AL Marge.espai d'art. Exposición individual de Aurora Valero

692 views
605 views

Published on

Exposición individual de la académica Aurora Valero en Al Marge. Las obras presentadas pertenecen a sus últimas series Sueños del Alba, Retorno a Ítaca y Agora son de grandes formatos ritmos abiertos, colores blancos y espacios amplios. En sus trabajos podemos destacar la fuerza y el carácter, sus trazos gestuales y texturados. Una gran vitalidad y profundidad de planteamientos se unen en unos lienzos magníficos, representantes de la pintura actual de esta artista que no deja de sorprendernos.
Del 7 de mayo al 3 de junio

Published in: Travel, Technology
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
692
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

AL Marge.espai d'art. Exposición individual de Aurora Valero

  1. 1. dossier: exposiciónAurora Valero mayo 2011
  2. 2. INTRODUCCIÓN a la PINTURA de AURORA VALERO El reencuentro con la pintura nos sorprende hoy, más que nunca, con su dilatadavariedad de propuestas; incluso nos fascina su pluralidad porque desde ella podemos contemplar mundossaturados de imágenes capaces de generar preguntas y respuestas cuya interpretación nos atrae como unimán, o como un laberinto complejo e inextricable. Estos mundos, que además se identifican con elacelerado conjunto de vivencias que nos sumergen en una suerte de desequilibrio interno, evidenciannuestro fabuloso poder de creación, que, por un lado nos acerca a la utopía, y por otro, anuncia tambiénnuestra confusión y desencanto. Es natural que éste sea un momento de crisis y de transformación, de ahí laexpectación que produce el contacto con las obras de los artistas y el deseo de descubrir en ellas algooriginal, una nueva aventura, conscientes de que deberemos sumergirnos en ella si queremos comprenderla totalidad de nuestro tiempo. Pero no quisiera perderme en divagaciones. Se me ha pedido que hable sobre mi pintura y, por másdifícil que resulte hablar sobre uno mismo y más sobre su obra, al menos voy a intentarlo, aún a sabiendasde que no se puede explicar lo inexplicable y también de que otros verán cosas distintas a las que preceden. La pintura ha sido, para mí, el eje de mi vida. Ella me ha enseñado a verme a mí misma y acomprender mi entorno porque cualquier experiencia, real o imaginaria, se ha hecho en una completasimbiosis, de tal manera que en cualquier cuadro estamos mi circunstancia y yo en cuerpo y alma. Noexagero si digo que ambas, mi vida y mi pintura forman un todo inseparable. Nada más lejos de lasespeculaciones teóricas –al menos desde hace alrededor de 30 años-. Por el contrario, mis aventuras, mislaberintos, se han desarrollado, por una parte con las vivencias que me ha proporcionado la Naturaleza enacción, y por otra la relación con mis semejantes cuya presencia se adivina en los temas que componen latotalidad de mi obra. Y no es pedantería puesto que estas afirmaciones no con cualitativas. De esta manera podemos observar que, durante los años en los que se han realizado los distintoscuadros se ha producido una especie de travesía, que, a modo de camino, van desgranando, en cada paso,un objetivo claro y determinante: el deseo de hacer pintura. Aunque parezca una obviedad, no lo es, porquesi miramos a nuestro alrededor y contemplamos la influencia que ha tenido la imagen en los últimos tiemposnos percataremos de la influencia de las imágenes fotográficas, entresacadas del cine, de la televisión o decualquier otro medio audiovisual que han impactado profundamente a los artistas y a sus obras en losúltimos tiempos.
  3. 3. Hacer pintura significa poner el énfasis de la creación en dos cosas fundamentales; por un lado en laintención del proceso que se sigue en el acto de pintar y por otro en la relación entre forma y contenidoque resumen aquello que se pinta y que, en definitiva, es lo que contempla el espectador. En el procesoactúa la intuición en primer lugar, es decir, la sugerencia que los primeros trazos espontáneos quedanimpresos sobre el soporte. Uno puede elegir entre hacer bocetos o en lanzarse a la aventura sinpremeditación. Yo sigo la segunda opción. Me gusta que la obra sea espontánea, que esté viva y que, en todomomento manifieste lo que hay dentro de mí, lo que se ha acumulado durante el tiempo que he vivido, lo quehe aprendido, sentido, racionalizado