Granja de carcoles

on

  • 1,496 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,496
Views on SlideShare
1,496
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
36
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Granja de carcoles Granja de carcoles Document Transcript

  • La demanda en París, Roma y Madrid está cerca de su nivel récord después de haber declinadodurante la depresión económica mundial, y Bulgaria ambiciona competir con otros importantesexportadores como Grecia y Turquía.El negocio está tan floreciente que está invirtiendo en maquinaria para extraer el muy rentablecaviar: los huevos de caracol que son una de las delicias más preciadas en los restaurantesfranceses.Las grandes firmas de cosméticos también pagan millones de dólares anuales por lassecreciones de los caracoles que contienen ingredientes importantes para las cremas quecombaten las arrugas.http://www.taringa.net/posts/info/918215/helicicultura-_cria-de-caracoles-con-fines-comerciales_.htmlhttp://www.monografias.com/trabajos12/tesisdos/tesisdos.shtmlhttp://www.almendralejoempresarial.com/index.php?view=article&catid=55:banco-de-ideas&id=218:produccion-de-caracoles&option=com_content&Itemid=94Teniendo en cuenta que el ciclo productivo del sistema mixto, por citar un sistema, finaliza aprincipios del Otoño, época en la que el silvestre comienza su etapa de letargo y es máscomplicado hallarlo en la naturaleza. Es entonces cuando el caracol de granja juega su papel y laventa nos permite obtener rentabilidad ante la ausencia de su principal competidor, el silvestre.De los diferentes actores implicados en el mercado del caracol y de las referencias queobtenemos de fuentes diversas relacionadas con la Helicicultura establecemos un precio mediomensual :- Mes de Septiembre 2011 (Mercado de fresco - vivo)Precio kg Helix Aspersa media criadero (origen ): 4,90 €Precio Kg Helix Aspersa media silvestre (mayorista): 3,85 €Precio final (consumidor): 8,20€Los precios finales en conserva son muy superiores teniendo en cuenta que un Kg de caracolcocido envasado supera los 20 €uros. En las grandes superficies encontramos tarros con unpeso escurrido de 300 gramos que tienen un coste para el consumidor superior a las 8 €urosActualmente hay en España, hay 150 granjas de caracol, mientras que en el año 2000 sólo había25. Aunque no son pocas las que han fracasado, sobretodo por problemas de comercialización.Si bien se trata de un sector que crece, no está exento de muchas dificultades.http://www.helixgalicia.com/mercado.htmhttp://karacol.galeon.com/- Mercado de caracoles en EspañaLa falta de un órgano regulador del mercado del caracol impide conocer con seguridad la cifra denegocio que mueve el caracol en España. El Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino, locifró en 400 gr por persona y año. Aún así el caracol procede principalmente de la importación yla recolección silvestre estimando que sólo el 6 % se obtiene de la cría en granjas tambiénconocida como la Helicicultura.Una de las ventajas de la producción de caracoles en granja es la disponibilidad del moluscocuando éste no se encuentra en la naturaleza. Teniendo en cuenta que el ciclo productivo delsistema mixto, por citar un sistema, finaliza a principios del Otoño, época en la que el silvestrecomienza su etapa de letargo y es más complicado hallarlo en la naturaleza. Es entonces
  • cuando el caracol de granja juega su papel y la venta nos permite obtener rentabilidad ante laausencia de su principal competidor, el silvestre.Urge que las Administraciones, regulen el sector en su conjunto tanto el de la producción engranjas como el aprovechamiento <<extractivo>> ó silvestre. El caracol silvestre es una fuentede riqueza que debe tener una regulación que redundará en un mejor aprovechamiento yseguridad para el consumidor.- Cotización del caracolUna referencia válida para conocer el precio real del caracol la podemos obtener de la Lonja deBellpuig, que ofrece en su web datos actualizados de precios y un histórico de los mismos.www.llotjabellpuig.comDe los diferentes actores implicados en el mercado del caracol y de las referencias queobtenemos de fuentes diversas relacionadas con la Helicicultura establecemos un precio mediomensual :- Mes de Septiembre 2011 (Mercado de fresco - vivo)Precio kg Helix Aspersa media criadero (origen ): 4,90 €Precio Kg Helix Aspersa media silvestre (mayorista): 3,85 €Precio final (consumidor): 8,20€Los precios finales en conserva son muy superiores teniendo en cuenta que un Kg de caracolcocido envasado supera los 20 €uros. En las grandes superficies encontramos tarros con unpeso escurrido de 300 gramos que tienen un coste para el consumidor superior a las 8 €uros.