"Joyería tradicional vs. nueva joyería" por Carlos Ostúa

4,430
-1

Published on

Estupendo trabajo de mi alumno de 2 curso de Historia de la Joyería sobre "Joyería tradicional vs. nueva joyería".

0 Comments
7 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
4,430
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
25
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
7
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

"Joyería tradicional vs. nueva joyería" por Carlos Ostúa

  1. 1. 1     JOYERÍA TRADICIONAL vs. NUEVA JOYERÍA Juan Carlos Ostúa Cano 2º del Ciclo Superior de Joyería Artística 2ª Evaluación. Historia de la orfebrería, la joyería y la bisutería Profesora: Ana Galván Romarate
  2. 2. 2     ÍNDICE Página PREFACIO: 3 INTRODUCCIÓN: 4 UNA JOYA ES. Definiciones y usos del término: 5 - Función: 6 - Forma: 6 LA NUEVA JOYERÍA. Un intento de análisis y clasificación: 7 - Antecedentes: 7 - Años 50: 8 - Años 60: 9 - Años 70: 10 - Primeros rasgos distintivos: 10 - Un buen intento de clasificación: 12 ENTONCES ¿QUÉ ES LA NUEVA JOYERÍA?: 14 BIBLIOGRAFÍA: 17 RECURSOS EN RED: 18
  3. 3. 3     PREFACIO El presente trabajo no pretende ni definir ni clasificar a la nueva joyería. Hacer las preguntas y apuntar posibles respuestas sobre la relación de esta con la joyería tradicional es el único propósito. Sobre sus similitudes y sus diferencias. Y sobre los términos que solemos usar para designarlas y hasta qué punto debemos ajustar sus significados a la luz de lo que en los últimos 60 o 70 años ha sucedido en este campo. Que esté analizando algo tan reciente que aún está ocurriendo no ha facilitado la recogida de documentación. Los trabajos teóricos sobre este tema son escasos y parciales. Discúlpeseme, por tanto, si en ocasiones entro en el terreno de las opiniones.
  4. 4. 4     INTRODUCCIÓN A lo largo del siglo XX, y en paralelo a los cambios producidos en el arte en este periodo, surge una forma de hacer joyería que se ha dado en llamar nueva joyería, joyería contemporánea, joyería de autor, joyería de diseño, joyería artística o joyería de estudio, según de en qué país estemos. Y aún quedan algunas otras denominaciones. Las características de esta joyería vienen a poner en cuestión el concepto mismo de joyería tal como se ha entendido en los últimos siglos. Quizá solo lo amplíe, o quizá venga a destruirlo, deshacerlo, quizá a diluir el concepto como un azucarillo en el café. Sobre este problema, a saber, tras la aparición de esta nueva joyería, qué es hoy joyería, qué es hoy una joya, y sus posibles respuestas trata este trabajo. Desde luego, intentar un análisis como este es una tarea, cuanto menos, dificultosa. Y esto por varios motivos. Uno de ellos, muy importante, es la falta de perspectiva temporal. No sabemos si estamos ante un fenómeno pasajero que desaparecerá sin dejar huella, ante un momento de transición que desembocará en no sabemos qué o en un nuevo campo que se consolidará y desarrollará hacia lugares imposibles de prever. Otra dificultad, y no menor, es que bajo el paraguas de "nueva joyería", o como deseemos denominarlo, no encontramos un estilo determinado, unas características concretas y limitadas o unas intenciones definidas y acotadas. Por el contrario, vemos un vasto y variopinto conjunto de obras que podríamos dividirlo, al intentar clasificarlo, hasta la mínima expresión con el resultado, inútil, de obtener únicamente una interminable lista de autores. ¿Es esta la verdadera naturaleza de esta nueva joyería, la individualidad, las características inclasificables, la imposibilidad de encontrar denominadores comunes? Si la respuesta a esta pregunta fuese afirmativa, este trabajo resultaría vano. Espero que no sea así.
