Deficit atencion y lenguaje
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Deficit atencion y lenguaje

on

  • 1,713 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,713
Views on SlideShare
1,713
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
30
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Deficit atencion y lenguaje Deficit atencion y lenguaje Document Transcript

  • TRASTORNOS POR DÉFICIT DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD NEUROPEDIATRÍA Y NEUROPSICOLOGÍA INFANTIL DIFICULTADES EN LAS DIMENSIONES DE FORMA Y CONTENIDO DEL LENGUAJE EN LOS NIÑOS CON TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD A. Ygual-Fernández a, A. Miranda-Casas b, J.F. Cervera-Mérida a DIFFICULTIES IN THE DIMENSIONS OF FORM AND CONTENT OF LANGUAGE IN CHILDREN WITH ATTENTION DEFICIT HYPERACTIVITY DISORDERSummary. Attention deficit disorder (ADD) is one of the commonest psychological disorders in children.The characteristics of this disorder mean that affected children are more vulnerable to having otherdifficulties in their cognitive and social development. Difficulties with language is one of the problems oftenfound associated with ADD with hyperactivity (ADHD). In this study we analyze the performance of a groupof 41 children sent to Hospital la Fe in Valencia, Spain, with ADHD who performed tasks designed toevaluate the dimensions of the phonological form, content and conscience of language. The children wereclassified according to the diagnostic subtypes established in the DSM-IV for ADHD. Fifteen children madeup a subgroup of ADHD which was predominantly inattentive and 26 a combined ADHD subgroup. Theresults showed difficulty with both form and content of language, especially in tasks requiring closeattention, great inhibitory control and thus more elaborate processing. Both subgroups had difficultycarrying out the tasks, but the results in the inattentive subgroup were considerably worse. [REV NEUROLCLIN 2000; 1: 193-202] [http://www.revneurol.com/RNC/0101/a010193.pdf]Key words. Attention deficit hyperactivity disorder. Language and speech impairment. Phonologicawareness. INTRODUCCIÓN minio del déficit de atención; la hiperactividad yEl trastorno por déficit de atención (TDA) es una la impulsividad el más relevante en el subtipo conde las alteraciones psicológicas más frecuentes predominio hiperactivo impulsivo, y el subtipoentre la población infantil, pues afecta a un 3-5% combinado es el que presenta las tres caracterís-de los niños, según la American Psychiatric As- ticas conductuales mencionadas.sociation [1]. En los niños con TDA pueden ob- Estas características hacen a estos niños másservarse síntomas conductuales de inatención, vulnerables a experimentar otras dificultades en suimpulsividad e hiperactividad. La inatención es desarrollo cognitivo y social. Las dificultades deel síntoma más relevante en el subtipo con predo- lenguaje son uno de los problemas que con mayor frecuencia aparecen asociados al trastorno porRecibido: 05.02.00. Aceptado: 18.02.00. déficit de atención con hiperactividad (TDAH) [2].a Departamento de Necesidades Educativas Especiales. Es- Los niños con TDAH parecen tener más pro-cuela Universitaria de Magisterio Edetania. b Departamento blemas en el desarrollo del lenguaje que los niñosde Psicología Evolutiva y de la Educación. Facultad dePsicología. Universidad de Valencia. Valencia, España. normales. Además, entre el 30 y el 37% de losCorrespondencia: Dra. Amparo Ygual Fernández. Departa- niños con trastornos en la adquisición del lengua-mento de Necesidades Educativas Especiales. Escuela Uni- je reciben con posterioridad un diagnóstico deversitaria de Magisterio Edetania. Sacre Cor, 5. E-46110Godella, Valencia. E-mail: amparo.ygual@edetania.uv.es TDA, como han constatado los trabajos de Beit-Agradecimientos. Al Dr. Fernando Mulas, Jefe del Servi- chman et al [3], Cantwell y Baker [4] y Cohen etcio de Neuropediatría del Hospital La Fe de Valencia, y al [5], entre otros.a D.ª Belén Roselló, psicóloga de dicho servicio, por lacolaboración prestada para la realización de este trabajo. El grado de comorbilidad entre el TDAH y los 2000, REVISTA DE NEUROLOGÍA CLÍNICA trastornos del lenguaje es muy alto; la mayoría deREV NEUROL CLIN 2000; 1: 193-202 193
