• Save
Examen General de la Orina. Examen Físico Químico.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Examen General de la Orina. Examen Físico Químico.

on

  • 35,836 views

Utilidad clínica del examen general de la orina en la interpretación de las enfermedades del sistema renal y urinario. ...

Utilidad clínica del examen general de la orina en la interpretación de las enfermedades del sistema renal y urinario.

El análisis de orina es indispensable en cualquier evaluación inicial de salud o enfermedad Este artículo es una completa y detallada guía de los pasos que hay que seguir desde la obtención de la muestra de orina hasta la complementación de los resultados analíticos.

Statistics

Views

Total Views
35,836
Views on SlideShare
35,731
Embed Views
105

Actions

Likes
14
Downloads
0
Comments
0

5 Embeds 105

http://www.aleidavillaespinosa.com 83
http://superlink.com.es 15
http://www.superlink.com.es 4
http://aleidavillaespinosa.com 2
http://webcache.googleusercontent.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Examen General de la Orina. Examen Físico Químico. Examen General de la Orina. Examen Físico Químico. Presentation Transcript

    • Aleida. Villa*, B. Moreno, A. Navarro, JM. Baselga, R. Pueyo Exopol. Pol. Río Gállego, calle D, Parcela 8, 50840 – San Mateo de Gállego (Zaragoza, España). www.aleidavillaespinosa.com EXAMEN FISICO QUÍMICO DE LA ORINAEXAMEN FISICO QUÍMICO DE LA ORINA EXAMEN DEL SEDIMENTO URINARIOEXAMEN DEL SEDIMENTO URINARIO
    •  La orina es un líquido complejo formado por un 95% de agua y un 5% de sólidos y constituye el producto final del metabolismo realizado por millones de células del sistema renal y urinario. El análisis de orina es un procedimiento muy informativo e indispensable en cualquier evaluación inicial de salud o enfermedad, tiene un bajo coste y la muestra se obtiene de manera relativamente fácil.  La muestra de orina es una biopsia líquida, que se obtiene de forma indolora, y es para muchos la mejor herramienta de diagnóstico no invasivo al alcance del médico veterinario.  La utilidad clínica del urianálisis está condicionada por la calidad de la muestra y de los análisis laboratoriales. La muestra de orina puede mantenerse refrigerada, sin que se altere el recuento durante 24 horas, o permanecer sin refrigerar 6 horas hasta el transporte al laboratorio. www.aleidavillaespinosa.com ¿Para qué sirve el análisis urinario?
    •  Cuando la muestra no se refrigera, después de varias horas de la toma, se producen cambios en su composición: las bacterias desdoblan la urea, convirtiéndola en amoniaco y aumentando el pH; los cilindros urinarios suelen descomponerse después de varias horas; los eritrocitos son lisados en orinas hipotónicas.  Para conservar la muestra, se emplean bacteriostáticos que impiden el crecimiento bacteriano pero que permiten que las bacterias existentes permanezcan viables, por. ejemplo HCl 1N (2-3 gotitas) o sistemas comerciales de transporte como el ácido bórico que la mantiene durante 48h; si se quieren estudiar Leptospiras es mejor emplear NaOH 1N. www.aleidavillaespinosa.com
    •  Punción supra-púbica. Está indicada en pequeños animales y aquellos bajo anestesia. Se hace exploración y palpación de la vejiga, se punciona y se extraen 10 ml de orina con jeringa estéril y métodos de asepsia-antisepsia. Esta vía es tan específica que el hallazgo de una sola bacteria es patognomónico de una infección.  Sonda estéril. Es el método más apropiado para los animales, conlleva trabajo y gastos en sondas y equipos. Debe realizarlo el veterinario. www.aleidavillaespinosa.com Métodos de obtención de una muestra de orina • Las muestras de orina que se reciben en los laboratorios veterinarios son por lo general de segunda micción (no corresponde a la primera de la mañana) y pocas veces se pueden estudiar orinas de 24 horas (sumatoria de las micciones de un día). La orina de un animal sano debe ser clara, sin que el animal muestre señales de dolor o dificultad al orinar. •Micción espontánea. La orina de micción espontánea limpia es la muestra indicada para el urocultivo; en condiciones ideales, una muestra tomada en la mitad de la micción. • Si la muestra se va a usar para el diagnóstico de enfermedades de la vía genital, debe recogerse la orina de la primera parte de la micción y no de la parte media. Orina fresca
