Memorias De Un Manchego En La Patagonia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Memorias De Un Manchego En La Patagonia

on

  • 645 views

Memorias De Un Manchego En La Patagonia, creado por Pablo Carrasco

Memorias De Un Manchego En La Patagonia, creado por Pablo Carrasco

Statistics

Views

Total Views
645
Views on SlideShare
645
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Memorias De Un Manchego En La Patagonia Memorias De Un Manchego En La Patagonia Presentation Transcript

  • Memorias de un manchego en la Patagonia... Aviso a navegantes: la presentación dura exactamente 25 minutos (hazte palomitas), lleva música y sólo tienes que hacer un click al inicio de cada diapositiva (he intentado que no tuvierais que hacer nada, pero no sé por qué no lo consigo). (Si esta ficha no ocupa toda tu pantalla, haz el favor de darle a F5 inmediatamente...)‏ by Pablo El Gaucho 17-29 de agosto de 2009
  • Una pequeña (o no) aclaración antes de empezar...
    • La razón última de esta presentación no es otra que ahorrarte las casi 800 fotos que hicimos durante nuestro viaje a Argentina. Si de verdad estás interesado en verlas todas (síntoma de que definitivamente has perdido la cabeza, como yo sospechaba), tendrás que joderte y venir a mi casa, porque me niego a llevar el portátil por ahí y que luego no sepa volver a enchufarlo (la de cables que tiene esto, oiga...).
    • Si te resulta cansina la presentación, cosa lógica por otra parte, tienes una opción bien fácil: la teclita Esc situada arriba a la izquierda en tu teclado. Eso sí, ten la delicadeza de decirme que te ha gustado mucho, incluso en el caso de que no la hayas visto.
    • Por último, un aviso: estas fotos no llegan a captar, ni de lejos, la belleza de todo lo que vimos durante aquellos días. No cobro comisión por decirlo, pero tengo que recomendaros encarecidamente que no dejéis pasar la oportunidad de ir a Argentina, si es que se os presenta.
    • Disfrutad tanto como nosotros lo hicimos...
  • ¡¡Qué bonito es viajar!!
    • ...salvo cuando el viaje en avión dura 11 horas y media, el tipo que llevas al lado pesa 140 kilos, tienes tus rodillas clavadas en el asiento de delante por la falta de espacio y hay unas turbulencias que te hacen besar la tierra (cual Juan Pablo II) cuando llegas a tu destino... Menos mal que somos gente bregada (signifique lo que esto signifique) y supimos llegar con una sonrisa hasta la mismísima Casa Rosada , sede de Gobierno del Matrimonio Presidencial...
    Rosi: para ella el jet lag no tiene secretos... Raquel: sufrió el jet lag hasta en el metro de Buenos Aires... Pablo: el jet lag obró el milagro... se le quitaron las ganas de comer. View slide
  • 1ª parada: Mi Buenos Aires querido...
    • Buenos Aires es como cualquier otra gran ciudad: llena de polución, gente con prisas, algo de pobreza y mucho, mucho tráfico. No te fíes de los pasos de cebra: tienen prioridad los coches (como te lo cuento...).
    Rosi a punto de ser atropellada por hacerse una foto en el obelisco situado en la Avenida 9 de Julio , la Castellana porteña, con, pásmate, ¡36 km! de largo. Además, necesitas cruzarlo a lo ancho en tres veces, pasando por 5 semáforos y 8 carriles por sentido. Pequeñita la avenida, ¿verdad? Tres curiosidades rápidas: - En ella vive 1/3 de los argentinos (9 millones). - Ha tenido tres puertos distintos en su Historia. - Es una mezcla de italianos, judíos, rusos ortodoxos y, cómo no, descendientes de españoles. View slide
  • Antes de nada, lo más emblemático... Plaza de Mayo , con la Catedral al fondo (en donde se encuentran los restos del general San Martín, libertador de Sudamérica) y donde se reúnen cada jueves las madres y abuelas de los desaparecidos durante la dictadura militar.
  • El Barrio de La Boca (llamado así porque el Río de la Plata formaba una boca al mar)‏ Estadio de Boca Juniors , donde Dieguito empezó a hacer de las suyas...
