográfico del país, entre desiertos y el mar.
 5

  • 6. LOS USHEBTISEn el Antiguo Egipto todo aquel que quisiera vivir en el Más Allá, debía equipar sutumba con un importante contingente de comida, bebida, mobiliario, ropa, joyas ycosméticos que hicieran que su vida después de la muerte fuera lo más placenteraposible. No contentos con esto, decidieron idear un sistema para no tener que realizarlas actividades agrícolas y ganaderas necesarias para alimentarse en el reino de Osiris.Así nacieron los ushebtis, estatuillas funerarias de pequeño tamaño, concebidas comosustituto de difunto para trabajar en el paraíso. Imágenes de la Comitiva fúnebre portando ushebtis, tumba de SenneferLa palabra más común para designar a esta figurillas es el vocablo shab-ti que deriva deotro que significa palo (trozo de madera). En algún momento shabti pasó a denominarseshawabty, que significa los de Persea, un tipo de árbol de cuya madera podría ser quese fabricaran originalmente estas estatuillas.La primera identificación de estas pequeñas estatuas como ushebtis comienza en ladinastía XII (Reino Medio).La cabeza se representa con peluca, el cuerpo envuelto en vendas, apareciendo tambiénlas primeras versiones de capítulo VI del Libro de los Muertos (ver imagen acontinuación), que recoge la “Fórmula para que el respondedor ejecute los trabajos en el
 6

  • 7. Más Allá”. Esta inscripción era grabada o pintada sobre la superficie de la piernas y enuna banda vertical.Palabras dichas por el Osiris N.:“¡Figurilla mágica, ushebti del Osiris N., oh tú escúchame! Si soy condenado a realizartrabajos de todas clases, si soy convocado para acometer los esfuerzos que normalmentehacen los espíritus de los muertos en el más allá, ¡Oh figurilla, debes saber que la cargate será infligida a ti, ya que debes obedecer al hombre en su necesidad! Ahora posees yaútiles. Serás tú condenada en mi lugar, apréndelo pues, por los vigilantes de la Duat1 asembrar los campos, a llenar de agua los canales, a transportar arena de Oriente aOccidente”“Espero tus órdenes, me tienes aquí, responderás tú, figurilla. Iré a donde me mandesOsiris n. justificado” Capítulo VI del Libro de los MuertosLa importancia de los ushebtis puede apreciarse no solo desde el punto de vista del arteantiguo, sino que su trascendencia es también histórica, pues gracias a sus inscripcionesse han podido conocer los nombres de muchos personajes egipcios y sus oficios.Durante el Reino Nuevo se produjo la gran eclosión de los ushebtis y es durante ladinastía XVIII cuando se hace característica la cerámica vidriada de un azul intenso,que denominamos fayenza 2.También es en ese momento cuando aparecen las primeras figuras portandoherramientas agrícolas, primero pequeñas herramientas de bronce modeladas yposteriormente pintadas sobre el ushebti. Sus manos aparecen definidas y algunossujetaban con ellas los símbolos sagrados del pilar djed 3 y el cetro. La mayoría deestos “sirvientes” portan la azuela y el saco de grano que van a sembrar, pero tambiénlos hay que llevan los útiles propios de los escribas.Con el paso del tiempo el número de figurillas se fue incrementando, por lo que se hizonecesaria la introducción de un nuevo ushebti, el capataz o jefe de cuadrilla,representado con un látigo y un bastón.
 7

