Ensayo acerca del origen del aprendizaje de los valores sociales

  • 3,349 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
3,349
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
30
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. ENSAYO ACERCA DELORIGEN DEL APRENDIZAJEDE LOS VALORES SOCIALESInstrumentos y técnicas de documentación, organización del estudio y documentación. Grado de Trabajo Social (Grupo G) 28/OCT/11 CEBRIÁN BESSINI, Raúl GUILLEM FELICI, María José GUILLÉN MUÑOZ, Fernando MARÍN FANDOS, Soledad MARTÍNEZ CERDÁN, Coral RODRÍGUEZ CASTILLO, Celia
  • 2. EL ORIGEN DE LOS VALORESINDICE1.- Introducción p. 22.- Desarrollo p. 3 2.1- El factor de la edad en la asunción de los valores sociales 2.2- La familia como agente de trasmisión de valores 2.3- Los valores en la escuela 2.4- Los valores transmitidos por el grupo de semejantes 2.5- Los medios de comunicación como trasmisores de valores3.- Conclusiones p. 11 2
  • 3. 1.- Introducción Los valores sociales ejercen un papel fundamental en el ejercicioprofesional del trabajo social. Por ello, ante la libertad que nos ha sido otorgadapara la elección de la temática de este trabajo de investigación, hemos decididoahondar en el origen de los mismos. Cuando la idea de trabajar alrededor de los valores sociales se expuso ante elgrupo ya surgieron las primeras dificultades. Nos disponíamos a abordar unextensísimo concepto para el cual, si hubiéramos tenido como objeto analizarlo ensu conjunto, hubiésemos necesitado una cantidad de tiempo y dedicaciónexcesivos. Sin embargo, tras un proceso de análisis y reflexión acerca de lasdificultades y oportunidades que se nos presentaban investigando alrededor de losvalores, decidimos centrándonos en el origen de las construcciones sociales quedan pié a generar en nosotras una serie de principios inalienables, cumplimos dostareas de gran importancia: 1- Concretamos el tema y lo limitamos a unos parámetros “manejables”, pudiendo con ello cumplir con los plazos exigidos sin por ello realizar una tarea ambigua y poco incisiva. 2- Nos dotamos de algunas de las herramientas necesarias, como futuras trabajadoras sociales, para ser capaces de analizar algunas de las causas que dan pie a los comportamientos y prejuicios de las personas. Es importante resaltar que nuestra intención es desarrollar un trabajo concarácter útil para el resto de nuestras compañeras tanto como para nosotras.Conociendo el proceso mediante el cual se genera en nosotros una escala devalores, entendiendo esta como una serie de preceptos sociales que pueden llegara ser lo que determine nuestros juicios y predisposiciones, seremos tambiéncapaces de discernir con mayor certeza algunas de las dimensiones personales ysociales de las usuarias y usuarios con las que trabajemos, siendo capaces delograr una mayor comprensión de las situaciones a las que nos enfrentemos comoprofesionales. 3
  • 4. Durante nuestra exposición trataremos de desenmascaras aquellos actores, enocasiones esquivos, que afectan de manera determinante en el desarrollo denuestra personalidad. Para ello, además de analizar algunos de los mecanismos yelementos que intervienen en este proceso (tales como la edad, clase social,entorno, etc.), recurriremos a la extensa literatura producida alrededor de lasúltimas décadas a este respecto.2.- Desarrollo 2.1- El factor de la edad en la asunción de los valores sociales Exponemos a continuación dos testimonios sobre la importancia de la edaden la asimilación de valores, siendo la infancia y adolescencia dos periodos clave. Según la profesora Sonia Krumm de Nikolaus en el artículo transmisión devalores en la escuela: “Durante la niñez y la juventud, vamos adoptando valoresque determinarán nuestros motivos, actitudes y decisiones. Cuando las personas no tienen un fundamento sólido sobre el que basar susvalores, las decisiones se contradicen, las actitudes son cambiantes y los motivospueden ser errados.”1 Los valores no existen como conceptos aislados. Están integrados a nuestrasacciones y buscan una coherencia con el sistema. De aquí la necesidad deestablecer unos mínimos valores en las primeras etapas de nuestra vida, dehecho, para comprender la realidad humana, es necesario “tomar partido” a travésde la asunción de calores sociales. La alienación, en principio, no es una opción. Por otro lado tenemos el cuadro del profesor Kohlberg sobre el desarrollomoral: “El desarrollo moral comenzaría con la etapa cero, donde se considerabueno todo aquello que se quiere y que gusta al individuo por el simple hecho de1 KRUMM DE NIKOLAUS, Sonia. La Transmisión de Valores en la Escuelahttp://www.abo.org.ar/web/Trasmis-valores-en-esc.htm 4