  • El Barrio de La Boca Todas las casas de este barrio están pintadas de llamativos colores (en parte por disimular los materiales pobres de que están hechas, en parte porque aprovechaban cada bote de pintura empezado) y se sitúan en las proximidades de la calle Caminito , donde artistas callejeros, principalmente pintores, muestran sus obras para venderlas.
  • El Barrio de La Boca Aunque no os lo creáis, pasa el tren por mitad del barrio y se vive un ambiente “harlemniano” bastante agudizado (nótese que en la cancha de fútbol callejero puede leerse República de La Boca). Como para quedarte por allí después de las 20:00...
  • El Barrio de Palermo (el barrio bohemio por excelencia)‏ Raquel, mimetizándose con el ambiente con su sombrerito porteño... Sí, ya había recuperado el hambre... (parece una hamburguesa, pero son unas espinacas...)‏
  • El Barrio de La Recoleta (la zona cultural de Buenos Aires)‏ Iglesia de Santa María , de estilo colonial. Con gesto respetuoso, ante la tumba de Evita Perón, en el decadente y romántico Cementerio de la Recoleta .
  • El Barrio de Puerto Madero (la parte más moderna y turística) Puente de las mujeres , construido por el español Santiago Calatrava. Fragata Presidente Sarmiento , que no recuerdo qué carajo hacía allí...
  • El Barrio de Puerto Madero A punto de asistir a un “chow” de tango en el mítico El viejo Almacén
  •  
  • El Barrio de San Telmo (el casco viejo, por así decir, de Buenos Aires) Iglesia Rusa Ortodoxa (no veas lo que descoloca encontrarla allí...)‏ Raquel, buscando lo que puede encontrar en el Rastro los domingos, en la prolongación de la calle Florida (estilo c/ Preciados de Madrid)‏
  • El Barrio de San Telmo Rosi y Green Lantern frente al histórico Café Tortoni. Allí se reunían artistas y escritores como Jorge Luis Borges, Carlos Gardel y Alfonsina Storni (en la foto superior derecha, con Raquel). Es, por así decir, su Café Central.
  • Si has aguantado hasta aquí, enhorabuena, porque es ahora cuando realmente empieza lo bueno que tiene Argentina, que es, simplemente, la Naturaleza. Unos preciosos paisajes que a los tres, sin distinción, nos dejaron boquiabiertos. Por eso ahora intentaré que cada diapositiva sea una foto, porque quiero que podáis apreciar (aunque sé que es imposible) toda la grandeza de aquellos parajes. Y de paso, os ahorro explicaciones (soy consciente de lo pesado que soy a veces). Espero que lo disfrutéis...
  • 2ª parada: Las cataratas del Iguazú En la frontera con Paraguay y Brasil, en la región de Misiones, está la que es considerada la 1ª maravilla natural del mundo. 3 millones de litros por segundo, son las más extensas del mundo y las que contienen más cascadas (272, las contamos...).
  • Puerto Iguazú (pueblo a las puertas del Parque Nacional de Iguazú)‏ Las calles del pueblo no están asfaltadas, salvo las dos principales y más turísticas (nosotros, por supuesto, rastreamos todas las zonas, por si era divertido perderse en un país extranjero...).
  • Paraguay Brasil Argentina Puerto Iguazú (Hotel Panoramic. Vista desde el salón del desayuno, con el río Iguazú en su confluencia con el Paraná. Pocas veces se pueden ver tres países desde un único lugar...)‏
  • Cataratas del Iguazú (por la parte brasileña, que ofrecen una panorámica mayor, aunque también más distante)‏
  • Cataratas del Iguazú (por la parte brasileña)‏
  • Cataratas del Iguazú (por la parte brasileña)‏
  • Cataratas del Iguazú (por la parte brasileña)‏
  • Cataratas del Iguazú (por la parte brasileña)‏
  • Cataratas del Iguazú (por la parte brasileña)‏
  • Cataratas del Iguazú (por la parte brasileña)‏
  • Con animalitos y todo... Pecarí (como un jabalí, pero sin colmillos)‏ Mono capuchino Coatí (como un mapache, pero con hocico de oso hormiguero)‏