  • A. YGUAL-FERNÁNDEZ, ET ALestudios sugieren entre un 20 y un 60% –como tareas que no requieren propiamente una res-afirma Oram et al [6]–, pero el intervalo de solapa- puesta verbal, pero en las el lenguaje actúamiento entre ambos trastornos se ha llegado a es- como mediador en la ejecución.tablecer en entre un 10 y el 80%, según Javorsky[7]. Estos resultados tan dispares se deben al punto La conducta lingüística de los niños con TDAHde vista desde el cual se ha abordado el problema nos suele llamar la atención. Parece que hableny que, a su vez, ha condicionado las características más que los niños normales durante el habla es-metodológicas de las investigaciones determinan- pontánea, al contrario de los niños con déficitdo, por consiguiente, los resultados. específico del lenguaje cuya conducta lingüística El estudio de los problemas de lenguaje en los suele ser retraída y poco productiva. Esta sensa-niños con TDA se ha abordado desde los siguien- ción de habla excesiva se produce, en gran parte,tes puntos de vista: porque su conducta lingüística es más desajusta- – Como trastorno comórbido a trastornos psi- da socialmente. Así, por ejemplo, les cuesta ob- quiátricos, mediante la observación de la ín- servar los turnos de palabra durante la conversa- tima relación encontrada entre los trastornos ción cuando ellos son uno de los interlocutores o del lenguaje y el TDA. cuando los interlocutores son otros; son menos – Desde un punto de vista neuropsicológico, a capaces de adaptar su lenguaje a la personalidad través de la observación de la conducta lin- de su interlocutor y se dirigen de la misma forma güística de estos niños y a partir de ella dedu- a sus compañeros que a un profesor. Los adoles- cir las posible disfunciones neurológicas. centes con TDAH utilizan más palabras soeces y – Desde un prisma cognitivo, con el seguimiento más expresiones escatológicas. del modelo de procesamiento de la información. Love y Thompson [8] observaron que los ni- – Y, en menor número de ocasiones, desde la ños con TDAH reaccionaban de forma más agre- visión de la patología del lenguaje. siva en situaciones en las que no les era posible expresar sus necesidades o deseos.El interés por la investigación de los trastornos Se ha intentado averiguar de qué manera losdel lenguaje de los niños con TDAH comienza aspectos conductuales del TDAH pueden estarcon la reformulación del trastorno, a mediados de relacionados con el deficiente rendimiento en ta-los años 80, como un déficit atencional y no úni- reas lingüísticas. Speltz et al [9] han comparadocamente un trastorno hipercinético. Este hecho el rendimiento en tareas verbales de un grupo desuscita toda una serie de preguntas sobre el desa- preescolares con trastornos conductuales querrollo cognitivo y lingüístico de estos niños. Las cumplían los criterios del trastorno de conductaaportaciones de la investigación durante estos desafiante oposicionista con y sin TDAH. Losaños, aunque no muy numerosas, van siendo cada niños que mostraban una conducta desafiante opo-vez más precisas, empezando por los aspectos sicionista con TDAH obtuvieron puntuacionesmetodológicos y terminando por los resultados más bajas en los tests verbales, que los que pre-que se van obteniendo. sentaban únicamente conducta desafiante oposi- En cuanto a estos resultados parece que los cionista. Además, durante la realización de estosniños con TDAH: tests verbales, la conducta disruptiva apareció de 1. Presentan una conducta lingüística un tanto forma evidente en el grupo con TDAH, lo que peculiar. indicaba que encontraban más problemas para la 2. Tienen más dificultades en la ejecución de realización de las tareas. Sin embargo, también ciertas tareas lingüísticas. los niños con trastornos graves del lenguaje pre- 3. Realizan también una ejecución deficitaria de sentan una tasa alta de trastornos conductuales.194 REV NEUROL CLIN 2000; 1: 193-202
  • NEUROPEDIATRÍA Y NEUROPSICOLOGÍA INFANTILDebemos recordar la función del lenguaje en los – Los niños con TDAH también obtiene un ren-procesos cognitivos de autorregulación según Das dimiento peor en los tests de fluencia verbal[10]; este aspecto hace a los niños con TDAH y [18-20].trastornos del lenguaje todavía menos eficaces enlos procesos de autorregulación conductual. Muy interesantes son los trabajos realizados sobre Desde el aspecto funcional, los niños con la narración de historias. Los niños con TDAH pa-TDAH no parecen tener grandes problemas para la recen producir menos información y peor organiza-utilización del lenguaje; son suficientemente efi- da en la narración. Las narraciones demandan tantocaces en la comunicación, sobre todo cuando se les control ejecutivo como habilidades lingüísticas, decompara con los niños que presentan un déficit manera que el hablante debe integrar y ajustar laespecífico en el desarrollo del lenguaje. Pero, a información a toda una serie de variables relevan-pesar de la apariencia de disponer, en general, de tes: contexto social, características del interlocutor,un lenguaje suficiente e incluso a veces excesivo, contenido del texto, significado de la frase.cuando se les pide que se enfrenten a tareas lin- La información empírica en cuanto a las habili-güísticas, sus rendimientos suelen ser peores que dades narrativas en niños con TDAH es escasa, nolos de los niños normales. Las tareas lingüísticas obstante, la evidencia de que se dispone sugiere querequieren niveles altos no sólo de atención, sino estos niños pueden presentar dificultades en la pro-también de inhibición, de memoria de trabajo y de ducción de narraciones, pero no en su comprensión.planificación y organización, todos ellos aspectos Sin embargo, no todos los hallazgos son coherentes.en