    •  Color. Puede ser desde incolora hasta negra (figura 2). Estas variaciones pueden deberse a cambios patológicos y a veces son la razón por la que el veterinario envía la muestra al laboratorio  En la práctica clínica, cuando vemos un color amarillo intenso en la orina de los animales y si al agitar la muestra produce espuma amarilla, se sospecha de bilirrubina.  El color amarillo en las orinas alcalinas puede deberse también a dietas con remolacha o zanahorias, presencia de vitamina A (las dos últimas solubles en éter). Los caballos, mulos y asnos presentan una orina espesa y amarilla, lo que es normal.  Una de las causas más frecuentes del color anómalo de la orina es la presencia de sangre, los hematíes, que le confieren un color rojizo; la hemoglobina provoca una coloración pardo rojiza, la mioglobina color vino y la uroporfirina violeta/rojizo.  Volumen. Es un criterio importante para definir ciertas enfermedades (poliurias, oligurias, anurias) pero en veterinaria es difícil de evaluar si los animales no están bajo control. www.aleidavillaespinosa.com El examen físico químico incluye el examen organoléptico y la tira reactiva. Examen organoléptico: volumen, color, aspecto y olor de la orina
    •  Aspecto. La turbidez está provocada  principalmente por la presencia de leucocitos,  hematíes, células epiteliales y bacterias. El grado  se expresa por cruces (turbidez ≥4 cruces  significa presencia de pus).   Aparecen orinas muy espumosas en proteinurias  o incluso coagulada cuando la concentración de  proteínas es >10g/l.  Puede ser lechosa debido a lipuria o quiluria (se  disuelve con el éter), o turbia blanquecina debida  a hiperoxalurias.  Olor. Si los animales están bien hidratados y  sanos su orina es casi inodora. La orina tiene un  olor sui géneris. En los herbívoros el olor es  aromático; en los carnívoros huele a caldo de  carne, pero en los perros es acre y picante y, en  los gatos fuerte y repugnante. . www.aleidavillaespinosa.com Figura 2. La orina normal es ligeramente amarilla, aunque hay que tener en cuenta la dieta y la especie animal. a) Orina normal, b) ambarina y turbia, c) ictérica, d) rojiza y e) parduzca. El olor amoniacal indica procesos inflamatorios de las  vías urinarias, si es pútrido revela destrucción de tejidos  o bacteriuria; cuando están presentes los cuerpos  cetónicos el olor es dulzón, y en casos de cetosis o  diabetes hay olor a acetona o a cloroformo. El olor también depende de la concentración, la dieta, la  edad y ciertos estados hormonales.
    • Parámetro Resultado Valores de referencia Glucosa NORMAL [0-0] mg/dl Proteínas NEG [0-0] mg/dl Bilirrubina NEG [0-0] mg/dl Urobilinógeno NORMAL [0-0] mg/dl pH 5,5(*) [7,4-8,4 ] log [H+] (*) Densidad 1,030 [1,025-1,035] kg/l Hematíes NEG [0-0] mg/dl Cuerpos cetónicos NEG [0-0] mg/dl Nitritos NEG [0-0] mg/dl Leucocitos NEG [0-0] Leu/microlitro   El laboratorio tiene que entregar al CLÍNICO  los valores de referencia admitidos para  cada especie animal y las unidades en las  que están expresados.   Así mismo, debe reseñar con asterisco los  valores alterados. Los valores de referencia  para la glucosa, la bilirrubina, el  urobilinógeno, los cuerpos cetónicos, los  nitritos y leucocitos en todas las especies  son 00, lo que sugiere que cualquier valor  que aparezca tiene que ser interpretado (los  valores “trazas” admisibles deben ser  conocidos por el analista).   El pH y la densidad son parámetros físicos  específicos por especie animal. www.aleidavillaespinosa.com TIRA REACTIVA Los resultados del urianálisis con la tira reactiva nos dan a conocer, al menos 10 parámetros Ejemplo de urianálisis mediante la tira reactiva en un bovino adulto.
