Vi la plenitud del espíritu santo en el cristiano

  • 1,479 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
1,479
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
12
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Iglesia Alianza Cristiana y Misionera Comas San FelipeVI La Plenitud del Espíritu Santo en el CristianoI.- Introducción.- Para poder experimentar la plenitud del Espíritu Santo, debemos deestar llenos de EL, el cual controle nuestras vidas, haciendo de nosotros experimentar lamadures, de lo opuesto a carnalidad, y nuestras vidas muestren características propias, enlo diferentes Ministerios mostrando su amplitud, al estar nosotros a su control, y nonosotros controlando el Espíritu.Debemos dejar en claro que hay 2 formas de vivir, o en forma carnal, que son como niñosandando como hombres naturales, o el hombre Espiritual que tiene la capacidad deescuchar la voz de DIOS, y aprender a obedecerlo.Los hombres se clasifican según su capacidad para comprender y recibir las cosasprofundas de DIOS.La Plenitud del Espíritu Santo en la vida de sus hijosPodemos ver que hay 2 clases de Cristianos, los que permanecen en Cristo y los que nopermanecen en EL. ¿Cuál sería la consecuencia de no permanece en Cristo? Pues perder lasbendiciones de DIOS.Buscando de DIOS o buscando experiencias que no cambien mi vida. Por falta deinstrucción en la Biblia, muchos han inventado términos y frases anti bíblicas, creyendo queestán siendo llenos del Espíritu. Cuando procurar describir su experiencia; por lo tanto, soninvariablemente tan erróneos como cualquier conclusión de la mente humana, al tratar conlas realidades Divinas. Sería inútil procurar clasificar las diferentes experiencias; pero
  • 2. cuando uno ha encontrado en la obediencia a DIOS, paz, poder y bendición para rendirsede una manera definida a Dios y poder confiar únicamente en su potencia, entonces laBiblia asigna claramente la causa como una manifestación más amplia de la presencia ypoder del Espíritu. Se dice que tal persona es llenad el Espíritu.Tener más del Espíritu o dejar a DIOS obrar en mi vidaSer lleno del Espíritu es tener el Espíritu cumpliendo en nosotros todo lo que Dios propusoque hiciera cuando se nos dio. Ser lleno de El no es el problema de recibir más del Espíritu:antes bien, es la cuestión de que el Espíritu tome más de nosotros.Nunca tendremos más del Espíritu que la unción que cada Cristiano ya ha recibido.El Espíritu Santo tiene manifestaciones que serán notorias en la vida delCreyente1.- El Espíritu produce un Discípulo con carácter de CristoMas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, longanimidad, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, templanza.(Dominio sobre sí mismo) (Gal.5:22, 23)Tiene que andar como es digno de la vocación con que ha sido llamado con “todahumildad, mansedumbre, paciencias y soportándolo a otros en amor fraternal. Así, también,por otra parte, su preciosa comunión con el Padre, y con su Hijo Jesucristo depende de lapresencia en su vida de estas características Divinas. Debe haber alguna calidad de vida yde carácter en el Cristiano con la cual Dios puede tener comunión.Pero para que Dios encuentre algo en la vida humana semejante a su propio carácter, esque El mismo tiene que ponerlo allí; porque EL sabe bien que dichas cualidades Divinasjamás se manifestaran en una vida sin Su poder infinito. Por tanto, si exige, conforme a supropia naturaleza, aquellas virtudes celestiales como la única base para tener comunión consu hijos nacido de agua y Espíritu.El AmorEl amor Cristiano, conforme a las Escrituras, es claramente una manifestaci6n del amorDivino mediante el corazón humano. Esto se declara en Rom 5:5: ”Porque el amor de Diosha sido derramado en nuestros corazones, por medio (producido o causado por) del EspírituSanto, que nos ha sido dado”. Esto no es la operación de los afectos humanos, sino lamanifestación directa del “amor de Dios” pasando por el corazón humano procedente delEspíritu, donde viene y le habita.Al considerar este amor de Dios que se imparte al ser humano debiera notarse:a.- El amor de DIOS es solo para sus discípulos. El amor de Dios que se imparte a loshombres no se experimenta por la persona no salva: “Mas yo os conozco, y sé que notenéis el amor de Dios en vosotros” (Jn . 5:42).b.- El amor de Dios se extiende al mundo entero. “Porque de tal manera amo Dios al mundo” Jn.3:16; “para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos” (Heb.2;9) Se trata delamor Divino para el mundo de hombres perdidos, o sea, la compasión de Dios que noconoce límites.Lo que se llama a veces “el espíritu Misionero” no es otra cosa que esta compasión, quehizo venir del cielo el Hijo de Dios, “derramada” en el corazón del creyente.Un deseo para la salvación de otros es el primer pensamiento de muchos después de nacerEspiritualmente.c.- El amor de Dios detesta el presente sistema mundial. “No améis al mundo, ni las cosasque están en el mundo”. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en el. Porque todo lo que hay en el mundo,la concupiscencia de la carne, y la concupiscencia de los ojos, y la vanagloria de la vida, no procede del Padre, sino que es