  • 5. que se quiere y de que gusta. Una vez superado este nivel anterior a la moral seproduciría el desarrollo de la misma.”2 Kohlberg, a través de su investigación, establece diferentes etapas en laexistencia humana a través de las cuales se forma nuestra escala de valores yatribuye a cada etapa de unas razones fundadas. Dichas etapas abarcan desde laniñez más temprana hasta la madurez de la persona, lo cual demuestra que dichaescala está en continua evolución, no obstante, los factores que en ella influyenvariarán a través de las diferentes circunstancias. 2.2- La familia como agente de trasmisión de valores Si bien es cierto que durante las últimas décadas hemos sido testigos deenormes cambios en las estructuras, funciones y tipologías, las familias siguensiendo a día de hoy uno de los principales elementos durante el proceso deasunción de calores sociales. La diferencia con respecto a la familia de mediadosdel siglo XX sería que esta función se ha repartido entre más actores, desplazandoa la familia de su papel hegemónico en esta función. Javier Urra lo describe de la siguiente manera, "respecto a los cambiosbiológicos, las familias son más longevas y largas, coexisten cada vez masparientes de diferentes generaciones. Se ha pospuesto la edad de contraermatrimonio o formar parejas, a disminuido el número de ellos..." "Han cambiado los valores que mantienen las familias; la igualdad entre lossexos y la democratización interna de las relaciones entre sus miembros hansustituido a los de la autoridad y la jerarquía interna”. Esa pérdida de poder generacional ejercida por el mundo adulto hacia elmundo juvenil ha generado un vacío que diversos actores se encargarán derellenar en procesos que describiremos más adelante. Contando con dicho cambio en el status de las familias, podemosdiferencias dos etapas bien distintas entre sí para el desarrollo de la personalidaddonde la familia tendrá un papel diferente: la niñex y la adolescencia.2 Consultar ANEXO I 5
  • 6. Volviéndonos a apoyar en Javier Urra para nuestra argumentación: "Lo que másmoldea la personalidad del niño es el aprendizaje en la familia. Lo observado, loexperimentado en el hogar, el microcosmos familiar, predispone hacia los demás yhacia sí mismo. La familia es una micro-sociedad donde el niño comienza a utilizar losvalores de interrelación social que le van a marcar las pautas de conducta a utilizarcuando se vea inmerso en la sociedad en general." Urra solo corrobora lo ya mencionado antes, la asunción de valores es unproceso de continuo aprendizaje. En el caso de una niña o de un niño, dado suescaso entorno, este ha de utilizar las herramientas que tiene a su disposición paraaprender de ellas, en este caso sus familiares, cuanto mayor es el status delfamiliar escogido, mayor será la probabilidad de que esta o este impregne con susvalores la mente de la niña o niño. Un asunto bien distinto es al que nos referimos habiendo llegado la personaa su etapa adolescente, en este caso nos ayudaremos del testimonio de unprofesional en cuanto a trabajo con adolescentes se refiere, Enrique DeltoroRodrigo, quien fuera cofundador de la federación de Casa de Juventud de laComunidad Valenciana y con el que hemos tenido oportunidad de contrastarnuestras hipótesis tanto personalmente como a través de su obra. Deltoro expone que durante la adolescencia “la capacidad de razonar conhipótesis, de relacionar, de tener una visión del mundo, de saber el porqué de lasnormas, de cuestionarse lo que se hace, de tener actitud crítica nos permite teneruna visión de nuestro entorno tan novedosa como desencantadora. La duda sobrelas bases y los principios de todo lo establecido no son solo mera curiosidad porconocer, van parejas al cuestionamiento permanente de por qué las cosas soncomo son." Dicha ruptura con la percepción de la realidad desarrollada hasta esemomento, y las nuevas capacidades de análisis del mundo que les rodeadesencadena en que "la familia, los adultos, del entorno... dejan de ser unelemento de seguridad y protección". Es decir, la persona es capaz de razonar porsí misma, es capaz de abstraerse y deducir, procesar sus propios dilemas yescoger. Esta capacidad le hace enfrentarse a lo que hasta el momento había sidosu principal fuente de conocimiento “social”, su familia. 6