    • Parámetro Resultado Valores de referencia Glucosa NORMAL [0-0] mg/dl Proteínas 15 (*) [0-0] mg/dl (*) Bilirrubina NEG [0-1+ = 0,025 ] mg/dl Urobilinógeno NORMAL [0-1+] mg/dl pH 6,0 [5-7,5] log[H+] Densidad 1,025 [1,016-1,060] kg/l Hematíes 1(***) [0-0] mg/dl (*) Cuerpos cetónicos NEG [0-0] mg/dl Nitritos NEG [0-0] mg/dl Leucocitos NEG [0-0] Leu/microlitro  Glucosa. La glucosa es el único hidrato de  carbono que podemos evaluar con la tira  reactiva con una sensibilidad de detección  de 20-50 mg/dl. La glucosuria  permanente, siempre es patológica.   Aparece en la orina cuando los niveles  sanguíneos superan el umbral renal, como  en la diabetes mellitus u otros estados  hiperglucémicos o cuando disminuye la  reabsorción tubular (tubulopatía  proximal).   La encontramos en la nefrosis tubular con  ausencia de cetosis, en tubulopatías  renales tóxicas (por plomo, mercurio), en  la nefropatía inflamatoria  (glomerulonefritis aguda y nefrosis), así  como en ciertas infecciones tales como la  asociada a Clostridium perfringens tipo D. www.aleidavillaespinosa.com TIRA REACTIVA Ejemplo de urianálisis mediante la tira reactiva en un perro.
    •  La proteinuria es renal si aparecen cilindros en el  sedimento y suele asociarse con hematuria  macroscópica o microhematuria.   La proteinuria aislada y persistente asintomática  también indica enfermedad renal. La proteinuria  funcional transitoria puede encontrarse en  animales con fiebre alta o tras convulsiones, estrés,  temperaturas extremas, ejercicio físico, etc. y rara  vez tiene importancia clínica (valores trazas < 100  mg/dl).  Bilirrubina. La sensibilidad de reacción de la tira es  de 0,02 -0,1 mg/dl. Su presencia en la orina implica  un aumento de la bilirrubina directa sérica y  excluye la hemólisis como causa. A menudo  precede a una ictericia clínica.  La glucosa se metaboliza en pocas horas en  orinas que contienen bacterias, y se pueden  obtener falsos negativos en orinas con pH bajos  y con fuertes cetonurias. Los animales  domésticos pueden tener glucosurias  transitorias ante el estrés o después de algunos  medicamentos, como por ejemplo en anestesias  en gatos y perros.  Proteínas. La tira reactiva detecta albuminuria,  un marcador precoz de enfermedad glomerular  (1+ =100; 2+ = 200; 3+ = >200 – 1000; 4+> 1000  mg/dl).  Con frecuencia, la proteinuria es la  primera y la única anomalía observable en  animales con enfermedad renal.   Antes de hacer un diagnóstico de enfermedad  renal, debe descartarse la hemoglobinuria, la  mioglobinuria, la hematuria y la bacteriuria.  www.aleidavillaespinosa.com TIRA REACTIVA
    •  En condiciones normales, sólo una pequeña parte del  urobilinógeno es eliminado por vía renal.   La tira es positiva en la hemólisis aumentada, ictericia  hemolítica, hemorragia hística, lesión parenquimatosa  hepática, colangitis, resolución de grandes hematomas  o grandes infartos hemorrágicos.   La ausencia de urobilinógeno con bilirrubina positiva,  sugiere obstrucción completa del sistema biliar extra  hepático porque la bilirrubina no llega al intestino y no  se detecta urobilinógeno en la orina o las heces  (presencia de stercobilina, un pigmento de color  marrón), o daño de la flora intestinal por sobredosis de  antibióticos.  Puede aparecer reacción positiva 1+ en caballos y  perros sanos y en orina con pH alto. Los vacunos y  cerdos eliminan mayoritariamente en la orina un  metabolito no reactivo y tienen niveles muy bajos de  urobilinógeno.   