  • 8. 
 Ushebtis capataces . El brazo derecho está doblado sobre el pecho y sujeta un flagellum 4.En la Baja Época se siguieron elaborando a gran escala, pero la mayoría estánrealizados a molde y llevan un pilar adosado a la espalda. Sin embargo, de la época saítase encuentran ejemplares muy bellos, de delicada factura, esbeltos y con susinscripciones incisas. Las más bellas figuras saítas fueron realizadas durante el reinadodel faraón Ahmose II. Los ushebtis saítas se reconocen por la refinada factura de losrasgos faciales, finamente esculpidos.Aunque la producción de ushebtis reales finalizó con Nectanebo II, ultimo faraón de laDinastía XXX, estas figuritas continuaron realizándose para el resto de la poblaciónhasta finales de la época ptolemaica coincidiendo con el inicio de la decadencia de lareligión y creencias del Antiguo Egipto.Los ushebti gustaron mucho a fenicios, griegos, cartagineses y romanos, que losconsideraban un preciado amuleto. Por toda la costa del mediterráneo se han encontradomultitud de estas figuritas funerarias.Son numerosos los museos en los que podemos encontrar ushebtis, pero es el Museo deLouvre uno de los que cuenta con una de las mejores colecciones. Posee más de 4.000piezas de las que apenas una pequeña parte está en la exposición permanente. Sontambién importantes el British Museum de Londres, el Museo Egipcio de Turín y el deArqueología del Mediterráneo de Marsella.FALSIFICACIONESComo en todas las antigüedades, los ushebtis han sido falsificados desde hace sigloshasta la actualidad. En Egipto existen talleres artesanales dedicados a la fabricación deushebtis falsos que emplean las mismas técnicas que los antiguos egipcios. Por eso hayque extremar las cautelas y no adquirir cualquier ushebti que a simple vista nos parezcaantiguo, es necesario el asesoramiento de un experto que nos proporcione garantíassobre su autenticidad.El tráfico ilegal de objetos funerarios, entre ellos los ushebtis, fue escandaloso duranteel siglo XIX alcanzando un punto álgido en 1876 cuando aparecieron en los mercadoseuropeos de antigüedades una gran oferta de ushebtis de Pinedjem XI.
 8

  • 9. CRONOLOGÍACronología gráfica de los periodos históricos del Antiguo EgiptoEVOLUCIÓNLos ushebtis presentaron una gran evolución desde la Época Tinita hasta el PeríodoTardío y solo los verdaderos conocedores del tema, suelen saber con exactitud a quecronología pertenecen.Intentar poner fecha a la primera aparición de los shabtis es tarea difícil. Se hanencontrado diminutas figuras de cera o barro en el interior de pequeños ataúdes,solamente con el nombre inscrito y aparentemente desnudas. Están datadas en lasdinastías IX y XI (Primer Período Intermedio) y su origen es en la necrópolis deSaqqara y Deir-el Bahari, respectivamente. Época Tinita e Imperio AntiguoLos reyes tinitas acostumbraban a ser enterrados con su servidumbre, por lo que estosdebían ser sacrificados al fallecimiento de su señor. Una probable prueba de ello son lastumbas reales encontradas en Abidos y Sakara (imagen a continuación) las cuales tienenaposentos destinados a los domésticos del soberano.En el Imperio Antiguo, alrededor de las pirámides se construyeron comunidades demastabas donde se enterraban a los más altos funcionarios del faraón. Más aún, en la IV
 9

  • 10. y V dinastías se construían esculturas con el rostro del difunto. Para la dinastía VI seusaron las estatuas de madera conocidas como "estatuas del Ka" para realizar actos deculto funerario a favor del difunto.Estas estatuas se colocaban en la capilla del difunto sumándose a las imágenes de sussirvientes cuyos nombres estaban reflejados en ellas.Es a partir de ese momento en que comienza a pensarse que dichas estatuas no eran larepresentación del difunto, sino que correspondían a un doble que lo sustituía en el reinode Osiris para conseguir su alimentación.Al terminar la dinastía VI comenzaron a aparecer las estatuillas de trabajadoresrealizando trabajos domésticos.Primer Periodo IntermedioDurante el Primer Periodo Intermedio, en Heracleópolis, aparecen, sin dejar lugar aduda, las estatuillas momiformes del fallecido, llamadas Sah, que representaban unaespecie de doble del cuerpo momificado.Imperio MedioAl final del Imperio Antiguo la evolución religiosa de Egipto marca la ascensión deOsiris como rey del mundo de los muertos, por lo que desde el principio del ImperioMedio se sustituye el "Campo de las Cañas", lugar del último juicio para "Ra", por "LosCampos de Iaru" o "Ialu" donde reinaba Osiris. En Ialu se encontraba el "Campo de lasOfrendas", lugar en cual Osiris exigía al difunto trabajos agrícolas e hidráulicos.Entrado Osiris a dominar el mundo subterráneo, los egipcios comienzan a escribir en los"Textos de los Sarcófagos" una fórmula para que las estatuillas de madera respondieranal llamado, dándoles el nombre de Ushebtis. Dicha fórmula, conocida como fórmulashabti, podía leerse de la manera siguiente: "El Justificado N., dice:... ¡Oh tú shabty, quehas sido hecho para N, si N es llamado para sus tareas, o si un trabajo desagradablefuera impuesto a N como a cualquier hombre en su trabajo, dirás aquí estoy yo. Si N es
 10