  • 7. 2.3- Los valores en la escuela Según el artículo del País Los valores de la escuela pública de Lola AbellóPlanas publicado el 28/11/2005 “El modelo de escuela pública se sustenta sobrevalores como la democracia, la integración, la interculturalidad, la participación y lasolidaridad. Éstas no son sólo palabras bonitas para quienes consideramosprioritaria la cohesión social, el progreso y el desarrollo científico y humanístico denuestro país. La escuela pública, a diferencia de la privada, es la escuela de todosy para todos, con independencia de la clase, el género, la nacionalidad, la etnia ola capacidad económica, y es gestionada democráticamente. Quienesescolarizamos a nuestros hijos e hijas en la escuela pública estamos orgullosos delos valores que sustentan este modelo.” 3 Por otro lado Marvin W.Berkowitz en “Educar la persona moral en su 4totalidad” nos dice: “La educación moral en la escuela es facilitadora sicomplementa los efectos positivos de la familia sobre la formación moral. Essubsanadora si sustituye o corrige la ausencia de influencias o las influenciasnegativas de la familia. Esta diferencia queda frecuentemente englobada endebates sobre quién es el culpable o quién es el responsable de la educaciónmoral: la familia o la escuela. A efectos de este análisis, no es necesario insistirsobre tal diferencia. Volvamos nuevamente a cada componente de nuestraanatomía moral, uno por uno, y examinemos cómo pueden optimizar las escuelassu impacto sobre cada uno de ellos. En este ejercicio es importante reconocer lainterrelación de los cinco componentes (conducta, valores, carácter, razonamientoy emoción). Existen tres planteamientos generales para la educación de los valores:clarificación de estos, inculcación de los mismos y Comunidad Justa. Laclarificación comporta que cada persona debe generar su propio conjunto devalores morales, y la educación debería proporcionar sencillamente los mediospara la autoexploración y el conocimiento de uno mismo. La inculcación sostiene que la misión de la escuela es la de educar a los3 Lola ABELLÓ PLANAS, Los valores en la educación pública, EL PAIS 28-11-2005http://www.elpais.com/articulo/educacion/valores/escuela/publica/elpepuedu/20051128elpepiedu_9/Tes4 Marvin W. BERKOWITZ, Educar la persona moral en su totalidad, http://www.rieoei.org/oeivirt/rie08a03.htm 7
  • 8. niños hacia un consenso de valores. La Comunidad Justa considera los valores(normas) como un producto de la vida escolar, muy en especial su entorno moral ysu estructura gubernativa. Continuamos dejando a un lado el planteamiento de laclarificación de valores, dada su desaparición por causa de procedimientos legalesy por las críticas teóricas en la última o las dos últimas décadas. La inculcación de valores comporta habitualmente mensajes sobre el valorde modelos de conducta seleccionados, por ejemplo, infundir la lealtad, el valor ola honestidad. El modo de comunicación de estos mensajes puede variar:campañas de pósters, lecturas literarias, presentaciones de medios electrónicos,conferencias, etc. En cualquier caso, se expone a los estudiantes a una serie demensajes que transmiten la importancia del valor en cuestión. Ello puede irseguido de una serie de actividades estudiantiles destinadas a reforzar ydesarrollar el valor, por ejemplo, debates en clase, tareas de redacción escrita,creación de pósters para el colegio, informes biográficos sobre ejemplos morales,etc. Muchos colegios o clases declaran un «valor del día/semana/mes» y seconcentran en ese valor hasta que entra en acción el siguiente. Ciertamente, lasescuelas que se basan sólo en la defensa de valores pierden muchas de lasfuentes de desarrollo de éstos. Quizá el más notorio sea el modo en que se vivenlos valores en la escuela Ello incluye el currículum oculto y la presentación de modelos por parte delas autoridades. Uno no sólo se debe adherir a los valores sino también actuar enconsecuencia (Argyris & Schon, 1989).” 