Puede producirse con o sin ictericia o en el  estadio precoz de la hepatitis. En perros y gatos  puede aparecer y se acepta un valor de  bilirrubinuria 1+ = 0,025 mg/dl en animales  sanos.   En los bovinos, el test de bilirrubina en orina  sólo da positivo cuando la concentración es muy  alta, porque la concentración de bilirrubina en  sangre y orina es menor que en otras especies:  por tanto, resultados negativos no excluyen  enfermedades hepáticas o de las vías biliares,  igual sucede en los cerdos.   Hablamos de ictericia hepática en perros, gatos,  rumiantes y cerdos cuando los valores son  bilirrubinuria 2+ y urobilinógeno 2+. La ictericia  prehepática u obstructiva en caballos muestra  valores de bilirrubinuria 2+ y urobilinuria 0-0.  Urobilinógeno. La sensibilidad de la tira reactiva  para este parámetro es de 0,5 mg/dl. El  urobilinógeno se forma en el intestino grueso,  por reducción bacteriana de la bilirrubina que  proviene de la excreción biliar www.aleidavillaespinosa.com TIRA REACTIVA
    •  Su valor está relacionado con el grado de hidratación del animal. La medida de la concentración urinaria nos proporciona información de la capacidad de los riñones para responder adecuadamente a las variaciones en la homeostasis hídrica.  Para este indicador se necesitan los valores de referencia para cada especie y en los rumiantes lo más adecuado es evaluarlo mediante refractometría.  Si la orina es isotenúrica (≤1008–1012 kg/l) deberá descartarse la presencia de enfermedad renal indicando exámenes complementarios de urea y creatinina en sangre. La densidad puede estar aumentada cuando hay proteinuria o glucosuria.  Los animales terrestres tienen una concentración urinaria fisiológica muy superior a la osmolaridad del plasma, pueden excretar orinas diluidas o concentradas, en función de sus necesidades.  pH. Es la concentración iónica no tamponada de la orina. El valor del pH de la orina normal de los carnívoros y omnívoros es neutro a ligeramente bajo, mientras que los herbívoros lo tienen discretamente alto.  El pH se afecta por numerosas variables, incluida la dieta. La orina tiene pH alto cuando están presentes gérmenes que descomponen la urea, en la alcalosis respiratoria, alcalosis metabólica.  La orina tiene pH bajo en: acidosis metabólica, medicación acidificante (cloruro de amonio), diarreas graves, insuficiencia respiratoria, enfisema.  Para que el pH tenga valor diagnóstico, es necesario conocer la situación clínica del animal.  Densidad. Es una medida del peso de los solutos en agua. Una orina con densidad de 1,01 kg/l es 1% más pesada que el agua. www.aleidavillaespinosa.com TIRA REACTIVA
    •  La hematuria con piuria sin bacteriuria puede aparecer en la tuberculosis renal, nefropatías por IgA, nefritis intersticial, infarto renal, enfermedad quística, cálculos, cuerpos extraños, neoplasias.  Orinas muy concentradas o muy diluidas pueden ser la causa de la lisis de los hematíes y la hemoglobinuria.  Nitritos. Se producen por el hipercatabolismo proteico o lisis celular. Un resultado positivo nos indica la presencia en la orina de bacterias que reducen nitratos a nitritos, aunque no todas las orinas de los animales contienen una cantidad suficiente de nitratos reducibles, lo que puede dar lugar a falsos negativos, de igual forma que cuando la infección se debe a la presencia de gérmenes no formadores de nitritos.  Los nitritos positivos acompañado de orina turbia y olor fétido nos orientan la infección con bacterias reductoras.  Hematíes de la tira reactiva. Cuando la tira es positiva se denomina hematuria macroscópica.  La orina centrifugada muestra hematíes en el fondo del tubo si existe sangre.  Si el hematocrito es <1% indica pérdida hemática leve, la pérdida de sangre provoca anemia sólo cuando es masiva.  La presencia de hematuria con anemia sugiere insuficiencia renal o enfermedad sistémica.  La hematuria al principio de la micción significa afección uretral, si es al final indica hemorragia a nivel de vejiga, si es en todo el transcurso de la micción se interpreta como daño a nivel renal. www.aleidavillaespinosa.com TIRA REACTIVA