  • 11. llamado para vigilar a los que trabajan allí, volviendo sobre los nuevos campos pararoturar la tierra, o para transportar en barco la arena del Este al Oeste, dirás aquí estoyyo. El Justificado N." Ushebti de Nebseny (Imperio Medio, XII Dinastía).Imperio NuevoEn estos tiempos la costumbre de los ushebtis es habitual y comienzan a aparecer otrasfórmulas para su llamado. Entre ellas tenemos fórmula Hetep-di-nesu y la llamadafórmula "saw". Sin embargo, continuaban siendo de madera y elaboradas de una maneramuy tosca. No obstante, en el Imperio Nuevo, su elaboración se fue perfeccionando y yano solo se colocaban como parte de ajuar funerario, muchas veces se ubicaban ensantuarios o en la arena, sitios considerados sagrados, donde se podía tener fácil accesoa las autoridades de la otra vida, entre los que se encontraban Busiris, Buto, Heliópolis,Letópolis y Ra-Setau y muy especialmente en Abidos por ser el sitio donde fueenterrado Osiris.Una de las fórmulas utilizadas en los ushebtis, durante la dinastía XVIII, fue la conocidafórmula de Amen-Hotep III, la cual decía:"(Fórmula para) hacer que este Shauabty trabaje para el bienaventurado, el Osiris Reydel Alto Egipto, Neb-Maat-Ra, en la necrópolis. ¡Oh dioses que estáis al lado del Señorde la Eternidad, que estáis sentados a las órdenes de su voz, acordaos de mípronunciando su nombre! ¡Que podáis darle las ofrendas diarias de la tarde! ¡Quepodáis escuchar todas las peticiones en el país de Peker (Abidos) cuando Él (Osiris)celebre la fiesta Uag! ¡Que sea posible la estancia allí para el Osiris-Rey Amen-HotepHeka Uaset, Justo de Voz, para trabajar los campos, para llenar de agua los canales,para transportar la arena del Este al Oeste! ¡Yo lo hago!, ¡Heme aquí! Dirás tú(shauabty). Pueda el Osiris-Rey Neb-Maat-Ra, Justo de Voz, ser recordado delante deUn-en-Nefer (Osiris), para recibir ofrendas en su presencia".Aún cuando en este período se elaboraron gran cantidad de ushebtis sin inscripción, lamayoría de ellos hacia referencia a un extracto del capítulo VI del "Libro de losMuertos", conocido como "El Capítulo de los Shabtys o Ushebtys". Dice: "Fórmula
 11

  • 12. para que un ushebty ejecute los trabajos para alguien en el Más Allá. Palabras dichaspor el Osiris N.N.: ¡Oh ushebty de N. N.!.Si soy llamado, si soy designado para hacer todos los trabajos que se hacenhabitualmente en el Más Allá, (sabe) bien que la carga te será infligida allí. Como (sedebe) alguien a su trabajo, toma tú mi lugar en todo momento para cultivar los campos,para irrigar las riberas y para transportar la arena de Oriente a Occidente. Héme aquí(responderás tú figurilla); Iré a donde me mandes, Osiris N. N. Justificado".La costumbre de los ushebtis fue tan arraigada en el antiguo Egipto que lograronsuperar el período de Akhenatón, no obstante su inscripción fue modificada a: "¡Querespires los dulces soplos del viento del norte que salen del cielo bajo la mano del DiscoViviente!Vivificación por los rayos del Disco, salud del cuerpo renovada sin cesar, capacidad desalir de la tumba a la luz del día en compañía del Disco solar".En los tiempos de Ramsés II se usó la fórmula de Ja-em-Uaset, lo cual hacía referenciaa la sagrada región de Ra-Setau, entrada del Serapeum y acceso a la región subterráneay funeraria de Ra-Setau. Dice: "¡Que tu visión pueda ser restaurada para que puedas verel disco solar y adorar al sol en vida! ¡Que seas convocado en Ra-Setau y rodees lacolina de Tcha-Mut! ¡Que puedas atravesar el valle del Ra-setau superior y abras lacaverna secreta! ¡Que puedas tomar posesión de tu lugar en Ta-Dyeser (el país sagrado)como los miembros de la gran tripulación que están con Ra!".En el Imperio Nuevo, también se utilizaron ushebtis haciendo alusión al capitulo XXVdel Libro de los Muertos: "Que el difunto recuerde su nombre en el país de los dioses". Otras fórmulas acostumbradas en esta época fueron: Las consagradas por sacerdotes: "El Osiris, N.N., Justificado". La de la diosa Nut: "Para ser enterrado donde se hacen las oraciones".Para los toros sagrados Apis: "Resplandece, ¡Oh Osiris Apis!, dios grande, Señor deRa-Setau". El Imperio Nuevo se caracterizó, en cuanto a los ushebtis se refiere, por sudespersonalización. Es aquí cuando estas estatuillas pasan de sustitutos de su amo a seresclavos del difunto llamados servidores o Hemu. Ushebti de Khabekhnet (Imperio Nuevo, XIX Dinastía).
 12

