• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Nutricion
 

Nutricion

on

  • 1,357 views

Wild, E. M. (1992). El Gran Libro de la Dinámica Mental. España: Ediciónes Martínez.

Wild, E. M. (1992). El Gran Libro de la Dinámica Mental. España: Ediciónes Martínez.

Statistics

Views

Total Views
1,357
Views on SlideShare
1,253
Embed Views
104

Actions

Likes
0
Downloads
2
Comments
0

2 Embeds 104

http://nucleogeneralunoalejaramillo.blogspot.mx 64
http://nucleogeneralunoalejaramillo.blogspot.com 40

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Nutricion Nutricion Document Transcript

    • Alejandra Balderas Jaramillo LMKT A10 20 de Agosto del 2012 NUTRICIÓNÉste capítulo habla de la importancia y relación que tienen los alimentos queingerimos con la actividad cerebral. El incluir proteínas, hidratos de carbono,grasas, vitaminas y minerales, son indispensables para el cerebro, ya que conellas forma membranas y sustancias químicas que utiliza para aprender,pensar, sentir, recordar, etc.El autor nos aconseja “comer con inteligencia”, explica que el cerebro dependede una buena nutrición para desenvolverse con claridad.Identifiqué seis partes dentro del texto. La primera, habla acerca delaprovechamiento de los nutrientes, principalmente la tirosina y el triptófano,que ingerimos,mismas que el cerebro usa como sustento.(Pág.47-48)La segunda, sugiere que podemos controlar la actividad cerebral a través de laalimentación y especifica los tipos de nutrientes que debe contener unaalimentación apropiada para estos fines y de donde obtenerlos.(Pág. 49-56).En la tercera parte, aúna la ingesta de vitaminas como complemento de otrosnutrientes, tales como carbohidratos y proteínas, a la alimentación diaria parareforzar la absorción y efecto de los mismos sobre el cuerpo y mente.(Pág. 56-59, 62-63)La cuarta parte expone la importancia de los minerales en la alimentación ysus efectos sobre el cerebro, ayudándolo a recordar, pensar y sentiremociones. (Pág. 63, 65)En la quinta parte, menciona la forma en la que afectan las grasas alrendimiento mental del ser humano, sin embargo su ingesta es necesaria.(Pág. 65-67) 1
    • (1) El cerebro aprovecha las proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminasy minerales que ingerimos, de ellos fabrica membranas y sustancias químicasque utiliza para aprender, pensar, sentir y recordar. (2) El aprovechamiento deestos aminoácidos depende del orden en que lleguen a nuestro organismo,menciona principalmente la tirosina y el triptófano, (3) la primera, se encargade producir neurotransmisores como la dopamina y norepinefrina, éstos,estimulan el rendimiento mental en caso de llegar primero al cerebro; (4) elsegundo, es empleado por el cerebro para elaborar el neurotransmisorserotonina, éste químico, retarda la reacción y obstaculiza la concentración,provoca somnolencia y disminuye el rendimiento mental. (§ 1-4)Se cree es posible controlar la actividad mental mediante los alimentos que seconsumen. (5) Las proteínas contienen una proporción importante de tirosina eigualmente de triptófano, aunque en menor medida, la podemos obtener delpescado, pollo o carne. (6) El triptófano necesita de hidratos de carbono parallegar al cerebro, los cuales podemos obtener de pan, pastas, papas, etc. Deigual manera, una o dos tazas de café por la mañana pueden mantener laactividad cerebral hasta por seis horas, de igual forma, el exceso del mismopuede repercutir negativamente sobre el rendimiento mental. (7) La capacidadde la tirosina para reforzar la actividad mental es tal, que llega a superar losefectos del estrés. El rendimiento mental se puede ver seriamente afectado poruna dieta rica en su mayoría por hidratos de carbono, las personas mayores a40 años se han visto más afectadas en este sentido. (8) En algunos casos, loscarbohidratos pueden resultar muy útiles, tal es el caso de las personas quepadecen TAE (trastorno afectivo estacional). Por otro lado la ingestión detriptófano complementario, puede generar adicción e incluso muerte. (§ 5-27)(9) El efecto de los aminoácidos mencionados anteriormente es escaso o nuloa menos de que actúe en conjunto con la vitamina B(B1, B2, B3, B6, y B12), queayuda a incrementar la dinámica mental y la podemos encontrar el aguacates,plátanos, alubias, pavo, pescado o la mayoría de los vegetales. (10) 2
    • Las vitaminas son tan necesarias para reforzar al cerebro como para prevenirenfermedades. Esta vitamina contribuye a la formación y reparación de tejidoscerebrales, el ácido fólico y la biotina, estimulan el procesamiento de proteínaso grasas, mientras que el pantotenato ayuda al cerebro a usarlas. (11) De igualforma a vitamina C ayuda al cerebro a usar las proteínas y fabricarneurotransmisores que permiten el pensamiento y la memoriasimultáneamente, las podemos obtener de frutas y verduras y se recomiendasu ingesta antes de la cocción para evitar la pérdida del contenido vitamínico.Unmultivitamínico simple incremente el coeficiente de inteligencia no verbal. (§28-44)(12) A sí mismo, los minerales son necesarios para la función enzimática,capacitan al cerebro para recordar, pensar y sentir emociones. La insuficienteingestión de boro, cobre, hiero y manganeso pueden perjudicar la memoria, elpensamiento y el humor, los oligoelementos cumplen una función en elmantenimiento de habilidades cognoscitivas, memoria y funcionamientoespacial. (§ 45-49)(13) Hace mención de las grasas, dependiendo del tipo que se consuma,puede afectar o mejorar el rendimiento físico y mental, ya que las células delcerebro están integradas por ellas. (§ 50-56)Por último, habla de la infra nutrición y la per nutrición, ambos casos se dancuando la mente no escucha las necesidades del cuerpo, lo cuál puede sercorregido según el doctor Chopra, mediante 8 métodos basados en laautovaloración de los impulsos físicos y emocionales, de tal forma que nospermita identificar y diferenciar la verdadera sensación de hambre de unimpulso, todo esto con el fin de normalizar y corregir la alimentación. (Pág. 60,61) 3
    • El autor no concluye el capítulo haciendo mención de que lo que comemos y cuando lo comemos, tiene un gran impacto en la actividad cerebral y por consiguiente, en la vida, desarrollo y desenvolvimiento del ser humano. Coincido íntegramente con el autor, no por nada se dice que “somos lo que comemos”. Como seres humanos, debemos cuidar nuestra alimentación día con día y adecuarla al desempeño físico y mental que nuestra vida requiera. En esta etapa como estudiantes, resulta muy conveniente conocer los efectos de los alimentos y sus nutrientes sobre nuestro cuerpo y mente, ya que podemos adoptar una mejor conducta alimenticia y explotar nuestro desempeño académico. El estar satisfechos, no implica estar bien alimentados.BibliografíaWild, E. M. (1992). El Gran Libro de la Dinámica Mental. España: EdiciónesMartínez. 4