y construido según las opciones que me ha dado la existencia. Creo queha llegado el momento de vivir intensamente y restarle espacio a la duda, confiando en que, desde dentro,saldrá, de manera natural, todo aquello que ha sido mi experiencia vital. Es un acto de fe, de confianza y deatrevimiento. Es, lanzarse al vacío sin el temor a fracasar en el empeño, aunque a veces no se obtenganresultados válidos… porque no caben ni las vacilaciones ni los titubeos, y si algunos hubiera, la obra no seresuelve y nace muerta. Sin embargo, para algunos que hemos vivido tantas circunstancias adversas, es difícil llegar a eseproceso intuitivo y dejarlo tal cual. Es evidente que, en algún momento se impone la voluntad de ordenar y dereorganizar los elementos del cuadro y que, finalmente, aquello que parecía confuso o aleatorio toma unadeterminada forma, con lo cual se pasa de la intuición primigenia a una segunda fase de la creación en laque se impone ordenar el caos y relacionar con voluntad imperiosa la forma y el contenido. Hasta ahí lo que atañe al proceso, al arranque, a la construcción de la obra y a su posterior elaboración,que se va tornando poco a poco consecuente al elaborar lo que es propio de la gramática y de la sintaxisplástica, es decir, la estructura, al ritmo compositivo, la materia, la forma… ese descubrimiento de un caminopor el cual se penetra en el cuadro y que nos lleva visualmente de un lado a otro, moviéndonos como en unadanza interminable sintiendo a la vez que comprendiendo.
  4. 4. Por otro lado esa voluntad de crear dejando que todos los conocimientos, las sensaciones y lasvivencias acumuladas durante muchos años, afloren con todo su poder, debería trasladarnos a esemundo orgánico del cual formamos parte y al que regresamos cuando nos sentimos identificados con lasfuerzas vivas de la Naturaleza, la potencia del agua o del viento, la atracción de la tierra, de lo próximo,el fuego de la emoción que se desborda cuando nos lanzamos al vacío… Cualquier experiencia sensibleque nos haga sentir nuestra condición humana y nuestro deseo de transformar el tronco de la existenciaen un poderoso ramaje que se eleva en el cielo y que florece. Todo ello, liberado de las ataduras que imponen la moda y el presente, supone, en fin, unatransformación de la realidad, intensa, profundamente emotiva, e incluso en algunos casos dramática,que se expande en un tiempo y en un espacio, creados desde el centro del sí mismo. Esta realidad que alude a personajes, a presencias sugerentes cuya existencia transcurre en unámbito concreto, se produce sin ambigüedad y con toda la rotundidad de su verismo, como un reflejoespecular en el que la percepción y la vivencia muestran aspectos incuestionables de la vida. Porque laimagen no se destruye, se censura o fustiga: la imagen es, como se ha dicho, pintura en estado puroque se afirma, por sí misma en un contexto dinámico en el cual el movimiento y la tensión sonprotagonistas. Por tanto no hay ideas abstractas ni especulaciones teóricas: hay un impulso vital que seproyecta desde la resonancia poética que emana de la Naturaleza y de sus fuerzas en acción. Todo ello construye una obra real que, al margen de la pluralidad actual en la que se debaten locontradictorio y lo efímero, crea una razón de ser, alejada del caos, cuya salida es el establecimiento deun orden que se afirma en la libertad. No estamos ante el final de un viaje que implica indagar en experiencias estéticas siguiendo un hiloconductor, que se extiende desde un largo periplo de más de 50 años. Estamos, aquí y ahora, ante unavisión que nos introduce en el misterio de la creación artística desde unos parámetros que, semejantes almito del eterno retorno, se fijan en un instante, en el extremo de esos vaivenes que, rítmicamente, vansujetos a una determinada circunstancia, de la misma manera que la ola al mar. Estamos ante el artecomo argumento de la vida y ante esta misma vida como experiencia sensible, inmersa en un espacioque, por su misma estructura, es también laberíntico.
