Lecciones para el Apagon Analógico en Colombia

1,978 views
1,914 views

Published on

Mucho se ha hablado de los beneficios de la Televisión Digital Terrestre (TDT): desde el punto de vista del usuario habilita la opción de multiprogramas, mejora la calidad de video y sonido e incrementa la interactividad, mientras que desde el punto de vista del manejo de un recurso tan escaso como lo es el espectro radioeléctrico, uno de los beneficios más importantes a realizar del llamado apagón analógico, entendido como la fecha límite establecida por un Estado para cambiar a una señal de televisión completamente digital, es que liberará partes del espectro que hoy es utilizado para las señales analógicas de televisión.

Published in: Technology
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,978
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Lecciones para el Apagon Analógico en Colombia

  1. 1. Lecciones para el apagón analógico en Colombia ALEJANDRO DELGADO MORENO Director del Área de Telecomunicaciones, Medios y Nuevas Tecnologías Rodríguez & Cavelier alejandro.delgado@rodriguezycavelier.com Mucho se ha hablado de los beneficios de la Televisión Digital Terrestre (TDT): desde el punto de vista del usuario habilita la opción de multiprogramas, mejora la calidad de video y sonido e incrementa la interactividad, mientras que desde el punto de vista del manejo de un recurso tan escaso como lo es el espectro radioeléctrico, uno de los beneficios más importantes a realizar del llamado apagón analógico, entendido como la fecha límite establecida por un Estado para cambiar a una señal de televisión completamente digital, es que liberará partes del espectro que hoy es utilizado para las señales analógicas de televisión. Como vemos, la señal digital es mucho más eficiente que una señal analógica, dado que en el mismo espacio del espectro por donde se ofrece un programa en señal analógica se pueden ofrecer simultáneamente varios programas de definición estándar (SD, por sus siglas en inglés de Standard Definition), a través de un proceso llamado multicasting o un sólo programa de alta definición (HD, High Definition), que ofrece una alta calidad en cuanto a audio y video. El proceso de multicasting permite a estaciones de difusión de señal televisiva transmitir varios canales de contenido digital a la vez, utilizando el mismo espacio de espectro que una señal con un contenido analógico. Este es un paso necesario en la evolución de la televisión a nivel mundial. Una evolución que tiene a cuatro estándares compitiendo en todo el mundo por su supremacía: el estándar Digital Video Broadcasting (DVB-europeo), el Advanced Televisión Systems Committee (ATSC-americano), el Integrated Services Digital Brodcasting (ISDB-japonés, que a su vez tiene una adaptación brasileña), y el recientemente desarrollado estándar chino. Sin embargo, el pasar de una señal análoga a una digital no es tarea fácil: implica altos costos de implementación, la necesidad de fuentes de financiación y soporte adecuados, y genera un alto impacto en el negocio de los operadores, al repartirse la torta publicitaria en varios canales adicionales a raíz del multicasting. Por lo tanto, el período de transición necesario requiere de acciones sincronizadas, las cuales, como veremos a continuación, no se han visto implementadas adecuadamente en varios países que han realizado dicho proceso. Experiencia internacional de la transición de análoga a digital Estados Unidos El caso de los Estados Unidos es representativo debido, por una parte, a la extensión del país y, por otra, a la naturaleza tan drástica del cambio de señal. Otros países desarrollados están siendo más cautos en su paso a la televisión digital. Alemania apagó su señal analógica área por área a lo largo de cinco años, método también utilizado por Inglaterra. Holanda y Luxemburgo, por el contrario, son ejemplos de países que sí apagaron su señal analógica drásticamente pero, a diferencia de los EEUU, estos son países pequeños y además tienen una proporción baja, comparada con los EEUU, de personas que reciben su señal a través de ondas aéreas, ya que el
  2. 2. resto cuenta con una conexión a través de cable o satélite y, por tanto, no se vería afectado por el cambio de señal a digital1. En 1996, el Congreso de Estados Unidos autorizó la transmisión de un canal adicional a cada estación de televisión para que éstas pudiesen comenzar una transmisión digital a modo de prueba en paralelo a su transmisión analógica. Asimismo, el Congreso estableció que el 17 de febrero de 2009, fecha después modificada al 12 de junio de 2009, sería el día en que todas las estaciones de televisión de ese país deberían dejar de trasmitir una señal analógica para pasar definitivamente a la digital, el llamado “apagón analógico”: una muestra más de las dificultades que afrontan estos procesos de transición. Dado que muchos de los ciudadanos no tendrían un televisor que pudiera recibir una señal digital, el gobierno de los EEUU incluyó en su plan el subsidio para los decodificadores de señal digital a analógica, tal como estuviera propuesto también en Alemania. Sin embargo, Estados Unidos no estaba preparado para el cambio, con el riesgo de dejar sin señal de televisión a millones de personas que perderían su principal fuente de