Innovaciones en los sistemas de planeación por haaz
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Innovaciones en los sistemas de planeación por haaz

on

  • 985 views

 

Statistics

Views

Total Views
985
Slideshare-icon Views on SlideShare
985
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Innovaciones en los sistemas de planeación por haaz Innovaciones en los sistemas de planeación por haaz Document Transcript

    • INNOVACIONES EN LOS SISTEMAS DE PLANEACIÓN, PARA FORTALECER EL FEDERALISMO EN MÉXICO PONENTE: ING. ALBERTO HAAZ DÍAZ. Hermosillo, Sonora, 2001 Foro de Consulta Ciudadana sobre Federalismo Plan Nacional de Desarrollo 2001-2006 -------------------------------------------------------------------------------------------------------------- Nota introductoria: Hace casi diez años presenté el planteamiento que aquí reproduzco. Considero que sigue vigente en su mayor parte. Al final está el sitio de Internet en que aún se encuentra. En las tareas de la planeación del desarrollo, como en cualquier otro tipo de actividades no podemos esperar resultados diferentes y mejores en el futuro, si se siguen haciendo las cosas de la misma manera que antes. Más aún cuando sabemos que muchas cosas de la planeación han caído en situaciones e inercias que no contribuyen realmente al fortalecimiento de los gobiernos locales y de la convivencia democrática. Ejemplos de ello los podemos ver en muchas entidades y municipios, en aspectos como los siguientes: Planes de desarrollo, elaborados sólo para cumplir un requisito legal, por lo cual, en la práctica no son letra viva, ni constituyen la guía fundamental de la gestión que realizan las dependencias y organismos públicos. Participación social, ausente, escasa, desorganizada o francamente manipulada en torno a los procesos de planeación del desarrollo. Programaciones de las inversiones públicas, desarticuladas en sus componentes federal, estatal y municipales; cada quien programa por su lado, con prioridades o intereses no comunes en un gran número de casos. Presupuestos sin programas realmente ligados al gasto que se pretende realizar y desconectados de los planes de desarrollo. 1
    • Tales son algunos de los rasgos de la situación en que se encuentran muchos sistemas de planeación del desarrollo, estatales y municipales; esto es, desde mi particular punto de vista y con base en estudios hechos por instituciones como el CIDE, el INAP y el CEDEMUN. Son situaciones que requieren cambios en sus marcos normativos, estructuras y procesos, así como en las maneras de hacer las cosas por parte de los servidores públicos de los tres niveles de gobierno. Pero, esto no es con la idea de simples actualizaciones en disposiciones reglamentarias o en las metodologías, los formatos y catálogos que se usan en la planeación respectiva. Me refiero a innovaciones que signifiquen cambios a fondo, con un claro sentido para el fortalecimiento del federalismo y con pautas bien especificadas para el papel que le toca desempeñar a cada gobierno, a los grupos sociales y productivos y a los ciudadanos. Esto es, a la luz de la experiencia acumulada en materia de planeación del desarrollo y de lo que queremos construir en nuestra vida nacional. Conviene recordar, que han transcurrido ya más de 18 años desde que se promulgó la Ley de Planeación Nacional, que introdujo muy valiosas innovaciones como la de concebir a la planeación como un sistema con el carácter democrático, con estructura institucional, procesos con participación social e instrumentos de coordinación y concertación. Todo ello constituyó el marco de referencia fundamental para las leyes de planeación de los estados, expedidas posteriormente. En consecuencia, se crearon los COPLADE y los COPLAM, que funcionaron con intensidad y buena eficacia hasta el año de 1989. Luego llegó el PRONASOL, por decisión central del gobierno federal; y trajo otros esquemas de organización y participación social en las tareas de planeación. Así, empezaron a hacerse a un lado las normas preestablecidas y los componentes esenciales de los sistemas de planeación en los ámbitos locales. Simultáneamente, los procesos de descentralización de la Federación a los Estados continuaron su avance. Es decir, fueron aumentándose las responsabilidades y los recursos fiscales que pasaban del gobierno federal a los gobiernos estatales, al tiempo que se debilitaban las estructuras y procesos de la planeación democrática. 2
