Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
La formación del estudiante como parte de la función docente.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

La formación del estudiante como parte de la función docente.

  • 348 views
Published

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
348
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
5
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. La formación del estudiante como parte de la función docente.M.A.E. Francisco Alonso Esquivel
  • 2. Es indispensable crear un entorno familiar y escolarpara que el niño aprenda sanamente bajo el cuidadono sólo de sus maestros, sino también de sus padres.El presente trabajo marca las pautas del entorno quelos educadores deberían tener para el aprendizaje desus propias competencias y la transmisión de lasmismas a sus alumnos, y los escenarios que los padresdeberían conformar en el hogar para que el alumnoaprenda dentro de su casa,
  • 3. para que no haya excusa tanto del padre comodel maestro en torno a la educación yformación del alumno dentro del hogar con lascomodidades y accesorios que los padrespreparan y dentro de su centro de aprendizaje oescuela por parte de sus maestros.
  • 4. El niño nace libre de ser y pensarDurante el primer año el niño aprende por su propiacuenta a través de la imitación y exploración, el niñonace sin maldad y dispuesto a aprender de todo lo quese ponga en frente de él.Es grato ver como los párvulos de 4 años sonenfrentados a la realidad de una educación preescolaren donde están ávidos de experiencias y aprendizaje;
  • 5. es aquí cuando el educador o educadora debe atendera la formación del alumno mediante estrategias talesque le permitan al alumno a esa pequeña edadaprender cosas nuevas, ya sea con juegos, dinámicas,cantos, dibujos, y todas las herramientas que eleducador pueda utilizar.
  • 6. Asimismo Briceño Gil Miguel Ángel (2003:210-379)conviene que “Un sistema que combine la educaciónformal con la experiencia práctica y enfatice laimportancia del “aprender haciendo” tendera a crearuna amplia concepción del “conocimiento”. Elconocimiento, en tal concepto, se define noúnicamente para incluir la teoría formal adquiridamediante el estudio,
  • 7. sino además las destrezas prácticas, la experiencia y latécnica acumulada en contextos relacionados con eltrabajo.” Y es por ello que el educador debe enseñarmediante el hacer las cosas, para que produzca unaprendizaje significativo en el niño, dado que, si se leexplica qué es una fruta, con imágenes o la frutamisma el niño pueda adquirir el conocimiento de loque es.
  • 8. Partiendo del supuesto que en la formaciónprofesional del educador, adquirirá las competenciaspara trabajar con los niños, el docente y el dicente enla etapa de formación deben expresarse en los mismostérminos para comprender el lenguaje infantil que elniño tiene y debe adquirir, pero el formador debepracticar dicho lenguaje en su entorno natural,
  • 9. de aquí que debe hacer sus prácticas profesionales enlos centros educativos de nivel básico paracomprender y vivir ese escenario, que tendrá queexplicar a sus docentes mediante presentaciones deinformes o exposiciones de lo desarrollado en campo,
  • 10. con esto tenemos que Esquivel, Francisco Alonso(2011: 73-76) remarca qué “esa retroalimentacióndebe darse en términos cien por ciento profesionalesen cada una de ellas, cada palabra que expresa elalumno debe ser con el léxico apropiado de suespecialidad, y el maestro tienen la obligación de ver elcómo se expresa su alumno, debe corregirlo ya queeso también es parte de su formación, no es el simplehecho de tomar una clase, es un todo,
  • 11. una formación integral que va desde el queinvestiga y como lo hace, hasta el cómo lo expresa contodas sus formas.” Y si se requiere pintarse, correrbrincar, gritar, bailar el alumno en su formación dedocente debe hacerlo, pero siempre con la supervisiónde su docente en turno,
  • 12. continua mencionando que “Y es por ello que elmaestro debe poner el ejemplo con su hablar yconducir en el espacio aula, independientemente deque en definitiva el maestro sabe más que el alumno,no basta con tener el conocimiento si no sabeexpresarlo, explicarlo, pero no de manera coloquialsino en términos profesionales tal que el alumno conel simple hecho de escucharlo pueda comprender deque se trata.”
  • 13. Y la importancia de esto es que el niño tiene unlenguaje limitado por su corta edad, así que debemossaber del lenguaje que se utiliza tanto en preescolar,primaria y secundaria, el léxico es diferente por lamisma experiencia y edad del alumno, así que nopodemos pretender que el alumno en su formación norealice ejercicios didácticos con ese lenguaje.
  • 14. Por otro lado expresa que “El hablar dentro del aula vamás allá de una simple charla explicativa, el alumnomerece que se le trate con respeto, dándole unacátedra que no sólo implique un discurso vago; elléxico empleado por su docente debe serclaro, explícito en términos profesionales ya que deesa manera él aprenderá como debe dirigirse yexpresarse en un mundo profesional, es triste quealgunos maestros hoy en día utilicen más palabrascoloquiales que profesionales
