LA GUERRA CIVIL (TEMA HISTORIA SELECTIVIDAD)

22,516 views
22,252 views

Published on

Published in: Education
1 Comment
25 Likes
Statistics
Notes
  • gracias por el aporte, podrías decir qué nota sacaste con este resumen?
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
22,516
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
977
Comments
1
Likes
25
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

LA GUERRA CIVIL (TEMA HISTORIA SELECTIVIDAD)

  1. 1. TEMA 6 - LA GUERRA CIVIL (1936-1939) La Guerra Civil (1936-1939) ha sido el acontecimiento de la historia contemporánea española que más atención ha suscitado en nuestro país y el exterior, debido a que supuso el fin de las esperanzas depositadas en la modernización política y social que pretendía la II República. La Guerra Civil fue, por tanto, la consecuencia de un golpe militar mal ejecutado y de un Gobierno demasiado débil para atajarlo. 1. CUSAS E INICIO DEL CONFLICTO: La conspiración militar se inició como consecuencia de la victoria del Frente popular en las elecciones de febrero de 1936. El estratega y jefe fue Emilio Mola. Sanjurjo, por su parte, era el pretendiente a asumir el Directorio militar que se proponía crear tras el golpe, pero murió los primeros días de la sublevación. Por su parte, Franco, tras controlar la situación en Canarias, se desplazó a Marruecos para dirigir lo que pretendían que fuera un golpe breve y rotundo. Las causas que desatan la Guerra son diversas, desde las posturas más conservadoras de la Iglesia –que interpretará la Guerra como una cruzada- hasta la violencia callejera, la polaridad de la sociedad española, las repercusiones del Crac del 29, la estructura socio-económica de España como país subdesarrollado, aumento del paro , malestar del ejército por las reformas militares de Azaña o formación de un bando anti- autonomista apoyado por la CEDA y la Falange. 2. FASES MILITARES DE LA GUERRA CIVIL La primera etapa se desarrolló entre julio y noviembre de 1936 y es conocida como la Guerra de Columnas, donde participaron diversas columnas militares de ambos bandos. La toma de Madrid se convirtió en el principal objetivo de los sublevados quienes, gracias a la colaboración de Hitler y Mussolini, lograron cruzar el estrecho y avanzar a través de Extremadura sin que el Gobierno Republicano pudiera detenerlos. La toma de Irún cortaba el acceso del ejército republicano a la frontera con Francia e impedía la llegada de refuerzos. Finalmente, San Sebastián se rindió ante el avance de los sublevados. Entre 1936 y 1937 el conflicto se convirtió en una guerra de desgaste a causa de la inesperada resistencia de Madrid. El Gobierno republicano se fue a Valencia, y a partir de entonces la resistencia fue dirigida por la Junta de Defensa, que recibió armamento soviético y refuerzos extranjeros. Al no tomar Madrid, Franco decidió comenzar una operación para rodearla. De esta manera, los rebeldes lograron tomar Málaga, representando esto, para los republicanos, el fracaso del modelo de guerra con milicias desorganizadas y se hizo evidente la necesidad de crear un ejército disciplinado. Entre marzo de 1937 y marzo de 1938, las tropas franquistas decidieron atacar el territorio republicano del norte, rica en infraestructuras industrial y minera. El ejército franquista ocupó Vizcaya, Bilbao y Santander y las industrias pasaron casi intactas a los rebeldes. El reconstruido ejército popular de la República emprendió varias ofensivas para intentar detener el avance franquista desde el norte peninsular. Consecuentemente ocurrieron las batallas de Brunete, de Belchite y tras la batalla de Teruel, los republicanos ocuparon esta ciudad. Entre marzo de 1938 y febrero de 1939, Franco desplegó un ataque a lo largo del frente de Aragón con la intención de alcanzar el Mediterráneo y dividir la zona republicana. El ejército republicano lanzó una ofensiva y logró cruzar el Ebro, ofensiva conocida como la batalla del Ebro que tuvo como consecuencia el
