Expo.adler
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Expo.adler

on

  • 2,513 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,513
Views on SlideShare
2,513
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
61
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Expo.adler Expo.adler Presentation Transcript

  • TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD PSICOLOGÍA INDIVIDUAL ADLER I N T E G R A N T E S : A L I C I A P A L A C I O S D A L I L A M O N T E R O S
  • PSICOLOGÍA INDIVIDUAL - ADLER Adler nació en Viena en 1870. En 1895 se recibió de médico; estudió para ser especialista en oftalmología, sin embargo se dedicó a ejercer la psiquiatría. Adler formó su propia escuela de psiquiatría a la que llamo Psicología individual. Se interesaba en la salud mental de los niños, fundó una clínica para el asesoramiento infantil en Viena e instituyó clases experimentales para niños de corta edad. Murió en 1937.
  • CONSTRUCTOS Y POSTULADOS BÁSICOS
  • La naturaleza de la inferioridad humana: Adler consideraba la vida como una lucha difícil desde el nacimiento, que exige aprender muchas cosas y superar muchos obstáculos. Según Adler cada persona debe moldear su propia vida dentro del contexto de un ambiente que frecuentemente exige mucho y debe enfrentarse a él con las habilidades limitadas que posee. Reconociendo al poderosa lucha humana por la supervivencia, al inicio de su carrera Adler consideraba que la gente tenía un impulso agresivo innato.
  • Lucha contra la condición inferior de la mujer: Deploraba la condición inferior de la mujer y culpaba la superioridad agresiva del varón por la manera en que encasillaba a una mujer. No existe inferioridad biológica que justifique la condición inferior de la mujer según opinaba Adler. Adler rechaza la noción de que la mujer es inferior al hombre.
  • Desarrollo de las luchas normales y anormales por la superioridad: Adler, opinaba que la vida no está motivada por fuerzas encaminadas al equilibrio, ni está motivada por tendencias de supervivencia, ni impulsada por obtener placer y evitar dolor. Opina que, la fuerza principal tras todo lo que la gente hace, más allá del nivel de impulso del funcionamiento, es el esfuerzo por ir de una condición inferior a una superior, menos a más. Adler llegó a la conclusión que, para quienes funcionan y se desarrollan normalmente , la lucha por la superioridad es una búsqueda de la perfección de sí mismo.
  • Expectativas irreales: Un tipo de lucha por la percepción absoluta es un compromiso constante hacia metas irreales. La persona que desea la perfección absoluta en realidad manifiesta por su comportamiento, que es un ser superior. Una competencia intensificada fomenta la lucha por la perfección, en la creencia de que la vida no sólo puede ser mejor de lo que es, sino perfecta.
  • Inferioridad, Compensación y sobrecompensación: La compensación ayuda a establecer y conservar la propia estima, para compensar la inferioridad. Compensación no saludable o satisfacción substituta; una necesidad es satisfecha con otra, lo cual resulta frustrante. Compensación saludable; es una manifestación de la lucha por la superioridad. Logrando un objetivo real.
  • Finalismo ficticio: El papel de metas ficticias. Una vez que creamos una meta ficticia, luchamos por alcanzarla. Un acto de comportamiento empieza con la proyección de una meta, que es seguida después por comportamientos específicos para lograr el propósito.
  • Naturaleza de metas ficción: Adler llegó a comprender que nuestras metas generalmente son de naturaleza ficticia. Algunas creencias, aún cuando sean una ficción, son valiosas porque promueven un comportamiento positivo. Las ficciones pueden tomar formas de ideales. Un ideal, por su propia naturaleza, no se logra nunca completamente. La lucha por lograrlo influye en su comportamiento. Aun cuando gran parte del pensamiento ficticio es útil para la persona y puede alentar un comportamiento de adaptación y para hacer frente a algún problema, algunas ficciones son peligrosas y dañinas.
  • Meta de la vida: En cada persona generalmente existe una meta sobresaliente, consciente o no, que juega un papel dominante en su vida. Algunas veces la meta guiadora frecuentemente es una ambición secreta, que se alimenta y protege de ser descubierta por otros. Las metas concretas de la vida vienen de un sentimiento de inferioridad y pueden ser mejor comprendidas como expresiones de una última meta en la lucha por la superioridad, lo que toma una forma única en cada individuo.
  • El estilo de vida: Adler, usó la expresión “estilo de vida” para señalar la configuración única de las características que identifican a una persona. Existe una complejidad en los estilos de vida por lo cual Adler los caracterizaba generalmente como rasgos. Algunos componentes ejercen más influencia que otros, son excitados más fácilmente, son más centrales que otros.
  • Establecimiento temprano del estilo de vida: Adler mantenía que el estilo de vida se forma temprano, generalmente durante los primeros 5 años. Con forme el individuo se va desarrollando se vuelve más complejo, personal y fijo. Conforme se forma, todos los procesos psicológicos son organizados en modos habituales de percatarse, pensar, sentir y comportarse. Un determinante principal del estilo de vida es el ambiente familiar en el que el niño crece. Las experiencias tempranas, con inferioridades fuertemente percibidas, determinan en gran forma la naturaleza del estilo de vida.