  5. 5. Desde que en un momento crucial de la existencia somos arrojados en nuestro nacimiento a lasprofundidades de la tierra, abandonando definitivamente el océano primordial materno; desde la noexistencia, hasta afirmarnos como seres conscientes durante un espacio temporal más o menos largo,pero siempre finito, nuestra vida transcurre en un ir y venir entre la incertidumbre y el desasosiegotransitando por este laberinto sin fin. El recorrido implica seguir uno o varios trayectos, trazados con o sin premeditación donde seencuentran la vida y la muerte a cada paso. Las antiguas cartografías que, sin duda han dejado surastro, van quedando atrás, como una especie de signos en el tiempo. En la incertidumbre del devenir,se impone la búsqueda constante de otras señales, de vestigios aún desconocidos y por ello,imposibles. Son las huellas que pertenecen a un tiempo no vivido. Extraña paradoja. Los eternoscorredores por los que se transita, a veces con miedo y con angustia, a veces con la esperanza deencontrar una salida en medio de aullidos y silencios, se bifurcan, se expanden o se contraenimprevisiblemente. No obstante, en este ámbito, existen recursos para sobrevivir, uno de ellos, tal vez elmás esencial, es, la posibilidad de sentirse libre prescindiendo del condicionamiento inicial, de agarrarseal presente y de soñar, inventar, crear, pintar en las paredes las puertas por las que el espíritu se sientaexcarcelado. Y en esta circunstancia, el Arte engaña, sugestiona, mantiene viva la espera, incita a dejarnuevas huellas y a volar, siquiera con la imaginación, hacia otros mundos pensados y sentidos. El problema es encontrar la salida definitiva, en romper el espacio acotado de este enclaustradoencierro al que nos somete nuestro nacimiento… No existe tal salida porque hasta ahora nadie la haencontrado. Nuestro destino consiste en ir de un lugar a otro, a tientas, vertiginosamente o con cautela,pasando por encuentros fortuitos como una exhalación, o deteniéndonos en cada uno de ellos para ver sisu constitución orgánica nos ayuda a esclarecer misterios y a construir la vida aprovechando lacircunstancia del lugar y de nuestros hallazgos.
  6. 6. En esta pintura que nos ocupa, resuelta sin artificio, la figura de la mujer es en muchas ocasionesla protagonista. Ella, como la Madre Tierra, alimenta la vida y nos traslada a un mundo donde lo que esfecundado se lanza a la aventura de vivir por sí mismo. Sin embargo algo queda sujeto a nuestro delirio: los ritmos trepidantes, el movimiento y ladireccionalidad forjando trayectorias rotundas propiciadas por la línea curva y por la materia,empastada y sutil, como presencia de lo orgánico, de lo que está vivo. De esta manera, cadaestructura en sí misma construirá las diferentes puertas que crean, con insistencia, la voluntad detransgredir el presente. Aurora Valero, abril de 2011 María Luisa Pérez, Lucía Zalbidea y Manolo Oyonarte ccn Aurora Valero en su estudio de Alboraia.
  7. 7. "Danza"técnica mixta/lienzo 116X89
  8. 8. “Ágora I" dípticotécnica mixta/lienzo 165X165
  9. 9. "Dos"técnica mixta/lienzo 110X100
  10. 10. “Retorno a Itaca"técnica mixta/lienzo 110X100
  11. 11. "L´horta"acrílico/papel 19X15
  12. 12. APUNTES del CURRICULUM Aurora Valero nace en Alboraya (Valencia) en 1940. Cursó estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos de Valencia donde obtuvo el título de Profesorade Dibujo en 1960. Es Académica Numeraria de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. 2010. Doctora en Bellas Artes por laUniversidad Politécnica de Valencia en 1988 y catedrática de Expresión Plástica desde 1969 en la Escuela del Magisterio de Córdoba yen la Universidad de Barcelona. Estuvo adscrita al Departamento de Didáctica de la Expresión Musical, Plástica y Corporal de laUniversidad de Valencia desde 1981 a 2005 fecha en que se jubiló. Su quehacer artístico centrado en la pintura se inicia con una exposición individual en el Palacio de la Generalidad de Valencia en1964 tras haber obtenido por concurso la Pensión de la Diputación Provincial de Valencia en 1963. Desde entonces ha realizado más de setenta exposiciones individuales entre las que figuran, la Sala “El Prado”, del Ateneo deMadrid en 1968; Asociación Cultural de Pintores y Escultores del Mundo en Marsella en 1978; Museo de Arte de Albacete y Círculode Bellas Artes de Valencia en 1984; Sala del Centre Cultural Bancaixa de Valencia en 1991; Galería 11 de Alicante en cincoocasiones, desde 1984; Galería Rosalía Sender de Valencia en 1995; Palau de la Música de Valencia en 2000-2001; Los Inmortales enla Biblioteca Valenciana en 2001, en el Museo de la Universidad de