los que los niños con TDA presentan bastantes Por ejemplo, mientras Zentall [21] encontró que losdificultades. Es probable que los requerimientos niños con TDAH proporcionan menos informacióncognitivos de dichas tareas sean los que determi- durante una serie de tareas de contar y recontar his-nan el mal rendimiento de estos niños más que la torias, O’Neill y Douglas [22], quienes también uti-ausencia de un dominio de la lengua, como han lizaron tareas de recontar historias, no hallaron di-intentado demostrar Oram et al [6]. ferencias en el total de la información producida por Los aspectos lingüísticos donde se observa los niños con TDAH y los normales. La discrepan-que los niños con TDAH tienen especiales difi- cia encontrada puede atribuirse a diferencias meto-cultades son los siguientes: dológicas en cuanto a la presentación y caracterís- – Procesamiento fonológico y sintáctico, pero ticas del estímulo. Los déficit en la producción apa- no en aspectos semánticos [5,7]. recen cuando la información no está visualmente – Dificultades en tareas que requieren organi- presente o sobresaliente y no posee una estructura o zación semántica [11-15]. secuencia predecible. Estas características incremen- – Tareas de memoria auditiva [11,13,16]. tan la demanda de planificación interna, organiza- – Baker y Cantwell [17] observaron, en la mues- ción y control simultáneo de la información. Algu- tra de niños con TDAH que estudiaron, que el nos investigadores, entre ellos Purvis y Tannock 78% de ellos presentaban problemas de articu- [15], han propuesto que los déficit en la producción lación; el 69% problemas de procesamiento relacionados con TDAH deben ser atribuidos a re- del lenguaje; dificultades en el lenguaje expre- querimientos de planificación interna, organización sivo en un 58% y dificultades en lenguaje re- y control simultáneo de la información, más que a ceptivo en el 34%. El índice de gravedad de déficit de memoria. estos trastornos era de moderado a leve en la La relación entre el TDAH y los problemas de mayoría de los niños y sólo grave en un 3%. procesamiento del lenguaje conocidos como tras- – Oram J et al [6] relacionan más los trastornos torno del procesamiento auditivo central (CAPD, del lenguaje con el TDAH que los de habla. del inglés Central Auditory Processing Disor-REV NEUROL CLIN 2000; 1: 193-202 195
  • A. YGUAL-FERNÁNDEZ, ET ALder) es incierta, como afirman Barkley y Russell encontrados en los servicios clínicos: un 37%[23]. En este caso, el problema se debe en gran siguiendo los criterios del DSM-III. Lo que estáparte a su definición. El CAPD se ha definido claro es que el TDH y el CAPD no son trastornosgenerosamente como el déficit en el procesamien- idénticos, si se utiliza un criterio riguroso en elto de señales auditivas que no puede ser adscrito diagnóstico de este último.a un déficit auditivo sensorial o periférico, o a un Recientes estudios [25] en los que se compa-déficit intelectual. Lo importante es que el CAPD ran niños con TDAH con y sin dificultades depuede implicar distractibilidad e inatención, tan- aprendizaje siguen relacionando este trastorno conto como problemas de memoria, de la lectura, el CAPD.deletreo y en la escritura del lenguaje. Como Hemos mencionado anteriormente que losRiccio et al [24] ponen de relieve, la inclusión de niños con TDAH realizan peor tareas que, aun-la inatención en la tan problemática conceptuali- que no requieren una respuesta verbal, implicanzación del CAPD crea un solapamiento automá- el haber escuchado instrucciones verbales un tan-tico con los síntomas del TDAH. Los niños con to extensas; estas tareas requieren atención e in-TDAH presentan dificultades con la vigilancia hibición de la atención a otro estímulo. Los niñosauditiva o atención y ello provoca que automáti- con TDAH pierden información como resultadocamente se les diagnostique de CAPD. Algunos de la inatención y/o distractibilidad y, consecuen-han restringido la definición de CAPD a déficit temente, realizan peor la tarea. También son menosen el procesamiento del habla o del lenguaje es- competentes en la resolución de problemas ver-pecíficamente, lo que ayudaría bastante a deter- bales y en la comunicación de la informaciónminar el grado de solapamiento con el TDAH y esencial sobre una tarea en pruebas cooperativas.probablemente lo restringiría. El objetivo de nuestro trabajo es analizar el Para estudiar el solapamiento de estos desór- rendimiento un grupo de niños con TDAH subtipodenes, Riccio et al estudiaron a una serie niños combinado y un grupo con TDAH subtipo inaten-remitidos a una clínica de habla y lenguaje y a una to, en algunas pruebas lingüísticas que miden as-clínica de neuropsicología en los que se encontró pectos de forma, contenido del lenguaje y metafo-criterios diagnósticos de CAPD. Estos criterios nología. El trabajo que presentamos a continua-incluían evidencia de dificultades en tres o cuatro ción es el primer acercamiento al análisis de lostareas de procesamiento auditivo que