2.4- Los valores transmitidos por el grupo de semejantes "El grupo de iguales, supone un importante apoyo en ese proceso debúsqueda de identidad por parte de los y las adolescentes. Algunos hechos bienconocidos que se producen en esta etapa, como el fenómeno del conformismogrupal y la búsqueda originalidad a través de este conformismo constituyen unelemento defensivo de apoyo, que les brinda el sentimiento de pertenencia, laseguridad y la estima personal que precisan en esta etapa de tránsito hacia lapropia originalidad y autonomía personales. El grupo de iguales proporciona aladolescente una serie de ventajas que van a facilitar la transición hacia el mundo 8
  • 9. adulto; da apoyo y seguridad, facilita la separación de los padres y modelosanteriores, proporciona unos ideales, intereses y valores, y presta una identidadtransitoria que apoya a un yo todavía frágil. La interacción con los igualesproporciona una seguridad única para superar el egocentrismo infantil y paraconocerse a sí mismo a los demás logrando una nueva perspectiva social demayor madurez. Al compartir sentimientos y comparar puntos de vista con loscompañeros y compañeras se abre un campo ilimitado a la maduración personal ya la adaptación social." 5 E. Deltoro escribe "la importancia del grupo de iguales en la adolescencia yla búsqueda individual de afirmarse permanentemente dentro de él se hace visibleen cualquier instantánea del grupo de adolescentes." 6 Contrastando con más fuentes encontramos trabajos universitarios dondese afirma que una consecuencia es que los miembros de un grupo de igualesvaloran de forma muy positiva a su grupo, lo que implica un rechazo hacia otrosgrupos de iguales, a veces los grupos de iguales se convierten en lo que se llamasocialización anticipatorio, es decir, el joven ve en un grupo de iguales, valores,actitudes, comportamiento que él desea alcanzar, de forma que adapta su personapara intentar, sino entrar, al menos ser como los miembros de ese grupo deiguales en los que él se fija. Por ende, los valores del grupo serán encumbradosfrente a los valores ajenos, entre ellos aquellos de los valores familiares que entrenen conflicto con la nueva situación. 2.5- Los medios de comunicación como trasmisores de valores 7 Con el fin de poder analizar los valores implícitos y explícitos que subyacena los contenidos televisivos se propone el modelo elaborado por Schwartz y5 Mª Nieves Herrero ADOLESCENCIA, GRUPO DE IGUALES, CONSUMO DE DROGAS, Y OTRAS CONDUCTASPROBLEMÁTICAS, INJUVE, Estudios de Juventud nº 62/03Yustehttp://www.google.es/url?sa=t&source=web&ct=res&cd=8&ved=0CC4QFjAH&url=http%3A%2F%2Fwww.injuve.migualdad.es%2Finjuve%2Fcontenidos.downloadatt.action%3Fid%3D412634348&ei=r2vvSoKXJYmsjAepwIWaDQ&usg=AFQjCNHU1LL5djPUk6nvOd3MGkh4qRTeRw&sig2=cI98BaKYV4RyWrg-3QDfKA6 Enrique DELTORO RODRIGO, Cómo trabajar con adolescentes en el tiempo libre, Libros Certeza, Valencia 2005, p.87 Medrano Samaniego, C., Cortés Pascual, P . A. Palacios Navarro, S. LA TELEVISIÓN Y EL DESARROLLO DEVALORES, Revista de Educación, 342. Enero-abril 2007, pp. 307-328 Ministerio de Educación y Cultura 9
  • 10. Boehnke, (2003). Estos autores conceptualizan los valores como representacionescognitivas con origen en las necesidades biológicas básicas, en las de interacciónsocial y en las demandas de las distintas institucionales sociales. Aunque tambiénse interpretan como una construcción individual de una meta transituacional(valores finales/instrumentales) donde las metas expresan intereses(individuales/colectivos/ambos) que tienen que ver con un dominio motivacional(disfrute, seguridad, logro, autodirección, conformidad, pro socialidad, poder socialy madurez) y que estos intereses son evaluados dentro de un rango deimportancia/no importancia como principios de actuación del individuo. El modelode Schwartz puede considerarse como una integración del modelo de Rokeach ylas perspectivas más culturalistas que se han centrado en categorizar los valoresen dominios motivacionales y/o de contenido