  • 13. Tercer Periodo Intermedio y la Baja épocaEste es el tiempo en que Amón-Re se convierte en dios omnipotente, con la capacidadde otorgar la transformación del difunto en el mismo dios Osiris, al cual era llamadoIakeby (el lamentador).En estos tiempos, los antiguos egipcios comenzaron a fabricar las estatuillas con menortamaño impidiendo la incorporación de las fórmulas originales de gran longitud deescritura y además llegaron a convertirlos definitivamente en esclavos, desvirtuando suconcepción a tal punto que desaparecieron en la época ptolemaica. Ushebti de Hekamsaf (Baja Época, XXVII - XXX Dinastía).
 13

  • 14. MATERIALES Y FABRICACIONExiste una diversidad de materiales con los que se realizaron los ushebtis, entre loscuales se encuentran la madera, siendo la más común la de tamarindo, persea, sicomoro,cedro o incluso el ébano, la fayenza y otros materiales como la terracota, el barro, lacera, la cerámica, el cobre, el bronce, la pasta vítrea, y la piedra en sus distintasmodalidades en uso en Egipto (granito en sus distintas particularidades, especialmenteel rosa, la piedra calcárea, la calcita, la serpentinita, la cuarcita, caliza, incluso elalabastro). Unas veces se encuentran revestidas en colores y en otras se aprovecha almáximo la apariencia del material. Tienen una altura entre 20 y 25 centímetros, perohay casos excepcionales en los que podían llegar incluso hasta el metro y cuarto dealtura. Figura (1) ushebti de fayenza, (2) madera, (3) terracota, (4) alabastro.La fabricación solía hacerse, junto con los otros objetos que compondrían todo el ajuarfunerario, en los talleres de los templos o de palacio. Los encargados de su elaboracióneran expertos artesanos, cada uno de ellos especializado en una parte del proceso.Debido a esta diversidad de personal y teniendo en cuenta que la fabricación de dospiezas idénticas era tarea casi imposible, cada pieza puede ser considerada única. Algunos artesanos incluso llegaron a firmar sus obras, añadiendo un signo distintivo enla base del pie del ushebti.También existen casos curiosos, como la de aquel artesano analfabeto que se inventa eltexto del ushebti poniendo cuatro puntos negros, pensando quizás que seguramente losfamiliares no se darán cuenta al ser posiblemente más analfabetos que él. De estos errores no se salvaron ni siquiera los faraones. Existe un conocido shabtiperteneciente a Tutankhamon en el que su nombre contiene una falta de ortografía. Durante la Baja Época y cuando la masificación hizo su aparición empezaron autilizarse moldes para aquellos ushebtis realizados en cerámica o fayenza.
 14

  • 15. Ejemplos de dos tipos de moldes. Ejemplo de algunos ushebtis (varias épocas).FORMASLa gran mayoría son momiformes5, es decir, con el cuerpo envuelto en vendas,quedando solamente visible la cabeza y a veces las manos. El aspecto es similar a la delos sarcófagos antropomorfos, con las mismas pelucas, adornos y simbología sagrada.No obstante hay otras formas como las de ushebtis que representan jefes de cuadrillas yse ven representados con un faldellín. En sus manos llevan los útiles de labranza y en laespalda pueden colgar bolsas para guardar la semilla que han de sembrar. También seencuentran cestas que usaban para acarrear la tierra de los Campos de Ialu, envases paracargar agua, moldes para hacer ladrillos y hasta amuletos. Tampoco falta el pico y laazuela. Figura (A) azadas, (B) picos, (C y D) sacos para el grano y semillas, (E) símbolos sagrados.Por ultimo y como otro tipo de morfología existente están los que visten con ropas deuso común (visa diaria).
 15