implicaban problemas lingüísticos de los niños con TDAHinformación verbal y no verbal. De 30 niños con dentro de un estudio más amplio.CAPD, el 50% cumplía los criterios diagnósticosde TDAH utilizando los criterios del Manual diag-nóstico y estadístico de los trastornos mentales PACIENTES Y MÉTODOSrevisado (DSM-III-R); los autores emplearon tam-bién el antiguo criterio del DSM-III que permite Muestrasubdividir los sujetos entre los que presentan De acuerdo con el objetivo que nos planteamos enTDAH con hiperactividad y sin hiperactividad. nuestra investigación, seleccionamos un grupo deEn este caso, el 33,3% de los pacientes mostraban 41 niños con TDAH remitidos al Hospital La Fe deTDAH, la mitad de los cuales pertenecían a cada Valencia, todos ellos de clase social media. Lossubtipo. Aunque la prevalencia de los niños con criterios adoptados para determinar la presencia deTDAH entre los que se puede distinguir criterios TDAH fueron: a) Puntuación total de 12 o más endiagnósticos de CAPD es superior a la población el cuestionario para padres y profesores del DSM-IV,normal (3-5%), es similar al porcentaje hallado bien en el apartado de inatención-desorganización,de niños con dificultades de habla y del lenguaje bien en el apartado de hiperactividad-impulsividad196 REV NEUROL CLIN 2000; 1: 193-202
  • NEUROPEDIATRÍA Y NEUROPSICOLOGÍA INFANTILo en ambos; b) La duración de las manifestaciones Tabla I. Muestra de sujetos con TDAH por subtipos diagnósticos.era superior a un año; c) El problema había apare- Edad TDAH-I TDAH-C Totalcido antes de los 7 años; d) Puntuación de cocientede inteligencia (CI) igual o superior a 80 en la escala 5 0 1 1de inteligencia de Wechsler para niños revisada 6 3 3 6(WISC-R, del inglés Wechsler Intelligence Scale 7 6 10 16for Children-Revised), y e) Ausencia de psicosis o 8 2 5 7daño neurológico, déficit sensoriales o motores. Los41 sujetos se asignaron a cada uno de los subtipos 9 1 3 4diagnósticos del TDAH de acuerdo con los criterios 10 1 1 2diagnósticos del DSM-IV, de modo que 15 sujetos 11 1 0 1formaron el subgrupo de TDAH predominantemente 12 1 3 4inatento (36,58%) y 26 el subgrupo de TDAH com-binado (63,41%) (Tabla I). Total 15 (36,58%) 26 (63,41%) 41 Este grupo de sujetos estaba constituido por TDAH-I: trastorno por déficit de atención con hiperactividad, subgrupo35 varones (85,56%) y seis mujeres (14,4%), con predominantemente inatento; TDAH-C: trastorno por déficit de aten- ción con hiperactividad, subgrupo combinado.una edad que variaba entre los 5 y los 12 años, asícomo una edad media de 8 años y 5 meses.Instrumentos III. Para evaluar la dimensión de contenido delPara analizar el lenguaje de los niños anterior- lenguaje se utilizó: 1. El test de vocabulariomente descritos, se utilizaron los siguientes ins- en imágenes Peabody (TVIP) de Dunn, paratrumentos (Tabla II): evaluar el nivel de léxico receptivo. 2. La I. Para evaluar la dimensión de forma del lengua- subprueba de vocabulario de la WISC-R, para je se empleó: 1. El registro fonológico induci- valorar el nivel de vocabulario expresivo. 3. La do (RFI), elaborado por Monfort y Juárez en subprueba de semejanzas de la WISC-R, la 1989 para evaluar los aspectos fonético-fono- subprueba de asociación auditiva del ITPA lógicos de la producción del habla. 2. Los de Kirk, McCarthy y Kirk (1968), y la subprue- aspectos morfosintácticos se valoraron a tra- ba CM22 del inventario de desarrollo Batte- vés de la subprueba de integración gramatical lle, de Newborg, Stock y Wnek en la adapta- del test de Illinois de aptitudes psicolingüísti- ción española de De la Cruz y González cas (ITPA, del inglés Illinois Test of Psycho- (1996), para evaluar los aspectos de semánti- linguistic Aptitudes) y de las siguientes subprue- ca y, 4. La subprueba de expresión verbal del bas del inventario de desarrollo Battelle: CM16, ITPA para valorar la fluidez léxica. CM43 y CM51 para evaluar la comprensión y expresión del plural; CM17, CM21, CM46 y Esta batería de pruebas se administró individual- CM52 para comprensión y expresión de tiem- mente a cada uno de los niños. La batería se aplicó pos verbales simples y CM54 y CM56 para en una única sesión que tuvo una duración total de valorar la utilización del comparativo y del su- dos horas, con un intermedio de media hora. La perlativo, respectivamente. primera prueba aplicada fue el PSL, pues era una II. Prueba de segmentación lingüística (PSL), de las que requería mayor grado de concentración, forma A, del test de Jiménez y Ortiz (1995) en segundo lugar se llevaron a cabo las que evalua- para evaluar habilidades de conciencia ban contenido, en tercer lugar las de morfosintaxis fonológica. y, por último, las de fonética-fonología (Tabla II).REV NEUROL CLIN 2000; 1: 193-202 197