    •  La cetonuria es fisiológica en vacas lecheras lactantes y en ayunos prolongados y pueden ser falsos positivos con fiebre alta y anorexia.  El diagnóstico de cetosis manifiesta se confirma con la determinación de cuerpos cetónicos en la leche recién ordeñada.  Orinas muy concentradas o muy diluidas pueden ser la causa de la lisis de los hematíes y la hemoglobinuria.  Leucocitos de la tira reactiva. Nos indica la presencia de la enzima esterasa leucocitaria, (básicamente neutrófilos). Resultados positivos aparecen en procesos inflamatorios posiblemente de origen bacteriano.  Cuerpos cetónicos. La cetonuria aparece como consecuencia del metabolismo de los hidratos de carbono hacia el de las grasas.  Los cuerpos cetónicos eliminados en la orina después de la degradación de los ácidos grasos son: el beta-hidroxibutirato (79%), ácido acetoacético (20%) y la acetona (1%). La tira reactiva no puede detectar el beta-hidroxibutirato.  Reacciones positivas aparecen en: cetosis de la vaca lechera, lipidosis hepática en perros, toxemia de gestación en ovejas, cetonurias de vacas gordas y gestación gemelar. La detección de cetoacidosis se utiliza también en el diagnóstico de la diabetes cuando no se dispone de sangre. www.aleidavillaespinosa.com TIRA REACTIVA Figura 3. La lectura de la tira reactiva debe realizarse con un lector electrónico para evitar la subjetividad en el resultado analítico. La tira reactiva y el lector deben estar validados para el servicio veterinario.
    •  El examen del sedimento urinario técnicamente bien hecho, es de gran valor para establecer el diagnóstico de infección del tracto urinario y detectar una bacteriuria asintomática.  La orina contiene elementos que son patológicos o no en función del tipo y la cantidad: células, cilindros y cristales.  Para realizar la prueba es necesario concentrar la orina 10 veces mediante centrifugación a 500x g, durante 5 minutos, recuperar el pellet y hacer la observación en fresco con el microscopio de campo claro, en contraste de fase y con luz polarizada.  El sedimento ha de teñirse con panóptico, Papanicolau o Hansel cuando se quiere distinguir tipos de leucocitos. La tinción de Gram puede ser útil para diferenciar bacterias, pero no se emplea en el screennig.  Si se necesita descartar Leptospira sp., el sedimento ha de obtenerse centrifugando a 2000x g durante 10 minutos y estudiarse en microscopía de campo oscuro o contraste de fase II ó III. www.aleidavillaespinosa.com El examen del sedimento urinario aporta datos de gran valor diagnóstico en casos de infección del tracto urinario o bacteriuria asintomática. Los hallazgos de células, cilindros y cristales nos pueden indicar patologías dependiendo de su tipo. Leptospira sp.
    •  Hematíes. El hallazgo de hematíes en el sedimento urinario establece el diagnóstico y la procedencia de la hematuria.  En la orina en condiciones normales, no se encuentran hematíes, pero sólo tiene valor diagnóstico la presencia >10 hematíes por campo de 40 aumentos.  Cuando el resultado de hematíes de la tira reactiva es 0-0 y observamos hematíes en el sedimento urinario hablamos de microhematuria.  Los hematíes procedentes de alteraciones glomerulares, sufren dismorfias estructurales al atravesar la membrana basal del glomérulo (anulares, vacíos, espiculados, mono y polidiverticulados, fantasmas gigantes y estrellados).  Cuando se trata de microhematurias sin afección glomerular los hematíes son isomórficos o post glomerulares. La diferenciación se realiza mejor en contraste de fase o con luz polarizada.  