1 bat 4
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

1 bat 4

on

  • 499 views

 

Statistics

Views

Total Views
499
Views on SlideShare
451
Embed Views
48

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

2 Embeds 48

http://alternativaalaalternativa.blogspot.com.es 46
http://www.alternativaalaalternativa.blogspot.com.es 2

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

1 bat 4 1 bat 4 Document Transcript

  • Tema 4 Sentido de la vida sin Dios Estamos solosEn una primera acepción, se ha aplicado este término almovimiento cultural que se produjo en Italia en el siglo XV y seextendió desde allí a toda Europa en el siglo siguiente. Entresus características más importantes podemos recordar lassiguientes:El hombre no se considera ya, como en siglos anteriores, unaparte más de la naturaleza sino que va a ver el mundo como algoque puede dominar. El hombre no se siente sometido a las fuerzasnaturales e intenta, por medio de la ciencia, dominarlas.Rompe, por ello, con la tradición medieval, rechazando su formade vivir, su forma de organizar la convivencia y sus ideas. Sepretende volver a la cultura grecorromana, cuyas obrasartísticas y literarias, así como filosóficas, se buscan yestudian apasionadamente.Esto va acompañado de una creciente separación de la tutela dela Iglesia. La cultura se hace profana. Comienza lo que sellamará mucho tiempo después “el proceso de secularización”. Secrea un ideal de hombre: el hombre cultivado, erudito, dominadorde todas las artes y técnicas, convencido de que por laeducación clásica se llegará a la perfección. Ejemplos logradospueden ser Miguel Angel y Leonardo. Los humanismos actuales los podemos dividir en dos grupos: ateos y de inspiración cristiana: Humanismos ateos: • Clásicos del siglo XX: Feuerbach Marx Nietzsche Freud • Existencialistas: Sartre Camus • Científico(antihumanismo): Monod • Postmodernos: Vattimo Humanismos de inspiración judeo-cristiana: • Personalismo: Mounier Martin Buber Levinás HUMANISMO ATEO Ser ateo es negar que haya Dios, o negar que haya dioses, o negar que haya alguna realidad que pueda llamarse “divina”. El ateísmo teórico o negación de Dios, se suele distinguir del ateísmo práctico del que vive como si Dios no existiera, afirme o no teóricamente su realidad. Vamos a estudiar el pensamiento de cuatro hombres del siglo XIX que han hecho que el siglo XX sea como es y no de otra manera. Cada uno de ellos tiene una visión del hombre. Y los cuatro coinciden en afirmar que Dios y la religión son un obstáculo para que el hombre se realice.
  • KARL MARX (1818-1883) Nace en Tréveris (Alemania) en el seno de una familia judía. Muere en Londres en 1883. Las ideas de Feuerbach fueron su punto de partida. Sus dos aportaciones originales dan origen al análisis que él efectúa: • La praxis: el hombre no se realiza sólo comprendiendo las cosas, sino sobre todo, actuando sobre ellas. Los filósofos interpretan el mundo, pero lo que hay que hacer es cambiarlo. • El análisis político-económico-social: el hombre es de una u otra manera según las circunstancias que lo rodean. Por ello, para entender al hombre, hay que analizar la sociedad, la política y la economía de esa sociedad. Esta es la base del materialismo histórico que resume la filosofía de Marx: una idea materialista sobre el hombre y las cosas. Materialismo histórico: cualquier sociedad es un conjunto de hombres que se relacionan. Siempre se había pensado que los hechos y las realidades dependían de las ideas. Marx piensa lo contrario: son los hechos los que determinan las ideas. Concretamente, los medios de producción determinan las relaciones de producción y éstas, a su vez, determinan las formas sociales políticas concretas y las ideas de la sociedad. El hombre: es el ser superior de la realidad material, la única. Se diferencia de los animales en su capacidad de producir por sí mismo los bienes para satisfacer sus necesidades. Marx distingue en el trabajo: • Un momento de objetivación: el hombre transforma el producto y deja su marca en él. • Un momento de subjetivación: el hombre, que tiene necesidad de ese producto, se adueña de él, lo consume y así crea su propia vida. Pero en la sociedad capitalista el hombre no puede realizar el segundo momento porque es el empresario el que se adueña de parte del producto que el trabajador ha elaborado. Esta es la “alienación económica”: perder a favor de un ajeno lo que el propio esfuerzo ha producido. De ahí se avanza a la alienación política y a la alienación ideológica. El hombre necesita ser liberado de todas las alienaciones para poder llegar a ser un auténtico hombre por medio del trabajo. Según Marx este sueño sólo se realizará en la sociedad comunista aunque no se alcanzará fácilmente: sólo mediante el “mecanismo de la lucha de clases”. La religión: para Marx es una ideología que justifica y deforma la realidad. Es el opio del pueblo, común consuelo para sus sufrimientos. Y desaparecerá cuando lo hagan las demás alienaciones. KARL MARX• Los hechos determinan las ideas• La composición de la sociedad está determinada por la economía. Y varía a lo largo de la historia• Cuando los medios de producción pasen a manos del proletario, la sociedad será justa• El hombre está alienado• La religión es una ideología que impide al hombre mejorar: es opio del pueblo