con el objetivo de conocer laestructura subyacente a los sistemas de valores... En nuestra opinión, este modelotiene la enorme ventaja de ofrecer una clasificación sólida no sólo desde el puntode vista teórico- conceptual, sino que también posee un refrendo estadístico-experimental que nos puede facilitar enormemente el análisis de valores, en lasnarraciones televisivas, de manera cuantitativa a partir de la creación de uninstrumento “ad hoc”. Estamos convencidos de que existen argumentos suficientes para compartircon otros autores la idea de que la institución escolar se equivoca viendo uncompetidor en la televisión. Esta última ha pasado a ser junto con la escuela en lassociedades llamadas «avanzadas» los dos hechos culturales a los que la infanciadedica la mayor parte de su tiempo de vigilia. La televisión ya no es únicamente unentretenimiento sino que se ha convertido en uno de los grandes culturizadores dela infancia (Palmer y Dorr, 1980; Álvarez y Del Río, 2004). Nos parece interesante la exposición de Buckingham (2003) sobre laeducación de los medios, no como un instrumento de protección de la infanciasobre sus efectos perniciosos, sino como el asesoramiento y orientación en unaprendizaje autónomo de los medios, que comprende varios análisis (textualestricto; valorativo y crítico; y de los contextos sociales, económicos e históricosque rodean al medio) y la participación activa (producción de los medios). Esurgente que los centros educativos se planteen cómo educar a sus alumnosrespecto al conocimiento, crítica y dominio de los principales medios de 10
  • 11. comunicación audiovisual, como también expresa Sevillano (2001, 2004). En este sentido la escala que presentamos nos permite disponer de uninstrumento de medida de los valores personales y televisivos que mantiene enesencia la estructura del modelo original propuesto por Schwartz. El análisismultidimensional realizado muestra semejanzas y diferencias entre los dominiosque permiten concluir que tanto nuestra escala como la Schwartz están midiendoel mismo constructo: la axiología personal básica. La Escala de de ValoresTelevisivos alcanza una alta fiabilidad y validez de constructo. No obstante, lamuestra dónde se han recogido los datos para la validación del instrumentocorresponde a la fase piloto de una investigación más amplia y uno de nuestrosobjetivos era comprobar la validez del instrumento, para en su caso, realizar losajustes correspondientes. Aunque la verdadera validez de la escala se obtienecuando sirve como elemento sensible ante adolescentes y jóvenes con diferenteshábitos y valores televisivos. Por tanto, estos resultados han de ser confirmados enuna investigación posterior. No obstante, se presenta un instrumento sencillo, defácil aplicación y fiable para conocer los valores personales y los percibidos por losjóvenes en los programas de televisión que más ven. Igualmente, creemos queademás de su función evaluadora, la propia escala puede ser un instrumento útilpara fomentar la reflexión y la explicitación de los valores que uno mismomanifiesta y los que percibe en aquellos programas que más visualiza. Laexplicitación y toma de conciencia de los valores, nos parece un aspecto muyrelevante desde el punto de vista psicoeducativo. La escala de Valores Televisivos puede ayudarnos, también, a traducir losmensajes implícitos transmitidos por el medio, compartirlos con los demás ydesarrollar una actitud crítica. El propio conocimiento por parte del profesorado delmodelo de Schwartz, así como de estrategias específicas de trabajo en el aula(aspectos instrumentales y técnicos) resulta necesario para comenzar unaintervención educativa.3.- Conclusiones:Si bien teoría y praxis coinciden que durante la etapa de la niñez, los/as individuosdesarrollan su personalidad observando e imitando conductas de las personas de 11