Leucocitos. En una orina normal se admite la presencia de hasta siete leucocitos por campo de 40 aumentos, cuando aparecen en mayor cuantía se asocia a un proceso potencialmente bacteriano.  Si la orina presenta aspecto purulento y al microscopio tiene predominio de neutrófilos degenerados y baja afinidad a la tinción, diremos que es una piuria.  La presencia de leucocitos o pus en la orina indica inflamación en algún punto de las vías urinarias, la pelvis renal o la vejiga y su presencia es particularmente elevada en las inflamaciones agudas. www.aleidavillaespinosa.com Hematies y epitelios
    •  En animales febriles o con tumores de las vías urinarias y otros trastornos inflamatorios podemos encontrar leucocituria moderada.  Existe leucocituria fisiológica después del ejercicio fuerte, como en caballos o perros después de correr. La presencia de otras células leucocitarias en el sedimento urinario tiene un significado diagnóstico diferente.  Eosinófilos. El hallazgo de eosinófilos en la orina siempre tiene valor diagnóstico cuando es > 1% de los leucocitos urinarios.  La eosinofiluria aparece en animales con nefritis intersticial aguda, en la glomerulonefritis aguda, en las nefropatías por IgA, en la pielonefritis crónica y en la cistitis.  Están muy aumentados en la uropatía obstructiva, la prostatitis, el cáncer de vejiga y el embolismo de colesterol en el riñón. Los eosinófilos requieren la tinción Hansel.  Histiocitos. Son fagocitos. El núcleo de estas células puede ser alargado, dentado o con forma de huevo. El citoplasma contiene vacuolas y numerosos gránulos gruesos agrupados alrededor del núcleo.  La presencia de histiocitos en la orina puede ser indicativa de procesos inflamatorios, mecanismos inmunes o destrucción de eritrocitos.  Se pueden confundir con células del epitelio tubular.  Epitelio tubular. Cuando estas células se encuentran incluidas en la matriz de los cilindros se puede inferir su origen tubular, cuando están libres en la orina no se puede hacer ninguna interpretación en cuanto a su lugar de origen. www.aleidavillaespinosa.com
    •  Células epiteliales de transición o urotelios. Revisten la pelvis, los uréteres, la vejiga urinaria y la uretra.  Su forma tiende a ser piriforme, redondeada y con prolongaciones en forma de cola. El núcleo es pequeño, oval o redondo, pero bien definido.  Los cambios reactivos en los urotelios son los responsables de la presencia de células multinucleadas, las anisocariosis, pequeños nucléolos e hiperplasias en la orina. Células de epitelio escamoso. Son células grandes y planas y proceden principalmente de la uretra anterior, el prepucio y la vagina. Si aparecen solas tienen poca significación, cuando aparecen junto con leucocitos hay que hacer la interpretación.  Cilindros urinarios. Tienen origen en los túbulos renales. Son estructuras celulares organizadas en forma de tubo. Se denominan: cilindros hialinos, cilindros granulares, cilindros cerosos, cilindros grasos, cilindros epiteliales.  Los cilindros se disuelven fácilmente en las orinas alcalinas; dependiendo de la composición y cuantía, su presencia en la orina significa inflamación o proceso degenerativo del riñón.  La cilindruria nos orienta sobre: el síndrome nefrótico agudo, la glomerulonefritis crónica, la infección complicada de las vías urinarias, la vasculitis necrosante, la rhabdomiolisis, la amiloidosis o el lupus eritematoso.  Células con procesos benignos. No tumorales y muestran cambios degenerativos como vacuolización citoplasmática, detritus celulares, cuerpos de inclusión. www.aleidavillaespinosa.com