  5. 5. 5     UNA JOYA ES Definiciones y usos del término Joya, del francés joie, alegría, gozo, adquiere el sentido que hoy comúnmente le damos al final de la Edad Media cuando comienza a denominarse joyero al, hasta entonces orfebre, que elaboraba anillos, colgantes, broches, etc. de oro o plata incluyendo piedras preciosas. Desde entonces se ha mantenido su uso, en esencia, con el mismo sentido. Aún hoy encontramos en los diccionarios esta definición. Destaquemos dos: según el DRAE (Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua) una joya es un "adorno de oro, plata o platino con perlas o piedras preciosas o sin ellas, usado especialmente por las mujeres". Para la Wikipedia una joya es un "objeto ornamental para el cuerpo que generalmente se fabrica con piedras y metales preciosos, aunque también se pueden emplear materiales de menor valor". Así pues, encontramos, en ambos casos, que una joya es un objeto de adorno y que está realizado con piedras y metales preciosos. Confrontemos esto con las definiciones que los mismos dan al término bisutería1 . Para el DRAE: objetos de adorno hechos de materiales no preciosos. Según la Wikipedia: objetos de adorno que imitan a la joyería pero que no están hechos de materiales preciosos. Son definiciones coincidentes: bisutería es joyería pero con materiales no preciosos. Las de ambos términos en el DRAE resultan parcas pero coherentes. No así en la Wikipedia, para la que en la joya, "también se pueden emplear materiales de menor valor" (que las piedras y metales preciosos). Vemos que aquí los conceptos de joyería y bisutería se solapan2 . En cualquier caso, son definiciones que se mantienen dentro de la idea más común y tradicional. ¿Cómo definir la nueva joyería? Para algunos autores adscritos a la nueva joyería, ésta se definiría por oposición a la joyería tradicional. Esto resulta ambiguo, confuso y no aporta nada más aparte de un indicio que muestra las dificultades que nos vamos a encontrar. Cuando profundizamos en esta supuesta oposición nos encontramos que los aspectos que se mencionan no tienen nada que ver con las definiciones que hemos visto: se pone el acento en la creatividad, la artesanía frente a la producción seriada industrial y la individualidad. Desde luego no se menciona ni la función ni los materiales con la que se elabora (piedras y metales preciosos), que son lo definitorio en los diccionarios mencionados. Nada de lo dicho resulta sustancialmente clarificador por oposición a la joyería tradicional.                                                                                                                           1  La  bisutería,  hermana  menor  de  la  joyería  y  concepto  fronterizo  con  la  misma,  nos  ayuda  a  delimitar  el  concepto  de   joya  a  la  vez  que  nos  lo  complica.   2  El  DRAE,  más  conservador  y  refractario  a  las  novedades,  mantiene  la  definición  tradicional.  En  cambio  la  Wikipedia,   más  abierta  y  actual  (posiblemente  también  menos  rigurosa)  parece  reflejar  la  dificultad  que  hoy  existe  para  delimitar   nítidamente  ambos  conceptos.  
  6. 6. 6     Veamos un intento de definir la nueva joyería por lo positivo, sin enfrentarla a la joyería tradicional: "la joyería contemporánea se aventura a investigar y experimentar con materiales, conceptos, procesos. Su valor" (está en) "la forma, el concepto, el mensaje que comunica y su manera de hacerla”3 . La cita podemos resumirla en: lo que caracteriza a la nueva joyería es originalidad y diseño. ¿Es esto diferenciador del concepto de joyería tradicional?, no lo parece. Nada impide que una joya tradicional aporte ambas cosas sin perder dicha condición. Aunque aquí sí encontramos un aspecto diferenciador: el valor está en la forma, el concepto y el mensaje, no en los materiales. Lo cual no impide trabajar con materiales valiosos. Pero, ¿cómo es esta nueva joyería? Quizá debamos, antes de intentar definirla, ver de qué se trata, qué tenemos entre manos. Y antes de eso, establecer unas referencias que nos permita compararla con la joyería tradicional. Función A lo largo de la Prehistoria y de la Historia, la Humanidad ha adornado su cuerpo y sus vestimentas. ¿Tenían, en su inicio, una función puramente estética?, no lo sabemos. Sí sabemos que, en las culturas más primitivas que hoy existen, estos adornos identifican a los miembros de la tribu de los que no lo son, a los guerreros de los que no son guerreros, al jefe, al brujo, en fin, son símbolos de quiénes son cada uno. También sabemos que tienen funciones protectoras contra los malos espíritus, que son talismanes que atraen la buena suerte, la caza o la protección de los dioses. Que se usan con motivo de celebración, una boda, un funeral, el paso de la niñez a la vida de adulto. Y que, en ocasiones, están realizados con algún material difícil de conseguir, raro, exótico, que le confiere un valor de cambio. Durante miles de años estas funciones simbólicas, de pertenencia a un grupo, de estatus, de poder, de riqueza, de lo divino y lo sagrado, del ultramundo, de celebración, de elemento necesario de los ritos sociales, etc., se han mantenido intactas en lo fundamental. Las sociedades cambian, se incorporan nuevos materiales, pero aún hoy podemos encontrar en nuestra tecnológica sociedad el paralelismo con aquellas primeras sociedades humanas en el papel que le asignamos a estos adornos que denominamos joyas. En algún momento, si no desde el principio, la joya es también un elemento que embellece a quien la lleva, le aporta elegancia y distinción o, simplemente, le ayuda a completar su vestimenta, su imagen. Hoy esta es una función primordial de la joya. Forma Si la función apenas ha cambiado desde sus orígenes, las formas de las joyas no han dejado de modificarse. Los materiales con que se elaboran, la tipología, la estética, han variado con las sociedades y la cultura. En particular, en los últimos siglos, la evolución formal de las joyas ha estado ligada a los distintos estilos artísticos que se han sucedido. Tal es así que algunos de estos estilos exigen incluir a la joyería en ellos para poder explicarlos y comprenderlos. Esta relación entre la joyería y el arte no ha hecho más que estrecharse con el transcurrir del tiempo.                                                                                                                           3  Cita  de  un  texto  de  Helen  Drutt.  