  • Estilos de vida y la lucha por la superioridad: Algunos reaccionan a su inferioridad mediante el desarrollo de un estilo de vida defectuoso, en tanto otros se distinguen por logros superiores.
  • PUNTOS DE VISTA SOBRE LA ANORMALIDAD
  • Todos experimentan inferioridad al luchar por mejorarse a sí mismos y sus circunstancias. Los trastornos de personalidad resultan de un profundo sentimiento de inferioridad y formas exageradas de intentos de lograr superioridad. Sus creencias ficticias pueden conducir a un comportamiento altamente inapropiado para las exigencias de la vida. Los sentidos de inferioridad pueden ser tan destructores, que la gente es impulsada a establecer un tipo de superioridad sobre otros. El comportamiento resultante puede ser autodestructor y en alto grado inadaptado. La anormalidad se presenta cuando el individuo trata en vano de establecer su propia superioridad en vez de aceptar su posición. La lucha desesperada por lograr superioridad puede deberse a la renuencia de ser un miembro promedio de un grupo.
  • Luchas anormales por la superioridad: Algunas personas tienen predilección de inventar mentiras para engañar a quienes los escuchan. Existen quienes constantemente luchan por obtener ventajas sobre los demás a través de privilegios. Por medio de su comportamiento, la gente dice que nada es digno de ella; por tanto, nada vale la pena. El desertor cultural se coloca a si mismo por encima de los requerimientos ordinarios de la vida diaria. Muchas formas de lucha por lograr superioridad es inadaptación que a la larga le produce más dificultades al individuo.
  • Tendencias y barricadas de salvaguarda: Con el fin de crear un sentido de suficiencia, la gente puede usar lo de Adler llamó tendencias de salvaguarda. Estos son aparatos protectores, similares a los mecanismos de defensa de Freud. La persona se hace enfermiza y frágil, aun cuando tal vez no tenga nada anormal. Adler llamaba al uso de la enfermedad para controlar a otros, las armas de la debilidad. Usó el término barricadas para describir diversas técnicas de retracción, como timidez, debilidad, cansancio y sensibilidad de toda clase. Tales artificios pueden conservar el sentido de la propia estima, manteniendo al individuo fuera de la corriente principal de la vida.
  • Tipología de Adler: Desarrolló un esquema para tipificar a las personas que puede ser útil para comprender en términos sencillos la naturaleza de las anormalidades. Sus puntos de vista sobre el grado de actividad y el grado de interés social son factores significativos en el vivir. Debemos estar activos con el fin de tratar y enfrentarnos a los tres problemas principales de la vida: vocación, comunidad y familia. También tenemos que ser capaces de relacionarnos con otras personas, porque están tan íntimamente relacionadas con el éxito o el fracaso en estos aspectos de nuestras vidas.
  • Gran actividad, bajo interés social: el tipo gobernante. Las personas de tipo gobernante son energéticas y dinámicas en sus intentos de alcanzar sus propias metas. Baja actividad, alto interés social: el tipo que obtiene logros. Usan la simpatía y su poder personal sobre otros para establecer una relación parasitaria, en la cual reciben en vez de dar. Baja actividad, bajo interés social: el tipo huidizo. Pueden limitar su participación en la vida con el fin de evitar fracasos, desilusiones y otras experiencias dolorosas. Alta actividad, alto interés social: la persona normal. Las personas normales hacen frente con energía a sus problemas
  • Neurosis: una orientación cobarde de la vida. El neurótico puede caracterizarse como persona baja en actividad, baja en interés social, baja en su propia estima, alta en su lucha por lograr superioridad, alta en sus grandiosas metas ficticias y alta en la preocupación de sí misma. Adler insistía que las personas deberían aprender a ser valerosas y dispuestas a tolerar la pena y la tristeza.
  • Puntos de vista sobre la personalidad y la vida ideales Adler busco desarrollar una relación cálida y amistosa con sus pacientes a fin de ganarse su respeto y confianza. Alentaba una orientación realista de los problemas de la vida, ayudando a sus pacientes gentilmente, pero con firmeza, a enfrentarse a las nociones irreales que tenían sobre cosas y gente, en lugar de atribuir su enfermedad a experiencias dolorosas tempranas. Necesitamos de otras personas para satisfacer muchos de nuestros deseos y necesidades básicas como amor, sexo, compañía, trabajo en sociedad o en equipo, amigos, conocidos y modelos. Las personas normales desean y valoran las relaciones sociales. Reconocen que el interés social es un criterio de madurez emocional. La gente anormal dirige su motivación a metas egocéntricas y rechazan la cultura.
  • El poder creativo del yo: El yo creativo juega un papel importante en la formación del estilo de vida; es la base para el cambio en la personalidad. Adler opinaba que era posible alterar el estilo de vida, aunque con dificultad. Podemos aprender el autocontrol, cómo disponer prioridades, y satisfacer nuestros deseos, cómo trabajar hacia nuestras metas, y cómo expresar nuestros valores mediante nuestra conducta diaria. El yo creativo ejerce mucho control sobre la forma en que percibimos las cosas. El yo creativo puede otorgarle unidad e integración a la personalidad.