  • Cataratas del Iguazú (por la parte argentina, que permite el contacto directo con las cataratas)‏
  • Cataratas del Iguazú (por la parte argentina)‏
  • Cataratas del Iguazú (por la parte argentina)‏
  • Cataratas del Iguazú (por la parte argentina)‏
  • Cataratas del Iguazú (por la parte argentina)‏
  • Cataratas del Iguazú (alojados en un hotel así te imaginas cómo viven los ricos...)‏
  • Cataratas del Iguazú (alojados en un hotel así te imaginas cómo viven los ricos...)‏ El lagarto al sol es Raquel...
  • 3ª parada: Ushuaia (fueron sólo 8 horas de vuelo, apenas 6000 km, como de Madrid a Moscú aproximadamente)‏ Es el pueblo más austral del planeta, el último punto civilizado antes de llegar a la Antártida (de la que distan sólo 1000 km)‏. A sus pies, el Canal Beagle, que conecta el Océano Atlántico con el Océano Pacífico. Allí se encuentra el llamado Faro del Fin del Mundo...
  • Ushuaia Ushuaia fue el lugar elegido para, a finales del siglo XIX y principios del XX, enviar a los presos argentinos más peligrosos. La razón era bien sencilla: se encuentra encajonada entre unas montañas altísimas (forman parte de la cordillera de los Andes) y el inmenso mar (enfrente, la Antártida). Por si fuera poco, el clima es durísimo, con la mayoría de los días nublados y con temperaturas por debajo de 0º... Conclusión: no había manera de escapar de allí... Afortunadamente, ahora no tiene nada que ver, y se ha convertido en un pueblecito pesquero lleno de magia y paisajes inolvidables.
  • Ushuaia Emocionado, una vez más, por la calidad de los hoteles...
  • Ushuaia Ésta es la vista que teníamos todas las mañanas desde nuestra habitación...
  • Ushuaia (Parque Nacional de Tierra de Fuego) No os podéis hacer a la idea del frío que hacía allí...
  • Ushuaia (Parque Nacional de Tierra de Fuego) Al loro con el agua que está congelada...
  • Ushuaia (Parque Nacional de Tierra de Fuego) Entre otras cosas interesantes, nos contaron que tenían un problemón con los castores (sí, sí, esos animalitos que a nosotros nos parecen adorables): había miles, se habían convertido en plaga y construían diques que anegaban partes donde no debía haber agua, además de cargarse cientos de árboles en un tiempo récord... Yo he dejado de verlos como seres entrañables...
  • Ushuaia (pueblo) Almacén de Ramos Generales, uno de los lugares más auténticos que nos encontramos, repleto de objetos que rondaban los 100 años... Por si no sabías qué baño te correspondía...
  • Ushuaia (pueblo) Antes de la llegada del hombre blanco, aquello lo habitaban los indios yámana, los cuales, pásmate, vivían en el agua y complemente desnudos (foto de la derecha, principios del siglo XX). Y yo, que llevaba camiseta de manga larga, dos jerséys, un chaquetón de los buenos, gorrito y guantes, y me estaba acordando de mi estufita del pueblo..
  • Ushuaia (Canal Beagle) Lo que a mí más me impresionó: el viaje en catamarán por el Canal Beagle, que une el Atlántico con el Pacífico, y la sensación de inmensidad reinante, la soledad, la constatación de estar, efectivamente, en el Fin del Mundo... Ushuaia, minúscula, entre el cielo, la montaña y el océano
  • Ushuaia (Canal Beagle) Durante la travesía por el Canal Beagle, parando en la Isla de Lobos (marinos) y en la Isla de los Cormoranes (que parecen pingüinos, pero no lo son... vuelan). Era como estar en un documental del National Geographic...
  • Ushuaia (Canal Beagle) El Faro del Fin del Mundo (Isla de los Iluminados)... Allí me quedé sin palabras.
  • 4ª parada: El Calafate (dos horas de vuelo, una minucia)‏ Allí se encuentra el Parque Nacional de los Glaciares, posiblemente lo más visitado de Argentina, por contener, entre otros, al famoso glaciar Perito Moreno. Curiosidad: pese al clima de inverno permanente que hace, apenas llueve, por lo que el terreno es desértico, sin árboles. ¡¡Sólo nieva!!