  • A. YGUAL-FERNÁNDEZ, ET ALTabla II. Instrumentos utilizados para la evaluación del lenguaje.Dimensiones del lenguaje Niveles lingüísticos Instrumentos utilizadosForma del lenguaje Nivel fonético-fonológico Registro fonológico inducido (RFI) Nivel morfológico Integración gramatical (ITPA) BattelleContenido del lenguaje Léxico receptivo Test de vocabulario en imágenes Peabody (TVIP) Léxico expresivo Vocabulario (WISC-R) Nivel semántico Semejanzas (WISC-R) Asociación auditiva (ITPA) Battelle CM22 Nivel morfológico Integración gramatical (ITPA) Battelle CM16, CM17, CM21, CM43, CM46, CM51, CM52, CM54 y CM56 Fluidez léxica Expresión verbal (ITPA)Metafonología Prueba de segmentación lingüística (PSL)ITPA: test de Illinois de aptitudes psicolingüísticas; WISC-R: escala de inteligencia de Wechsler para niños revisada. RESULTADOS de niños con TDAH inatentos (TDAH-I) y un 35%En esta primera aproximación al análisis de los datos de sujetos con TDAH combinado (TDAH-C) pre-nos interesaba saber cuántos sujetos, en cada uno de sentaban problemas de pronunciación; en sí mis-los subgrupos de TDAH, habían realizado una eje- mo se trata de un porcentaje considerable, perocución deficiente de las tareas lingüísticas descritas. resulta más preocupante, si cabe, si consideramosPara el análisis de los datos, en todas las pruebas que entre los 5 y 6 años en la adquisición normalsalvo en las subpruebas de la escala Battelle y del del lenguaje se terminan de cerrar todos los proce-PSL, se calculó el porcentaje de niños que obtuvie- sos de simplificación de habla que dan paso a unaron una puntuación típica inferior a la media, al menos pronunciación correcta.en el valor de una desviación típica y media. En la En el aspecto gramatical, de todas las pruebasescala Battelle se consideró como ejecución defi- empleadas, la de integración gramatical del ITPA esciente la de aquellos niños que lograron puntuacio- la que exige un mayor dominio en la expresión ynes de 1 o 0 en cada subprueba. En cuanto a la prueba comprensión de aspectos gramaticales. El porcen-de metafonología (PSL), dado que las puntuaciones taje de sujetos que demostraron una ejecución defi-normativas que ofrece la prueba son para el segundo ciente en esta prueba fue muy alto, alrededor delaño de educación infantil y todos nuestros sujetos 50% en ambos grupos. Sin embargo, si considera-superaban la edad correspondiente a este nivel edu- mos las puntuaciones que situaban sólo una desvia-cativo, el criterio utilizado fue el de considerar las ción típica por debajo de la media, el porcentajepuntuaciones inferiores a un hepta A (centil 80). asciende a un 80% en el grupo de niños con TDAH-I y a un 65% en los que tenían TDAH-C. Por consi-Forma del lenguaje guiente, los niños con TDAH-I, como grupo, pare-Los resultados obtenidos en las tareas de forma de cen mostrar una mayor dificultad para la ejecuciónlenguaje aparecen descritos en la tabla III. Un 26% de tareas que requieren un dominio morfosintáctico.198 REV NEUROL CLIN 2000; 1: 193-202
  • NEUROPEDIATRÍA Y NEUROPSICOLOGÍA INFANTILTabla III. Resultados en forma del lenguaje. Tabla IV. Resultados en forma del lenguaje.Instrumento Porcentaje de niños Instrumento Porcentaje de niños con puntuaciones con puntuaciones significativamente significativamente inferiores inferiores a la media a la media TDAH-I TDAH-C TDAH-I TDAH-CRegistro fonólogico inducido 26% 35% Test de vocabulario de imágenes 6% 19% de PeabodyIntegración gramatical (ITPA) 53% 46% Vocabulario (WISC-R) 20% 11,5%Battelle Semejanzas (WISC-R) 13% 15% CM16 comprensión del plural 20% 27% Asociación auditiva (ITPA) 60% 42% CM17 comprensión del pasado 80% 73% Battelle CM22 40% 27% CM21 comprensión del futuro 33% 19% (identificar palabras que no pertenecen a una categoría) CM43 formación de plural en ‘s’ 6% 4% Expresión verbal (ITPA) 53% 34% CM46 utilización del pasado 13% 7% de verbos regulares TDAH-I: trastorno por déficit de atención con hiperactividad, subgrupo predominantemente inatento; TDAH-C: trastorno por déficit de aten- CM51 utilización del plural en ‘es’ 13% 11% ción con hiperactividad, subgrupo combinado; ITPA: test de Illinois de aptitudes psicolingüísticas; WISC-R: escala de inteligencia de Wechs- CM52 utilización del pasado 26% 15% ler para niños revisada. en verbos irregulares CM54 utilización del comparativo 33% 46% CM56 utilización del superlativo 93% 96% cómo en vocabulario expresivo parecen presentar más problemas los niños del grupo con TDAH-I,TDAH-I: trastorno por déficit de atención con hiperactividad, subgrupopredominantemente inatento; TDAH-C: trastorno por déficit de aten- un 20% frente a un 11,5% en los niños en los niñosción con hiperactividad, subgrupo combinado; ITPA: test de Illinois deaptitudes psicolingüísticas. con TDAH-C. En el vocabulario compresivo pare- ce que esta situación, al menos aparentemente se invierte, un 6% en el grupo inatento y un 19% en En la escala Battelle, en los aspectos de com- el combinado. Si consideramos también el porcen-prensión y expresión de tiempos verbales sim- taje de niños que en la TVIP obtuvieron una pun-ples y de número, llama la atención en ambos tuación por debajo de una desviación típica, lossubgrupos que las dificultades mayores se cen- niños con TDAH-I