  • 12. su alrededor, los adolescentes, por el contrario, son más susceptibles a lasdirectrices que le aporta su grupo de iguales, por lo tanto, es más difícil afirmar quelos referentes tienen la misma importancia que durante la infancia. . La familia, por ser en principal ámbito de influencia en la etapa de la niñez,cuando las personas somos más receptivas tanto a imitar conductas como aaceptar órdenes e instrucciones conforma el agente socializador más influyente enla formación de los valores del/de la niño/a. Durante la adolescencia, cuando el/laindividuo/a es capaz de razonar por sí mismo se genera una ruptura con larealidad interpretada por los adultos y necesita por lo tanto una nueva herramientapara interpretar su entorno y adecuarse a él, el grupo de iguales toma durante estaetapa su máximo de influencia, los/las adolescentes toman posturas frente a sumedio a nivel grupal, donde se sienten protegidos y comprendidos, rechazando otomando como menos válidos aquellos criterios emanados desde agentes externosal grupo. Tanto durante la infancia como durante la adolescencia hay un agentecomún que ejerce una influencia a menudo nefasta: los medios de comunicación,en concreto la televisión. Según un informe de la Agencia Audiovisual de Cataluñarealizado en 2002, un 83% de los niños entre 7 y 12 años encuestados afirman verbastante o mucho la televisión. Sin negar la evidencia de que existen multitud deinformes que defienden que la televisión en sí no es una influencia negativa si noun agente capaz de fomentar un aprendizaje colectivo a través del aprendizajeautónomo a través de la narración, del apoyo a la identidad, de la cultura pro socialy un largo listado de hipotéticos etcéteras hay también dos evidencias quetenemos que tener en cuenta. La primera es que los medios de comunicación sonun claro trasmisor de valores ya que es capaz de utilizar métodos que facilitan laasimilación de información y de conceptos, también porque tiene un papelfundamental en la infancia y adolescencia de hoy en día, donde en muchos casossirve de herramienta supletoria a la presencia de los padres y las madres. Lasegunda evidencia es que los contenidos televisivos son, por norma general,tremendamente perjudiciales para la sociedad; esta condición está dada por loscontenidos televisivos, que por necesidad deben de ser acordes a las demandasde una audiencia condicionada por una sociedad de consumo. Estamos puesfrente a un bucle infinito, donde los valores sociales afectan a los valorestrasmitidos por la televisión, que a su vez cuenta con las herramientas para validar, 12
  • 13. difundir y afianzar dichos valores, los medios de comunicación, hoy, tan solo nosenseñan a mantener las mismas tendencias sociales. Por último vamos a abordar el aprendizaje de valores a través de un canalque hoy en día resulta ser secundario en cuanto a influencia pero a través del cualse pueden introducir algunos de los conceptos más positivos y necesarios para eldesarrollo de hombre y mujeres con mayores capacidades humanas. Hablemospues de la educación formal, y de la educación no formal. No vamos aintroducirnos en las diferencias entre una y otra, en los conflictos que surgen entrelas mismas ni en la diferencia de importancia que algunas fuentes afirman queexiste; afirmaremos, no obstante, que durante la niñez, la figura del/de la educador(entendiendo al animador como educador que es) ejerce el papel de referentemoral, capaz de trasmitir toda una serie de actitudes que pueden sustituir a las dela familia en el caso de no existir o en el caso de que estas sean negativas, a estaconclusión parece haber llegado toda la comunidad educativa (en el sentido amplioe inclusivo de la misma) aunque existen divergencias entre la validez ética deaplicar metodologías de enseñanza en valores, aunque no vamos a profundizar enestas discrepancias menores y poco fundamentadas. Durante la segunda etapamás productiva en el aprendizaje de valores, hablamos de la adolescencia, loseducadores, de no adecuar sus roles, corren el peligro de “desfasarse” junto alresto de adultos ajenos al grupo, es por ello que las metodologías educativasdeben de adecuarse a las necesidades de esta franja de edad especialmentedelicada por la facilidad con la que pueden ser influidos/as por agentes negativos(como los medios de comunicación). Deben de generarse procesos de aprendizajeen el que los propios adolescentes sean coprotagonistas, donde aquellosconceptos renegados al ostracismo que normalmente acompaña al currículumoculto, tomen más relevancia con respecto a la otorgada a los contenidos decarácter puramente académico. La educación no formal ha dado más pasos y másfirmes en este campo, pues existen metodologías concretas capaces de abordarcada una de las franjas de edad sin crear rupturas entre educadores y educandos,dichas metodologías pasan por el aprendizaje dialógico, la creación de vínculosentre agentes de trasmisión de valores positivos y las personas con necesidad deasimilarlos y la óptica de la participación activa de los individuos en todo elproceso. 13