Alicante en 2003 y Auditorio de Castellón en 2006; Diputación deJaén también en 2003; Universidad Politécnica de Valencia en 2004; Sala del Stadt de Mainz en 2005.; Atarazanas de Valencia en2007 y en la Delegación de la Conselleria de Justicia y Administraciones Públicas de Madrid en 2010 entre otras. Ha participado en ciento setenta y siete Salones Oficiales y Exposiciones colectivas como los Salones de Arte Actual de Valencia yBarcelona; Salones de Otoño de Palma de Mallorca y Valencia; Salones de Marzo de Valencia, en varias ocasiones. También haparticipado en las siguientes exposiciones: “Sesenta y ocho plásticos valencianos” del Centro Cultural de la Villa de Madrid en 1987,Interarte de Valencia y Arco de Madrid, con la Galería 11, en “La impronta de la Vanguardia” en el Museo de San Pio V de Valencia en1994, en “Un segle de pintura valenciana” en el IVAM de Valencia, en el MEAC de Madrid y en la Llotja d´Alacant en 1994, en “DesdeSala Mateu”, Atarazanas de Valencia en 1998, en “Nosotras por nosotras”, Instituto Mexicano de Washington, Alicante y Castellón en1998, en “La memoria que ens unís” , inauguración del Museo de la Universidad de Alicante en 1999. En la colectiva “Witnes andreponses” de la the Library of Congress of Washinton, En Postdam, Colonia, Coblenza, Herremberg... en 2001,...
  13. 13. En el ámbito internacional ha llevado su obra a Washington, Nueva- York, Florida, San Francisco, Alemania, Francia, Israel,Chile, Japón, Corea, Brasil, Austria, Corea y toda América Latina... Comenzó su obra con un expresionismo lírico que se radicalizó hasta alcanzar, en 1965, una tensión plástica dramática ytemperamental. Evolucionó hacia un simbolismo relacionado de alguna forma con el Pop Art en los dos años siguientes y movidapor una inquietud experimental exploró diferentes materiales y técnicas en la década siguiente hasta conseguir una abstraccióndepurada y geométrica en la que introdujo el relieve. En 1978 inició una revisión de las formas clásicas en su serie Homenaje aFidias a la que siguió otra más colorista denominada L´Horta. En 1982 reanudó la figuración de los años sesenta con la seriedenominada La dona compuesta por grandes personajes femeninos cuyo protagonismo se debió al interés de la pintora pordenunciar la situación social de la mujer. Geas, Anteas, Magnas Mater y Magnas Deas se manifiestan intensamentedramatizados. Otras series intercalaron planteamientos más abstractos como la denominada Contrast o la que tomó el nombrede Bereshit Bará en la que además introdujo el oro como materia plástica. Otras dos series Los Inmortales y Archipiélagos nosacercan a su momento actual. En la primera realizó una fusión de las Artes al incorporar a la poesía de Vicente Aleixandre y a lamúsica de Ángeles López Artiga la visión pictórica inspirada en ellos. La segunda investiga la articulación de las formas, sobreformatos modulares que pueden montarse y componerse de forma diferente según un juego de ordenador. Sus últimas seriesSueños del Alba, Retorno a Ítaca y Agora se componen de grandes formatos ritmos abiertos, clores blancos y espacios abiertos. En su pintura destaca la fuerza y el carácter de sus contrastes y de sus trazos gestuales y texturados así como la autenticidadde sus planteamientos plásticos que se producen, siempre, desde una profunda meditación. Aurora Valero ha realizado una aproximación al tapiz, al cartel y a la cerámica. También ha publicado dos libros: El Arte de lapintura en la Prehistoria: Instinto, Armonía y Construcción en 1995 y El Mar pintado: La pintura mural del Mediterráneo Antiguoen 1996. También ha publicado diversos artículos en revistas especializadas de Arte y de Didáctica. Su obra se encuentra en diversos museos y colecciones como el Museo Provincial de Bellas Artes de Valencia desde 1970,Museo Popular d´Art Modern de Villafamés desde 1980, Museu d´Art Contemporani d´ Elx desde 1980, The San FranciscoMuseum of Contemporary Hispanic Art USA en 1989, Museo de la Solidaridad Salvador Allende de Chile desde 1991, etc y encolecciones como Bancaixa de Valencia, Universitat de Barcelona, Universitat de Valencia, Diputación de Jaén, The Library ofCongress of Washington.etc.
  14. 14. PRENSA
  15. 15. almarge.espaidart@gmail.comwww.almargeespaidart.blogspot.com Al Marge. espai dart calle virgen del Pilar 9 Casco Histórico. 03730 Xàbia

×