    • En los municipios aparecieron los Consejos Municipales de Solidaridad, que desplazaron a los COPLAM; y los COPLADE vieron muy acotadas las disponibilidades de la inversión pública a programar. Luego, desde 1998 con el Ramo 33, los ayuntamientos vieron crecer en gran medida sus capacidades para inversión en obra pública, lo cual les liberó de la dependencia tan alta que al respecto tenían de los gobiernos estatales y del federal. Qué bien que así sea, sin embargo esa capacidad hacendaria creciente también ha ocasionado que en sus formas de invertir, los ayuntamientos descuiden el apego a normas establecidas en materia de planeación. Otro aspecto que ha sido determinante también del estado que se observa en los sistemas de planeación, es el relativo a la formación, capacitación y profesionalización de los servidores públicos en funciones de planeación, programación, presupuestos, control y evaluación. Ha sido poco atendido dicho aspecto, desde que desapareció la SPP-federal y su Centro de Capacitación para el Desarrollo (CECADE) de alcance nacional, cuyas acciones contribuyeron a preparar buenos recursos humanos para la planeación en los estados y algunos municipios. Hoy en día, en responsabilidades de ese campo, desafortunadamente hay quienes no tienen la menor idea de qué es un sistema de planeación democrática, ni de su estructura, proceso, etapas, instrumentos e infraestructura de apoyo; tampoco sobre qué es el presupuesto por programas y cómo rendir cuentas públicas claras y completas. Me refiero principalmente a lo que es evidente en la mayoría de los municipios de nuestro país; lo cual es muy preocupante porque es ahí donde más se necesita el mejor desempeño posible de los sistemas de planeación. Claro, también es lamentable que lo mismo se presente en los gobiernos estatales y el federal, porque ahí no se puede argumentar la carencia de recursos financieros para poder contar con el personal verdaderamente idóneo en las tareas de planeación. En suma, podemos apreciar que las innovaciones de la planeación, adoptadas desde los primeros años de la década de los ochenta, han caído en situación de obsolescencia. Asimismo, se han venido desarrollado nuevas corrientes innovadoras de los sistemas de planeación, en los ámbitos federal, estatales y de algunos municipios, que no se encuentran debidamente enmarcadas por las normas vigentes o que 3
    • sólo son intenciones de aplicar técnicas de la gerencia empresarial privada en la administración pública. Esto último no es inconveniente por sí mismo, pero debe ser encauzada de manera tal que realmente sirva para fortalecer el papel de los gobiernos locales en el marco del Federalismo. Por todo lo antes expuesto, propongo lo siguiente: Que en el Plan Nacional de Desarrollo 2001-2006, el Ejecutivo Federal asuma el compromiso de formular y promover la iniciativa de "Ley de Planeación y Participación Social para el Desarrollo" Esto es, para sustituir a la ley de Planeación vigente desde 1982; y que en dicha iniciativa, se precisen nuevos mecanismos y modalidades que permitan asegurar lo siguiente: a) La participación social organizada desde sus bases vecinales y por ámbitos sectoriales en los procesos de planeación, señalando responsabilidades a cumplir al respecto por parte del Ejecutivo Federal, así como por los gobiernos locales. b) La coordinación intergubernamental, con primordial atención a las acciones para el desarrollo municipal y para abatir el rezago social. c) Instituir un programa nacional de capacitación y actualización continua para servidores públicos federales, estatales y municipales, en los diversos aspectos de la planeación del desarrollo; y d) La creación y el funcionamiento de Consejos Sectoriales y Regionales para el Desarrollo Nacional, con la participación de los gobiernos estatales y de representantes de grupos sociales y productivos de cada entidad federativa. Esto es a efecto de que dichos Consejos sean el medio principal para asegurar la coordinación intergubernamental respectiva. Copyright © 2003 INAFED - SEGOB http://www.inafed.gob.mx/wb2/ELOCAL/ELOC_Innovaciones_en_los_sistemas ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ Ing. Alberto Haaz Díaz calidad@ahaazd.com http://haaz-calidad.blogspot.com 4