  • 15. ya que no ayudan a la comprensión lingüística delalumno.” Y es que el alumno necesita el léxico de laespecialidad y sobre todo del entorno que manejaráen su vida docente y más en la educación básica, yaque es imposible impartir una clase con terminologíaque no es, o va de acuerdo a la edad del niño ya queno lo comprendería.
  • 16. Moromizato Izu et al (2004:15-40) argumenta que “Esimportante que el niño y la niña desarrollecompetencias, capacidades y actitudes por medio de laorganización de su educación desde los primeros díasde vida.” De aquí que tenemos la responsabilidad delos padres al introducir en su vida ciertos artículos queen lugar de ayudar a su conocimiento solo loentretengan con sonidos y colores.
  • 17. Los padres son responsables directos de la educacióndel niño desde que nace, de aquí que el docente que letoque en la escuela sólo lo formará durante el periodoque él mismo niño esté en el aula.
  • 18. No es responsabilidad del docente lo que el niño hacey aprende en su casa, y es ridículo ver que algunosinfantes mientras salen con sus padres a algún eventoy dicen alguna mala palabra o hacen un mal gesto, lospadres se sobresaltan y replican “hay mijo, ¿en dóndeaprendiste eso?, y frases como “hay que pena” entreotras, cuando en realidad el niño se expresará tal cuallo hace en casa y tal cual como lo ve en casa.
  • 19. Las competencias actitudinales las ve y aprende encasa, y fuera de ella hace alarde de lo que aprende. Espor esto que el padre debe corregir y educar a su hijodentro de casa para que fuera de ella se comporte asícomo lo ha aprendido.En el aula el educador debe corregir también lo que veen el alumno y que no es correcto, pero debehacérselo notar, ya que el niño no tiene malicia algunaal nacer, los adultos le enseñamos al niño y el niñoaprende.
  • 20. Arango Luz Gabriela (2006:183-308) “Lascompetencias profesionales están delimitadas porcontingencias históricas y culturales” de tal forma quelas reformas educativas deben estar siempre dentrodel contexto actual en un mundo globalizado, así queestas mismas reformas deben ayudar el educador adesempeñar y entender mejor sus funciones con lasguías pertinentes que den una visión clara de lo que sepretende desarrollar a nivel macro, de tal forma que eldocente no este perdido en su entorno y conocimientoa adquirir y transmitir.
  • 21. E. Edelstein Gloria & Miranda Estela (2008:13-188)“Los saberes prácticos, resultado de las vivenciascotidianas, contextualizados, saberes empíricos o deexperiencia. Saberes sobre/acerca de la práctica y losque se obtienen de la práctica, saber de experiencia,saberes de integración resultantes de la adaptaciónsituacional.”
  • 22. Que en el contexto de la educación básica se mezclanentre las prácticas desarrolladas en casa contra las dela escuela. De aquí qué esos saberes empíricos son co-responsabilidad de los padres, ya que el alumnoadquiere saberes fuera de su hogar pero las principalesactitudes y experiencias a etapas tempranas soníntimamente relacionadas con el entorno que lospadres tengan para con los infantes.
  • 23. No es raro escuchar a padres que culpan a losmaestros por la mala educación y conducta de losalumnos, pero esa co-responsabilidad no los exime dela responsabilidad del ser padre, esto es, el docentetiene al alumno por un periodo de tiempodeterminado en donde el alumno es el centro de sueducación, de su quehacer como docente, ya que todogira en torno a él.
  • 24. Y el padre el resto del tiempo en donde nonecesariamente el centro de atención es el niño, sinomás bien los gastos de la casa, pendientes de trabajo,o actividades ajenas al niño, cuando deberían ser sucentro de atención ya que son su responsabilidad.
  • 25. Conclusión: El alumno es responsabilidad detodos, tanto del docente que no sólo debe impartirlela clase sino formarlo, corregir los aspectos negativosque en él observe, pero también el padre tiene laresponsabilidad de formarlo en el hogar, ya que allípasa la mayor parte de su tiempo y vida, así que no esválido que se trate de eximir de la responsabilidad quele representa el ser su padre.
  • 26. En ambos casos no es válido reprochar uno a otro laeducación expresada, cada quien en su entorno debecentrarse en el hijo – alumno para y por el bien deél, cada uno en su respectivo entorno es responsable.Por otro lado las reformas educativas deben marcar laspautas para que los docentes puedan orientar suquehacer docente y así dar una educación de calidad.
  • 27. Bibliografía:Arango, Luz G. (2006). Jóvenes en la Universidad: Género, Clase e IdentidadProfesional, Siglo del Hombre, Bogotá, Colombia.Briceño Gil, Miguel A. (2003). Universidad, Sector Productivo ySustentabilidad, Universidad central de Venezuela, Consejo de DesarrolloCientífico y humanístico, Caracas, Venezuela.Edelstein, Gloria E, et al (2008). Prácticas y residencias:memoria, experiencia, horizontes II, Brujas, Córdoba, Argentina.Esquivel, Francisco Alonso (2011). XVIII Congreso internacional deInvestigación Educativa: Las mejores prácticas y los desafíos de la educaciónsuperior, Planeación, educación y asesoría, Tamaulipas, México.Moromizato Izu, Regina (2004). Propuesta de Intervención educativa paraniños y niñas menores de cuatro años en un contexto urbano-marginal, Fondo Editorial PUCP, Lima, Perú.
  • 28. Por su AtenciónMuchísimas Gracias