- Consumo de caracolesLa familia de los caracoles es muy amplia. Existen unas 4000 especies diferentes, 400 de ellasen Europa. Su vida en libertad está marcada por las estaciones, pues nace en la primavera-verano y se desarrolla hasta el invierno, cuando cae en letargo.Además estamos ante un animal hermafrodita, aunque cada ejemplar puede cumplir unas vecesel papel de macho y otras el de hembra. Por eso cuando se aparean, a partir de los 4 ó 5 mesesde vida, es imprescindible el encuentro de dos ejemplares realizando funciones distintas. Porcierto, dicha cópula dura unas doce horas de media. A posteriori el que ha realizado el rol dehembra, depositará una puesta de 80 a 120 huevos.Los caracoles terrestres se han incluido en la alimentación humana casi desde el origen delhombre. Griegos y romanos fueron grandes consumidores, y actualmente forma parte de lacocina tradicional de diversos países, incluido el nuestro.Sus cualidades culinarias son muy apreciadas, y tienen una calidad nutricional destacada.Poseen un contenido muy bajo en grasas y colesterol, y muy alto en minerales y proteínas, queaportan casi todos los aminoácidos esenciales. En el caso de los caracoles de granja, estos sonmuy carnosos, con un 30% más de masa muscular que el silvestre, de aspecto blanco y texturaturgente. Hoy en día además de su carne, de la que también se hace paté, sus huevos soncomercializados como caviar.Si bien no se dispone de datos oficiales sobre los caracoles que se comen en España, se estimaque al año son aproximadamente unas 14.000 toneladas. Las necesidades gastronómicasgeneradas en los últimos años, han hecho que se necesite importar alrededor de un tercio de loque se consume. Los datos sitúan a nuestro país como el segundo importador mundial decaracoles, por detrás de Francia, que como primer consumidor del mundo, multiplica por cuatronuestro consumo anual.
  • El aumento del consumo ha propiciado que su crianza artificial haya ido en aumento. Las granjasde caracoles, que se centran principalmente en dos especies de la familia Helix, buscan que suciclo vital se cumpla dos veces al año, de manera que los haya siempre disponibles.Actualmente hay en España, hay 150 granjas de caracol, mientras que en el año 2000 sólo había25. Aunque no son pocas las que han fracasado, sobretodo por problemas de comercialización.Si bien se trata de un sector que crece, no está exento de muchas dificultades.De entrada, y como ocurre con otras producciones alternativas, se carece de planes dedesarrollo específicos, y esporádicamente aparecen en medios de comunicación informacionespoco rigurosas; especialmente cuando se exageran los rendimientos económicos de estaactividad, o incluso cuando se plantean sistemas de cría erróneos.Además, las empresas dedicadas a la crianza del caracol no están sometidas a una regulaciónpropia, y la legislación sobre su comercialización es casi inexistente.El caracol de granja no puede competir en precios o cantidades con el que se recoge en elcampo, aunque sí lo puede hacer en calidad. El problema es que los caracoles silvestres que sedistribuyen, sin un control previo por parte de la administración, se calcula que constituyen dostercios del consumo total de estos animales. Su venta en mercados y mercadillos es algo muytradicional en numerosas poblaciones. Pero esto plantea una doble duda: En primer lugar, ¿Estápermitido coger caracoles silvestres?Salvo que alguna Comunidad Autónoma legisle la protección de una especie en concreto, sucaptura no está prohibida expresamente por la ley estatal de protección de fauna y florasilvestres, ya que no están incluidos en ninguna de las categorías de protección.No obstante, esta ley prohíbe de forma genérica la captura de toda fauna silvestre. Sin embargo,en el apartado de infracciones no se contemplan como tal los casos como este, en que laespecie no esta catalogada. Lo cierto es que en la práctica, siempre se ha consentido.Pero una vez visto esto, ¿Es legal comercializar caracoles silvestres? Pues no, si no pasan poruna industria con registro sanitario, aunque en la realidad no es precisamente lo habitual, por lasecular inhibición de las diferentes administraciones. Esto convierte a los caracoles silvestres enuno de los alimentos menos controlados en España, lo que resulta incompresible viendo comose extreman continuamente las medidas de seguridad alimentaria.Los caracoles capturados en el campo, están expuestos a la utilización de productos tóxicos dela agricultura y ganadería, pudiendo por ello representar un riesgo para el consumidor final. Porello se comprenderá que sería necesario regular el control sobre el consumo de estos animales,así como garantizar que todos los que se comercialicen, tengan un control sanitario.artículo extraído de la web del Colegio Oficial de Veterinarios de Alicante.El mercado mundialLa especie Helix aspersa es la de mayor demanda mundial y despierta singular interés ensegmentos de mercado de elevado poder adquisitivo, para la alta cocina.En Europa, es significativo el cultivo y consumo de caracoles. En Francia, principal mercadomundial, la demanda supera las 50 mil toneladas anuales, lo que representa un consumo de 1kg/hab/año. La producción francesa resulta insuficiente para satisfacer el mercado doméstico,
  • debiendo recurrir a la importación, principalmente desde el norte de Africa.Italia, con un consumo anual que promedia las 12 mil ton, abastece más del 50 % de sudemanda doméstica con producto importado. España compra en el exterior 4 mil ton decaracoles por año, principalmente de los géneros Helix, Otala y Achatínidos.Yugoslavia y Turquía se destacan como productores y exportadores. Comercializan carne decaracol congelada, y destinan los caparazones a la industria de alimentos balanceados y otrosproductos, por su alto contenido de calcio.