Your SlideShare is downloading. ×
0
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Eldulcearomadelcafe
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Eldulcearomadelcafe

531

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
531
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. EL DULCE AROMA DEL CAFÉ
  • 2. Una hija se quejaba con su padre acerca de su vida y cómo las cosas le resultaban tan difíciles. No sabía como hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida. Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.
  • 3. Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre el fuego. Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo..
  • 4. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última colocó granos de café. Las dejó hervir sin decir palabra. La hija esperó impacientemente, preguntándose que estaría haciendo su padre. A los veinte minutos el padre apagó el fuego .
  • 5. Sacó las zanahorias y las colocó en un tazón. Sacó los huevos y los colocó en otro plato. Finalmente, coló el café y lo puso en un tercer recipiente. Mirando a su hija le dijo: "Querida " ¿qué ves?"
  • 6. “ Zanahorias, huevos y café” fue su respuesta. La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias, ella lo hizo y notó que estaban blandas.
  • 7. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera. Luego de sacarle la cáscara, observó el huevo duro. Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma. Humildemente la hija preguntó.
  • 8. ¿Que significa esto, padre?
  • 9. Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: el agua hirviendo, pero habían reaccionado en forma diferente:
  • 10. La zanahoria llegó al agua fuerte, dura, soberbia; pero después de pasar por el agua hirviendo se había puesto débil, fácil de deshacer.
  • 11. El huevo había llegado al agua frágil,  su cáscara fina protegía su interior líquido;  pero después de estar en agua hirviendo, su interior  se había endurecido . 
  • 12. Los granos de café, sin embargo eran únicos: después de estar en agua hirviendo, habían cambiado el agua..  
  • 13. ¿Cual eres tu hija? - Le dijo. – Cuando la adversidad llama a tu puerta; ¿cómo respondes?
  • 14. Eres una zanahoria que parece fuerte, pero cuando la adversidad  y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza?  
  • 15. ¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable y un espíritu fluido, pero que después de una muerte, una separación, un despido, una piedra en el camino se vuelve duro y rígido? Por fuera te ves igual, pero ¿eres amargada y áspera, con un espíritu y un corazón endurecido?
  • 16. ¿O eres como un grano de café? ?  
  • 17. El café cambia al agua hirviendo, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza su mejor sabor
  • 18. Si eres como el grano de café, cuando las cosas se ponen peor, tú reaccionas en forma positiva, sin dejarte vencer y haces que las cosas a tu alrededor mejoren, que ante la adversidad exista siempre una luz que ilumina tu camino y el de la gente que te rodea.
  • 19. Por eso no dejes jamás de esparcir con tu fuerza y actitud “ El DULCE AROMA DEL CAFÉ".

×