  • 16. Figura (1), ushebti momiforme, (2) vestido con ropa de diario, (3) capataz.TOCADOS El tocado más común es el de la peluca tripartida, llamada así porque el cabello sedividía en dos mechones delanteros y un tercero por detrás. Esta era la típica forma derepresentar a los dioses. La peluca solía estar pintada, e incluso podía imitar las estríastípicas de las pelucas. Una forma característica del Tercer Período Intermedio es aquellaen que las pelucas aparecen adornadas con una cinta rodeando la cabeza y atadas con unlazo por detrás. La peluca doble, asociada con la vestimenta de diario se representa con dos mechonesdelanteros que se igualan por detrás.Otras de las representaciones más comunes eran la banda Seshed y el tocado realNemes, usado por reyes y faraones. Figura (A) peluca tripartida, (B) peluca doble, (C) cinta Seshed, (D) tocado real Nemes.
 16

  • 17. En todas las morfologías nombradas anteriormente y cuando existía, la inscripciónjeroglífica que hacía referencia al llamado se encuentra sobre las piernas.Los ushebtis podían estar guardados en cajas de madera, las cuales tenían grandesgrafías de adoración a los dioses o simplemente no tener nada inscrito. Cuando lacantidad de ushebtis era muy pequeña podían ser colocados en pequeños sarcófagos demadera o cerámica. Algunas veces, cuando las estatuillas estaban "de pie" se colocabanen "capillas"en cuyo exterior se pintaba la imagen del difunto. En otras oportunidadesvemos barcos en el exterior de las capillas, estos recrean el último viaje entre las orillasdel Nilo.Existe la particularidad, en algunos ushebtis, de tener un elemento vertical que lespermitía estar erectos eternamente. Contenedores individuales. Contenedores múltiples.
 17

  • 18. TIPOS DE USHEBTISUshebtis tipo paloLa cabeza se representa con peluca doble, el cuerpo envuelto en vendas y las manosraramente aparecen; aunque en algunos ejemplos pueden ser representadas portandoamuletos o jarras de purificación. Con frecuencia éstas figuras continúan apareciendodepositadas en diminutos sarcófagos de madera, toscamente elaborados y sonconsideradas como sustitutos de la momia en caso de que ésta desapareciera. Lamayoría no llevan ningún tipo de inscripción o como máximo únicamente el nombre ytítulos del difunto. las formas de éstas figuras fueron exageradamente estilizadas,grotescas y poco cuidadas en su elaboración. En su mayoría estaban realizadas enmadera de Tamarindo o de Persea.Ushebtis tipo contornos perdusDurante la XX Dinastía, aparecen unas nuevas figurillas con una aparienciadesconocida hasta el momento. Estas nuevas representaciones reciben el nombre deushebtis tipo contornos perdus, que literalmente significa perdida de contorno.De forma general éstos siempre estaban realizados en alabastro egipcio y los detalleseran añadidos en ceras de color negro, rojo, verde y marrón, aunque la más utilizada era
 18

  • 19. la de color negro. El alabastro era una variedad de carbonato de calcio o de piedra deyeso, que se presentaba bajo forma compacta de color blanquecino, aunque era unmaterial con una cierta fragilidad.Ushebtis doblesOtra de las representaciones no menos curiosas que las dos anteriores, son los ushebtisdobles. Unas figuras que representan una pareja de ushebtis compuesta por un hombre yuna mujer. Estas piezas surgen a finales de la XVIII Dinastía, principios de la XIXDinastía.La mayoría de ellos estaban policromados con ricos colores o simplemente eran talladossobre el material utilizado para su elaboración: Piedra caliza, Serpentina, madera...
 19