elevan el porcentaje a 46%, entren en los aspectos de compresión y sean meno- tanto que los individuos con TDAH-C lo incre-res las observadas en expresión. Además, con- mentan muy poco, un 26%; los niños con TDAH-Icretamente, en los aspectos de más tardía adqui- muestran una mayor tendencia a experimentar re-sición en el proceso de evolución normal del traso en la comprensión el vocabulario.lenguaje se observan tasas más altas de dificul- Sin embargo, las tasas más elevadas de difi-tad: la utilización del comparativo y del superla- cultades en el contenido del lenguaje no se cen-tivo, así como la formación del pasado de verbos traron en el léxico, sino en los procesos de rela-irregulares. Es significativo el alto porcentaje de ción del léxico entre sí, en semántica; así, losdificultades en la comprensión del pasado. niños del grupo de inatentos fueron los que obtu- vieron peores resultados. En la subprueba delContenido del lenguaje ITPA de asociación auditiva, un 60% de niñosLos resultados en las pruebas de contenido se re- con TDAH-I lograron puntuaciones con una des-flejan en la tabla IV. En ella podemos observar viación típica y media por debajo de la media,REV NEUROL CLIN 2000; 1: 193-202 199
  • A. YGUAL-FERNÁNDEZ, ET ALmientras que el grupo con TDAH-C fueron un con TDAH, pero no hay que olvidar que estas difi-42%; esta prueba de comprensión de analogías cultades y las observadas en mayor grado en con-supone un nivel más complejo en el procesamien- ciencia fonológica pueden influir negativamente ento del lenguaje. los aprendizajes escolares, especialmente en la También se observa un porcentaje muy alto de lecto-escritura, un dominio que empieza a instruirseniños con dificultad en la prueba de expresión verbal antes de que se soluciones estas dificultades.del ITPA, un 53% en los niños con TDAH-I y un La capacidad atencional es fundamental en el34% en los que padecen TDAH-C. Nuevamente desarrollo de los aspectos fonético-fonológicosobservamos que son los niños del subgrupo de habla. Cuando un niño está aprendiendo a hablarTDAH-I los que muestran más dificultad al rea- debe captar las pequeñas diferencias de los soni-lizar esta prueba. Esta es una prueba de fluidez dos del habla, para analizarlas e intentar reprodu-léxica, aspecto en el cual algunos investigadores cirlas. El habla se emite a una gran velocidad y elhan encontrado que los niños con TDAH presen- niño debe captar estas diferencias condicionadotan una dificultad especial dificultad. por el aquí y el ahora. Esta inmediatez en la per- En cuanto a la subprueba de semejanzas de la cepción del estímulo hace que las condicionesWISC, el porcentaje de niños con dificultad no fue atencionales sean de vital importancia. Las difi-muy elevado comparativamente y, además, fue cultades en los aspectos fonético-fonológicos ysimilar en ambos grupos, un 13,3% en los niños gramaticales están probablemente causadas porcon TDAH-I y un 15,5% en los niños con TDAH-C. una dificultad atencional y en el control inhibito-Sin embargo, si aplicamos un criterio menos exi- rio de estímulos irrelevantes, más que por unagente, una desviación típica por debajo de la me- incapacidad específica para manejar estos aspec-dia, el porcentaje aumenta a un 46,6% en el grupo tos lingüísticos, como lo demuestra el estilo decon TDAH-I y a 30,7% en el grupo con TDAH-C. ejecución que hemos observado en estas pruebas. En la tarea de identificar palabras que no per- Sin duda, en la ejecución de la prueba de com-tenecen a una categoría, CM22 de la escala Bat- prensión del pasado medió de forma especial latelle, nuevamente fueron los niños del grupo con dificultad atencional. Debemos considerar queTDAH-I quienes obtuvieron peores resultados, en el proceso de adquisición del lenguaje es im-un 40% frente a un 27%. posible utilizar de forma habitual el tiempo pasa- El bajo rendimiento en la tarea de fluidez léxi- do, si no se comprende dicho concepto. En elca, expresión verbal ITPA, también fue evidente habla de estos niños como grupo no se observanen ambos grupos, aunque mostraron más dificul- excesivas dificultades en la utilización funcionaltades los niños con TDAH-I, un 53% frente a un del pasado. Podemos preguntarnos cómo tenien-34% en los niños con TDAH-C. do integrado en el habla espontánea el tiempo pasado es posible cometer tantos errores en una prueba de comprensión del pasado. CONCLUSIONES La correcta ejecución de esta prueba y la com- prensión de los tiempos verbales se apoya en laEn general, en los niños con TDAH, tanto en el sutil diferencia que proporciona un morfema, ensubgrupo predominantemente inatento como en el suma, una ligera diferencia fonemática. En la per-subgrupo combinado, se observan dificultades en cepción de estas pequeñas diferencias, que emi-los aspectos de forma y de contenido del lenguaje. timos a alta velocidad en el lenguaje fluido, des- Las dificultades en los aspectos de forma pare- empeña un papel importante la atención. Dificul-cen diluirse en el tiempo pues son menores en los tades en este aspecto conllevan una pérdida deniños más mayores. Ello es positivo para los niños parte de la información en la conversación fluida.200 REV NEUROL CLIN 2000; 1: 193-202