  2. 2. quebrantamiento definitivo del ejército popular. Posteriormente, se llevó a cabo la conquista de Cataluña, y en febrero del 39 cae Barcelona en manos de los sublevados. La Guerra concluye el 1 de abril del 39. Negrín y el PCE propusieron seguir con el conflicto, actitud que chocó con la oposición de políticos y militares republicanos, como el coronel Casado. No obstante, esté y sus partidarios entregaron a Franco toda la zona que aún estaba en manos de los republicanos. 3. DIMENSION INTERNACIONAL El ejército sublevado contaba con un importante apoyo militar y político fuera de las fronteras españolas, gracias al régimen alemán e italiano, que fue decisivo para el fin de la guerra. El panorama español era la situación perfecta para poner a prueba los ejércitos de cara a la guerra mundial que se avecinaba. Por otro lado, el apoyo al ejército rebelde permitía ejercer influencia sobre un nuevo aliado, lo cual podría ser útil para una guerra posterior. La mayor parte de las ayudas italogermanas fueron a crédito y se convirtieron en semigratuitas, por lo que España aportó los materiales de interés estratégico que necesitaba Alemania. Por su parte, el apoyo con el que contaba la República era escaso. Los gobiernos conservadores ingleses se decidieron no apoyar al bando republicano, promoviendo una política de apaciguamiento. El Gobierno francés cerró las fronteras para evitar la entrada de armas en España. Finalmente, Estados Unidos procuró mantenerse neutral para no apoyar el comunismo europeo. Consecuentemente, el bando republicano tan solo contó con el apoyo de la Unión Soviética y de Méjico, el cual acogió a exilados españoles. No obstante, todas las potencias acordaron el no entremetimiento diplomático y militar en los asuntos españoles y prohibieron las exportaciones de armamento a España, lo que significó una clara desventaja para el bando republicano. Sin embargo, fue una desventaja ya que aisló el conflicto español reforzando el fascismo alentando un conflicto internaciones: La Segunda Guerra Mundial. 4. EVOLUCIÓN DE LOS BANDOS 4.1 LA REPÚBLICA La desarticulación de la república burguesa (Julio–septiembre de 1936). Ante la pasividad del gobierno de Quiroga, que había perdido parte del control del ejército, los comités obreros se armaron por sí mismos. Este gobierno fue sustituido por el de Giral, que aceptando armas para los obreros. El Gobierno de Caballero (Septiembre de 1936-Mayo de 1937), intentó unificar el poder político para poder dirigir la guerra, encontrando dificultades en Cataluña, donde miembros de la izquierda se opusieron a los movimientos anárquicos y trotskistas, provocando la dimisión del gobierno de Caballero. El gobierno de Negrín y los comunistas (Mayo de 1937-Marzo de 1939). Las sucesivas derrotas de la República, llevaron a los republicanos a buscar una paz negociada con Franco. Ello llevó al Golpe de Estado de Casado que derribó al Gobierno de Negrín y negoció la paz con Franco, quien exigió la rendición incondicional. 4.2 LOS SUBLEVADOS La junta de Defensa Nacional (Julio-Septiembre 1936). Los sublevados estaban formados por grupos heterogéneos sin un objetivo político claro y sin un liderazgo definido. Las primeras medidas de la Junta de Defensa Nacional de Burgos fueron la prohibición de sindicatos y partidos políticos, la censura y el asesinato de civiles. Posteriormente, Franco fue nombrado Jefe del Estado y Generalísimo.
  3. 3. El Decreto de Unificación y el apoyo del Episcopado. En 1937 Franco llevó a cabo el Decreto de Unificación, evitando así la competencia política en su bando, dando lugar a la Falange Española Tradicionalista y a las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista. Otro factor del éxito de Franco fue el apoyo de la Iglesia. El Primer Gobierno de Burgos y el Nuevo Estado (1938). A partir de 1938 se fue formando el Régimen Franquista con la formación del Gobierno de Burgos que era un régimen donde Franco acaparaba todo el poder político y militar. 5. CONSECUENCIAS - Pérdidas demográficas que ascendían a más de un millón. Muchos de ellos murieron en campos de batalla, otros fueron asesinados y fusilados, otros por enfermedades o bien por desnutrición. - Una gran cantidad de población se exilió a Francia, Méjico, al norte de África o a la URSS, donde el estallido de la IIGM agravaría su situación. Se produce la perdida de mucha vida cultural española. - Además de los fusilados, hay que contar con los presos e internados en campos de concentración franquistas, los condenados a trabajos forzados y personas que permanecieron escondidas, así como los que padecieron el exilio interior. - Se produjeron innumerables pérdidas económicas ya que la política franquista agravó esta situación y el nivel de producción y bienestar no se recuperó hasta décadas después. - Sin embargo, hubo grupos que se beneficiaron de la nueva situación (terratenientes, Ejército e Iglesia). Esta guerra comenzó como un golpe de estado de un sector del ejército contra la República que fracasó. Este hecho y la influencia internacional contribuyeron a convertir el golpe en una larga Guerra Civil de tres años. A su vez Franco la planteó como una guerra de desgaste y aniquilación del enemigo político y al terminar se negó a cualquier tipo de negociación o reconciliación

×