  • 20. Ushebtis de apisEn el Serapeum de Saqqara han aparecido también figuras con cabeza de Apis, lo cualse ha interpretado como figuras votivas depositadas por los vivos para rendir homenajea Osiris.LOS USHEBTIS DE LA TUMBA DE TUTANKHAMONLos pocos ushebtis que quedan pertenecientes a reyes de la XVIII dinastía demuestraque se elaboraban piezas de gran calidad, pero con los antecedentes de que se disponía,los arqueólogos no podían ni imaginarse la cantidad de piezas que se encontrarían en latumba de Tutankhamon: en total 413, la mayoría guardadas en cajas pintadas de negro.De estas cajas, 11 estaban en el tesoro (con 176 figuras) y 14 en el anexo (236); una quese había escapado del anexo apareció en la antecámara.Tras un primer análisis se clasificaron las 413 figuras en tres categorías: 365 para tareasdiarias, 36 de capataces para tareas de supervisión de grupos de 10, y 12 de supervisoresmensuales. No resulta fácil, no obstante, aplicar esta distribución a las propias figuras.Hay una gran diversidad en el material, el tamaño, la iconografía y las inscripciones.Algunos son de madera sin tratar, con algunos detalles destacados en pintura negra;otras destacan por el pan de oro en algunos detalles; otras están completamentecubiertas de oro. Hay muchos ejemplos de cerámica brillante con esmalte de diferentescolores; algunas son tallas de piedra (calcita, piedra caliza, granito, etc.).Lucen tocados diversos: están representadas todas las coronas reales más importantes.Algunas llevan insignias reales, pero no herramientas de trabajo. Sin embargo se
 20

  • 21. encontró gran cantidad de representaciones de aperos de labranza, yugos y cestas enmetal, cerámica esmaltada y madera en el tesoro y el anexo.
 21

  • 22. CONCLUSIÓNParece quedar claro, que la existencia de estas piezas solamente puede ser explicadabajo el contexto del trabajo servil en el Más Allá. En el paraíso agrícola de Osiris eltrabajar era un hecho aceptado y obligado. Para poder hacer frente a esta carga, eldifunto, asimilado en la figura del dios de los muertos, reclama a su sustituto, encarnadoen forma de estatuilla, que trabaje para él. Mediante la recitación de una fórmula mágicael ushebti es activado.La producción de estas figuritas fue enorme a lo largo de toda la historia de Egipto,hasta el punto que hoy en día la gran mayoría de colecciones y museos del mundodisponen de numerosos ejemplares.GLOSARIODuat(también llamada Amenti o Necher-Jertet) era el inframundo de la mitología egipcia, ellugar donde se celebraba el Juicio de Osiris, y donde el espíritu del difunto debíadeambular, sorteando malignos seres y otros peligros, según se narra en el Libro de LosMuertos, y pasar por una serie de "puertas" en diferentes etapas del viaje, descritas en elLibro de Las Puertas.FayenzaLa pasta de cerámica o fayenza es una material cerámico de acabado exterior vítreo,inventado y profusamente utilizado en el Antiguo Egipto para la elaboración depequeñas figuritas, amuletos y motivos decorativos.Se han encontrado cuentas de collar y restos de cerámica elaborados con fayenza entumbas de épocas tan antiguas como el periodo predinástico de Egipto, en las culturaNagada (3500-3200 a. C.)El nombre de fayenza viene de la ciudad de Faenza, en Italia, así se llamaron lascerámicas tratadas con esmalte y realizadas en esa ciudad durante el Renacimiento.Así que cuando los primeros egiptólogos se encontraron con las piezas de “azulegipcio”, decidieron utilizar este término, que por otra parte hacía referencia a todoobjeto cerámico que hubiera recibido un baño vidriado con óxido de estaño, para seresmaltado y cocido a bajas temperaturas.La pasta de cerámica o Tchehenet, de color azul brillante de resplandor propio como laluna y las estrellas, el azul que conocemos como fayenza. Podemos hablar de cerámica,cerámica esmaltada o vitrificada, fayenza, fritas, pasta egipcia o pasta silícea esmaltada,pero todas ellas tienen un denominador común, son “azules egipcios”.Esta cerámica se obtenía partiendo de una pasta elaborada con arena o cuarzo granulosoque, previamente, era mezclado con un material aglutinante de tipo alcalino como elnatrón o una planta llamada ash; después, la pasta se calentaba en un horno, donde elcomponente sódico de dicha mezcla se concentraba en la parte exterior, obteniéndoseuna pieza con un hermoso acabado vítreo superficial.Los colores más frecuentes: azul celeste, azul verdoso y ocres, se obtenían aplicandopigmentos de cobre, hierro, cobalto o manganeso.
 22