    •  Células transformadas. Los criterios principales de malignidad se basan en las alteraciones nucleares observadas: la relación núcleo citoplasma, núcleos de mayor tamaño de lo normal, con poca cantidad de citoplasma, marcadamente hipercromáticos o presencia de sincitios entre otros.  Bacterias. Las bacterias uropatógenas pueden ser específicas de la especie animal, otras lo son para todas las especies, muchas urobacterias no tienen afinidad por el Gram.  Fragmentos de tejidos. Los fragmentos de papilas renales es un factor diagnóstico de necrosis papilar.  Cilindros urinarios. Tienen origen en los túbulos renales. Son estructuras celulares organizadas en forma de tubo. Se denominan: cilindros hialinos, cilindros granulares, cilindros cerosos, cilindros grasos, cilindros epiteliales.  Los cilindros se disuelven fácilmente en las orinas alcalinas; dependiendo de la composición y cuantía, su presencia en la orina significa inflamación o proceso degenerativo del riñón.  La cilindruria nos orienta sobre: el síndrome nefrótico agudo, la glomerulonefritis crónica, la infección complicada de las vías urinarias, la vasculitis necrosante, la rhabdomiolisis, la amiloidosis o el lupus eritematoso.  Células con procesos benignos. No tumorales y muestran cambios degenerativos como vacuolización citoplasmática, detritus celulares, cuerpos de inclusión. www.aleidavillaespinosa.com
    •  Cristales. La cristaluria puede ser completamente asintomática o asociarse con la formación de cálculos en el tracto urinario.  La demostración de cristales en determinada cuantía, es sugerente de una enfermedad subyacente o algún desorden alimentario causante de la excreción de cantidades excesivas de un constituyente normal de la orina.  El tipo de cristaluria es dependiente del pH de la orina. La presencia de microagregados de unidades cristalinas o de sus maclas (crecimiento conjunto de dos o más cristales), se considera como un factor muy alto de riesgo litógeno.  Los cristales pueden verse en el sedimento con microscopía de campo claro, pero la diferenciación detallada de distintos cristales requiere el análisis en luz polarizada u otras técnicas.  En los animales domésticos los cristales de significación diagnóstica están formados por fosfato amonio magnesio calcio o fosfato triple (estruvita) de origen infeccioso y los de oxalato de calcio o fosfatos, en algunas especies también lo son los de ácido úrico y cistina.  En perros sanos de la raza dálmata podemos encontrar cristales de urato de amonio.  Filamentos mucosos. Son abundantes en inflamaciones que afecten al tracto urinario inferior o hemorragias del tracto urinario, son muy llamativos en la glomerulonefritis aguda  Pigmentos. Hemoglobina biliar.  Espermatozoides. Cuando aparecen de forma abundante, se valorará si existe afección prostática. www.aleidavillaespinosa.com Otros componentes y/o contaminaciones
    •  Tritrichomonas. Multiplican en la vagina, la uretra y la vejiga. En los machos la orina es una muestra útil para la detección siempre que se obtengan los primeros 10 – 30 ml de la micción y la muestra haya sido preservada menos de 24 horas al ambiente ó menos de 5 días en nevera.  Aunque casi siempre el hallazgo corresponde a contaminación genital, principalmente en rumiantes, o fecal en gatos.  Chlamydias. Infectan las células epiteliales, se tiñen con Stamp y se confirman en inmunofluorescencia.  Microsporidios (Encephalitozoon). Principalmente en la orina de los conejos y ratones.  Capillaria plica. En gatos y perros.  Filamentos mucosos. Son abundantes en inflamaciones que afecten al tracto urinario inferior o hemorragias del tracto urinario, son muy llamativos en la glomerulonefritis aguda.  Pigmentos. Hemoglobina biliar.  Espermatozoides. Cuando aparecen de forma abundante, se valorará si existe afección prostática.  Leptospira sp. Principalmente en rumiantes, equinos, porcinos y caninos. Cuando están presentes en la orina se requerirá la confirmación haciendo una impregnación argéntica o la identificación con anticuerpos específicos o el cultivo bacteriológico. www.aleidavillaespinosa.com