  • 14. FUENTES BibliografíaEnrique DELTORO RODRIGO, Cómo trabajar con adolescentes en el tiempolibre, Libros Certeza, Valencia 2005MEDRANO SAMANIEGO, C., CORTÉS PASCUAL, P . A. PALACIOSNAVARRO, S. La Televisión Y El Desarrollo De Valores, Revista de Educación,342. Enero-abril 2007 Ministerio de Educación y CulturaHERSH R., REIMER J.y PAOLITTO D. El crecimiento moral: de Piaget aKohlberg (Madrid) NARCEA 2002Javier URRA PORTILLO, El Pequeño Dictador, La Esfera de los Libros, Madrid2007 Recursos electrónicosPORTILLO FERNÁNDEZ Carlos, La Teoría De Lawrence Kohlberg, 2005http://ficus.pntic.mec.es/~cprf0002/nos_hace/desarrol3.htmlHERRERO Mª Nieves Adolescencia, Grupo De Iguales, Consumo De Drogas,Y Otras Conductas Problemáticas, INJUVE, Estudios de Juventud nº 62/03Yustehttp://www.google.es/url?sa=t&source=web&ct=res&cd=8&ved=0CC4QFjAH&url=http%3A%2F%2Fwww.injuve.migualdad.es%2Finjuve%2Fcontenidos.downloadatt.action%3Fid%3D412634348&ei=r2vvSoKXJYmsjAepwIWaDQ&usg=AFQjCNHU1LL5djPUk6nvOd3MGkh4qRTeRw&sig2=cI98BaKYV4RyWrg-3QDfKALola ABELLÓ PLANAS, Los valores en la educación pública, EL PAIS 28-11-2005 http://www.elpais.com/articulo/educacion/valores/escuela/publica/elpepuedu/20051128elpepiedu_9/TesBERKOWITZ Marvin W., Educar la persona moral en su totalidad,http://www.rieoei.org/oeivirt/rie08a03.htm 14
  • 15. ANEXO INivel I: moral Etapa 1: el El punto de Lo justo es la Las razonespreconvenciona castigo y la vista propio de obediencia para hacer lol. obediencia esta etapa es ciega a la justo son (heteronomía). el egocéntrico, norma, evitar evitar el no se los castigos y castigo y el reconocen los no causar poder superior intereses de daños de las los otros como materiales a autoridades. diferentes a los personas o propios. Las cosas. acciones se consideran sólo físicamente, no se consideran las intenciones, y se confunde la perspectiva de la autoridad con la propia. Etapa 2: el La perspectiva Lo justo en La razón para propósito y el característica esta etapa es hacer lo justo intercambio de esta etapa seguir la es satisfacer (individualismo es el norma sólo las propias ). individualismo cuando necesidades concreto. Se beneficia a en un mundo desligan los alguien, en el que se intereses de la actuar a tiene que autoridad y los favor de los reconocer que propios, y se intereses los demás reconoce que propios y también todos los dejar que los tienen sus individuos demás lo necesidades e tienen hagan intereses. intereses que también. pueden no coincidir. De esto se deduce que lo justo es relativo, ya que está ligado a los intereses personales, y que es necesario un 15
  • 16. intercambio con los otros para conseguir que los propios intereses se satisfagan.Nivel II: moral Etapa 3: La perspectiva Lo justo es La razón paraconvencional. expectativas, de esta etapa vivir de hacer lo justo relaciones y consiste en acuerdo con es la conformidad ponerse en el lo que las necesidad interpersonal lugar del otro: personas que se siente (mutualidad). es el punto de cercanas a de ser una vista del uno mismo buena individuo en esperan. persona ante relación con Esto significa sí mismo y otros aceptar el ante los individuos. Se papel de demás, destacan los buen hijo, preocuparse sentimientos, amigo, por los demás acuerdos y hermano, y la expectativas etc. Ser consideración compartidas, bueno de que, si uno pero no se significa se pone en el llega aún a una tener buenos lugar del otro, generalización motivos y quisiera que del sistema. preocuparse los demás se por los portaran bien. demás, también significa mantener relaciones mutuas de confianza, lealtad, respeto y gratitud. Etapa 4: El punto de Lo justo es Las razones sistema social vista desde el cumplir los para hacer lo y conciencia cual el deberes que que está bien (ley y orden). individuo previamente son mantener ejerce su moral se han el se identifica en aceptado funcionamient esta etapa con ante el o de las el del sistema grupo. Las instituciones, social que leyes deben evitar la define los cumplirse disolución del 16