  • NEUROPEDIATRÍA Y NEUROPSICOLOGÍA INFANTIL Si bien parece que los aspectos de forma en los 1. El retraso en la adquisición del lenguaje sueleniños con TDAH mejoran con la edad, los aspectos ser el primer detonante por el que un grande procesamiento del contenido del lenguaje pare- número de padres acuden en busca de aten-cen más persistentes. Y decimos procesamiento ción especializada. Los profesionales debe-porque no son dificultades simbólicas ni dificulta- mos estar atentos a los síntomas conductualesdes en expresar significados a través del lenguaje las y atencionales que presentan los niños conque presentan, en general, estos niños; los peores dificultades en el desarrollo del lenguaje, por-resultados en las pruebas de lenguaje, aunque retra- que estos síntomas podrían actuar como cri-sado, no se encuentran en la comprensión y expre- terio en el diagnóstico diferencial.sión del vocabulario, sino cuando les pedimos que 2. Es necesaria la intervención lingüística en laoperen con estos significados. Ello lo demuestran edad preescolar orientada no sólo a la rehabi-los peores resultados obtenidos en las pruebas que litación de aspectos comunicativos, sino tam-requieren pensamiento analógico lingüístico o un bién a la prevención de las dificultades deacceso rápido a bancos de información lingüística: aprendizaje en las que influye el desarrolloasociación auditiva y expresión verbal del ITPA. En lingüístico.estas tareas lingüísticas se pone en marcha la capa- 3. No debemos olvidar que estos niños pierdencidad en el procesamiento simultáneo de la infor- un gran número de información trasmitida demación, fundamentalmente en la primera, y la capa- forma colectiva a toda la clase, por esta razóncidad de control inhibitorio, en la segunda. debemos tomar una serie de medidas: Si extrapolamos estas dificultades a las exi- – Redundancia en la información verbal trans-gencias en el manejo de la información lingüísti- mitida en el aula y que el profesor consideraca que se maneja en la escuela, podremos hacer- más relevante.nos una idea de las dificultades de aprendizaje – Debemos utilizar, para trasmitirle instruc-que pueden derivarse de estos aspectos. ciones verbales, frases concretas, sin circun- De los resultados comentados podemos ex- loquios y de una complejidad estructural ade-traer una serie de implicaciones educativas para cuada al niño. Si el niño no comprende yadaptarnos a las necesidades comunicativas de tenemos que repetir simplificaremos la es-estos niños: tructura de la frase. BIBLIOGRAFÍA 1. American Psychiatric Association. Diagnostic and sta- 7. Javorsky J. An examination of youth with attention-defi- tistical manual of mental disorder. 4 ed. Washington DC: cit/hyperactivity disorder and language learning disabil- American Psychiatric Association; 1994. ities: A clinical study. J Learn Disabil 1996; 29: 247-58. 2. Miranda A, Roselló B, Soriano, M. Estudiantes con de- 8. Love A, Thompson M. Language disorders and attention ficiencias atencionales. Valencia: Promolibro; 1998. deficit disorders in children referred for psychiatric ser- 3. Beitchman JH, Nair R, Clegg M, Fergurson B, Patel P. vices. Am J Orthopsychiatry 1988; 58: 52-64. Prevalence of psychiatric disorders in children with speech 9. Speltz M, Deklyen M, Calderon R, Greenberg M, Fisher and language disorders. J Am Acad Child Adolesc Psy- P. Neuropsychological characteristics and test behaviors chiatry 1986; 25: 528-35. of boys with early onset conduct problems. J Abnorm 4. Cantwell D, Baker LP. Psychiatric symptomatology in Psychol 1999; 108: 315-25. language impaired children. J Child Neurol 1987; 2: 10. Das J, Kar B, Parrila R. Planificación cognitiva. Bases 128-33. psicológicas de la conducta inteligente. Barcelona: Pai- 5. Cohen NJ, Menna R, Vallance DD, Barwick MA, Im N, dós Ibérica; 1998. Horodezky N. Language, social cognitive processing, and 11. August GJ. Production deficiencies in free recall: A com- behavioral characteristics of psychiatrically disturbed chil- parison of hyperactive, learning-disabled, and normal dren with previously identified and unsuspected language children. J Abnorm Child Psychol 1987; 15: 429-40. impairments. J Child Psychol Psychiatry 1998; 39: 853-64. 12. August G, Garfinkel B. Behavioral and cognitive sub- 6. Oram J, Fine J, Okamoto C, Tannock R. Assessing the types of ADHD. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry language of children with attention deficit hyperactivity 1989; 28: 739-48. disorder. Am J Speech-Language Pathol 1999; 8: 72-80. 13. Felton F, Wood F, Brown I, Campbell SY, Harter M.REV NEUROL CLIN 2000; 1: 193-202 201