  7. 7. 7     LA NUEVA JOYERÍA Un intento de análisis y clasificación Antecedentes El siglo XX asiste, con la irrupción de las Vanguardias, a una forma radicalmente nueva de ver, concebir y representar el arte. La joyería, poco a poco, se va empapando de este espíritu. Destacados artistas se dedican a realizar joyas que, si no siempre aportan elementos novedosos en cuanto a las técnicas, materiales, tipología, etc. de la joyería, abren una nueva visión de ésta. Es la joya como lienzo, como soporte para una obra puramente artística. Una traslación del universo del artista al formato joya. Los códigos de la joyería quedan en un segundo plano o directamente se ignoran.                                                                                               Oro  y  diamantes.  Dalí.  1949     Tampoco podemos pasar por alto que algunos joyeros que vienen del Déco evolucionan en los años 40 realizando piezas que, aún sin poder hablar de nueva joyería, vistas hoy, podríamos catalogarlas en ella.
  8. 8. 8                                                                                                                                Broche.  Acero  y  staurotide.  Raymond  Templier.  1943 Años 50 A mediados de siglo se está gestando la nueva joyería más o menos en paralelo, aunque de forma diferente, en Estados Unidos y en Europa. Tras la 2ª Guerra Mundial, en un fenómeno sobre todo neoyorkino, surge esta joyería, allí denominada, de estudio. Un numeroso grupo de artistas, en general sin formación joyera, se dedican al diseño y elaboración de joyas. Sea por esa falta de formación, sea por un posicionamiento intencionado, sus obras rompen con los modelos tradicionales. Los materiales, las formas, los acabados, no se han visto ante en la joyería. Delatan tanto su proceso de auto aprendizaje como su interés en la investigación y en la creación libre.                                                          Brazalete.  Art  Smith.  Cobre  y  latón.  
  9. 9. 9     Mientras tanto, en Europa, especialmente en la Alemania Occidental, un pequeño grupo de joyeros con una alta formación, entre ellos Herman Jünger, profesor de orfebrería en la Academia de Bellas Artes de Munich, Friedrich Becker, un investigador experto en joyería cinética y Reinhold Reiling, profesor de joyería en la escuela de artes de Pforzheim, el principal centro joyero de Alemania, abordan, con una libertad similar a lo que está ocurriendo en EEUU, una revisión completa de lo que es la joyería tradicional.                                                                                                                                                              Colgantes.  Hermann  Jünger.  Oro,  plata  y  esmaltes.   La condición de profesores en escuelas clave alemanas tiene como efecto inmediato la aparición de una joven hornada de joyeros que, en la tradición de crear escuela, deciden seguir los pasos de sus maestros.     Anillo  y  pulsera  con  complementos.  Onno  Boekhoudt.  Plata,  cobre,  acero  y  plomo.     Años 60 La nueva joyería, absolutamente marginal y minoritaria en los inicios de estos años 60, encuentra su justificación, su razón de ser y su proyección hacia el futuro en esta década. Los movimientos negros en EEUU, el feminismo, el pacifismo, el movimiento hippy, el rock, el pop, el arte conceptual así como la Primavera de Praga y el Mayo del 68 francés, son signos de una autentica revolución en las mentalidades, en las costumbres,... es una revolución si no político- económica, sí social y cultural. Los rasgos predominantes de esta nueva visión de la sociedad, antiautoritarismo, liberación sexual, un cierto desprecio por la riqueza y sus símbolos o el rechazo al pasado, son un abono perfecto para la nueva joyería que así encontrará un potente soporte ideológico y un tropel de seguidores.
