Descripción fotografía

14,935 views
14,620 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
14,935
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Descripción fotografía

  1. 1.  Descripción de la imagen:Esta es una hoya muy vieja, porque está oxidada y es muy antigua, hora seutilizan hoyas de metal y no con esa forma, ni con tanta capacidad.Es de un color de metal desgastado, por lo que está negro, y con la parte deabajo muy oxidada. Tiene cadenas colgadas del asa, que está también muyoxidada.
  2. 2. Más bien parece un caldero de un cuento, porque es el típico con una pócima ycolgado de el techo, con una gran capacidad.Este fotógrafo a querido transmitir que es una hoya muy antigua, y lo hallamado caldero de la abundancia, para darle un toque de fantasía y cuentode pócimas y comidas grandes en una hoya tan grande.  Historia con esta fotografía:En un pueblo muy lejano y apartado de la ciudad conocido como Pedrusco,había una familia muy pobre y sin dinero ni para comer. La familia Garcíaseguía sobreviviendo gracias al pueblo, en el que todos eran muy solidarios ycompartían sus bienes. Todos los días daba un poco de comida a esta familiacada habitante. Y muy a menudo le traían muebles y adornos para su pobrecasa. Las casas eran muy bonitas, decoradas por fuera de una maneracampestre y tradicional, con flores frescas recién cogidas del campo, puertasde madera, y paredes pintadas con colores alegres y vivos. Pero la casa de lafamilia García era la única diferente, la pared desgastada ni siquiera estabapintada, no había puerta, las escaleras se caían cada vez que subías unaplanta, y por fuera arruinaba todo el trabajo conseguido durante esos añosdel pueblo, causar buena impresión. Se veía todo el pueblo precioso, concésped por todas partes y casas de tres plantas muy bonitas, pero al mirarhacia una esquina, la casa de los García estropeaba toda la preciosidad delpequeño pueblo. Por esta razón el pueblo intentaba arreglarla, pero no habíamanera porque el dinero se lo gastaban en comida para los García, y no habíapresupuesto para la casa. Poco a poco al pueblo le empezó a faltar dinerohasta para comer ellos mismos. Entonces empezó a haber hambre y la buenaimpresión se fue convirtiendo en algo imposible, ya que, por muy pequeño quefuera, costaba dinero mantener un pueblo tan bien cuidado.Al cabo de dos días llegó una señora que se alojó en una casa cercana yempezó a causar rumores de que era muy rara. Doña Benita vestía ropas muypobres, más que ropas, harapos. A menudo llevaba faldas cosidas con trozosde telas que parecía que los había sacado de un mantel o una cortina. Sucamisa era siempre la misma, blanca, que se había convertido en gris de nolavarla y usarla todos los días. Tenía dobladillos en el cuello y mangafrancesa. Estaba llena de botones que no tenían ninguna función más quedecorar la camisa. Pero en lugar de eso, le daba un toque chapucero y hacíajuego con su pelo, siempre bien cuidado, al contrario que sus ropas. Lo llevabatrenzado y con botones de colores a cada centímetro. No calzaba zapatos, yaque el césped aún se conservaba suave y blando. Siempre iba descalza con
  3. 3. pulseras en los pies, y unas medias que cualquiera que la viera por primera vezdiría que eran de rejilla, pero en realidad estaban rotas de forma muysimétrica.Un día la Doña Benita cogió un megáfono y se puso a hablar con su vozdesconocidamente ronca, porque nadie la había oído antes. Empezó diciendoamablemente que saliéramos de las casas y prestáramos un minuto deatención. Así lo hicieron rápidamente los habitantes de Pedrusco obedecieron ydesalojaron las casa. Entonces empezó a hablar:“Queridos habitantes de Pedrusco, he oído que estáis en un momento difícilpara vuestro pueblo, os falta el dinero para comer, y si no gastaseis tanto encomida, ¿podríais pagar al casa de los García y volver a cuidar el pueblo? Séque sí, que la comida es lo que os arruina. Pues tengo la solución a vuestroproblema.”Los habitantes se quedaron boquiabiertos, ¿Cómo conocía a los García? ¿Cómosabía el problema y la solución del pueblo? ¿Cuál era la solución? EntoncesDoña Benita prosiguió:“Tengo el Caldero de la abundancia, que proporciona comida de formaabundante, con calidad, y rápida. Da un cocido con todo tipo de alimentos, esdecir, es completamente nutritivo. Y tiene un sabor que no te cansas nunca detomarlo y muy rico para todos. Parece pura magia, pero es seguro, yo mismalo tomaré primero si así lo deseáis.”Pero el pueblo Pedrusco se fió en todo momento de la señora, y confiabanmucho en las personas, no necesitaban prueba alguna ni que ella lo probara,aquella sería su solución, decidido.Y en menos de una semana, se puso en práctica la propuesta de Doña Benita,y todo salió bien a partir de entonces. Para empezar dejaron de mirar deforma rara a Doña Benita, que se convirtió en la más querida, sobre todo porlos García. Todos comían el cocido del Caldero de la abundancia y no secansaban de probar mil veces ese fantástico sabor que provenía de una fuenteinagotable. El pueblo volvió a la normalidad y la casa de los García fue la másbonita y cuidada. Todos fueron felices.MARÍA JIMÉNEZ

×