  • El Calafate Efectivamente, la habitación tampoco estaba nada mal...
  • El Calafate Vistas desde la habitación al lago Argentino, el más grande del país, con “sólo” 2400 km 2 de extensión... ¿tú sabes lo que es eso???? Los desayunos, claro, tenían que ser contundentes para poder aguantar el frío...
  • El Calafate Mucho más preparado para el turismo (incluido el interior), El Calafate es una ciudad con buenos servicios, tiendas de todos los tipos y restaurantes de muy buena calidad. Mención especial merecen las chocolaterías...
  • El Calafate El secreto de la calidad de la carne de vaca argentina: miles de kilómetros de terreno para cuatro vacas que hay... Otra cosa no, pero terreno allí, todo el que quieras.
  • El Calafate (Parque Nacional de los Glaciares) Comentario que hicimos todos: ¿Ése es el Perito Moreno? Pues tampoco es para tanto. Respuesta de la guía: Espérense a estar debajo... Tenía razón. ¡¡Es que al tomar esta foto estábamos aún a un montón de kilómetros!! Sólo para que os hagáis una idea: eso de ahí es un barco... y está aún a 300 metros del glaciar
  • El Calafate (Parque Nacional de los Glaciares) Ya nos íbamos acercando... El Perito Moreno visto desde arriba. Era alucinante: se oía cómo se resquebrajaba el hielo por dentro del glaciar.
  • El Calafate (Parque Nacional de los Glaciares) Por cierto, rectificación: no es hielo... Es nieve compactada, sin oxígeno entre capas (de ahí su color azulado). Impresionante. Llegados a este punto, poco se puede decir. Estuvimos dos horas sólo mirándolo, prácticamente sin hablar, sobrecogidos.
  • El Calafate (Parque Nacional de los Glaciares) El glaciar tiene dos caras (norte y sur), que confluyen en este punto, que es el que, cada dos años, se une a la península de tierra, se forma un puente, y finalmente cae por la erosión del agua que pasa por debajo, para espanto de ecologistas que no han estado allí y no les han explicado que eso ocurre siempre, cada cierto tiempo.
  • El Calafate (Parque Nacional de los Glaciares) No existen los adjetivos, ni lo intento.
  • El Calafate (Parque Nacional de los Glaciares)
  • El Calafate (Parque Nacional de los Glaciares) Y cuando pensábamos que lo habíamos visto todo, nos dicen que el Perito Moreno (3 kilómetros de ancho de pared, 80 metros de alto) no es el más grande... que ese título lo tiene el glaciar Upsala, hacia el que vamos... Salimos un minuto a la cubierta así para hacernos la foto, no os creáis que no hacía frío...
  • El Calafate (Parque Nacional de los Glaciares) Desgraciadamente, nos informan de que el glaciar Upsala está desprendiendo “algunos bloques de hielo o icebergs” que quizás impidan acercarnos... Ubicación del glaciar Upsala, el más grande del Parque Nacional.
  • El Calafate (Parque Nacional de los Glaciares) Ninguno de los que estábamos allí quería pasar a la Historia como “los tontos que emularon al Titanic”, así que, visto el tamaño de los icebergs que desprendía el Upsala, el capitán tomó la decisión (acertada) de dar media vuelta... Nótese que aquello no era un viaje del Inserso... Esto no son montañas o islas... ¡¡son icebergs!!
  • El Calafate (Parque Nacional de los Glaciares) Glaciar Espegazzini (el tercero que visitamos)
  • El Calafate (Parque Nacional de los Glaciares) Despedirse de aquello fue muy duro, era precioso...
  • El Calafate (Parque Nacional de los Glaciares) Y aún así, tuvimos que despedirnos de un lugar sencillamente indescriptible, al que las fotos, por bonitas que puedan parecer, no hacen justicia, ni siquiera desde el aire... (el lago Argentino al fondo) De ahí, a Buenos Aires de nuevo, un día de descanso... y para España con mucha penita...
  • En definitiva... Un país al que, si tenéis la oportunidad de viajar, no podéis dejar de ir, por su paisajes, por su gastronomía, por su gente, por su belleza... simplemente por su belleza. FIN