  10. 10. 10                                                                                            Brazalete.  Gijs  Bakker.  Aluminio.     Años 70 A principios de esta década, con la incorporación de los acrílicos y otros materiales plásticos y sintéticos en la elaboración de joyas, podemos afirmar que la nueva joyería ha terminado su proceso fundacional. A partir de aquí asistimos a su expansión, tanto geográficamente como en el número de joyeros/as que se apuntan a ella o en la variedad de materiales, técnicas y formas de estas nuevas joyas. También, y muy especialmente, se profundiza en la experimentación y se indaga en los límites que circunscriben a la joyería tradicional.                                                  Esclava  y  anillo  con  cabezas  intercambiables.  Paul  Derrez.  Plata  y  perspex.   Primeros rasgos distintivos Esa actitud de rebeldía y rechazo a lo establecido se traduce en un "anti": anti oro, anti piedras preciosas, anti técnicas tradicionales, etc., y se extiende hasta cuestionar las funciones simbólicas, los usos y el concepto mismo de joya. Entonces, ¿cuáles son las alternativas?, entre los materiales, los plásticos, las maderas, textiles, piedras semipreciosas o en bruto, o simplemente
  11. 11. 11     guijarros. En los metales, el aluminio, el acero o el bronce, pero también, ya en los 80, metales "tecnológicos", el titanio, el niobio... Los acabados toscos o texturados, o sin acabado. Se experimenta con los tamaños, se proponen ironías críticas sobre el uso de las joyas. En cierto modo existe una vocación de actuar como un caballo de Troya. Parecería que se quiere destruir la joyería desde dentro. Todo esto no es una ley de estricto cumplimiento, es una tendencia general que tiene sus excepciones, y no son pocas.                                                                                                                                                                                                  Broches.  Jan  Wheres.  Oro   A finales de los 80 la nueva joyería está abandonando su fase adolescente y con ella se diluyen estos "antis". Vuelven las piedras y metales preciosos, se valora el oficio, las técnicas tradicionales, aunque se mantiene el rechazo a la producción en masa, se estima la buena ejecución y los acabados cuidados. Así el abanico, ya amplio, se abre aún más y el hilo que relaciona obras tan diversas esta trenzado con elemento más del diseño y del arte que con los propios de la joyería: la joya encierra un concepto, una idea, que pocas veces es evidente; el autor tiene una intención, su mensaje no es gratuito; la obra es resultado de la expresión personal del autor, no hay concesiones al mercado o a las modas.                                                                                            Broche.  Marion  Herbst.  Hierro  
  12. 12. 12     Un buen intento de clasificación Peter Dormer y Ralph Turner, en su libro "La Nueva Joyería" de 1985, hacen un análisis de este movimiento y clasifican las obras en tres categorías: "expresión y diseño, corriente principal de la joyería abstracta", "la joyería como imagen, corriente principal del trabajo figurativo" y "la joyería como teatro, puntos de partida radicales".                                                                                                                                                          Pulseras.  Willem  Honing.  Papel  maché. Casi 30 años después, esta clasificación parece insuficiente. Bajo la etiqueta de corriente principal de la joyería abstracta colocan, como ellos mismos reconocen, obras de tendencias muy diversas por no decir totalmente distintas.                                                                                  Collar.  Italo  Antico.  Plata                          Gargantilla.  E.  R.  Nele.  Oro,  plata  y  perlas. Clasifican como figurativa obras que efectivamente contienen figuración pero que son solo parte de la obra o son composiciones de elementos figurativos que vistos en conjunto no tendrían paralelo en la realidad. O que la figuración no es el motivo de la obra sino un instrumento para el mensaje del autor.
  13. 13. 13                                                                                                        Brazalete.  Richard  Mawdsley.  Plata  y  perlas.   En la joyería como teatro se agrupan desde la denuncia política hasta los juegos irónicos sobre el papel de las joyas, pasando por obras experimentales que buscan los límites de conceptos como la portabilidad o la perdurabilidad.                                    Collar.  David  Didur.  Petardos,  hierro,     Broche.  Otto  Kunzli.  Papel  tapiz  y  espuma  sólida.                  cerillas  y  algodón.   Lo que queda claro es la dificultad de encontrar ese denominador común a esta nueva joyería.