información y noticias. Cualquier hogar estadounidense era elegible hasta el 31 de julio de 2009 para recibir hasta dos cupones por un valor de 40 dólares cada uno, que servirían para comprar un decodificador de señal analógica a digital. Los cupones sólo se pueden emplear en decodificadores aprobados por el Gobierno norteamericano y en tiendas de venta de aparatos electrónicos escogidas por el Gobierno2. Si bien es cierto que el Gobierno ha hecho un despliegue importante para publicitar los cupones, en enero se terminó el presupuesto gubernamental que financiaba los decodificadores de señal y se estimaba que había una lista de espera de 3,7 millones de pedidos por un cupón. Es por ello que destinaron 1.000 millones de dólares procedentes de las subastas del espectro analógico liberado para ese propósito; a su vez, al asumir Barack Obama la Presidencia de Estados Unidos dispuso que parte de sus 650 millones de dólares del plan de estímulo fueran destinados a financiar más decodificadores. El no contar con un decodificador ya sea por desinformación, falta de dinero o porque no tienen tiempo ni la educación necesaria para entender ni realizar los trámites es la muerte televisiva para un usuario de bajos ingresos. En consecuencia, los más perjudicados eran los hogares con menos recursos. Otro factor que influyó en la falta de preparación para asumir esta transición fue la desinformación existente aún en parte de la población, que diariamente se comunicaba con los entes estatales encargados del tema, con el fin de conocer en qué consistía el apagón y que debía hacer para estar preparada para el mismo, situación que demuestra que las campañas informativas emprendidas con este fin no alcanzaron plenamente el objetivo propuesto, aún cuando el Gobierno de los EEUU realizó una campaña millonaria para asegurarse de que sus ciudadanos no se queden sin servicio de televisión. Se calcula que dicha campaña costó más de 1.000 millones de dólares. Dicho factor de desinformación tambien se vió reflejado en que muchos usuarios creían que el únicamente se podía ver televisión digital a partir del 12 de junio de 2009, razón por la cual muchas familias adquirieron el decodificador en el último 1 Se apaga y prende la señal: conversión de la señal analógica a la digital en los EEUU. Revista ENTER. 31 de marzo de 2009 2 Se apaga y prende la señal: conversión de la señal analógica a la digital en los EEUU Revista ENTER. 31 de marzo de 2009
  3. 3. momento (se recibieron el día anterior al apagón 319.990 solicitudes de cupones, alrededor de cuatro veces el promedio diario del mes de mayo). El cambio de fecha del apagón analógico en Estados Unidos generó importantes inconvenientes, como lo es el costo derivado del mismo para los operadores, los cuales tienen que invertir en sostener la señal análoga por más tiempo, sin contar con otros damnificados directos, como lo son los adjudicatarios del dividendo digital. A pesar de todo lo anterior, el 12 de junio de 2009 se apagó la señal analógica, convirtiendo a los Estados Unidos en un país 100% digital en materia televisiva. Aunque no hubo mayores inconvenientes, es de resaltar algunos problemas de recepción en ciudades que debían cambiar sus señales UHF a VHF, debido a que los usuarios debían reprogramar los decodificadores para sintonizar nuevos canales digitales. Como era de esperarse hubo un alto flujo de llamadas telefónicas preguntando principalmente por la instalación de sus decodificadores. Un factor a tener en cuenta es que ese mismo día los operadores de televisión podían escoger la hora exacta del cambio analógico al digital, escogiendo varios operadores la opción de cambiar su señal en la noche. Europa- caso español La Comisión Europea tiene previsto pasar de la televisión analógica a la televisión exclusivamente digital a comienzos de 2012, con lo que se convertirá en la primera región en todo el mundo en experimentar el abandono definitivo de la señal analógica de TV. El espectro que será liberado por la televisión digital terrestre podría ser usado para otros servicios que combinan telefonía móvil y radiodifusión. La mayoría de los miembros de la UE, entre ellos España, que han establecido una fecha para el cambio ha optado por que sea el 3 de abril de 2010, mientras que seis han elegido 2012 como último plazo. La interrupción de las emisiones de televisión analógica terrestre ya se ha producido en Alemania, Bélgica (Flandes), Finlandia, Luxemburgo, Países Bajos, Suecia y en las zonas más importantes de Austria y se completará a finales de 2010, o antes, en Austria, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia y Malta. Sin embargo, la transición en España no ha tenido pocos críticos. En noviembre de 2008, un estudio de la Escuela de Negocios IESE de la Universidad de Navarra reflejó, basado en las encuestas a casi 200 operadores audiovisuales -públicos y privados-, agencias de publicidad, empresas de tecnología, expertos y productoras, entre otros, que el 60% de los encuestados considera que España está poco o nada preparado para el salto a la TDT3. La mayoría de los consultados consideró también que el modelo de la TDT implantado en España, que supone pasar de ocho o diez canales actuales a 40 ó 50- es poco o nada sostenible desde la perspectiva económica (64,3%). Un punto interesante para considerar en el caso español es que el gobierno autorizó recientemente la TDT de pago. Con esta decisión, España se une al amplio grupo de países en los que ya se permite a los operadores de televisión la prestación del servicio de TDT de pago, entre los que destacan Francia, Reino Unido, Italia, Portugal, Países Bajos, Suecia o Finlandia. 3 http://www.elpais.com/articulo/internet/sector/audiovisual/ve/claro/apagon/analogico/2010/elpe putec/20081124elpepunet_6/Tes