  • 23. Museo Metropolitano,N.York. Hipopótamo de fayenza azul. MET. Estatuilla de Isis amamantando a Horus. fayenza del periodo ptolemaico. Necrópolis de Abusir. Azulejos de fayenza procedentes de las paredes de las galerias. Cáliz con forma de loto blanco. XXI Dinastía, fayenza azul.DjedEl pilar Djed era el símbolo egipcio representado por una columna con base y capitel.En la parte superior de la columna el capitel estaba dividido en cuatro barras paralelas.Era el símbolo del dios Osiris y representaba su columna vertebral. El vocablo djedsignificaba ascensión de la vida y como jeroglífico se refiere a la estabilidad. Cadanuevo faraón mandaba erigir una columna djed a gran escala para conferir unaestabilidad a su reinado, conforme al modelo divino. El mismo la enderezaba cuando lacolumna estaba tumbada en el suelo. De este modo recreaba la columna vertebral de sureino. Este acto también representaba la resurrección de Osiris en el nuevo gobernante ysu subsiguiente triunfo sobre Set. Debido a su vínculo con Osiris se convirtió en uno delos amuletos fúnebres más populares.El djed era frecuentemente pintado en la parte trasera de los sarcófagos, donde loshuesos del mjuerto descansarían. También era utilizado como amuleto de estabilidad yregeneración.En imperio antiguo el djed se asociaba con el dios de Menfis, Ptah, a quien se lollamaba el Noble Djed.
 23

  • 24. El festival del pilar djed era una celebración que hacía referencia al símbolo y a suspoderes. Se lo llevaba anualmente a Egipto y era como una especie de refrescoespiritual para la gente. Los sacerdotes egipcios levantaban el pilar djed el primer día deshemu.FlagellumFlagelo: látigo, fusta, vergajo, disciplina, vara, etc.MomiformeCon forma de momia egipcia.Campos de IaluLos Campos de Ialu, también llamados Campos de Osiris o Campos de Cañas, son losfértiles campos del Mundo del Más Allá, ideados a imagen de la tierra egipcia. En elloscrecía una exuberante vegetación y discurría un río de aguas inagotables. Estos camposeran el dominio de Osiris. Ante la posibilidad de que dios ordenara al difunto quetrabajara para su mantenimiento, desde el Reino Medio, los fallecidos se hicieronenterrar con unas figurillas llamadas Usheties o “respondedores”, que, a modo depeonada, les sustituían en el trabajo.SerapeumTemplo dedicado al culto de la diosa Serapis.
 24

  • 25. WEBGRAFIAwww.ushebtisegipcios.esmetmuseum.org/collections/search-the-collections?ft=*&ao=on&what=Shabtiwww.mysteries-in-stone.co.uk/Spanish/ushabti_enes.htmwww.institutoestudiosantiguoegipto.com/los_shabtys.htmwww.culturegipcia.es/pagina/culturaegipcia/ushebtis/ushebtis.htmes.wikipedia.org/wiki/Ushebtiwww.shabtis.comkemet-neith.blogspot.com.es/2012/08/ushebtis.htmlwww.laaventuradelahistoria.es/tag/ushebtiswww.nachoares.com/html/articulos/ushebtis.htmwww.tendenciasdelarte.com/pdf/junio08/tesorosegipcios.pdfBIBLIOGRAFIA-Stewart ( Egyptian shabtis)-Glen Janes (Shabtis a private view)-Liliane Aubert (Statuettes funeraires...)-Shabtis; Flindres Petrie ed. Aris &Philips 1935-Shawabti; RE Harrington 1997-Les figurines funeraires egyptiens du musee dart et dhistoire et de quelques collectionsprives.Jean Luc Chappaz 1984-Agyptische totenfiguren aus offenlitchen und privaten Sammlungen der Schweiz.Alexander Schlogl. 1990
 25

  • 26. - Uschebti: arbeiter im agyptischen totenreich: Hans Alexander Schlogl. 1993"Statuettes egyptiennes" Paris.1974 o el de JH Breasted jr. "Egyptian servant statues"N.York.1948-Tanis. L´or des pharaons. Association Française d´Action Artistique. Paris 1987. Losnúmeros uno a treinta y cuatro del catálogo están dedicados a ushabtis de las dinastíasXXI y XXII, en su mayor parte procedentes de la necrópolis real de Tanis o de lacachette real de Deir el-Bahari.-Les serviteurs funéraires royaux et princiers de l´Ancienne Égypte. Catálogo delMuseo del Louvre. Paris 2003. En total realiza el estudio de 167 ushabtis de personajesde la familia real.- Excavaciones en Ehnasya el Medina (Heracleópolis Magna) Mª del Carmen Perez-Diey Pascal Vernus. Ministerio de Cultura, Madrid 1992
 26


×