  14. 14. 14     ENTONCES, ¿QUÉ ES LA NUEVA JOYERÍA? A riesgo de entrar en el terreno de la opinión personal, me atreveré a intentar responder a las cuestiones planteadas al principio de este trabajo. En primer lugar, muchas de las obras de la nueva joyería, cabrían en las definiciones que los diccionarios dan de joya. Son objetos de adorno con piedras y/o metales preciosos. Solo que además tienen una carga ideológica, un mensaje, una intención.                                                                                           Brazaletes.  Helen  Aitken-­‐Kuhnen.  Plata  y  esmaltes.       Otras muchas obras, quizás no cumplan estrictamente con la definición corta que dan los diccionarios, pero cumplen con las funciones y las formas que describimos arriba. Vendrían a ampliar el concepto y la definición tradicional de joya.
  15. 15. 15                                                                                                                Brazaletes.  Maria  Hees.  Cuero.   Un último grupo de obras que claramente saltan de la sartén de la joyería para caer en las brasas... del arte. Sus autores son artistas que utilizan la joyería como excusa para su obra o joyeros que hacen prevalecer sus inquietudes artísticas sobre el destino de la obra. El resultado pisa o sobrepasa los límites de lo que entendemos como joya y no amplía ni altera el concepto.                                                    Camisas  con  siete  y  mangas  y  siete  cuellos.  Caroline  Broadhead.  Seda. La nueva joyería tiene algunos rasgo comunes. Está penetrada por el arte. Como este, es una prolongación de su autor más que un producto de consumo. No pretende vender miles de la misma pieza, suelen ser únicas o en tiradas cortas. Su prioridad no es la de los joyeros "charcuteros"4 , es la armonía entre forma y concepto. Como consecuencia, no se comercializa como la joya tradicional, se expone al público habitualmente en galerías similares a las de arte pero especializadas en joyas.                                                                                                                           4  Apelativo  dentro  del  sector  para  aquellos  joyeros  que  solo  miran  cuantos  (más  mejor)  quilates  de  piedras  han   conseguido  meter  en  cuantos  (menos  mejor)  gramos  de  oro,  por  ejemplo.  
  16. 16. 16     El autor suele tener en mente que su obra se completa cuando el comprador decide como usarla. No atiende a las modas ni a las tendencias. La vocación de la nueva joyería es experimentar, investigar y buscar los límites de la joyería en cualquiera de sus aspectos.                                                                               Estola.  Marjorie  Schick.  Madera.   Para definirla podemos contar con la ayuda de los adjetivos que se le han puesto en los distintos países: nueva, de autor, contemporánea (en el sentido de con su tiempo), artística, de diseño, de estudio.
  17. 17. 17     BIBLIOGRAFIA VV. AA., La nueva joyería, Barcelona, Editorial Blume, S. A., 1986 Elizabeth Olver, Diseño de joyería, Barcelona, Editorial Acanto, S.A., 2003 Sally Hernández Hernández, Joyería de Estudio Americana, inédito, 2014
  18. 18. 18     RECURSOS EN RED http://etimologias.dechile.net/?joya http://es.wikipedia.org/wiki/Joya http://www.rae.es/recursos/diccionarios/drae http://expofolie.wordpress.com/2008/05/07/breve-historia-de-la-joyeria-contemporanea/ http://foroalfa.org/articulos/joyeria-necesidad-o-lujo http://irreversa.blogspot.com.es/2011/08/joyeria-contemporanea-y-de-autor.html http://holinkaescudero.com/blog/category/diseno-de-joyeria/ http://fido.palermo.edu/servicios_dyc/noticiasdc/eventos/detalle_agenda.php?id_activ=1304 http://www.joyaviva.net/abou/porque/ http://www.historiadeltraje.com.ar/archivos/Joyer%C3%ADa%20Contempor%C3%A1nea.pdf http://joyeriaconte.blogspot.com.es/2010/02/definicion-de-joyeria-contemporanea.html http://www.joyeros-argentinos.com.ar/?p=749 http://www.indexarte.com.ar/eventos/306/muestra-de-joyeria-contemporanea.htm http://joyeros.wordpress.com/2008/07/11/%C2%BFde-que-hablamos-cuando-hablamos-de-joyeria- contemporanea/ http://www.platayproductosartisticosalahmbras.com/joyeria/joyeria-contemporanea-en-que- consiste/

×