  • 17. papeles salvo cuando sistema, individuales y entran en cumplir los las reglas de conflicto con imperativos comportamient otros de conciencia o. Las deberes (obligaciones relaciones sociales aceptadas) y individuales se establecidos. mantener el consideran en También se autorrespeto. función de su considera lugar en el como parte sistema social de lo justo la y se es capaz contribución de diferenciar a la los acuerdos y sociedad, motivos grupo o interpersonales instituciones. del punto de vista de la sociedad o del grupo social que se toma como referencia.Nivel III: moral En esta etapa Lo justo La motivaciónpostconvencion Etapa 5: se parte de consiste en para hacer loal o basada en derechos una ser justo es laprincipios. previos y perspectiva consciente obligación deLas decisiones contrato social previa a la de de la respetar elmorales en este (utilidad). la sociedad: la diversidad de pacto socialnivel tienen su de una valores y para cumplir yorigen en el persona opiniones y hacer cumplirconjunto de racional con de su origen las leyes enprincipios, valores y relativo a las beneficioderechos y derechos característica propio y devalores que anteriores a s propias de los demás,pueden ser cualquier pacto cada grupo y protegiendoadmitidos por o vínculo cada los derechostodas las social. Se individuo. propios y lospersonas que integran las Consiste ajenos. Lacomponen la diferentes también en familia, lasociedad, perspectivas respetar las amistad, laentendiéndose individuales reglas para confianza yésta como una mediante asegurar la lasasociación mecanismos imparcialidad obligacionesdestinada a formales de y el laborales seorganizarse de acuerdo, mantenimient sienten comoun modo justo y contrato, o del contrato una parte másbeneficioso para imparcialidad y social. Se de este 17
  • 18. todos sin procedimiento suele contratoexcepción. legal. Se considerar aceptado toman en una libremente. consideración excepción Existe interés la perspectiva por encima en que las moral y la del contrato leyes y jurídica, social el caso deberes se destacándose de valores y basen en el sus diferencias derechos cálculo y como la vida racional de la encontrándose y la libertad, utilidad difícil que se ven general, conciliarlas. como proporcionand absolutos y o el mayor deben, por bien para el tanto, mayor número respetarse de personas. en cualquier sociedad, incluso a pesar de la opinión mayoritaria. Etapa En esta última Lo que está La razón para 6: principios etapa se bien, lo justo, hacer lo justo éticos alcanza por fin es seguir los es que, universales una principios racionalmente (autonomía). perspectiva éticos , se ve la propiamente universales validez de los moral de la que que se principios y se se derivan los descubren llega a un acuerdos por el uso de compromiso sociales. Es el la razón. Las con ellos. punto de vista leyes Este es el de la particulares y motivo de que racionalidad, acuerdos se hable de según el cual sociales son autonomía todo individuo válidos moral en esta racional porque se etapa. reconocerá el basan en imperativo esos categórico de principios y, tratar a las si los violaran personas como o fueran en lo que son, contra de fines en sí ellos, deberá mismas, y no seguirse lo como medios indicado por 18
  • 19. para conseguir los principios. ninguna Los ventaja principios individual o son los social. principios universales de la justicia: la igualdad de derechos de los seres humanos y el respeto a su dignidad de individuos. Éstos no son únicamente valores que se reconocen, sino que además pueden usarse eficientement e para generar decisiones concretas.88 La tabla expuesta ha sido extraída de PORTILLO FERNÁNDEZ Carlos, La Teoría DeLawrence Kohlberg, 2005 http://ficus.pntic.mec.es/~cprf0002/nos_hace/desarrol3.html, noobstante, dada la escasa fiabilidad de la fuente, ha sido contrastada con HERSH R., REIMERJ.y PAOLITTO D. El crecimiento moral: de Piaget a Kohlberg (Madrid) NARCEA 2002, siendo laprimera fuente una síntesis aceptable de la segunda. 19