  • 3. del mundo” (1 Jn. 2:15-16). Dicho amor purificado será siempre la experiencia de aquel a quienel amor de Dios se imparte.d.- Cuarto, el amor de Dios es para Sus hijos nacidos del Espíritu. “Mucho mas,pues, siendo justificados por su sangre, seremos salvados de la ira por medio de EL. Pues sicuando éramos enemigos, fuimos reconciliados, seremos salvados por su vida Rom. 5:9-10.e.- El amor de Dios es sin fin. “Habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo,los amo hasta el fin” (eternamente, Jn. 13:1).f.- El amor de Dios se manifiesta para Israel. “Con amor eterno te he amado” (Jer. 31:De manera que el creyente lleno del Espíritu aprenderá a alegrarse de las grandes profecíasy propósitos de Dios para aquel pueblo con quien ha hecho un pacto eterno, para quientiene un amor eterno.g.- El amor de Dios llega hasta el sacrificio: “Porque conocéis la gracia de nuestroSeñor Jesucristo, que, siendo EL rico, por vuestra causa se hizo pobre, para que vosotros,por medio de su pobreza, llegaseis ser ricos” (2 Cor. 8:9). Aquella actitud de parte del Hijode Dios hacia las riquezas eternas afectara la perspectiva del creyente tocante a lasriquezas terrenales, si dicha actitud de Cristo se reproduce en él.2.- El Espíritu produce el Servicio CristianoJn. 7:38. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.En el hombre natural no puede correr nada bueno, solo el nacido de agua y Espíritu.Así como la salvación del Cristiano, también el servicio ha sido diseñado en el eterno plan ypropósito de Dios. Efe. 2:10. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cualesDios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.Según este mensaje, Dios ha preparado anticipadamente un servicio muy especial paracada individuo, y el desempeño de los Ministerios particulares e individuales constituye “lasbuenas obras” de conformidad con la opinión Divina.Cualquier otro servicio que no sea aquel preparado por Dios para el individuo, aunque seamuy valioso en sí, no puede llamarse “buena obras” porque no es la obra especifica de lavoluntad de Dios.Según la enseñanza del Nuevo Testamento el servicio del Cristiano es el ejercicio de un“don” El uso de la palabra “don” en la Biblia no debe confundirse con el concepto generalen el mundo de una persona dotada que es especialmente capacitada para desempeñar unpapel importante en virtud de su nacimiento físico.El único requisito es que el corazón y la vida se rindan a Dios.Entonces el Espíritu que le habita manifestara su gran poder por medio de usted.La Espiritualidad no se gana por medio del servicio: es para el servicio. Cuando uno esverdaderamente espiritual, todo esfuerzo en la energía de la carne se evita para que elservicio real se rinda en el poder del Espíritu. La espiritualidad es obra de Dios para Su hijo:el servicio es la obra del hijo para su Dios, la cual se afecta únicamente en el poder delEspíritu que nos habita.3.- El Espíritu EnseñaJn. 16:12-15. Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. 13 Pero cuando venga elEspíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo queoyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. 14 El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber.15 Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber.El Espíritu Santo enseña, en nuestro maestro más allá de la sabiduría humana, pues solo serevela a sus hijos, cosos que “ojos no vio, ni oído oyó, y jamás entraron en pensamientohumano, pero DIOS nos lo revelo a nosotros. No se trata solo de saber y tener provecho de
  • 4. lo Espiritual, sino la realidad es que nos saca de la ignorancia, y esto debemos de compartircon nuestros hermanos.El crecimiento del Cristiano se determina por conocer la palabra, orar en todo tiempo, y quefuimos llamados a servir, (ser Siervos), pero la Espiritualidad no depende de estas cosassino se determina al ajuste al Espíritu. El Espíritu seguirá siendo nuestro maestro.4.- El Espíritu promueve la alabanza y acción de GraciasEfe 5:18 No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, 19 hablando entrevosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; 20 dandosiempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.DIOS nos guiara a tener un corazón que alabe a DIOS, y otros llegaran a tener ministeriode alabanza y adoración.5.- El Espíritu GuíaRom 8:14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.Ser guiados por el Espíritu es algo normal en el creyente, solo que la diferencia es quedebemos de escuchar cual dirección tomar, y muchas veces no es lo que queremos, sino loque no queremos. Ya dijimos quien no obedece a DIOS, se pierde sus bendiciones, despuésno se queje por que sufre, porque le va mal, porque no cambia su situación de su vida, quesabe mucho de DIOS y por tal o cual cosa, es sencillo, se resiste a morir a su yo y dejarseguiar por su Padre y DIOS.6.- El Espíritu da testimonio con nuestro EspírituRom 8:16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Nuestro Espíritu clamaAbba Padre, pues reconoce lo esencial para nosotros, y esto es por la fe. Ese Espíritu buscaponer a Cristo en nuestros corazones, como el capitán de nuestra vida. Efe 3:16 para que os dé,conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; 17 para quehabite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, 18 seáis plenamentecapaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, 19 y de conocerel amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. Ademásseamos cimentados en amor y poder conocer el amor de Cristo.7.- El Espíritu intercede por nosotrosRom 8:26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no losabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.Aun no sepamos orar como conviene es el Espíritu Santo es quien ora por nosotros, entodo momento de nuestras vidas.Podemos terminar diciendo que hay 2 formas en al que debemos auto evaluarnos:1.- Por nuestra conducta. Como estamos comportarnos en la familia, en la iglesia y en losecular.2.- Por lo que decimos. Stgo. 3:1-12. Leer. Que brota de nuestro interiorDebemos comprender que vivir en el Espíritu es dejar de lado el yo, y no estar echandoperlas a los cerdos, sino regando en nuevos terrenos fértiles, que den de 1 a 100.Los Cristianos llenos del Espíritu son los únicos en el mundo que conocen las bendicionesverdaderas, que lo llevan a la libertad en DIOS.