  4. 4. El proceso en Colombia En el 2006, la Comisión Nacional de Televisión aprobó el plan para la implementación de la televisión digital terrestre y empezó a buscar el mejor estándar, proceso de selección que culminó el pasado 28 de agosto de 2008, cuando Colombia escogió el estándar de televisión digital terrestre desarrollado por Europa (DVB-T). El apagón analógico está programado para el año 2019. Es un proceso que está comenzando, razón por la cual se deben tener todas las medidas comparativas para evitar inconvenientes que se puedan prevenir. Según la Gran Encuesta de la Televisión en Colombia, realizada el año pasado, en Colombia hay un promedio de 1.8 televisores por hogar. El promedio de edad de los televisores en los hogares colombianos es de 5.2 años. En dicha encuesta, 4 de cada 10 encuestados anunció que no estará dispuesto, o no estaría en condiciones de invertir el dinero que implica este cambio de estándar, de modo que dicen que se conformarán con seguir recibiendo la señal análoga, o no saben qué harían (al menos por los 10 años que se les explicó que habría de señales “paralelas”, aún cuando no podrían disfrutar de los beneficios de la TV digital). A su vez, un 84% no sabía nada acerca televisión digital, y los que mas tenían conocimiento, eran en estratos 4 al 6, y en personas con educación superior (técnica, universitaria o postgrado). Por lo tanto, es vital tener un plan concreto de educación, así como el pensar en un posible subsidio de decodificadores para los más necesitados. Mas allá de las bondades de la TDT, es necesario tener en cuenta el crecimiento de la televisión paga en el país. Según estadísticas de la CNTV, existen 3,05 millones de clientes de la TV paga en el país4, y se cree que dicha cifra seguirá en un aumento importante. A su vez, las grandes empresas de telecomunicaciones están comprando operaciones de televisión por cable en Colombia o están interesados en incursionar en el mercado de IPTV (servicio de televisión a través de Internet). Lo anterior también podría influir en la capacidad –o interés- de los operadores en la implementación de la TDT en Colombia. Conclusiones Es necesario que Colombia aprenda de los errores y/o experiencias de otros países en su proceso de transición a la televisión digital. De dichas experiencias se concluye que la educación es el eje fundamental para la correcta incorporación de la TDT a los hogares colombianos. Para ello, se requiere de un plan de ruta claro, delimitando las fases con claridad y haciéndolas cumplir con los recursos necesarios. Por lo tanto, se debe realizar una intensa campaña de promoción de la televisión digital que sea dirigida al público en general, pero a su vez un esfuerzo adicional para hacerles entender a las personas de estratos bajos la necesidad del cambio. Al respecto, el gobierno debe tener claro que la mejor manera de lograr que la mayoría de los usuarios tengan el decodificador es a través de un subsidio (teniendo como referente la experiencia de Estados Unidos y de otros países). 4 Aún cuando la Asociación de Operadores de Televisión por Suscripción y Satelital de Colombia (TVPC) indica que esta cifra apenas alcanza los 2,4 millones
  5. 5. Igualmente, se debe tener una capacidad de respuesta adecuada en todo el proceso, tanto a nivel técnico a través de una relación intensa con los proveedores de los decodificadores, operadores de TV, entre otros. Como vimos en el caso estadounidense, los costos generados por el cambio de fecha del apagón analógico son significativos. Es necesario hacer todo lo posible para evitar costos que puedan afectar el proceso en Colombia. Por su parte, la TDT abre importantes posibilidades en materia de gestión del espectro que podrían incrementar la productividad del país (por ejemplo, en cuanto a movilidad). En cuanto a los operadores de TDT, se les presenta un interesante negocio, del deberán aprovechar al máximo los beneficios en cuanto a interactividad y manejo de la torta publicitaria. Tenemos diez años por delante. Diez años con mucho trabajo por hacer, pero con experiencias pasadas de las cuales aprender. DESTACADOS La señal digital es mucho más eficiente que una señal analógica, dado que en el mismo espacio del espectro por donde se ofrece un programa en señal analógica se pueden ofrecer simultáneamente varios programas de definición estándar (SD, por sus siglas en inglés de Standard Definition), a través de un proceso llamado multicasting o un sólo programa de alta definición (HD, High Definition). Pasar de una señal análoga a una digital no es tarea fácil: implica altos costos de implementación, la necesidad de fuentes de financiación y soporte adecuados, y genera un alto impacto en el negocio de los operadores, al repartirse la torta publicitaria en varios canales adicionales a raíz del multicasting.

×