  • A. YGUAL-FERNÁNDEZ, ET AL Separate verbal memory and naming deficits in attention boys with attention-deficit hyperactivity disorder. Dev deficit disorder and reading disability. Brain Lang 1987; Neuropsychol 1992; 8: 427-45. 31: 171-84. 20. Reader M, Harris E, Schuerholz L, Dencla M. Attention 14. Weingartner H, Rapoport J, Buchsbaum M, Bunney W, deficit hyperactivity disorder and executive dysfunction. Mikkelsen E, Caine E. Cognitive process in normal and Dev Neuropsychol 1994; 10: 493-512. hyperactive children. J Abnorm Psychol 1980; 89: 25-37. 21. Zentall S. Production deficiencies in elicited language 15. Purvis KL, Tannock R. Language abilities in children but not in the spontaneous verbalizations of hyperactive with attention deficit hyperactivity disorder, reading dis- children. J Abnorm Child Psychol 1988; 16: 657-73. abilities and normal control. J Abnorm Child Psychol 22. O’Neill M, Douglas V. Study strategies and story recall 1997; 25: 133-44. in attention deficit hyperactivity disorder and reading 16. Ackerman P, Anhalt J, Dykman R, Holcomb P. Effourtful disability. J Abnorm Child Psychol 1991; 19: 671-92. processing deficits in children with reading and/or atten- 23. Barkley AR. Attention-deficit hyperactivity disorder: A tion disorder. Brain Cogn 1986; 5: 22-40. handbook for diagnosis and treatment. New York: Guil- 17. Baker L, Cantwell D. Attention deficit disorder and ford Press; 1998. speech/language disorders. Comprehensive Mental 24. Riccio C, Hynd G, Morris J, Hall J, Molt L. Comorbility Health Care 1992; 2: 3-16. of central auditory processing disorder and attention- 18. Carte E, Nigg J, Hinshaw SP. Neuropsychological func- deficit hyperactivity disorder. J Am Acad Child Adolesc tioning, motor speed and language processing in boys Psychiatry 1994; 33: 849-57. with and without ADHD. J Abnorm Child Psychol 1996; 25. Gomez R, Condon M. Central auditory processing abil- 24: 481-98. ity in children with ADHD with and without learning 19. Grodzinsky G, Diamond R. Frontal lobe functioning in disabilities. J Learn Disabil 1999; 32: 150-8. DIFICULTADES EN LAS DIMENSIONES DIFICULDADES NAS DIMENSÕES DE FORMA Y CONTENIDO DEL LENGUAJE DE FORMA E CONTEÚDO DA LINGUAGEM EN LOS NIÑOS CON TRASTORNO EM CRIANÇAS COM TRANSTORNOS POR DÉFICIT DE ATENCIÓN POR DÉFICIT DE ATENÇÃO CON HIPERACTIVIDAD COM HIPERATIVIDADEResumen. El trastorno por déficit de atención (TDA) Resumo. Transtorno por déficit de atenção (TDA)es uno de los trastornos psicológicos más frecuentes é um dos transtornos psicológicos mais freqüentesentre la población infantil. Las características de na população infantil. As características desteeste trastorno hacen a los niños que lo padecen más transtorno fazem as crianças que o padecem maisvulnerables a experimentar otras dificultades en su vulneráveis a experimentar outras dificuldades emdesarrollo cognitivo y social. Las dificultades de seu desenvolvimento cognitivo e social. A dificul-lenguaje es uno de los problemas que con frecuencia dade de linguagem é um dos problemas que, comaparecen asociados al TDA con hiperactividad freqüência, aparece associada ao TDAcom hipe-(TDAH). En este trabajo se analiza el rendimiento ratividade (TDAH). Neste trabalho, analisa-se ode un grupo de 41 niños con TDAH en tareas que rendimento de um grupo de 41 crianças com TDAHevalúan las dimensiones de forma, contenido y con- encaminhadas ao Hospital La Fe de Valência emciencia fonológica del lenguaje, que fueron remiti- tarefas que avaliam as dimensões de forma, con-dos al Hospital La Fe de Valencia. Los sujetos fue- teúdo, e consciência fonológica da linguagem. Osron clasificados según los subtipos diagnósticos que pacientes foram classificados segundo os subtiposse establecen en el DSM-IV para el TDAH. Quince diagnósticos estabelecidos no DSM-IV para TDAH.sujetos formaron el subgrupo de TDAH predomi- Quinze pacientes formaram o subgrupo de TDAHnantemente inatento y 26 el subgrupo de TDAH com- predominantemente desatento e 26 o subgrupo debinado. En los resultados se observaron tanto difi- TDAH combinado. Observaram-se nos resultadoscultades en la forma como en el contenido del tanto dificuldades na forma quanto no conteúdo dalenguaje, especialmente en la tareas que requerían linguagem, especialmente nas tarefas que requeri-mayor carga atencional, mayor control inhibitorio am maior atenção, maior controle inibitório e, por-y, por lo tanto, un procesamiento más elaborado. tanto, um processo mais elaborado. Ambos subgru-Ambos subgrupos encontraron dificultades para pos encontraram dificuldades para realizar asrealizar las tareas, pero la realización del subgrupo tarefas, mas o desempenho do subgrupo desatentoinatento fue sensiblemente peor. [REV NEUROL foi sensivelmente pior. [REV NEUROL CLIN 2000;CLIN 2000; 1: 193-202] [http://www.revneurol.com/ 1: 193-202] [http://www.revneurol.com/RNC/0101/RNC/0101/a010192.pdf] a010192.pdf]Palabras clave. Conciencia fonológica. Deterioro Palavras chave. Despertar fonológico. Distúrbio dedel lenguaje y el habla. Trastorno por déficit de fala e de linguagem. Transtorno por déficit de aten-atención con hiperactividad. ção com hiperatividade.202 REV NEUROL CLIN 2000; 1: 193-202