Your SlideShare is downloading. ×
0
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Monólogo de Zenobia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Monólogo de Zenobia

1,027

Published on

Presentación confeccionada para una representación junto al texto "Monólogo de Zenobia" que podéis solicitarme sin problema

Presentación confeccionada para una representación junto al texto "Monólogo de Zenobia" que podéis solicitarme sin problema

Published in: Travel, Business
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
1,027
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Monólogo de Zenobia 50º aniversario de la concesión del premio Nobel de Literatura a Juan Ramón Jiménez
  • 2. Vino, primero, pura, vestida de inocencia; Y la amé como un niño. … Mas se fue desnudando. Y yo le sonreía. Se quedó con la túnica de su inocencia antigua. Creí de nuevo en ella. Luego se fue vistiendo de no sé qué ropajes; y la fui odiando sin saberlo. Llegó a ser una reina, fastuosa de tesoros… ¡Qué iracundia de yel y sin sentido! Y se quitó la túnica y apareció desnuda toda. ¡oh pasión de ni vida, poesía desnuda, mía para siempre!
  • 3.  
  • 4.  
  • 5. Oyendo la lluvia te escribo. . . Lo blanco se vuelve amarillo. Creí que tu pecho y el mío serían ¡por siempre! Divinos. . . Lo sano se torna podrido. . . Oyendo la lluvia te escribo. . .
  • 6.  
  • 7.  
  • 8. Me he convertido a tu cariño puro como un ateo a Dios... ... Y o no he nacido ni he de morir. Ni antes ni después era nada, ni sería nada yo sino en ti ...No quiero más que un oro y es el oro que manan tus sentidos inmortales...
  • 9.  
  • 10.  
  • 11. <ul><ul><li>Yo solo Dios y padre y madre míos </li></ul></ul><ul><ul><li>me estoy haciendo, día y noche, nuevo </li></ul></ul><ul><ul><li>y a mi gusto. </li></ul></ul><ul><ul><li>Seré más yo, porque me hago </li></ul></ul><ul><ul><li>conmigo mismo, </li></ul></ul><ul><ul><li>conmigo solo, </li></ul></ul><ul><ul><li>hijo también y hermano, a un tiempo </li></ul></ul><ul><ul><li>que madre y padre y Dios. </li></ul></ul><ul><ul><li>Lo seré todo </li></ul></ul><ul><ul><li>pues que mi alma es infinita; </li></ul></ul><ul><ul><li>y nunca moriré, pues que soy todo. </li></ul></ul><ul><ul><li>¡Qué gloria, qué deleite, qué alegría, </li></ul></ul><ul><ul><li>qué olvido de las cosas, </li></ul></ul><ul><ul><li>en toda esta nueva voluntad, </li></ul></ul><ul><ul><li>en este hacerme yo a mí mismo eterno! </li></ul></ul><ul><ul><li>Yo no soy yo.  Soy este que va a mi lado sin yo verlo;  que, a veces, voy a ver,  y que, a veces, olvido.  El que calla, sereno, cuando hablo,  el que perdona, dulce, cuando odio,  el que pasea por donde no estoy,  el que quedará en pié cuando yo muera.  </li></ul></ul>
  • 12. &nbsp;
  • 13. &nbsp;
  • 14. ¡ Intelijencia, dame el nombre exacto de las cosas! <ul><li>¡Intelijencia, dame </li></ul><ul><li>el nombre exacto, y tuyo </li></ul><ul><li>y suyo, y mío, de las cosas! </li></ul>...
  • 15. &nbsp;
  • 16. &nbsp;
  • 17. El dios . El nombre conseguido de los nombres
  • 18. Homenaje a Lorca
  • 19. En La Habana, con una recitadora
  • 20. &nbsp;
  • 21. ¡qué sin ti estás, qué solo, qué lejos, siempre, de ti mismo!
  • 22. &nbsp;
  • 23. mi amor tan difícil, pero mi gran amor
  • 24. &nbsp;
  • 25. ... Y yo me iré Se morirán aquellos que me amaron
  • 26. Finca “Nazareth” pintada por Juan Ramón Jiménez, 1906-1912 Y yo me iré, y estaré solo, sin hogar, sin árbol verde, sin pozo blanco, sin cielo azul y plácido...
  • 27. ... Y se quedarán los pájaros cantando.
  • 28. Monólogo de Zenobia 50º aniversario de la concesión del premio Nobel de Literatura a Juan Ramón Jiménez I.E.S. CÁSTULO I.E.S. REYES DE ESPAÑA L I N A R E S

×