  • Friederich NIETZSCHE (1844-1900)Nace en Röcken, cerca de Leipzig, en Sajonia. Sus obrasprincipales son “así habló Zaratustra”, “más allá del bien y delmal”, “la voluntad de poder”, “ el anticristo”,... La muerte de Dios: el hombre ansía grandeza, la libertad, la felicidad. Nada puede frenar esta ansia. Dios y la moral, que ponen ante el hombre como frenos, son suprimidos. Y Nietzsche proclama la noticia: Dios ha muerto. Pero no sólo suprime la fe en Dios, tampoco admite la fe en la razón, ni en la ciencia, ni en el progreso. Si no hay Dios, no hay origen ni destino. Por tanto, tampoco hay bueno ni malo ya que bueno es lo que nos acerca al destino final y malo lo que nos separa de él. Nietzsche sitúa al hombre más allá del bien y del mal. El superhombre: esta realidad es incapaz de vivirla el hombre vulgar, razonable y obediente. Hace falta un “superhombre”. La grandeza del hombre es ser camino hacia el superhombre. Frente a la ciencia del hombre y su debilidad, el superhombre posee un nuevo saber y unos nuevos valores: fuerza, placer, voluntad de poder, búsqueda intensa de la vida. El eterno retorno: este superhombre no quiere ningún tipo de límites, quiere la eternidad. Este hombre superior no puede aceptar que la vida no se perpetúe, que no sea eterna. La barrera insoslayable de la muerte preocupó a Nietszche, en cuanto parecía ser el desmentido de su doctrina. El fin de la vida constituía el límite de quien no aceptaba límites. La solución a este desafío es el eterno retorno: es la vida afirmada para siempre en una cadena de sucesivas repeticiones del mismo yo, en el mismo mundo, con los mismo acontecimientos, con las mismas personas. Supone vivir infinitas veces. Con ello la muerte queda vencida y la vida triunfa definitivamente. El pensamiento del eterno retorno sólo puede ilusionar al superhombre. El débil se verá abrumado por la idea de revivir infinitas veces su triste vida actual. Sólo el que es capaz de aceptar totalmente la vida y apurarla hasta el fondo, se alegrará con esta doctrina. FRIEDERICH NIETZSCHE • No hay fe, ni razón, ni ciencia, sólo vida • La muerte de Dios, gran liberación del hombre • El nuevo hombre, el superhombre, tiene unos valores nuevos • Dios ha muerto, viva el hombre
  • Sigmund FREUD (1856-1939)Nació en Austria. Estudió medicina y realizó investigacionesneurológicas. A los treinta años se trasladó a París donde cambió laneurología para dedicarse a la psiquiatría. Tratando casos de histeria Freud pensó que tenía que haber en el hombre “algo” que, aunque existe realmente, no es conocido conscientemente: había descubierto “lo inconsciente”. Aproximadamente Freud describe la máquina psíquica humana de la siguiente manera: • En la personalidad se dan como tres comportamientos: lo consciente (aquello de que nos damos cuenta), lo inconsciente (aquello que, aun estando en nosotros no conocemos), y lo preconsciente (un lugar de paso intermedio entre los dos comportamientos anteriores). • A la vez se dan en la personalidad lo que sólo de un modo aproximado, podríamos describir como “órganos psíquicos”: el “YO” (que es la parte racional del hombre), el “SUPER YO” (que viene a ser como una conciencia indicadora de lo permitido y lo prohibido que se va haciendo al asimilar el niño como propias las inhibiciones educadoras) y el “ELLO” (que es lo totalmente inconsciente, constituido por los impulsos instintivos con que nacemos y todo lo que, al ser rechazado por el yo, es reprimido). • La energía que impulsa esta maquinaria es la libido, el impulso innato del placer. La libido, que está en el “ello”, sale en busca de satisfacción. Al aflorar desde lo inconsciente estos impulsos (sexuales, agresivos), el super yo pretende someterlos a las normas. Y entonces se produce un conflicto que tiene como árbitro al yo. Cuando el yo decide seguir las indicaciones del supero super yo, los impulsos son reprimidos y al no permitírseles realizarse, son mandados al inconsciente. Pero los impulsos pueden ser reprimidos, pero no suprimidos. En el inconsciente las represiones y los impulsos siguen agitándose y buscando su salida, su realización. Las enfermedades mentales aparecen cuando el sujeto no sabe resolver o no puede soportar los conflictos entre los tres comportamientos de su personalidad. Entonces es preciso traer a la conciencialas situaciones reprimidas, para que siendo satisfechas, se eviten las anómalas queproducían desde los niveles inconscientes. La religión: Freud se encuentra en sus pacientes con el fenómeno religioso y quiere interpretarlo. Como todos los demás fenómenos psíquicos, su origen habrá que buscarlo en las profundidades del psiquismo. De hecho, constata Freud, todos experimentamos deseos de trascendencia, de inmortalidad, pero la realidad frustra esos deseos. Este conflicto crea en el hombre una cierta angustia vital, una inseguridad. Frente a esta situación se desatan ciertos mecanismos defensivos: la religión como consuelo, como narcótico. Es para Freud “una ilusión” y por ser una solución falsa a los conflictos del hombre la considera una neurosis. SIGMUND FREUD• El hombre está determinado por el inconsciente• La religión es una neurosis colectiva